Etiquetas Publicación etiquetada con "Copa Movistar 2015"

Copa Movistar 2015

 Enero

Iniciamos el año con mucha esperanza, luego del campeonato de 2014 existían distintas sensaciones en el hincha, algunos creían (y creen) que todo fue cuestión de suerte y que el equipo alcanzó el logro únicamente por los jugadores, otros pensaban que Daniel Ahmed le había encontrado la forma y que su propuesta por fin dio frutos, aunque no todos -dentro de este segundo grupo- pensaban que esto se podría replicar en Copa, yo di mi opinión y AQUÍ la dejo por si quieren leerla. Me equivoqué en muchas cosas y acerté en algunas, pero vamos, de eso se trata, de manifestar lo que vemos y analizamos.

Fue un mes de pretemporada en el que se anunciaron jugadores que no teníamos noticia como Matías Martínez, Elsar Rodas, José Gómez, Diego Manicero, sumándose a los que conocíamos ya en diciembre como Pereyra, Ballón, Gonzales y Estrada. Además se habló bastante de la llegada de Alberto Rodríguez y de la partida de Irven Beybe, ambas no se dieron.

Tuvimos “La Noche de la Raza Celeste” con el homenaje a Orlando La Torre y el ida y vuelta contra LDU de Quito, que a finales de año también ocuparía el segundo lugar en su liga local cayendo en la final ante el tricampeón Emelec, presente en “LNdlRC 2014”. Fue 2-2 en Lima y una dura caída por 4-1 en Casablanca, que alarmó un poco pero sin llegar al drama por tratarse de un partido de pretemporada en altura ante un gran cuadro.

Febrero

Casi de inmediato tuvimos el inicio del Torneo del Inca con las victorias ante Deportivo Municipal (0-5 en el Nacional) y Cienciano (1-0 en el Gallardo), cada una con particularidades. En nuestro estreno tuvimos esa sensación de que nos llevaríamos de encuentro a todos, 4 días después -a puertas cerradas por una maniobra política del alcalde de SMP- estuvo el mejor gol del año, el tiro de esquina de ‘Loba’ de tres dedos para romper el buen planteamiento de Espejo. Luego el equipo titular descansó y caímos en Arequipa con lo justo (2-1) en el partido de la niebla y del día de San Valentín (?).

El 17 de febrero iniciamos nuestro camino en la Copa ante Guaraní en Asunción. Un primer tiempo dominado casi a placer que terminó 0-1 gracias a Pereyra y un segundo tiempo que dejamos de dominar justamente cuando el mismo ‘Picante’ falló un gol hecho que hubiera significado el 3ro tras el gol de Ballón en el arranque. Nos metieron a punta de centros y rebotes y nos empataron faltando poco (2-2). Nuevo partido por el torneo local y se repitió el equipo alterno, que esta vez logró un gran triunfo ante Juan Aurich en Chiclayo (2-3). Ahí nomás tuvimos otro desafío internacional, esta vez ante el Deportivo Táchira, que venía de caer 0-5 en casa pero que tenía jugadores interesantísimos en ataque como Orozco y González, se repitió el trámite, Lobatón anotó y tras varias situaciones erradas, le quedó un tiro libre al ‘Maestrico’ que dejó parado a Penny en el minuto 87. Sheput tuvo el penal pero atajó Liebeskind, (1-1) nueva frustración. Sin embargo, no había tiempo para el lamento, recibíamos al co-líder, la USMP, que nos superó en varios pasajes del segundo tiempo pero sin la eficacia que sí tuvieron Abram y Estrada (o Calcaterra, como quieras) para darnos el triunfo por 2-1.

4 partidos ganados, 2 empatados (ambos en la competencia internacional) y 1 perdido. 66,67% de efectividad. 15 goles a favor, 8 en contra. En el juego íbamos relativamente bien con caídas en los segundos tiempos y siendo superados y/o controlados por rivales con propuestas similares (Cienciano y USMP).

Marzo

Empezamos muy mal el mes con la goleada sufrida en el Callao ante la USMP (3-0), un equipo que aparte de la ausencia de los titulares, lució absolutamente vulnerable durante los 90 minutos. Terror, se venía Racing en unos días.

Y llegó lo que pocos esperábamos, el Sporting sacó la fuerza ganadora en el ‘Cilindro’ y derrotó a uno de los favoritos de la Copa en su casa por 1-2 con goles de ‘Loba’, probablemente el mejor planteamiento de Daniel Ahmed en sus 2 años en SC, controlando totalmente al goleador Bou y limitando al equipo argentino a ataques desesperados. Hazaña.

Muy poco después tuvimos que jugar ante Juan Aurich en el Gallardo con un equipo totalmente suplente, aún así solo nos vimos vencidos por un par de errores en salida de nuestro golero y caímos por 0-2. Dos días después vino la revancha contra los argentinos en el Nacional y un error defensivo de Revoredo, generó un penal y gol visitante, luego el Sporting se vino encima y en la contra nos liquidaron, fue 0-2 nuevamente. No había tiempo para el lamento porque a la brevedad debíamos enfrentar al FBC Melgar en un partido importante para nuestras aspiraciones en el Torneo del Inca, amplio dominio celeste que recién pudo asegurar la victoria en el minuto final -gol de Blanco- tras el tempranero gol de Estrada y ahora fue 2-0 para nuestros colores.

2 partidos ganados y 3 perdidos. 40% de efectividad. 4 goles a favor, 8 en contra. Fuimos ampliamente superados en el primer partido de mes, luego tuvimos control general de los encuentros con resultados distintos.

Abril

En nuestro primer mes decisivo, no nos fue tan bien. Luego del receso por fecha FIFA, jugamos en Cusco ante Cienciano y salvo por los últimos minutos del partido, nunca vimos la pelota, fue 1-0 y tras la victoria de la USMP resignamos el primer lugar del grupo antes de la última fecha. Por la cercanía de los partidos de Copa, Ahmed puso un equipo combinado de titulares y suplentes ante Municipal en el Gallardo, un tiro libre de Sheput decidió el partido (1-0) y por un momento nos hacía pasar a semifinales, sin embargo, los santos convirtieron faltando poco en el Callao y tuvimos que concentrarnos al 100% en los 2 partidos de Libertadores.

Un día antes de jugar en Venezuela, se dio un resultado adverso en Paraguay, ganó Guaraní a Racing, por lo tanto perdíamos la opción de clasificar en Táchira y nos obligaba a jugar pensando en el siguiente partido, en el cual nos veíamos obligados a ganar. Fue una rara visita y terminó 0-0, cediendo varios pasajes del partido a un equipo eliminado. Todos esperábamos que el equipo se recompusiera para vencer a Guaraní en Lima, pero no fue así, emepezamos perdiendo y tuvimos un magro primer tiempo, contrarrestamos al inicio del complemento y alcanzó para empatar, luego del tanto de Blanco, todo fue centros y más centros, que terminaban en despejes y contras rivales bastante peligrosas. Sobre el final se intentó por el piso pero se acabó el tiempo y nuestra participación en Libertadores (1-1).

Semanas después y ya con la mira puesta en el Descentralizado, se realizó un amistoso ante Sport Boys en el Miguel Grau del Callao, ganamos con facilidad por 1-3 en un partido que se caracterizó por la presencia de Ballón como lateral derecho, la cantidad alucinante de offsides en las que cayó SC y la vuelta al gol de Irven Beybe, que no había anotado hasta ese momento ni en amistosos.

2 partidos ganados (incluyendo el amistoso), 2 empatados (los de Copa) y 1 perdido. 53,33% de efectividad. 5 goles a favor, 3 en contra. Se vio un bajón importante en lo que significa el dominio de los partidos, ya que cuando teníamos la pelota, no se generaban muchas situaciones claras. Se recurrió en exceso a los centros y la altura de nuestros delanteros nunca favoreció.

Mayo

Tras la fecha de descanso, arrancamos con un empate como locales ante Unión Comercio, equipo que se quedó con 10 temparanamente pero que nunca cesó en su defensa a ultranza, además, tuvo jugadores rápidos que generaban contragolpes peligrosos que pudieron haber liquidado el encuentro que empezaron ganando tras buena jugada personal de Arrieta y finalización de Pajoy, los últimos 10 minutos se jugaron en los bordes del área rival y un remate de Diego Manicero decretó el empate (1-1). Fuimos a Lancones, donde fallamos infinidad de goles después de la anotación de Ávila y sobre el final, con el empate de Bazán ya marcado, un par de contras pudieron dejarnos con las manos vacías (1-1). Ante UTC en el Gallardo se empezó ganando con otro gol de Irven, quien saldría lesionado, sin embargo todo parecía volver a lo de otros partidos cuando UTC en 2 jugadas totalmente aisladas (una de ellas terminó en penal y gol) nos volteó el partido, luego SC se volcó totalmente y consiguió darle vuelta aunque luego se erraron algunas ocasiones claras que hubieran ampliado el 3-2 final.

Nos tocó visitar a Ayacucho FC y Soto anotó temprano con una rara chalaca para el local, luego fue todo del Sporting, que primero empató con remate de fuera de Chávez y en los descuentos volteó tras una corrida de Irven Beybe por derecha que terminó en centro para la cabeza de Lobatón (1-2). Clave para el ánimo del equipo, que seguía jugando, ahora con Cienciano en el Gallardo, un equipo que nos había complicado bastante en los anteriores encuentros pero que ahora superabamos con facilidad en los primeros minutos con goles de Ávila y Blanco, unas cuantas desatenciones defensivas permitieron el empate rojo antes del entretiempo, felizmente el mismo ‘Chapa’ anotó el tercero y no hizo falta que Lobatón anotara el penal que fue a las manos de Morales (3-2). Antes del receso por Copa América tuvimos una última prueba, esta vez en Arequipa, partido que terminó sin goles, quizás gracias a lo trabado del trámite y a crasos errores en definición.

3 partidos ganados y 3 empatados. 66,67% de efectividad. 10 goles a favor, 7 en contra. Cristal dominó los 5 primeros partidos pero contras y errores defensivos le hizo recibir muchos goles. Ante Melgar fue un dominio alternado, sin muchas situaciones claras para ambos.

Junio

No hubo fútbol por la Copa América. Sólo se jugaron algunos partidos de práctica contra equipos de divisiones inferiores y Ayacucho FC con resultados distintos y algo preocupantes para la vuelta al Apertura.

Julio

Tras el final de la participación peruana en el torneo continental, vino el partido ante Alianza Lima sin jugadores seleccionados, el rival nos marcó rápido los 2 primeros y cerca al final del primer tiempo llegó la goleada, SC falló muchos goles y solo le alcanzó para descontar con gol de Revoredo (1-3). En la vuelta de Lobatón, Ballón, Penny de la selección, y de Alberto Rodríguez tras 9 años en el extranjero, caímos 1-0 ante Deportivo Municipal en Villa el Salvador, dominamos buena parte pero sólo generamos un par de claras que sacó Delgado. Pocos días después nos tocó recibir a UCV y tras un buen primer tiempo, Lobatón anotó de penal ni bien iniciado el complemento, sin embargo, un penal infantil de Revoredo y una contra bien ejecutada por Cruzado y Chávez, determinaba la victoria vistante (1-2) y la tercera derrota consecutiva.

Hasta que llegó el partido clave en Lambayeque, en el cual nos pusimos adelante con goles de Irven Beybe de tiro libre indirecto en el área y penal, descontó Cuba, pero SC siempre estuvo más cerca del 3ro con contras ante las flojas ideas aurichistas en ataque (1-2). Volvió USMP al Gallardo pero esta vez estuvo bastante lejos de la anterior versión y si bien opuso algo de resistencia, concedió 2 goles (1 de penal) que nos dieron otros 3 puntos (2-0). En Fiestas Patrias visitamos Huánuco y en un partido parejo, Cristal supo hacer prevalecer su categoría y con goles de Ávila y Sheput volvimos a obtener una victoria tras un empate de Salcedo de cabeza en una jugada increíblemente mal defendida (1-2). Y así nos empezamos a acercar a los momentáneos líderes.

3 partidos ganados, 3 perdidos. 50% de efectividad. 8 goles a favor, 8 en contra. 2 primeros partidos muy mal jugados, ante UCV mejoramos pero los errores nos liquidaron ante un especialista en eso. Continuamos ejerciendo dominio en el trámite los dos siguientes encuentros y generando situaciones claras de gol, ante León tuvimos un equipo eficaz, que sobre el final también pudo ampliar la cuenta.

(libero.pe)

Agosto

Con la seguidilla en pleno vino Sport Huancayo al Gallardo a maniatar totalmente nuestro ataque, creamos poco y nos quedamos con 10 por doble amarilla de Estrada, apareció Lobatón para salvar la tarde del sábado y ejecutar un tiro libre de buena manera (1-0). A la semana siguiente venía la prueba de fuego, jugábamos en Cusco ante Real Garcilaso y nos jugábamos muchas opciones de conseguir el Apertura, ahí apareció Abram al minuto de juego para darnos la ventaja, Lobatón para convertir el penal generado por Calcaterra y el mismo ‘Loba’ para capitalizar un error en salida de Huerta, y sólo iban 30 minutos, el resto fue todo del rival, totalmente comprensible, aun así entre atajadas de Penny, despejes de la zaga y fallos de los delanteros rivales, no lograron descontar y fue Irven Beybe quien aprovechó una de las contras que generamos durante todo el partido para sellar el marcador, 0-4.

Quedaban 2 fechas y muchos dábamos por hecho la victoria ante Sport Loreto en casa, pero vaya susto nos llevamos cuando Vergara convirtió de cabeza tras 70 minutos de monólogo celeste y con el rival sin su contención desde el minuto 30, apareció Arroé casi instantáneamente para igualar y pocos minutos después, el capitán convirtió el penal cobrado por mano alevosa de Pineda (2-1), así nos poníamos a punto de campeonato. Y se logró, a pesar de la polémica generada por dirigentes rivales en cuanto a si se debía dar o no la vuelta olímpica en su cancha -ridículo-, el Sporting obtuvo el punto que necesitaba en un partido con dominio dividido ante Universitario y en el cual no convertimos las claras ocasiones que se tuvo en el segundo tiempo, 0-0 y Torneo Apertura en nuestras manos.

3 partidos ganados, 1 partido empatado. 83,33% de efectividad. 7 goles a favor, 1 en contra. 4 partidos totalmente distintos, fuimos controlados, eficaces, ineficaces y algo displicentes respectivamente.


Setiembre

Iniciaba el Torneo Clausura con una visita complicadísima a Moyobamba ante Unión Comercio, sin los jugadores de selección por su partida a amistosos en Estados Unidos, nuevamente el equipo supo pegar en los momentos justos y consiguió un 1-4 inimaginado en la previa, volvió Pereyra con un hattrick y Cossío aumentó antes del descuento de Pajoy. Luego del breve receso recibimos a Alianza Atlético de Sullana aun sin Lobatón pero sí con Ballón y Penny en el arco, juego sencillo que dominamos totalmente y que terminó 4-1 gracias a Ávila, Blanco, Da Silva y Sheput, descontó Vélez.

Así nos íbamos a Cajamarca a visitar a UTC y tras iniciar ganando con gol de Pereyra, el equipo se cayó terriblemente, Rossel en offside y Lavandeira voltearon, fallaron algunos goles y en el segundo tiempo nuevamente el ‘Picante’ llegó al triplete, tras pases de Lobatón y Ballón respectivamente (2-3), nos salvamos de varias claras y conseguimos la victoria. A los pocos días Ayacucho FC nos visitó y fue todo del Sporting que con goles de Pereyra, Cossío, Lobatón y Ávila goleó por 4-0. Finalmente tuvimos la dura visita al Cusco, esta vez ante Cienciano, que estuvo ganando por 2 goles hasta el minuto 83 cuando un sablazo de Loba y un posterior penal convertido por él mismo tras jugada de Da Silva prolongaban nuestro invicto a 12 partidos (2-2).

4 partidos ganados, 1 partido empatado. 86,67% de efectividad. 17 goles a favor, 6 en contra. Dominamos a placer ambos partidos de local y tanto en Moyobamba como en Cajamarca supimos aprovechar las oportunidades, en Cusco fue Lobatón nuevamente el salvador porque el equipo no lograba profundizar hasta su estupendo remate.

(peru.com)

Octubre

Se aplazaron los partidos ante Melgar y Alianza previos a la fecha doble por Eliminatorias, así que volvimos ante Municipal, equipo al que vencíamos con mucha dificultad hasta los minutos finales, cuando un cabezazo de Benítez opacaba el golazo de Sheput y decretaba la igualdad en el Gallardo (2-2). A continuación tocó la revancha con la UCV y en un partido con alternancia de la posesión, vencimos con goles de Sheput y Calcaterra (0-2). Siguiendo con la imbatibilidad, le dimos vuelta a un complicadísimo partido ante Juan Aurich, el cual empezamos siendo bailados en los primeros 25 minutos para que tras el gol de Sheput de tiro libre, controlemos el trámite, aún así en un contragolpe, la visita aumentó con gol de Tejada, que llegaba al doblete, menos mal vino rápidamente el tanto de Calcaterra y el infortunio de Gallese con el árbitro que derivó en gol de Irven Beybe (3-2), eso sin quitarle mérito al buen juego celeste en el segundo tiempo.

Con lo agitado del calendario, a los 3 días otra vez vimos al Sporting ganar, esta vez sufrimos más de la cuenta ante la USMP, pero con un gol de Sheput de penal y otra anotación de Irven Beybe abajo del arco, superamos la incomodidad planteada en el primer tiempo y ya manejada en el complemento por nuestros colores (0-2). Lamentablemente tuvimos otro tropiezo en casa en la siguiente fecha, un nuevo empate, esta vez ante León de Huánuco, equipo al que avasallamos en los primeros 45′ -y anotó Blanco- pero que a los pocos minutos de iniciado el segundo tiempo, les cedimos balón y terreno, así llegaron 2 penales que cobró Olivi, uno bloquéo Penny y el otro a las nubes, sin embargo a poco del final -otra vez-, un error del mismo Penny en salida y bastante mala fortuna en los despejes de la zaga, le permitieron al errático Olivi cobrarse su revancha y amargarnos la tarde con el 1-1 que ya no se movería.

3 partidos ganados, 2 partidos empatados. 73,33% de efectividad. 10 goles a favor, 5 en contra. Claramente el equipo empezó a ceder el protagonismo, salvo por el encuentro ante los chiclayanos, nos convertimos en un conjunto eficaz -que no es malo- pero perdimos un poco de manejo, lo cual nos costó 2 empates en casa y tuvimos en Sheput a un iluminado para el gol en varios partidos.

(libero.pe)

Noviembre

Y un día se acabó el invicto, y pudo ser de la peor forma ya que antes de los 55 minutos, caíamos 5 a 1, llegaron los descuentos de Sheput (que antes había disminuido la desventaja cuando íbamos 2-0 abajo) y Da Silva para maquillar el resultado, que fue totalmente justo por el juego mostrado por ambos, en los que el Sporting solo apareció en los primeros 15 y tras el 5to del local por ratos, el final fue trámite, no pudimos entrar más y acabó 5-3. A los 2 días, increíblemente, tuvimos que recibir a Real Garcilaso y a pesar de jugar con un equipo mayoritariamente alterno, generamos bastantes ocasiones que se toparon con las manos de Diego Carranza y los despejes de Walter Vílchez, fue 0-0 y resignábamos el liderato antes del último parón del año por Eliminatorias.

Regresamos ante Sport Loreto en Pucallpa y el primer tiempo fue un desastre, un autogol de Rodríguez y un cabezazo de Mayora parecían fulminarnos rápidamente, para la parte final ingresó Manicero, quien descontó a la brevedad y otra vez Lobatón nos dio el empate con un soberbio tiro libre inalcanzable para Rivera, la tuvo Ballón al final pero fue derribado poco antes de ingresar al área y así quedó, 2-2. Que fue el mismo resultado que obtuvimos ante FBC Melgar en el Gallardo a los 3 días, jugamos bien, pero los rojinegros pusieron bien en práctica su libreto y nos empezaron ganando, igualamos con chalaca de Beto pero Zuñiga volvió a aumentar, felizmente apareció Rodríguez de cabeza para igualar y el mismo Da Silva tuvo la última opción tras otro córner pero pegó en el palo y acabó el partido (2-2). Dos días después -otra vez- visitamos Matute y la combinación de horrores arbitrales con un mal primer tiempo celeste, hicieron que caigamos por 2-0. Así llegamos a la fecha final ante Universitario, que nos marcó por duplicado en menos de 20 minutos y que a pesar de que los resultados en otras canchas nos favorecían, no nos permitió voltear el partido y solo el descuento de Sheput pudo animar la tarde en el Nacional, fue 1-2 y a esperar el sorteo de las semifinales.

3 partidos empatados, 3 partidos perdidos. 16, 67% de efectividad. Desastre en Huancayo y primeros tiempos ante Loreto, Alianza y U, gratificante juego contra Garcilaso y Melgar, se buscó siempre. Ante Loreto tuvieron que golpearnos para salir a atacar, lo mismo contra Alianza y U, el equipo perdió mucho de la propuesta de inicios de año.

Diciembre

El camino a la estrella nos ponía como primer obstáculo a sortear a la UCV, ganadora del Torneo del Inca, comenzábamos en casa y empezamos muy mal porque Chávez nos anotó de cabeza. Increíblemente apareció Renzo Revoredo para empatar casi de inmediato tras una mala salida de Libman y tras varias aproximaciones al arco poeta, fue el mismo Revoredo quien -ya en el segundo tiempo- marcó su doblete y volteó el marcador. Parecía que nos íbamos con la mínima a Trujillo pero apareció Beto Da Silva para capitalizar una gran jugada que inició con un buen pivoteo de Irven Beybe tras pase de Penny (3-1). La vuelta en el Mansiche también inició complicada porque nos marcaron rápido tras un rebote en Rodríguez que descolocó a Penny, un autogol de Cardoza nos hizo respirar tranquilos pero duró poco ya que Ciucci marcó el segundo para los locales y así se acabó la etapa inicial. Sin embargo, el Sporting salió con todo y el ingreso de Renzo Sheput fue fundamental ya que un pase suyo terminó en la cabeza de Irven, quien empató y desconcertó al equipo rival, ahí aprovechamos y Beto con una jugada maradoniana puso el tercero que prácticamente selló la clasificación a la final, a pesar de los descuentos -en el global- de Millán y Silva (4-3).

Y llegó la final en los 60 años del club, fue todo de Cristal, aunque obviamente eso es algo que no le incomodaba a Reynoso y sus dirigidos quienes estrenaron el marcador mediante Uribe. Afortunadamente, Ferreyra cometió un error en salida tras un tiro de esquina e hizo rebotar la pelota en la espalda de Palomino, provocando el empate. SC siguió dominando claramente las acciones y marcó vía penal de los pies de Renzo Sheput. A los pocos minutos se acabaron las intenciones y la visita comenzó a buscar como sea el empate, hasta que lo logró mediante Quina en una pelota pésimamente defendida (2-2). Desilusión. Pero eso es lo que nos tocó para afrontar la vuelta, que empezamos sufriendo por el penal de Cazulo que Zúñiga mandó a las piernas de Penny, el golero jugó rápido y esa misma acción terminó en el gol de Beto Da Silva, quien silenciaba la UNSA. La alegría no duró mucho y los characatos voltearon el marcador con goles de Zúñiga y Fernández con el Sporting volvado en ataque a pesar de ir ganando, vaya, que amargura tan sublime fue el hecho de darnos cuenta que sufríamos por no renunciar al ataque. El segundo tiempo tuvo una tónica algo distinta ya que el local tuvo mayor control del balón hasta que trabaron a Calcaterra en el área y Sergio Blanco convirtió el penal en empate. Cristal no paró de atacar, Chávez falló una clarísima opción que él mismo se generó y así todo parecía terminar en penales. Lamentablemente en el momento más triste del año para SC, un rechazo de Revoredo que no pudo controlar Cazulo terminó en los pies de Torres, que se la cedió a Cuesta, este remató y Penny bloqueó pero el rebote le dio en la cabeza al argentino y Diego ya no pudo desviarla lo suficiente, finalizando la jugada y el partido con el gol del campeonato para Melgar (3-2).

1 partido ganado, 1 partido empatado, 2 partidos perdidos. 33,33% de efectividad. 4 partidos con trámites distintos, el primero lo comenzamos a dominar tras el tempranero gol y finalmente el resultado fue corto a mi parecer, el segundo jugamos en exceso con la ventaja en el primer tiempo, Beto apareció en el complemento y la destrozó, el equipo decayó nuevamente tras su salida. En la primera final dominamos los primeros 65-70 minutos, hasta que repetimos la mala costumbre de cederle todo a la visita como ante Municipal y León. En Arequipa se vio un equipo muy valiente que sólo fue superado en el inicio del segundo tiempo pero que nunca se metió a su cancha, un error al final decidió el partido y a la postre el campeonato.

(depor.pe)

Por -
7 1002

Los análisis del paso de Daniel Ahmed por Sporting Cristal suelen tomar los dos años que estuvo en La Florida. Y en ese enfoque, el título del anteaño pasado termina moderando mucho las apreciaciones. Pero del 2014 ya hablamos y no veo porqué tendríamos que seguir hablando. Me interesa, más bien, compartirte algunas ideas que tengo sobre lo que fue el 2015.

Más allá del subcampeonato, yo no creo que la pasada temporada haya sido un buen año para Sporting Cristal. Yo soy un defensor a ultranza de la idea de que en Cristal importa siempre más la forma que el resultado. Me alegran las victorias, sí, pero sólo son aquellas que se logran con buen juego las que me emocionan. Y durante el año pasado me he alegrado, sí, pero me he emocionado muy poco. El equipo de Daniel Ahmed dio demasiado poco para lo que se espera de Sporting Cristal. Y eso no tiene que ver con tal o cual resultado. Seguiría pensando igual si Renzo Revoredo y Jorge Cazulo no se equivocaban en esa desafortunada jugada final en Arequipa, si Edinson Chávez metía ese gol cantado y cerraba el partido o si lo terminábamos ganando en penales. Lo de Cristal el 2015 ha sido discreto.

Y ha sido discreto porque terminamos llegando al partido final con problemas crónicos que nunca arreglamos y con uno nuevo que nunca debió darse. Jamás le encontramos la manija a la defensa. Ni los refuerzos de inicios de año ni los de medio año trajeron seguridad. Nuestro ataque dependió mucho más de la fortuna y habilidad que del juego del equipo. Perdimos contundencia arriba y en las bandas. Y, para cerrar, terminamos con un equipo cortísimo, casi sin banca de suplentes.

Esto último fue preocupante. Ante la lesión de Carlos Lobatón, nos vimos en la orfandad total de variantes. En ninguna de las dos finales la banca trajo soluciones o garantías de juego. Quedaba la certeza de que había que mantener a los 11 titulares en la cancha porque los recambios no darían ese golpe de timón que se precisaba. ¿Cómo asi llegamos a jugar una final con menos de 15 jugadores a buen nivel? Y esto nos lleva a recordar que, salvo Josepmir Ballón, ninguno de los refuerzos de inicios de año se consolidó en el equipo. César Pereyra fue quizá el que más minutos jugó pero – quizá por eso mismo – el que más decepcionó. Jamás encontró la manija al torneo ni al equipo. Usualmente alejado, ajeno, pareciera que se había sumado al plantel al día anterior del partido.

Y entonces recordamos también que a inicios de año se armó un equipo para jugar dos torneos y que incluso varios partidos del Torneo del Inca se jugaron con equipos alternos. ¿Cómo así se llegó tan diezmado a fin de año? ¿Cómo es que lejos de mejorar rendimientos y ampliar la base de jugadores disponibles terminamos cerrándonos en una fracción del plantel que llegó a jugar las finales con más ganas que fútbol? No se nos puede escapar que en algunos casos el equipo dio la impresión que los mismos jugadores titulares tenían problemas de sobrepeso. En varios momentos se vio a Renzo Sheput, Alberto Rodríguez y Revoredo (por citar los que más recuerdo) con un par de kilos más que los deseables. Claro, corrían a buen ritmo los 90 minutos pero tal vez ese hecho explique por qué en algunos partidos se les notó lentos. Estas eran cosas que el Comando Técnico debía controlar y no lo hizo.

A nivel de juego, Cristal este año hizo de todo y poco lo hizo bien. Recordamos partidos geniales como el jugado en Avellaneda pero me quedan más los recuerdos de partidos que jugamos con pusilanimidad. En momentos en los que teníamos que esforzarnos para lograr un resultado que marque el año, salimos a especular, a defender, con temor. Táchira en Venezuela. Cristal había demostrado al inicio del año que podía jugar bien y que tenía problemas en mantener resultados pero, lejos de mejorar eso, terminó siendo un equipo timorato que jugaba a no perder incluso ante rivales accesibles e incluso en partidos en los que tenía que ganar.

Este temor se replicó en el torneo local y nos costó varios puntos. Los empates de local fueron una norma. El equipo se echaba a defender una ventaja escasa y terminaba resignando puntos. Incluso en la misma final (partido de ida) se repitió eso. El Comando Técnico no supo manejar esa situación.

Mucho se habla de Beto Da Silva. Beto es un jugadorazo y lo ha sido hace mucho tiempo. Cuando cubríamos menores, vimos jugar a Beto en Copa Federación. Ya se sabía lo que venía y se esperaba que pueda soportar el salto a primera que a muchos otros juveniles les resultó insalvable. Beto lo hizo. Pero lo hizo con esplendor sólo en los últimos 8 partidos. Si recuerdas, Beto empezó a ser titular luego del empate ante FBC Melgar en el Gallardo. Aquel partido hizo un gol de chalaca y no volvió más a la banca. Luego vinieron sus goles. Beto es la excepción. Daniel Ahmed no apostó por los muchachos. Luis Abram es quizá el símbolo de los juveniles rezagados en Cristal. Pasó de ser campeón titular el 2014 a no alternar el 2015. Era momento de consolidarlo y se le relegó. Así como Abram, muchos muchachos tuvieron que salir de Cristal para consolidar su juego. Algunos han vuelto para el 2016, otros no.

Se jugó feo (que no es lo mismo que jugar mal) gran parte del año, se jugó mal en varios partidos, se debilitó un equipo que tenía que fortalecerse, se obtuvo un resultado que no era el que se había apuntado (el subcampeonato no es un logro, es la pérdida del objetivo final), no se logró el otro gran reto que era superar la primera fase de la Copa Libertadores, se dio la impresión de ser un equipo frágil y débil mentalmente. Como ves, no ha sido un buen año.

¿Entonces no se ha hecho nada bien en Cristal? No, no es eso. En Cristal se han hecho muchas cosas bien, el problema es que esas cosas que se han hecho bien, en Cristal, ya no son mérito sino que son normalidad. Es el costo de ser los mejores. En Cristal para obtener una nota aprobatoria no basta con  un “regular”, se exige siempre un “sobresaliente”. Y “sobresaliente” no hemos sido. Y por eso es que no ha sido un buen año. Asi somos. A fin de cuentas esto es Sporting Cristal.

Se terminó todo, perdimos la final y nos quedamos sin el bicampeonato, pero lo más resaltante es que fuimos un equipo digno de principio a fin, que luchó todas las pelotas y que le jugó de igual a igual al equipo más fuerte del campeonato al que nadie le había plantado la cara en su estadio. Aun así cometimos muchos errores, como he venido diciendo, estamos muy mal atrás, nos metemos goles practicamente solos y eso nos cuesta mucho. Fallamos algunas claras pero eso es parte del juego. Igual, todos estamos orgullosos de lo hecho este año, con subidas y bajadas, pero siempre arriba.

Daniel Ahmed, en su último partido con la celeste, mandó a Diego Penny, Renzo Revoredo, Alberto Rodríguez, Paolo De la Haza, Alexis Cossio, Jorge Cazulo, Josepmir Ballón, Horacio Calcaterra, Renzo Sheput, Irven Ávila y Luiz Da Silva.

Diego Penny (4): Regular. Tapó bien en algunas jugadas pero estuvo inseguro en otras. Lo más importante es que pudo tapar el penal que generó el gol de la ventaja momentánea.

Renzo Revoredo (4): Tuvo una gran salvada que pudo costarnos otro gol en contra pero aun así tuvo muy malas intervenciones y la defensa fue una puerta abierta.

Alberto Rodríguez (3): Bastante mal. A pesar de que por momentos dejaba ver su experiencia, en muchas oportunidades le ganaron las espaldas y nunca fue una seguridad.

Paolo De la Haza (2): Pésimo, no le salió ni una jugada por la banda derecha y jamás generó marca para complicar a los rivales.

Alexis Cossio (3): También estuvo muy mal. Cometió bloopers tontos y siempre le ganaron las espaldas. Además, sus centros nunca llegaron a nada.

Jorge Cazulo (4): Cometió dos grandes errores en el partido, uno no pasó a mayores y el otro nos costó el partido; el primero fue la mano en el área y la otra fue perderla en salida al final del encuentro. Partidos malos tienen todos, pero aun así nadie le quita toda la garra que Cazulo siempre ha metido y meterá.

Josepmir Ballón (5): Jugador que subía y bajaba para apoyar tanto en la marca como en la generación de juego. Cumplió con lo que le tocaba hacer.

Horacio Calcaterra (4): Trabajador como siempre, corriendo y luchando todas las pelotas. Su sacrificio no fue suficiente.

Renzo Sheput (4): Parece que no estaba totalmente recuperado de su lesión porque no trascendió mucho durante el encuentro y luego fue cambiado.

Irven Ávila (5): Volvimos a ver al Ávila de antes, metido en el partido, importante, jalando marca y fútbol. Le puso tremendo pase gol a Beto que nos puso adelante.

Luiz Da Silva (5): Cierra el año de gran manera, lástima que lo hayamos disfrutado tan poco aunque aun no se define su futuro. Hizo lo que hace un delantero, buscarla y meterla.

Los Cambios:

Edinson Chávez (5): Entró bien, fue un buen refresco para la banda derecha que venía siendo nuestro punto débil. Casi nos da el gol del título como el año pasado pero no pudo ser.

Sergio Blanco (5): También entró bien, aunque no hizo mucho pero los tuvo bien puestos para pararse frente al arquero rival y meterla de penal.

Alexander Succar (SP): La verdad no sé si llegó a entrar porque su cambio fue faltando segundos.

Por -
18 1668

Al final del partido, sólo quise correr hasta la entrada del túnel en la esperanza vana de poder gritar, desde ahí, palabras de aliento a mis jugadores. El Monumental de la UNSA retumbaba de alegría y yo pretendía que mi voz pueda superar esa barrera de sonido y llevar palabras de aliento, de orgullo, de apoyo, al alma de los jugadores de Sporting Cristal. No sé si lo habré logrado pero eso es lo de menos. Cuando cumple una obligación que le nace del corazón, lo tiene que hacer por más que todo su esfuerzo sea superado por otras circunstancias.

Quiero hablarte del partido de ayer en Arequipa. No quiero hablarte de la campaña cervecera en esta temporada. Ya habrá días para eso y en “El Cristal con que te miro” lo haremos. Pero hoy quiero centrarme en los noventa minutos jugados ayer. En cómo Sporting Cristal llegó a esta ciudad siendo tan visitante como muchas otras veces y logró lo que con mucha asiduidad logra: silenciar un estadio. Por que esas son dos verdades contundentes como el calendario: Sporting Cristal se ha hecho grande a punta de jornadas gloriosas en estadios hostiles. Es casi nuestro medio natural, no asusta, no intimida. La otra, que ayer en Arequipa, entre el gol de penal de Sergio Blanco y el gol de Bernardo Cuesta, fueron casi 20 minutos de silencio atroz, de caras asustadas, de gente que sentía en la piel lo que es tener a Sporting Cristal al frente y la casi certeza de que los sueños – cuando tienes el obstáculo celeste al frente – son posibles pero a veces improbables.

Fue una jugada fortuita la que nos costó el partido – y el título. Sin embargo, no fue una jugada aislada en el partido. Sporting Cristal se logró imponer con muchas ganas y mucho pundonor, con algo de fútbol, pero atrás sufrió siempre. Si sufrimos cuando jugamos a no arriesgar, era evidente que íbamos a sufrir en un partido en que salimos con todo adelante. Los goles que encajamos fueron siempre causa de ventajas en defensa que otorgamos. Marcas demasiado abiertas y desconcentraciones imperdonables para una final. Pero eso es lo que teníamos. Con eso llegamos a Arequipa y, a pesar de ello, habíamos inclinado la balanza y estuvimos a punto de cancelar festejos anticipados. Era el filo de la navaja. Era arriesgar por todo con el peligro de quedarse sin nada. Era morir matando.

La caída duele. Mucho. Pero prefiero caer con el equipo yendo hacia adelante y buscando imponerse ante su rival, que caer melindrosamente como otras veces: buscando refugio para defender una ventaja imperceptible. La cabalidad de Sporting Cristal que perdió buscando el partido y el corazón de mi equipo que intentó recrear el mejor juego que era capaz. Por todo eso, no tengo nada que reprochar sobre el partido de ayer.

Al final, como toda actividad humana, en el fútbol también somos esclavos del margen de error “humano” que pueda cometerse. Lo ideal es que esos errores no se den. Cuando uno se equivoca, pierde.

Es natural en el dolor, caer en la rabia. Es natural en la rabia, caer en la injusticia. Pero pasado el dolor y la rabia, no puede quedar la injusticia. Es injusto desconocer, por un error puntual y fortuito, el aporte de valiosos jugadores que nos regalaron tantas tardes de alegría. Yo para ellos, no tengo más que aplausos y agradecimiento por que todos, todos, lucharon por la camiseta celeste casi tanto como yo mismo lo hubiera hecho si hubiera tenido el privilegio de defenderla alguna vez.

Se apagó una ilusión, no veo las horas de que empiece la siguiente para volver a estar contigo, aplaudirte, alentarte y agradecerte por las tardes de alegría que me has dado. A fin de cuentas, un poco de dolor sirve para que las alegrías – las próximas y las pasadas – sepan mejor.

Por -
0 479

Hace algunos meses, para ser exactos en mayo, jugamos en Arequipa ante FBC Melgar y en la previa de aquel encuentro dije que si bien no era un examen final para el equipo, sí era uno que te ayudaba a mantener el promedio. Bueno, este es el examen final o salvavidas, depende de como lo veas. Pero más que eso, es la prueba más importante para el Sporting Cristal en los 2 años que duró la era Ahmed.

¿Por qué?

Es sencillo, es la obligación del Sporting ganar todos los torneos nacionales, y esta vez tenemos un rival que propone todo lo que nos incomoda. Es decir, equipo que prioriza el 0 pero que tiene en su ataque a jugadores que saben hacer transiciones rápidas y efectividad en la delantera. Si tienen la pelota, lateralizan o hacen un juego interior sumamente veloz, lo vimos en Cusco, con resultados, y por ejemplo ante Municipal en Arequipa hicieron lo mismo, sin resultados. A eso le sumamos la ausencia del mejor jugador del equipo, Carlos Lobatón. 

¿Todo en contra? No, por favor, dejemos ese discurso victimista, nosotros mismos nos hemos puesto los obstáculos y lo que tenemos que hacer es quitarlos con la voluntad de todos, con juego, qué interesa la altura, la imbatibilidad del rival, la ventaja por el gol de visita. Son 90 minutos más descuentos que tenemos para ganar, nada de buscar los penales, hay que ganar, así es como se sale campeón, así es como yo quiero ser campeón, y si acaso en nuestra obsesiva búsqueda del triunfo, terminamos resignando nuestras posibilidades, pues que así sea, pero no podría admitir que mi equipo se conforme con un resultado, siempre hay que ir por más, no hay de otra, es la única forma. No hay más oportunidades, no existe un mañana para el torneo 2015, todo se decide a partir de las 15:30 en el estadio de la UNSA en Arequipa. Escenario lleno en nuestra contra, sí, y eso qué importa, como mencioné antes del partido con Racing en Avellaneda, ya lo dijo un uruguayo llamado Schubert Gambetta antes de dar el Maracanazo en 1950: Los de afuera son de palo. Y tenemos un peruano de raza uruguaya llamado Jorge Cazulo que lo sabe bien.

¡FUERZA CRISTAL!

 

Posibles alineaciones:

Sporting Cristal: (1-4-3-1-2) Penny; De la Haza-Revoredo-Rodríguez-Cossío; Ballón-Cazulo-Calcaterra; Sheput; Ávila-Da Silva

FBC Melgar: (1-4-4-2) Álvarez; Acasiete-Villamarín-Kontoggianis-Quina; Arias-Torres (Hinostroza)-Montaño-Fernández (Arce); Cuesta-Zúñiga

Por -
10 1859

Y me sigo decepcionando. Estábamos haciendo -con todas nuestras limitaciones- un bastante mejor partido que FBC Melgar. Habíamos creado opciones claras aparte de los dos goles a favor: tres de Beto da Silva (dos mano a mano), una de Irven Ávila, otra de Jorge Cazulo que no llega a impactar y la última de Alexander Succar.  Seis en total, aparte de los dos goles. ¿El rival? Sin exagerar, fuera de los dos goles, no tuvieron ninguna otra opción de peligro. Diego Penny ni apareció. Repito: todo esto a pesar de todas nuestras limitaciones, y considerando que los dos goles en contra fueron por desatenciones defensivas que no deberían ocurrir en una final (ni en un partido, en general): lateral en contra y el equipo rival tuvo mayores atacantes que defensores nuestros; el segundo gol fue mala coordinación de tres de los más experimentados: Jorge Cazulo y Alberto Rodriguez se quedaron enganchados y Josepmir Ballón marcó a distancia en el área. A pesar del buen planteamiento defensivo del técnico rival, que se encargó de tapar la mitad de cancha poniendo 5 jugadores, Sporting Cristal fue inteligente y paciente para crear sus opciones: presionó, quitó, tocó y aprovechó errores del rival. Estábamos haciendo un buen partido, dentro de todo, incluso cuando el mejor jugador rival ingresó: Ysrael Zúñiga corrió por todo el frente y sacaba faltas de donde no había.

beto
Beto y sus dos más claras.

Íbamos bien, pero hasta que Daniel Ahmed decidió retroceder UNA VEZ MÁS. Lo había hecho en Paraguay, contra Táchira en el Nacional, contra Alianza en Arequipa (única que le “funcionó”), contra Municipal, contra León y contra Vallejo hace 6 días. Son las que recuerdo. No le resulta, y sigue haciendo eso. Sacó a Horacio Calcaterra desde el minuto 75, colocó a un defensor central y nuestros únicos mediocampistas eran Cazulo y Ballón (ya cansados). Terminamos 5-2-3. ¿Qué pasó? Le regalamos el mediocampo a Melgar: los últimos 15 se jugaron en nuestra cancha, y con el terrible nivel de nuestra defensa a lo largo del año (58 goles en contra en todo el 2015), estaba claro que el gol en contra iba a llegar. ¿No estaba Pedro Aquino?, ¿por qué haces eso, Daniel?, ¿por qué insistes?, ¿tienes miedo? Si tanto has predicado que Sporting Cristal va a proponer siempre, no puede ser que retrocedas contra el mal tildado “técnico más defensivo” del torneo (sólo tenemos 10 goles a favor más que Melgar en el 2015). No puedes retroceder en una final, sobre todo cuando tenemos una tan mal defensa. Ya no nos decepciones más.

goles melgar
Errores que no están a la altura de una final.

¿Qué otra cosa me decepciona? El manejo del grupo. ¿Dónde están nuestros refuerzos? Hace más de un año se creó la”Unidad Técnica”, conformada por algunos dirigentes, el secretario técnico y el entrenador. El fin de ésta era minimizar el riesgo de que un refuerzo resulte en un fracaso. Ese riesgo es inevitable, pero la función de esta Unidad era disminuirlo a su mínima expresión. Se estudiaron los refuerzos. Se trajeron los que pidieron, Daniel. ¿Dónde están esos hoy? Martinez, Manicero, Estrada, González y Rodas están borrados del equipo, y desde hace rato. ¿Blanco y Pereyra? en un nivel muy, MUY, bajo. ¿Ballón? jugando en una posición que no es la suya, y con un rendimiento de no más de 5-6 puntos. Sí, el rendimiento depende mucho del jugador; pero también el entrenador es responsable de explotar al máximo a sus jugadores. ¿A quién de ellos ha explotado Daniel Ahmed? Me parece que a nadie. Todo lo contrario. No puede ser que de TODOS los refuerzos que se trajeron, NINGUNO haya terminado resultando. ¿Los arqueros? tenemos 2 que también andan por un muy bajo nivel; miremos el rival de turno: Juan Reynoso consiguió que sus 3 arqueros sean titulares con un nivel bastante aceptable, por citar un sólo ejemplo. ¿A quién ha explotado Daniel Ahmed en estos 24 meses?

refuerzos-2015
De todos estos, sólo uno “rinde”

Ya mañana es tu último partido, Daniel. Te pedimos por favor seas consecuente con lo que pregonas. No retrocedas más, no tengas miedo. Te fue siempre mejor cuando terminaste el partido atacando, y sabes que es así. Tienes a jugadores que son capaces de morir en la cancha por estos colores y por ti. Te toca morir por ellos: hazlos ganar otra vez, hazlos alcanzar lo que tanto se merecen. Hazlos ser campeones. Confía en que Penny, Rodriguez, Calcaterra, Cazulo, Ballón, Sheput, Ávila y Blanco son capaces de sacar adelante cualquier adversidad. Es momento de poner algo más que sólo fútbol, no veo otra manera. Pero va a depender únicamente de ti: no los metas más. Cierra tu ciclo de la mejor manera, es lo que todos queremos. Entréganos La 18, y devuélvenos momentáneamente la sonrisa. Hay muchas cosas que mejorar, y no todo es campeonar; eso es secundario. Un campeonato no tapa todos los errores que se cometieron y siguen cometiendo. Te exigimos un partido a la altura, Daniel. Aunque igual, no se pueda tapar el sol con un dedo.

Cumplíamos 60 años de gloriosa historia y todo era ideal para dar el primer paso para quedarnos con el título número 18 de nuestra historia pero todo nos salió mal. Como dije semanas atrás, como estamos jugando no estamos para ganarle a nadie y como también dije, hace tiempo que Cristal no gana sin que le metan un gol. Podemos ganar, pero nunca con el arco en cero y en estas instancias decisivas eso cuesta caro, y peor si al final no ganamos el partido. Nos enfrentamos a Melgar, el equipo más fuerte del campeonato y empatamos a dos goles y ahora nos toca ir a Arequipa a buscar el triunfo o tal vez el mismo resultado para buscar el alargue, en una plaza donde ellos no han perdido en todo el año si no me equivoco. Tenemos problemas atrás, pero también los tenemos adelante pues los dos goles que metimos, uno fue autogol de ellos y el otro penal, y para colmo, un penal dudoso. La historia tiene que pesar, tenemos que ganar porque somos un equipo grande, que busca su estrella 18, no un equipo que el año pasado se dejó perder para buscar un cupo a una copa y que busca su segunda estrella en 100 años de historia. Tenemos que ganas porque somos Sporting Cristal.

Daniel Ahmed mandó el once que ya todos sacamos de memoria: Diego Penny, Renzo Revoredo, Alberto Rodríguez, Paolo De la Haza, Alexis Cossio, Jorge Cazulo, Josepmir Ballón, Horacio Calcaterra, Renzo Sheput, Irven Ávila y Luiz Da Silva. Desde el banco entraron Sergio Blanco, Luis Abram y Alexander Succar.

Diego Penny (5): Tapó un par de buenas llegadas de los rivales y no tuvo responsabilidad en los goles. Lo malo es que no sé por qué tiene la necesidad de salir jugando corto en los saques de meta. Cada vez que hizo eso, los defensas se complicaron en salida. ¡Mándala al fondo carajo!

Renzo Revoredo (5): Tuvo un partido correcto, estuvo bien en la marca y apoyó en el ataque en las pelotas paradas. En estos últimos partidos lo ha hecho bien.

Alberto Rodríguez (4): Bien en algunas, mal en otras. Estuvo bien en algunas divididas y se nota su experiencia porque no duda, pero el problema lo tuvo en las salidas, no sabía a quien dar pase y se complicaba.

Paolo De la Haza (4): Por momentos desaparecido y aportó casi cero en el ataque. Un par de llegadas pero sus centros no hicieron mucho y en defensa mal. Necesitamos un lateral neto, no un invento como todos los años.

Alexis Cossio (5): Estuvo insistente y ha mejorado en los últimos partidos también pero no es desequilibrante. Lo bueno es que generó el penal que nos dio la ventaja momentánea aunque sinceramente yo creo que no fue penal, pero eso no interesa, lo importante es que lo cobraron y la metimos.

Jorge Cazulo (5): Siempre guerrero y luchando todas las divididas. También lideró y reclamó lo que tuvo que reclamar. Su problema es que en muchos momentos trató de hacerla de elaborador de juego y no le salió ni una sola.

Josepmir Ballón (4): Fue sorpresa para mí al ver que estuvo bastante desaparecido durante casi todo el encuentro. No aportó mucho en ataque aunque en defensa siempre estuvo atento.

Horacio Calcaterra (6): Fue el mejor del equipo, sobre todo en el primer tiempo. Trabajador, apoyando bastante en la recuperación y generando mucho fútbol. Y como estaba jugando bien, lo cambiaron…

Renzo Sheput (5): Fue importante poniendo pelotas de gol a los atacantes pero los rivales se cerraron bien atrás. Originó el autogol porque él mandó el centro desde el tiro de esquina y ejecutó el penal. Luego salió lesionado pero no parece nada grave.

Irven Ávila (5): Recuperó un poco el protagonismo que había perdido en esta última etapa del encuentro y fue el más importante generando peligro ante los rivales.

Luiz Da Silva (5): Tuvo tres clarísimas, pero realmente clarísimas que no entraron y pudieron cambiar totalmente la historia. En el segundo tiempo tuvo pocas y luego se apagó.

Los Cambios:

Sergio Blanco (3): Como siempre, entró y no hizo nada. Lo único que hizo fue generar un tiro libre, nada más.

Luis Abram (SP): Entró para generar más marca atrás pero minutos después nos hicieron empataron.

Alexander Succar (SP): Entró un minuto antes del empate. Ni la tocó.

Por -
10 943

Tú ya tenías que saberlo, Daniel. Las lecciones están para aprenderlas. Dos veces nos pasó. Dos veces hiciste lo mismo y dos veces pasó exactamente lo que no querías que pasara. Dos veces te dejaste vencer por la melindrosidad y renunciaste a tus convicciones. Dos veces dejaste que sea tu miedo el que tome tus decisiones en vez de tu criterio. Una tercera vez era innecesaria. Claramente innecesaria.

Aún repaso los momentos del partido y no entiendo cómo es que, cuando todos veíamos con claridad que había que apostar a ampliar la ventaja, tú terminaste pensando que había que conformarse con una ventaja mínima. E hiciste lo mismo que habías hecho frente a León de Huánuco y Deportivo Municipal, te ganó el miedo y quisiste cerrar el partido. Entregaste pelota y cancha y pusiste un defensa. Ya lo habías hecho antes, ya te había salido mal.

Y salió mal. El error, Daniel, no está en el cambio mismo. Luis Abram es un defensa que ya jugó antes una final. Por otro lado, Horacio Calcaterra ya había dado todo – jugó un partidazo – y estaba amonestado. Pero no es el cambio, es la opción que representa y simboliza el cambio. Una opción de que tirabas la toalla, te asustabas – ¡en una final! – y corrías a refugiarte.

Era sólo un 2 a 1. El gol de visitante determina la ventaja. Era la posición más arriesgada que podía existir. Un error nuestro o una virtud del rival y toda la ventaja desaparecía. Lo que había que hacer era buscar el partido. Pero lo dejamos ahí. Cedimos al rival pelota y campo. Renunciamos a la posesión, a lo que mejor sabemos hacer. Tuvimos a lo que siempre se quiso tener: a Melgar salido en ataque y con espacios atrás. Y en vez de apostar a cerrar la llave… apostamos a quedarnos con poco. Poco que luego se hizo nada. Por que ya no tenemos ventaja. Por que la primera opción la tiene el rival a quien le basta el 0 a 0 para levantar el título.

A estas alturas tú ya deberías haber sabido que esa táctica no te funciona.

Y molesta porque Cristal supo ser más que su rival. A pesar de que nos anotaron primero y a pesar de que pudimos nuevamente remontar. Cristal se mostró más sólido y con mayor criterio que Melgar. En los primeros minutos incluso fueron ellos los que se equivocaron en defensa. Perdimos dos goles claros, uno de Beto y otro de Irven. Nuestro primer gol fue un autogol de ellos. ¿Por qué renunciar a imponer condiciones en un partido en el que teníamos que zanjar nuestra posibilidad de ser campeones? ¿Por qué repetir errores ya conocidos? Me hizo recordar el partido en San Cristobal cuando elegiste irte al empate por el miedo a perder en vez de buscar obtener la clasificación a octavos de final en Venezuela. ¿Tanto miedo a la grandeza?

¿Qué queda?

Queda que puedas convencer a tus jugadores que están para grandes gestas. Que al frente tienen un rival que juega bien a lo que juega pero que ellos son mejores, que están para la grandeza (aquella misma que tu inconscientemente te niegas con decisiones como las que has venido tomando) y que depende de ellos recuperar el terreno que hemos perdido descuidadamente el día de ayer.

No queda otra.

Por -
1 1026

Es la final, son los 60 años, es el Sporting Cristal, el último partido de local en el año y de Daniel Ahmed como DT celeste en Lima, hay que ganar porque nada más importa hoy a las 3:30 pm. en el Nacional.

El rival

Hace un par de semanas jugamos ante los rojinegros y analizamos a todos sus jugadores, aquí te dejo aquel artículo si quieres recordar lo que dijimos.  Pero ahora trataremos de advinar quienes podrían arrancar. Para empezar, en el arco tenemos a los 3 arqueros y yo pienso que la decisión se encuentra entre el argentino Daniel Ferreyra y Jonathan Medina, ya que son mejores atajadores que Patricio Álvarez, que tiene otras características a su favor. Ferreyra viene de tapar en Cusco, ¿sería Medina entonces? Debería, pero recordemos que no tuvo buenas salidas en el Gallardo, así que decidir en ese caso es complicado.

Ese día sacó todo hasta su lesión. Esperemos no se repitan ambos casos. (Foto: Diario La República)

La defensa se ha mantenido, así que doy por hecho la presencia de Santiago Acasiete como lateral derecho, Minzum Quina como izquierdo y del mexicano Lampros Kontoggianis junto a Edgar Villamarín en la zaga. ¿La volante? Hay 2 fijos que son Alexis Arias y el colombiano Omar Fernández, mismo caso de los 2 delanteros, el argentino Bernardo Cuesta e Ysrael Zúñiga. La duda viene en los otros 2 puestos del mediocampo, si Ferreyra inicia como golero, entonces se descarta a Johnier Montaño, y viceversa. Por otra parte, analizando el sistema rotativo reynosista, es muy probable que arranque Patricio Arce y/o Hernán Hinostroza. ¿Por qué? Pues, Arce no ha sido titular en las semis, pero ha tenido minutos en ambos partidos y el mal llamado ‘Churrito’ fue suplente en Arequipa pero no fue convocado en Cusco. No descarto a Eduardo Uribe tampoco ni a Rainer Torres, no descarto a nadie, es Reynoso.

Sporting Cristal

El único cambio que se realizará está más que cantado, entra Renzo Santiago Sheput Rodríguez por César Pereyra, que no ha estado a la altura en las semifinales y ha perdido la mayoría de divididas, es obvio que el ‘Pincel’ no tendrá como función ganar pelotas en ataque, sino mas bien generarlas y dejar a Beto Da Silva e Irven Beybe cerca al arco. El resto sigue igual y ‘Loba’ nuevamente no entrará a la lista, esperando que vuelva a entrenar con normalidad el lunes o martes, caso contrario no jugará la segunda final tampoco.

(Foto: peru.com)

Precio de entradas:

  • Norte: 35 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles)
  • Sur: 35 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles) (Agotada según TELETICKET)
  • Oriente Alta: 100 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles) (Agotada según TELETICKET)
  • Oriente Baja: 100 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles)
  • Oriente Intermedia: 120 Nuevos Soles
  • Occidente Alta/Baja: 140 Nuevos Soles (Menores de 3 a 12 años: 5 Nuevos Soles)
  • Occidente Intermedia: 180 Nuevos Soles

Y las encuentras en:

  • Teleticket de Wong y Metro (Oriente y Occidente) (Todas las tribunas en la web)
  • Estadio Nacional

Posibles alineaciones:

Sporting Cristal: (1-4-3-1-2) Penny; De la Haza-Revoredo-Rodríguez-Cossío; Ballón-Cazulo-Calcaterra; Sheput; Ávila-Da Silva

FBC Melgar: (1-4-4-2) Ferreyra (Medina); Acasiete-Villamarín-Kontoggianis-Quina; Arias-Hinostroza (Montaño)-Arce-Fernández; Cuesta-Zúñiga

Estamos en la final. Logramos la clasificación en un duro partido en el que debimos irnos con la victoria. Al final perdimos pero igual nos alcanzó y eso nos hace reflexionar que un partido no se acaba hasta el pitazo final; nos dejamos estar y nos dejamos empatar y voltear. Ahora enfrentaremos al rival más duro, pero el equipo grande somos nosotros.

Daniel Ahmed mandó el siguiente equipo al Mansiche: Diego Penny, Renzo Revoredo, Alberto Rodríguez, Paolo De la Haza, Alexis Cossio, Jorge Cazulo, Josepmir Ballón, Horacio Calcaterra, Irven Ávila, Luiz Da Silva y César Pereyra. Ingresaron Renzo Sheput, Alexander Succar y Pedro Aquino.

Diego Penny (4): Regular. Estuvo bien en algunas atajadas importantes pero el saldo final muestra que le metieron cuatro goles, eso no es poco.

Renzo Revoredo (4): No fue la figura del partido en Lima, dejó muchas dudas y nos hizo recordar que la defensa es nuestro gran punto débil.

Alberto Rodríguez (3): Mal partido, fue responsable de muchas jugadas de peligro en contra y no estuvo seguro a la hora de despejar.

Paolo De la Haza (4): Por momentos desapareció completamente del juego y no aportó mucho por la banda derecha.

Alexis Cossio (4): Tampoco volvió a tener el gran partido que tuvo en Lima. Intentó por la banda izquierda pero no tuvo mucho éxito, salvo en el remate que mandó al área que causó el autogol de los rivales.

Jorge Cazulo (5): Metido y siempre corriendo detrás del balón pero aun así estuvo desordenado por momentos. Lo importante es el liderazgo que muestra dentro del campo.

Josepmir Ballón (4): Intermitente. Por momentos fue importante en la elaboración de juego y también en su función de marcador.

Horacio Calcaterra (4): Estuvo más seguro en los pases y fue uno de los más sacrificados, aportando tanto en la marca como en la elaboración de juego.

Irven Ávila (4): Por fin se volvió a reencontrar con el gol, y esperemos que eso se mantenga en las finales.

Luiz Da Silva (6): Otra gran actuación de la joven promesa celeste. Se metió tremenda jugada para marcar un gran gol y darnos la alegría.

César Pereyra (2): No entiendo por qué insisten con él si ya demostró que no aporta nada. Otra vez no hizo nada y no mejoramos hasta que fue cambiado por Sheput.

Los Cambios:

Renzo Sheput (6): Entró en el medio tiempo y logró cambiarlo todo, fue importante porque metió la pelota que terminó en el gol de Ávila.

Alexander Succar (4): Debería ser titular en lugar de Pereyra. Entró con ganas pero no con mucho tiempo como para aportar.

Pedro Aquino (4): Entró para darnos algo de marca pero a pesar de eso nos terminaron volteando. Igual siempre se valora lo que juega.

SOCIAL

31Suscriptores+1
9,294SeguidoresSeguir

Escriben

1640 PUBLICACIÓN55 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS