Etiquetas Publicación etiquetada con "Torneo Apertura 2015"

Torneo Apertura 2015

Por -
7 1002

Los análisis del paso de Daniel Ahmed por Sporting Cristal suelen tomar los dos años que estuvo en La Florida. Y en ese enfoque, el título del anteaño pasado termina moderando mucho las apreciaciones. Pero del 2014 ya hablamos y no veo porqué tendríamos que seguir hablando. Me interesa, más bien, compartirte algunas ideas que tengo sobre lo que fue el 2015.

Más allá del subcampeonato, yo no creo que la pasada temporada haya sido un buen año para Sporting Cristal. Yo soy un defensor a ultranza de la idea de que en Cristal importa siempre más la forma que el resultado. Me alegran las victorias, sí, pero sólo son aquellas que se logran con buen juego las que me emocionan. Y durante el año pasado me he alegrado, sí, pero me he emocionado muy poco. El equipo de Daniel Ahmed dio demasiado poco para lo que se espera de Sporting Cristal. Y eso no tiene que ver con tal o cual resultado. Seguiría pensando igual si Renzo Revoredo y Jorge Cazulo no se equivocaban en esa desafortunada jugada final en Arequipa, si Edinson Chávez metía ese gol cantado y cerraba el partido o si lo terminábamos ganando en penales. Lo de Cristal el 2015 ha sido discreto.

Y ha sido discreto porque terminamos llegando al partido final con problemas crónicos que nunca arreglamos y con uno nuevo que nunca debió darse. Jamás le encontramos la manija a la defensa. Ni los refuerzos de inicios de año ni los de medio año trajeron seguridad. Nuestro ataque dependió mucho más de la fortuna y habilidad que del juego del equipo. Perdimos contundencia arriba y en las bandas. Y, para cerrar, terminamos con un equipo cortísimo, casi sin banca de suplentes.

Esto último fue preocupante. Ante la lesión de Carlos Lobatón, nos vimos en la orfandad total de variantes. En ninguna de las dos finales la banca trajo soluciones o garantías de juego. Quedaba la certeza de que había que mantener a los 11 titulares en la cancha porque los recambios no darían ese golpe de timón que se precisaba. ¿Cómo asi llegamos a jugar una final con menos de 15 jugadores a buen nivel? Y esto nos lleva a recordar que, salvo Josepmir Ballón, ninguno de los refuerzos de inicios de año se consolidó en el equipo. César Pereyra fue quizá el que más minutos jugó pero – quizá por eso mismo – el que más decepcionó. Jamás encontró la manija al torneo ni al equipo. Usualmente alejado, ajeno, pareciera que se había sumado al plantel al día anterior del partido.

Y entonces recordamos también que a inicios de año se armó un equipo para jugar dos torneos y que incluso varios partidos del Torneo del Inca se jugaron con equipos alternos. ¿Cómo así se llegó tan diezmado a fin de año? ¿Cómo es que lejos de mejorar rendimientos y ampliar la base de jugadores disponibles terminamos cerrándonos en una fracción del plantel que llegó a jugar las finales con más ganas que fútbol? No se nos puede escapar que en algunos casos el equipo dio la impresión que los mismos jugadores titulares tenían problemas de sobrepeso. En varios momentos se vio a Renzo Sheput, Alberto Rodríguez y Revoredo (por citar los que más recuerdo) con un par de kilos más que los deseables. Claro, corrían a buen ritmo los 90 minutos pero tal vez ese hecho explique por qué en algunos partidos se les notó lentos. Estas eran cosas que el Comando Técnico debía controlar y no lo hizo.

A nivel de juego, Cristal este año hizo de todo y poco lo hizo bien. Recordamos partidos geniales como el jugado en Avellaneda pero me quedan más los recuerdos de partidos que jugamos con pusilanimidad. En momentos en los que teníamos que esforzarnos para lograr un resultado que marque el año, salimos a especular, a defender, con temor. Táchira en Venezuela. Cristal había demostrado al inicio del año que podía jugar bien y que tenía problemas en mantener resultados pero, lejos de mejorar eso, terminó siendo un equipo timorato que jugaba a no perder incluso ante rivales accesibles e incluso en partidos en los que tenía que ganar.

Este temor se replicó en el torneo local y nos costó varios puntos. Los empates de local fueron una norma. El equipo se echaba a defender una ventaja escasa y terminaba resignando puntos. Incluso en la misma final (partido de ida) se repitió eso. El Comando Técnico no supo manejar esa situación.

Mucho se habla de Beto Da Silva. Beto es un jugadorazo y lo ha sido hace mucho tiempo. Cuando cubríamos menores, vimos jugar a Beto en Copa Federación. Ya se sabía lo que venía y se esperaba que pueda soportar el salto a primera que a muchos otros juveniles les resultó insalvable. Beto lo hizo. Pero lo hizo con esplendor sólo en los últimos 8 partidos. Si recuerdas, Beto empezó a ser titular luego del empate ante FBC Melgar en el Gallardo. Aquel partido hizo un gol de chalaca y no volvió más a la banca. Luego vinieron sus goles. Beto es la excepción. Daniel Ahmed no apostó por los muchachos. Luis Abram es quizá el símbolo de los juveniles rezagados en Cristal. Pasó de ser campeón titular el 2014 a no alternar el 2015. Era momento de consolidarlo y se le relegó. Así como Abram, muchos muchachos tuvieron que salir de Cristal para consolidar su juego. Algunos han vuelto para el 2016, otros no.

Se jugó feo (que no es lo mismo que jugar mal) gran parte del año, se jugó mal en varios partidos, se debilitó un equipo que tenía que fortalecerse, se obtuvo un resultado que no era el que se había apuntado (el subcampeonato no es un logro, es la pérdida del objetivo final), no se logró el otro gran reto que era superar la primera fase de la Copa Libertadores, se dio la impresión de ser un equipo frágil y débil mentalmente. Como ves, no ha sido un buen año.

¿Entonces no se ha hecho nada bien en Cristal? No, no es eso. En Cristal se han hecho muchas cosas bien, el problema es que esas cosas que se han hecho bien, en Cristal, ya no son mérito sino que son normalidad. Es el costo de ser los mejores. En Cristal para obtener una nota aprobatoria no basta con  un “regular”, se exige siempre un “sobresaliente”. Y “sobresaliente” no hemos sido. Y por eso es que no ha sido un buen año. Asi somos. A fin de cuentas esto es Sporting Cristal.

Por -
4 853

Y listo, somos campeones (ganadores). Pero fuimos un campeón sin brillo, claro está. Un campeón que le bastó con el sentido común en el comando técnico para tener un once base y, debido a la calidad de plantel, tener una racha de victorias importante. El nivel de juego mostrado por el equipo a lo largo del torneo fue igual de cambiante que sus ejecutores e interpretes. Pero claro, una vez que se encontró a la mayoría del ejercito celeste titular, las batallas se fueron haciendo cada vez más ganables (no fáciles), debido a la mayor sincronización y entendimiento entre los guerreros de campo, y por ende, se ganó la guerra. Nos guste o no el equipo, hay que dejar bien en claro que la actitud que tuvieron para afrontar el torneo fue espectacular, digna de un equipo tan grande como Sporting Cristal. Mediante el estilo, los mecanismos de juego y la táctica propuesta por su entrenador, Cristal siempre fue para adelante. Nunca se achicó en ningún campo y demostró, con creces, que es la única institución con ganas de imponer una total superioridad en el campeonato peruano, y a raíz de eso, internacionalizar sus éxitos.

Tenemos muchísimo por mejorar y hay que acordarse de que el fútbol empieza como una democracia porque todos opinan pero termina siendo una dictadura por que solo uno decide, y ese es el técnico. Podremos reclamar que pongan a Menganito y Fulanito, pero el técnico es el único que los ve entrenar todos los días, y sabrá que es lo mejor para el equipo. El debate de estilos, de romanticismo, de juego directo e indirecto, de presión alta y en propio campo, guárdenlo para cuando estemos celebrando el título nacional, a ver si seguirán pensando lo mismo.

Finalmente lo logramos, nos quedamos con el título del Apertura en la cara del rival. Sufrimos de más y hubiera sido genial coronar el título con una victoria pero no se pudo, pero bueno, lo importante es que se consiguió el título.

Daniel Ahmed mandó al terreno de Ate a Diego Penny, Matías Martínez, Alberto Rodríguez, Paolo De la Haza, Alexis Cossio, Jorge Cazulo, Josepmir Ballón, Carlos Lobatón, Horacio Calcaterra, Irven Ávila y Sergio Blanco.

Diego Penny (5): Realmente no tuvo muchas acciones de peligro en las que intervenir pero cuando le tocó lo hizo de manera correcta.

Matías Martínez (4): Deja algunas dudas pero tiene un buen juego aéreo, pero lamentablemente no marca la diferencia que debería al ser un extranjero.

Alberto Rodríguez (6): Para mí fue el mejor de la cancha. La forma que tiene de anticipar y de marcar a los rivales fue muy buena, así como el juego aéreo y la manera de no complicarse en las salidas.

Paolo De la Haza (4): Estuvo muy adelantado y eso generaba que la defensa estuviera más débil porque él paraba más metido en ataque. Pero fue por su banda desde donde se generó más peligro.

Alexis Cossio (3): Tuvo un mal partido realmente. La gente desde la tribuna hacía sentir su incomodidad de que esté en el equipo titular. Perdió muchas pelotas tontamente y siempre le ganaron por su banda.

Jorge Cazulo (5): Regular. Importante en la recuperación pero no tuvo la claridad para salir jugando bien porque a veces no sabía qué hacer con la pelota.

Josepmir Ballón (4): Regular también. No estuvo tan claro en las jugadas en las que se disputaba el balón. Además jugó medio lesionado por varios minutos del final.

Carlos Lobatón (5): Marca la diferencia como siempre, generando fútbol con sus buenos pases. Hubo uno increíble que le puso a Ávila y casi acaba en gol. Lo que se le critica es que busca mucho los lujos innecesariamente.

Horacio Calcaterra (4): No me gustó mucho su participación aunque tuvo algunas buenas intervenciones pero perdió muchas pelotas tontamente y también no estuvo claro en los pases.

Irven Ávila (5): Cuando la tiene es casi seguro que no la va a perder porque tiene una gran capacidad para retener el balón. Tuvo algunas claras pero no tuvo suerte.

Sergio Blanco (4): Estuvo bien tapado adelante pero él es el llamado a ser el referente del área pero Ávila le quita el protagonismo. Igual Blanco siempre se le ve metido y siempre buscando.

Los Cambios:

César Pereyra (3): Entró y nadie se explica por qué. No ha hecho nada para ganarse el derecho de entrar y cuando lo hace nos vuelve a dejar claro que no merece estar en el club.

Renzo Sheput (SP): Entró pocos minutos.

Josué Estrada (SP): Entró en los descuentos.

Por -
18 1538

Tantas veces, Sporting Cristal Campeón.

El grito y la sonrisa, contigo, son eternos. Es por eso que a veces se me hace difícil encontrar más palabras – mejores – para describir el cúmulo de alegrías que eres. La continua y renovada confirmación de que eres el mejor porque eres diferente. Poder, otra vez, reunirnos en un abrazo en torno tuyo y celebrar una victoria más, lograda con suficiencia, marcando distancias y ventajas, mostrando calidad en la labor. Una victoria más como feliz resultado también de la duda interna, del debate intenso y como consecuencia de las respuestas que se generaron en base a ese conflicto. Una victoria como resultado, también, de la confirmación de que nuestra mejor respuesta va a ser siempre respetar el estilo: mantener la forma noble de hacer las cosas: los logros como consecuencia y no como un fin. La lucha diaria como receta para ser mejor.

Porque así es como se logran las cosas, no sin problemas, no sin altibajos, pero con mucho trabajo. Mucho, mucho, mucho trabajo y seriedad. Y eso es algo que, lamentablemente, en este país no se entiende. Por eso muchos intentan esconder su estrechez de entendimiento queriendo ver manos negras y conspiraciones cuando la respuesta es tan simple: trabajo en serio y respeto a las formas. Si todos los que, ladinamente, se atreven a levantar la mano contra Sporting Cristal sugiriendo cosas que sólo existen en sus mentes (y en algunos casos en sus pasadas experiencias) intentaran la receta rimense, otro sería el panorama. ¿Y cuál es la receta rimense? Te la acabo de decir: trabajo serio y respeto de la forma por sobre el resultado.

Grábatelo en la cabeza. Cristal es mejor porque hace las cosas mejor, no porque tenga que recurrir a nada. Pero, si tienes grabada en la conciencia de que la única forma en que tú podrías lograr algo es a través de maniobras viles, va a ser difícil que lo entiendas. En todo caso, el de la bajeza eres tú, no el Campeón.

Cristal es el mejor de este torneo corto por eso: porque en la hora oscura encontró el equilibro en su esencia. Cuando los resultados se nos negaron, nos refugiamos en procurar un mejor juego y así se abrió la vida. Cuando los partidos se hicieron difíciles, nos refugiamos en el juego básico del pase preciso y la técnica preciosa. Así llegamos escalando a este logro. Siempre se pueden apuntar puntos flacos, cosas que mejorar, siempre. Y esta bien que así sea, el día que pensemos que ya logramos todo, ese día vamos a empezar a perder lo poco que tenemos.

Por eso, el partido de ayer quedará en la anécdota. Fue un partido malo en el que Cristal no hizo todo lo que podía hacer más por – entiendo – precaución que por imposibilidad. Universitario se mostró un rival contestón en su vereda pero con poco para sustentar sus ímpetus. Tuvo llegadas  y algunos chispazos pero, en realidad, uno mira el partido y entiende que el local no tenía los medios, las armas ni las ideas para hacerle real daño a Cristal y que Cristal, si apretaba el acelerador, lo pasaba por encima.

Pero no lo hizo.

Hubiera sido genial que lo haga. Al final fue un partido trabado, lento, predecible, controlado. No se puede reprochar nada a este equipo porque las emociones ya nos las había dado en los partidos anteriores. A pesar de eso, este resultado nos da la capacidad de ver con diversión cómo funcionan los corazones y las mentes inferiores. Aquel que se llena la boca diciendo que “el campeón no nos pudo ganar” muestra su incapacidad de ver las cosas en su real medida. Muestra su necesidad de tener que inventar logros donde no los hay, su necesidad de tener que mantener vivo el invento. El invento versus el Campeón.

El Título del Apertura es, entonces, un momento para alegrarnos y para reconocernos como los mejores de esta parte del camino. Aún hay mucho trecho hasta el pitazo que marque el término de la final nacional que se jugará en diciembre, en el Estadio Nacional. Ese es nuestro nuevo objetivo. Quizá en el camino logremos algún triunfo adicional que se recibirá con alegría y se festejará con locura. Por que para eso es el fútbol, para celebrar y alegrarse. Allá aquellos que lo tienen como excusa de sus propias depresiones y, por eso, quieren que nadie se alegre.

Hoy lunes, el Rímac está de fiesta y en La Florida es carnaval. El Sporting ya salió campeón. Por eso les canto a todos, los que no entienden esta paSCión.

¡Fuerza Cristal, Campeón!

Estamos a un paso, todo está a nuestro favor, ahora solo tenemos que ir a Ate a dar lo mejor de nosotros y dar la vuelta merecida. El partido ante Loreto fue complicado, se nos hizo más difícil de lo que debería haber sido e incluso lo pudimos perder, pero afortunadamente supimos remontarlo rápido. Todo está en nuestras manos. No quiero dejar de mencionar el estreno de la nueva camiseta alterna y personalmente quiero decir que me parece horrorosa. No sé quién asesora a los de la marca que nos viste y les permite elegir esos colores porque hace años que dejamos el amarillo en el olvido y volvimos al azul, que debería ser siempre el color alterno o por último debería ser el blanco. Esta opinión es personal pero se que muchos la comparten, hay que mantener la identidad.

Daniel Ahmed mandó al terreno del Alberto Gallardo a Diego Penny, Matías Martínez, Jorge Cazulo, Paolo De la Haza, Josué Estrada, Josepmir Ballón, Carlos Lobatón, Renzo Sheput, Horacio Calcaterra, Irven Ávila y Sergio Blanco. De la banca entraron Jairsinho Gonzales, Joazhiño Arroé y Alexis Cossio.

Diego Penny (5): Cumplió bien su trabajo aunque no tuvo que intervenir mucho. El gol lo agarró mal parado y fue sorpresivo así que no fue su culpa.

Matías Martínez (4): Defendió bien pero muchos se quedaron con la imagen del gol que se falló debajo del arco, solo y sin arquero. Esperemos que practique eso.

Jorge Cazulo (5): Le tocó jugar de central ante las lesiones del ‘Mudo’ y de ‘El Incondicional’ (¿y Balbín?). Cazulo fue el que perdió la marca en el gol de Loreto. Más allá de eso, lo hizo bien.

Paolo De la Haza (5): Estuvo bien comprometido por la banda derecha metiéndose y aportando en el ataque, llegando por la banda y lanzando centros.

Josué Estrada (4): Fue uno de los más flojitos. No hizo mucho mientras estuvo en la cancha y luego salió cambiado en el medio tiempo.

Josepmir Ballón (4): Tampoco estuvo en su mejor partido. No sintió tanto la responsabilidad de ser el único hombre de marca en el medio campo y a veces se dejó estar.

Carlos Lobatón (5): Estuvo intentando durante todo el partido pero Loreto se cerró bien y luego del gol a su favor parecía que todo se nos complicaba pero luego del empate y ante la presión, el capitán tuvo la sangre fría de marcar desde los doce pasos.

Renzo Sheput (5): Le tocó volver al equipo titular y estuvo bien comprometido. De sus pies partió la acción para el gol del empate. La hizo bien el ‘Pincel’.

Horacio Calcaterra (4): Intermitente como en sus últimos partidos. Aporta bastante pero por momentos se desaparece de las acciones.

Irven Ávila (5): El ‘Cholito’ no tenía por donde entrar al área rival. Estuvo siempre metido pero lo taparon bien y no pudo marcar.

Sergio Blanco (4): Tampoco pudo hacer un buen partido por las dificultades que tuvo nuestro ataque en generar acciones de fútbol.

Los Cambios:

Jairsinho Gonzales (5): Entró bien en el segundo tiempo y fue uno de los que mejor desempeño tuvo. Fue vital en la construcción de jugadas de ataque.

Joazhiño Arroé (6): Nos salvó pues fue el que marcó el gol del empate rápido y luego tuvo una acción en la que casi le sale un golazo. Queremos ver más de él.

Alexis Cossio (4): Entró faltando poco más de diez minutos y no hizo mucho.

Por -
16 1733

La tarea pendiente de Sporting Cristal era lidiar con equipos que, ordenados y timoratos, llegaban al Gallardo a cerrarse atrás y ver si pueden encontrar petroleo en una jugada particular. Lo hizo Comercio al inicio del torneo, lo hizo Huancayo hace dos semanas, lo hizo Loreto ayer. Y como en cada uno de esos partidos, Cristal lo sufrió.

Salimos hechos una tromba, cargando con intención y sed de título pero nos empezamos a chocar con la línea de 5 con que Loreto se cerró atrás.  Una cancha angosta como la del Gallardo, un equipo con vocación de no perder, Cristal enfrentado a su propia debilidad. Ni siquiera la expulsión por agresión al jugador de Sport Loreto abrió el partido, la visita lo llevó a su ritmo y sus esfuerzos por no desordenarse dieron resultado.

En el segundo tiempo, durante largos minutos, el partido parecía de ser uno de esos que cierran en el cero a cero. Yo tenía otro temor. Por el desarrollo, podía ser el partido típico del equipo chico que se cierra con éxito por un tiempo y que luego, desbordado por la contundencia rimense, termina llevandose la goleada que le corresponde. Pero también, por el desarrollo podía ser uno de esos partidos amargos que terminamos perdiendo de manera increíble.

El gol de Sport Loreto, desinteligencia en el medio más que en la defensa, hubiera marcado el segundo ejemplo sino fuera porque Joazinho Arroé estuvo en el lugar en que debía estar, el arquero visitante – de partido correcto – salió desesperadamente de su arco y Arroé anotó su primer gol en el Gallardo. Volvía a anotar con la camiseta celeste luego de casi dos años y marcó, por primera vez, un gol del que no podrá decir que siente tristeza de haberlo anotado.

El rápido empate fue la inyección de fe que necesitamos todos y el mazazo que destruyó la intención de Sport Loreto. La diferencia vino de penal, mano clarísima en el área (No querramos tapar la mano con un sol) y Lobatón que capitaliza.

Cristal, con mas esfuerzo del que se pensó, reflejaba en el marcador la gran diferencia futbolística a su favor. Se superó un partido difícil ante un rival que vino a exigirnos en el punto más débil que habíamos mostrado. Se superó con futbol, con ganas de triunfo, con la hinchada que volvió a atiborrar oriente y occidente. Un triunfo que nos pone a tiro de campeonato, un triunfo que nos llena de esperanza para ir al Monumental y convertirnos en el primer equipo visitante que dé una vuelta olímpica en ese estadio. Un logro que nos correspondería por historia y rivalidad.

Pero aún falta jugarse el partido. Aún faltan 90 minutos más. Es un partido que no se debe jugar tomando en cuenta la tabla de posiciones. Ya hemos visto cómo complican los coleros. Además este es un clásico y en un clásico, todo puede pasar. Lo que me llena de confianza es que los de Ate, como siempre, enfrentan este partido llenándose la boca de sus mentiras. Siempre que hacen eso, los terminamos goleando. Tengo más miedo de la U cuando llega temerosa, agazapada. Pero cuando empiezan con sus bravuconadas … la historia se repite.

Nos vemos este domingo, entonces, en sur para alentar al campeón y verlo festejar un Torneo Apertura que nos permita acercarnos a la Estrella 18.

Por -
2 1102

He aventurado distintas formas de iniciar este artículo pero no me decido. Hablar de humildad supongo que está de más porque en la previa del partido ante Sport Huancayo lo hice, hablar de RG tampoco porque creo que Chalo ya habló bastante del tema y dejó las cosas claras. Así que mejor metámonos rápidamente a conocer a los jugadores del rival de turno que acaba de perder a su Director Técnico luego de perder ante los suplentes de uno de los coleros del torneo. Bueno, ya no sé que decir y se hace tarde.

¿A quiénes nos enfrentaremos mañana desde las 3:00 pm en el Alberto Gallardo?

El rival

En el arco está la primera duda. Jorge Rivera -colombiano de nacimiento, nacionalizado peruano- tapó en la última fecha ante Universitario pero en las fechas anteriores era Robinson Matamoro quien se paraba bajo los 3 palos. Para ser más exactos, desde que se reinició el torneo en julio, fue la primera vez que Rivera asumió el titularato. ¿Se mantendrá el cambio? ¿Fue únicamente por el rival? Difícil de creer esto último ya que recordemos que los cremas iban con equipo suplente. En todo caso, Rivera ya no está en su mejor momento -ahora seguro es figura del partido-, mas bien Matamoro venía con un  envión anímico importante que tal vez se haya visto reducido luego de recibir 4 goles en Cusco hace algunas semanas. Veremos que decide el DT interino.

matamoro
Bueno, ya sabemos lo que se vendría.
(Foto: Diario Depor)

Con el DT colombiano, César Tabares, había cierta variación en el sistema defensivo. A veces usaba línea de 3 pero la mayoría de partidos jugó con línea de 4. Es complicado pronosticar un sistema de juego con otro técnico por más que sea un interinato. En todo caso podemos adelantar que los laterales suelen ser Brayan Prado -Sub 20- y Ángel Pérez, les mentiría si les realizo alguna descripción pero al menos ya saben sus nombres, Prado va por derecha y Pérez por izquierda. Mientras tanto en el centro de la defensa está el paraguayo Cristian Enciso y Jean Velja. Suele esperar su oportunidad el colombiano Sergio Reina, jugador que estuvo en observación de Juan Carlos Oblitas hace algunos años para llegar a SC cuando él era DT y pasaba a un cargo gerencial en el club, bueno, quedó en observaciones.

En la mitad de la cancha tienen la típica disposición de 2 volantes de primera línea y 3 ofensivos o creativos si así se les puede llamar. Oswaldo Rivas suele ser el defensivo en esa primera línea, un dato en cuestión es que fue expulsado hace 2 fechas ante Real Garcilaso y desconozco si esa sanción comprende más de una fecha ya que la reacción del jugador fue bastante agresiva. Crifford Seminario es el generador de juego en esa primera línea, aunque yo lo recuerdo más por su etapa en el Boys en el ascenso cuando solía rematar de fuera del área y pisar más la misma, tal vez se ven reducidas sus posibilidades en otro sector de la cancha por la competencia. Donny Neyra, el argentino Nelson Gonzales y Juan Pablo Vergara son los principales encargados de crear las situaciones de gol de su equipo, el “Bidón” (?) va al centro, Gonzales por izquierda y Vergara por derecha. No he visto disparos de Tiros Libres de Gonzales pero en los casos restantes poseen una buena calidad en la ejecución de faltas, así que se tiene que intentar cometer la menor cantidad de faltas cerca al área, algo que en realidad siempre se debe procurar pero que en este caso existen mayores razones para prestar especial atención. Opciones en ambas líneas son Jean Pierre Fuentes, que en caso Rivas siga suspendido tomará su lugar con seguridad, otros son Wilger Saboya, Gino Ríos y Danny Kong que ascendieron con el equipo en la pasada campaña y en el caso de Ríos y Kong suelen ser usados como volantes por fuera.

“Aparecí en “La Previa” de “El Cristal Con Que Te Miro”. ¡Estoy realizado!”

Adelante está el eternamente complicado -para nosotros- Ángelo Cruzado, un jugador que con sus limitaciones ha sabido anotarnos en varias oportunidades, incluyendo el último encuentro (el 1-2 en Huancayo en el Clausura 2014). Aquilino Villalba fue traído de Paraguay por la representación ucayalina para ser una alternativa más en ataque pero también fue expulsado ante RG hace 3 fechas, hay que resaltar que en la jornada posterior a la de su expulsión hubo descanso para Loreto, así que recién habría cumplido su sanción este domingo y debería reaparecer al menos en el banco de suplentes. ¿Y Diego Mayora? Lesionado y para rato al parecer. Jhonny Olórtegui -campeón de la Copa Perú 2014 junto a Mayora- también es una opción en la delantera.

Sporting Cristal

Vuelve Josué Estrada al equipo luego de su fecha de suspensión en lugar de Alexis Cossío y con la lesión de Renzo Revoredo aún en tratamiento, la expulsión de Luis Abram y la reciente recuperación de Alberto Rodríguez, será Jorge Cazulo quien ocupe el lugar en la zaga junto a Matías Martínez, esto además provoca que Carlos Lobatón retroceda e ingrese Renzo Sheput al equipo en el lugar restante. Salvo que Daniel Ahmed decida a último momento incluir al ‘Mudo’ desde el inicio, dejando sin efecto la presencia del ‘Pincel’ en el equipo titular.

“Les prometo que no voy a patear de fuera del área esta vez” parece decirle Cazulo a sus compañeros.
(Foto: Prensa Sporting Cristal)

Antecedentes

No hay pues amigos. Solo queda recordar el último encuentro ante un equipo selvático en el Gallardo. El 1-1 contra Comercio en este mismo Apertura. Resultado que no serviría esta vez ni nunca. ¿El último partido contra La Loretana? Discúlpenme pero no soy tan antiguo (?).

Si se rompe la cábala de poner fotos de resultados negativos en los “Antecedentes” caerá en su responsabilidad.

Precio de entradas:

  • Popular: 13 Nuevos Soles  Ya se acabaron.
  • Oriente: 30 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles)
  • Occidente: 50 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles)

Les vuelvo a recordar como en las últimas fechas que hasta las 12:45 pueden entrar gratis los menores entre 3 y 12 años. Los menores de 3 años nunca pagan.

Y las encuentras en:

  • Teleticket de Wong y Metro (Oriente y Occidente)
  • Estadio Alberto Gallardo (Lo que quede)

Posibles alineaciones:

Sporting Cristal: (1-4-1-2-1-2) Penny; De la Haza-Cazulo-Martínez-Estrada; Ballón; Lobatón-Calcaterra; Sheput; Ávila-Blanco

Sport Loreto: (1-4-2-3-1) Rivera (Matamoro); Prado-Enciso-Velja (Reina)-Pérez; Rivas (Fuentes)-Seminario; Vergara-Neyra-Gonzales; Cruzado (Villalba)

Por -
2 872

Gran partido del equipo en Cusco. Triunfo que nos acerca al primer objetivo, campeonar el Apertura. Pero, ¿por qué se dice que fue un gran partido? A simple vista, yo vi un equipo que no quiso presionar en campo rival, que regaló posesión al contrario y que la mayoría del tiempo sólo atacaba cuando se encontraba con una opción de contragolpe. Pero se dice que fue un buen partido (con toda razón) porque los jugadores ejecutaron el plan de juego que planteó Daniel Ahmed casi a la perfección. La presión no fue en campo contrario, pero fue en campo propio y se hizo muy bien, la posesión se regaló para que los centrales contrarios la tengan pero una vez que entraban en campo rimense, los receptores estaban tomados y su posesión era sumamente intrascendente y por último, casi todos los ataques de Cristal fueron recuperaciones en campo propio o errores forzados por la presión, que fueron acompañadas por excelentes movimientos y ejecuciones de los jugadores en la parte ofensiva. Eso le permitió a Cristal acomodarse mejor en la cancha y llevar el partido a placer, mientras veían como once colegas haciéndose llamar “La Maquina Celeste” caía en el infierno de la desesperación.

¿Y quien fue el principal responsable de la victoria? Nadie más que Daniel Ahmed. Su principal acierto en este partido fue transmitir su estrategia a los jugadores a tal punto que sobrepasen cualquier expectativa.

Parece que ya se va encontrando el esquema y se ve reflejado en los resultados. Parece que al fin, sabemos a que y cómo vamos a jugar. Ojalá nos basemos en eso todo el año para no estar cambiando esquemas, ideas y propuestas todos los partidos.

Ese es el Cristal que quiero ver.

Así se juega carajo, con actitud y ganas y luchándolas todas. No hablamos ni del árbitro ni de nada antes del partido y solo nos dedicamos a demostrar en la cancha de lo que estamos hechos. Enfrentamos a un duro rival en un partido clave en una de las canchas más complicadas en donde no ganábamos desde el 2012, pero sacamos un gran resultado con una goleada memorable. Ahora todo depende de nosotros, de asegurar. Solo nos queda enfrentar a Loreto, que sobre el papel es un rival accesible y luego la U, que viene mal. Además, si los resultados se dan en la próxima fecha (ganar nosotros, que Muni y Alianza empaten y Garcilaso y Melgar no ganen) daríamos la vuelta antes de la fecha final.

Daniel Ahmed mandó un equipo con variantes obligadas en la parte defensiva pero respondieron bien. El once fue: Diego Penny, Matías Martínez, Luis Abram, Paolo De la Haza, Alexis Cossio, Jorge Cazulo, Josepmir Ballón, , Carlos Lobatón, Horacio Calcaterra, Irven Ávila y Sergio Blanco. Entraron de la banca Diego Manicero, Joazhiño Arroé y César Pereyra.

Diego Penny (8): Así lo queremos ver siempre, en un extraordinario partido y dando la confianza necesaria para mantener el arco en cero en un partido en el que nos llegaron mucho y sufrimos bastante. Esperemos verlo así en lo que resta del Apertura y del año.

Matías Martínez (6): Buen partido del defensa extranjero. Esta vez tocó hacer cambios en los dos centrales y ambos respondieron de una gran manera. Anticipó bien y estuvo muy atento a las pelotas de peligro.

Luis Abram (7): Lo vengo diciendo hace meses y ustedes son testigos: Abram debe ser titular junto a Rodríguez, pero como ya sabemos, ‘el incondicional’ es ‘EL INCONDICIONAL’. Más allá de eso, Abram se metió un tremendo partido, metiendo un gol en el arranque y luego anticipando bien casi siempre. Lamentablemente se fue expulsado y seguramente volverá el mencionado consentido.

Paolo De la Haza (6): Estuvo bien por la banda derecha, anticipando y comprometiéndose tanto en el ataque como en la defensa. Creo que se ha ganado bien el titularato.

Alexis Cossio (6): Volvió al equipo titular también por obligación pero también respondió de buena manera. Yo también vengo insistiendo en que él debe ser titular para darle seguridad. Ahora le tocó sufrir por su banda pero lo hizo bien.

Jorge Cazulo (6): Bien comprometido con la defensa, sobre todo luego de la expulsión de Abram, en la que ‘El Piqui’ tuvo que retrasarse para completar la línea de cuatro. Gran actuación.

Josepmir Ballón (5): Uno de los más discretos y no porque jugara mal, sino porque su trabajo fue silencioso pero aun así respondió bien en jugadas importantes y apoyando bien atrás.

Carlos Lobatón (8): Un crack el capitán; se hizo otro partidazo como ya nos tiene acostumbrados. Metió un buen centro para el primer gol, luego buscó la falta en el área y él mismo la convirtió en gol y luego aprovechó un error de la defensa rival en salida para meter otro ‘Lobagolazo’ y poner el tercero.

Horacio Calcaterra (5): Buen trabajo también, comprometido siempre con la asociación desde el medio campo y luego proyectándose bien por la banda derecha. Buen partido del argentino.

Irven Ávila (7): Otro buen partido del ‘Cholito’ que estuvo siempre metido en el área contraria para generar peligro. Le anularon un gol injustamente pero luego pudo sacarse la espina metiendo el cuarto gol que cerró la goleada.

Sergio Blanco (5): También estuvo bien metido en el área rival para generar peligro pero no participó mucho en las acciones y lo tuvieron bien tomado.

Los Cambios:

Diego Manicero (5): Entró y pateó bien un tiro libre que generó el gol que le anularon a Irven. Luego hizo las cosas correctas.

Joazhiño Arroé (5): Casi le sale un golazo pero lamentablemente no supo definir mano a mano con el arquero.

César Pereyra (SP): Solo la tocó al final una vez.

Por -
24 1650

Como aquellas fieras temibles que, al sentir el olor a sangre , se vuelven aún más peligrosas y mortales, Sporting Cristal – al sentir el olor a la posibilidad real de título – se vuelve un rival insoportable y apabullante. Es por eso que son pocas las veces, en casi 60 años de historia, en las que los títulos se nos escapan de las manos. La mística cervecera se ha forjado tras años de saber ganar luchas reñidas, de resultar vencedor en rectas finales ajustadas, de no perder el impulso que lo lleva adelante. Algunas veces pasó, es cierto, pero no es lo usual.

Contra Real Garcilaso se jugó un partido inusual. Totalmente atípico. No obstante, el hecho de que el marcador haya sido inusual no quita una verdad evidente y es que Sporting Cristal salió a ganar este partido. Se sabía que, para tener opciones reales de título, había que ganarle a Garcilaso en el Cusco y, como aquella vez en el 2012, fuimos al Garcilaso con la intención de ganar.

Y ganamos.

¿En qué radicó el secreto de la victoria?

Pues, a pesar de lo genial que es gozar la habilidad y el fútbol de Carlos Lobatón, yo creo que la victoria no nació de él. La victoria nació del banco. Y es que, cuando la acierta, la acierta. Que si la acertara más seguido, no habría nada que objetar. Pero cuando la acierta…

Ahmed entendió a Garcilaso y su estilo de defender lejos de su arco, de arrinconar a sus rivales y matarlos por las bandas. No por nada, ambos técnicos trabajaron juntos. Ahmed pensó cuál sería su estrategia para salir airoso del encuentro y supo convencer a un equipo – donde cada jugador ocupó su puesto y ejecutó la labor que sabe – que se comprometió e hizo lo que se tenía que hacer. Así, los esperamos, listos para demostrar la diferencia que existe entre estar arrinconado y esperar agazapado. A la primera que se pudiera, matábamos. Y pudimos, dos veces, antes de los 10 minutos. Luego fue un sólo de mantener el orden, la concentración y el hambre de título. Diego Penny se irguió enorme, mostrando que puede ser el arquero que todos quisiéramos que sea siempre, y la defensa luchó constantemente.

Hubiera bastado un error de más para que todo lo preparado se caiga. Y el mérito de Cristal no estuvo tanto en los 4 goles que anotó sino en el hecho de que, por fin, en el partido más importante, ese error de más no existió.

Orden, precisión, ganas, velocidad y fútbol. Esas fueron las recetas para el triunfo. Eso que en el Rímac tenemos en stock y que es lo que vale campeonatos. La garra, el corazón, los huevos y otras pamplinas sirven para las portadas. El fútbol es lo que emociona. El gusto de una pelota bien recuperada, de un pase certero, de un tiro libre preciso, de un remate bombeado que transforma en gol un anodino pase equivocado en el mediocampo.

Y con el fútbol … la alegría. La alegría de saberse diferentes, la alegría de saberse mejores. La alegría de ratificar expectativas propias y ajenas. La alegría de ser Sporting Cristal.

Aún faltan dos partidos, cervecero. Aún no grites el grito al que tan acostumbrados estamos. Recuerda que la soberbia ha sido la mala consejera que nos ha hecho perder la perspectiva y pasar apuros. El estar cerca al logro no es momento para enceguecerse, es momento para volvernos más peligrosos. Para tomar en serio el reto y matar. Como aquellas fieras temibles que, al olor de sangre, se vuelven aún más peligrosas.

Hay aroma de título en el ambiente. Todos sabemos lo que Sporting Cristal va a hacer.

SOCIAL

31Suscriptores+1
9,294SeguidoresSeguir

Escriben

1640 PUBLICACIÓN55 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS