Etiquetas Publicación etiquetada con "Hernán Rengifo"

Hernán Rengifo

Por -
0 22

Fue un partido amistoso. La Teletón 2012 necesitaba la mayor cantidad de colaboraciones. Sporting Cristal se comprometió a colaborar y, además, el equipo necesitaba un amistoso para que los jugadores y el técnico puedan seguir trabajando con ritmo. Tal vez con un poco más de publicidad, el marco habría sido mayor (llama la atención la total ausencia de la prensa tradicional – sobre todo aquellas 10 principales casas editoriales a las que el club trata con especial deferencia – quienes no sólo se limitaron a darnos el usual cuadrado de 5 cm. por 5 cm sino que ni siquiera se acercó a cubrir la actividad cervecera) pero, igual, ahí estuvimos los que siempre estamos.

Del partido es poco lo que se puede decir. Los Caimanes fueron un equipo luchador pero modesto que no significó en ningún momento un obstáculo para el equipo rimense. Cristal a los dos minutos anotó el primero con un cabezazo fácil de Hernán Rengifo tras centro de Carlos Lobatón. Antes de los 10 la diferencia fue de 2 tras un genial tiro libre de Renzo Sheput. Y algunos minutos más tarde, Rengifo aprovechó un pelotazo y levantó el balón que sombrereó al arquero visitante. Con esa holgada diferencia en el juego y el marcador, Cristal se limitó a practicar su esquema. Terminó siendo un partido de entrenamiento, casi de trámite.

En el segundo tiempo, tanto Roberto Mosquera como la visita hicieron muchos cambios. La tónica del partido no cambió. Promediando el segundo tiempo, Leandro Franco – que intentó mucho – aprovechó una pelota mal parada por un defensa y la mandó adentro de un buen puntapié cruzado. 4 a 0 y a recibir el aplauso del público.

Luego vino la colaboración. El equipo, que había saludado al público que se congregó a verlo, tuvo el gesto de tomarse fotos grupales con las familias e hinchas cerveceros que realizaran un aporte adicional a la Teletón 2012. Fueron varias fotos las que se tomó el plantel con la alegría del buen momento que vivimos y la emoción de los hinchas que pudieron estar hombro a hombro con los jugadores.

Un bonito recuerdo que intentó paliar en algo el pesar que la hinchada cervecera sintió hoy con la triste noticia de la partida de Antonio Cisneros, connotado intelectual e hincha cervecero. El minuto de silencio por su memoria fue totalmente respetado por el público.

Una tarde de fútbol y altruismo, una tarde de raza celeste.

Por -
0 24

Cervecero, luego de un partido como el de ayer, es poco lo que se puede decir. El rendimiento del equipo fue redondo e hizo precisamente lo que todos esperábamos que hiciera. Entonces el análisis puede reducirse a una lista de “cheks” porque, en realidad, el equipo cumplió. Los aplausos son merecidísimos y uno corre un doble peligro. Doble porque si repites los aplausos, corres el riesgo de empezar a inflar demasiado nuestra actualidad y así empezamos a perder contacto con la realidad. Y, por el otro lado, si te fijas en los detalles que no fueron los más brillantes, corres el riesgo de que la gente crea que tienes la única intención de boicotear el proceso. Luego vienen, como vinieron, a decirte: “no pareces hincha de Cristal”.

Y por eso es que no sé qué decir.

Ayer Gálvez inició el partido esperando no ser goleado. Desde el primer minuto su arquero jugaba a hacer tiempo y tal vez algo de razón le asistía porque Cristal salió a atacar con todo. Yo, parado desde atrás del arco de  Gálvez, veía a Cristal que se venía como una tromba y entendía un poco la desesperación de la defensa visitante. El primer gol vino rápido y eso, creo yo, tranquilizó las cosas. Gálvez ya estaba perdiendo y ellos ya tenían poco que defender y Cristal tomó las cosas con calma.

El que no tomó las cosas con calma fue el árbitro Alberto Lozano que, tras discutir  con los jugadores celestes – especialmente con Hernán Rengifo – empezó a pitar en contra de Sporting Cristal. Él y el linea de occidente que durante varios minutos en ese primer tiempo pitaron todo ataque cervecero como offside. Desde donde yo estuve no tenía ángulo para saber si todos los offside que se cobraron lo fueron en verdad pero, te seré sincero, más de una duda tuve.

Si el partido anterior contra fue Sheput el que arrancó aplausos de la tribuna, ayer la estrella fue Juan Carlos Mariño. Mariño decidió jugar y no sólo nos regaló un buen despliegue sino que pegó un balón en el travesaño y, para sellar, se metió un golazo con una buena jugada y un sobrerito mexicano que no sólo empequeñeció al arquero visitante sino también al equipo rival.

En el segundo tiempo, como ya va haciéndose costrumbre – que no sé si sea saludable del todo – Cristal bajó un poco el ritmo aunque igual se dio maña para anotar dos goles más. El tercero de Jorge Cazulotras un buen pase de Yotún. Lo de Cazulo fue justo ya que venía siendo el mejor jugador de la cancha y ya venía varios partidos poco acertado adelante. El Piki hacía todo bien pero el único momento en que las cosas no le salían era cuando tenía que empujarla. Ayer recibió y la empalmó con todo. Un buen gol que sirvió para que Cazulo se saque la sal y prometa más alegrías para esta camiseta.

El cuarto fue una pelota añadida por Rengifo tras pase de Irven Ávila pero, a esas alturas del juego, lo que más me llamaba la atención era el desempeño de Iván Bulos que jugó sus primeros minutos en el año. Lo de Bulos fue más que interesante por el físico, el desempeño, las ganas y esa lectura de la jugada. Ayer participó activamente en los ataques y aunque la única clara que tuvo la mandó mordida, fue interesante ver un delantero de las canteras con un arranque tan promisorio.

Cazulo inicia la carrera tras su gol

Fueron cuatro pero tranquilamente pudieron ser ocho. Algunos dirán que Cristal falla mucho adelante y puede que tengan algo de razón. Desde mi punto de vista, al hacer cuatro goles en un partido, ese defecto de los goles fallados deja de tener peso. Distinto sería si no se metiera ninguno. Es un tema de situaciones.

¿Y la defensa?

Sin mayores contratiempos. De todas maneras se observa que Jesús Álvarez ofrece un peso distinto y una mayor seguridad. Y en los laterales, Luis Advíncula viene cumpliendo y Yoshimar Yotún ya conoce esa posición. Sin embargo hay que verlos ante un rival que exija más. El siguiente partido es contra el campeón vigente en Chiclayo y va a ser un partido muy bueno. Cristal demostró que en el Gallardo puede aplanar a sus rivales, y este partido podría ser un buen momento para ponerle el dedo en el ojo a todos aquellos que no saben cómo disminuir nuestros logros y por ahora sólo toman como excusa que no podemos ganarle a los equipos más armados. Cómo si esos equipos hubieran podido con nosotros. En fin.

Otra semana de tranquilidad y alegría para los cerveceros. Uno vive un domingo alegre.

Por -
0 29

Ha sido, sin lugar a dudas, la mejor presentación de Sporting Cristal en este año 2012. Alguien me comentó que  en realidad esa afirmación debería temperarse y decirse que es la mejor desde el partido con Sport Boys. Pero yo creo que esta presentación supera incluso aquella de hace tres meses por el nivel del …

Hoy habló Roberto Mosquera en conferencia de prensa. ¿Qué dijo? Cito y copio de lo que aparece en la página oficial del club: “Hay criticas con respecto a la defensa y siempre cuando las defensas son vulneradas van hacer (sic) objeto de crítica y las acepto porque soy el responsable del equipo. Hay otros equipos …

Por -
0 23

En ocho días hemos jugado tres partidos. De esos nueve puntos, amigo cervecero, sólo hemos conseguido 2. Luego del empate que resignamos el miércoles ante Alianza Lima, la expectativa era poder conseguir tres puntos en Ayacucho o, cuanto menos, mantener nuestro invicto jugando en provincias este año. El equipo, como ya sabíamos, tenía ausencias como …

Por -
0 27

Dos momentos claros en el partido. Yo vi un primer tiempo que empezó trabado pero que terminó con un Sporting Cristal que demostró una evidente superioridad basada, más que en la posesión del balón, en la forma en que armaba juego aprovechando los espacios que tenía la defensa rival. El 0 a 0 al final …

Por -
0 33

Como en esta página somos plurales, amigo cervecero, te pongo en primer lugar las razones por las que todos deberíamos estar contentos con el punto logrado: 1. Es un punto logrado en una ciudad de altura. Más aún tomando en cuenta que usualmente en los años anteriores hemos sufrido bastante para traer puntos de ciudades de altura. …

Por -
0 29

Me imagino que en algún lado de la patria habrá un celeste que piense que este es, a pesar de todo, un buen resultado porque nos estamos trayendo un punto de una plaza usualmente dificil, donde varios no se llevarán nada. Porque mejoramos lo hecho el año pasado cuando Unión Comercio nos ganó, porque nos …

Por -
0 35

La asistencia en el Estadio Nacional no fue todo lo que uno se imaginó luego de que terminó el partido en HuánucoLa mala decisión dirigencial al momento de establecer los precios de las entradas terminó jugando en contra tanto de la caja como del espectáculo. Sin embargo, se congregó un buen número de celestes que vinieron con mucha fe. En las horas previas había mucha fe.

Pero el partido no fue fácil, celeste. Real Garcilazo, más allá de lo que uno pudiera pensar de un equipo recién ascendido, demostró que no vino a tirarse atrás. A Sporting Cristal lo puso en aprietos y desnudó durante varios momentos los errores del once cervecero y lo hizo ver como un equipo ligerito y endeble.

Ahora, si hay algo que Sporting Cristal tiene en exceso es poder ofensivo. Ya a los dos minutos, en el primer ataque serio celeste, Junior Ross capitalizó el buen centro de Marcio Valverde y anotó la diferencia. Un gol de camarín que ayudó mucho porque permitió al equipo soportar con mejor pié todo lo que se vino. Y lo que se vino fue el vendaval cusqueño porque Garcilazo no sólo empezó a tocar y llegar sino que tomó la manija del partido aprovechando las ventajas defensivas que le dió Sporting Cristal.

Cristal pasó sus peores momento cuando perdió la posesión y el balón dejó de pasar tiempo en los pies de sus habilidosos. Volvió a dar la impresión de que a Cristal le fastidiaba tener la pelota y por eso buscaba sacársela de encima lo más rápido posible. Se optó por el pelotazo y se perdió precisión en los pases cortos y, sin posesión, lo único que se hizo fue regalarle el balón a Garcilazo. Y en Garcilazo no la rifaban, jugaban con criterio, con estrategia. Conscientes de la inseguridad que tal vez tendría Elexander Araujo, en su debút como titular del arco cervecero, no dudaron en probarlo cuantas veces pudieron. Si Garcilazo no empató el partido fue porque tuvimos la suerte de nuestro lado.

A mi me da la impresión, te diré, que Sporting Cristal se siente más cómodo cuando tiene que salir al contragolpe. La velocidad de su ataque y la lucidez de sus volantes para lanzar el pase rápido en ataque hace, tal vez, que inconscientemente termine regalando espacio para poder aplicar eso que hace tan bien: el contragolpe. Así, mientras Garcilazo nos atacaba, Cristal intentó un par de contragolpes. El primero casi fue gol pero el parante derecho le negó el gusto a Hernán Rengifo y el segundo pasó juntito al parante izquierdo cuando Ross la cruzó solito.

Pero si alguien se fue al descanso mereciendo mejor suerte, no fuimos nosotros.

El segundo tiempo, felizmente, trajo un cambio. No sólo de jugadores (salieron Irven Ávila y Nicolás Ayr, golpeados, por Juan Carlos Mariño y Jesús Alvarez) sino también de actitud. Mejoró mucho Oscar Vílchez y Mariño se ocupó de mantener el balón y evitar que lo dejemos tan rápidamente. Destaco sobre todo lo de Neka porque estuvo demasiado flojo en el primer tiempo y su rendimiento contrastó totalmente con lo que hizo Jorge Cazulo. En el primer tiempo, Cazulo hizo de todo pero tampoco puede tener todo el tiempo todo el peso del equipo en sus espaldas. En el segundo, cuando Neka mejoró, lo de Cazulo siguió siendo bueno pero se generó mayor equilibrio que favoreció que el uruguayo se proyecte constantemente.

Y con la pelota en poder de Cristal, fue poco lo que pudo hacer Garcilazo. Renzo Sheput, que no apareció mucho en el primer tiempo, tuvo intervenciones decisivas en el segundo tiempo. Primero para marcar el segundo gol de penal y luego para abrir juego y dar muy buenos servicios. Uno de ellos fue espectacular y dejó sólo a Mariño quien mejoró aún más esta jugada al descontar a Carranza desparramándolo en el campo y añadiendo el balón a placer frente al arco desguarnecido. Un tercer gol que marcó la diferencia entre la forma de jugar que tiene este Sporting Cristal y lo que frente a ello pueden hacer los rivales.

Con los tres goles marcados, Sporting Cristal siguió yendo con Sheput, con Mariño y sobre todo con Cazulo. Un genial pase del uruguayo dejó sólo a Rengifo quien este partido no pudo marcar y luego fue el mismo Cazulo quien se encontró de cara al arco en un par de veces.

Lo visto en este segundo tiempo quiere hacer olvidar lo que pasó en el primero y lo brillante de Cazulo quiere hacer olvidar que en el primer tiempo hubieron jugadores que no se terminaron de acomodar en la cancha. Roberto Mosquera lo reconoció en la conferencia. Reconoció que Cazulo y Sheput están en un nivel superlativo y también reconoció que en el primer tiempo se dividió mucho el balón y se cometieron errores que hay que corregir. Este Cristal juega bien y da gusto verlo atacar pero … no podemos dar tantas ventajas.

La promesa de más trabajo nos da algo de tranquilidad a ese respecto. Y la entrega de los jugadores nos da mucha satisfacción. Pero, sobre todo, lo que más alegría trae es la actitud de este equipo tan distinta a lo que se ha visto en los últimos años y tan cercana a lo que todos entendemos como la forma de jugar que siempre tuvo y debe tener Sporting Cristal.

Si esto sigue en ese sentido, va a ser muy difícil que nos paren. Por lo pronto, nos toca un partido complicado: San Martín. Pero estoy seguro que, a diferencia de años anteriores, la gente celeste va a encarar este partido con un poco más de seguridad.

Por -
0 30

Yo pienso, y debo reconocer por ello a Roberto Mosquera, que Sporting Cristal ganó este partido intentando siempre jugar a lo “Sporting Cristal“. Entonces, lo que me va dejando es que Mosquera entendió bien este partido y que su decisión de no hacer cambios radicales en el equipo que venía presentando resultó ser correcta. Con la presencia de Marcos Delgado por Nicolás Ayr y de Dejair Reyes por Yoshimar Yotún, el equipo fue prácticamente el mismo. Y lo rescatable es que respondió no sólo cuando le tocó atacar sino, sobre todo, cuando le tocó defender.

Sporting Cristal le empezó a ganar el partido a León de Huánuco desde el mismo inicio del partido y eso se notó en el marcador. Pero no sólo en el marcador sino principalmente en el juego. Mientras el local entró frío, Cristal entró a buscar arco. Un tiro de fuera del área y, al siguiente ataque, un penal a favor. El buen tiro de Renzo Sheputnos dió la ventaja. Pocos minutos después, León despertó y ahí pudimos ver, por fin, un Cristal que tenía que defenderse.

(imagen: captura de video CMD)

No fue malo que se vió. Los centrales respondieron bien y todo el equipo asumió el peso de la defensa. No fue raro, por eso, ver a Írven Ávila, a Junior Ross o a Hernán Rengifo apoyando activamente en la defensa y rechazando balones que ayudaban a trabar. Sin embargo, y eso es lo que también hay que tomar en cuenta, se nota el desbalance del equipo y la falta de contención ya que a veces Carlos Lobatón no alcanza a cubrir y Jorge Cazulo– que es un jugadorazo – no puede estar en todos lados.

Te hablaba del compromiso de todo el equipo, ¿no?  Pues fue precisamente un balón que rebotó en Rengifo el que inició el primer ataque a fondo de Cristal luego del penal. Habían pasado casi 40 minutos en los que León tuvo la iniciativa y Cristal encontraba una posibilidad clara. Hubieron algunas anteriores que no se pudieron llevar a buen término ya sea por la cancha o por que no se estuvo fino en el toque definitivo. Pero en esta salida Cristal si estuvo fino. Ávila armó una pared con Loba y, entrando al área, remató bien a la salida de Flores. Cristal se iba arriba con un 2 a 0 que era justo por la eficiencia cervecera y por la solvencia con la que pudo controlar los ataques del local.

El segundo tiempo se nos complicó mucho. León salió a atacar y pronto obtuvo su premio cuando Reimond Mancose fabricó un penal. El remate de Carlos Zegarra, picando el balón a un costado, no sólo les dio el descuento en el marcador sino que también quebró la tranquildad que debía mantener Erick Delgado. Esta jugada sumada a la agresión de la tribuna y a la provocación de los locales hicieron que, luego de muchos años, el Loco perdiera los papeles y cometiera una acción irresponsable que nos complicó mucho. Su expulsión deja poco margen para cuestionarlo.

(imagen: captura de video CMD)

El ingreso de Elexander Araujo se dió por Irven. Cristal debía cuidar con uñas y dientes lo que había logrado y no sólo lo hizo sino que se dio maña para hacer lo que tenía que hacer: aprovechar los espacios. Era previsible que León se iba a ir a buscar el empate. Era previsible que iba a dejar espacios atrás. Era previsible que la velocidad de Ross iba a servir mucho. Y sirvió. Sheput recogió el rechazo y avanzó midiendo el momento del pase. El pase fue perfecto y la definición cruzada no fue menos. El 3 a 1alivió la tensión y favoreció mucho. Se mató en los momentos precisos y, si me preguntas, ahí radica el secreto de la victoria rimense.

Luego del gol, León perdió ímpetu y el partido parecía controlado. Hasta que nuevamente el juego nos recordó el déficit que tenemos en la contención a pesar de que Oscar Vílchez ya estaba en la cancha en reemplazo de un cansado Lobatón. Un balón que pasó entre Neka y Cazulo y que encontró desubicado a Marcos Delgado y Marcio Valverde fue bien aprovechado por León. Faltaban 5 minutos de partido y León se ponía 3 a 2. 5 minutos a los que se tuvo que sumar los 4 que dió Henry Gambetta.

Hubo una jugada en la que pudimos perder lo logrado, es cierto. Pero yo me quedo con la actitud del equipo. Con el poco tiempo por delante, Cristal empezó a tener el balón lejos de su área. Cazulo, Ross y Rengifo ayudaron mucho en eso y así logramos que el tiempo transcurra.

El abrazo por la victoria fue fuerte y, creo yo, porque ésta fue trabajada. Porque no sólo cumplimos adelante haciendo lo que mejor sabemos hacer – atacar – sino también sobreponiéndonos a nuestras debilidades en defensa. Roberto Mosquera hizo jugar al equipo respetando la idea de fútbol que presentó desde un inicio y eso se aplaude. Pero sobre todo se aplaude cuando se ve que esa idea resulta lo suficientemente plástica como para que Cristal pueda defenderse con solvencia. Alegra comprobar el compromiso de los jugadores al momento de defender y uno no puede sino pensar si las flaquezas que el equipo puede tener serán realmente compensadas con este gran corazón que los jugadores están poniendo en los partidos.

Al terminar la semana pasada, quedamos tres equipos punteros con 7 puntos. Hoy nos deshicimos de uno. Quedamos dos equipos punteros con 10 puntos y, casualidad, la próxima semana nos enfrentamos. Si logramos deshacernos de Real Garcilazo, quedaremos solitarios en la punta y con mucha perspectiva. Como hace años no lo hacíamos. Punteros solitarios y con el camino dibujándose, como si este año pudiera ser el que tanto tiempo hemos estado esperando.

Mientras tanto, te cuento un dato. La última vez que habíamos ganado en Huánuco fue en 1995. Es mismo año, salimos campeones.

SOCIAL

31Suscriptores+1
9,293SeguidoresSeguir

Escriben

1640 PUBLICACIÓN55 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS