Etiquetas Publicación etiquetada con "Sporting Cristal"

Sporting Cristal

Por -
0 1464
(Foto: USI / Diseño: José Pablo Castañeda)

A veces nos olvidamos de la edad de un futbolista cuando de muy ‘chico’ lo vemos entrando al campo a jugar con su equipo de turno y teniendo continuidad con el mismo cada vez un poquito más. A veces, muchos hemos olvidado que Pedro Aquino (Lima, 1995), apenas tiene 22 años y ha sido campeón nacional con su ex equipo -Sporting Cristal- dos veces.

De volumen no tan alto en cuanto a estatura y sin un físico preponderante a la hora de tener contacto con los rivales cuando se requiere, pero sí con una gran personalidad al momento de iniciar o ingresar en un partido; y con muchas características positivas, en esencia, de encariñamiento con el elemento principal del juego: El balón.

Con todas las dificultades presentadas en un terreno como el fútbol peruano, Pedro ha podido destacar en campos infumables y entre compañeros a los que les daba un pase y le devolvían un pedazo de adobe.

De corte -a priori- defensivo, por su buena predisposición para la táctica a emplear, pero sin desconocer la pelota como elemento primordial del juego mismo. Con rasgos asociativos, poco a poco se fue adueñando de la posición ‘5’ de su ex equipo y manejando los hilos de los mejores momentos de funcionamiento.

Le tocó, quizás, afrontar su momento más duro cuando falló el penal versus Atlético Paranaense por la definición a la entrada de grupos por Copa Libertadores 2014, pero sorprendió con la naturalidad de su reposición, más que todo mental. Su personalidad no le permite hundirse tras un bache, sino la oportunidad de elevar su categoría profesional. Y fue así.

Criterioso con el balón. Esto supone que: Sabe cuándo tocar y moverse para seguir siendo opción de pase; cuándo tocar y quedarse para reclutar marcas y así, liberar compañeros alrededor; cuándo recogerse en el campo para ser salida del equipo y cuándo escalonarse entre líneas rivales para acortar los segmentos del campo.

Probablemente su faceta más escabrosa sea el hecho de confundir la vehemencia en el marcaje cuando el contexto del equipo no le es muy servible. Es decir, al ser del tipo de jugador que destaca cuando la actividad aledaña es organizativa a través del balón, sufre al momento de no tenerlo y confunde ímpetu con rigurosidad.

El ex mediocentro de Sporting Cristal emprende un viaje que ya estaba tardando en llegar a su carrera futbolística. Con cosas por mejorar en aspectos defensivos, pero siendo muy aprovechable en el rol de ser un pivote de tenencia, su futuro cercano está en México precisamente. Ahora, la vida sin Pedro Aquino en el club celeste, puede ser difícil de olvidar.

(Prensa Sporting Cristal)

Cuando se tenía la certeza de haber escrito antes que no se podía jugar un peor partido, aparece este Sporting Cristal versión Del Solar para continuar sorprendiéndonos, de mala manera, jugando uno de los peores primeros tiempos en muchos años y perder, una vez más, de visita en el Torneo Apertura 2017.

Del Solar confirmó el once para este partido definiendo un sistema 1-4-2-3-1 enviando a Ortiz nuevamente por banda derecha en favor de Joel Sánchez más adelantado. Los once inicialistas fueron: Viana; Revoredo, Garcés, Abram, Céspedes; Ballón, Ysique; Rojas, Sánchez, Ortiz y Ávila como delantero punta.

Así los vimos:

Mauricio Viana (6.5): Espectacular en la mayoría del encuentro. Directo responsable de no perder por goleada, aunque también del gol en contra por salir de manera apresurada y riesgosa a cortar un centro, fallando en el intento. Su falta de confianza en una línea defensiva pobremente trabajada nos pasa factura.

Renzo Revoredo (4): Sin mayor participación en ataque y con grandes deficiencias para cubrir el espacio a sus espaldas. Fue el capitán del equipo por primera vez en el año y no pudo responder con rendimiento y valentía lo que la banda exige. Su apoyo en ataque a Rojas, y luego Costa, fue prácticamente nulo. Amonestado en el minuto 91.

Renzo Garcés (5): De regular actuación. No terminó por dar sensación de seguridad en la zaga, sobre todo en el primer tiempo. Sin embargo, se exigió bien para salvar situaciones peligrosas como en el inminente gol que saca sobre la raya en el inicio del partido. Lamentablemente, desperdició una clara opción de gol solo frente al arco y sin portero en el complemento.

Luis Abram (4.5): Parece confirmar las sospechas de que nunca llegará a ser el comandante en la zaga celeste. Con una inseguridad alarmante en la cobertura 1 versus 1, muchas veces saliendo largo y sin receptor claro, nos expuso a ser dominados en gran parte del primer tiempo. Sufrió mucho para controlar a Carando y luego a Neumann. Su rendimiento se potencia con un zaguero de experiencia al lado. Este año no lo tenemos y sufre.

Jair Céspedes (4): Improductivo, con poca transición e ideas en ataque. Su banda fue constantemente explotada por los mediocampistas y delanteros rivales. A estas alturas uno se pregunta qué tanto puede dar en la altura un jugador que disputó casi todos los minutos de la temporada. Necesita relevo ya mismo.

Josepmir Ballón (5): De regular desempeño, aunque no es suficiente. Por momentos pudo contener algunas arremetidas rivales, sin embargo, en su afán de empezar la elaboración, terminó confundido y sin mayor trascendencia. Su nivel de juego debe mejorar si es que va a ser el que cubra el puesto dejado por Aquino.

Frank Ysique (6): Tuvo un partido rescatable por segundo juego consecutivo. Pisó el balón y trató siempre de ser seguro en salida. Recuperó algunos de los pocos balones que pudimos quitar en el primer tiempo. Su aporte silencioso, pero valioso, debe seguir creciendo con la suma de minutos en el año.

Alexis Rojas (3.5): Decepcionante partido para el novel extremo derecho. Se le notó ligero y poco resoluto. Desperdició la única clara opción de gol del primer tiempo al tirar un centro de mala manera. Fue reemplazado por Costa tras 60 minutos en el campo.

Joel Sánchez (3.5): Quizá este fue su peor partido de la temporada. Impreciso, impaciente y hasta por momentos con falta de coraje para demostrar reacción. Su performance se reflejó claramente en su paupérrima definición solo frente al arco ante una arremetida de Costa por la derecha y un disparo a las nubes de pura desesperación. Es una gran decepción hasta ahora. Fue sustituido por Pacheco a los 85′.

Christian Ortiz (4): Intrascendente, poco colaborativo y mostrando un desgano sorprendente para seguir las jugadas. Su aporte fue muy pobre y solo tuvo participación en un balón detenido luego del gol en contra, además de un disparo a puerta en el primer tiempo. Fue sustituido por Sandoval a los 12′ del complemento.

Irven Ávila (6.5): El mejor en el campo pese a su inicio impreciso. Fue el único que se fajó a la defensa cusqueña y generó peligro en contadas ocasiones. Tuvo yerros, pero su valentía apoyada en la mejora futbolística reciente fue evidente.

Cambios

Gabriel Costa (5): Tuvo 30 minutos en el campo y su aporte fue regular, aunque impreciso y sin llegar a desequilibrar como se esperaba. Participó en arremetidas por derecha y fue víctima de faltas sin generar mayor peligro.

Ray Sandoval (5): Jugó gran parte del segundo tiempo y, a pesar de mostrar momentos de habilidad y buena técnica, no pudo aportar lo suficiente para generar opciones de gol. Goza de la confianza de Del Solar y seguramente tendrá más minutos en cancha.

Fernando Pacheco (SP): Solo tuvo 5 minutos en el campo y no fue suficiente para evaluar su participación.

DT

José del Solar (4): De triste desempeño en este partido y en el año. A pesar de su prédica de fútbol de elaboración y posesión en ataque, propuso algo contradictorio, y no supo encontrar una forma efectiva de contrarrestar la intensa presión de Real Garcilaso. 2 visitas, dos derrotas en el Apertura y una mancha más para este año que aún tiene mucho por delante.

Árbitro

Micke Palomino (5): De regular actuación. Su desempeño pasó desapercibido, lo cual generalmente es muestra de un buen arbitraje. Quizá su única “polémica” fue la no amonestación en alguna falta fuerte de jugadores de ambos bandos, más allá de eso, juzgó de manera correcta una mano casual en área nuestra.

Luego de un resultado catastrófico en Cutervo, Sporting Cristal volvió a ser local en el estadio Alberto Gallardo rescatando un triunfo que, aunque fue justo, no fue vistoso. El hincha se regresó a casa descontento y el equipo parece no encontrar el rumbo prometedor que tenía a inicios de 2017, ahogado en un mar de dudas futbolísticas y de manejo grupal. Para este encuentro, Del Solar dispuso la vuelta de Joel Sánchez al once inicial y nuevamente contó con Ortiz como media punta. El sistema elegido fue 1-4-2-3-1. Los elegidos para iniciar este partido fueron: Viana; Revoredo, Cazulo, Abram, Céspedes; Ballón, Sánchez; Costa, Ortíz y Sandoval, dejando a Ávila como delantero punta.

Así los vimos:

Mauricio Viana (4.5): Tuvo poco trabajo en el primer tiempo, sin embargo, fue requerido en alguna ocasión en la segunda mitad, siendo determinante en el descuento rival (en offside) tras una pésima salida suya. Posteriormente, tuvo un mal rechazo que dejó el arco a merced de Cartagena, quien no supo concretar en gol para suerte nuestra. Debió ser el partido más bajo de Viana. Su regularidad le da el respaldo necesario para ser nuevamente protagonista. Recibió tarjeta amarilla sobre el minuto 90.

Renzo Revoredo (5): Cumplió sin contratiempos sus labores defensivas. Se sumó al ataque en algunas ocasiones, aunque sin mayor peligro. Su sector siempre estuvo cubierto con relevos defensivos por parte de Cazulo, tanto así que Chávez nunca trascendió en el rival.

Jorge Cazulo (5): Lució un poco acelerado y poco preciso al inicio del encuentro. Perdió un par de choques con delanteros rivales, pero supo recuperarse ante la adversidad. Su participación fue más lúcida y segura en la segunda mitad, cuando USMP tomó el control del partido. Fue amonestado a los 64’, tras una fuerte falta en el medio campo.

Luis Abram (4.5): Cumplió en defensa, aunque la sensación de que la salida por su lado es poco prolija vuelve a estar presente. Casi siempre decidió salir largo cuando recuperaba un balón, haciendo el juego directo y muy disputado. Eso fue evidente y contraproducente en la 2da mitad, cuando por momentos no podíamos recuperar la pelota por mucho tiempo ante el ataque constante de USMP.

Jair Céspedes (5): A pesar de llegar con una lesión, Del Solar decidió incluirlo en el once inicial. Sus trepadas fueron constantes, aunque poco productivas. En defensa pudo cubrir los espacios ante el escaso ataque santo en el primer tiempo, pero su salida rápida fue fundamental en los contragolpes sobre el final del encuentro.

Josepmir Ballón (6): Tuvo un muy buen primer tiempo. Su recuperación y posicionamiento fueron claves para ejercer dominio territorial y controlar las contras de USMP. En la segunda parte, al ingresar Ysique, se pierde la referencia de elaboración y la ubicación. Dejó de recuperar balones y recurrió a faltas para controlar al rival sobre el final del partido cuando fue amonestado.

Joel Sánchez (5): De aparente bajo rendimiento y sin lucir como se espera, trató de ser salida limpia desde primera línea de volante, donde fue ubicado por Del Solar. Intentó mostrarse para el juego siempre, aunque con mucha imprecisión. Fue sustituido por Frank Ysique a los 6’ del ST.

Gabriel Costa (6.5): Uno de los mejores de la cancha. Mostró una cara nueva luego de varios partidos impreciso y más preocupado por confrontar al rival y al hincha antes que enfocarse en lo que pasa en el campo. Trajo a mal traer a la defensa del rival y fue víctima de faltas fuertes que Castañeda por momentos dejó pasar. Su rendimiento decayó ligeramente en la segunda mitad, pero sin duda fue peligro latente en el contra ataque.

Ray Sandoval (6.5): Muy buen primer tiempo de Sandoval. Sus dotes futbolísticas no son cuestionables. Trajo peligro al despuntarse con frecuencia y generó faltas constantemente por la banda izquierda, donde se ubicó al iniciar el encuentro. Tiene un fútbol diferente y hace que eso pese más en las decisiones de Del Solar para incluirlo en el once. Ante esta nueva oportunidad, uno solamente puede esperar que sepa aprovecharla para el beneficio suyo y del club.

Christian Ortíz (6): Siempre estuvo presente en las jugadas de ataque, pero con cierta imprecisión no común en él. Sin embargo, fue de los que más intentó rematar al arco rival, incluso asistiendo a Ávila para abrir el marcador con un preciso centro por bajo.

Irven Ávila (6): De terribles 10 minutos iniciales, supo dar vuelta a su actuación a partir de la formidable definición para el gol que anotó a los 11’. Desde ese momento intentó siempre ser parte de asociaciones de peligro en ataque y de una manera u otra se las arregló para ser factor importante en ataque. Un centro suyo terminó pegando en el brazo de Ampuero, significando el penal bien definido por él mismo para sellar la victoria.

Cambios

Frank Ysique (5): Ingresó a los 6’ del segundo tiempo y aunque su trabajo fue poco lúcido fue bastante preciso y útil. Está aprovechando su oportunidad y fue una buena respuesta en el campo respecto a los hechos sucedidos en Cutervo. Su rendimiento tiene que seguir creciendo, más aun con la partida de Aquino al futbol mexicano.

Fernando Pacheco (5.5): Atrevido y punzante. Generó con potencia y determinación la jugada previa al segundo gol. Debe tener más minutos, fútbol le sobra.

Alexis Rojas (5): Ingresó en lugar de Ortiz a los 71’ y pudo llevar cierto peligro, muchas veces exagerando en la conducción del balón. Su aporte suma en la bolsa de minutos para su categoría, sin afectar el nivel del equipo.

DT

José del Solar (5): Mientras acertó ubicando a Ortiz donde mejor juega (detrás del 9), sus cambios afectaron la posesión y salida elaborada que nos ayuda a neutralizar el ataque rival, exponiéndonos más de lo necesario. Sin embargo, acertó con Pacheco, quien terminó siendo fundamental para la victoria.

Arbitro

Renzo Castañeda (5): Tuvo un desempeño regular, sin llegar a influir directamente en el juego. Mostró tarjetas amarillas justas, aunque pudo ser más riguroso ante una u otra falta cometida por ambos equipos.

Por -
2 1116
(foto: clubsportingcristal.pe)

En los últimos años han sido varios los partidos en los que Sporting Cristal mereció ganar y no pudo. Partidos en los que no terminábamos de entender cómo es que no pudimos hacernos con los puntos.

Este ha sido exactamente lo mismo, pero al revés. Sporting Cristal ganó un partido que manejó el rival y, si se repasan las acciones, no se termina de entender cómo es que Cristal lo ganó. La diosa fortuna alguna vez también juega de nuestra parte y terminan regalándonos resultados que suman pero no dejan tranquilo a nadie.

Por lo demás, Cristal volvió a brindar un rendimiento bajo en el que se más lo que se insinúa que lo que se concreta. Con jugadores en una mala tarde y otros que se nota que están apabullados por lo que viene siendo su rendimiento (creo que a Joel Sanchez la falta de gol lo viene matando), lo de Cristal es pura intención. Y, ojo, no hay que confundir intención con ganas. Alcanza para generar opciones de gol pero no para redondear un buen partido.

Preocupan, más bien, los errores de Mauricio Viana – uno de los cuales nos costó un gol – así como la desesperante falta de confianza de la defensa que prefieren retroceder un balón o lanzarlo lejos antes de ponerse a jugar.

Así está Cristal hoy. Somos un equipo que cae merecidamente y gana sin merecerlo.

Por -
11 1399
(foro: clubsportingcristal.pe)

Como siempre, las excusas para minimizar esta vergonzosa derrota de Sporting Cristal están a la orden del día. Antes nos las lanzaban en comunicados oficiales del club. Hoy tenemos además a los los profesionales de las redes sociales que manejan perfiles dedicados a convencernos a los hinchas de Cristal que el equipo no está mal sino que nosotros somos o muy mezquinos o muy ignorantes o, casi siempre, ambas cosas a la vez.

Lo triste de mentirse es que la mentira tiene patas cortas y que, como el rey del cuento, tarde o temprano siempre nos vamos a terminar dando cuenta de que no estamos vestidos de lindas sedas sino que estamos completamente desnudos, muriéndonos de frío y enseñando las vergüenzas a todo el mundo.

Un poco de verdad no caería mal. Michael Debackey afirmó hace unas semanas que en La Florida la autocrítica abunda aunque es algo que se hace en la interna y no para el goce de ajenos. Entonces, lo único que queda por desear es que las mentiras las lancen para que seamos nosotros quienes las creamos y no ellos mismos. Esfuerzo absurdo, ahí donde nadie les cree.

Digamos, entonces, que es falso que Cristal sea un equipo al que le ganan por que siempre va para adelante. Contra Sport Huancayo generamos mucho, es cierto, pero contra Comerciantes Unidos no generamos tanto. Los goles nos los metieron porque defendemos mal y fuimos un equipo partido que juega al pelotazo.

Digamos también que hace tiempo que los jugadores querían que termine  la Copa Libertadores porque les era mucho castigo. La eliminación no fue “un golpe difícil de digerir” sino que es algo que los alivió. Entonces no somos un equipo acongojado que aún llora su falta de jerarquía. Eso es mentira.

Digamos también que no es cierto que los jugadores se matan por la camiseta y el objetivo. El plantel de Cristal cuenta con buena cantidad de mercenarios que lo único que quieren es hacer lo mínimo necesario, ganar sus sueldos y que nadie les reclame nada. Digamos también que en el plantel – y la dirigencia – no escasean los ególatras que creen que nos hacen un favor a todos tan sólo por respirar. Digamos, entonces, que no somos un equipo “comprometido” sino un grupo de gente que ha perdido el hambre.

Digamos, de paso, que el hecho de que no se haya hecho una selección para cubrir un puesto tan importante como el de Director Técnico está pasando factura. Si los dirigentes y los gerentes se hubieran preocupado en contratar al mejor candidato posible y no sólo al amigo con quien toman café en las tardes y comen parrilladas los fines de semana largo, algo mejor se estaría haciendo.

¡Viva el club de amigos!

Digamos, en esa idea, que Chemo del Solar en 5 meses ha involucionado al equipo, ha disminuido el rendimiento de varios jugadores, ha reducido a nada la estrategia del equipo y hoy nada entre un mar de indicios que muestran que hace rato perdió el control de su camerino. No le estarán haciendo camita pero sí están haciendo lo que les viene en gana. Para muestra, un botón: el jugador indisciplinado que llega tarde a las concentraciones termina siendo titular habitual. Que lindo mensaje para el resto del plantel.

Digamos que Cristal sigue mostrando su peor cara en años y que se eso se debe a la soberbia de quienes lo manejan. Y lo peor es que a cada tiempo que dejan pasar, el trastazo que la realidad les va a dar va a ser terrible. Y lo triste que no se los va a dar a ellos sino a la institución y a nosotros, los que la queremos y no la vemos como fuente de ingresos.

Digamos también que éste es el mejor plantel del Perú y que, partidos más o partidos menos, se van a ubicar de alguna manera y empezaran a ganar partidos como este que perdieron. Partidos en los que enfrentan a un rival sensiblemente menor. Digamos que posiblemente recuperemos terreno en el apertura que recién comienza y que posiblemente ganemos el clausura, que posiblemente seamos campeones a fin de año. Reconozcamos también que, junto con la alegría por la historia ganadora del club, sentiremos una aprensión porque toda esta gente que ha generado este estropicio van a creer que están haciendo las cosas bien.

Terrible presente de esta gran institución.

 

Por -
0 870
De izquierda a derecha. Parados: Calle, Olivares, Mendieta, Chávez, Bravo, Solís. Hincados: Oliva, Palacios, Canela, Ysique, Ramírez (Prensa Sporting Cristal)

Alineación

(1-3-5-1-1) Solís; Bravo-Chávez-Mendieta; Ramírez-Canela-Ysique-Olivares-Palacios; Oliva; Calle

Entraron: Vásquez (por Calle a los 58′), Ancajima y Carbajal (por Oliva y Palacios a los 66′), Peña (por Canela a los 75′), Zevallos (por Mendieta a los 90′)

Crónica

Era un partido que en la previa se presumía parejo con relación a que se enfrentaban los 2 campeones de grupo. Y lo fue… pero de mala manera. Cristal jugó mal y la goleada inicial era bastante exagerada, así como también lo fueron los 2 descuentos de la visita. Un partido chato en el cual Cristal tuvo más ocasiones de gol y por ahí se podría justificar un poco la victoria, aunque los goles vinieron de manera muy sencilla.

La mayor virtud del rival era la presión alta a nuestra defensa (algo que prácticamente ningún equipo de reserva hace), lo extraño era que, al menos en los 30 primeros minutos, esa intensidad desaparecía cuando Cristal estaba cerca a zona de gol. El primer tanto llegó luego de que -tras una serie de rebotes- le quedó el balón a la cabeza de Christopher Olivares (que esta vez no arrancó de punta, sino de volante como en EGB), el celeste solo la colocó a la mano izquierda del arquero Solís y marcó a los 5 minutos.

Olivares (el 21) celebra su gol con sus compañeros en el arranque del partido (Prensa Sporting Cristal)

En una contra huancaína se escapó Jiménez, menos mal estuvo Gianfranco Chávez para incomodarlo y Renato Solís para atrapar el disparo. No pasó mucho para que llegue el segundo gol celeste. Presión alta del rival en nuestro campo, buena salida con Jeremy Canela, quien arrancó por el centro y cambió para la izquierda con Brandon Palacios, el extremo aguantó el balón y metió un pase bombeado para la arremetida de Yamir Oliva hacia el punto de penal, el “10” celeste anticipó a su defensor y al arquero para darle un puntillazo al balón al lado del primer palo. Quizás la mejor jugada del equipo en todo el partido. Iban 13 minutos.

Antes de que llegue la temporal goleada, se evidenció algo de la pasividad defensiva del rival. Una jugada de ataque celeste por izquierda que ya parecía terminada, llegó Ernesto Calle a forzar el disparo y el rebote defensivo le quedó a Palacios, quien tampoco pudo encontrar las redes. A los 20 minutos tuvimos un tiro libre desde la derecha, como para un zurdo, y el encargado fue justamente Jesús Mendieta, quien disparó sobre la barrera a las manos del arquero Solís… y gol. Blooper enorme del guardameta, quien luego intentó justificarse en una lesión, la clásica.

El gol de Yamir Oliva (Prensa Sporting Cristal)

Entonces parecía que llegaba una catarata de goles como tantas veces, sin embargo, el juego se volvió bastante intrascendente de ambos lados. Inclusive el descuento visitante llegó gracias a un desvío tras un disparo de fuera del área, nada que hacer para Renato Solís que ya se dirigía al palo contrario. Pocos minutos después debió irse expulsado Morales en la visita tras un pisotón a Calle, no pasó de la amonestación.

El segundo tiempo comenzó con una presión mucho más alta del rival, con algunos centros y envíos por alto que llegaron a complicar a nuestro arquero e incluso lo llevaron a errar en jugadas aparentemente simples. Cristal logró aproximarse un par de veces con Olivares y Oliva, pero fue Sport Huancayo el que descontó a través de un golazo de Velásquez que colgó a Solís desde fuera del área. Esa fue la última oportunidad clara que tuvieron los visitantes, por el lado rimense tuvimos algunas claras con los ingresados Hugo Ancajima y Cristian Carbajal, además de una oportunidad doble de Brandon Palacios, parece que el arquero rival se recuperó bien de su “lesión” porque respondió bastante bien. El partido culminó con la salida de Jesús Mendieta por lesión, aunque por lo visto en las fotos de entrenamiento del primer equipo no habría sido nada más que un simple calambre ya que ha entrenado con el resto del grupo.

Pablo Zegarra (Prensa Sporting Cristal)

En un partido bajo, Cristal fue más que su rival y obtuvo su primera victoria que -sumado a los puntos de bonificación por el Torneo de Verano- lo hace colocarse como líder en solitario con 5 puntos. Este domingo tocará visitar a Comerciantes Unidos desde la 1 de la tarde y estaremos pendientes. ¡FUERZA CRISTAL!

Por -
12 1794
(USI)

Hinchas insultando todo el partido y pidiendo la cabeza del técnico, ídolos perdiendo el respeto de la hinchada, dirigentes encarando a los hinchas, jugadores retando a los hinchas a pelear, otros tirándoles agua, indisciplinados que siguen teniendo oportunidades, hinchas de mentira en las redes y el club usando a la barra para repartir papelitos. Así está Sporting Cristal 2017. Esta es nuestra realidad. A esto nos han llevado.

La eliminación de Copa ha sido un duro golpe para la hinchada. Probablemente también lo haya sido para alguno que otro jugador (no dudo que Mauricio Viana, Alexis Rojas o Pedro Aquino se sientan mal por esto). Pero más allá de estos pocos, en La Florida no pasa nada. Es más, las excusas están a la orden del día para justificar el papelón. Son tan conscientes del papelón que han armado, que el día sábado -con menos de 3 mil personas en el estadio- habían más de 20 personas de seguridad solo en occidente y de ellas, 5 rodeaban el palco dirigencial. Asumo que era para controlar que un miembro de la comisión de fútbol no quiera pelearse otra vez.

La relación entre el club y el hincha está totalmente rota. El hincha antes iba al estadio por el juego que mostraba Cristal. Hoy los pocos hinchas que van, van al estadio a pesar de ese juego. Y es que el hincha de Cristal se hizo hincha de una idea, de un estilo, uno al cual nos acercamos en el 2012, pero que hoy, después de casi 5 años del famoso manual del estilo, difiere mucho de lo que nos prometieron. Hoy el juego de Cristal es más soso que cuando estaba el mismo Soso y en Copa eso no alcanza. En el campeonato local sí. Es por eso que Rolando Blackburn puede hacer goles y Carlos Lobatón – jugando a velocidad de ex-jugador – puede ser claro. Acá en el Perú te marcan a dos metros y te atacan a 1 km/h. Acá en el Perú somos un equipo rápido y para la dirigencia, comando técnico y varios jugadores, ser cabeza de ratón alcanza.

Seamos sinceros: esto ya ha pasado antes. Claro que hace mucho que la cosa no era tan vergonzosa como este año, pero ya pasamos por esto antes. Quedamos fuera de la Copa, la gente va, insulta a los jugadores, grita su molestia un par de partidos, luego goleamos a dos rivales locales y todo vuelve a la normalidad. Eso, señores, eso es lo que la dirigencia y el comando técnico esperan que pase esta vez. Nadie va a cambiar nada, todo va a seguir igual. Los amigos siguen todos juntos.

No podemos dejar que esto pase de nuevo. La dirigencia y el comando técnico tienen que entender que la molestia es real y no pasajera. Tienen que sentir que se están equivocando. Los jugadores tienen que entender que es su deber demostrar su real valía. Deben demostrar que entienden que esto es Cristal. Que entienden que en Sporting Cristal solo pueden estar los mejores, no los recomendados. En Sporting Cristal se le renueva a los que marcaron diferencias con su rendimiento, no a los amigos de los familiares de quien decide. Que en Sporting Cristal no se permiten ni se apañan las indisciplinas. Que en Sporting Cristal se respeta al hincha, no se le encara ni se le amenaza ni se le desprecia ni se le busca intimidar.

Señores, amigos, compañeros celestes, hoy más que nunca tenemos que hacernos sentir. Hay que ir al estadio y gritar nuestro descontento hasta que haya una reacción. Alguien se tiene que ir y no podemos ser nosotros.

Salud Cristal señores. Nosotros no tenemos que cambiar, ellos sí.

Por -
9 2497
(MexSport/Getty Images/USI)

Aunque el título de este post suene a crónica policial, en realidad regreso al blog, después de unas involuntarias e inesperadas vacaciones, pensando en la campaña de la Copa y en el futuro. Porque nuestro presente es terrible, lo dije en su momento cuando contrataron a Del Solar; ‘Chemo’ era una mala idea, sobre todo si lo contrataban sin Barco.

Hemos dado vergüenza en la Copa, pero aunque hay muchísimo de responsabilidad en el técnico y de los dirigentes – y Chalo ha hecho una buena radiografía de ellos – hay un punto en el que normalmente no se piensa, que no exculpa a los citados, pues deja en evidencia su falta de capacidad de gestión, pero que es determinante para explicar qué está pasando y qué puede pasar en el futuro.

Todos sabemos que Cristal es el club más “solvente” dentro del campeonato peruano, y normalmente esa solvencia se ha debido no a la cantidad de dinero invertido, sino a la ausencia de grandes deudas, lo que le permite invertir su presupuesto sin los problemas de los rivales.

También sabemos que el club está a la venta, incluso los movimientos de reducción de aparato que menciona Chalo en su artículo parecen apuntar a eso, a aligerar la estructura para que el nuevo propietario lo incorpore a la suya sin demasiada curva. Además de reducir gastos al mínimo.

No hablemos de la gestión deportiva, pésima, de los dirigentes por hoy, estoy seguro que han estado pensando en ella durante semanas, pensemos en algo algo más urgente: El futuro mediato.

Ya dijimos que Cristal está a la venta y que el club parece estar pasando por un downsize para bajarle el precio y ser más atractivo. Es público también que hay tres ofertas más o menos sólidas, una de Debackey y otros empresarios locales, y las otras dos vienen de los dueños de las Chivas de Guadalajara y de Tigres de Monterrey. Hasta donde sabemos las ofertas andan por ahí, cabeza con cabeza. De hecho, Cristal es uno de los pocos clubes vendibles dentro de Perú por varios motivos.

  • No tiene grandes deudas.
  • Pelea títulos con frecuencia.
  • Tiene divisiones menores.
  • Tiene una estructura ordenada y ligera.

Es decir, si un grupo extranjero desea aterrizar en Perú, Cristal es la opción más deseable, sobre todo por una cosa importante. La cervecería no está pidiendo demasiado porque se quiere sacar el tema de las manos.

Ahora, ¿por qué es importante la venta? Porque Cristal necesita competir en una carrera en que está muy detrás y para eso necesita dinero, dinero que la cervecería no le va a dar y dinero que difícilmente consiga de auspicios locales.

Pongámonos en autos:

Pensemos en Blackburn. Cristal intentó conseguir un delantero de nivel para la copa, Alex hizo un interesante análisis de su periplo hasta el Rímac, pero si quieren ahorrarse leerlo, se los resumo:

No había plata para nada mejor.

En un campeonato donde hasta hace no mucho a los jugadores les pagaban con planchas de papel higiénico y donde los clubes tienen que ser rescatados varias veces por el estado, Cristal es un potentado. En el extranjero, donde no son raras las ventas de jugadores por más de una decena de millones de dolares y que suelen recibir cantidades exorbitantes para acá por jugadores como Leguizamón o Pereyra, un delantero contrastado es algo casi imposible de comprar, entonces se recurren a apuestas de riesgo, como Blackburn o Leguizamón.

¿Qué pasó? Pues que mientras el fútbol peruano pasaba por los años de Burga, otros campeonatos comenzaron a estirar la distancia, convirtiendo a sus clubes en entidades que venden caro a torneos importantes, cada eliminatoria o Copa América incrementaba el valor de los jugadores brasileños o rioplatenses, convirtiendo a nuestro campeonato en una cenicienta sin hada madrina.

Y eso no va a cambiar, al menos si las cosas siguen así. Por lo que creo que la venta del club es lo mejor que puede pasar, dadas las circunstancias. La cervecería no va a dar más dinero, no desea darlo, y los auspicios locales realmente solo alcanzan para traer a jugadores como Blackburn, por seis meses.

Entonces, la pregunta es, de las tres opciones con posibilidades: ¿Quién nos conviene?

Tengo claro que Debackey no iría a cambiar las cosas demasiado, dudo que quiera terminar como Beto Levy, empeñando la camisa por el Boys y aún en ese caso, no creo que sus bolsillos sean tan hondos.

El Grupo Omnilife de Jorge Vergara, propietario de Chivas, en su momento compró al Saprissa e invirtió – bien, además – en ellos durante 9 años, pero terminó vendiéndolos a un grupo de empresarios locales, también invirtió un tiempo en la MLS, con un club llamado Chivas USA. Tiene interés en el fútbol peruano desde hace tiempo, de hecho trató de comprar a los de Ate durante el tiempo de Gonzales, sin éxito. El año pasado hizo algunas averiguaciones al respecto, pero terminó declarando que las deudas de ese club eran mayores a su valor. Es famoso por invertir mucho, con tal de ganar, pero también por irse cuando los resultados no llegan como en el Chivas USA y también por dejar quebrado al Saprissa al venderlo.

Respecto al grupo Cemex, propietarios de los Tigres de Nuevo León – rivales históricos del Monterrey del Señor Barriga – es una de las empresas constructoras más potentes de América. Hasta donde sabemos, la inversión en los Tigres ha sido más mesurada, pero han dejado un club sólido y con títulos, incluso acaban de quedar segundos frente a las Chivas de Vergara en el Clausura mexicano.

Entre las tres opciones yo prefiero claramente la de Tigres, al menos en una primera lectura. Siento que Debackey no traería ningún cambio y creo que Vergara posiblemente nos vendería una ilusión por algunos años y terminaría haciendo lo de siempre, vender el club cuando pierda el interés en él.

 

Por -
0 1467
(Prensa Sporting Cristal)

Muerto el sueño -que terminó siendo pesadilla- llamado Copa Libertadores, Sporting Cristal se volvió a presentar ante su público en el marco del inicio del Torneo Apertura 2017. Fue 2-0. Un partido para empezar de nuevo pero que bajo ningún aspecto es redención ante la lamentable participación en el torneo continental. Sin embargo, siempre es bueno ganar y más aún, con la contundencia y el juego mostrado el sábado en el estadio Alberto Gallardo, a pesar del poco nivel de reacción y propuesta mostrado por el rival.

Para este partido Del Solar decidió ubicar a Ortiz detrás de Blackburn como medio punta y los resultados no se hicieron esperar. Hizo uso del 1-4-2-3-1 y los once inicialistas fueron: Viana; Revoredo, Cazulo, Abram, Céspedes; Ballón, Lobatón; Rojas, Ortiz y Ávila dejando a Blackburn como único punta nominal.

Así los vimos:

Mauricio Viana (5): Sin mayor participación en el partido. Solo contuvo un disparo de cabeza y estuvo atento ante las pocas jugadas cercanas al área del visitante. Siempre se mostró como opción de pase en salida como de costumbre.

Renzo Revoredo (4.5): Aunque no cometió errores defensivos, su aporte en ofensiva fue discreto y no termina de aportar lo que el esquema de juego necesita. Aunque tácticamente cumple mejor que Chávez, no sustenta en juego su inclusión en el once.

Jorge Cazulo (5.5): De partido justo y sin mayores contratiempos. Anticipó con rapidez y criterio las contadas jugadas en que el rival pudo acercarse a zona defensiva. Tuvo participación en ataque en balones detenidos y elaboración en salida.

Luis Abram (5.5): Tuvo control defensivo, supo anticipar y neutralizar a Montes, el atacante más peligroso del equipo rival. Se complementó bien con Cazulo y con Ballón cuando este se replegaba para empezar el juego.

Jair Céspedes (6):  Incisivo, trajinador y siempre participativo en ataque y defensa por su sector izquierdo. Sigue adoleciendo de efectividad y tranquilidad para terminar las jugadas, sin embargo, tuvo a mal traer a la defensa de Huancayo. Fue quien asistió, con un certero y poco común centro, a Blackburn para anotar el segundo tanto del encuentro.

Josepmir Ballón (7.5):  La figura de la cancha. En su mejor partido de la temporada, se adueñó del medio campo recuperando balones con rapidez y elaborando juego en salida. Estuvo siempre presente en los quites en campo rival y propio, eligiendo siempre bien con quien asociarse en salida. Su labor alivió la carga defensiva de Lobatón y permitió una mejor elaboración de juego, sobre todo en la primera parte donde el dominio fue aplastante.

Carlos Lobatón (7): Buen partido del capitán. Llevó los hilos del juego desde la asociación en medio campo con Ballón y Cazulo, pasando por la elaboración en ataque con Rojas, Ávila, Céspedes y Ortiz. Al jugar un poco más retrasado tuvo mejor visión de juego, regalando pases precisos como la asistencia a Ortiz para el primer gol o la jugada previa al centro de Céspedes para el segundo. Cuando Lobatón está, Sporting Cristal es más peligroso.

Alexis Rojas (5.5): No tuvo mayor trascendencia en el partido, sin embargo, siempre intentó traer peligro por la banda. Sigue siendo positiva su participación porque agrega una variante nata en ataque por el extremo derecho, a pesar de que a veces suele exagerar en la conducción del balón y pierde en el cuerpo a cuerpo. Poco a poco seguirá sumando minutos y será de gran utilidad esta temporada. Fue reemplazado por Costa a los 76′ de juego.

Christian Ortiz (7): Fue el que más intentó en ataque. Anotó un golazo con un soberbio disparo desde 35 metros al minuto de juego. Siempre buscó el arco rival y, pese a no estar fino en la definición, su aporte llegando al borde del área detrás del punta es mayor y parecería ser la posición que más se le ajusta. Lleva 5 goles en el año. Fue sustituido por Sandoval faltando 5 minutos para el final.

Irven Ávila (5.5): Participativo y siempre intentando asegurar la entrega para luego desmarcarse y buscar la jugada de peligro. Trató de crear peligro por el sector izquierdo en complicidad con Céspedes que subía constantemente. No tuvo una jornada para el recuerdo pero sigue cumpliendo en donde se le ubique y cada vez más cuenta con la confianza del DT.

Rolando Blackburn (5): A pesar de no jugar un gran partido, demostró capacidad goleadora y de definición al anotar el segundo gol del partido a los 18 minutos. Su movimiento en el área en la jugada paralela al centro de Céspedes le permite desmarcarse y anticipar bien a su central para definir de manera sutil. Fue víctima de una fuerte falta y terminó saliendo lesionado a los 15 minutos del complemento. Su lugar lo tomó Calcaterra.

Cambios

Horacio Calcaterra (4): En la media hora de juego que tuvo en el campo no pudo destacar ni reeditar las credenciales que le conocemos. Estuvo impreciso y acelerado. Esperemos recupere su forma conocida pronto. El rendimiento del equipo se sustenta en su juego. Que mejore pronto es deseo de todos.

Gabriel Costa (5): Ingresó bien buscando construir juego por el sector derecho. Una jugada suya casi termina en gol de no ser por su indecisión para definir rápidamente. Sigue sin estar muy preciso al finalizar, sin embargo, su inclusión en el once inicial se hace imperativo ante la poca contundencia de Rojas en banda derecha.

Ray Sandoval (SP): Sólo jugo 5 minutos y su participación no dio suficiente para evaluarle.

DT

José del Solar (5): Acertó al reubicar a Ortiz detrás del punta y retrasar ligeramente a Lobatón sumándole panorama a su juego. El equipo demostró contundencia y agresividad en la primera mitad pero en el complemento el nivel de juego bajó y los cambios ejecutados restaron posesión para ganar precisión y explosión en salida. Volvió a utilizar a Sandoval luego de la sanción a la que estuvo sujeto.

Árbitro

Victor Hugo Carrillo (6): Tuvo un buen desempeño. Llevó el juego de manera fluida y no tuvo mayores complicaciones. Hizo buen uso de las tarjetas amarillas y si acaso alguna jugada dudosa hubo, fue la violenta falta en contra de Blackburn que terminó generando su salida por lesión.

 

Por -
0 1367
(Foto: Prensa Sporting Cristal/Diseño: José Pablo Castañeda)

Alineación

(1-4-3-3) Solís; Zevallos-Chávez-Bravo-Gonzales; Canela-Ysique-Oliva; Ramírez-Olivares-Palacios

Entraron: Mendieta y Ancajima (por Gonzales y Ramírez a los 63′), Vásquez (por Canela a los 72′), Carbajal (por Oliva a los 90′)

De izquierda a derecha. Parados: Olivares, Chávez, Bravo, Palacios, Gonzales, Solís. Hincados: Oliva, Zevallos, Ramírez, Canela, Ysique. (Prensa Sporting Cristal)

Crónica

Fue un justo resultado para cerrar el tercer campeonato consecutivo de esta reserva. Con el campeonato ya logrado dos fechas antes, Pablo Zegarra utilizó muchas variantes en la derrota ante Cantolao, sin embargo, para la última fecha decidió únicamente mantener los cambios en los laterales, donde se ubicaron Walter Zevallos y David Gonzales en lugar de Flavio Ramírez (arrancó de extremo en vez de Sandoval y terminó de lateral tras la salida de Zevallos) y Jesús Mendieta (ingresó luego por Gonzales). El resto del equipo fue el que se puede definir como titular tras los préstamos de Martín Távara y Flavio Gómez.

El primer tiempo fue de una superioridad amplia celeste. Una tras otra situación clara que no se concretó. Brandon Palacios, Yamir Oliva, Jeremy Canela y Christopher Olivares fallaron las más claras, en algunos casos tras muy buenas maniobras personales y/o jugadas elaboradas. Renato Solís tuvo una sola intervención de real peligro cuando en un contragolpe rojinegro por nuestra banda derecha salió a achicar correctamente y desvió un disparo de Kevin Ruiz. En resumen, entramos por todo sitio pero no anotamos.

Renato Solís salvando el arco rimense (Prensa Sporting Cristal)

Para el complemento se encontró mayor resistencia rival, si bien Cristal mantuvo la posesión, esta no hizo mucho daño en los primeros 30 y mas bien fue Renato Solís quien intervino de manera superlativa hasta en 3 oportunidades. La primera fue una intervención doble, cuando un remate a quemarropa lo exigió volar (ver foto) y rechazar hacia la izquierda, donde se encontraba otro delantero rival, Solís se recompuso y le quitó limpiamente el balón en el piso. Minutos después, nuevamente ganó un mano a mano, esta vez contra Héctor Bravo, quien intentó llevarlo inútilmente.

El trámite continuó de manera similar, con algunas ocasiones no tan claras de Álvaro Bravo y Palacios y con una oportunidad lamentablemente desperdiciada por el ingresado Hugo Ancajima, quien tras un buen pase filtrado quedó frente al golero Álvarez pero prefirió ceder para Olivares, encontrando el despeje rival. Pero el fútbol es así y, hasta cierto punto, lo hecho en la primera mitad tuvo recompensa en el momento menos pensado. Contragolpe celeste, le queda a Ancajima por derecha, pase a media altura para Christopher Olivares, remate del delantero al cuerpo de Álvarez, rebote al mismo pie de Olivares y gol a los 87 minutos. No terminó todo ahí, para cerrar el partido había acabado de entrar Cristian Carbajal, no tenía ni un minuto en cancha cuando él mismo se sacó defensas por el centro con mucha habilidad y cedió corto para Olivares, quien definió cruzado de derecha a izquierda, la pelota entró con lo justo pegado al palo y finalizó el partido celebrando todo el equipo en el banco rimense. Luego el equipo dio la vuelta del campeón ante el público que se dio lugar en el Alberto Gallardo. Tricampeones en año y medio.

El grupo campeón (Prensa Sporting Cristal)

Grupo renovado y nuevo título. 35 puntos de 42. 1 derrota, 2 empates y 11 victorias. 42 goles a favor (3 de promedio por partido), 12 en contra (menos de 1 gol por partido). Christopher Olivares con 13 goles fue el goleador del equipo. Algunos de los números que dejó el Torneo de Verano. Conseguimos además 2 puntos con los que iniciaremos el Torneo Apertura de Reservas este sábado ante, curiosamente, el subcampeón del Torneo de Verano: Sport Huancayo, que inicia el torneo con 1 punto. El partido se jugará desde las 12:30 en el Alberto Gallardo.  Ahí estaremos, ¡FUERZA CRISTAL!

SOCIAL

28,587FansMe Gusta
31Suscriptores+1
8,806SeguidoresSeguir

Escriben

1298 PUBLICACIÓN46 COMENTARIOS
153 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
65 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
42 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
31 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
29 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
23 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
23 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
20 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS