Etiquetas Publicación etiquetada con "Descentralizado 2010"

Descentralizado 2010

Por -
0 50

Hoy se hizo el sorteo del fixture de la liguilla y yo ya te puse nuestros partidos acá.

Hay mucha tela que cortar y a eso nos dedicaremos en los siguientes días.

Lo que sí, por lo pronto, ante San Martín hay que llenar el templo. Ellos podrán ser los punteros pero en esos duelos, el grande, somos nosotros.

Por -
0 49

En esta fecha de definiciones ¿alguien ha comentado que ha sido nuevamente Sporting Cristal el que brindó el mejor partido de la fecha?

No.

Entonces, para hablar y saber de Cristal, tenemos que estar nosotros: los hinchas de Cristal.

Y sobre el partido en Cusco tengo algunas reflexiones.

1. En primer lugar, felicito al técnico que puso lo mejor que tenemos en el Cusco. Lejos de pensar que ya no tenemos nada por lo que pelear se demostró que Cristal sigue en competencia. ¿Para qué? Para encontrarse a sí mismo que es lo más valioso que tenemos y lo más importante que hemos perdido.

Entonces, a diferencia del ayer, Rivera lanzó el mejor equipo que podía parar. Eso es respeto al rival pero, sobre todo, respeto a la institución, a su historia y a su hinchada.

2. Nuevamente pudimos ganar. Teníamos todo para ganar y se nos escapó. Esta vez si hicimos los goles pero, igual, se nos escapó. Breyner tuvo una tarde lamentable (como hace un año en esa misma cancha la tuvo Pérez) y eso nos evitó el irnos con una victoria del Garcilazo.

Pero, celeste, no te engañes por la mezquindad. Cusco siempre ha sido una cancha difícil para la celeste y la amargura por la victoria que terminó siendo empate debe dar paso a reconocer el gran esfuerzo del equipo que hizo lo que otros no pueden: jugar fútbol en el Cusco.

Es cierto que este Cienciano no es el Cienciano de otros años pero, igual, el esfuerzo del equipo se debe rescatar.

3.Lo de Bonilla es algo que da que pensar. El defensor no es malo. Las veces que lo he visto lo he visto bien. Pero en el poco tiempo que tiene en el Perú, ya lleva dos autogoles y otro tanto de equivocaciones garrafales que nos costaron sendos goles en contra.

Pero también es un jugador que le da mucho empuje a la salida de Sporting Cristal. Ha tenido varios palos y algún gol legítimo mal anulado. Yo no me atrevería a liquidarlo por esta mala tarde en el Cusco. Además por que tuvo participaciones correctas y por que fue él quien lanzó el pelotazo largo para que el Chino Ximénez anote el tercer gol cervecero.

Lo que sí, creo que es la vehemencia la que le juega en contra. El autogol de este domingo fue claramente innecesario. Yo sigo confiando en Bonilla.

Ahora, con la temporada regular terminada, va siendo hora de sacar algunas conclusiones. Se vienen los playoffs de las liguillas y esa es otra historia.

Por -
0 57

Ven, conmigo, cervecero y vamos corriendo a treparnos a ese alambrado. Ven conmigo y desgárrate la garganta con este grito que nos sale de la entraña. Sé que corre viento pero sácate esa chompa y muestra al mundo esa camiseta celeste que te enfunda el alma. Ve y abrázate con la persona de tu costado, aquella que grita y goza como tú este gol que tanto hemos esperado.

Porque hace años que ganarle a Alianza se nos convirtió en algo difícil a pesar de que hubieron años en que era tan fácil, porque fue un partido en el que les pasamos por encima y la vida no nos podía traer tanta injusticia, porque estamos en nuestra casa, jugando por primera vez como verdaderos locales, en nuestra cancha, con nuestra gente, y estamos ganando.

Explota el Extremo

Explota el Extremo

Grita porque tenemos orgullo. Porque Cristal podrá no estar para pelear por el título pero tú, aliancista que vienes altanero a mi casa, no podías irte sino así: derrotado y con tus sueños destruidos. Tú que querías quedar segundo e ir puntero al grupo par recordarás en el camino a tu barrio decadente que toda tu esperanza murió en el Rímac, ante una familia de color cielo.

Porque ya quisieran otros tener esta pasión. A un partido en el que todos le daban el favoritismo a Alianza, a un partido con entradas caras, a un partido que muchos tildaban de peligroso, el pueblo celeste vino en gran número y dio lo mejor de sí. Porque la grandeza no sólo se ve en las buenas sino, sobretodo, en las malas.

Porque, por fin y aunque sea para estos partidos, en la cancha estuvieron once guerreros que entendieron desde el pitazo inicial lo que significa ser jugador de Sporting Cristal. Ser jugador de Sporting Cristal y jugar un clásico en tu casa y con tu gente. Por eso es que el aplauso largo para ellos es merecido y sincero.

Los once que nos dieron esa alegría.

Los once que nos dieron esa alegría.

Y es verdad lo que dicen, cervecero. Es verdad lo que dicen. Cristal fue superior desde el primer minuto y los carteles del visitante no se vieron en ningún momento. Gran partido de Lobatón que aunque impreciso se puso el equipo al hombro y lideró tanto recuperación como creación. Gran labor de Cáncar que jugó su mejor partido en Cristal. Pareciera que el jugador que estuvo ayer en la cancha era otro y no ese refuerzo timidón que estuvo por Cristal los dos últimos años. Seguro, rápido y preciso, lo de Cáncar merece un aplauso.

Buen partido de la defensa que, tras tantos desaciertos, por fin encontró una dupla que da seguridad. Bonilla es un jugador de otro nivel y Pérez mereció su aplauso.

Gran partido del loquito Casas que enfrentó al mediocampo aliancista y anuló a Neyra su nueva estrella prestada  – quien no pudo hacer nada. Bueno lo de Ánderson Cueto y preciso lo del Chorri. Y adelante, Ximénez. ¿Qué puedo decir del Chino que ya no se haya dicho antes? ¿Para qué decir más? Más bien, cervecero, párate acá a mi costado y aplaude conmigo al goleador. Y que ese aplauso no se acabe nunca.

El equipo entendió que este partido tenía que ser distinto. Que ya no podían haber más errores y que el futuro del equipo y del técnico dependía de la actitud con que nos tomábamos esto. Y lo hicieron bien.

Hay cosas que corregir aún. Por que no se puede perder de vista que si bien ganamos, aún sufrimos demasiado para generar oportunidades. Cristal no falló goles por que no generó suficientes oportunidades claras. Lo de Cristal es contundente hasta el mediocampo pero de ahí, se diluye inexplicablemente. Ni Néculman ni Ximénez y tampoco Advíncula a pesar de jugar buenos partidos terminan encontrándole la vuelta a la ofensiva y todo el peso de Cristal termina haciéndose agua al intentar pisar el área rival.

Por eso es que el gol fue un grito destemplado y eterno. Por que la impotencia de tener un equipo dominado y firmando el empate al frente hacía más injusta la idea de no meter siquiera un gol. Porque Alianza no merecía irse con un punto del San Martín.

Y acá hay que reconocer que Rivera planteó un buen partido y que los aplausos que se llevó también se los merece. Que si es cierto que este triunfo estrechó los lazos entre el plantel y comando técnico, es para celebrar por que el primer camino de los grandes equipos de fútbol es que son, precisamente, un equipo. Mientras haya armonía en la interna y el mensaje del técnico se entienda, todavía hay esperanza de un futuro diferente.

Yo sé, Celeste, que este gran triunfo es un regalo a la hinchada pero también sé que no borra la actualidad de nuestro esportin querido. Que en Cristal no sólo se deben celebrar partidos sino, precisamente, títulos. Es cierto que esta gran alegría no nos debe cegar tanto como para olvidar que aún es preciso encontrar y corregir las razones de porqué aún estamos como estamos.

Por que pasó la alegría del gol y seguimos séptimos en la tabla, en el grupo de la San Martín y sin opciones de título. Por que, a lo más, podemos aspirar a tener una Sudamericana y, en el más fantástico de los casos, una Libertadores. Y eso desanima a cualquiera.

Pero, no hay que ser mezquinos. Esta es una hora feliz. Así que, ven acá y fúndete con nosotros en un abrazo cervecero. Ven, párate acá a mi costado y canta conmigo.

Somos la fuerza vencedora, siempre campeones, siempre primeros.

Por -
0 51

Celeste: el verdadero problema no es que hayamos perdido. El verdadero problema es que nadie se sorprende de que lo hemos hecho.

Que Cristal pierda como visitante se ha vuelto una regla, que Cristal ya no tenga rival chico ya es una realidad.

Entonces da igual que te pongas a pensar por qué Néculman, que vino como goleador, no puede concretar una chance clara o por qué las oportunidades más claras de Cristal las tiene un defensa (Bonilla). O por qué un jugador ofensivo como Chávarry terminó equivocándose en el área chica, no pudo parar una pelota y cometió un penal totalmente absurdo.

No pienso, por el momento, crucificar a Chávarry por su error. ¿Por qué? Por que caigo en cuenta que Cristal no está peleando por nada y, entonces, lo mejor que se puede hacer es darle experiencia a los muchachos de la cantera. Entonces, prefiero mil veces a que quien se haya equivocado sea Chávarry (y espero que aprenda la lección) y no, por ejemplo, Martínez o Pérez. Eso sí sería imperdonable.

¿Qué más quieres que te cuente? ¿Que Cristal terminó dominando y no supo meter gol? ¿Que faltan ideas sobre qué hacer con la pelota? ¿Que por largos ratos el partido es aburrido?

Ya me cansé de contarte esas cosas. No es más que repetir y repetir lo que te vengo diciendo hace poco menos de tres años.

Mientras Huacho se convulsionaba por los encontronazos de la gente celeste con los cobardes de siempre, yo pensaba que si mi profesión fuera el fútbol, tendría que poder encontrarle una solución a este tema. No puede ser que todo se arregle diciendo no sé que pasa, perdemos la calma, hay que seguir trabajando, tenemos muy mala suerte. El fútbol hace ya varios decenios que dejó de ser algo tan impredecible. Suele haber un método, una estrategia, un camino. ¿Por qué Cristal no está solucionando este problema que lo muestra desde hace tantos meses?

El problema, amigo Celeste, no son las preguntas que uno se hace. El problema es que uno mira alrededor y no parece haber alguien capaz de responderte.

Por -
0 53

Cómo te podría explicar, a ti que tienes un estadio para ochenta mil y que a tu equipo en su aniversario sólo van a verlo poco más de cinco mil.  ¿Cómo te podría explicar esta pasión que hace al pueblo celeste unirse y seguir a Cristal en esta su hora más oscura? La grandeza no se mide en bolsas de cemento, definitivamente.

El pueblo celeste no te abandona nunca.

El pueblo celeste no te abandona nunca.

Cómo te podría explicar, a ti dirigente cervecero, que piensas que pides paciencia a la hinchada luego de cuatro años de fracasos. Cómo te podría explicar a ti que vienes de otro lado y no conoces nuestra historia y el hecho de que Cristal siempre jugó a ganador. Cómo podría explicarte a tí que no le das importancia a la gente que paga su entrada esta pasión que hace que el pueblo celeste venga a ver al club que tú colaboras a desarmar? La grandeza, felizmente, tampoco se mide por la billetera.

La grandeza se mide en la fuerza del lazo aquel que une a un club con su gente.

Y en el Rímac, ese lazo es más grande de lo que jamás podrás imaginarte. Ayer jugó Cristal y su gente vino en buen número a verlo. Por que, por más que estemos golpeados, esta pasión no se entiende: se vive.

Pero me parece que quienes sí lo entendieron un poco fueron, precisamente, aquellos en cuyos pies está la posibilidad de enderezar este entuerto. Lo digo porque  ayer vi en el equipo una actitud distinta.

¿Que a qué me refiero?

En realidad, cervecero, mientras veía el partido trataba de entender y de buscar cómo explicarte qué es lo que yo vi diferente. Y, como no encuentro mejor forma, lo tengo que hacer mediante un ejemplo. Era como si hasta el partido pasado, el jugador de Cristal jugara el balón con la intención de deshacerse de él, no lo quería. Mmás que pasarlo lo rechazaba. Mas que lanzar un centro, pateaba la pelota lo más lejos posible. Nadie quería mojarse con el problema. Ayer, en cambio, vi por pasajes una actitud contraria: una actitud de buscar el gol, de buscar el pase, de pasar el balón y tratar de recibirlo.

Advíncula jugó un buen partido.

Advíncula jugó un buen partido.

Por eso no me sorprendió que el gol de Cristal haya venido así: de pared. Advíncula y Lobatón hicieron lo que siempre se debería hacer. Triangulación y defensa visitante descolocada. Golazo.

Pero no sólo en eso. Aurich es mucho más equipo que varios que vinieron al San Martín y salieron victoriosos. Más que Gálvez, más que Cienciano. Inclusive más que Vallejo me atrevería a decir. Si ese equipo nos cogía como estuvimos la semana pasada nos pasaba por encima. Pero fue al contrario. Cristal como que se supo en deuda y no dejó de buscar todo el partido. Lo vi al Chorri creando bien por derecha en el primer tiempo. Lo vi muy bien a Lobatón entendiendo que es él quien tiene que ponerse el equipo al hombro. Me gustó las ganas de Carranza aunque se desesperó en el último toque. Me gustó lo de Bonilla que no sólo mejora todo lo visto en defensa en lo que va del año (lo tuvo seco a Manco) sino que también es una carta ofensiva constante.

Loba.

Loba.

Realmente fue el mejor Cristal que he visto en fechas. Si así jugáramos siempre

Pero, siempre vienen los peros, con tantas cosas buenas ¿por qué no ganamos?

Acá te digo mi opinión:

1. Por que nos falta contundencia. Si antes no pateábamos al arco, ahora pateamos como quince veces y sólo metemos una. No todo es falta de capacidad, ¿eh? Algunas veces si hay fallas garrafales en definición como las de Carranza o Yotum en el primer tiempo, pero también es cierto que los arqueros han estado bien, los árbitros han estado mal y otras la pelota no entró por que los duendes que cuidan el arco contrario no quisieron.

Bonilla lleva peligro. En esta chocó la pelota al travesaño.

Bonilla lleva peligro. En esta chocó la pelota al travesaño.

Cristal debe concretar más. Lo de Néculman supuestamente iba para esto pero Néculman no es mago. Al argentino lo veo bien, por lo menos mejor que Villarreal, pero un sólo hombre no iba a solucionar el problema. ¿O sí?

2. Por que Cristal juega como equipo por ratos y la otra parte del tiempo sigue siendo un grupo de jugadores que tienden más a la individual que a la colaboración. Hay momentos en el partido en que se nos apaga el chip y de pronto empezamos a jugar feo, mal. Cada quien tira para su lado y volvemos a buscar el centro y el pelotazo a cualquier lado.

3. Por que Bonilla es bueno pero no es Supermán. El gol de Aurich fue un regalo de Wenceslao que no supo cómo marcar a Ascoy. El colombiano intentó pero no pudo llegar. Erick también pudo hacer más pero nuevamente fue la defensa la que lo vendió.

4. Por que cuando el mediocampo renuncia a ponerse el equipo al hombro, perdemos todo el peso ofensivo. Con el Chorri en la cancha, el mediocampo creó. Palacios jugó más cerca al arco contrario y eso ayudó a que Ximénez no tenga que bajar. Cuando salió el Chorri, Ísmodes empezó a jugar para él y el Chino tuvo que bajar más. Ahí perdemos peso y oportunidades.

El Chorri se lleva la pelota. A veces parece que sí.

El Chorri se lleva la pelota. A veces parece que sí.

5. Por que Buckley siempre Buckley tiene una chuleta en los ojos y por que el juez de línea de oriente no sirve para el arbitraje.

Yo no sé si es que el Chino dijo en esta semana las palabras que no había dicho antes o si es que los jugadores se han dado cuenta que pueden poner un poco más de lo que usualmente ponen o si es que algo tiene este equipo que hace sus mejores partidos ante Aurich. Lo que sí sé es que la presentación de ayer sirvió aunque sea para borrar en algo la vergonzoza que se dio ante Gálvez.

Este es el infeliz que nos robó un gol. Luna se apellida.

Este es el infeliz que nos robó un gol. Luna se apellida.

Lamentablemente, hace rato que ya no alcanza para mucho. Así que no me vengan acá a hablar de puntos, de distancia con el primero o con el segundo. No me vengas a hablar de copas internacionales, ni siquiera. No te burles más de nosotros.

Lo que quiero es que Cristal vuelva a sentirse como Cristal. Que ya no nos falten el respeto en nuestra casa y que volvamos a confiar en nosotros mismos. Se viene Chalaco y sería bueno ganarle a ese equipo complicado allá en Huacho. Luego viene Alianza. Nosotros seremos locales (en el San Martín esperamos todos) y ahí la presión se volverá a prender.

¿Llegamos a salir del túnel?

¿Llegamos a salir del túnel?

Podremos haber perdido toda opción a pelear el título pero acá, en Cristal, no hay un descanso. Todavía tenemos que pelear por lo más importante que tenemos: nuestro nombre y nuestro prestigio.

Por -
0 51

Creo que todos estamos indignados, ¿no?

Porque me parece que aún se mantenía un hilo de esperanza respecto a que esta segunda mitad del año sea diferente, que el equipo se encuentre y que empiece a navegar con éxito. Los refuerzos permitían soñar. Pero partidos como este simplemente nos matan la ilusión. Y es que, no exagero con decir, que eso que vemos en la cancha no se compara ni remotamente con lo que ¿todos? queremos y anhelamos. Sergio Markarián estuvo en la tribunal y, en vez de ver al Cristal glorioso que él conoció y al que volcó su conocimiento y experiencia, encontró un equipito de mierda que no atina a nada.

Aquel que no quiera ver la contundencia de nuestro mal momento dirá que si Bonilla no metía el autogol hubieramos tenido otro partido. Que si jugaba el Chino, metíamos cinco. Que si Leiva anotaba una de las tres que se comió, no habría problema. Que si Lobatón metía el penal, ganábamos fácil. En resumen, dirá que perdimos el partido por que nos faltó suerte pero que el equipo se fajó y metío todo.

Lobatón fallándose el penal.

Lobatón fallándose el penal.

No fastidien.

Cristal no perdió por falta de suerte. Cristal perdió por que no muestra nada. Por que, fuera del tiro libre de Leguizamón y las tapadas del arquero, Gálvez fue un equipo discreto que no propuso ni amenazó. A diferencia de otros partidos en los que perdimos doblegados por las virtudes del otro equipo, en este hemos jugado solos y hemos perdido. Nos las arreglamos para perder el partido a pesar de que al frente no había un conjunto con capacidad para ponernos en aprietos.

Sólo un conjunto con muchas limitaciones y algo de amor propio. Un equipo que no cobra hace meses, cuyos jugadores están pensando en desertar, cuyos dirigentes son el típico payaso peruano que tienen al equipo a punto de perder puntos en mesa. El colero absoluto del descentralizado a pesar de habernos ganado. Ese, señores, ese es Gálvez y contra él no pudimos.

Entonces, Víctor, respondeme: ¿somos o no somos un equipito de mierda?

Dejémonos entonces de faltarnos el respeto por que es agosto y como que ya las cosas no están para darle tiempo a nadie. ¿Que el Chorri se molesta por que dice que la hinchada debe apoyar más y no debe insultar cuando el equipo juega bien? Pues que no fastidie. Ya se le bancó suficiente sólo por haber sido lo que fue y debería estar agradecido. Por que a las cosas hay que llamarlas por su nombre.

¿Y de quien es la culpa?

A ver.

Yo no digo que haya mala fe. La puede haber pero no me consta así que afirmo lo contrario: no creo que nadie tenga la intención premeditada de perjudicar a Cristal. Pero si creo que las cosas se han hecho mal.

Y acá es dónde el agua moja al técnico y ya no va a ser posible que se le siga blindando.

Por que Cristal es un acertijo y cada vez se parece más a una masa informe que no tiene la menor idea de a qué juega.

¿Ejemplos?

Al inicio del partido: Fernández, Bonilla, Martínez y Valverde.

Al inicio del partido: Fernández, Bonilla, Martínez y Valverde. Luego todo eso desaparecería.

1. ¿Notaste que al final del partido Cristal jugó con tres al fondo (Casas, Bonilla, Martínez), con Valverde por izquierda y con el Chorri marcando punta izquierda? El equipo se volcó al ataque, me dirás, pero ¿El Chorri de lateral izquierdo? ¿Cuándo jugó el Chorri de lateral izquierdo?

2. ¿Notaron que ante la inoperancia del mediocampo, tuvo que ser Bonilla (el central) quien se tuvo que ir al ataque y lanzó dos remates que trajeron más peligro que toda la tarde de, digamos, Danny Sánchez? Osea, me vas a decir que el arma secreta de Cristal son los ataques de Bonilla que acaba de llegar hace dos semanas? ¿Eso es el trabajo del año?

3. Notaron que Ísmodes por más celeste que sea es el jugador menos eficaz del fútbol peruano. No atina una. Entra, espigado, con los chimpunes amarillos y corretea por cualquier lado. No crea, no cede, no pasa y ni siquiera patina al arco. ¿Es él la solución al mediocampo?

4. Advíncula es un desperdicio. Personalmente no le veo que resuelva nada. Que es rápido y ganosín, lo és. Pero con eso no ganamos los partidos. El moreno coje la pelota y corre. Nada más. No remata bien, no tiene visión de gol y centra una de cada diez. Por ejemplo, la jugada del penal. Advíncula recibe la pelota con un inmejorable panorama para definir al palo contrario del arquero pero para el balón amaga ¡para el otro lado! y se aleja del arco. Eso es una falta total de criterio desde donde yo lo veo y afortunadamente para él que le hicieron el penal.  Una más. Las únicas jugadas afortunadas que le recuerdo vinieron cuando estuvo por la izquierda, ¿por qué jugó entonces por la derecha todo el partido?

5. Danny Sánchez debería estar en la lista de préstamos para la liguilla. Jugador frío y desganado como los que hay pocos. Sánchez se sabe quimboso y cree que con eso basta. No puedo decir que lo vea presionar, armar juego, llevar el equipo al hombro. Sánchez pide la pelota al pié, corre poco para alcanzarla, la toca a cualquier lado y nada más. Demasiado poco para el mediocampo de Cristal. Es además, el motivo por el que se desaprovecha totalmente la posibilidad de que esa banda toque con más fútbol. Si tiene a Valverde atrás, Sánchez debería propiciar el toque y el ataque por esa banda. Sánchez debería ser el que hace la diagonal, el que trae el peligro por ahí. No lo hace. Es exactamente lo mismo que Sheput: juega 10 minutos y desaparece 40.

6. Pero lo realmente indignante es que, adelante, el equipo parece que hace lo que se le ocurre. Que se han juntado dos horas antes del partido y juegan a lo que se les ocurre. No se ve un ataque concentrado, no se ve que el equipo abra la cancha, no se ve que patee de afuera, no se ve una estrategia y un juego claro de conjunto. Es por eso que siempre da la impresión de que los jugadores que estan en la cancha no son los adecuados para lo que supuestamente Rivera quiere hacer.

Y es acá donde surge la exigencia. Si tienes jugadores malos, Víctor, si no tienes con qué, entonces por lo menos has un equipito que se haga respetar. Que sea sólido y que muestre algo. Por que este equipo que has armado hasta agosto, no muestra nada.

Si te pones ahí, debes traer soluciones. ¿no?

Si te pones ahí, debes traer soluciones. ¿no?

Y si los jugadores no te hacen caso, pues haz la de Autuori que nos sacó campeón. Si la dirigencia no te deja trabajar, si no te sientes con capacidad de hacer algo distinto, si no eres capaz de que este equipo muestre algo sólido. Pues tal vez la celeste no sea un buzo que te calce.

Por que, podrá ser cierto que te dieron un plantel mediocre, pero recuerda que equipos con menos plantel que el nuestro (como el CNI la semana pasada y el Gálvez ahora) nos han ganado. Entonces, atando cabos, parecerá que tú cogiste un plantel mediocre y lo hiciste más malo aún.

Pero, como decía, ya nos quejamos suficiente de que tenemos un plantel mediocre. Y te concedo la verdad de esa afirmación. Pero es agosto, ¿no? ¿No deberías ya haber cogido ese plantel mediocre y sacarle alguna gracia? Total, esta es tu profesión, ¿no? ¿No debería este Cristal jugar a algo? ¿No debería tener una identidad de juego? Por que prefiero que Cristal sea un equipo mediocre y que se sepa limitado y juegue al 0 a 0 siempre a tener este equipito descocado que ni ata ni desata.

Entonces, ¿qué decisión vas a tomar para que empiece a notarse algo?

Por -
0 45

Yo no sabía si la cara de fastidio de Víctor Rivera era por el desempeño del árbitro, por la lluvia que a esas horas debió haberlo empapado completo o por que no llega a entender a qué juega Cristal.

Y es que, claro, bien podemos decir que con un diluvio como el que cayó ayer en Iquitos difícilmente se puede jugar al fútbol y, además, con un señor como Gambetta que arbitra pensando a quién más puede expulsar no se puede hacer un trabajo serio.

Y puede que tengamos razón.

Pero el hincha ya está cansado de excusas y contratiempos.

Lo más triste es que esta derrota en Iquitos ya ni siquiera indigna. Ya se toma como consecuencia lógica y eso fastidia. Tal pareciera que, por fin, nos estamos acostumbrando a perder. Y hay que rebelarse ¿no? Por lo menos para la foto.

La vedette del encuentro era el colombiano Bonilla. No lució mucho y tuvo unas de cal y otras de arena. Quitó muy buenas pelotas pero no llegó justamente en el pase del gol charapa y eso nos terminó costando. Aunque, hay que decirlo, mostró cosas interesantes como el ataque por arriba y un potente remate de tiro libre que, bien afinado, puede sernos muy beneficioso. Sobretodo a nosotros que nos faltan ideas para anotar.

Eso es, por enésima vez, lo que pasó. El partido lo terminamos controlando en líneas generales. Cristal tuvo el balón buen tiempo pero siempre deja la impresión de que no tiene la menor idea de qué hacer con él. Lobatón se cansó de rematar al arco y que ni uno sólo de esos remates le saliera preciso. La falta de fútbol, dirán algunos, la lluvia y la cancha dirán otros.

La impresión es que llenamos el mediocampo de gente muy habilidosa que corren de un lado para otro pero nadie define, nadie resuelve. Todos joden pero nadie desenreda el partido. Y con ese juego lo único que logramos es que el Chino Ximénez salga del área para sumarse a la correteadera y perdamos la única carta seria de gol que tenemos.

Es que el mediocampo de Cristal parece un equipo de fulbito. Y por eso, creo yo, es que estamos en media tabla.

Y seguimos cayendo.

SOCIAL

28,512FansMe Gusta
31Suscriptores+1
9,307SeguidoresSeguir

Escriben

1641 PUBLICACIÓN55 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
71 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS