Etiquetas Publicación etiquetada con "Sporting Cristal"

Sporting Cristal

Por -
2 2096
Fernando Pacheco y Martín Távara celebran la estrella 18 (Prensa Sporting Cristal)

¿Cuál es el sentido de una inversión si no utilizas sus frutos? ¿De qué sirve plantar un árbol de manzanas, regarlo todos los días, invertir en abono y pesticidas, si cuando dé manzanas, no sólo no las comes ni las vendes, sino que además ni las pruebas? Hoy Sporting Cristal es eso, es el campesino que cosecha manzanas para botarlas o regalarlas.

Hace varios años vengo escuchando que gran parte de nuestro presupuesto se va a menores, y definitivamente se ven los resultados, campeonato de menores que juega Sporting Cristal en Perú, compite, y si no lo gana, llega a la final. El problema es que el resultado de un proyecto de menores no debe ser medido por los títulos en esta categoría, sino en la cantidad de jugadores que se logran consolidar en Primera.

¿Qué pasa entonces en Sporting Cristal? ¿Por qué otros clubes hacen menos bulla y, sin embargo, tienen mejores resultados que nosotros? Está claro que en SC tenemos la costumbre de enamorarnos más de las ideas que de las acciones, recordemos sino el famoso manual del estilo: Es una idea genial, suena muy bien como concepto, pero la aplicación de dicho manual ha sido paupérrima. El tema es muy simple, cuando no crees en una idea puedes hablar mil veces de ella, adornarla, venderla como algo espectacular, pero la ejecución jamás será la ideal.

En Sporting Cristal, el proyecto de menores parece una creencia de pocos, una corriente en la que creía una parte de la directiva que ya no está (Dyer, Cantuarias y Schreiber) y en la cual las actuales cabezas al parecer ya no creen. La contratación de ‘Chemo’ Del Solar sostiene esta teoría, se cree erróneamente que ‘Chemo’ es un DT que hace jugar a los jóvenes, pero no necesariamente es así, en la San Martín prefirió llevar a Álvaro Ampuero, Marcos Ortiz, Alexander Succar, Saúl Salas, Pietro Flores y otros antes que usar sus propias canteras. Y los que si usó, como Renzo Garcés, ya eran titulares antes de su llegada. No confundamos jóvenes con canteras, un jugador joven puede ser una contratación de 21 años, mientras que un jugador de cantera tiene la formación y estilo esperado por el club.

Constantemente leo, entre hinchas, algunos conceptos que no comparto: “No tenemos lateral derecho, pongamos uno de la cantera” o “Deben jugar los mejores, la edad no importa”, ambos conceptos en mi opinión están totalmente equivocados. Veamos el primero, este sugiere apurar el desarrollo de un jugador joven para suplir una carencia en el Primer Equipo. El jugador joven no debe ser el encargado de apagar incendios, en todo caso debe alternar hasta estar listo para hacerlo, pero, darle la responsabilidad sin siquiera haber debutado, no es la solución. Sobre todo porque después de apagar el incendio normalmente se comete el error de cortar su desarrollo y darle la responsabilidad a un refuerzo. Por ejemplo: Luis Abram fue titular todo 2014 y en 2015 casi no jugó porque se trajo a Matías Martínez y al ‘Mudo’ Rodríguez. Otro ejemplo: Alexis Cossío fue titular en 2013 y en 2014 no jugó porque se trajo a Yoshimar Yotún. Un último ejemplo: Alexis Rojas y Fernando Pacheco, por el 2016 que tuvieron, eran llamados a ser alternativas constantes en la rotación del Primer Equipo, pero se decidió invertir en el préstamo de Ortiz y prácticamente estos perdieron cualquier oportunidad en la primera mitad de este año. En todos estos casos, con el tiempo se puede decir que hubo una involución, en mi opinión, la para que tuvieron fue una de las causas de esta involución. Podemos decir que no eran lo suficientemente buenos, pero, en el caso de un proceso de menores, lo más importante son las formas.

El segundo concepto es otro error frecuente que cometen los hinchas, pero básicamente los entrenadores. Si estás apostando por un proyecto no puedes evaluar el valor de un activo considerando solo el valor actual, sino también tienes que traer a consideración el valor potencial de este. Esa suma de valores es lo que debe considerarse. En finanzas, este concepto se llama VAN: Que es el valor actual neto del activo y sirve para evaluar la rentabilidad de un proyecto; si aplicamos esto al fútbol, sería básicamente lo que he explicado líneas arriba. Mientras no profesionalicemos nuestras decisiones, nunca vamos a minimizar el riesgo y seguiremos intentando competir con jugadores como Blackburn y Revoredo.

El desarrollo de un jugador joven tiene que ser gradual, no puede pasar de cero a veinte en un partido, el club no puede esperar eso y los hinchas tampoco, tampoco debe ser interrumpido, debe empezar con su debut, siguiendo con la rotación en el primer equipo para agarrar ritmo y minutos y pueda pelear por un puesto en el Primer Equipo. De nada sirve que un jugador debute para completar una bolsa de minutos si luego no existe la convicción de hacerlo jugar cuando la bolsa se cumple. ¿No eran estos últimos partidos una buena oportunidad para esto? ¿Cuál es el sentido de hacer jugar a un central como lateral izquierdo en vez de darle minutos a un lateral izquierdo real como Jesús Mendieta? ¿Qué va a pasar cuando Lobatón se retire, vamos a invertir en traer a alguien sin mirar a nuestras canteras de nuevo? ¿Martín Távara no debería participar de la rotación en este Clausura?

El club debe tener una política de promoción. En el fútbol de alta competencia, dentro de las metas a través de las cuales los clubes evalúan a sus entrenadores (los cuales son más que entrenadores, ya que también tienen injerencia en otras áreas del club) hay temas más profundos que sólo los resultados inmediatos del Primer Equipo. Se evalúa el estilo de juego mostrado por el equipo, se evalúa la calidad de los fichajes realizados y otras aristas que van de acuerdo con la política y posicionamiento de cada club. En el caso de los clubes que deciden posicionarse como formadores, la cantidad de canteranos que logran consolidarse en la rotación del primer equipo es una de las aristas a través de la cual se evalúa a un DT, es uno de los objetivos que se le plantea cuando se le contrata y es parte del perfil que se usa para determinar los distintos candidatos a uno de los puestos más importantes en el club.

Hoy Sporting Cristal no tiene claro que hacer con sus canteras, da la impresión de que se perdió la confianza en el proyecto por la búsqueda del resultado inmediato. El club no sabe si prestarlos, no sabe si tiene que reforzarse (y el hincha tampoco lo sabe), no hay un discurso común, cada uno dice lo que piensa y cada nueva declaración es borrón y cuenta nueva. ¿Como evalúan el valor de éstos si no tienen las oportunidades que sí dan a ciertas contrataciones que a la larga no funcionan nunca? Hoy se habla de un nueve extranjero, se habla del regreso de Succar y a esto yo me pregunto, ¿qué pasará con Olivares que debutó con gol el domingo? Sporting Cristal, un club formador, que invierte grandes cantidades en menores, solo ha hecho debutar a 3 jugadores este año: Christopher Olivares, Edhu Oliva y Gianfranco Chávez y entre los 3 no suman 200 minutos. ¿Se presta a especulaciones, no? ¿Para qué seguir invirtiendo? Si no van a creer en el proyecto, que la plata que se invierte vaya al primer equipo en todo caso, no sigamos mintiéndonos, vendiendo una idea que no es real y gastando en algo en lo que no creemos.

Hoy, quincena de agosto de 2017, pensamos en refuerzos, en purgas, en cambios y como todos los agostos, volvemos a empezar.

Salud Pablo, espero que tú si creas, no me defraudes, no nos defraudes, porque si no, estamos formando para otros.

(Prensa Sporting Cristal)

En un partido de mero trámite y sin mayor importancia, más allá de la suma en el acumulado y la oportunidad de dar minutos a algunos jugadores con condiciones y contribuir en la bolsa, Sporting Cristal resignó un empate a 2 sobre el final del partido luego de ponerse adelante en el marcador gracias al espectacular gol del recién ingresado Irven Ávila en un encuentro jugado en el estadio IPD de Moyobamba. Con este amargo resultado (pero alentador desde el punto de vista de desempeño de los debutantes) el equipo cierra un magro Torneo Apertura que tranquilamente pudo ser mejor pese a la horrenda campaña inicial a cargo de José del Solar y que luego Pablo Zegarra trató de enmendar.

El camino está delineado, y esperemos el Torneo Clausura signifique una mejora en el desempeño y resultados para poder asegurar, una vez más, jugar una final y clasificar a fase de grupos de Copa Libertadores.

El equipo que Zegarra eligió para este partido incluyó desde el inicio al novel Christopher Olivares, quien había debutado en Primera División frente a Aurich en la fecha pasada, mientras dio descanso a algunos jugadores claves. El once inicial fue el siguiente: Viana; Revoredo, Cazulo, Garcés, Abram; Calcaterra, Sánchez, Sandoval, Ortíz, Rojas dejando como único atacante neto a Olivares. El esquema usado fue el 1-4-2-3-1.

Las conclusiones respecto a este partido son las siguientes.

El mejor del partido: Renzo Garcés (7)

Sólido y de excelente desempeño a pesar de los goles recibidos. Su rendimiento ha visto un progreso constante desde la llegada de Pablo Zegarra. Supo anticipar y salir limpiamente en todo momento, además que no le pesó al sumarse al ataque con balón dominado y siempre fue preciso. Es bueno ver que poco a poco van encontrando el nivel por el cual fue considerado como una opción de recambio a futuro en el club.

La revelación: Christopher Olivares (6)

Auspicioso debut como titular del joven atacante, quien pudo marcar su primer gol en la profesional luego de buen centro de Ortíz. Sus movimientos dentro y fuera del área son de un 9 con olfato goleador y con buen sentido de asociación con sus compañeros. Se generó una jugada con genial maniobra en la primera mitad que lamentablemente no supo resolver, luego tendría su revancha. Su aporte, de consolidarse, será muy importante como variante de juego a lo que Zegarra pretende con el equipo.

La decepción: Joel Sánchez (4)

Impreciso, indeciso, siempre con un amague de más. En el octavo mes del año sigue sin redondear una gran actuación con la camiseta celeste que evidentemente le ha quedado grande. Una decepción desde todo punto de vista dadas las altas expectativas con las que llegó a principio de año.

El “inocente”: Christian Ortíz (4)

De terrible partido. Su imprecisión se contagió hasta afectar incluso su mejor arma: Los tiros libres. Poco pudo hacer para generar fútbol perdiendo los balones detenidos, a pesar de estar presente con una asistencia para el primer gol de Olivares. En una jugada totalmente imprudente generó un penal en contra al final del partido que significó el empate. Después de Sánchez, lo suyo debe ser la segunda decepción más grande de la temporada.

El debutante: Yamir Oliva (6)

Excelente debut absoluto. Ingresó en lugar de Calcaterra y supo aprovechar su oportunidad. Su precisión en los pases, y presencia en el medio, ayudó a la generación de fútbol que derivó en una habilitación a Ávila. Su debut llega en el mejor momento para él. Ojala tenga la oportunidad de seguir aportando.

DT

Pablo Zegarra (6): Se animó finalmente a darle espacio a canteranos y sumar en la bolsa demostrando un buen nivel. Peca, sin embargo, en insistir en darle la manija del equipo a Sánchez quien ha demostrado no estar a la altura. Siempre propuso ir a ganar con los cambios y acertó con los ingresos de Oliva y Ávila a costa de Calcaterra y Cazulo. Esperemos reciba refuerzos y haga a este equipo protagonista del Clausura.

Árbitro

Luis Seminario (4): Inconsistente en los fallos y omitiendo faltas claras en ambos lados del campo. Pareciera había dado licencia para entrar con excesiva fuerza a algunos jugadores rivales como Jair Yglesias. Su manejo del partido fue discutible y nunca dio confianza ni permitió el juego fluido.

Por -
2 1444

Los últimos dos goles del partido grafican lo que ha sido Sporting Cristal en estos primeros siete meses del 2017. Mientras algunos trabajan y se fajan por sacar adelante el equipo – y lo hacen de genial manera – vienen otros que con descuido o malicia malogran todo el trabajo y echan a tierra lo avanzado. Irven Ávila ingresó al partido y capitalizó el juego rimense, entró al área y anotó la diferencia a nada del final del partido. Rescató un partido malo para el Rímac. Parecía que nos llevábamos el premio hasta que Christian Ortiz – sin saber si por distraído o por menguado – paró una pelota con la mano en el área rimense y le regaló a Comercio un empate que ya no merecía.

Así ha sido Cristal en este apertura. Por momentos dio muestras de ser el equipo que debía ser y por otros, bastantes, se dedicó a cometer errores absurdos que tiraban por tierra lo avanzado.

De los tres torneos locales del año hemos desperdiciado dos. Es triste llegar al final de un torneo y saber que Cristal no pelea nada. La esperanza se basa, entonces, en lo que pueda hacer el equipo de Pablo Zegarra en el último torneo del año. Se vienen quince finales en las que el equipo se jugará su chance de no haber fracaso rotundamente el 2017.

Recordemos entonces que este fracaso en el Apertura 2017 se inició precisamente el día en que Francisco Lombardi y Michael Debackey pensaron que, habiendo llegado a 4 finales en 5 años y habiendo ganado 3 de ellas, ya no había necesidad de hacer las cosas bien. Con ingenuidad total – queremos creer – pensaron que los campeones habían sido ellos y que no había por qué ponerse serios y trabajar a conciencia. Ahí empezó todo.

En fin.

Hoy apuntan a que Pablo Zegarra gane este clausura para a fin de año volver a preguntar con prepotencia “¿dónde están los que nos criticaban en agosto?” sabiendo que esas personas no estábamos ahí para recordarles que los triunfos deben servir como impulso para saltar más alto y no como cama para echarse.

Esto es lo que pasa cuando, en vez de mística ganadora, es la mediocridad la que se inocula en la cabeza de la institución.

Por -
0 689
De izquierda a derecha. Parados: Bravo, Calle, Palacios, Portales, Mendieta, Solís. Hincados: Vásquez, Zevallos, Canela, Peña, Ramírez (Prensa Sporting Cristal)

Alineación

(1-4-3-3) Solís; Zevallos-Portales-Bravo-Mendieta; Canela-Peña-Vásquez; Ramírez-Calle-Palacios

Entraron: Inga (por Peña a los 80′), Ancajima (por Canela a los 84′)

Crónica

Podemos decir que las condiciones del campo no fueron las mejores, pero la realidad indica que el rival solo se animó por unos cuantos minutos en el complemento y nos dejamos empatar en un partido que parecía totalmente controlado en la primera mitad.

Ernesto Calle (izq.), Álvaro Bravo y Jefferson Portales (der.) celebran el primer gol celeste (Prensa Sporting Cristal)

También hay que decir que si bien el mencionado control fue a través de la posesión, esto no significó una cantidad importante en la generación de jugadas de peligro en arco visitante. Como hace ya varias fechas, el ataque celeste recayó en el lado derecho, con centros y combinaciones entre Walter Zevallos y Flavio Ramírez. Sin embargo, los goles celestes llegaron por izquierda. Córner a los 10 minutos, centro de Jesús Mendieta y cabezazo de Jefferson Portales (defensa central, 97) ante la pasiva marca lambayecana. Un cuarto de hora más tarde, combinación entre Brandon Palacios y Mendieta, para que el primero termine centrando y aparezca Ernesto Calle para anticipar el cabezazo y liquidar sobre el primer palo. Y poco más pasó. Si algo se le alababa a los equipos de Manuel Barreto en Copa Federación, era su elaboración por el piso. De eso hubo muy poco este último domingo, como dije previamente, la cancha pudo influir, igual, Barreto recién asumió, toca esperar.

Para el complemento, Cristal no pudo aguantar las arremetidas individuales de Romero y Mujica, nos empataron antes de los 15′ (incluso fallaron otro par) y luego ya todo volvió a ser como en el primer tiempo. Cristal la tuvo y la tuvo, centro y centro. Tuvimos 2 cabezazos muy cercanos a gol, el primero fue de Calle tras buena diagonal y el segundo fue de Palacios, definitivamente la más clara del partido, al cual no supo darle dirección. Así nomás, se nos fue una victoria importante de las manos antes de un par de fechas complicadas en condición de visita.

(Prensa Sporting Cristal)

Cristal llegó a los 36 puntos y ahora su ventaja es de 5 sobre Sport Huancayo. Toca visitar mañana a Unión Comercio en Nueva Cajamarca desde las 10:30 am. Es fundamental ganar ya que la semana posterior será turno de jugarnos una final adelantada ante el mencionado escolta en condición de visita. Estaremos pendientes en ambos encuentros ¡FUERZA CRISTAL!

Por -
15 1054

Juan Aurich es, y por largo, el peor equipo del torneo. Y nosotros lo tuvimos, en varios momentos, contra las cuerdas.  Pero eso no bastó. No basta.

El buen juego tiene mucho que ver con lo que Sporting Cristal muestra. Eso tranquiliza. Hemos sabido ver empates a 0 en los que la visita se iba con un punto bajo el brazo ante la inefectividad rimense. Hemos sabido ver equipos de Cristal que no marcaban un gol simplemente porque no generaban nada. Generar opciones de gol no te garantiza la victoria, pero si no las generas, simplemente no vas a ganar nunca. Hay que generar siempre. Y meterlas casi siempre, también.

Ayer Cristal erró un penal, estrelló dos pelotas en los metales y falló varias otras claras. Se generó parejo. Pero no concretamos nada. Y eso pasa factura, pues. No podríamos decir que Cristal jugó bien. Podríamos decir que lo está intentando pero que no pudimos. Entonces, perdimos la oportunidad de sumar puntos en la tabla pero también perdimos la posibilidad de probar soluciones a futuro. Pablo Zegarra se acompañó en la banca con varios muchachos de la cantera pero el único que pudo saltar a la cancha fue Christopher Olivares. Hubiera sido bueno ver sumar minutos a los muchachos. Sobre todo cuando en la cancha hay varios titulares que no justifican la oportunidad que reciben.

Esta fecha trajo el total cierre de cualquier opción cervecera. El título del segundo torneo del año se va a ir a otra tienda. Cristal termina siete meses del año haciendo, recién, el procedimiento de encontrarse como equipo. Estamos haciendo, en agosto, lo que debimos hacer en febrero. Pero, claro, cuando se empieza el año pensando en las cuatro finales en cinco años, cuando te duermes en tus laureles, pasan estas cosas. Hoy somos el alumno rezagado que parece que va a pasar sin pena ni gloria cuando bien pudo haberse ganado el premio excelencia. Pudimos ser algo enorme y no lo fuimos por las decisiones irresponsables. No hay que olvidarse de eso.

Por -
1 1592

Que buen partido el de Irven Ávila.

En realidad, el Cholito viene encadenando varios partidos con buen rendimiento. Ayer su cuota de sacrificio y de gol ha sido genial. Avila ha recobrado toda la confianza que fue perdiendo en las dos pasadas temporadas. Ojalá sea el retorno definitivo de un jugador de buen rendimiento que ha sido pilar del equipo en varias temporadas. Por lo demás, hay que resaltar la capacidad del equipo de soportar la carga del visitante – carga tímida, hay que decirlo – sin complicarse innecesariamente.

Cristal demoró en encontrarse dentro del partido y eso nos costó el gol de apertura. Parecía que la historia de la irregularidad se iba a repetir. El gol de Christian Ortiz fue bisagra en eso. Un gol que nos dio el impulso para sacudirnos el marasmo, volver a hacer juego y remontar con rapidez.

Las expulsiones cambiaron todo. Es ambivalente la valoración que nos despiertan ambos laterales que ayer se ganaron la roja. Tanto Jair Céspedes como Edinson Chávez son importantes en sus puestos pero no terminan de cuajar un buen nivel. Siempre hay algo que se critica. Igual, son titulares en sus puestos debido a que la Comisión de Fútbol no tuvo criterio al reforzar esa zona. Si hubieran pensado en las necesidades del equipo mas que en las amistades, habrían podido notar que los laterales son la zona más débil del equipo precisamente porque no tenemos jugadores que puedan competir por el titularato.

Entonces, el sacrificio. Y el héroe. Irven Ávila y sus compañeros se pusieron el overol y cerraron el partido con un gol imposible. ¡Que importante ese gol! Sin él, el penal regalado que Luis Garay le dió al local nos habría quitado un triunfo trabajadísimo. Compromiso, simpleza y tesón. Así terminó ganándolo Cristal.

Los partidos se ganan y se pierden. Lo que debe verse con las tendencias. Cristal vuelve a ganar luego de tres partidos y ratifica una tendencia de crecimiento. Que se mantenga esa tendencia. Por lo pronto, yo quiero que sea ya el próximo partido para volver a aplaudir a Irven Ávila que, también con clara tendencia de crecimiento, es el símbolo preciso del equipo de Pablo.

 

Por -
4 1560

¡Que buen momento fue la celebración del gol de Rolando Blackburn!

Ese grito concentró varias cosas: la molestia por el juego, por los resultados previos, por las jugadas ineficaces, también la alegría por anotarles a los de Ate, la gran satisfacción de mandarlos a su casa rumiando fastidio cuando poco más y ya estaban por dar vuelta olímpica. Un gran momento, repito.

Y paramos de contar, ¿eh?

Primero porque esto es Sporting Cristal y los empates no se celebran.

Y Segundo porque tampoco es que hayamos jugado bien.

Hay que decir, eso sí, que hemos encontrado al frente al equipo más auténtico de Universitario que yo recuerde. El equipo crema de hoy es un ejemplo de lo que es Universitario: con jugadores que – más allá de que sepan o no con el balón – no tienen ningún empacho en lanzarse de cara a un remate, un equipo que se repliega sin vergüenza y que no tiene ningún reparo en repetir cuantas veces sea necesaria su jugada preferida: revolear la pelota a las tribunas. El equipo del argentino Troglio ofrece y da precisamente todo eso que uno se imagina cuando piensa en el fútbol de ese equipo: se defienden como sea, la lanzan arriba para que algún correlón con suerte haga magia y presionan siempre.

Contra eso, Cristal no hizo lo que sabe hacer. Si tuvimos a un rival auténtico a su historia y esencia, Cristal todavía está en la etapa en que insinúa ser lo que se supone que debe ser. La tuvimos, sí, pero tampoco es que el rival nos la disputara. Su juego es a cortar, no a tener. Jugamos e intentamos, sí. Pero cada jugada y cada intento era, por decirlo, sucio. No se daba esa jugada limpia que – precisa y correcta en tiempo y espacio – permitiera armar un ataque correcto. Los jugadores de Cristal la suelen recibir mal, y por eso se demoran en dominarla. Cuando la dominan, el pase les sale demasiado corto, demasiado lejos, demasiado suave o demasiado fuerte. No es limpio. Y si no llegaron a dominar la pelota, el pase va como cualquier cosa. Así es difícil. Y si a eso le sumas la inexplicable intención del equipo de complicarse en defensa, se aumenta la dificultad. La defensa podría conjurar el peligro sin problemas, dando un pase correcto, abriendo el campo con criterio, lanzando un cambio de banda con habilidad pero, en vez de eso, decide jugar para atrás y complicarse.

Así se complicó una salida y la pelota perdida dio como resultado el gol del rival. Medio gol de Cristal, hay que decirlo, por más que la jugada de ataque fue milimétrica y el remate inatajable. Pero nos la buscamos nosotros mismos, pues.

Cristal tuvo posesión por tercer partido consecutivo pero hay que hacer un alto para evitar confusiones y decir que Cristal no jugó bien. No jugó bien por lo que expliqué: la falta de criterio y precisión. Pero tampoco jugó bien porque no tuvo ideas. Nos pasamos el partido buscando ganar la linea para centrar y dejamos sin aprovechar los espacios que con mucho criterio armaba Irven Ávila. Nos pasamos el juego buscando el hueco para una pared y renunciamos – por tercer partido consecutivo – a buscar el momento para un buen remate de fuera del área. Cristal aún no está.

Que si hubiera estado …. la goleada que habría sido.

La pregunta ahora, con el apertura ahora casi inalcanzable, es cuánto demorará Cristal en estar. Hay confianza en la labor de Pablo Zegarra pero también curiosidad. Al parecer este apertura lo va a terminar como lo empezó a jugar: con el mismo equipo y la misma gente. Quiero creer que es un periodo de estudio y evaluación. Tendremos que esperar al Clausura, entonces, para ver qué es lo que concluyó Pablo y cómo va a hacer para que Cristal deje de insinuar y empiece a ser.

¿Algo más?

Sí. ¿Y si lo metían a Blackburn unos 30 minutos antes? ¿Y si lo metían contra Alianza también?

¿Alto más?

Sí. Celebrar la tregua entre las facciones contrarias de la barra. Fue genial ver un Extremo unido nuevamente. Eso demuestra que los conflictos se superan reforzando puntos comunes y no acentuando diferencias. Ojalá ese mensaje sea recibido por quienes corresponda.

Por -
0 621
De izquierda a derecha. Parados: Olivares, Bravo, Palacios, Chávez, Solís. Hincados: Oliva, Mendieta, Ramírez, Zevallos, Canela, Peña. (Prensa Sporting Cristal)

Alineación

(1-4-3-3) Solís; Zevallos-Bravo-Chávez-Mendieta; Canela-Peña-Oliva; Ramírez-Olivares-Palacios

Entraron: Calle (por Zevallos a los 74′)

Crónica

Cómo costó. No estuvimos cómodos en ningún momento del partido, ni 11 contra 11, ni cuando ellos se quedaron con uno menos, el partido fue siempre parejo en el trámite, lo cual, luego de la expulsión, es también algo de demérito de Cristal por no poder aprovechar. El equipo chalaco presionó los 90 minutos y tuvo un traslado veloz de balón hacia el ataque cuando la recuperaba en campo propio, con un poco de pelotazos al 9 también nos complicaron, ya que nos hicieron retroceder muchas veces.

El primer tiempo tuvo a un rival que -a punta de presión alta- consiguió faltas y tiros de esquina que exigieron a la zaga celeste y a Renato Solís.  Eso sí, Cristal tuvo la primera clara: Centro de Jesús Mendieta, se pasea en el área, llega Flavio Ramírez, retrocede el balón para la arremetida de Jeremy Canela, quien la mandó a la Universidad del Callao. Más allá de dicha situación, tuvimos un tiro de Walter Zevallos que se desvió en un defensor rival y terminó chocando en el travesaño.

A los 30 minutos, falta y tiro libre para Sporting Cristal desde cerca a la esquina frontal derecha del área local. Centro de Yamir Oliva para que Christopher Olivares pierda su marca, quede sólo y cabecee ante la inútil resistencia del golero Dávila. En los siguientes minutos generamos algunas situaciones más. Un disparo de Mendieta que exigió al arquero, un tiro al palo de Ramírez y una ocasión perdida por Olivares tras otro centro de Oliva.

Los autores del primer gol. Yamir Oliva y Christopher Olivares. (Prensa Sporting Cristal)

El segundo tiempo comenzó bastante bien para nosotros, a los 7 minutos el rival ya se quedaba con un hombre menos… Pero lo que pasó después fue inimaginado. Olivares ya había perdido una oportunidad inmejorable al demorar el remate, pasaron 2 minutos y un centro desde la derecha fue despejado in extremis por Flavio Ramírez cuando ya llegaba otro elemento rival para el empate, algo que llegaría otros 2 minutos después ante la sorpresa de todos los presentes. Balón filtrado entre los centrales para Villanueva, quien se sacó a Solís y definió de zurda.

La pesadilla parecía completarse cuando un fuerte disparo necesitó la muy buena respuesta de Solís, quien fue a buscar el rebote y trabó al delantero contrario en la rodilla. Penal para Cantolao, Breno Naranjo para la ejecución y disparo desviado, menos mal. Conrad Flores hizo ingresar a Ernesto Calle para terminar jugando con 2 delanteros centrales. De una u otra forma, el cambio resultó. 40 minutos de juego, contragolpe celeste a cargo de Jeremy Canela, que abrió el juego por derecha con el ingresado Calle, el ‘9’ se buscaba perfilar para el disparo pero vio mejor ubicado a Yamir Oliva por izquierda, pase para el ’10’, quien amagó el remate, hizo una pausa, pasó el central de largo, buscó la huacha del arquero, la pelota chocó en su pie derecho y entró a 1 kilómetro por hora al lado del palo opuesto. Calle falló una situación increíble sobre el final y así nomás ganó nuevamente el Sporting.

(Aquí puedes ver el resumen del partido gracias a Gol Perú y el área de prensa del Club Sporting Cristal)

Con este triunfo, Sporting Cristal amplió un poco la ventaja con su escolta, que además ya no es Cantolao, sino Sport Huancayo. 29 puntos para el equipo rimense, seis más que los huancaínos. Ahora tocará un rival que casi siempre es complicado en estas categorías, mañana recibiremos a Universitario de Deportes desde las 12 m. en La Florida. Estaremos pendientes ¡FUERZA CRISTAL!

Por -
4 999

Actualmente los entrenadores en el fútbol gozan de un protagonismo exagerado. Es común ver a entrenadores que absorban toda la culpa en las derrotas o que sean santificados como salvadores en las victorias, pero no debe ser así. Los entrenadores tienen su importancia, sin embargo, jamás serán determinantes. Los partidos se pueden definir desde un árbitro parcial hasta con el resbalón de un central, pero los entrenadores siempre miran desde afuera.

Recientemente Pablo Zegarra asumió como técnico de Sporting Cristal tras la destitución de José del Solar. Desde que se acercaba el final del ciclo “Chemo” hasta la actualidad del período “Zegarra”, todos los bienes y males se redujeron a estos dos nombres, como si ellos fueran los protagonistas. Es innegable que hubo una mejora en cuanto a sostener el nivel futbolístico del equipo después que asumiera Zegarra, pero no todo es color de rosa. El partido frente a Cantolao fue un recuerdo de los malos partidos que había mostrado Sporting Cristal con Del Solar ¿Entonces también podemos jugar mal con Zegarra? Claro que sí. Son los mismos jugadores, los mismos dueños del juego.

Me voy a atrever a reducir la influencia futbolística de Zegarra en el equipo, y atribuiré lo positivo de su estancia en el club a un mejor ánimo en el vestuario, cosa que también vendría a ser una virtud en el manejo de grupo por parte del nuevo DT. Se percibe al equipo mucho más descomprimido en tensiones y lamentablemente a los “líderes” engreídos nuevamente.

Los técnicos solo son parte del juego. Todos tienen la tarea principal de convencer a su equipo de jugar de una manera determinada para conseguir la victoria. Porque esa “manera de jugar” no es que sea más importante que los resultados, simplemente está antes. Los comando técnicos de ‘Chemo’ y Zegarra son más similares que diferentes. Es seguir una línea de juego dentro de Cristal, solo que las percepciones internas y externas son muy diferentes, pero los jugadores los mismos ¿Mantener feliz a los jugadores o al entrenador? Ésta vez la dirigencia se inclinó por los verdaderos dueños del fútbol. Priorizaron la comodidad de los jugadores a seguir jugando bajo presiones y rumores que afectaban al club.

Hay que tener cuidado con eso de mantener felices a los jugadores. Algunos líderes de Cristal quizás estén gozando de demasiada comodidad por parte de la dirigencia, que cada vez parece querer tener más influencia en el juego. No sólo en Cristal, en el fútbol en general. Pero, ¿qué importancia tiene el presidente cuando Ávila está por definir, cuando Cazulo está entre achicar o agrandar, o cuando Ray decide si encarar o no? Ninguna.

Ni de los dirigentes ni de los entrenadores, el fútbol es de los jugadores.

Por -
3 1697

Luego de pulverizar a Alianza Lima en el partido que nos ganaron, lo último que esperábamos era que viniera nuestra vieja conocida la “irregularidad”. Sporting Cristal, entonces, saltó a la cancha del Miguel Grau y todos esperábamos que veríamos la reivindicación luego del amargo partido del miércoles último. Pero, lo que terminamos viendo fue decepcionante. No podría decir que fue la continuación del partido del miércoles porque, a diferencia de Alianza Lima, Academia Cantolao no sólo nos jugó de igual a igual sino que por varios momentos nos metió en serios aprietos.

Hay aún un gran problema en Sporting Cristal y todos esperamos que Pablo Zegarra ya lo haya visto. Pasa por jugadores, por nombres y ubicaciones. Por rendimientos bajísimos y por elecciones erradas. Se siente la ausencia de un medio campo que tenga ideas y soluciones. El sábado, a pesar de que por segunda vez consecutiva nos encontramos a una defensa cerrada, nadie intentó remates de fuera del área. A pesar de que por segunda vez tuvimos a Irven Ávila luchando contra una defensa que lo supera en tamaño, seguimos intentando con los centros. A pesar de que se nos volvió a para un equipo que cerró espacios en el centro, no hicimos una buena labor ampliando la cancha y aprovechando espacios.

Para ser fines de julio, jugadores como Cristian Ortiz y Joel Sanchez – titulares en el mediocampo de Cristal – no completan un buen partido. Preocupa el bajón de confianza de Luis Abram quien ahora hace recordar al más timorato Diego Penny cada vez que le pasan un balón. Preocupa que Ray Sandoval se frustre con facilidad y caiga, con más facilidad aún, en la jugada anti-deportiva que perjudica al equipo.

Le damos vueltas a la idea y coincidimos en que no hay nada que envidiarle a los planteles que están peleando por el Apertura. No existe motivo que justifique que la Celeste no sea la que esté ahí arriba.

El miércoles se viene el otro clásico, Universitario viene entonado y su prensa lo presenta como favorito. Eso es bueno, tenemos harta experiencia cortando favoritismos de los de Ate. Ojalá retomemos el camino del triunfo y no lo volvamos a perder en lo que queda del año.

SOCIAL

28,570FansMe Gusta
31Suscriptores+1
9,012SeguidoresSeguir

Escriben

1614 PUBLICACIÓN47 COMENTARIOS
157 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
53 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
32 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
29 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
26 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
8 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS