Pretemporada

(USI)

Como todos los años, Cristal está contratando refuerzos.

Este año, a diferencia de otros años, va a contratar algo menos, pero esta ventana va a ser más importante que otros años; estamos cambiando de columna vertebral.

Más allá de cambiar de técnico – apunte importante, desde el 2012 hemos tenido a Mosquera, Vivas, Ahmed, Soso y ‘Chemo’; 5 técnicos – este año estamos cambiando puestos claves del equipo.

  • Arquero: Mauricio Viana
  • Central: Renzo Garcés
  • Mediocampo:  Joel Sánchez
  • Delantero: Aún no es público el nombre, se nos habló de Da Silva y Ortiz, en ambos casos se fracasó. Posiblemente nos tengamos que quedar con lo que ya hay.

Pero de los que llegaron en 2016, ya se marcharon Ramúa y Silva, ambos con rendimientos relativamente decentes pero muy lejos de lo esperado. Además se han ido Penny – imagino que muchos habrán dado gracias por esto en navidad – y Cossío.  Es decir, se van cuatro jugadores y llegan cuatro.

Penny es un arquero discutido. Indudablemente tiene talentos, pero – lamentablemente –  entre ellos está el cometer bloopers en momentos críticos, aunque también nos ha dado buenos partidos y muestras de coraje y amor propio. Lamentablemente su tendencia a meter la pata hace que lo segundo pese menos. El caso de Cossío es distinto, es un muchacho de la casa al que simplemente no le alcanzaron los méritos. Esperamos que en otros aires le vaya mejor.

De los refuerzos confirmados; Mauricio Viana es conocido en Chile por ser un arquero con voz de mando y seguro; lo contrario de lo que es Penny, pero también es conocido por ser un jugador que lleva consigo cierto grado de conflicto y tendencia al rebote, he visto algunos videos de él y me encuentro con un buen arquero, pero leo reportes y me encuentro con alguien hasta cierto punto díscolo, Espero que ‘Chemo’ – con cuya llegada no estoy de acuerdo – sepa manejarlo, como manejó – o intentó manejar – en su momento a Sergio Leal.

De Renzo Garcés no puedo decir mucho más que espero que resuelva problemas, es un jugador polifuncional y aunque algunos dirán que tapa espacios a jugadores de la cantera, es una elección lógica para un técnico venir con algún jugador al que le tiene fe. Ojo, también juega de volante y en ocasiones vamos a necesitar rotación en ese puesto.

Joel Sánchez es un jugador al que muchos le tienen muchísima fe y en principio vendría a ocupar el lugar de Lobatón – que debería ser suplente este año y retirarse a finales – en la creación de fútbol. Para muchos es la contratación más importante del año en Cristal y no sé si este de acuerdo. Me quedo – como referencia – con la emoción que algunos sintieron con Balbín hace algunos años y el megachasco que resultó. Viene a préstamo por un año y no sé si ese préstamo sea renovable en caso sea exitoso.

Además de esto tenemos un repatriado; Irven Ávila. Un jugador que dio mucho a Cristal en sus primeros dos años y durante los últimos años dio más problemas que goles. No quiero calificar ni adjetivar sus últimos dos años, pero este es un verdadero reto; si Chemo quiere hacer más llevadero su retorno a Cristal, debe recuperar a Ávila, en Ecuador se le considera poco más que un cono de entrenamiento.

¿El nueve? Oviedo y Oblitas dejaron una bomba que sabotea la planificación de todos los clubes, veremos como lo resuelven. Se rumoreó a Da Silva a préstamo, cuando se fracasó en esa gestión, la dirigencia aprovechó la oportunidad para fracasar, también, con la gestión por el préstamo del ‘Tití’ Ortíz, no sabemos a quien le toquen la puerta ahora, pero lo único seguro es que hoy día, con pretemporada iniciada y técnico resistido no tenemos 9.

Es que estamos en Cristal y Cristal es así.

Gabriel Costa (Prensa Sporting Cristal)

Fue sólo un partido de práctica, el primero de la temporada y fue exigente. En el Campo 1 de La Florida, Sporting Cristal empató a dos goles por lado ante Universidad Católica de Chile y dejó una buena sensación, sobre todo por lo hecho el primer tiempo. Los goles para el cuadro celeste los hicieron Diego Ifrán y Gabriel Costa mientras que para la visita marcaron David Llanos y Diego Buonanotte.

El once que arrancó el partido fue con un 4-3-3 mostrando defensa adelantada, presión al medio y salida rápida por extremos: Mauricio Viana en el arco, Edinson Chávez y Jair Céspedes de laterales, y Jorge Cazulo con Renzo Garcés de centrales. Carlos Lobatón, Josepmir Ballón y Joel Sánchez en la volante, mientras que por lo extremos Ray Sandoval y Alexis Rojas acompañaron a Diego Ifrán de nueve.

Lo mejor del primer tiempo fue la claridad de Carlos Lobatón para trasladar y distribuir el balón hacia los extremos, siempre con pases precisos. La movilidad de Joel Sánchez trascendió más en los últimos minutos del primer tiempo cuando se animó a driblear a sus marcadores, avanzando a velocidad por el medio. Jair Céspedes mostró movilidad, verticalidad, lanzó buenos centros, encaró y marcó bien por su lado.

Otro punto alto fue Mauricio Viana, quien ordenó con voz de mando a su defensa, jugó bien con los pies originando la salida limpia del equipo, y sobre todo, tuvo intervenciones de mérito tapando dos mano a mano gracias a su velocidad para achicar el ángulo de disparo rival. Lo fusilaron en el primer gol porque Garcés perdió el balón en salida.

Lo mejor de Cristal se vio en ese primer tiempo, porque Sandoval, Rojas e Ifrán hicieron presión alta en varios momentos. La ofensiva fue mejor por el lado de Céspedes y Sandoval, a quien le anularon un gol por un supuesto offside; mientras que por el lado de Chávez y Rojas hubo muchas ganas pero les faltó coordinación. A Joel Sánchez aún le falta sincronizar para pasar más rápido el balón, y le fue mejor trasladando a velocidad.

La defensa con Cazulo y Garcés funcionó bien en el quite y la anticipación, dado que jugaron casi en la línea media y Cazulo presionaba bien al receptor de pases rival. Garcés fue quien daba mejor el pase de salida, mientras el buen ‘Piki’ fallaba por lanzarla larga y desviada. Buen trabajo de táctica fija tanto en defensa como en ataque de Cristal, coronado con un gol de ‘palomita’ de Ifrán tras buen centro de Lobatón.

En el segundo tiempo cambiaron medio equipo: Con los ingresos de Horacio Calcaterra acompañando a Josepmir Ballón al medio y las salidas de Lobatón y Sánchez, Cristal perdió el medio campo. Arriba ingresó un impetuoso Alexander Succar, un errático Irven Ávila y Gabriel Costa, quien mostró velocidad y buen fútbol, pero falta de compañía. Renzo Revoredo de lateral cumplió pero no destacó.

Al fondo ingresó Luis Abram, quien mostró mejoras en el quite pero le falta trabajar el pase hacia adelante y no hacia el costado. Cristal perdió el mediocampo en el segundo tiempo y fue un equipo similar al de Mariano Soso: Un Cristal llegando por los costados para centrar al medio o al segundo palo. Católica, con el ingreso de Buonanotte se apoderó del medio campo y sus ataques hicieron figura a Viana.

Carlos Grados, quien ingresó por Viana, mostró buenos reflejos y mejor juego con los pies. El gol que lo vencería llegó por vía penal, luego que Buonanotte, el mejor de la visita, fuera trabado en el área tras una buena acción individual. En Cristal ingresaron luego los canteranos: El lateral David Gonzales, el extremo Flavio Gómez y el volante Frank Ysique. Los chicos no desentonaron.

Cristal recuperó el protagonismo cuando tocó con más seguridad armando paredes por el medio. Sin embargo, Succar entendía mejor las diagonales y movimientos, mientras que Ávila prefería jugar y tocar por los costados con los laterales. Fue así que Gabriel Costa hizo un golazo; en vez de abrir con un pase a Revoredo para que centre, Costa se atrevió a llevarse a tres rivales y fusilar al arquero de Católica casi en área chica.

Los canteranos armaron una buena jugada en el último minuto del partido. Gonzales gana un balón y desborda, la cede a Gómez quien a velocidad la toca sutil a Ávila, dejándolo rumbo al arco; Ávila se perfila y, en vez de rematar, da pase al costado, propiciando el desvío del defensa. Luego de ese error, el árbitro pita el final.

En cuanto al estilo de juego se apreció: Presión alta y búsqueda de toque rápido al medio; velocidad por los costados y diagonales hacia adentro en ataque. Defensa adelantada y  rápida en anticipación. Ifrán y Sandoval mostraron buen potencial juntos en la delantera. Viana se ganó el aplauso del respetable con su actuación. Lobaton demostró calidad y vigencia.

Fue un examen exigente que dejó una buena sensación a quienes asistimos a ver el encuentro. Con los siguientes encuentros amistosos se podrá bosquejar mejor el equipo que debute en el torneo local y la Libertadores.

La Noche de la Raza Celeste fue una fiesta que el hincha celeste la disfrutó y, al mismo tiempo, la padeció. Fue un reencuentro con la nostalgia de un pasado glorioso, el nudo en la garganta y la lágrima libre reviviendo al viejo Julio César Balerio en la voz de su hijo, en el arco en el cual su padre se hizo ídolo con atajadas memorables y cachita al rival. Pero también fue un padecimiento de tiempos muertos en los cuales, literalmente, no pasaba nada. Y eso me lleva a pensar en un par de ideas: En aquella noche celeste, el Nacional cobijó sólo a un número de hinchas que habrían copado dos veces el Alberto Gallardo . Pero eso no basta. El Nacional – así de grande – era el reflejo de Sporting Cristal: un club demasiado grande que merece más de lo que recibe. Merece más que una barra dividida por la violencia. Merece más que vergonzosos animadores y parlantes con música estridente, que rompen el ritual del canto de la tribuna. Sólo espero que ese animador, al menos, sea hincha de Cristal. Y si lo es, deseo que no sea de los que se quita la camiseta celeste para cobrar sus honorarios por lanzar vivas y hurras por los parlantes. Y para amargarme la tarde, al escuchar los alaridos de dicho animador –que en el Gallardo es otro, quien usa un tono burlón porque la gente no le hace caso – recuerdo el cántico tribunero argentino que dice: “Tuviste que poner los parlantes porque sos sin aliento…”.

Como sigue el tiempo muerto, pienso en la razón por la cual un club con tanto hincha apasionado como es Cristal, ha caído en la vergonzosa tarea de contratar tristes animadores y poner parlantes. Recuerdo entonces el 2013, en los cambios de la política del club por captar aficionados pero no hinchas: gente que le guste el juego del equipo, que no necesariamente sea hincha, y sobre todo, de preferencia que sean familias. Y eso se debe a que, por estudios de marketing, han visto que son las familias que más consumen los productos del club, pero sobre todo, los que no hacen problemas violentos. Y para redondear la idea, se creó el Pase Celeste: Quienes poseemos el Pase Celeste se nos denomina “Hinchas oficiales” y realmente, nos hacen sentir parte del club. Recuerdo que la idea del Pase Celeste es que se masifique de tal forma que llegue el momento en que los Pases Celestes sean mayoría y sostengan al club económicamente.

Sin pretender hacer alarde de todo lo que uno puede pensar en los tiempos muertos, o de todo lo que uno puede renegar con los animadores, concluyo que para la próxima, cuando hagan este tipo de presentaciones piensen en el hincha o el aficionado, no en lo que les gusta a los dirigentes, a la televisión o a su departamento de marketing. El hincha es feliz viendo a su equipo, cantándole al equipo, aplaudiendo y renegando con los suyos en el campo. El hincha es feliz donde el equipo se presente, sea con luces en el Nacional o sea en el Gallardo con el calor de la tarde. Ver a Julinho, a Garay o al hijo e Balerio en el Nacional hubiese sido tan emotivo como verlos en el Gallardo, aquel estadio que reescribió su historia a punta de goles, de coraje y de gambetas, aquel estadio junto al río que ha cobijado nuestras alegrías, que nos ha visto sufrir peleando la baja, que hicimos latir cantando y saltando hasta pintarlo de celeste. Todas esas cosas no se olvidan más. Y es bueno recordarlas antes de hacer estos eventos.

Tantos recuerdos se me agolpan esta noche que escribo. Intento calmarme porque necesitaré cabeza fría para analizar al primer equipo y algo que me sorprendió de su arranque. Prefiero no beber licor cuando escribo, porque terminó escribiendo cualquier cosa, o viendo las fotos de la flaca que me gusta por Facebook. Bien dice el Corán en un sura “No hay nada mejor que ver el rostro bello de una mujer en un momento difícil”.

Y honestamente pensé ver un rostro más bello del equipo de Soso frente a Wanderers. El equipo se paró con un 1-3-3-3-1 con el criticado Penny en el arco, Revoredo sorprendiendo en el primer equipo, Cazulo de líbero y Rodriguez. Al medio Ballon de ancla, Calcaterra, Lobaton, Céspedes y arriba de extremos Costa y Ramua con Silva de nueve. Empezó el partido y quedé impresionado, porque un volante del equipo bohemio lo pasó a Ballón como una estaca, abrió el ataque con sus delanteros por los lados y entró por el centro superando con relativo éxito al Piki. Remate desviado. Cristal intenta salir con balón a ras pero la presión uruguaya termina con la pelota afuera.

Entonces mi sorpresa: Soso levanta la mano derecha y capitula levantando cuatro dedos. El equipo volvió a la defensa de cuatro con Revoredo de lateral, Cazulo, Rodriguez y Céspedes. Calcaterra y Ballon de doble ocho, Lobaton flotando al medio y la delantera se mantuvo: 1-4-2-3-1. Lo mejor de ese primer tiempo: El lado de Céspedes con Ramua, quienes supieron asociarse para crear peligro, además que Ramua tira unos centros con comba muy interesantes, que con más trabajo de sincronización con Silva u otro delantero serán letales. Bien Ballon para la salida limpia, y Lobatón es un crack que ahora tiene más alternativas de pase, sobre todo con defensas que agrupan mucha gente como lo hizo Wanderers.

Con el cambio de sistema, el más perjudicado fue Costa. Tal como ocurrió versus USMP, ni Calcaterra le devolvió la pared ni Revoredo triangulo hacia adelante con Costa. Siempre el pase atrás. Lo mejor de Costa fue cuando intentó la individual o se juntó con Lobaton, pero fue muy poco. A los refuerzos les falta jugar más partidos juntos. Atrás el problema sigue siendo cubrir bien las espaldas de los laterales cuando suben, además que el punto débil, -ahora si lo confirmo-, es cuando superan a Ballón porque Cazulo como líbero es bueno anticipando pero como último hombre pierde distancia de referencia con el delantero rival y es superado por un pase que lo deja en ficha, o porque no llega a cerrar al delantero en el mano a mano, o porque le hacen el uno dos, al no cerrar bien Rodriguez o Revoredo. Eso lo vi, a tal punto que hubo un momento en que el Piki le gritó como a hijo al Mudo para que presione más arriba y anticipe. Cuando el equipo adelantó líneas, mejoró. El Piki y el Mudo anticipaban casi al medio y salían rápido con pelota dominada.

Sin embargo, en esta propuesta de Soso se necesita algo más: por ejemplo, Revoredo hizo un partido correcto y hasta tuvo un cierre muy bueno que evito una jugada de peligro de gol al borde del área chica pero el esquema pide un lateral derecho mucho más rápido que le siga el ritmo a Costa, a Calcaterra o a Irven. Necesita un volante creativo más rápido en el traslado que Lobaton pero, como Loba es un crack, suple la velocidad con buenos pases y cambios de juego tal como lo hace en menor medida Sheput.

renzonoche

En el segundo tiempo se cambió todo el equipo, y los jóvenes mostraron descaro, atrevimiento y mucho vértigo. Succar demostró que es una fiera en el área, Sandoval mostró potencia y me hizo acordar al Beto por su forma de gambetear con fortaleza, siempre hacia adelante. Aquino ha subido su nivel. Cossio tiene un gran despliegue, Chavez de ocho fue una grata sorpresa. Emociona gritar el gol de Succar porque es un chico que ha aprendido a querer la camiseta y está creciendo con nosotros. Emociona el golazo de Sheput porque la magia no se debe perder en Sporting Cristal, nunca. Bernaola y Abram mostraron rapidez que es lo que necesita el esquema de Soso.

Tal como comentaron en post anteriores, la ilusión del esquema 3-3-3-1 tendrá que esperar un poco más, porque la realidad le mostró a Soso frente a Wanderers que se necesita más trabajo en ese aspecto, y por eso, su primer cambio a los cinco minutos de iniciado el encuentro fue a una defensa de cuatro para hacer un equipo más equilibrado. Y eso me indica que para la Libertadores sobre todo, Soso preferirá el esquema con cuatro al fondo. Contra Huancayo, un equipo que llega sin partidos de preparación, veremos si Mariano arriesga nuevamente con poner tres al fondo, o trabaja la línea de cuatro avizorando el próximo arribo a Lima del carbonero.

Eso lo veremos otra noche.

Fue un partido de entrenamiento. El primer amistoso del año. Un espectáculo exclusivo, reservado para los titulares del Pase Celeste, aquellos hinchas que desde hace de tres años, optan por apoyar una de las mejores iniciativas que tuvo el club. No fueron más de 150 personas quienes pudieron apreciar la primera presentación del equipo de Mariano Soso.

Pero, lo importante no estuvo en estos hinchas que llenaron las pequeñas tribunas de la cancha principal de entrenamiento de La Florida. Un público que mantuvo comportamiento ejemplar – hay que decirlo – alentando a los propios y respetando a los visitantes, entendiendo que este es un partido de trabajo y que lo importante no era lo que ellos pudieran decir sino lo que los técnicos pudieran sacar en claro. Y es que lo importante era lo que Mariano Soso pudo concluir.

Dos tiempos de 35 minutos y dos caras distintas de un mismo Sporting Cristal.

En el primer tiempo se presentó un equipo muy novedoso. Diego Penny en el arco. La linea de defensa nominalmente con tres jugadores: Luis Abram, Alberto Rodríguez y Jorge Cazulo entregado a una función exclusiva de líbero. En el medio tres más: Jair Céspedes por izquierda, Horacio Calcaterra por derecha y Josepmir Ballón al centro. Adelante de ellos otra línea de tres con Irven Ávila y Gabriel Costa rotando por los costados y Carlos Lobatón al medio con mucha vocación ofensiva para acompañar a Santiago Silva que hacía de punta.

Fue interesante ver jugar esta propuesta de Soso. Cuando Sporting Cristal era atacado, la defensa nominal de tres jugadores pasaba a pararse con cuatro gracias a la cobertura de Céspedes. Por otro lado, en ataque, se buscó que sean varios jugadores lo que ocupen la banda y lleguen con posibilidades ofensivas. A falta de “laterales” nominales en la cancha, distintos jugadores se repartieron la labor de desbordar. Abram, Céspedes e Irven por izquierda y Calcaterra con Costa por derecha principalmente. Fallaron algunos automatismos pero se notó una propuesta muy dinámica, un equipo muy corto y bastante movilidad. Gracias a esto se generaron algunos espacios que permitieron el pase profundo de Loba, el control de Silva y la falta dentro del área. Pase a la red de Loba para el primer gol de Sporting Cristal en este 2016.

El segundo tiempo fue distinto. Cristal cambió de libreto. El ingreso de Josué Estrada por Abram marcó el regreso a lo clásico y estandarizado. Una línea clara de cuatro atras con Estrada y Céspedes en las bandas y Rodríguez con Cazulo de backs. Adelante de ellos, doble seis: Calca y Ballón. Adelante de ellos Loba y Costa para cerrar con Irven y Silva. La intención era probar defensa y el equipo cedió cancha y pelota a la San Martín, se probaron coberturas y cierres. San Martín dominó pero no generó. El ingreso de Ray Sandoval por Costa refrescó y mostró varios chispazos interesantes en ataque.

La gente en la tribuna aplaudió el partido por el gusto de volver a ver a Sporting Cristal luego de un mes. El nacimiento de una nueva ilusión que en el Rímac siempre apunta alto. La libreta de Mariano debió terminar llena de apuntes. Un personaje que marca diferencia, el técnico de Sporting Cristal. Un personaje distinto que se emociona y que emociona.

La postal de este partido, precisamente, viene de él. Durante el mediotiempo, mientras los jugadores se hidrataban, los jugadores de San Martín se sentaron en la cancha y su técnico, José del Solar, se mantuvo de pié entre ellos hablándoles. Con gestos se notaba que los alentaba y les daba indicaciones para el trabajo que tenían que desarrollar en el segundo tiempo. En Sporting Cristal, la postal era otra. Los jugadores de Sporting Cristal estaban también sentados y Mariano Soso, frente a ellos, les explicaba también el trabajo a desarrollar pero utilizando una inusual pizarra. Y es que, podrá ser amistoso, pero igual hay que analizar y trabajar. Hay formas y formas, las que se están usando en La Florida me gustan mas.

Así está Sporting Cristal ahora: diferente.

En medio de la tercera semana de pretemporada, tendremos nuestro primer encuentro amistoso ante un equipo que no sea nuestra reserva. Será ante la -comúnmente- renovada USMP con José Del Solar en la dirección técnica. ¿Por qué hacemos este artículo si el partido va a puertas cerradas? Pues porque hay 120 portadores del Pase Celeste que tendrán acceso y porque así no veas el partido, consideré importante informarte brevemente de ambos sistemas que utilizaría Mariano Soso en estos primeros partidos de ensayo y tal vez en el debut de la competencia oficial. Como es costumbre, iniciaremos informándonos de a quienes nos enfrentaremos mañana a las 9:30 am en La Florida.

El rival

En el arco mantiene a sus 2 elementos del 2015, hablamos de Ricardo Farro y Steven Rivadeneyra. En el lateral derecho están Juan Diego Li -proveniente de Matute- y Saúl Salas -ex Municipal-. Por la otra banda están Álvaro Ampuero, Junior Huerta -ex Municipal- y Diego Zurek, proveniente de las canteras que tuvo además un breve paso internacional. Sus 5 centrales son: Marcos Ortiz, Jorge Bosmediano, Anthony Molina, Maelo Reátegui y el argentino Cristian Báez, que viene de Independiente de Avellaneda.

En la contención tienen a Wilder Cartagena, Renzo Garcés y Paolo Bustamante. Por la conformación del plantel, todo hace pensar que utilizarán un organizador de juego al lado y ahí están Raziel García, Sergio Peña y Juan Tuesta. Más adelante tendrá muchas variantes, como Joel Sánchez, Christian Ortiz -también de Independiente-, Marcos Rivadero (ex Guillermo Brown, de la B Nacional), Mario Tajima y Junior Ponce. Además está el argentino Federico Real, que si bien jugaba de lateral derecho en la reserva de Independiente, fue presentado como mediocampista en la foto de la plantilla de la USMP, tal vez el DT lo use como volante por derecha.

Por último tenemos a los delanteros centrales, que son Miguel Silva (ex UCV), al tempranamente histórico Luis Iberico y a Hideyoshi Arakaki, quien era su compañero en la Sub-15 campeona sudamericana de 2013. Bruno Sánchez, que venía de la liga de Córdoba, tuvo que regresarse a su país por un monto que la USMP decidió no pagar.

Han jugado un par de amistosos ante Agremiados (ganaron 5-0 en 2 partidos) y ante la UCV (1-1 en 2 partidos). Hicieron pretemporada en Santa Anita y Punta Negra.

Sporting Cristal

Y bueno, aquí viene lo importante. Mariano Soso ha probado 2 sistemas en los 2 partidos de práctica que ha jugado ante la Reserva en los últimos días. La primera vez formó con 1-4-2-3-1 tanto el equipo A como el B, y en el principal estaban Diego Penny, Josué Estrada, Alberto Rodríguez, Luis Abram, Jair Céspedes, Jorge Cazulo, Josepmir Ballón, Gabriel Costa, Carlos Lobatón, Irven Ávila y Santiago Silva. Esto provocó una serie de comentarios acerca de la suplencia de Horacio Calcaterra EN UN PARTIDO DE PRÁCTICA.

A los pocos días hubo un cambio y el mismo ‘Calca’ ahora formó parte del equipo A como lateral/volante por derecha, en detrimento de Estrada y además cambiando el sistema a un 1-3-3-3-1, con el ‘Piqui’ de líbero. Eso más o menos es lo que se vería mañana, con un equipo que claramente tiene una intención de protagonizar el juego y de tener un ataque constante por bandas con los extremos que se plantean.

(Club Sporting Cristal)

¿Y el B? Carlos Grados, Josué Estrada, Renzo Revoredo, Brian Bernaola, Edinson Chávez, Pedro Aquino, Alexis Cossío, Jairsinho Gonzales, Renzo Sheput, Alfredo Ramúa y Alexander Succar. Mientras que jugadores como Renato Solís, Flavio Ramírez, Ray Sandoval, Alexis Rojas y Santiago Rebagliati, reforzaron a la reserva.

Precio de entradas

  • Tener tu Pase Celeste activado, aunque sólo serán 120 los admitidos.

Posibles alineaciones

Sporting Cristal: (1-3-3-3-1) Penny; Rodríguez-Cazulo-Abram; Calcaterra-Ballón-Céspedes; Costa-Lobatón-Ávila; Silva

USMP: (1-4-2-3-1) Rivadeneyra; Salas-Ortiz-Báez-Zurek (Ampuero); Cartagena-Tuesta; Sánchez-Ortiz-Ponce; Silva

 

Sentimientos encontrados dejó la presentación del equipo del día de ayer. Muchas cosas que recordar, muchas cosas que destacar y otras que criticar. Hubo de todo, como en botica. Así que vamos a intentar tomarlas una por una.

1. El espectáculo.

Nada que reprochar y mucho que aplaudir. El espectáculo preparado por el club para la presentación de su primer equipo profesional demostró el conocimiento y la logística de un grande como es la Corporación Backus que tiene experiencia haciendo este tipo de eventos. Los jugadores fueron presentados uno a uno en medio de un Estadio Nacional a oscuras y recibiendo aplausos y una salva de confetis.

Image00007

La animación de Álan Diez tuvo momentos altos en su relación con las tribunas. El hombre, que va tomando el puesto oficial de animador de la Noche de la Raza Celeste tiene una química con sus audiencias y es un hincha cervecero genuino que conoce cuáles son aquellos aspectos de nuestra identidad sobre las que hay que hacer énfasis.

Los jugadores más aplaudidos fueron los últimos en salir. Jorge Cazulo, Renzo Sheput y Carlos Lobatón recibieron el mayor reconocimiento del público en las tribunas. Roberto Mosquera, el artífice de este equipo, también recibió el aplauso del público rimense.

La salida de nuestro ídolo Jorge Soto fue tal vez el momento más emotivo de la noche. Jorge salió por un túnel preparado especialmente para él y recibió el reconocimiento que se le debía desde hace más de cinco años, aclamado por una tribuna que lo reconoce y sabe lo que ha dejado y lo que significa para Sporting Cristal. Pocas fueron las voces mezquinas en occidente que quisieron desconocer lo que significa Jorge Soto para esta camiseta y me llena de satisfacción saber que fueron acallados no por una o dos personas sino por casi toda la tribuna que pidió respeto para un jugador que sólo merece aplausos.

Image00017

El equipo, el comando técnico y el ídolo homenajeado recibieron el fin de fiesta con un gran juego de fuegos artificiales que anunció al cielo de Lima nuestra alegría de encontrarnos todos juntos de nuevo.

Como te dije en un inicio, mucho que aplaudir.

3. Las palabras de Felipe

Pero si los aplausos fueron para el equipo, lo que va a quedar en la memoria de la hinchada van a ser las palabras de Felipe Cantuarias que tuvo un discurso directo al alma del hincha cervecero y con anuncios y ofrecimientos que asimilaron más un discurso de 28 de julio que la presentación del equipo profesional. La diferencia está en que Felipe Cantuarias tiene el crédito intacto y, a diferencia de los discursos de fiestas patrias, en su palabra si se puede confiar.

Image00021

¿Que qué dijo?

Pues, casi nada. Tan sólo ofreció empezar a hacer realidad el sueño tantos años acariciado por la hinchada rimense: el estadio propio. Aún suenan en mis oídos los cantos de hace más de 20 años cuando un recién fundado Extremo Celeste gritaba: “¡Cúneo, escucha, queremos nuestro estadio!“. 20 años han pasado y el mismo pedido fue dirigido ya no a Federico Cúneo sino a Francisco LombardiAlfonso Grados, Jaime Noriega, Freddy Nossar y Francois Mujica (aunque dudo mucho que éste último se haya enterado de eso). En el interín tan sólo Freddy Nossar habló de estadio pero Freddy, lamentablemente, no estaba como para tomarlo en serio.

Pero Felipe Cantuarias es un hombre serio, eso ya lo sabemos. Entonces su anuncio es para tomarlo en serio. Doy por descontado que él sabe muy bien los pros y los contras de tal ofrecimiento y que es consciente además que si las condiciones se cumplen y la consecuencia no se produce, la presión que recibirá sería tremenda. Yo confió en que sí va a hacer lo que dijo que iba a hacer.

Ahora, el tema acá no es si Felipe cumpla o no lo que ofreció. Eso, creo yo, esta fuera de discusión. El tema es cómo la directiva ha cambiado de posición sobre este tema casi diametralmente. Es cierto que cada día pasan mil cosas y que las condiciones que antes no existían ahora sí pueden existir y eso es más que suficiente para que un tema que antes no estaba ni en agenda, ahora esté entre los “urgentes”. Pero, mientras hace poco más de cuatro meses se nos decía que el tema del estadio estaba en segundísimo segundo plano, el anuncio de ayer nos tomó a todos con sorpresa.

Pero también me quedó la impresión de que este anuncio era lograr un voto de aplausos que van a seguir por muchos días ante lo que demostró ser a todas luces un fracaso publicitario: la paupérrima asistencia al partido de presentación. Entre el equipo que goleó y Felipe ofreciéndonos el estadio, los poco más de 10 mil asistentes al partido de ayer (eso es mi cálculo a simple ojo de buen cubero) quedarán casi como una anécdota. Claro, para todos menos para aquellos que esperan cualquier desliz para hacer escarnio de la hinchada celeste.

Ahora, ¿a qué está supeditada la construcción del Estadio? Simple: a que este año se logren vender siete mil (7,000) “Pases Celestes”. El “Pase Celeste”, hasta ahora, se entiende como un abono anual. La información detallada de este abono debe darse luego y yo prometo un post sobre esto pero, a grandes rasgos, la idea es la siguiente: El “Pase Celeste” es un abono que ofrece a su titular la entrada a la tribuna escogida para todos los partidos que Sporting Cristal juegue de local tanto en el torneo local como, en teoría, también en la Copa Libertadores. Estamos hablando, entonces de un mínimo de 22 partidos y un máximo de 25 partidos. Ya no más colas.

Pero los beneficios no sólo terminan acá. En teoría la compra del “Pase Celeste” no sólo te da entradas al estadio sino que hace “ser parte del club”. Entendemos entonces, que los titulares participarán en sorteos y premios que pueden ir desde camisetas oficiales y chops de cerveza Cristal, hasta premios mucho más grandes y jugosos. Me imagino, también, que incluirá alguna forma de acceso a las instalaciones del club y, quizá, la posibilidad de participar en preventas de entradas para los partidos que juguemos en otro estadio que no sea el Gallardo (los clásicos y la final, por ejemplo). Todo esto es una conjetura aún ya que, como te dije, los beneficios en su totalidad, aún no se dan al público.

Image00031

El “Pase Celeste”, según leí por ahí, tendría tres niveles: tarjeta común, plata y dorada correspondientes en teoría a cada tribuna del Gallardo y sus precios, según información sin confirmar que ha rebotado en la prensa, estaría rodeando los 500, 800 y 1000 dólares. Otra vez, repito, la información oficial debe darla el club.  (Sarcasm mode onEsperamos que el club informe sobre este tema antes y no dos días después de que los pases celestes hayan salido a la venta (sarcasm mode off).

Ahora, las matemáticas. Imaginemos que los 7000 pases se dividan así: 3000 doradas (occidente), 3000 plateadas (oriente) y 2000 comunes (popular). Tomando los números que te dije (y que no están  confirmados pero aún sirven para este ejercicio), tenemos que se produce 3 millones de dólares por las doradas, 2.4 millones por las plateadas y 1 por las comunes. Eso haría un total de 6.4 millones de dólares. ¿Alcanza eso para construir un estadio?

Ahí es donde hay que tener en cuenta lo siguiente: Felipe Cantuarias prometió que, si se venden los abonos, “se lanza el proyecto”, es decir: se le da inicio. Construir un estadio no es cuestión de levantar tribunas y nada más. Como todo gran proyecto, requiere estudios previos y un planeamiento de la infraestructura. Yo creo que esos 6 millones van a servir para esas cosas preliminares. Suficiente como para iniciar aunque luego termine siendo necesario que se nos pida a la hinchada colaborar de igual manera en los años subsiguientes con miras a completar el financiamiento de la construcción.

Image00012

Vamos, si el estadio se va a construir se requiere de la participación de la hinchada, ¿no? Ahora el club está pidiendo participación de su gente … ¿le vas a fallar?

Por lo pronto, y en principio, a mi no me parece especialmente difícil que se vendan los 7 mil abonos. En las últimas horas hubieron mensajes de personas que están incluso fuera del país y que manifiestan no tener problemas en comprar un abono así no lo usen pero sólo por colaborar con el sueño del estadio propio.

¿Qué juega en contra de esto?

Pues, nuevamente, el tiempo. Es claro que un producto como este no se hace en dos días y es perfectamente entendible que las coordinaciones en general hayan tomado todo este tiempo de tal manera que, a una semana del inicio del campeonato, aún los pases celestes no hayan salido a la venta. Por el contrario, lo que ya están saliendo son ideas legítimas y racionales como: “si compro el abono luego del primer partido, entonces ya no debería pagar lo mismo sino menos porque he dejado de ver un partido” o “1000 dólares es más de lo que se gasta en un año comprando entradas”. El club enfrenta una carrera contra el tiempo en su propósito de vender los 7000 abonos y, mientras más se retrase, menos fácil va a ser.

Image00024

Entonces, ojo, estamos acá ante un producto muy bueno y muy beneficioso pero que el club va a tener que saber vender. Un producto que se tiene que promocionar porque por si sólo no se va a vender. Y es ahí donde aparece la dificultad. El campeonato (y en teoría el inicio de la vigencia del abono) es este sábado y el club tendría que aclarar todo y empezar venderlo esta misma semana. Y, vamos, si la promoción del “Pase Celeste” va a ser llevada por las mismas decisiones que tan mal promocionaron “La Noche de la Raza Celeste”, pues creo que entonces va a llegar septiembre y los “Pases Celestes” van a ir acumulando polvo en los estantes.

En fin, esto da para más. Por lo pronto lo dejo ahí.

4. La asistencia.

El primer culpable de la rala asistencia de ayer es aquel hincha celeste que decidió quedarse en su casa y verlo por cualquiera de los tres canales que lo pasaron o que decidió quedarse en las playas del sur.  Así que, si te indignó ver tan poca gente ayer y tú mismo decidiste no venir a apoyar, entonces mírate al espejo y échate la culpa.

Pero eso no puede esconder una verdad grande como el Amazonas y es que “La Noche de la Raza Celeste” ha sido un producto pésimamente promocionado por el club. Recién en los últimos tres días se promocionó el evento y eso repercutió totalmente en la decisión de la gente de ir al estadio. Y acá no hablamos de la venta de las entradas, hablamos de la promoción del evento. El año 2012 las entradas se vendieron tres días antes del evento pero el club le metió promoción al mismo desde semanas antes. Este año no hubo ni una ni otra. Tal vez por la idea errada de que este partido se iba a vender sólo. Que el ser campeones y que la buena campaña hecha en Uruguay iba a llamar a la gente como la carnada a los peces. Nada más equivocado. El fútbol en el Perú NO es un producto que se vende sólo, es un producto que hay que hacerlo atractivo porque está rodeado de muchos peros y muchos contras. Si no lo sabes vender, entonces se pierde.

Image00025

Y por eso sorprende la baja performance de una directiva como la nuestra que ha demostrado el año pasado un gran conocimiento del mercado y de la forma cómo vender un espectáculo deportivo. Esto ha sido un tema totalmente incongruente con la forma cómo se estaban haciendo las cosas y por eso llama la atención para mal.

Yo accedí a dos tipos de explicaciones sobre la falta de promoción de este evento. El primero decía que el club se demoró en promocionar el evento porque primero tenía que coordinarse bien el tema del costo de las entradas en función de lo que era establecer los precios para el “Pase Celeste”. El segundo es que no se promocionó el evento porque primero se quiso solucionar el impasse de las televisoras para poder informar de manera completa no sólo el evento sino cómo se iba a transmitir.

Yo no dudo de ninguna de esas dos explicaciones. Las creo con sinceridad porque conozco la seriedad de esta directiva y su gran capacidad de trabajo. Pero, les soy sincero, a mi me sigue quedando la impresión de que hubo también dentro del club una decisión clara y firme de no promocionar el evento quien sabe porqué. Puede que ser los fundamentos de esa decisión hayan sido legítimos y correctos pero lo cierto es que terminó poniendo en riesgo la imagen del club y el sentimiento de su hinchada y eso … eso es inadmisible.

¿Y cuál es la importancia de que vaya poca o mucha gente? Porque, vamos, la taquilla de un partido no es un ingreso importante para el club y eso lo sabemos.

La importancia de una buena asistencia es algo que trasciende el tema económico. Anoche iba a ser nuestra presentación, un evento en el que se iba a fundamentar nuestro orgullo como colectivo. Una asistencia tan pobre como la de ayer lo único que ha generado es una mácula en la imagen de nuestro club (más aún cuando ahora contamos con una cadena que transmite internacionalmente nuestros partidos), un golpe a nuestro orgullo porque sabemos que pudimos llenar ese estadio y no se logró y, además, porque en un tema tan pasional como es el fútbol y el hinchaje, una presentación como la de ayer es brindarle material a los contrincantes y a aquellos que pasan la vida esperando algo que echarnos en cara. Es darle argumentos a los contrarios. Y si esos argumentos se los dimos con una decisión de la directiva (o de parte de ella), entonces resulta que tuvimos al enemigo en casa. Y eso fastidia.

Y si a eso le sumas que Teleticket informó que a las 3:30 pm recibió la orden del club de ya no vender más entradas …

Gracias al cielo que el equipo demostró estar en otro nivel de competición y eso relegó en cierta forma el tema de la asistencia. Entonces hoy hablan de la máquina cervecera y no de cómo la hinchada del campeón no pudo presentar una asistencia digna a su partido de presentación.

Me quedo con una idea: el fútbol no se vende sólo. Hay que saber venderlo y ser eficaces en ello. Más aún en un partido de inicio de temporada. Un partido de mitad de campeonato es más fácil de vender porque el torneo en general recibe una altísima promoción. Pero un amistoso de pretemporada no tiene los mismos atractivos y precisamente por eso requiere una mayor dedicación. Lo de ayer ha sido un fracaso total de la forma en que el club entendió que se tenía que promocionar este evento. Ojalá las lecciones hayan sido recogidas con humildad y no hayan rebotado en la autosuficiencia de quien cree conocer todos los secretos del mundo. Siempre hay algo nuevo que aprender.

Y así, entre la desazón por las butacas vacías y las manos rojas por aplaudir a Sporting Cristal, empezó el partido.

Por -
0 33

<a href=”http://www.elcristalconquetemiro.com/cms/wp-content/uploads/2015/07/textoperdido.png”><img class=”aligncenter size-full wp-image-4151″ src=”http://www.elcristalconquetemiro.com/cms/wp-content/uploads/2015/07/textoperdido.png” alt=”” width=”1836″ height=”887″ /></a>

SOCIAL

28,512FansMe Gusta
31Suscriptores+1
9,307SeguidoresSeguir

Escriben

1641 PUBLICACIÓN55 COMENTARIOS
158 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
76 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
71 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
55 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
35 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
33 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
28 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
10 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS