Etiquetas Publicación etiquetada con "José del Solar"

José del Solar

Por -
3 2485
Fernando Pacheco y Martín Távara celebran la estrella 18 (Prensa Sporting Cristal)

¿Cuál es el sentido de una inversión si no utilizas sus frutos? ¿De qué sirve plantar un árbol de manzanas, regarlo todos los días, invertir en abono y pesticidas, si cuando dé manzanas, no sólo no las comes ni las vendes, sino que además ni las pruebas? Hoy Sporting Cristal es eso, es el campesino que cosecha manzanas para botarlas o regalarlas.

Hace varios años vengo escuchando que gran parte de nuestro presupuesto se va a menores, y definitivamente se ven los resultados, campeonato de menores que juega Sporting Cristal en Perú, compite, y si no lo gana, llega a la final. El problema es que el resultado de un proyecto de menores no debe ser medido por los títulos en esta categoría, sino en la cantidad de jugadores que se logran consolidar en Primera.

¿Qué pasa entonces en Sporting Cristal? ¿Por qué otros clubes hacen menos bulla y, sin embargo, tienen mejores resultados que nosotros? Está claro que en SC tenemos la costumbre de enamorarnos más de las ideas que de las acciones, recordemos sino el famoso manual del estilo: Es una idea genial, suena muy bien como concepto, pero la aplicación de dicho manual ha sido paupérrima. El tema es muy simple, cuando no crees en una idea puedes hablar mil veces de ella, adornarla, venderla como algo espectacular, pero la ejecución jamás será la ideal.

En Sporting Cristal, el proyecto de menores parece una creencia de pocos, una corriente en la que creía una parte de la directiva que ya no está (Dyer, Cantuarias y Schreiber) y en la cual las actuales cabezas al parecer ya no creen. La contratación de ‘Chemo’ Del Solar sostiene esta teoría, se cree erróneamente que ‘Chemo’ es un DT que hace jugar a los jóvenes, pero no necesariamente es así, en la San Martín prefirió llevar a Álvaro Ampuero, Marcos Ortiz, Alexander Succar, Saúl Salas, Pietro Flores y otros antes que usar sus propias canteras. Y los que si usó, como Renzo Garcés, ya eran titulares antes de su llegada. No confundamos jóvenes con canteras, un jugador joven puede ser una contratación de 21 años, mientras que un jugador de cantera tiene la formación y estilo esperado por el club.

Constantemente leo, entre hinchas, algunos conceptos que no comparto: “No tenemos lateral derecho, pongamos uno de la cantera” o “Deben jugar los mejores, la edad no importa”, ambos conceptos en mi opinión están totalmente equivocados. Veamos el primero, este sugiere apurar el desarrollo de un jugador joven para suplir una carencia en el Primer Equipo. El jugador joven no debe ser el encargado de apagar incendios, en todo caso debe alternar hasta estar listo para hacerlo, pero, darle la responsabilidad sin siquiera haber debutado, no es la solución. Sobre todo porque después de apagar el incendio normalmente se comete el error de cortar su desarrollo y darle la responsabilidad a un refuerzo. Por ejemplo: Luis Abram fue titular todo 2014 y en 2015 casi no jugó porque se trajo a Matías Martínez y al ‘Mudo’ Rodríguez. Otro ejemplo: Alexis Cossío fue titular en 2013 y en 2014 no jugó porque se trajo a Yoshimar Yotún. Un último ejemplo: Alexis Rojas y Fernando Pacheco, por el 2016 que tuvieron, eran llamados a ser alternativas constantes en la rotación del Primer Equipo, pero se decidió invertir en el préstamo de Ortiz y prácticamente estos perdieron cualquier oportunidad en la primera mitad de este año. En todos estos casos, con el tiempo se puede decir que hubo una involución, en mi opinión, la para que tuvieron fue una de las causas de esta involución. Podemos decir que no eran lo suficientemente buenos, pero, en el caso de un proceso de menores, lo más importante son las formas.

El segundo concepto es otro error frecuente que cometen los hinchas, pero básicamente los entrenadores. Si estás apostando por un proyecto no puedes evaluar el valor de un activo considerando solo el valor actual, sino también tienes que traer a consideración el valor potencial de este. Esa suma de valores es lo que debe considerarse. En finanzas, este concepto se llama VAN: Que es el valor actual neto del activo y sirve para evaluar la rentabilidad de un proyecto; si aplicamos esto al fútbol, sería básicamente lo que he explicado líneas arriba. Mientras no profesionalicemos nuestras decisiones, nunca vamos a minimizar el riesgo y seguiremos intentando competir con jugadores como Blackburn y Revoredo.

El desarrollo de un jugador joven tiene que ser gradual, no puede pasar de cero a veinte en un partido, el club no puede esperar eso y los hinchas tampoco, tampoco debe ser interrumpido, debe empezar con su debut, siguiendo con la rotación en el primer equipo para agarrar ritmo y minutos y pueda pelear por un puesto en el Primer Equipo. De nada sirve que un jugador debute para completar una bolsa de minutos si luego no existe la convicción de hacerlo jugar cuando la bolsa se cumple. ¿No eran estos últimos partidos una buena oportunidad para esto? ¿Cuál es el sentido de hacer jugar a un central como lateral izquierdo en vez de darle minutos a un lateral izquierdo real como Jesús Mendieta? ¿Qué va a pasar cuando Lobatón se retire, vamos a invertir en traer a alguien sin mirar a nuestras canteras de nuevo? ¿Martín Távara no debería participar de la rotación en este Clausura?

El club debe tener una política de promoción. En el fútbol de alta competencia, dentro de las metas a través de las cuales los clubes evalúan a sus entrenadores (los cuales son más que entrenadores, ya que también tienen injerencia en otras áreas del club) hay temas más profundos que sólo los resultados inmediatos del Primer Equipo. Se evalúa el estilo de juego mostrado por el equipo, se evalúa la calidad de los fichajes realizados y otras aristas que van de acuerdo con la política y posicionamiento de cada club. En el caso de los clubes que deciden posicionarse como formadores, la cantidad de canteranos que logran consolidarse en la rotación del primer equipo es una de las aristas a través de la cual se evalúa a un DT, es uno de los objetivos que se le plantea cuando se le contrata y es parte del perfil que se usa para determinar los distintos candidatos a uno de los puestos más importantes en el club.

Hoy Sporting Cristal no tiene claro que hacer con sus canteras, da la impresión de que se perdió la confianza en el proyecto por la búsqueda del resultado inmediato. El club no sabe si prestarlos, no sabe si tiene que reforzarse (y el hincha tampoco lo sabe), no hay un discurso común, cada uno dice lo que piensa y cada nueva declaración es borrón y cuenta nueva. ¿Como evalúan el valor de éstos si no tienen las oportunidades que sí dan a ciertas contrataciones que a la larga no funcionan nunca? Hoy se habla de un nueve extranjero, se habla del regreso de Succar y a esto yo me pregunto, ¿qué pasará con Olivares que debutó con gol el domingo? Sporting Cristal, un club formador, que invierte grandes cantidades en menores, solo ha hecho debutar a 3 jugadores este año: Christopher Olivares, Edhu Oliva y Gianfranco Chávez y entre los 3 no suman 200 minutos. ¿Se presta a especulaciones, no? ¿Para qué seguir invirtiendo? Si no van a creer en el proyecto, que la plata que se invierte vaya al primer equipo en todo caso, no sigamos mintiéndonos, vendiendo una idea que no es real y gastando en algo en lo que no creemos.

Hoy, quincena de agosto de 2017, pensamos en refuerzos, en purgas, en cambios y como todos los agostos, volvemos a empezar.

Salud Pablo, espero que tú si creas, no me defraudes, no nos defraudes, porque si no, estamos formando para otros.

Por -
4 1077

Actualmente los entrenadores en el fútbol gozan de un protagonismo exagerado. Es común ver a entrenadores que absorban toda la culpa en las derrotas o que sean santificados como salvadores en las victorias, pero no debe ser así. Los entrenadores tienen su importancia, sin embargo, jamás serán determinantes. Los partidos se pueden definir desde un árbitro parcial hasta con el resbalón de un central, pero los entrenadores siempre miran desde afuera.

Recientemente Pablo Zegarra asumió como técnico de Sporting Cristal tras la destitución de José del Solar. Desde que se acercaba el final del ciclo “Chemo” hasta la actualidad del período “Zegarra”, todos los bienes y males se redujeron a estos dos nombres, como si ellos fueran los protagonistas. Es innegable que hubo una mejora en cuanto a sostener el nivel futbolístico del equipo después que asumiera Zegarra, pero no todo es color de rosa. El partido frente a Cantolao fue un recuerdo de los malos partidos que había mostrado Sporting Cristal con Del Solar ¿Entonces también podemos jugar mal con Zegarra? Claro que sí. Son los mismos jugadores, los mismos dueños del juego.

Me voy a atrever a reducir la influencia futbolística de Zegarra en el equipo, y atribuiré lo positivo de su estancia en el club a un mejor ánimo en el vestuario, cosa que también vendría a ser una virtud en el manejo de grupo por parte del nuevo DT. Se percibe al equipo mucho más descomprimido en tensiones y lamentablemente a los “líderes” engreídos nuevamente.

Los técnicos solo son parte del juego. Todos tienen la tarea principal de convencer a su equipo de jugar de una manera determinada para conseguir la victoria. Porque esa “manera de jugar” no es que sea más importante que los resultados, simplemente está antes. Los comando técnicos de ‘Chemo’ y Zegarra son más similares que diferentes. Es seguir una línea de juego dentro de Cristal, solo que las percepciones internas y externas son muy diferentes, pero los jugadores los mismos ¿Mantener feliz a los jugadores o al entrenador? Ésta vez la dirigencia se inclinó por los verdaderos dueños del fútbol. Priorizaron la comodidad de los jugadores a seguir jugando bajo presiones y rumores que afectaban al club.

Hay que tener cuidado con eso de mantener felices a los jugadores. Algunos líderes de Cristal quizás estén gozando de demasiada comodidad por parte de la dirigencia, que cada vez parece querer tener más influencia en el juego. No sólo en Cristal, en el fútbol en general. Pero, ¿qué importancia tiene el presidente cuando Ávila está por definir, cuando Cazulo está entre achicar o agrandar, o cuando Ray decide si encarar o no? Ninguna.

Ni de los dirigentes ni de los entrenadores, el fútbol es de los jugadores.

(Prensa Sporting Cristal)

Cuando se tenía la certeza de haber escrito antes que no se podía jugar un peor partido, aparece este Sporting Cristal versión Del Solar para continuar sorprendiéndonos, de mala manera, jugando uno de los peores primeros tiempos en muchos años y perder, una vez más, de visita en el Torneo Apertura 2017.

Del Solar confirmó el once para este partido definiendo un sistema 1-4-2-3-1 enviando a Ortiz nuevamente por banda derecha en favor de Joel Sánchez más adelantado. Los once inicialistas fueron: Viana; Revoredo, Garcés, Abram, Céspedes; Ballón, Ysique; Rojas, Sánchez, Ortiz y Ávila como delantero punta.

Así los vimos:

Mauricio Viana (6.5): Espectacular en la mayoría del encuentro. Directo responsable de no perder por goleada, aunque también del gol en contra por salir de manera apresurada y riesgosa a cortar un centro, fallando en el intento. Su falta de confianza en una línea defensiva pobremente trabajada nos pasa factura.

Renzo Revoredo (4): Sin mayor participación en ataque y con grandes deficiencias para cubrir el espacio a sus espaldas. Fue el capitán del equipo por primera vez en el año y no pudo responder con rendimiento y valentía lo que la banda exige. Su apoyo en ataque a Rojas, y luego Costa, fue prácticamente nulo. Amonestado en el minuto 91.

Renzo Garcés (5): De regular actuación. No terminó por dar sensación de seguridad en la zaga, sobre todo en el primer tiempo. Sin embargo, se exigió bien para salvar situaciones peligrosas como en el inminente gol que saca sobre la raya en el inicio del partido. Lamentablemente, desperdició una clara opción de gol solo frente al arco y sin portero en el complemento.

Luis Abram (4.5): Parece confirmar las sospechas de que nunca llegará a ser el comandante en la zaga celeste. Con una inseguridad alarmante en la cobertura 1 versus 1, muchas veces saliendo largo y sin receptor claro, nos expuso a ser dominados en gran parte del primer tiempo. Sufrió mucho para controlar a Carando y luego a Neumann. Su rendimiento se potencia con un zaguero de experiencia al lado. Este año no lo tenemos y sufre.

Jair Céspedes (4): Improductivo, con poca transición e ideas en ataque. Su banda fue constantemente explotada por los mediocampistas y delanteros rivales. A estas alturas uno se pregunta qué tanto puede dar en la altura un jugador que disputó casi todos los minutos de la temporada. Necesita relevo ya mismo.

Josepmir Ballón (5): De regular desempeño, aunque no es suficiente. Por momentos pudo contener algunas arremetidas rivales, sin embargo, en su afán de empezar la elaboración, terminó confundido y sin mayor trascendencia. Su nivel de juego debe mejorar si es que va a ser el que cubra el puesto dejado por Aquino.

Frank Ysique (6): Tuvo un partido rescatable por segundo juego consecutivo. Pisó el balón y trató siempre de ser seguro en salida. Recuperó algunos de los pocos balones que pudimos quitar en el primer tiempo. Su aporte silencioso, pero valioso, debe seguir creciendo con la suma de minutos en el año.

Alexis Rojas (3.5): Decepcionante partido para el novel extremo derecho. Se le notó ligero y poco resoluto. Desperdició la única clara opción de gol del primer tiempo al tirar un centro de mala manera. Fue reemplazado por Costa tras 60 minutos en el campo.

Joel Sánchez (3.5): Quizá este fue su peor partido de la temporada. Impreciso, impaciente y hasta por momentos con falta de coraje para demostrar reacción. Su performance se reflejó claramente en su paupérrima definición solo frente al arco ante una arremetida de Costa por la derecha y un disparo a las nubes de pura desesperación. Es una gran decepción hasta ahora. Fue sustituido por Pacheco a los 85′.

Christian Ortiz (4): Intrascendente, poco colaborativo y mostrando un desgano sorprendente para seguir las jugadas. Su aporte fue muy pobre y solo tuvo participación en un balón detenido luego del gol en contra, además de un disparo a puerta en el primer tiempo. Fue sustituido por Sandoval a los 12′ del complemento.

Irven Ávila (6.5): El mejor en el campo pese a su inicio impreciso. Fue el único que se fajó a la defensa cusqueña y generó peligro en contadas ocasiones. Tuvo yerros, pero su valentía apoyada en la mejora futbolística reciente fue evidente.

Cambios

Gabriel Costa (5): Tuvo 30 minutos en el campo y su aporte fue regular, aunque impreciso y sin llegar a desequilibrar como se esperaba. Participó en arremetidas por derecha y fue víctima de faltas sin generar mayor peligro.

Ray Sandoval (5): Jugó gran parte del segundo tiempo y, a pesar de mostrar momentos de habilidad y buena técnica, no pudo aportar lo suficiente para generar opciones de gol. Goza de la confianza de Del Solar y seguramente tendrá más minutos en cancha.

Fernando Pacheco (SP): Solo tuvo 5 minutos en el campo y no fue suficiente para evaluar su participación.

DT

José del Solar (4): De triste desempeño en este partido y en el año. A pesar de su prédica de fútbol de elaboración y posesión en ataque, propuso algo contradictorio, y no supo encontrar una forma efectiva de contrarrestar la intensa presión de Real Garcilaso. 2 visitas, dos derrotas en el Apertura y una mancha más para este año que aún tiene mucho por delante.

Árbitro

Micke Palomino (5): De regular actuación. Su desempeño pasó desapercibido, lo cual generalmente es muestra de un buen arbitraje. Quizá su única “polémica” fue la no amonestación en alguna falta fuerte de jugadores de ambos bandos, más allá de eso, juzgó de manera correcta una mano casual en área nuestra.

Por -
1 1027

Luego de un resultado catastrófico en Cutervo, Sporting Cristal volvió a ser local en el estadio Alberto Gallardo rescatando un triunfo que, aunque fue justo, no fue vistoso. El hincha se regresó a casa descontento y el equipo parece no encontrar el rumbo prometedor que tenía a inicios de 2017, ahogado en un mar de dudas futbolísticas y de manejo grupal. Para este encuentro, Del Solar dispuso la vuelta de Joel Sánchez al once inicial y nuevamente contó con Ortiz como media punta. El sistema elegido fue 1-4-2-3-1. Los elegidos para iniciar este partido fueron: Viana; Revoredo, Cazulo, Abram, Céspedes; Ballón, Sánchez; Costa, Ortíz y Sandoval, dejando a Ávila como delantero punta.

Así los vimos:

Mauricio Viana (4.5): Tuvo poco trabajo en el primer tiempo, sin embargo, fue requerido en alguna ocasión en la segunda mitad, siendo determinante en el descuento rival (en offside) tras una pésima salida suya. Posteriormente, tuvo un mal rechazo que dejó el arco a merced de Cartagena, quien no supo concretar en gol para suerte nuestra. Debió ser el partido más bajo de Viana. Su regularidad le da el respaldo necesario para ser nuevamente protagonista. Recibió tarjeta amarilla sobre el minuto 90.

Renzo Revoredo (5): Cumplió sin contratiempos sus labores defensivas. Se sumó al ataque en algunas ocasiones, aunque sin mayor peligro. Su sector siempre estuvo cubierto con relevos defensivos por parte de Cazulo, tanto así que Chávez nunca trascendió en el rival.

Jorge Cazulo (5): Lució un poco acelerado y poco preciso al inicio del encuentro. Perdió un par de choques con delanteros rivales, pero supo recuperarse ante la adversidad. Su participación fue más lúcida y segura en la segunda mitad, cuando USMP tomó el control del partido. Fue amonestado a los 64’, tras una fuerte falta en el medio campo.

Luis Abram (4.5): Cumplió en defensa, aunque la sensación de que la salida por su lado es poco prolija vuelve a estar presente. Casi siempre decidió salir largo cuando recuperaba un balón, haciendo el juego directo y muy disputado. Eso fue evidente y contraproducente en la 2da mitad, cuando por momentos no podíamos recuperar la pelota por mucho tiempo ante el ataque constante de USMP.

Jair Céspedes (5): A pesar de llegar con una lesión, Del Solar decidió incluirlo en el once inicial. Sus trepadas fueron constantes, aunque poco productivas. En defensa pudo cubrir los espacios ante el escaso ataque santo en el primer tiempo, pero su salida rápida fue fundamental en los contragolpes sobre el final del encuentro.

Josepmir Ballón (6): Tuvo un muy buen primer tiempo. Su recuperación y posicionamiento fueron claves para ejercer dominio territorial y controlar las contras de USMP. En la segunda parte, al ingresar Ysique, se pierde la referencia de elaboración y la ubicación. Dejó de recuperar balones y recurrió a faltas para controlar al rival sobre el final del partido cuando fue amonestado.

Joel Sánchez (5): De aparente bajo rendimiento y sin lucir como se espera, trató de ser salida limpia desde primera línea de volante, donde fue ubicado por Del Solar. Intentó mostrarse para el juego siempre, aunque con mucha imprecisión. Fue sustituido por Frank Ysique a los 6’ del ST.

Gabriel Costa (6.5): Uno de los mejores de la cancha. Mostró una cara nueva luego de varios partidos impreciso y más preocupado por confrontar al rival y al hincha antes que enfocarse en lo que pasa en el campo. Trajo a mal traer a la defensa del rival y fue víctima de faltas fuertes que Castañeda por momentos dejó pasar. Su rendimiento decayó ligeramente en la segunda mitad, pero sin duda fue peligro latente en el contra ataque.

Ray Sandoval (6.5): Muy buen primer tiempo de Sandoval. Sus dotes futbolísticas no son cuestionables. Trajo peligro al despuntarse con frecuencia y generó faltas constantemente por la banda izquierda, donde se ubicó al iniciar el encuentro. Tiene un fútbol diferente y hace que eso pese más en las decisiones de Del Solar para incluirlo en el once. Ante esta nueva oportunidad, uno solamente puede esperar que sepa aprovecharla para el beneficio suyo y del club.

Christian Ortíz (6): Siempre estuvo presente en las jugadas de ataque, pero con cierta imprecisión no común en él. Sin embargo, fue de los que más intentó rematar al arco rival, incluso asistiendo a Ávila para abrir el marcador con un preciso centro por bajo.

Irven Ávila (6): De terribles 10 minutos iniciales, supo dar vuelta a su actuación a partir de la formidable definición para el gol que anotó a los 11’. Desde ese momento intentó siempre ser parte de asociaciones de peligro en ataque y de una manera u otra se las arregló para ser factor importante en ataque. Un centro suyo terminó pegando en el brazo de Ampuero, significando el penal bien definido por él mismo para sellar la victoria.

Cambios

Frank Ysique (5): Ingresó a los 6’ del segundo tiempo y aunque su trabajo fue poco lúcido fue bastante preciso y útil. Está aprovechando su oportunidad y fue una buena respuesta en el campo respecto a los hechos sucedidos en Cutervo. Su rendimiento tiene que seguir creciendo, más aun con la partida de Aquino al futbol mexicano.

Fernando Pacheco (5.5): Atrevido y punzante. Generó con potencia y determinación la jugada previa al segundo gol. Debe tener más minutos, fútbol le sobra.

Alexis Rojas (5): Ingresó en lugar de Ortiz a los 71’ y pudo llevar cierto peligro, muchas veces exagerando en la conducción del balón. Su aporte suma en la bolsa de minutos para su categoría, sin afectar el nivel del equipo.

DT

José del Solar (5): Mientras acertó ubicando a Ortiz donde mejor juega (detrás del 9), sus cambios afectaron la posesión y salida elaborada que nos ayuda a neutralizar el ataque rival, exponiéndonos más de lo necesario. Sin embargo, acertó con Pacheco, quien terminó siendo fundamental para la victoria.

Arbitro

Renzo Castañeda (5): Tuvo un desempeño regular, sin llegar a influir directamente en el juego. Mostró tarjetas amarillas justas, aunque pudo ser más riguroso ante una u otra falta cometida por ambos equipos.

Por -
0 1617
(Prensa Sporting Cristal)

Muerto el sueño -que terminó siendo pesadilla- llamado Copa Libertadores, Sporting Cristal se volvió a presentar ante su público en el marco del inicio del Torneo Apertura 2017. Fue 2-0. Un partido para empezar de nuevo pero que bajo ningún aspecto es redención ante la lamentable participación en el torneo continental. Sin embargo, siempre es bueno ganar y más aún, con la contundencia y el juego mostrado el sábado en el estadio Alberto Gallardo, a pesar del poco nivel de reacción y propuesta mostrado por el rival.

Para este partido Del Solar decidió ubicar a Ortiz detrás de Blackburn como medio punta y los resultados no se hicieron esperar. Hizo uso del 1-4-2-3-1 y los once inicialistas fueron: Viana; Revoredo, Cazulo, Abram, Céspedes; Ballón, Lobatón; Rojas, Ortiz y Ávila dejando a Blackburn como único punta nominal.

Así los vimos:

Mauricio Viana (5): Sin mayor participación en el partido. Solo contuvo un disparo de cabeza y estuvo atento ante las pocas jugadas cercanas al área del visitante. Siempre se mostró como opción de pase en salida como de costumbre.

Renzo Revoredo (4.5): Aunque no cometió errores defensivos, su aporte en ofensiva fue discreto y no termina de aportar lo que el esquema de juego necesita. Aunque tácticamente cumple mejor que Chávez, no sustenta en juego su inclusión en el once.

Jorge Cazulo (5.5): De partido justo y sin mayores contratiempos. Anticipó con rapidez y criterio las contadas jugadas en que el rival pudo acercarse a zona defensiva. Tuvo participación en ataque en balones detenidos y elaboración en salida.

Luis Abram (5.5): Tuvo control defensivo, supo anticipar y neutralizar a Montes, el atacante más peligroso del equipo rival. Se complementó bien con Cazulo y con Ballón cuando este se replegaba para empezar el juego.

Jair Céspedes (6):  Incisivo, trajinador y siempre participativo en ataque y defensa por su sector izquierdo. Sigue adoleciendo de efectividad y tranquilidad para terminar las jugadas, sin embargo, tuvo a mal traer a la defensa de Huancayo. Fue quien asistió, con un certero y poco común centro, a Blackburn para anotar el segundo tanto del encuentro.

Josepmir Ballón (7.5):  La figura de la cancha. En su mejor partido de la temporada, se adueñó del medio campo recuperando balones con rapidez y elaborando juego en salida. Estuvo siempre presente en los quites en campo rival y propio, eligiendo siempre bien con quien asociarse en salida. Su labor alivió la carga defensiva de Lobatón y permitió una mejor elaboración de juego, sobre todo en la primera parte donde el dominio fue aplastante.

Carlos Lobatón (7): Buen partido del capitán. Llevó los hilos del juego desde la asociación en medio campo con Ballón y Cazulo, pasando por la elaboración en ataque con Rojas, Ávila, Céspedes y Ortiz. Al jugar un poco más retrasado tuvo mejor visión de juego, regalando pases precisos como la asistencia a Ortiz para el primer gol o la jugada previa al centro de Céspedes para el segundo. Cuando Lobatón está, Sporting Cristal es más peligroso.

Alexis Rojas (5.5): No tuvo mayor trascendencia en el partido, sin embargo, siempre intentó traer peligro por la banda. Sigue siendo positiva su participación porque agrega una variante nata en ataque por el extremo derecho, a pesar de que a veces suele exagerar en la conducción del balón y pierde en el cuerpo a cuerpo. Poco a poco seguirá sumando minutos y será de gran utilidad esta temporada. Fue reemplazado por Costa a los 76′ de juego.

Christian Ortiz (7): Fue el que más intentó en ataque. Anotó un golazo con un soberbio disparo desde 35 metros al minuto de juego. Siempre buscó el arco rival y, pese a no estar fino en la definición, su aporte llegando al borde del área detrás del punta es mayor y parecería ser la posición que más se le ajusta. Lleva 5 goles en el año. Fue sustituido por Sandoval faltando 5 minutos para el final.

Irven Ávila (5.5): Participativo y siempre intentando asegurar la entrega para luego desmarcarse y buscar la jugada de peligro. Trató de crear peligro por el sector izquierdo en complicidad con Céspedes que subía constantemente. No tuvo una jornada para el recuerdo pero sigue cumpliendo en donde se le ubique y cada vez más cuenta con la confianza del DT.

Rolando Blackburn (5): A pesar de no jugar un gran partido, demostró capacidad goleadora y de definición al anotar el segundo gol del partido a los 18 minutos. Su movimiento en el área en la jugada paralela al centro de Céspedes le permite desmarcarse y anticipar bien a su central para definir de manera sutil. Fue víctima de una fuerte falta y terminó saliendo lesionado a los 15 minutos del complemento. Su lugar lo tomó Calcaterra.

Cambios

Horacio Calcaterra (4): En la media hora de juego que tuvo en el campo no pudo destacar ni reeditar las credenciales que le conocemos. Estuvo impreciso y acelerado. Esperemos recupere su forma conocida pronto. El rendimiento del equipo se sustenta en su juego. Que mejore pronto es deseo de todos.

Gabriel Costa (5): Ingresó bien buscando construir juego por el sector derecho. Una jugada suya casi termina en gol de no ser por su indecisión para definir rápidamente. Sigue sin estar muy preciso al finalizar, sin embargo, su inclusión en el once inicial se hace imperativo ante la poca contundencia de Rojas en banda derecha.

Ray Sandoval (SP): Sólo jugo 5 minutos y su participación no dio suficiente para evaluarle.

DT

José del Solar (5): Acertó al reubicar a Ortiz detrás del punta y retrasar ligeramente a Lobatón sumándole panorama a su juego. El equipo demostró contundencia y agresividad en la primera mitad pero en el complemento el nivel de juego bajó y los cambios ejecutados restaron posesión para ganar precisión y explosión en salida. Volvió a utilizar a Sandoval luego de la sanción a la que estuvo sujeto.

Árbitro

Victor Hugo Carrillo (6): Tuvo un buen desempeño. Llevó el juego de manera fluida y no tuvo mayores complicaciones. Hizo buen uso de las tarjetas amarillas y si acaso alguna jugada dudosa hubo, fue la violenta falta en contra de Blackburn que terminó generando su salida por lesión.

 

Por -
3 1439
(Prensa Sporting Cristal)

Ya sea por carácter individual, incidiendo evidentemente en la mella colectiva del equipo, Sporting Cristal, desde su primer partido en Copa Libertadores vs. Santos FC, ha retrocedido en todos los sentidos que se le adjuntan de ‘equipo’.

Su tan evocada propuesta ofensiva se ha visto debilitada con el paso de los partidos, tanto en el Torneo de Verano como los demás por el torneo continental. Y esto le ha costado desistir de ambos torneos: Fuera de la final en uno y eliminado en fase de grupos del otro.

De los últimos 10 partidos jugados, queda un balance de 3 ganados y 5 perdidos; con 16 goles en contra y 10 a favor. Números crudos, que reflejan un bajón de competitividad, y los resultados que no han sido ni mucho menos regulares. Con el Apertura a puertas, toca replantearse cosas netamente de estructuras de juego.

Al concretarse la llegada de José del Solar, estaba claro de antemano que las cosas que pasasen -resultados-, si eran positivos se inflarían como un globo, y que una derrota sería un alfiler que lo reviente. La sociedad en la que vivimos es impaciente y al primer tropiezo, se recalcaría su pasado por el club Universitario de Deportes. El hecho es que, se vuelve a dejar de lado el fútbol como tal, como esencia.

A mi gusto, todas las partes tienen buena culpa del descalabro o hundimiento que ha habido (a falta de jugarse el partido de vuelta ante Santos). Pero, echarse encima del entrenador sería sinónimo de ventajismo puro.

Los resultados hoy en día están siendo espejos de la actualidad del equipo: No hay articulación de juego fluida, cuesta encontrar a los volantes con ventajas, no hay -se vio poquísimo antes- desborde y desdoblamiento por partes de las piezas en banda, la línea defensiva ya no está a 35-40 metros de Mauricio Viana y un jugador como Joel Sánchez, ha perdido terreno.

Mi preocupación está en que, a vista de la marcha en los últimos meses, siendo los futbolistas aquellos principales asimiladores de sensaciones e ideas por parte del entrenador para plasmar ‘algo’ sobre el césped, se pueden haber dejado de instruir en base a los dichosos resultados.

El trabajo para del Solar y sus acompañantes es precisamente perseverar en una idea que ‘cuajó’ en algunos partidos y que los aproximaba a ganar. Hay cabos sueltos que el colectivo debe ‘maquillar’ para mejoras constructivas (que será puro mérito de él o demérito en caso de no lograrlo), como el no tener un ‘9’ que influya en el proceso, por ejemplo.

Quedarse afuera de la Copa Libertadores y no optar por un cupo a la Copa Sudamericana, es un trallazo duro para todos, pero hay que volver a las fuentes. El apoyo es innegociable por mi parte para el que se encuentre dirigiendo y buscando lo mejor para el club, en este caso: José del Solar.

Por -
19 3894
(clubsportingcristal.pe)

Sporting Cristal tiene un problema de laterales: De campeonar con Yoshimar Yotún y Luis Advincula (2012), ambos laterales de categoría 90′, juega este 2017 con Jair Céspedes (categoría 84′) y Renzo Revoredo (categoría 86′) de laterales. Si Cristal campeonó con laterales de 22 años en 2012, este 2017 no debería estar jugando con laterales de más de 30 años.

Viendo el plantel 2017, tanto Céspedes como Revoredo son hoy los mejores laterales del cuadro celeste. Esto se debe a que el formativo y los técnicos de primera rimenses promovieron a dos laterales quienes hasta hoy no dan la talla: Edinson Chávez (categoría 93) y Alexis Cossío (categoría 95), quien ahora sigue su carrera futbolística en Alianza Lima.

El que Cristal tenga ambos laterales de estilos tan disimiles como Céspedes y Revoredo, hace que el juego de Cristal sea desbalanceado, lo cual se nota más cuando la volante celeste no elabora bien o cuando los extremos son bien controlados. Céspedes, formado en Alianza Lima, debutó en 2003. Revoredo, formado en Sporting Cristal, debutó el 2004. Ambos tienen estilos diferentes de atacar y defender.

Analizando el juego de Edinson Chávez y Alexis Cossío, ambos tienen el mismo defecto formativo: Pierden la marca en uno contra uno, se quedan enganchados, tienen problemas con el juego aéreo y para centrar deben frenarse, perfilarse y recién centrar, porque si lo hacen corriendo la mandan a cualquier lado. De Edinson Chávez, se explica sus problemas de lateral porque llegó en 2012 de Cantolao siendo volante.

Por ser volante, Edinson Chávez se desenvuelve mejor de volante o cuando lo usó Ahmed de extremo por derecha; en ambos puestos, Edinson mostró movilidad, toque en pared y buen remate desde fuera del área. Recordemos que Chávez y Cossio son “potenciados” porque tienen diferente formación: Chávez como volante en Cantolao y Cossio con varios profesores de la época de “Bimbo” Ávila y el profesor Tasayco.

Se apostó por Cossío y Chávez para que sean los laterales consolidados hoy. Sin embargo, como Cossío no mostraba mejorías en su juego se contrató a Jair Céspedes, quien se quedó con el puesto. El caso de Chávez es más grave: No ha podido ganarle el puesto a Renzo Revoredo, a tal punto que Renzo terminó de titular con todos los técnicos que pasaron por Cristal.

Lo mejor que puede hacer Edinson Chávez, luego del terrible partido contra Cantolao donde salió expulsado (una vez más), es rogarle a ‘Chemo’ una oportunidad de jugar como volante o extremo. Si lo siguen poniendo de lateral puede terminar tan intrascendente y cuestionado como Alexis Cossío.

En cuanto al formativo, confío en que los laterales promovidos en esta temporada tengan un mejor conocimiento del juego, del puesto y el físico necesario para sostener el ritmo requerido por Sporting Cristal. En 2015, Daniel Ahmed promovió a Flavio Ramírez (categoría 96′), quien llegó en 2012 a Sporting Cristal. Sin embargo, no debutó en primera y ahora es trabajado en la reserva de Pablo Zegarra.

Por otro lado, Gianfranco Chávez (categoría 98′) debutó este 2017 como lateral derecho, promovido por José Del Solar. También se tienen buenas referencias de Jesús Mendieta (categoría 98′) para ser futuro lateral izquierdo celeste. Si ambos fueron formados con el estilo impuesto por Alberto Giraldez en el formativo, tendríamos, por fin, dos laterales quienes entiendan el juego que quiere imponer Cristal en primera.

Mientras tanto, nos queda la experiencia de Renzo Revoredo y de Jair Céspedes, hasta la renovación natural del plantel.

Por -
0 1164
(Prensa Sporting Cristal)

Siempre es bueno volver a ganar, especialmente tras 5 partidos sin hacerlo con deficiencia en el juego y resultado que han llevado a crear un ambiente de presunta división e incomodidad dentro del grupo. No se jugó bien, pero se obtuvo el resultado y eso era de lo más importante. Del Solar dispuso de algunos cambios en el once inicial que dieron lugar a algunos rostros jóvenes como Pacheco y Rojas volviendo al sistema que mejores resultados nos había dado. La apuesta dio resultado a medias, sobre todo en la segunda mitad luego de una etapa inicial decepcionante.

Del Solar eligió volver a un 1-4-3-3 nuevamente con los siguientes intérpretes: Viana, Revoredo, Cazulo, Abram, Céspedes; Ballón, Sánchez, Lobatón; Rojas, Blackburn y Pacheco.

Así los vimos:

Mauricio Viana (6): Respondió cuando fue requerido. En una de sus pocas jugadas de exigencia sufrió ante un pisotón de Zúñiga, causando preocupación.

Renzo Revoredo (4): Discreto lo del lateral. Nunca se sumó con criterio para apoyar a Rojas. Tuvo una ligera mejora en el segundo tiempo, sin llegar a ser una opción viable en ataque para un sistema que lo requiere.

Jorge Cazulo (6): Oportuno y siempre tratando de ser el que inicia la salida limpia desde la defensa. Cubrió bien sus espacios y las espaldas de sus compañeros, dándose tiempo para crear peligro en los balones detenidos.

Luis Abram (5.5): Sobrio, haciendo el fútbol sencillo en defensa, aunque aún pecando de inocente en ocasiones como en el primer tiempo ante Luis García, lo cual casi cuesta un gol en contra. Más allá de eso, no paso mayores apremios.

Jair Céspedes (5): Fue la carta de mayor peligro por izquierda a pesar de no coordinar correctamente con Pacheco. Su primer tiempo fue discreto en función defensiva, ocasionando varios ataques del rival por esa banda. Su rendimiento subió en el complemento y elaboró en ataque.

Josepmir Ballón (5.5): No tuvo un gran partido, pero tampoco desentonó. Si bien es cierto su corte de juego con poca explosión le quita ritmo al ataque del equipo, su trajín fue intenso en defensa y terminó corriendo y presionando hasta el último minuto. Intentó siempre dar un pase seguro y un par de veces trató de romper líneas sin mayor suerte.

Carlos Lobatón (6.5): Mientras le dio el físico llevo los hilos del ataque del equipo, aunque sin mucha precisión por momentos. Tuvo momentos importantes de asociación con Sánchez y Pacheco siempre alentando y guiando a este último en las trepadas por izquierda. Convirtió el penal en gol a los 8′ del segundo tiempo e intentó sorprender con remates de tiro libre y larga distancia. Fue reemplazado por Christian Ortiz a los 80′.

Joel Sánchez (5): Un partido más a la lista de partidos promedio o bajos de Joel. No desequilibró y se perdió en la imprecisión en el medio y en la banda cuando tuvo que desequilibrar, asociarse y construir. Fue reemplazado por Pedro Aquino a los 28 minutos de la segunda parte.

Alexis Rojas (6.5): De los mejores en cancha. Luego de un primer tiempo algo dubitativo, supo elevar su rendimiento en la segunda parte para crear constante peligro por banda aun ante la superioridad física de sus contrincantes. Participó directamente en ambos goles al hacer una vistosa pared con Pacheco para el penal y habilitar magistralmente a Ávila en el gol final.

Rolando Blackburn (4): De pobre desempeño. No se mostró, asoció o generó espacios para recibir pases de cara al arco rival. Su aporte en el sistema de juego se reduce a ganar algún balón aéreo o tiro libre en área rival, sin embargo en ese rubro tampoco destacó. Fue sustituido por Ávila a los 32 minutos del complemento.

Fernando Pacheco (6):  Tuvo un partido interesante. Un poco desubicado en la primera mitad, encontró comodidad en el complemento para desbordar con habilidad y peligro en muchas ocasiones. Su frescura para enfrentar la defensa rival abrió espacios y genero peligro como en el penal que abrió el marcador. Jugó los 90 minutos y esperemos tenga más oportunidades en los partidos siguientes.

Cambios

Pedro Aquino (5): Ingresó en reemplazo de un desubicado Joel Sánchez. Aportó lo suyo y controló con criterio los pocos intentos de ataque rivales. No destacó, pero pudo mantener el equilibrio que garantizó el triunfo.

Irven Ávila (5): Su participación fue imprecisa al inicio, pero supo recuperarse y generar espacios al final del partido, concretando un lindo gol tras genial asistencia de Rojas. Esperemos su mejora se vuelva consistente a lo largo de 90 minutos y sea gran aporte para el equipo.

Christian Ortiz (4): Solo estuvo 10 minutos en cancha y su aporte fue muy poco en ofensiva, pero solidario en recorrido. Una anticipación suya genero una falta artera de Luis García que tranquilamente pudo ser expulsión.

DT

José del Solar (5): Tuvo el acierto de dar lugar a dos rostros refrescantes como Rojas y Pacheco y regresar al 4-3-3 que nos cae mejor para el juego del equipo. Acertó con los ingresos en su mayoría, logrando así asegurar el marcador y triunfo. El equipo, sin embargo, sigue en debe en el juego. Ojalá el triunfo sea el inicio de una mejora sustancial en funcionamiento y resultados.

Por -
4 2091
(Prensa Sporting Cristal)

Que difícil es digerir una vergüenza como la del jueves, o como la del lunes, que difíciles son de digerir las excusas de los dirigentes, que difícil de digerir es la situación actual. Hemos tocado fondo en mayo y al parecer no va a haber reacción, todo está bien en La Florida, nada va a cambiar, las malas decisiones seguirán, total, todos son amigos y entre amigos no se van a criticar. Como amigos llegaron y como amigos se irán.

Y es que el problema es que estamos mayo, es muy temprano para esperar a que acabe el año y se tomen decisiones respecto al otro año, y es muy tarde para salvar este año. El año 2017, al igual que 2016, será un fracaso independientemente de si logremos el título o no. Con esto no estoy diciendo que no quiero campeonar a fin de año, espero hacerlo, pero aún si lo logramos, este año y todos los años sucesivos seguirán siendo fracasos hasta que no compitamos en Copa Libertadores.

Hoy quedan dos caminos por tomar, tengo claro cuál será el camino que tomará la directiva. El primero es el que se toma en cualquier sitio donde se le exijan resultados a alguien, que se vaya él o los responsables. El técnico debe salir y se debe ya planear la salida a fin de año de aquellos jugadores que ya cumplieron su ciclo en Sporting Cristal. Así mismo, es hora que den un paso al costado aquellos directivos que siguen poniendo excusas para justificar este papelón, si ellos no se consideran capaces de armar un equipo que compita en Copa, que se vayan, que venga otro y lo intente, ya estamos hartos del excesivo conformismo en la comisión de fútbol.

El segundo camino es el que va a tomar la directiva: NO VA A PASAR NADA. Quizás los dos nueves que trajeron se vayan, llegue otro por seis meses, peleemos el título, quizás campeonemos, pero listo, ya está, el objetivo para ellos es ganar acá y clasificar a Copa, no competir en ella. Seguiremos plagados de Revoredos y Ballones, que ganan sueldos astronómicos para cualquier suplente en el fútbol peruano. Según Michael Debackey no están en su mejor momento, me pregunto cuándo habrá sido su mejor momento, en SC no lo he visto nunca.

2017 debe ser un año de transición, necesitamos una renovación en todas las áreas del club. La comisión de fútbol debe dar un paso al costado, es hora que llegue gente que si esté interesada en competir en Copa, en gente que crea que es posible, gente que considere que lo hecho en los noventas fue parte de un proceso, no una casualidad como nos quiere vender el señor Debackey. Es hora de renovar el área de marketing y las comunicaciones del club, ¿cómo es posible que inmediatamente después del 5-1 saquen un banner promocionando el partido contra Melgar? ¿Es un reto a los hinchas? ¿Fue una burla? Ya he escrito bastante sobre la cantidad de errores que se cometen en esta área.

Debe haber un cambio de mando en el primer equipo en SC, no solamente el fútbol y los resultados son pobres, la forma como se está llevando el equipo es contradictoria, nos llenamos de cuadros a fin de año donde inflamos el pecho por nuestros jóvenes, sin embargo, ‘Chemo’ no tiene el mínimo interés en usarlos o promocionarlos. Abram y Aquino ya no son juveniles, son parte del primer equipo y de donde ellos salieron hay más. No se trata de ponerlos por poner, pero tampoco se trata de nunca usarlos. Quisiera entender por qué Pacheco entró en La Paz, con el 5-1, por qué no metió a Lobatón o alguno de sus engreídos, me encantaría entender por qué es valiente para llamarle la atención a Garcés en público, pero felicita a Revoredo cuando sale expulsado, rogaría por saber cuál es la idea de que Sandoval juegue en reserva y le quite la posibilidad a un jugador joven de mostrarse, ¿cuántas indisciplinas tiene que cometer este señor para que se den cuenta que no es un elemento para Cristal?

Finalmente espero cambios en el primer equipo, la era Lobatón ya llegó a su fin en SC. Muchas gracias Carlos por todo lo que nos diste, por los goles olímpicos que sí te salieron, por el gol en Huancayo en 2014, por poner el pecho y patear ese penal en Avellaneda, por todo, pero es hora de que des un paso al costado, tu presencia en el camarín no suma. Revoredo, Ballón y Ávila son la banca más cara del futbol peruano (no nos engañemos, en La Paz y en Ayacucho, Ávila tuvo solo 15 buenos minutos, luego de eso no existió más y volvió a ser el Ávila de los últimos 2 años, con la cabeza más fuera que dentro), Edinson Chávez sigue siendo un juvenil a los 24 años, seamos sinceros, ¿si su representante no fuera Abel Lobatón, si se apellidara Perez, seguiría en SC? Céspedes no termina bien una sola jugada, se lleva a uno, se lleva a dos y siempre -pero siempre- decide mal. El resto de los que no rinden están a préstamo o su contrato acaba en julio (Ifrán y Blackburn acaban contrato en julio, Ortiz y Joel acaban préstamo a fin de año), si no explotan se debe pensar en reemplazarlos, no en renovarles. Las cosas están mal en SC, no se entiende que Joel Sánchez no haya rendido.

Lo peor de todo es que a fin de año se acaba el préstamo del único refuerzo que hoy por hoy merece seguir en SC, Mauricio Viana. Curiosamente se comenta que no es muy querido en el grupo, esperemos no sea cierto, porque de serlo, que no les quepa duda, no se intentará siquiera conseguir su renovación. En SC es más importante llevarte bien con los referentes que rendir en la cancha.

En fin, lo más probable es que nada de esto pase, que nada cambie. ¡Salud Lombardi! ¡Salud Debackey! ¡Salud Benavides! ¡Salud García Miró! ¡Salud Del Solar! Gracias por ser tan amigos, gracias por esta vergüenza, gracias por todo. Señores, bienvenidos a Sporting Cristal 2017, el equipo sin vergüenza, sin alma, sin fútbol, sin identidad, sin corazón, sin rumbo. Acá estaremos los hinchas apoyando al equipo, diciendo las cosas como son, pero siempre acompañando y alentando, porque esto es Sporting Cristal, el club que amamos. Que se vayan ellos, no nosotros.

Por -
12 4045
(foto: peru.com)

Por: Franco Bravo Monteverde

Recuerdo a Carlos Benavides dando una entrevista exclusiva hace casi cinco años. Fue en el club y habló sobre el buen momento que pasamos tanto en lo futbolístico como en lo institucional.  Entonces decía que para él era importante “volver a la identidad, volver a ser el Club Sporting Cristal del que todos nos habíamos hecho fanáticos”. En esa misma línea, recalcaba la importancia de cómo volver a unir a la familia celeste luego de un largo periodo de alejamiento entre todos los que la conformamos: hinchas, comando técnico, dirigentes, etc. Finalmente, agregó que la elección de Roberto Mosquera como técnico fue ideal porque era ícono de esa idea de la “raza celeste” y perfecta para retomar la senda ganadora a la que nuestra historia nos tenía acostumbrados.

Era, según lo que dijo Benavides, el inicio de un proyecto que se había iniciado con el objetivo de llegar al “siguiente nivel” haciendo referencia, obviamente, a la Copa Libertadores.

El tiempo nos muestra que aquella idea fue dulce y, en contraste, la realidad es bastante amarga.

Ya a inicios de año se demostró cómo todo eso no fue sino una mentira más de las que están acostumbrados a soltar. El anuncio de su compadre como director técnico. ¡Oh sorpresa! José del Solar era el nuevo DT de Sporting Cristal.

¿Dónde estabas, Carlos Benavides, para decirle a tu Comisión de Fútbol que las decisiones en Sporting Cristal se deben tomar en función de lo que favorezca la unión de la familia celeste tal como te llenaste la boca en aquel no tan lejano setiembre del 2012? ¿Dónde estabas para hablar de tu orgullo por haber logrado que los hinchas vuelvan al estadio partiendo de la premisa que eremos un equipo que volvíamos nuestras raíces? ¿Cómo es que ahora José del Solar es un técnico ideal que representa a “la Raza Celeste”, esa frase vacía que has inventado por puro márketing?

Hace una semana, en un acto de cobardía, Del Solar le increpó a Renzo Garcés frente a todo un estadio. Minutos antes, Renzo Revoredo fue expulsado por reclamar un supuesto error del árbitro. ¿Dónde estaba la “valentía” de nuestro DT para increparle ese error a ese jugador “consolidado” que nos tiene acostumbrados a expulsiones tontas hace varios años? ¿O no sabía el DT que la final del año pasado pudimos perderla porque ese mismo jugador fue expulsado luego de tomarse los testículos con la mano frente al árbitro? Entonces, siguiendo esa misma lógica a la que apeló nuestro gerente, un señor como nuestro actual DT que tiene esas actitudes, ¿nos debe hacer sentir identificados? ¿Esa es su “raza celeste”?

Cómo resulta evidente a estas alturas, el proyecto inicial ha quedado en el olvido. A pesar de la inversión en menores para abastecer al equipo en un largo plazo, todo lo demás ha quedado en un simple papel y en declaraciones. Y esta última Copa Libertadores acredita lo que afirmo. El proyecto impulsado por nuestro entonces presidente, Felipe Cantuarias, ha quedado atrás ante la primacía de los intereses del grupo que hoy toma las decisiones en Cristal. Decisiones que se toman no en base al respeto por el club y su historia, sino por los intereses que seguramente manejan entre ellos. Eso explica que vengan nuestros “grandes” refuerzos extranjeros no duren más de un año en el club por sus bajos rendimientos, ¿O no es así, Santiago Silva?

Este último resultado en Libertadores solo ha ocasionado que varias cosas salgan al aire y que esa unión de la que nos hablaba Benavides hace poco más de 4 años quede desbaratada. Porque ha quedado claro que, para ellos, el proyecto que tuvo resultados en su momento solo sirvió para que se hagan un marketing personal frente a los que vivimos de las alegrías que nos da esta institución.

Por eso, porque todo ha sido una simple mentira, no debe sorprendernos que hoy se hable que referentes del plantel busquen obstaculizar esa unión en el grupo que nos trajo tan buenos resultados en su momento, ¿O no es sí, Capitán? Por lo demás, solo queda agradecer el compromiso de unos cuantos que han tomado ese liderazgo que nuestro hoy capitán no quiere tomar. En especial al señor Mauricio Viana que, en lugar de hacerse de la vista gorda, intenta darle un poco más de dignidad a estos colores que tanto importan a personas como nosotros.

Y como no podemos darle la espalda en un momento difícil este club que queremos, nos vemos este lunes en El Callao. No existe una sola razón para no decir que hasta en las malas estoy orgulloso de ser hincha de este glorioso club, a pesar de quienes lo dirigen.

SOCIAL

28,566FansMe Gusta
31Suscriptores+1
9,185SeguidoresSeguir

Escriben

1636 PUBLICACIÓN51 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
69 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS