Etiquetas Publicación etiquetada con "Juan Carlos Oblitas"

Juan Carlos Oblitas

Por -
6 978

Ayer el club sacó un comunicado más en el que informan la nueva composición de su directiva. De esa manera se concretó lo que anunciaba el comunicado del día domingo y que acá descreímos.  Así pasamos de esto:

A esto:

La disminución es sensible. De entrada resalta la eliminación de cuatro comisiones: Fútbol, Menores, Voley y Comunicaciones. Veintiún personas que hasta ayer en la mañana eran directivos de Sporting Cristal.

Lo que se mantiene es el Directorio del club. Fue reducido de siete integrantes a seis. Salieron cinco (Federico Cúneo, Juan Malpartida del Pozo, Luis Guzmán Pardo, Javier Tabata Fukuda y Cristian Emmerich de Haro) y sólo Cúneo quedó vinculado al club. Ingresaron Ernesto Berrios Pardo, Maria Julia Sáenz Rabanal y Carla Silva Aristi. Los únicos dos integrantes del directorio que fueron ratificados son Diego Dyer Jacobs y Gustavo Noriega Bentín. En el caso de éste último, abandona el puesto de vicepresidente del club para quedarse sólo como miembro del directorio.

Ernesto Berrios, boliviano, es gerente de finanzas de la Corporación. Maria Julia Saenz es gerente de legal y asuntos corporativos de la Corporación. Carla Silva es gerente de personal. Todos ellos ocupan estos cargos desde enero de este año. Dyer, viejo conocido del club, también es ejecutivo de alto nivel que tuvo mucha relación con la Corporación. Finalmente, Noriega Bentín no tiene cargo en la Corporación pero es ejecutivo de alto nivel del Grupo El Comercio y, además, tiene los apellidos fundadores.

Como ya se dijo Federico Cúneo se mantiene como presidente de la institución y en el cargo de vicepresidente regresa Francois Mujica quien ha sido el peor presidente de toda la historia de Sporting Cristal a la vez de ser la persona que mas tiempo ha ocupado un cargo directivo en el club. Terribles decisiones, ambas.

Finalmente, en los cargos gerenciales se mantienen Carlos Benavides y Alfonso García Miró.

Como puede verse, la modificación excede a sólo la salida de Francisco Lombardi y Michael Debackey. Lo que está cambiando en Sporting Cristal es el modelo administrativo. Se está dejando de lado el modelo en el que las decisiones eran tomadas en comisiones y ejecutadas por gerentes a una en la que los gerentes asumen el total manejo y deberá rendir cuentas a un directorio conformado íntegramente por ejecutivos de la Corporación.

En octubre del año pasado, Semana Económica publicó un somero artículo sobre el nuevo modelo de gestión en la Corporación Backus luego del ingreso del Grupo AB Inbev. A pesar de lo ligero del artículo, lo que se saca en claro es que la intención del grupo es disminuir su carga de ejecutivos y tomar un cariz más pragmático. Hace mucho sentido la prescindencia de comités y el empoderamiento de gerentes. Ahora Benavides tendría que sustentar las decisiones que tome frente a un directorio conformado por los gerentes de legal, finanzas y personal de la Corporación que, si le hacemos caso a Semana Económica, son profesionales buscan el cumplimiento de indicadores y medirán los logros de manera objetiva . Eso hace que todo se vuelva interesante.

Las comisiones fueron un sistema que introdujo Felipe Cantuarias en el año 2011 para, precisamente, cambiar la figura de un Director-Gerente omnipotente como lo fue Juan Carlos Oblitas en el año 2010. Su intención era que cada decisión sea discutida en medio de un colectivo formado por personas con conocimiento de la materia. La decisión fue aplaudida entonces, Cristal necesitaba un cambio de modelo. Pero, seis años después de este cambio, hay que reconocer que el sistema de las comisiones no funcionó. Y eso, desde dónde yo lo veo, no se debe al hecho de que quienes hayan formado las comisiones hayan sido malas personas o malos profesionales sino al hecho de que las comisiones en Cristal tomaban decisiones importantes para el manejo del club y no existía un mecanismo para que los miembros de una comisión puedan rendir cuentas a la institución ni hacerse responsables de sus desaciertos. A la larga, quien no es responsable de sus decisiones, decide con total irresponsabilidad.

Esto se hizo más evidente en la Comisión de Fútbol y en las figuras de Lombardi y Debackey. Ambos tomaron el manejo de la comisión y, desde ahí, tomaron todo tipo de decisiones. La mayoría, erradas. A pesar de eso, el club tuvo una etapa de triunfos que acallaron momentaneamente las críticas. Pero, a medida que iban pasando los años, se pudo apreciar que las malas decisiones pesaban en la actualidad deportiva del primer equipo sin que la institución tuviera cómo defenderse de éstas. A la larga, tanto Lombardi y Debackey – en tanto miembros ad honorem de una comisión que no es parte de la organización estructural del club – le estaban haciendo un favor al club. Flaco favor, evidentemente. Y el club no tenía como decirles “ya no, por favor“.

Fueron errores, entonces, el dejar que personas externas a la organizaicón del club tuvieran tanto peso en la toma de decisiones y no crear ningún mecanismo para que quien decidiera mal dejara, en algún momento, de tomar decisiones.

De las cuatro comisiones que existieron, tres terminaron siendo desastrosas. Comunicaciones perdió todo el peso que tenía y no es novedad para nadie decir que hoy la estrategia comunicativa y de marketing del club es la más deleznable de todas. De la de fútbol ya hemos hablado en demasía: malas decisiones crónicas, demasiada soberbia, falta de respetó a los fueros de los entrenadores, etc. La de voley no pudo salvar al club del distanciamiento que existe hoy entre la institución y el equipo. Menores, por ser la menos atractiva en un primer momento, ha sido la que mejores resultados tuvo y la única de la que podría rescatarse algo positivo.

Hoy, como consecuencia de estos cambios, todo va a recaer en el Gerente General. La preocupación pasa por saber si de verdad Benavides tendrá la posibilidad real de atender todo en el club. No sólo tiene que ver el régimen financiero y adminsitrativo, además deberá ver la actualidad del primer equipo, cuidar el proyecto de menores, recomponer la relación con el equipo de voley, ver el marketing y las comunicaciones, hacerse cargo de la relación del club con otros clubes y federaciones y otros problemas de actualidad como el tema de la barra. ¿Le alcanzará el tiempo, las ideas y la cabeza? Esperemos que sí. Sobre todo porque quien lo acompaña hasta el momento sólo ha demostrado inexperiencia y falta de tino.

En todo caso, sería útil que dentro de esta organización se establezcan sub gerencias a cargo de profesionales con una formación real y con una experiencia comprobada (dejemos ya de llamar amigos, por favor) para que asistan a Benavides en este reto.

Ahora, a mi, personalmente, este cambio me satisface. Y lo hace no tanto por las personas sino porque es una oportunidad para que la institución opte por un esquema que sí resulte adecuado. Soy un convencido que si priorizamos la toma de decisiones en virtud de sustentos objetivos, mesurables y controlables; y el hecho de que quien tome las decisiones tenga que someterse a un escrutinio por parte de personas que deben calificar su rendimiento; la situación va a ser beneficiosa para el club.

En esa idea van mis votos. Quiero que esta nueva etapa administrativa le permita a Cristal dar los pasos que le faltan para ser más grande. Que se instauren buenas prácticas administrativas, que se contraten profesionales técnicos con conocimientos acreditados y experiencia comprobada, donde las decisiones no estén dejadas a comisionados o consultores externos, donde prime la humildad y la conciencia de que para ser grandes hay que seguir trabajando cada vez más fuerte. Ojalá que así sea.

Mientras tanto, seguiremos esperando ver actos. Las palabras se las lleva el viento. Son los actos de esta nueva administración las que van a demostrar si el cambio es real o si vamos a seguir teniendo más de lo mismo. En todo caso, juntemos algo de esperanza.

¡Fuerza Cristal!

Por -
3 3244
(USI)

Que fácil es decir que perdimos en Copa por culpa de Costa, Ballón, Cazulo o de cualquier otro que haya tenido un mal partido. Es muy fácil culpar a los jugadores y a los técnicos -año tras año- de nuestros fracasos en Copa o en el torneo local (cuando los hay). Es el análisis más simple y el que requiere menor esfuerzo. Lo que necesita Sporting Cristal en el fondo, no es traer un mesías, un delantero que las meta o un defensa que las saque. Lo que necesita hoy Sporting Cristal es un proceso a conciencia, de varios años, coherente y responsable.

En los últimos años, desde 2012, hemos tenido 5 técnicos, con estilos y formas de juego totalmente incoherentes entre ellos. Pasamos del show ofensivo por las bandas de Mosquera, a la presión intensa de Vivas y Ahmed, al juego defensivo de Soso y hemos terminado en la posesión de balón de Del Solar. Quizás la única cosa que tenían en común todos estos es el pésimo trabajo del sistema defensivo y bueno, Renzo Revoredo.

Muchos le adjudican el éxito de los noventas a los jugadores y en parte es cierto, pero vayamos más allá, señores. En los noventas tuvimos como gran acierto trabajar en un proceso que en algunos momentos no tuvo resultados positivos, a pesar de eso se mantuvo dicho proceso. Juan Carlos Oblitas llegó en 1990 a Sporting Cristal y ese año no clasificamos ni siquiera al octogonal final, aun así se respetó el trabajo del DT y lo que se estaba formando, se entendió su llegada como parte de un proceso que iba a terminar siendo muy importante para el club.

En 1991 fuimos campeones con equipo lleno de veteranos (“La Pepa” Baldessari, Mannasero, Leo Rojas, Pedraglio, Arteaga) mezclado con unos cuantos jugadores jóvenes menores de 20 años que ya empezaban a ser parte importante dentro del plantel (“Pablito” Zegarra, “El Chorrillano” Palacios, Maestri, Orlando Prado, etc.). En 1992 y 1993 campeona la U, es más, ese último año ni siquiera clasificamos a la Copa y sin embargo nuevamente el proceso se mantiene. Ese mismo año (1993) hay una reingeniería total del plantel, muchos se van, otros llegan (Jorge Soto, Duffó, “El Tanque” Ramirez, Raúl Hurtado, “Julinho”, etc), y se completa con la llegada de más refuerzos en 1994 (Solano regresa de un préstamo, Garay, Balerio, Magallanes, etc) y la salida de aquellos que llegaron y no rindieron el año anterior. Lo que vino después todos lo sabemos, el tricampeonato y el subcampeonato de la copa.

Sporting Cristal 1991 (USI)

Este éxito no se pudo haber logrado sin estos años previos, el trabajo en la formación del plantel y reingeniería de este fue lo mejor de todo el proceso. Se realizó un trabajo de sucesión para aquellos jugadores que por edad iban a dejar el plantel y se le dio a sus reemplazos el tiempo de fútbol necesario para que por méritos propios pudieran reemplazarlos. Estos jóvenes cuando fueron titulares ya tenían campañas encima y eran menores a 23 años (Maestri tenía 21 años en 1994, Palacios tenía 22, Solano tenía 20 y Soto tenía 23). Los extranjeros que llegaron fueron jugadores muy bien elegidos, jugadores consolidados que llegan a aportar experiencia al grupo (Julinho llega con 28 años, Garay con 32 y Balerio con 36). Finalmente, lo más importante fue la continuidad del comando técnico, incluso en 1993 el proceso se corta por la ida de Oblitas a la selección y se recupera trayéndolo de vuelta a mitad de año.

El tema ahora es: ¿Es Del Solar el técnico idóneo para liderar este proceso? ¿Lo fueron entonces Mosquera, Soso o Ahmed? En mi opinión el único con capacidad para liderar un proceso fue Claudio Vivas, lamentablemente solo estuvo 4 meses en el club. El técnico que lidere este proceso debe tener la capacidad para manejar distintas aristas necesarias para la formación y desarrollo del plantel:

  • Capacidad para elegir correctamente a los extranjeros y jugadores referentes dentro del plantel: Se entiende que deben venir a sumar al plantel y sobre todo a enseñar. Julinho, Garay y Balerio fueron grandes maestros con los más jóvenes.
  • Capacidad para planificar la sucesión de aquellos jugadores mayores que estén cerca al retiro: Increíblemente este puede ser el último año de Lobatón en Primera y hasta ahora el equipo no tiene un potencial reemplazo para él, que además ya cuente con varios minutos en primera.
  • Capacidad para elegir los distintos refuerzos locales y su potencial para funcionar en un club grande: Esto es muy importante, algunos jugadores dejan el club dentro del proceso, le pasó a Mosquera con Yotún y Advincula y llegaron Uribe y Quina. Uno de las grandes virtudes de Oblitas fue esto, cuando se fue Maestri, se contrató a Bonnet y cuando se fue José Soto, Rebosio tomó su lugar.

Yo hoy no pido que se vaya Del Solar o que sea él quien se encargue de liderar este proceso, lo que pido es que los dirigentes tomen una decisión y la respalden año a año, ya me aburrió el borrón y cuenta nueva de todos los años, ya me cansaron los malos refuerzos, los nueves que llegan y no saben parar una pelota. Hoy le pido a los dirigentes de Sporting Cristal que recuerden donde están a la hora de tomar decisiones. Señores, si queremos seguir siendo grandes necesitamos trabajar seriamente, con objetivos claros, alcanzables y medibles, basta ya del amiguismo o del corto plazo.

Por -
2 2862

Definitivamente, los extractos que compartimos de la entrevista a Jaime Noriega Bentín hecha por el programa “Soy Celeste” y publicada por la cuenta de Youtube: “cristalcuentacontigo“, han repercutido en el ambiente celeste, y no fueron pocos los hinchas quienes recordaron los aciagos días de julio de 2008 en los cuales los empresarios Freddy Nossar y Mario Manzur decidieron invertir en Sporting Cristal. Aquel 2008 tal como mencionamos en el anterior post, el club pasaba una seria crisis económica debido a que SAB Miller -dueña de la Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston del Perú SAA. (UCBYJ)- decidió invertir menos dinero en el club, y se sugirió su posible venta. En 2007, al no clasificar a ningún torneo internacional y pelear la baja, Cristal necesitaba gente que invierta dinero fresco. No sólo Noriega estuvo interesado en comprar el club; también Federico Cúneo mostró interés y pregunto precios. Al final el club no se vendió.

En una parte de la entrevista, Noriega sostiene: “Esta gente renegoció el contrato de televisión” y después añade “¡Y sin poner un mango se hicieron del club!” algunos hinchas señalaron, con justa razón, que Noriega se refiere a Freddy Nossar quien en 2008 estaba renegociando el contrato de televisión, en ese entonces, con Cable Mágico. Sin embargo, según notas periodísticas de la época, fue Mario Manzur quien cerró trató con DirecTV, dejando en el aire a Nossar con su renegociación. Lo interesante es que tanto Nossar como Manzur, en acuerdo con Sporting Cristal, debían poner plata al club. Pero, ni Nossar ni Manzur figuran en los registros históricos de Sunat con cargo alguno, y en los registros del club Sporting Cristal, Nossar tampoco figura como Presidente, tal como lo señalaba la prensa en ese entonces.

El Gerente General del club celeste en ese 2008, Luis Eduardo García Rossel, da más luces a lo ocurrido en una entrevista para el programa “El Deportivo”, de Eddie Fleischman: En dicha entrevista señala que Freddy Nossar y Mario Manzur eran una sociedad que debía invertir en el club celeste y que a fines de aquel 2008 recién serían reconocidos como accionistas. Sin embargo, Manzur y Nossar no sólo discuten aquel fin de año en el club, sino que se pelean con golpes e insultos, por lo cual Manzur se fue del club ese mismo día y Nossar, a pesar que, según su confesión, Backus le pidió que se quede y lo apoyaría con la parte de acciones de Manzur, al final Nossar se negó porque, según entiendo, Backus manejaba al club de lejos a través del ‘Chino’ Benavides y la señora “Távara” y que ellos tenían un ritmo de trabajo que no estaba acorde a lo que Nossar deseaba hacer.

Cuando Nossar menciona a la Sra. “Távara”, pensé que se refería a Nelly Victoria Taboada Saavedra quien es, según SUNAT, sub-gerente del club desde el 17 de Octubre de 2007. Lo interesante es la mención del “Chino” Benavides, quien de ser arquero profesional del club, y luego de estudiar, sigue una carrera ascendente de perfil bajo en el club hasta convertirse en Gerente General de Sporting Cristal el 19 de Agosto de 2011.

Otra perla que nos regala Nossar es mencionar a Juan Carlos Oblitas como “el presidente del club” antes de que él llegue, porque Oblitas “se encargaba de todo y no había nadie más”. Ahora entiendo porque tenía tanto poder Oblitas cuando llegó Cantuarias. Sin embargo, en la historia oficial del club desde el 2005 al 2010 figura como presidente de Sporting Cristal: François Mujica Serelle cuya gestión, a todas luces, fue lamentable y nos dejó en la peor crisis deportiva del club. Lo cierto es que en los medios de prensa del 2008, figura la noticia de la bochornosa pelea entre Nossar y Manzur mencionando que Freddy Nossar “renunciaba a la presidencia de Sporting Cristal”, la cual habría ejecutado entre julio y diciembre del 2008. Sin embargo, Freddy Nossar no figura como presidente en la historia oficial del club.

Por eso, tal como sostuve en el anterior post, quienes se quedaron con el club fueron personas vinculadas a la Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston SAA. (UCPBYJ) y por eso deduje que Noriega mostraba su molestia porque estas personas, representadas según historial de SUNAT por el apoderado del club, Juan Alberto Malpartida del Pozo se quedaron a dirigir las riendas del club y dejaron de lado a los Bentín. Para muestra, Nossar en la entrevista para El Deportivo disparó: “Backus controlaba un poco de lejos la situación y me sentía amarrado”.

Si a estos problemas de dirigentes y de falta de inversión le sumamos el trabajo deficiente de las canteras, tendremos como consecuencia el quedar décimos en 2009 y sétimos en 2010. Por eso fue tan importante la labor que hizo Felipe Cantuarias, (hombre de UCPBYJ) para reformar el club, marcando las pautas para hacerlo autosostenible. Si bien, a Cantuarias le costó aprender la labor dirigencial en su primer año de gestión, su rápido aprendizaje nos salvó del inminente descalabro institucional.

Esa es la historia de Freddy Nossar, el empresario hípico que se metió al futbol, sin saber nada de dirigir a un club, a quien llamaban “Presidente de Sporting Cristal” y sin embargo, el tiempo terminó por borrar su nombre por embarrar la historia del club con una pelea de callejón, y dejándonos para la historia no contada, un presidente fantasma.

Les dejo el link del informe de “El Deportivo” respecto a este caso. Están ustedes servidos.

Por -
0 43

Si no has leído las anteriores puedes darle una chequeada acá: Parte I, Parte IIParte III, Parte IV.

5. La Dirigencia

Faltaba la dirigencia.

(foto: clubsportingcristal.pe)

Por motivos laborales no pude hacerlo pero quería hacer un post recordando el 21 de diciembre del 2010 justo un año despues. ¿Se acuerdan qué pasó en ese día? Bueno ese día fue la presentación de Guillermo Rivarola como DT de Sporting Cristal y se hizo un evento. Se cursaron invitaciones, se trajeron seguridad, modelos, catering y chelas. Se invitaron históricos jugadores e históricos dirigentes. Se presentó Felipe Cantuarias como nuevo presidente de Sporting Cristal y se prometió el inicio de un camino novedoso y distinto. Una nueva era en la vida de Sporting Cristal. Y un año despues acá estamos lamentando un pésimo año y con expectativas de un año mejor aunque, también es válido decirlo, tras la alegría inicial ya se van presentando en la hinchadas las primeras dudas sobre si el camino recién iniciado termine siendo el adecuado.

Ahora bien, lo cierto es que este año fue movidísimo a nivel de dirigentes.

1. Oblitas.

El año 2011 empezó en diciembre del 2010. Especialmente con la entrevista que Oblitas brindó a “El Portal Celeste”. Extensa entrevista en donde hablo mucho y de todo. La frase principal: “Esta temporada la responsabilidad sí será íntegramente mía“. Oblitas intentó responder a todo se presentó como el artífice de las movidas que este año nos tendrían que haber llevado arriba. Sin embargo, cuando uno ve con perspectiva, para esas alturas Oblitas ya había definido contrataciones sin que nadie tenga claro aún qué fue lo que las motivó y eligió como técnico al que más barato cobraba. Es evidente que desde ahí ya las cosas no pintaban bien. Nada nuevo, entonces.

Sin embargo, si algo quedó fijo en la mente de Oblitas parece ser el hecho de que lo único que respaldaba su cuestionado paso por el frente de Sporting Cristal era la posibilidad de que, en verdad, Cristal mejore a niveles deportivos. Que es, a fin de cuentas, lo que él maneja. Y eso se pudo ver cuando, tras el papelón que hicimos en la primera fecha del campeonato, Oblitas salió con todo a defender a Rivarola armando una cortina de humo con el tema del arbitraje.

2. Cantuarias

Pero más que eso, tal vez la noticia que fue marcando un cambio en el derrotero dirigencial fue la noticia del relevo en la presidencia. La salida de Francois Mujica, respetable señor de una gestión de malos resultados y que se graficó cuando reconoció en una entrevista que “no sabía nada de fútbol” y que “de niño era hincha de Alianza Lima”. A su lado entró Felipe Cantuarias con un discurso mucho más proactivo y, se notaba a leguas, dándole un mayor vigor a la institución. A pesar que muchos afirman con total seguridad que los afectos futbolísticos de Cantuarias no están en el Rímac, lo cierto es que él llegó y empezó a hablar de la palabra que había estado rondando el club hace mucho tiempo: “Identidad” y fue coherente con eso. Cantuarias intentó mostrarse como el primer hincha cervecero y sus primeros esfuerzos demostraban que querían acercarse al hincha y respetar su posición.

Cantuarias, hay que decirlo, es un gerente. Es una persona pragmática y a la que le gusta que las cosas funcionen bien. Y es esa impresión la que deja al ver lo que está empezando a hacer: diagramar una idea e implementarla para que funcione y no tener el menor reparo en modificar, cambiar o eliminar aquellas estructuras que no están siendo eficientes.

3. El Enfrentamiento.

Nadie lo dijo de frente pero lo que marcó el año fue la pulseada que existió entre Felipe Cantuarias encabezando una onda que podríamos llamar “reformista” y Juan Carlos Oblitas en una de “conservadurismo”. Mientras Felipe quería implementar muchas cosas y realizar varios cambios, Juan Carlos defendía la forma cómo se venían haciendo las cosas. La lucha fue sorda y larga. Y terminó ganando Cantuarias. La salida de Oblitas, sin embargo, no fue ni rápida ni fácil. Los constantes desencuentros iban minando la relación interna e incluso muchas cosas terminaron manejándose en el mismo directorio de Backus.

Creo yo que el primer round fue el regreso de José Antonio Osterling a Sporting Cristal. Osterling había salido del club el 2010 visiblemente peleado con Juan Carlos Oblitas. Muchos vimos en eso un claro tope a la autoridad de Oblitas dentro del  club, una institución en la que hasta hacía meses toda decisión pasaba necesariamente por la aprobación del Ciego. El momento más dificil, sin duda, fue la época de la salida de Rivarola. Si bien es cierto que este técnico no salió por temas deportivos, era innegable que eso marcaba no sólo el corte de su proceso sino la pérdida de sustento de la opción que Oblitas había traído al club. La caída de Rivarola era la caída de Oblitas. Y Felipe Cantuarias entendía que mucho de lo que él quería hacer en Sporting Cristal pasaba necesariamente por la salida de Oblitas de las posiciones dirigenciales. Sus autoridades chocaban y parece que no quedaba claro quien tomaba la última decisión. Al inició pareció que Cantuarias ganó la pulseada, se anticipó la salida de Oblitas  pero al no producirse esa salida, todos pensaron que a la larga fue el Ciego quien lograba mantenerse. A la larga terminó saliendo aunque no se llegó a saber exactamente si de verdad salía o sólo se quedaba en la sombra y hasta se habló de su retorno. Pero cuando empezamos a ver en el club gente como Francisco Lombardi, supimos quién había ganado la pulseada.

Hoy ya no queda dudas y todos sabemos que Felipe Cantuarias es la principal voz dentro del club y que, tras lograr imponer su opción, ha iniciado varias modificaciones que, esperemos, tengan buen resultado.

4. La mesa.

Mucho se ha dicho sobre lo de los puntos en mesa. Yo puse mi posición bien clara desde el inicio: (i) No se debería poner en las bases la posibilidad de ganar puntos en mesa. Pero los clubes lo pusieron. (ii) Si las bases establecen algo hay que cumplirlo. (iii) Cristal reclamó con fundamento pidiendo el cumplimiento de las bases. A mi me alegra que el próximo año ya no se ganen puntos en mesa pero eso no quiere decir que este año yo hubiera estado dentro de los que dijeron que las reglas no estaban para cumplirse. Claro, los hinchas del equipo que hace su vida reventando los balones a la tribuna quisieron ver el defecto en los que cumplíamos las normas y pedíamos que el resto las cumpla y no en sus propias vergüenzas. En fin.

Pero esto fue un tema de la dirigencia que empezó cuando Oblitas aún estaba en el club y que luego continuó el Chino Benavides. En virtud de estos fundados reclamos, Cristal obtuvo 4 puntos. A pesar de lo que dicen quienes no nos quieren, esos puntos no terminaron haciendo diferencia en los resultados finales del club. Cristal no llegó a pelear nada con esos puntos y tampoco se salvó de perder la categoría con los mismos. Pero queda la satisfacción de ser un club serio y coherente, que cumple las normas y exige que el resto lo cumpla.

5. El Chino Benavides.

La salida de Oblitas de la gerencia general fue seguida por la presencia de Carlos Benavides. El Chino marcó un estilo distinto de conducción con una mayor presencia en el club y, presumo, una menor autonomía para que sea el Gerente Deportivo quien tome las decisiones. Al Chino se le vió más en el estadio y en La Florida y parece que estuvo en más sintonía con lo que quería el Presidente. Tanto así que una de sus primeras iniciativas fue, precisamente, de índole popular: los precios de las entradas.

6. El Balance.

Con todo esto yo identificaría dos momentos a nivel dirigencial en este 2011. El primero marcado por las decisiones que Juan Carlos Oblitas tomó y que van desde la contratación de Rivarola, Escalada y Espínola hasta la contratación de Rivera y sus seis refuerzos. No es peculiar que el último acto que realizó Oblitas fue traer a Revoredo, último refuerzo de Reynoso. De ahí se fue a la segunda vicepresidencia aunque confiado en que la situación deportiva iba a ser favorable y eso iba a pesar para marcar su retorno al club. Definitivamente todas estas decisiones no llevaron al objetivo deseado. Por el contrario, con perspectiva se resalta más su carácter de improvisación y de responder a terceras intenciones más que de ser decisiones pensadas profesionalmente para lograr el éxito en Sporting Cristal. El paso de Juan Carlos Oblitas terminó siendo malo, por decir lo menos.

El segundo momento se empieza a dar con el ingreso del Chino Benavides. Esta dirigencia que intenta recuperar el ritmo y que, ante la imposibilidad de hacerlo, decide dar un golpe de timón tras la salida de Reynoso. Aún es poco lo que han hecho como para poder analizarlos y calificarlos pero sí hay que reconocer por lo menos que existe una forma distinta de tomar decisiones, aparentemente más profesional e influenciada por lo que trae Felipe Cantuarias. Él sería el elemento que marca la diferencia ya que, en realidad, tampoco es que haya tantas diferencias en cuanto a nombres.

Si no has leído las anteriores puedes darle una chequeada acá: Parte IParte II.

3. Los técnicos: Juan Reynoso.

Lo de Juan Reynoso fue pasar del cielo al infierno en pocas semanas.

Y es que estoy seguro que ahora muchos dirán que no pero desde mi percepción la abrumadora mayoría de los hinchas cerveceros se alegraron, o cuando menos estuvieron de acuerdo, con la llegada de Juan Reynoso al club. Ojo, digo “con la llegada” y es que en ese primer momento Juan Reynoso estuvo en olor de multitud. Y, no lo voy a negar, yo fui uno de aquellos que se alegraron y decidí empujar el carro todo lo posible porque creí que su llegada iba a marcar un antes y un después. Pero poco a poco Reynoso fue minando él mismo su aceptación y su tolerancia para terminar dejando el club en un momento en el que nadie lo quería más en La Florida.

¿Qué pasó pues para que en siete meses pase un técnico de tener tanta aceptación a ser tan odiado?

Pues varias cosas y es dificil englobarlas en tres o cuatro temas. Así que aquí va mi intento y espero que no me equivoque mucho.

1. Los refuerzos. Temporalmente fue lo primero que ocasionó malestar. La noticia de la llegada de Reynoso vino acompañada de noticias respecto a salidas de jugadores y llegada de refuerzos. Estas noticias suelen generar expectativa en la hinchada. Siempre. Pero la hinchada no tenía en la cabeza la idea que Reynoso sí y Reynoso no veía en esta temporada de refuerzos la llegada de figuras descollantes que rompieran el mercado. Reynoso lo veía como la posibilida de tener “su gente” a su lado y por eso escogió refuerzos que conocía, que ya había dirigido, que ya le habían respondido y en quienes confiaba. ¿Por qué? Pues porque Sporting Crista tiene un camerino dificil. Aunque nadie lo dice en voz alta, se sabe que mucho tuvo que ver el camerino en la salida de técnicos que pasaron por La Florida. Se dice que Sampaoli y Bauza (por citar dos ejemplos de actualidad) terminaron saliendo de Cristal en virtud de sendas camitas. El caso de Bauza fue emblemático porque pasó de estar puntero con ventaja de siete puntos el 2005 a quedar segundo. Y entre esos también se puede sumar a Víctor Rivera. En fin, la cosa es que Reynoso llegó y aparentemente pensó: “o traigo mi propia gente o acá me voltean”. Y si a eso le sumas que Reynoso es una persona usualmente desconfiada ….

Pero lo que supuestamente te iba a asegurar un camerino tranquilo terminó distanciándote de la hinchada. Alva fue el emblema de esta situación. Por más que se intentase poner paños frios con  la idea de que “si el técnico le pide es porque sabe hacerlo funcionar”, la verdad es que la llegada de este jugador identificado con el rival hirió el amor propio de la hinchada y mermó considerablemente la paciencia que se le iba a tener. Y el problema con los refuerzos, que ya lo hemos tocado acá, fue que el técnico no supo hacerlos funcionar y tampoco calmaron el camerino.

2. El juego. La verdad es que la hinchada de Cristal, acostumbrada al buen juego, ha sido tan maltratada en los últimos años que llegó a una situación en la que ya ni se pedía buen juego, lo que se quería era dejar de perder. Y por eso es que los reparos sobre el estilo de juego de Reynoso fueron a voz baja en su llegada. Tras la llegada del técnico se vieron algunos partidos buenos aunque sin resultados. Recuerdo el partido con San Martín en El Callao como uno en el que el equipo jugó muy bien pero también hubieron buenos comentarios en el partido que perdimos en Chiclayo. Pero poco a poco se fue perdiendo ese avance y el equipo empezó a mostrar casi nada.

Lo que sí se mostraba era el juego de Reynoso: de cuidar el cero y defender la diferencia. Y ahí los mohines de disgusto se hicieron evidentes. Al  hincha de Cristal ese juego no le gusta porque no es el juego de Cristal, es el juego de la U. Y nada más ofensivo para un hincha de Cristal que pretender jugar como juegan ellos. Esa mezquindad, ese juego rácano, es precisamente lo contrario a lo que queremos y a lo que somos, al fútbol eficaz, goleador, vistoso, de ataque. Y es que encima, jugábamos así y no lográbamos resultados. Reynoso se lanzaba a cuidar el cero pero el cero no se cuidaba, se perdía y luego no teníamos cómo recuperar la igualdad. Cristal atacaba y no le metía goles a nadie. Y esta carencia de fútbol y resultados hizo más evidente una realidad: en Cristal no se veía sistema. El equipo ganaba poco y sin convencer a nadie y perdía viéndose superado por el rival, y mereciendo ámpliamente esa derrota.

Algunos dijeron que eso se debió a que los jugadores se empezaron a revelar contra Reynoso porque los entrenamientos eran como cañón pero en la cancha no se veía nada.  Otros decían que Reynoso no llegó a convencer al plantel de su juego y no se dejó entender. Esto último no debería ser raro toda vez que ese juego es extraño en el Rímac pero si llama la atención que, a pesar de contar con un camerino hecho a su medida, Reynoso no haya encontrado el apoyo de su plantel. Por el contrario, sus refuerzos, aquellos a los que llamó para que le dieran vigor, eran los primeros en jugar mal.

3. La relacíon con el plantel. La bendita rotación. A pesar que lo haya negado en mil voces, en Cristal Reynoso aplicó la rotación. Entiende el fútbol como una disciplina con 22 titulares que pueden jugar todos. Pero no convenció a nadie. En vez de hacer que los suplentes se sientan como titulares, terminó haciendo que los titulares se sientan como suplentes. Y así se ganó la resistencia de varios jugadores. Erick Delgado, por ejemplo, responsabiliza a Reynoso del hecho de que perdiera piso en la carrera por el arco de la selección. Y es que jugando un partido sí y un partido no, nadie adquiere competitividad. Se dice que tanto Rivera como Frezzotti se enfrentaron a Reynoso por el tema de la rotación y eso costó que ambos pasaran varios partidos sin jugar.

Pero el problema no sólo fue la rotación sino que, además, esta no era homogénea. Alva y Espinoza rara vez rotaban y ese hecho saltaba a la vista cuando se veía los casos de Rivera o de Frezzotti que rara vez alineaban.

Lo cierto es que el plantel, que en un momento se vio alterado por la férrea disciplina que intentó aplicar Reynoso, terminó rebelándose de forma pasiva y, subersivamente, empezó a faltarle el respeto. Cuando nos dimos cuenta, Reynoso ya no era el líder de un plantel que lo toleraba pero no lo soportaba y no veían las horas de que se vaya. Se intentó revertir esta situación con reuniones de camaradería pero el tema ya estaba roto. A estas alturas, dudo mucho que Reynoso haya sido capaz de verdaderamente liderar su plantel.

4. La ceguera. Y es que a pesar de todo esto, Reynoso pensó que estaba haciendo un trabajo genial. O si no lo pensó, por lo menos lo decía. Y daba declaraciones señalando que Cristal jugaba muy bien, que perdía sin merecerlo, que ningún rival nos superó y que todo era una cuestión de suerte. Y eso, para el hincha que semana a semana veía a Cristal perder contundentemente, sonaba más a una burla y cachetada. Esa misma ceguera fue la que evitó que Reynoso hubiera podido aplicar correctivos a tiempo aunque dudo mucho de que, aún dándose cuenta, hubiera tenido recursos para aplicar algún correctivo. Él dirige en su ley aunque la realidad demuestre que su modelo no funciona. Por lo menos de falta de coherencia, no se le puede acusar.

5. Los dirigentes.  Su sino estuvo marcado también con los movimientos que se dieron en la dirigencia. Su principal soporte fue Juan Carlos Oblitas y no me cabe duda que si este se hubiera quedado en la directiva, Reynoso hubiera seguido para adelante sin importar resultados. Pero la salida del Ciego dejó sin piso a Reynoso quien tenía que ganarse el apoyo dirigencial con resultados. Y no lo logró. Al final del campeonato, Reynoso ya había perdido el favor de la Gerencia General e incluso, creo, hasta de la Presidencia.

6. Conclusión. Con todo esto, lo que queda claro es que Reynoso no llegó a agarrarle la mano a Cristal. Tenía la idea de desarrollar un proyecto en el que nadie le pusiera peros y creo que por eso no se preocupó mucho de cuidar su relación con la hinchada o con su propio plantel. En un momento en que perdió el soporte y se dio cuenta que tenía que trabajar con el convencimiento de dirigentes, jugadores e hinchas, las cosas se terminaron de perder. Reynoso no tenía ni el consenso dirigencial ni el apoyo de su plantel ni la paciencia de los hinchas.  Y si a esto le sumas que no tenía ni resultados ni estilo de juego definido y agradable, se ve que lo suyo era cuestión de tiempo.

Pero tal vez el principal problema de su gestión fue que dinamitó por adentro la cohesión de su propio plantel. Trayendo protegidos, marginando jugadores en base a una rotación que sólo él entendía y favoreciendo a otros que no mostraban argumentos para jugar, aplicando de golpe una disciplina que – aunque correcta – debió ser introducida de forma paulatina y enrareciendo el clima en el vestuario. Con ello jamás logró cuajar un equipo y en fútbol, si no tienes equipo, no tienes nada. Y cuando quiso obtener respuestas de este plantel, se vio con que no tenía qué recibir de un grupo tan inestable. El error de Reynoso fue interno y eso le costó el puesto y a nosotros medio año de desgracias.

Sus números no son nada auspiciosos llegando a jugar 22 partidos en el descentralizado de los que sólo ganó 5 (sin contar los que nos asignaron en virtud de nuestros reclamos por el cumplimiento de las bases), empató 8 y perdió 9. 23 puntos de 66 posibles, poco más de la tercera parte con un bajo 34%. Anotamos 17 goles (sin contar los de los reclamos) y nos anotaron 27.  En el Intermedio la cosa, en números, se ve mejor. De 7 partidos ganamos 2, empatamos 4 y perdimos sólo 1, anotando 4 goles y recibiendo 3. Esto da un total de 29 partidos jugados, 7 ganados (24%), 12 empatados (42 %) y 10 perdidos (34%). 33 puntos de 87 en juego que hacen el 37%. Anotando sólo 21 goles (una media de 0.72 por partido, menos de un gol) y recibiendo 30 (1.03 por partido). Si ves los números, queda la idea de que con Reynoso, Cristal sólo logró la tercera parte de todo lo que jugó. Bajísimo para un club grande como Cristal.

Pero tanto a nivel del descentralizado como del intermedio, lo indignante no son los números que de por sí son malos. Lo que realmente molestó fue el rendimiento. Como ya dijimos antes, Cristal mostró poquísimo incluso cuando enfrentó equipos de segunda división. Superado por casi todos los equipos a los que enfrentó, ganaba sin convencer y perdía mereciéndolo. De tener un equipo pensado para luchar una sudamericana cuando menos, terminamos peleando la baja y con el técnico afirmando muy orondo que el objetivo era salvar el descenso y que lo habíamos logrado. Osea, un éxito. En fin.

No hay, entonces, un sólo tema que pueda servirnos para poder rescatar algo del paso de Juan Reynoso por Sporting Cristal. Fue para el técnico y para la institución un periodo muy negro.

Si no has leído la parte I, puedes darle una chequeada acá.

2. Los técnicos: Guillermo Rivarola.

Si las cosas al momento de contratar refuerzos no se muestran muy ordenadas que digamos, al contratar al técnico tampoco fue así.

La salida del Chino Rivera ha sido uno de los episodios que más voces bajas ha generado en los últimos años. Y es que, tras recibir el apoyo expreso de los principales directivos de Sporting Cristal, lo cierto es que estos mismos se fueron al extranjero a buscar su reemplazo. La salida de Rivera podía ser justificable desde varios puntos y es que, había que reconocerlo, no tuvo buena campaña el 2010. Las versiones a estas alturas hablan no sólo de una deslealtad dirigencial con respecto a Rivera sino también a la reticencia de algunos jugadores a su estilo de trabajo. En fin.

El tema es que, sin que Rivera se desligue del club, Juan Carlos Oblitas ya estaba viajando por Sudamérica buscando un técnico para Sporting Cristal. Y se barajaron varios nombres, ¿eh? Se habló de Compagnucci, de Gareca, de Astrada y terminaron trayendo a Rivarola. Ya en su momento yo dije que a mi no me gustaba la opción de Rivarola.  Y te copio lo que escribí en diciembre del 2010 para no repetirme ahora escribiendo lo mismo:

“Yo te voy a ser bien sincero y Rivarola no me deja mucha confianza. Sobre todo por que su elección aparentemente se ha guiado más con el bolsillo que con la calificación de lo que realmente queremos en el banco de Sporting Cristal. Se habló de Gareca, de Compagnucci, de Astrada y se terminó cerrando contacto con Rivarola porque, hasta donde se dice, este es el que menos pretendía.

Aparte, Rivarola tiene experiencia, es cierto. Dirigió a Racing el 2004 y eso es algo a tener presente. No cualquiera dirige a un grande en Argentina y menos a Racing que es un vestuario caliente y una tribuna dificil. Pero, no ha logrado mucho. Olimpo es un club de provincia pequeña que para subiendo y bajando y en Pachuca fue como entrenador de menores y terminó dirigiendo por que el técnico se fue después de sufrir una goleada.

Puede que sea gran persona y un profesional con mucha proyección pero, en la situación tan álgida de Sporting Cristal hoy por hoy, no podemos estar “apostando” por futuros inciertos. Supuestamente a estas alturas ya se debería tener un “diagnóstico” de qué es lo que no funciona en Sporting Cristal y se debería estar buscando un buen técnico (si no el mejor) que precisamente sea la solución para ese problema diagnosticado. Ya no estamos para decir “a ver si este la acierta” (Rivera: La hora cero – 07/12/10).

Pero el elegido fue el Tiburón y tuvo muchas de arena y alguna que otra de cal. Para empezar tuvo unos primeros partidos horrorosos. Empezando con un amistoso a puertas cerradas contra el Géminis de Comas al que ganamos pero que en algunos momentos nos zampó un baile. Luego vino la tarde celeste y, tras la alegría, el partido nos dejó bastantes dudas y un torneo amistoso en el Monumental cuyos dos partidos dejaron molestias (1 y 2). Pero, creo yo, la copa que derramó el vaso fue el primer partido del Descentralizado donde hicimos un papelón de locales y tuvo que salir la dirigencia de Oblitas a intentar desviar la atención a otro lado haciendo un escándalo por la actuación del árbitro Rafael que fue mala, pero no tanto, y tampoco fue la razón de nuestra derrota. Releo la crónica que escribí en aquel día de febrero y veo cosas que pudieron seguir diciéndose durante el resto del campeonato.

“Lo que se va haciendo más fuerte es la certeza de que, una vez más, hemos perdido otro año. Alguno dirá que me apuro en calificar así a este equipo pero yo siento que no estoy exagerando. Y estoy convencido, además, que los partidos que vienen van a confirmar esto que les digo hoy. ¿Saben por qué? Por lo que les dije al inicio. Esto es una cachetada de realidad. Y en algún momento debemos empezar a dejar de mentirnos.

Este equipo no está ni hecho ni en camino de estarlo. Son sólo jugadores que corren detrás de un balón sin ninguna idea fija. Es un grupo con el que recién hay que empezar a trabajar, al que recién hay que darle forma. Este grupo está para trabajarlo. No está para pelear campeonatos ni para disputar puntos de visita. No está para pararle el carro a los compadres ni a los equipos que se han reforzado en serio. Estamos para pelear sólo los partidos de locales que jugemos contra Comercio, Cobresol, Cienciano, Huancayo, Boys o Sullana. Ojo, “de locales” por que de visita no creo que les demos mucha pelea. Por lo pronto, ya mostramos que de locales, ante Melgar, no pudimos. Estamos solamente para volver a quedar en media tabla y esperar, por favor, no vernos implicados en la baja.

De repente, con mucho trabajo y algo de suerte, a mitad del año podamos ver que estamos para tentar el último cupo a la Sudamericana. De repente” (La Cancha: Sporting Cristal 1 – FBC Melgar 2 – 14/02/11).

El paso de Rivarola fue fugaz y luego de este pésimo partido inicial tuvo partidos de regulares a buenos como la victoria ante Boys de visita o los triunfos ante Comercio y Cienciano de locales. Rivarola, sin cuajar un equipo, se fue en abril. Muchos, tras los pésimos resultados que tuvimos después, dijeron que con él hubieramos tenido mejor rendimiento. Yo lo dudo, el equipo del Tiburón no mostraba nada y el hecho de que Reynoso tampoco haya podido hacer florecer nada, no quiere decir que Rivarola estuviera teniendo mejores resultados.

Algunos dirán que Rivarola dejó al equipo a 5 puntos de la punta mientras que con Reynoso nos fuimos a pelear la baja. Pero eso se debe, creo yo, no tanto a cuestion de técnico sino a cuestión de fixture. Rivarola dirigió al equipo cuando tenía la temporada más favorable para nosotros a todo lo largo del fixture. Al comentar el fixture a inicios de año había señalado que la parte difícil venía luego del encuentro con Cobresol y esa fue, precisamente, la parte donde recién asumió Reynoso y donde más puntos perdimos. Era previsible desde antes del campeonato.

“Acá empieza, quizá, el tramo más dificil de esta parte del campeonato. La novena fecha es en Trujillo el 24 de abril y el 1 de mayo recibimos a la U – también en el San Martín aparentemente – y cerramos en Chiclayo el 8 de mayo. Lo que sigue es la “seguidilla” por que se vienen tres fechas en una semana. el 15 recibimos a los charapas, el 18 nos iremos a algún estadio lejano y vacío para visitar a la San Martín y el 22 recibimos al León en el San Martín. Mayo, un mes con muchos partidos se cierra en Huancayo donde nos vamos el 29 de visita. Mayo, a todas luces, va a ser un mes muy dificil. Tal vez el más dificil del campeonato. Seis partidos en cinco semanas y enfrentamos a cuatro de los equipos más fuertes del campeonato (Vallejo, la U, Aurich, San Martín y León). Ese mes puede ser el que marque el desempeño de Cristal en el campeonato. Si nos caemos, nos vamos a caer feo” (El Fixture – 12/02/11).

Y, justo antes de esa parte dificil, tras empatar con Cobresol de local, el Tiburón se fue.

Pero, amigo, no te engañes. Rivarola no se fue por los resultados futbolísticos. Tampoco se fue porque Oblitas no veía la hora de volver a meter mano en las contrataciones. Hasta donde yo escuché, Rivarola se habría ido por un error en su manejo como técnico, una falla que podría considerarse hasta ética y que motivó su rápida separación del club. No se puede analizar su salida como si hubiera sido un hecho motivado por cuestiones futbolísticas cuando no lo fue. Así de simple.

A la luz de los hechos, la contratación de Rivarola se confirma como un error. Una decisión que Oblitas tomó en función de consideraciones que desconozco pero que dudo que hayan sido deportivas. A la larga, Rivarola no hizo nada a nivel futbolístico y se fue sin dejar una buena imagen como profesional. No podemos hablar de “las bases que sentó Rivarola” porque no creo que haya sentado ninguna. Tal vez lo único rescatable que hizo fue traer a Germán Rivera y a Alejandro Frezzotti. E incluso si así las hubiera dejado, Reynoso se encargó de no tomarlas en cuenta. Pero de Reynoso hablaremos mañana.

La noticia al terminar la noche fue la que, seguramente, cuando leas esta crónica ya todo el mundo dice: Juan Reynoso no va más en Sporting Cristal.

Esto es la confirmación de rumores que se escucharon desde el pitazo final del partido con San Martín y acá te cuento lo que sé.

No era un secreto que a Reynoso ya no le tenían fe desde hace semanas. Ya desde septiembre te decía que le estaban buscando reemplazo. Pero la semana pasada las cosas tuvieron un vuelco grande. Luego de que esta página fuera la primera (hay que echarse flores de vez en cuando pues, varón) que diera la noticia del acuerdo llegado con Leonardo Franco, hubo una discusión entre Juan Reynoso y Carlos Benavides. Reynoso expresó su molestia porque, por un lado, algunos directivos le estaban hablando de continuidad y de pronto sale la noticia del acuerdo cerrado con este jugador que él no había pedido ni tenía en sus planes. Reynoso confirmó la noticia por su lado cuando llamó al representante del jugador y éste le habría dicho lo que sabemos: Franco y Cristal llegaron a un acuerdo. El técnico fue a increpar al Gerente y ambos terminaron la discusión muy agriamente.

(foto:clubsportingcristal.pe)

Eso fue antes del jueves pasado. El jueves pasado hubo reunión del directorio en Backus y el tema principal fue Reynoso. En disputado debate, la decisión se tomó aunque prefirieron no hacerla inmediata para no desestabilizar al equipo. Reynoso ya no iba para el 2012 y eso, que era casi definitivo, paso a ser un hecho.

Pero luego vino la tragedia de ayer y Reynoso estaba entre la espada y la pared. Inclusive luego del partido, en la explanada frente a los camerinos donde salen los jugadores a declarar, algunos periodistas decían en voz baja que Reynoso iba a renunciar en ese mismo momento. Bueno, no habrá sido en ese momento sino en cuestión de horas. La cosa es que hoy día se cerraron los temas, se habrá hablado lo que tenía que hablarse y todo se acabó. Juan Reynoso ya no va más y sólo se espera la conferencia de prensa de mañana martes 22 en la que se hará el anuncio oficial.

Te adelanto algo que creo que va a ser un hecho: Reynoso no se va a presentar en la conferencia. El tema ha quedado tan caldeado que hay directivos que no lo quieren ni ver en La Florida. Me imagino que Benavides debe ser uno de ellos.

Y bueno, eso es todo lo que sé sobre ese tema.

La pregunta ahora es …. ¿quien va a entrenar al primer equipo?

Y es una pregunta capital, ¿eh? Porque, verás, en Cristal ya no tenemos técnicos que tomen la batuta. ¡Asca! podrían decir los más entusiastas pero yo lo dudo mucho. A Asca, no te olvides, ya le dijeron que no iba a continuar en menores y la verdad es que, según me comentan, está sumamente relegado por la directiva. Sería rarísimo que esa misma directiva le lance ahora la responsabilidad de entrenar el primer equipo y, hay que decirlo, salvarnos de la baja. El profe Mellán es una institución pero no está en condiciones físicas de entrenar al primer equipo y fuera de él no hay más entrenadores salvo los de la Academia. ¿Quién asume el tema? ¿Oblitas?

Te digo lo que yo creo: ¿Te acuerdas de Julinho y Francisco Melgar? Pues hasta donde yo sé, Francisco Melgar es el único entrenador que tiene vínculo con Cristal. Osea, la idea era que empiece a trabajar menores a partir del próximo año pero, ante la emergencia y considerando que él este año sólo dirigió en la Segunda, podría poner el hombro y asumir la conducción del equipo estos dos difíciles partidos.

Yo podría apostar mi cabeza a que va a ser Melgar quien va a coger al equipo. Aunque, claro, podría equivocarme. Pero no lo creo. :-)

Dificil momento para la institución. Creo yo que el más dificil de nuestra historia. El 2007 enfrentamos la baja pero desde la mitad del campeonato estábamos todos unidos tras un objetivo. Fue dificil y lo logramos. Hoy, a dos fechas del fin del campeonato, estamos desarmados como equipo, como colectivo, como institución. Hay que unirse.

Y por ejemplo, un buen ejemplo de unión y reconciliación sería si Revoredo rectifica su error y pide disculpas a la hinchada a quien ofendió. Yo tengo aprecio por Revoredo que es un buen jugador pero a quien el mal momento hizo que se excediera. Voltear esa página ayudaría bastante.

Necesitamos estar todos juntos. Todos los celestes.

¿Algo más? Si. Aparentemente en la reunión de directorio del jueves pasado no sólo se cocinó la salida de Reynoso. Lo que se confirmó es que Cantuarias se va a quedar al mando de la institución el próximo año y eso fue el último round de la pulseada que hubo entre él y Oblitas. El que también estaría dejando su puesto en la directiva de Cristal y el próximo año ya no estaría sería, precisamente, Juan Carlos Oblitas. De confirmarse esto en ese sentido, estaríamos ante el fin de una etapa completa en Sporting Cristal. Etapa funesta, por cierto, pero que parece estar terminando.

¿Una más? Si. Así como Franco en su momento, todo parece indicar que John Galliquio, luego de tantas veces, por fin aceptaría venir a Cristal el 2012. Su acuerdo está casi cerrado.

Listo cervecero, estas servido. No te puedes quejar ya que te he contado todo lo que sé.

Ahora me voy a dormir. Ya es casi medianoche y quiero soñar con un Cristal ganador. Con el Cristal del que me enamoré y del que no voy a parar hasta verlo recuperado.

Por -
0 32

Antes, te recomendaría que le des una leída a la Parte 1.

Esta semana no ha sido tranquila, ¿no?

Todo lo que había logrado el equipo en Cusco, se ha borrado de un mazazo en el partido con Inti Gas y, de pronto, desde La Florida (mayormente técnico y jugadores por que la dirigencia se cuidó de no decirlo) salen voces intentando echarle la culpa a la hinchada mala, malísima, que no tiene paciencia y tiene el descaro de pretender meterle presión a los jugadores desde el inicio del partido. Sí pues, qué malos que somos con este equipo que no muestra nada.

Pero, eso no es lo que me interesa contarte ahora sino más bien de intentar reflejarte lo que podría se el panorama 2012 de esta institución.

1. La Gerencia General.

Menudo movimiento que hubo este año respecto a este puesto, ¿no? Ya tras un mes luego de la salida de Juan Carlos Oblitas, aparentemente nada a mejorado. La llegada del Chino Benavides ha tenido repercusión más en la instauración del 2×1 en oriente y occidente que en cualquier otra cosa. Eso y el hecho de que, por lo menos, Benavides pasa más tiempo metido en su oficina del club que su antecesor.

Pero ya antes te había contado que el cargo del Chino Benavides sería interino. En un primer momento se habló del ascenso de José Antonio Osterling pero ahora lo que he escuchado con fuerza es la presencia de Francisco Lombardi. Vamos, a Pancho incluso ya se le ha visto en los entrenamientos. Esta noticia alegra a muchos por que Pancho estuvo presente en el campeonato del 94 y se le ve como el artífice de la época más bonita del club. Exactamente como hace cinco años se le veía al Ciego Oblitas.

foto:clubsportingcristal.pe

Pero a mi me vienen a la mente otras cosas y es que Pancho también estuvo presente en el año 2000 y 2001 cuando Cristal era todavía un equipo opaco pero no el desastre que es ahora. Luego de eso estuvo como directivo del club Coronel Bolognesi de Tacna precisamente cuando se dio la salida de un gran número de juveniles cerveceros al equipo escarlata sin que hasta se sepa si eso dejó o no algo a favor de Cristal (entre ellos se encontraba Renzo Revoredo, por darte un ejemplo). También se le menciona como parte activa en la ruptura interna del club cuando los Bentín terminaron saliendo de la institución, en la ruptura con Flavio Maestri, y también se le mencionó cuando se habló de presuntas irregularidades relativas al dinero por la venta de Roberto Silva al Werder Bremen. Encima de eso, estuvo desde el 2003 hasta el 2005 como Vicepresidente de Burga en la Federación. Es más, el mismo Jaime Noriega lo mencionó, junto con Diego Rebagliatti, como responsable de la campaña 2007, la contratación de jugadores y más.

Demasiados temitas de distinta índole como para que yo me quede tranquilo y, sobre todo, como para confiar ciegamente en que todo lo que lo mueve es un incondicional amor a la camiseta.

Sí, ya sé que estamos en búsqueda de identidad y todo eso pero, no lo sé, con sólo identidad no se solucionan los problemas.

En fin.

2. La Gerencia Deportiva.

Tal parece que el ciclo de Gustavo Zeballos al frente de la gerencia deportiva del club estaría en sus últimos meses. Esto es algo que se venía diciendo desde hace un mes cuando Oblitas dejó la Gerencia General. Acá las cosas parecen no cambiar mucho ya que quien sigue siendo el más voceado para ocuparse de esto es el Chino Benavides.

De esto ya escribí antes y no viene al caso repetirlo. Sin negar ni dudar de la capacidad gerencial de Benavides, lo cierto es que él estuvo ya en ese cargo y desde mi punto de vista también carga sus pasivos.

3. La Presidencia.

Lo que más me ha sorprendido es la noticia que posiblemente Cantuarias ya no siga al frente. Al parecer, estaría siendo destacado al exterior como parte de su función dentro de la Corporación Backus  – que es la que define todo a última instancia – lo que me lleva a pensar que, tal vez, su enfrentamiento dentro del directorio por procurar la salida de Juan Carlos Oblitas estaría terminando pasándole factura.

Ello explicaría en parte por qué, luego de su queja por el arbitraje que sufimos ante Boys, no ha vuelto a tener una aparición en su condición de presidente del club. Incluso ya no se le ve en el Estadio ni tampoco en el homenaje que el pasado domingo hicimos a Ramón Mifflin. Sobre todo considerando que él siempre ha estado presente en los homenajes.

Garcia Rossell en representación del club (¿o de la Corporación?) haciéndole el homenaje a Ramón Mifflin en reemplazo de Felipe Cantuarias.

¿Y quién subiría a ser Presidente de Sporting Cristal?

¿Cuál sería la opción que crees que disgustaría más a la hinchada? Sí. exactamente esa.

Y es que, vamos, el plan de poder tener un candidato con peso para tentar la presidencia de la FPF es lo que le quita el sueño a la Corporación. Y él es el hombre de la Corporación, pues. Y a la larga, tal como dije hace un par de párrafos, vamos viendo quién terminó ganando la pulseada. Cantuarias dejaría el club y él volvería. Lindo, ¿no?

Y, como nuevamente estoy escribiendo mucho, termino el post acá y te dejo con esa sensación.

Por -
0 40

Y bueno, me imagino que con esta noticia la sonrisa se le fue a muchas personas,¿no?

Y no, tampoco es que me alegre. Lo mio es una sonrisa condescendiente porque, si no lo has notado aún, yo jamás me creí la idea esa de que la salida de Oblitas (si es que pudiera haberla) sería la solución de nada. A la larga lo único que hubo fue un cambio de posiciones. El Gerente General pasa a ser Segundo Vicepresidente y el Presidente de Menores pasa a ser Gerente General. Esto es como la política, pueden haber muchas revoluciones y muchos caudillos, a la larga siempre van a estar los mismos.

Y es que, sigo de majadero, el problema de Sporting Cristal no es un problema de nombres.

Pero, mientras tanto, yo te suelto algunas cosas:

1. Hoy salió El Comercio a hacerse autobombo diciendo que ellos sabían hace meses que Oblitas se iba y que son los amos de la información, que Oblitas estaba cocinado hace tiempo y que Cantuarias quería bajarse a medio Cristal. Bueno, la noticia de hoy muestra que todo eso no es tan cierto. Sin embargo, varias cosas rescatables hay así que, si quieres darle una leída, puedes dar click aquí.

2. ¿Pero, Oblitas renunció o lo renunciaron?

La última presentación de Oblitas como Gerente General, hablando de los árbitros.

Lo renunciaron, amigo mio. Pero si crees que las cosas en Cristal se hacen abiertamente y todo es producto de un encontrón entre los protagonistas, estamos entendiendo las cosas mal. Hasta donde yo pude ver, en Cristal las cosas se suelen manejar como en las grandes empresas: a nivel de intrigas, lobbys y acuerdos. Después de todo, no en vano es parte de la Corporación Backus que es una empresa gigantesca y, como todas, tiene sus ollas de grillos. Bastante de esto te lo conté en éste post, pero sobre todo en este otro y también en este de acá. Puedes revisarlos de nuevo si quieres. Luego no digas que no me ocupé del tema.

A luz de lo que pasó, creo que es evidente que desde mayo se definió la salida de Oblitas en lo que debió ser una pequeña escaramuza en la lucha de poder dentro del directorio de la Corporación (te la resumo de nuevo: hay quienes quieren que Oblitas se mantengan por que hay un interés con miras a la FPF principalmente, Cantuarias también es director de la Backus y él considera que Oblitas debería salir. La decisión implica, sí o sí, un enfrentamiento dentro del Directorio ya que una de esas dos partes tendría que ceder). Lucha de la que, hoy vemos, salió airoso (aunque no completamente) el Presidente Cantuarias. Juan Carlos, entonces, iba a salir pero no inmediatamente. La versión más generalizada es que Oblitas se dedicó a trabajar con Juan Reynoso (quien cuenta aún con el apoyo del presidente Cantuarias) para traer a los refuerzos. Así, con la llegada del Revoredo (el último refuerzo), Juan Carlos Oblitas dijo “misión cumplida” y a casita.

“Misión cumplida” (foto: clubsportingcristal.pe)

3. ¿A casita?

Era previsible que Oblitas no se iba a ir. Oblitas no está puesto ahí por gusto. A Oblitas lo puso el directorio de la Corporación que, como te irás dando cuenta, son quienes hacen y deshacen en última instancia. ¿Te acuerdas del tan voceado plan de hacer que Oblitas vaya a la FPF y la necesidad de juntar tres años como dirigente? Bueno, nadie ha dicho sí y tampoco nadie lo ha negado. Pero yo creo que es cierto y que ese interés sale de arriba y que ello implicaba que, a lo más, Oblitas daría un pasito para atrás. Juan Carlos sigue en el directorio y ahora la papa caliente la toma el Chino Benavides.

Entonces, si volvemos a enfocar las cosas desde el punto de vista de la lucha de poder dentro del directorio de la Corporación, veremos que se ha buscado una salida salomónica que hace que ninguna de las dos partes ceda mucho: Oblitas sale del puesto que tiene poder de decisión pero se mantiene en la directiva. Ello explica la razón por la que la salida de Oblitas fue tan caballerosa (renuncia por motivos de salud y con invitación a mantenerse en la directiva) y la razón por la que hoy Cantuarias habló en tan buenos términos de Juan Carlos y dijo haberle pedido que se quede apoyando en el club pero de más atrasito.

Todo es política. Política interna de una empresa gigantesca como la Backus.

4. ¿Oblitas está enfermo?

El comunicado que anunció su renuncia dice que Oblitas tiene temas de salud. En realidad, hasta donde yo sé, sí es verdad. Esperemos que se recupere pronto pero definitivamente esa no fue la razón de su salida. Aunque, claro, pudo haber influido ligeramente.

5. ¿La vicepresidencia es un cargo de poder?

Hasta donde yo sé, no. En realidad los únicos que creen que las segundas vicepresidencias tienen algún peso son … los mismos segundos vicepresidentes. Este es un cargo totalmente nominal como nominal es el cargo del primer vicepresidente que actualmente ocupa Francois Mujica. Claro, no va a faltar la conspiranoia de quienes van a decir que ahora Oblitas pasa a ser un “Montesinos” del Cristal y que desde su retiro dorado va a seguir manejando las cosas, subiendo las entradas, contratando los refuerzos, armando los equipos.

Yo me remitiré a lo que ya te dije. La salida de Oblitas no obedece a su salud ni mucho menos a la situación deportiva del club, no te engañes. La salida de Oblitas es producto de un choque dirigencial entre él y quienes lo apoyaron en el directorio de la Corporación y Cantuarias y lo que él quiere hacer en Cristal. Así que veo realmente dificil que mantenga alguna cuota decisoria ahora que Cantuarias se ha visto fortalecido.

Y es que eso es un tema esencial, acá quien ha terminado fortalecido ha sido el Presidente. No es, como algunos ponen, que la Corporación le enmendó la plana. Si por la Corporación hubiera sido, nada habría cambiado. La salida de Juan Carlos ha sido una decisión trabajada por el mismo Cantuarias y sí él mismo ha salido a anunciar que  Oblitas se queda como Segundo Vicepresidente es sólo una deferencia que no quita para nada el hecho que te comento.

Benavides, Cantuarias y Zevallos.

6. ¿Es más de lo mismo?

Vamos, en mi post anterior te dije que no anticipo grandes diferencias en la forma en que Cristal está siendo manejado. En los últimos días, sin embargo, me enteré que algunos cambios vendrían al club y que no nacerían de Benavides sino de Cantuarias. Ojo, eso no quiere decir que ahora vamos a manejarnos como si fueramos otra institución, nada de eso. Al parecer existen algunos temas de gestión que a Cantuarias no le terminan de cocinar y posiblemente se irán implementando en estas semanas. ¿Cuáles? No lo sé aún pero me imagino que irá un poco en el tema administrativo del club y en el manejo de las divisiones menores.

Entonces, debo afinar mi afirmación, no anticipo grandes cambios (como sería por ejemplo, devolverles el club a los Bentín) pero si algunos cambios importantes (como sería la llegada de un nuevo gerente deportivo y algún cambio en la gestión institucional).

Por lo pronto se me comentó que la relación entre Zevallos y Benavides no sería la mejor. Por ahí quizá se anticipe alguna movida. Se habla de Jorge Soto y de Roberto Palacios asumiendo cargos dentro del club pero yo no tengo mayor información como para asegurartelo o desmentirtelo.

7. ¿Y el equipo?

Juan Reynoso recibió el apoyo total de la directiva incluyendo a Cantuarias. Actualmente la situación incomoda y eso hace que la idea de que, si el rumbo no empieza a cambiar pronto, el técnico pueda perder ese apoyo no sea lejana. Pero tampoco es inminente. A Reynoso lo han dejado trabajar tranquilo y no piensan intranquilizarlo por el momento. A pesar de la salida de Oblitas, ha recibido el apoyo a su proyecto que, como ya te dije antes, apunta al 2012 y no a este año. Entonces, me atrevería a decir que aún si terminamos 14 y salvamos el descenso por 1 punto, la cuestión no va a cambiar.

Todos juntos.

Lo cierto sería que ya no van a llegar más refuerzos y que este grupo que tenemos ahora es el que se va a encargar de salvar el año.

Y nada más, por el momento.

SOCIAL

31Suscriptores+1
9,294SeguidoresSeguir

Escriben

1640 PUBLICACIÓN55 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS