Etiquetas Publicación etiquetada con "Junior Ross"

Junior Ross

Fueron tres semanas de rumores y expectativa hasta que, por fin, el club dio a conocer de manera oficial la lista del plantel 2015 con el que buscaremos hacer una Copa Libertadores competitiva y luchar por obtener el bicampeonato en el año que cumplimos 60 años de fundados. No es poca cosa.

A estas alturas, sin embargo, es un hecho que ya viste la lista y ya tienes algunas ideas sobre ella así que no viene al caso que te la volvamos a contar. En todo caso, ahí está la foto para que puedas observar de nuevo.

Primera pregunta: ¿La lista está cerrada?

Respuesta: aparentemente no. Pero, y acá es donde hay que poner el parche, eso no quiere decir que vayan a haber muchas más incorporaciones o salidas. Si cuentas, en la imagen hay 30 jugadores que hacen, en condiciones normales, una plantilla completa. Si hay alguna alta, no serán más de una o dos. Si alguna baja, igual. ¿Quienes? Esa es la pregunta que todos se hacen todos los días. Sobre esto, fieles a nuestra costumbre, sólo diremos que hay que esperar el pronunciamiento oficial del club. Es cierto que se siente gran afición en el país por lanzar nombres y más nombres con la finalidad de tener a la gente en estado de constante excitación pero, nosotros creemos que lo mejor es dejar trabajar al club. Si alguien llega o se va, ya nos enteraremos.

Ahora, esto no sólo es por un tema de higiene mental. También es un tema estratégico, lo que menos necesita el club cuando se sienta a negociar es que la gente esté soltando datos y números sobre las negociaciones. Esa costumbre, a la que algunos son tan apegados, no hace sino complicarle las cosas al club. Recordemos que siempre que la prensa lanza un nombre ligado a Sporting Cristal, es un 80% de probabilidad que el club no tenga nada que ver y que eso se hace con la única intención del jugador (o su representante) de elevar su cotización. ¿Guastavino? ¿Juan Diego Gutierrez? ¿Jean Deza? ¿Bernado Cuesta? En fin, el humo se reconoce a leguas. Pero, inclusive en casos en los que el club sí tiene interés, la información filtrada a prensa no hace más que dificultar (o encarecer) la contratación. Entonces, la verdadera actitud del hincha es no consumir el humo y dejar trabajar al club. Lo demás son puras ganas de no querer quedarse quieto.

A la larga, si tanto nos quejamos del humo que se vende en la prensa deportiva, pues seamos los primeros en no producirlo y, también, en no consumirlo.

Segunda pregunta: ¿El plantel se potenció o se debilitó?

Veamos teniendo en mano la lista.

Las bajas con relación al 2014 son pocas: Maximiliano Núñez, Yoshimar Yotún, Pier Larrauri (prestado a Cienciano) y Junior Ross.

De estos jugadores sólo Maxi y Yoshi han tenido participación activa en la campaña. Más que eso, han sido titulares y puntales de rendimiento en diversos partidos importantes para la obtención del campeonato. Su salida, de todas maneras, resiente al equipo. Los casos de Pier y de Junior son distintos ya que ellos tuvieron poca participación en el torneo. Entristece lo de Junior Ross, que fue esencial en el título 2012, pero que este año no pudo superar la lesión y eso le restó posibilidades. El cariño y la gratitud del hincha la tiene, esperemos que los caminos de Junior y de Sporting Cristal vuelvan a juntarse pronto.

Ahora, más allá de eso, es inusual y – a mi criterio – altamente positivo que de 28 jugadores que formaron al final la plantilla 2014, sólo se hayan ido 4. Es poco menos del 20% del plantel. Y eso es positivo porque marca la continuación del trabajo. Todo lo que este equipo y el comando técnico trabajaron para forjar un plantel se mantiene, es un trabajo que se aprovecha. Ya no debemos invertir tiempo en volver a armar el plante. Y eso es una ventaja competitiva frente a otros rivales cuyos planteles son sustancialmente distintos a los del año pasado y que recién en estos días están conociéndose.

Sobre estas 4 salidas, hay 6 ingresos: César Pereyra (delantero), Jairzinho Gonzáles (delantero), Matías Martínez (defensa), Josué Estrada (defensa), Diego Manicero (volante) y Josepmir Ballón (volante). De estos 6, 3 son peruanos y 3 son extranjeros.

Las matemáticas: Si nuestras bajas fueron 2 delanteros, 1 lateral y un volante creativo, estamos incorporando dos delanteros, dos defensas (uno lateral y un central), y dos volantes (uno creativo y otro mixto). En números, el plantel no se ha debilitado.

Ahora, para ver rendimientos, tendremos que considerar sólo a Maxi y a Yoshi. Para el puesto de Maxi me imagino que se podrá contar con González e incluso con Manicero. Para el sitio de Yoshi, el llamado a ocuparlo es Alexis Cossio cuyo despegue y consolidación debe darse este año. Pero Estrada también cuenta para ello. Sobre esto, tenemos a Ballón que va a poder colaborar en el medio donde siempre hemos tenido un puesto de recambio vacío y, de la misma manera, a Martínez que viene a ocupar el puesto de central de experiencia cuya falta se acusaba hace temporadas.

No está mal, ¿verdad?

Entonces, en el papel, yo diría que el plantel se ha fortalecido.

¿Algo más?

Sí.  No me aventuro a imaginarme un 11. Creo que Daniel Ahmed va a intentar algunos cambios posicionales y eso va a derivar en la forma en que Cristal va a jugar. Por lo pronto, estoy convencido que este año se va a dejar de lado el jugar con 4 atrás y se va a apostar por jugar con 3 defensas. Ya el plantel a estas alturas debe tener una mejor disposición a entender a Ahmed y, me imagino, los refuerzos encajan en esa idea. Veamos cómo para Ahmed a su equipo y veremos qué alineación puede encajar.

¿Otra cosa?

Sí. Nosotros siempre hemos sido muy críticos de las contrataciones de Sporting Cristal cuando estas se hacen según el antojo de dos o tres personas que deciden en base a su experiencia y/o “buen ojo”. El buen ojo nos ha costado varios paquetes. Este 2015 se presenta distinto. Principalmente por la existencia de la Secretaría Técnica. La labor de ésta ha sido rastrear y ubicar a posibles refuerzos y las decisiones, entendemos, se han tomado sobre la base de lo que la Secretaría Técnica ha presentado. Un refuerzo ahora puede rendir como no, pero lo que tranquiliza es que existe una base profesional y objetiva que sustenta su contratación. Pero además, que si las contrataciones se han escogido sobre la base de una observación profesional, lo más probable es que sí rindan conforme a lo esperado, como en el caso de Sergio Blanco. Que eso se mantenga así.

¿Sigues?

Sí. Hay que felicitar a la dirigencia por las gestiones de contratación. No sólo por haber respetado las recomendaciones de la Secretaría Técnica – y por eso haber declinado ofertas de empresarios varios que querían ofrecer jugadores que no habían sido rastreados previamente por Sporting Cristal –  sino también por que el desarrollo de la gestión ha sido pulcro y, por primera vez en muchos años, hemos podido ganar negociaciones que usualmente perderíamos.

La negociación de Sergio Blanco fue un éxito, ganando la opción de la renovación del jugador sobre otros clubes uruguayos y superando la mala impresión que da el fútbol peruano en su conjunto. Si el desorden de la recta final del torneo pasado mermó la intención de Blanco de quedarse en el país, la seriedad de Sporting Cristal ha sabido compensar eso. Somos diferentes, somos mejores y lo demostramos. Lo mismo se puede decir de la contratación del Picante Pereyra en cuya negociación superamos a un club como el Millonarios de Colombia que, sin pasar por su mejor momento, es un club – y una liga – con el que difícilmente hubiéramos podido competir. En Bogotá y en Córdoba aún no creen lo que pasó. En Sporting Cristal estamos convencidos que el jugador eligió bien.

Armar el plantel, parece, no ha sido la labor de sentarse a ver qué nos trae el viento. Ha sido una operación institucional a gran escala y que se ha hecho con estándares profesionales. Llena de ilusión el saber eso.

¿La del estribo?

Hoy, domingo 11 de enero del 2015, salió publicada la Resolución Suprema del Ministerio del Interior que otorga la nacionalidad peruana a Jorge Luis Cazulo. El “Piki” ya es peruano y eso se celebra. Si el Piki hace tiempo era uno de nosotros, hoy lo es de manera oficial. Agradezcamos, entonces, al ministro Urresti que no demoró la firma de esta resolución (?).

Listo.

Los jugadores llevan ya 4 días entrenando. La hinchada ya está superando la resaca del título 2014 y sólo nos queda esperar que la pelota vuelva a rodar.

Que ansiedad para volver a verte, querido Sporting Cristal.

Bueno, ya finalizando esta importante y decisiva Copa Inca, solo nos limitamos a cumplir con los partidos que quedan y tener la mente puesta en el siguiente torneo. Las cosas han mejorado y los rendimientos han estado mejor en estas últimas fechas, pero todos conocemos nuestras falencias. Vencimos 2 a 0 a un poderoso Aurich, aunque el resultado no debió ser así, gracias a los árbitros.

Daniel Ahmed mandó el siguiente once al terreno del gran Alberto Gallardo: Diego Penny, Jesús Álvarez, Renzo Revoredo, Luis Advíncula, Yoshimar Yotún, Paolo De la Haza, Jorge Cazulo, Carlos Lobatón, Horacio Calcaterra, Junior Ross e Irven Ávila. Entraron en el segundo tiempo Edinson Chávez, Renzo Sheput y Ray Sandoval.

Diego Penny (7): Para mí fue el mejor de la cancha. Todos vimos las tremendas atajadas que se metió en todo el partido, por debajo, por arriba, salvando con los puños o a veces a rastras con los pies. Tenemos seguridad en el arco con él.

Jesús Álvarez (5): Hizo un partido correcto, defendió bien y aunque siempre tiene algunos errores que nos cuestan, en esta oportunidad no fue tan grave, lo malo es que ya tenemos una predisposición a ver lo malo en nuestros defensas. Lo que sí se le puede criticar es su temperamento: en la jugada del cabezazo de Ovelar a Yotún, el ‘Chasqui’ casi se le va encima en una al rival, como ya lo ha hecho antes.

Renzo Revoredo (5): También hizo un buen partido el día de su cumpleaños, sobre todo en el segundo tiempo. Esperemos que vaya agarrando confianza porque todos sabemos que lo que necesitamos urgentemente son centrales que nos den seguridad.

Luis Advíncula (4): Para muchos fue el más flojito pero no descaradamente. Le faltó proyectarse más por la banda derecha aunque no se notó mucho. Yotún le robó protagonismo por la otra banda ya que nuestros ataques partieron más por ese lado. Le falta la claridad para saber qué hacer cuando llega al área rival.

Yoshimar Yotún (6): Fue importante para la victoria, ya que mandó el centro que generó el primer gol (aunque estaba en posición adelantada cuando regresaba del tiro de esquina). Más allá de eso, por su banda siempre partieron las jugadas de peligro.

Paolo De la Haza (5): Viene siendo el más regular y para sorpresa de muchos (sobre todo la mía) viene siendo el mejor refuerzo de esta temporada, llena de contrataciones erróneas. De la Haza, con su experiencia, es importante en la recuperación y la entrega. Todo bien.

Jorge Cazulo (5): Siempre correcto aunque ahora se le sigue criticando por su desorden dentro del campo. Todos sabemos que es vital y lidera el medio campo pero en los últimos pasajes del partido siempre termina en otro lado y también no estuvo entregando bien las pelotas. Eso sí, en recuperación, no le gana nadie al gran ‘Piqui’.

Carlos Lobatón (7): Fue otra de las figuras del partido, sobre todo por ese golazo que metió. Aprovechó una distracción de Vílchez y la clavó a un ángulo imposible para el arquero rival. Lobatón también aportó durante todo el partido con su buen juego y toque. Luego, salió aplaudido.

Horacio Calcaterra (5): Discreto. Tiene grandes partidos como siempre lo queremos ver y también tiene otros en los que se apaga o simplemente desaparece. Ahora aportó en algunas jugadas puntuales pero en el trámite general del partido no fue muy influyente.

Junior Ross (5): Marcó un gol totalmente legítimo pero se lo anularon, y luego aportó con un pase casi invisible en el gol del ‘Cholito’. Cuando está encendido, cambia el trámite del partido pero cuando no está totalmente metido en el partido, su juego es bastante bajo.

Irven Ávila (7): Bien como siempre el ‘Cholito’; siempre buscando la pelota hasta el último momento y eso se le ve recompensado en goles. También fue otro de los que fue afectado con los errores arbitrales; marcó un buen gol y se lo anularon sin justificación.

Los Cambios:

Edinson Chávez (5): Entró por Lobatón pero no hizo mucho aunque tuvo un par de claras que pudieron convertirse en gol, pero aun le falta la claridad que tuvo en el 2012, cuando fue un jugador importante. Ahora, juega poco y ya no tiene continuidad.

Renzo Sheput (SP): Entró faltando poco y solo hizo un par de jugaditas para el gusto del público. Más allá de eso, nada.

Ray Sandoval (SP): También entró faltando escasos minutos y casi ni la tocó, se paró adelante buscando el gol de la goleada pero nunca le llegó la pelota.

Por -
0 13

El hecho de que hayamos jugado un partido a escasas 65 horas de haber acabado de jugar el anterior iba a pasar factura en el equipo. De eso no había duda. No transcurrieron ni siquiera tres días y Sporting Cristal enfrentó dos partidos en su objetivo de llegar de la mejor forma a disputar la final nacional.

El rival del domingo fue nuestra escolta: José Gálvez FBC que viene haciendo gran campaña. Tras empezar el año como uno de los principales candidatos al descenso, Gálvez tiene serias pretensiones de clasificar al tercer cupo a la Libertadores y es, hay que decirlo, nuestro principal contendor en el camino a la final nacional. La holgura de puntos nos lleva a pensar que resulta casi imposible que podamos perder esta oportunidad pero, si queremos ser pesimistas, en caso la catástrofe llegue al Rímac, la primera opción la tendría Gálvez. Como para contextualizarnos un poco.

Gálvez, por su parte, salió a la cancha del Gallardo extremando precauciones. Teniendo aún en la memoria la goleada que se llevó a Chimbote en la primera rueda, entró con una defensa poblada y con la finalidad de buscar hacer daño a través de algún contragolpe. Cristal, por su parte, salió a hacer su juego.

Y el juego, definitivamente, se hizo al ritmo de Sporting Cristal. O, deberíamos decir, al ritmo de Juan Carlos Mariño. Con la visita bien cerrada atrás, Cristal fue acomodándose en el campo visitante y el gol llegó por su propio peso luego de que fallásemos algunas situaciones. El foul dentro del área a Junior Ross dio lugar a que Renzo Sheput abra el marcadar tras patear muy bien ese penal.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, con un Cristal atacando a la cadencia de Juan Carlos Mariño y un Gálvez que depositó en la figura de su arquero el principal argumento para no caer goleado. Entre el arquero chimbotano y la poca puntería celeste, el segundo tiempo terminó siendo de puro trámite. El detalle especial, claro está, lo puso Carlos Lobatón quien ejecutó un magistral tiro libre que fue el segundo gol cervecero.

Con el partido definido, Cristal cuidó tanto su físico como su juego y, aunque se fallaron algunas ocasiones más – ni Irven ni Hernán estuvieron finos en la definición – el desenlace del encuentro no sufrió ninguna variación.

A Cristal le toca ahora un par de semanas de descanso merced a que el partido de este próximo fin de semana lo jugó el jueves pasado. Un par de semanas antes de irse a Cusco en lo que podría ser una prueba ante una posible final a jugarse en ese escenario.

¿Algo más?

Si. Usualmente la organización de los eventos de Sporting Cristal es perfecta. El domingo no lo fue. Si bien es entendible una decisión de limitar y restringir el acceso a los estacionamientos, el hecho de que esta decisión se tome entre gallos y medianoche y que no se informe de ello antes del partido, ocasionó mucha molestia entre el público que usualmente viene en su propio carro al Gallardo. Se habría podido manejar mejor ese tema.

Alineaciones:

SPORTING CRISTAL: E. Delgado, Ayr, Álvarez, Carmona, Yotún, Cazulo, Lobatón (67′ Chávez), Sheput (61′ Franco), Mariño, Ávila, Ross (77′ Rengifo). D.T.: Mosquera.

Amarillas: Lobatón (31′) y Carmona (74′).

Goles: Sheput (P 28′) y Lobatón (49′).

JOSÉ GÁLVEZ FBC: Reyes, Ángeles, Alvarado, Ramos, Encinas, Ruiz, Cevasco (67′ Atoche), Salcedo, Barrena (72′ Hoyos), Aguirre (61′ Flores), Aliberti. D.T.: Arce.

Amarillas: Ramos (3′), Ángeles (27′), Alvarado (51′).

Arbitro: Luis Seminario.

Asistencia: 4650 (2869 invitados).

Por -
0 9

Ha sido, sin lugar a dudas, la mejor presentación de Sporting Cristal en este año 2012. Alguien me comentó que  en realidad esa afirmación debería temperarse y decirse que es la mejor desde el partido con Sport Boys. Pero yo creo que esta presentación supera incluso aquella de hace tres meses por el nivel del …

Por -
0 12

Dos momentos claros en el partido. Yo vi un primer tiempo que empezó trabado pero que terminó con un Sporting Cristal que demostró una evidente superioridad basada, más que en la posesión del balón, en la forma en que armaba juego aprovechando los espacios que tenía la defensa rival. El 0 a 0 al final …

Un tuit mio enviado la noche del domingo comentando una idea que vino a la cabeza hace unos cuantos días terminó desatando en nuestra página del facebook un verdadero cargamontón, rechazo y reproche de los hinchas celestes que nos siguen. Eso incluye tanto a los que manifestaron su negativa, pasando por los que sorprendidos exigían …

Por -
0 19

La asistencia en el Estadio Nacional no fue todo lo que uno se imaginó luego de que terminó el partido en HuánucoLa mala decisión dirigencial al momento de establecer los precios de las entradas terminó jugando en contra tanto de la caja como del espectáculo. Sin embargo, se congregó un buen número de celestes que vinieron con mucha fe. En las horas previas había mucha fe.

Pero el partido no fue fácil, celeste. Real Garcilazo, más allá de lo que uno pudiera pensar de un equipo recién ascendido, demostró que no vino a tirarse atrás. A Sporting Cristal lo puso en aprietos y desnudó durante varios momentos los errores del once cervecero y lo hizo ver como un equipo ligerito y endeble.

Ahora, si hay algo que Sporting Cristal tiene en exceso es poder ofensivo. Ya a los dos minutos, en el primer ataque serio celeste, Junior Ross capitalizó el buen centro de Marcio Valverde y anotó la diferencia. Un gol de camarín que ayudó mucho porque permitió al equipo soportar con mejor pié todo lo que se vino. Y lo que se vino fue el vendaval cusqueño porque Garcilazo no sólo empezó a tocar y llegar sino que tomó la manija del partido aprovechando las ventajas defensivas que le dió Sporting Cristal.

Cristal pasó sus peores momento cuando perdió la posesión y el balón dejó de pasar tiempo en los pies de sus habilidosos. Volvió a dar la impresión de que a Cristal le fastidiaba tener la pelota y por eso buscaba sacársela de encima lo más rápido posible. Se optó por el pelotazo y se perdió precisión en los pases cortos y, sin posesión, lo único que se hizo fue regalarle el balón a Garcilazo. Y en Garcilazo no la rifaban, jugaban con criterio, con estrategia. Conscientes de la inseguridad que tal vez tendría Elexander Araujo, en su debút como titular del arco cervecero, no dudaron en probarlo cuantas veces pudieron. Si Garcilazo no empató el partido fue porque tuvimos la suerte de nuestro lado.

A mi me da la impresión, te diré, que Sporting Cristal se siente más cómodo cuando tiene que salir al contragolpe. La velocidad de su ataque y la lucidez de sus volantes para lanzar el pase rápido en ataque hace, tal vez, que inconscientemente termine regalando espacio para poder aplicar eso que hace tan bien: el contragolpe. Así, mientras Garcilazo nos atacaba, Cristal intentó un par de contragolpes. El primero casi fue gol pero el parante derecho le negó el gusto a Hernán Rengifo y el segundo pasó juntito al parante izquierdo cuando Ross la cruzó solito.

Pero si alguien se fue al descanso mereciendo mejor suerte, no fuimos nosotros.

El segundo tiempo, felizmente, trajo un cambio. No sólo de jugadores (salieron Irven Ávila y Nicolás Ayr, golpeados, por Juan Carlos Mariño y Jesús Alvarez) sino también de actitud. Mejoró mucho Oscar Vílchez y Mariño se ocupó de mantener el balón y evitar que lo dejemos tan rápidamente. Destaco sobre todo lo de Neka porque estuvo demasiado flojo en el primer tiempo y su rendimiento contrastó totalmente con lo que hizo Jorge Cazulo. En el primer tiempo, Cazulo hizo de todo pero tampoco puede tener todo el tiempo todo el peso del equipo en sus espaldas. En el segundo, cuando Neka mejoró, lo de Cazulo siguió siendo bueno pero se generó mayor equilibrio que favoreció que el uruguayo se proyecte constantemente.

Y con la pelota en poder de Cristal, fue poco lo que pudo hacer Garcilazo. Renzo Sheput, que no apareció mucho en el primer tiempo, tuvo intervenciones decisivas en el segundo tiempo. Primero para marcar el segundo gol de penal y luego para abrir juego y dar muy buenos servicios. Uno de ellos fue espectacular y dejó sólo a Mariño quien mejoró aún más esta jugada al descontar a Carranza desparramándolo en el campo y añadiendo el balón a placer frente al arco desguarnecido. Un tercer gol que marcó la diferencia entre la forma de jugar que tiene este Sporting Cristal y lo que frente a ello pueden hacer los rivales.

Con los tres goles marcados, Sporting Cristal siguió yendo con Sheput, con Mariño y sobre todo con Cazulo. Un genial pase del uruguayo dejó sólo a Rengifo quien este partido no pudo marcar y luego fue el mismo Cazulo quien se encontró de cara al arco en un par de veces.

Lo visto en este segundo tiempo quiere hacer olvidar lo que pasó en el primero y lo brillante de Cazulo quiere hacer olvidar que en el primer tiempo hubieron jugadores que no se terminaron de acomodar en la cancha. Roberto Mosquera lo reconoció en la conferencia. Reconoció que Cazulo y Sheput están en un nivel superlativo y también reconoció que en el primer tiempo se dividió mucho el balón y se cometieron errores que hay que corregir. Este Cristal juega bien y da gusto verlo atacar pero … no podemos dar tantas ventajas.

La promesa de más trabajo nos da algo de tranquilidad a ese respecto. Y la entrega de los jugadores nos da mucha satisfacción. Pero, sobre todo, lo que más alegría trae es la actitud de este equipo tan distinta a lo que se ha visto en los últimos años y tan cercana a lo que todos entendemos como la forma de jugar que siempre tuvo y debe tener Sporting Cristal.

Si esto sigue en ese sentido, va a ser muy difícil que nos paren. Por lo pronto, nos toca un partido complicado: San Martín. Pero estoy seguro que, a diferencia de años anteriores, la gente celeste va a encarar este partido con un poco más de seguridad.

Por -
0 13

Yo pienso, y debo reconocer por ello a Roberto Mosquera, que Sporting Cristal ganó este partido intentando siempre jugar a lo “Sporting Cristal“. Entonces, lo que me va dejando es que Mosquera entendió bien este partido y que su decisión de no hacer cambios radicales en el equipo que venía presentando resultó ser correcta. Con la presencia de Marcos Delgado por Nicolás Ayr y de Dejair Reyes por Yoshimar Yotún, el equipo fue prácticamente el mismo. Y lo rescatable es que respondió no sólo cuando le tocó atacar sino, sobre todo, cuando le tocó defender.

Sporting Cristal le empezó a ganar el partido a León de Huánuco desde el mismo inicio del partido y eso se notó en el marcador. Pero no sólo en el marcador sino principalmente en el juego. Mientras el local entró frío, Cristal entró a buscar arco. Un tiro de fuera del área y, al siguiente ataque, un penal a favor. El buen tiro de Renzo Sheputnos dió la ventaja. Pocos minutos después, León despertó y ahí pudimos ver, por fin, un Cristal que tenía que defenderse.

(imagen: captura de video CMD)

No fue malo que se vió. Los centrales respondieron bien y todo el equipo asumió el peso de la defensa. No fue raro, por eso, ver a Írven Ávila, a Junior Ross o a Hernán Rengifo apoyando activamente en la defensa y rechazando balones que ayudaban a trabar. Sin embargo, y eso es lo que también hay que tomar en cuenta, se nota el desbalance del equipo y la falta de contención ya que a veces Carlos Lobatón no alcanza a cubrir y Jorge Cazulo– que es un jugadorazo – no puede estar en todos lados.

Te hablaba del compromiso de todo el equipo, ¿no?  Pues fue precisamente un balón que rebotó en Rengifo el que inició el primer ataque a fondo de Cristal luego del penal. Habían pasado casi 40 minutos en los que León tuvo la iniciativa y Cristal encontraba una posibilidad clara. Hubieron algunas anteriores que no se pudieron llevar a buen término ya sea por la cancha o por que no se estuvo fino en el toque definitivo. Pero en esta salida Cristal si estuvo fino. Ávila armó una pared con Loba y, entrando al área, remató bien a la salida de Flores. Cristal se iba arriba con un 2 a 0 que era justo por la eficiencia cervecera y por la solvencia con la que pudo controlar los ataques del local.

El segundo tiempo se nos complicó mucho. León salió a atacar y pronto obtuvo su premio cuando Reimond Mancose fabricó un penal. El remate de Carlos Zegarra, picando el balón a un costado, no sólo les dio el descuento en el marcador sino que también quebró la tranquildad que debía mantener Erick Delgado. Esta jugada sumada a la agresión de la tribuna y a la provocación de los locales hicieron que, luego de muchos años, el Loco perdiera los papeles y cometiera una acción irresponsable que nos complicó mucho. Su expulsión deja poco margen para cuestionarlo.

(imagen: captura de video CMD)

El ingreso de Elexander Araujo se dió por Irven. Cristal debía cuidar con uñas y dientes lo que había logrado y no sólo lo hizo sino que se dio maña para hacer lo que tenía que hacer: aprovechar los espacios. Era previsible que León se iba a ir a buscar el empate. Era previsible que iba a dejar espacios atrás. Era previsible que la velocidad de Ross iba a servir mucho. Y sirvió. Sheput recogió el rechazo y avanzó midiendo el momento del pase. El pase fue perfecto y la definición cruzada no fue menos. El 3 a 1alivió la tensión y favoreció mucho. Se mató en los momentos precisos y, si me preguntas, ahí radica el secreto de la victoria rimense.

Luego del gol, León perdió ímpetu y el partido parecía controlado. Hasta que nuevamente el juego nos recordó el déficit que tenemos en la contención a pesar de que Oscar Vílchez ya estaba en la cancha en reemplazo de un cansado Lobatón. Un balón que pasó entre Neka y Cazulo y que encontró desubicado a Marcos Delgado y Marcio Valverde fue bien aprovechado por León. Faltaban 5 minutos de partido y León se ponía 3 a 2. 5 minutos a los que se tuvo que sumar los 4 que dió Henry Gambetta.

Hubo una jugada en la que pudimos perder lo logrado, es cierto. Pero yo me quedo con la actitud del equipo. Con el poco tiempo por delante, Cristal empezó a tener el balón lejos de su área. Cazulo, Ross y Rengifo ayudaron mucho en eso y así logramos que el tiempo transcurra.

El abrazo por la victoria fue fuerte y, creo yo, porque ésta fue trabajada. Porque no sólo cumplimos adelante haciendo lo que mejor sabemos hacer – atacar – sino también sobreponiéndonos a nuestras debilidades en defensa. Roberto Mosquera hizo jugar al equipo respetando la idea de fútbol que presentó desde un inicio y eso se aplaude. Pero sobre todo se aplaude cuando se ve que esa idea resulta lo suficientemente plástica como para que Cristal pueda defenderse con solvencia. Alegra comprobar el compromiso de los jugadores al momento de defender y uno no puede sino pensar si las flaquezas que el equipo puede tener serán realmente compensadas con este gran corazón que los jugadores están poniendo en los partidos.

Al terminar la semana pasada, quedamos tres equipos punteros con 7 puntos. Hoy nos deshicimos de uno. Quedamos dos equipos punteros con 10 puntos y, casualidad, la próxima semana nos enfrentamos. Si logramos deshacernos de Real Garcilazo, quedaremos solitarios en la punta y con mucha perspectiva. Como hace años no lo hacíamos. Punteros solitarios y con el camino dibujándose, como si este año pudiera ser el que tanto tiempo hemos estado esperando.

Mientras tanto, te cuento un dato. La última vez que habíamos ganado en Huánuco fue en 1995. Es mismo año, salimos campeones.

Por -
0 15

Difícil partido el de mañana.

Si bien llegamos a Huánuco en una mejor situación que en los últimos campeonatos, eso no quita el hecho de que nuestros números en esa ciudad desde el 2010, cuando León de Huánuco regresó a la primera división, no son para nada alentadores. Claro, también es cierto que León hoy sigue siendo un buen equipo pero no es la máquina que nos llevó por delante el 2010. Y Cristal tampoco es el equipo discreto y muy tímido que Víctor Rivera presentó aquella tarde.

(foto:rpp.com.pe)

Roberto Mosquera ha dejado impresiones interesantes esta semana. Para empezar ha dejado en claro que no se va a tirar para atrás. Eso, personalmente, me parece bien. Sporting Cristal es un grande y su diferencia con los demás radica, precisamente, en que su historia lo obliga a ir para adelante. Por peso y por juego siempre tenemos que imponer una superioridad en la cancha.

Pero acá es donde puede caber el error. Una cosa es no tirarse atrás y otra cosa es lanzarse irresponsablemente hacia adelante. Una cosa es jugar “a lo Reynoso” y otra muy distinta presentar un equipo equilibrado que preste algo de atención a su contención para no pasar apuros después. Y Roberto Mosquera hasta ahora nos ha demostrado que tiene una idea de juego clara, que ha introducido esa filosofía en algunos jugadores y que ha recuperado valores importantes para el equipo. Pero, qué le vamos a hacer, aún nos deja la duda si es capaz de no caer en la terquedad y terminar vendiéndonos a una caída. Recordemos que los fracasos de los últimos años se debieron en su mayoría a técnicos que, aferrándose a una idea que creyeron correcta – aunque los resultados no los amparaban -, terminaron jugando con el nombre de nuestra institución.

Es posible que ahora Cristal muestre el juego que quiere Mosquera y supere a León. Pero también es posible que ese juego no resulte suficiente y, para ello, se requiere no sólo el convencimiento del técnico de que está en un camino correcto y que está dentro de un proceso largo de “cambio de juego”. Se requiere también mucha muñeca y reflejos para que, cuando el partido demuestre que está para un golpe de timón, se pueda hacerlo y de forma acertada. La Mosca demostró en estas semanas que sabe cómo respetar una identidad de juego y que sabe contagiar su entusiasmo al equipo, le falta demostrar ahora que, de ser necesario, también tiene lectura del partido y soluciones a mano.

Por lo pronto, parece que Sporting Cristal se va a presentar con el mismo equipo que ha venido siendo titular en los últimos dos partidos con un ligero cambio en la defensa: Erick Delgado, Marcio Valverde, Walter Vílchez, Marcos Delgado y Dejair Reyes atrás. Jorge Cazulo y Carlos Lobatón al medio. Más Adelante Renzo Sheput y en la delantera el tridente formado por Írven ÁvilaJunior Ross y Hernán Rengifo. Quedaría en la banca la opción tan reclamada de Oscar Vílchez, ojalá que pueda ser usada sabiamente.

Por -
0 16

En la conferencia de prensa, después del partido, Roberto Mosquera dijo que los clásicos son clásicos porque nunca se sabe qué va a pasar. Yo discrepo con él. No se sabrá el resultado pero sí se sabe qué va a pasar. Más aún cuando quienes se enfrentan son equipos que llevan sobre su camiseta no …

SOCIAL

28,609FansMe Gusta
31Suscriptores+1
9,121SeguidoresSeguir

Escriben

1632 PUBLICACIÓN50 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
69 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
27 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
8 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS