Editorial

Por -
6 1694

La culpa no es del árbitro. Que juguemos tan alejados de lo que nos dijeron, y dicen querer, desde hace más de 2 años, no es culpa del árbitro. Los 5 de The Strongest, los 5 de Santos y los 5 de Santa Fe, no son culpa del árbitro. El fiasco Blackburn no es culpa del árbitro. El desastre que hizo ‘Chemo’, no es culpa del árbitro. El mal juego de Sporting Cristal no es culpa del arbitro. El comportamiento agresivo de Viana y Costa, tampoco son culpa del árbitro.

El árbitro podrá influir en una, máximo dos jugadas puntuales. Pero el resto de los 80 minutos de juego, no son culpa del árbitro. Son muy pocos los errores “determinantes” de un árbitro. Igual, a pesar de que los haya, no se tiene por qué jugar tan mal. Ojo, no estoy hablando de ganar, hablo del juego. ¿Acaso fuimos mejores en Huaraz? ¿En Cutervo? ¿En el Callao? ¿O contra Municipal?

Los tan repetidos errores dirigenciales no son culpa del árbitro. Que hayamos tirado al tacho casi 7 meses del año en juego, tampoco es culpa del árbitro. Que no hayan cambios en los errores de decisión en Sporting Cristal, tampoco es culpa del árbitro. Que Zegarra haya decidido retroceder estando 2-0 arriba contra un equipo defensivo, no es culpa del árbitro. Que los dirigentes no hayan contratado un lateral izquierdo, un central y un 9 de competencia, no es culpa del árbitro. Que las tribunas estén vacías, y el hincha esté tan alejado y poco identificado, tampoco es culpa del árbitro.

Allá quienes quieran seguir el camino de la mediocridad y echar la culpa a terceros. Es bien fácil hacerlo. El buen juego sobrepasa a cualquier error. Dejemos de estar haciendo campañas para reclamar y empecemos a cambiar las decisiones y sus procesos para darle importancia a lo más importante: EL JUEGO.

(foto: libero.pe)

La situación era insostenible: eliminados con mucha vergüenza en Copa Libertadores. Nuestros propios errores nos sacaron del Torneo de Verano. Mostrando una de nuestra peores versiones históricas en el Torneo Apertura. Siete goleadas en lo que va del año. Huérfanos de una idea de fútbol. Un camerín a todas luces descontrolado. La permanencia de José del Solar en el banco de Sporting Cristal parecía responder más a la necedad que a una apuesta objetiva y racional. .

Chemo duró 6 meses. Nos regaló un puñado de buenos partidos en febrero y luego la caída libre. Cristal dejó de jugar a eso que mostró y empezó a jugar a nada. Pelotazo y poca marca. Entonces, Chemo se fue y Pablo Zegarra asume interinamente el banco cervecero.

Más allá de la temporada que jugó en Alianza Lima al final de su carrera, Pablo es un hombre de la casa. Identificado totalmente con Sporting Cristal, sabe lo que es ponerse la camiseta celeste y ser campeón. Pero, así como la razón de todos nuestros males no fue Chemo del Solar, Pablo Zegarra no tiene por qué ser la solución de todo.

Para empezar, el problema ni siquiera es que Chemo no supo tomarle la mano a este equipo. El problema es que su llegada se dio de la peor manera que se pudo dar: sin demostrar nada. Sólo tenía 6 meses de buen fútbol que le permitió salvar el descenso la temporada anterior. El campeonato 2005, por pretérito, no es mérito para nada. Si lo fuera, pues llamemos al Tano Bártoli que nos sacó campeón en 1981. Aún así, se hizo del buzo del campeón. Los irresponsables señores que toman las decisiones en Sporting Cristal, y que nunca se hacen responsables de las mismas, decidieron – entre una taza de café, un vaso de cerveza y un cigarro cubano – que su buen amigo José del Solar podría ser la apuesta. Y así lo hicieron. Sin analizar nada, sin comparar nada, sin rendirle explicaciones a nadie. Y así nos fue.

Ese es el verdadero problema. Y mientras estas decisiones se sigan haciendo de la misma manera, no vamos a mejorar. Hoy la apuesta no puede ser otra que Pablo Zegarra. Pero ojalá entre, por fin, algo de cordura a aquellas cabezas necias y entiendan que nuestra propia grandeza nos obliga a no dormirnos en los laureles. Y eso implica hacer una búsqueda seria, definir objetivos, definir parámetros, definir indicadores y – en función de éstos – elegir a aquel profesional que mejor encaje en ellos. Objetividad y trabajo serio. Es todo lo que se pide, por ahora.

Por eso es que sería un error oír a las voces que, por interés o por amistad, piden hoy que Zegarra asuma el equipo indefinidamente. Asimismo sería un error llamar a cualquier ex-técnico del equipo en la idea de que como lo hizo bien – o medianamente correcto – va a ser mejor. Hacer eso sería hacer exactamente lo que se hizo con Del Solar. Hay que desterrar el amiguismo y la idea de gamonalismo que existe en Cristal y que parece autorizar a los decisores a hacer lo que les nazca del vientre sólo por que sí.

Pareciera que no se dan cuenta que sólo en la medida en que sus decisiones sean objetivas y fundamentadas podrán ser defendidas y sostenidas en el tiempo. El azar, aunque al inicio te dé ganancias, tarde o temprano se acaba. Como ahora.

Tienen una nueva oportunidad de tomar decisiones de la forma correcta y de lavarse la cara. Sería genial que no la desaprovechen.

Por -
5 2010

Es hora de dejar de ser el “inocente” del barrio, es hora de dejar de ir de comparsa por ser políticamente correctos. Sporting Cristal ha sido siempre una institución respetuosa de las reglas y su accionar se ha llevado en base al bien común salvo en contadas justas excepciones. Hoy en dia lamentablemente la validez de eso es cuestionable. Sin embargo, la cultura de mantener el perfil bajo y causar la menor incomodidad posible sigue siendo algo común y que está llevando a que se cometan abusos claros y premeditados contra el club. Basta de eso.

Cuando el rival te pega sin razón constantemente y a través del tiempo y tu no reaccionas hay dos razones: O te gusta el golpe o eres un tonto que piensa que la justicia cae del cielo. Lamentablemente, jugamos en el campeonato peruano, un campeonato casi chicha donde cada quien pone sus reglas a conveniencia y cuando las reglas no le dan para obtener lo que quiere hace berrinche y o las cambian para el año siguiente, o se hacen de la vista gorda contigo de acuerdo a tus influencias en comisiones de justicia.

Clara muestra de esto es lo que está pasando ahora con respecto al caso de la demora en presentarse al control anti doping por parte de dos jugadores del plantel, Mauricio Viana y Renzo Garcés, tras el partido en Cusco ante Real Garcilaso. El club pocas o nulas declaraciones ha dado al respecto. Ha esperado a ser víctima de un show mediático para responder con un endeble comunicado de media noche a un tema que estaba siendo explotado al máximo desde al menos dos días antes. El manejo de la situación desde la materialización de los hechos en campo ha sido lamentable. Sí, hay faltas por parte del jefe de la delegación y sobre todo del jefe de equipo encargado de ese tipo de temas, pero también, y sobre todo, hay una evidente falta de reacción ante situaciones que envuelven el buen nombre y reputación del club. Ya basta de ser los niños buenos del salón. El profesor no va a venir a salvarnos. En un campeonato donde cada quien jala agua para su molino no podemos pretender que nos traigan un poco y nos calmen la sed. Es hora de dejar de ser pasivos y responder de la misma forma en cada ocasión que se presente.

Un claro ejemplo del problema descrito es el nulo papel que desempeñamos ante las agresiones físicas de alto rango que se dieron en el clásico Universitario vs Alianza Lima. Estas agresiones debieron ser sancionadas de manera drástica y ejemplar. Sporting Cristal era tercero afectado con las sanciones. Pocas semanas después debíamos enfrentar a los de La Victoria y sanciones podían afectar alienación del rival. Como era de esperarse la dirigencia del club prefirió mantenerse al margen y evitar exposición mediática. El resultado lo sabemos: sanción irrisoria a Tejada y Aguiar (sanción que incluso parecía digitada para volver frente a SC en su momento) y Sporting Cristal ni siquiera presentando una nota de protesta o queja frente a la ADFP o FPF. 2 semanas después, los envueltos en problemas somos nosotros, los que debieron bajar por NO PRESENTARSE AL ANTIDOPING alguna vez reclaman y aquí estamos. Con una comisión de justicia de la FPF claramente tendenciosa con un presidente que es abiertamente hincha del reclamante y socio desde siempre, y una situación que realmente avergüenza la historia y reputación del club que tantos años costo forjar.

A veces, solo a veces, la única forma de que no te agredan mas es responder con la misma o más fuerza. Es hora de hacerse respetar y dejar el perfil bajo. El campeonato peruano no lo amerita, no están dadas las condiciones. Al final, está en nosotros hacernos respetar, está en esta dirigencia dejar de ser la piñata y vergüenza en la que nos están convirtiendo. Este no es Cristal que adoré ver, ojala ese brillo se pueda rescatar.

Por -
5 2162
fuente: Líbero.pe

Contra toda esperanza; existen dos libros que incluyen esta frase en el título, uno escrito por Armando Valladares, preso por 22 años en  uno de los gulags de Castro en Cuba y otro de memorias de Nadiezhda Mandelstam, viuda del poeta Osip Mandelstam, una de las víctimas de la limpieza ideológica de Stalin. Mientras el primero es un panfleto literariamente deficitario, el segundo es un texto hermoso, luminoso y de una sensibilidad esperanzadora.

Menciono estos dos textos porqué ambos hablan de lo mismo, de la imposibilidad de mantener la esperanza cuando las circunstancias son terribles, cuando toda posibilidad de cambio está en manos de alguien que no lo desea, que está más interesado en prolongar la situación o simplemente no tiene tu felicidad en agenda.

Es que llega el tiempo de pinchar el globo, siempre se habló de Cristal como una institución modelo, con dirigentes a la altura y con una manera de hacer las cosas que los diferenciaba de todo lo que había acá. Desde los tiempos en que Augusto Moral contrata a Oblitas preguntándole cuanto quería ganar, a los Bentín protegiendo a Alberto Gallardo, incluso a esa breve isla que fueron los tiempos de Cantuarias salvando a la institución de la deriva.

Hoy no hay más eso. Dice la historia que puedes morir siendo un héroe o vivir para convertirte en villano. Lo vemos con Lombardi, presidente durante la etapa más exitosa del club y hoy uno de los responsables de este descontrol que venimos viviendo, malas decisiones, una soberbia que ayuda a olvidar las campañas de los noventa y a concentrarse en las metidas de pata. Lo vemos en Debackey, según muchos el responsable de que Delgado se vaya del club y según la evidencia, coresponsable del descontrol que estamos viviendo. Lo vemos en Cuneo, un ejecutivo de Backus, que parece querer evitar complicarse la vida con Cristal y ocuparse de lo que le da de comer.

Lo vemos, también, con la cervecería, que ha puesto Cristal en el Mercado, y – más aún – considera a Debakey y Lombardi como posibles compradores.

Lo vemos con el técnico que estos señores contrataron, con un sujeto incapaz de aceptar que no ha funcionado y que posiblemente no funcionará, con  un plantel que tenia clar que sus posibilidades en Copa eran nulas pero que ha vivido una humillación innecesaria, gracias a alguien que simplemente le importa poco la camiseta que está dirigiendo.

Posiblemente hayamos perdido el año, posiblemente el marasmo que nos está envolviendo  no se vaya, posiblemente lo ideal hubiera sido aceptar que la propuesta que se dice que  Soso hizo a los dirigentes y renovar el equipo. Ahora Cristal sigue dependiendo de Lobatón y ha vendido a uno de sus mejores jugadores. A principio de año dijimos que estábamos preocupados por la cantidad de prestados y por la situación de los jugadores veteranos, la preocupación se ha hecho realidad. Cristal tiene una necesidad de renovación que dirigentes y técnicos no han podido resolver.

Todo esto a resultado de jugar a la esperanza de que todas las decisiones iban a salir bien, a que Lobatón iba a poder sostener el equipo un año más, que el improbable delantero centroamericano se iba a destapar como  un killer, que el técnico que el año pasado se comía goleada tras goleada, iba a convertirse en Guardiola.

Nada de eso ha pasado y ahora estamos viviendo las consecuencias de esa esperanza irracional.  Sumemos a todos esos problemas, la – más que probable –  venta del club a un grupo extranjero, que posiblemente entre con cautela, porque sabemos que Perú no es el mejor mercado para un club de fútbol.

Porqué es necesario asumir la realidad de una vez, no va aparecer  un grupo de empresarios hinchas a comprar el club in extremis, tampoco Noriega va a venir a salvar el club, porqué hacer eso lo quebraría. Un club de fútbol en Perú, con este torneo y con la obligación de invertir cantidades insostenibles para ser competitivo internacionalmente, no es negocio. Y si no son ellos, o Debackey,  no existe mucha posiblidad de que algún otro peruano compre a Cristal.

Esta situación nos pone contra las cuerdas y sin demasiadas esperanzas, nos pone en una situación donde dos dirigentes manejan el club como si fuera su casa, pero o no tienen las ideas o sus ideas están demasiado idas de olla. No sé si sea posible caer más bajo.

Pero los libros de Valladares y Mendelstam acaban con cierta luz, finalmente tocas fondo y cuando eso ocurre, todo movimiento es una mejora.  Es hora que eso comience a verse, ignoro quien compre finalmente a Cristal. Espero, honestamente, que Debakey no sea quien lo haga. Pero espero que lo que tenga que ocurrir, ocurra ya. Es hora de saber que es lo que nos espera en realidad, si un alivio o  un camino de sufrimiento más largo.

 

 

(foto: larepublica.pe)

Si hay algo distinto en la crítica que estos días se da hacia la actualidad de Sporting Cristal es que ya no sólo apunta a jugadores o comando técnico sino que ha apuntado a la dirigencia. Y es que la dirigencia ha dado dos traspiés que justifican eso:

En primer lugar, las decisiones que tomaron. Es fácil ser general luego de la batalla pero acá tenemos que concluir que nuestra dirigencia, y específicamente nuestra Comisión de Fútbol, pierde casi todas las apuestas que hace. Los únicos jales hechos por la Comisión de Fútbol y que dieron resultado fueron los de Horacio Calcaterra, Maximiliano Núñez y Sergio Blanco. Todas los demás fueron apuestas erradas. Y estamos hablando de un par de decenas: desde Jonathan Ramírez hasta Rolando Blackburn (quien aún tiene algunos partidos para demostrar algo). Este no es problema de presupuesto, es un problema de criterio. La Comisión de Fútbol siempre decide mal. Y nadie asume ninguna responsabilidad por eso.

En segundo lugar tenemos los argumentos que usan para justificar sus malas decisiones. Demuestran mediocridad y conformismo cuando se arman de excusas y se niegan a asumir responsabilidades. Cristal es el “club de las excusas”. Antes justificaban malos partidos (la altura, el calor, las canchas sintéticas, las malas canchas, el mal viaje, etc). Ahora justifican malas campañas: el bajo presupuesto, el alto costo de los jugadores, el bajo nivel del campeonato y otros más.

Ninguna de esas excusas es falsa, pero la forma tan conveniente en que son usadas por la dirigencia hace que pierdan toda credibilidad. Eso pasa cuando uno tiene la valentía para desafiar y menospreciar a la gente pero no tiene la valentía para asumir sus propios errores, para reconocerse a si mismo como un elemento pernicioso y para dar un paso al costado.

Pero el problema dirigencial no empieza en la Comisión de Fútbol. El problema dirigencial es transversal en todo Cristal. Uno empieza a revisar la actualidad rimense y se ve que estamos enfrentando la decadencia administrativa de la institución. Que, en comparación con lo que fue Cristal hasta hace unos pocos años, hoy todo está destruyéndose.

Hagamos un ejercicio de nostalgia.

Hacia el 2010, la Corporación puso como presidente a Francois Mujica a quien el club no le importaba en absoluto. Si hasta declaró a la prensa diciendo que era hincha de Alianza Lima. El poder, entonces, lo manejó Juan Carlos Oblitas. El Ciego, con preocupaciones personales y familiares, administrativamente dejó a Cristal al garete y eso se vio en los pésimos resultados deportivos.

La llegada a la presidencia de Felipe Cantuarias Salaverry marcó un hito positivo. Hay quienes critican algunas decisiones pero, hasta donde a nosotros nos consta, se generó un impulso que nos catapultó de golpe al lugar que nos corresponde: el liderazgo deportivo e institucional en el país. No sólo ordenó la casa sino que además abrió un camino para generar una relación real entre el club y su hinchada. En ese esfuerzo, logró una sinergía positiva que se vio cristalizada en ocasiones memorables como la Noche de la Raza Celeste del 2012 (la despedida del Chorri) y el título de ese mismo año. Cristal tuvo un presidente que prometía crecimiento, que se comunicaba con hinchas, y, sobre todo, que defendía públicamente y en voz alta los intereses del club.

Cuando Cantuarias renuncia en febrero del 2014, administrativamente el club tenía un gerente general y cuatro gerencias: administrativa, comunicaciones, fútbol y menores. Inclusive tenía también una comisión de fútbol, una comisión de menores y una comisión de voley. Con la salida de Cantuarias se inició la deconstrucción de este modelo administrativo.

La gerencia administrativa fue desactivada algunos meses después. Del íntegro de sus funciones, algunas se encomendaron a la jefatura de logística, otras a la labor de secretaría y otras más a departamentos de la Corporación.

La gerencia comercial fue descabezada y sus funciones fueron encargadas a los profesionales subalternos. Pocos meses después, se desactivó completamente. Se mantuvo a la agencia de publicidad y se encargó las decisiones a un consultor externo que jamás encontró la forma de retomar la relación con la hinchada. Se dejaron las campañas que habían logrado el acercamiento del club a sus hinchas, se descontinuaron productos que intentaban fidelizar al hincha, se presentaron iniciativas llevadas a cabo de la peor manera posible, se crearon productos de élite con precios absurdos que jamas conectaron con la gente, se descuidó el trato a los hinchas que adquirieron el Pase Celeste. Las labores de comunicaciones hoy son manejadas por practicantes. El único elemento que se mantuvo correctamente ha sido el área de prensa que sustenta su continuidad en su buena labor.

La gerencia de fútbol se mantuvo y, sin embargo, no deja de llamar la atención lo arbitrario de su conformación. Luego de la salida de Gustavo Zevallos, personaje con años de experiencia en la dirigencia peruana, se eligió a Dieter Schreiber, profesional joven con estudios especializados en el extranjero y quien ya laboraba en Cristal como gerente de menores. Luego, el año pasado se hizo la rotación en el puesto. Schreiber pasó a formar parte del comando técnico de Mariano Soso y se invitó a otro joven profesional sin experiencia específica. Si se ve con ojos corporativos, esta rotación es inexplicable.

Pero también nos deja un tema en el aire: el puesto del secretario técnico. Según se informó en el año 2014, el puesto solicitado y creado por Daniel Ahmed se encargaba de realizar labores de scouting. Como logro de esa labor se mostró la contratación acertada de Sergio Blanco. La idea era que las contrataciones no fueran hechas de manera arbitraria sino que contaran con un sustento técnico. Era una especie de límite a la arbitrariedad de una Comisión de Fútbol que ya mostraba cierta predilección por equivocarse.

El puesto existió desde el 2014 hasta el 2016. Desde la salida de Mariano Soso, la Secretaría Técnica ya no existe y eso da a entender que las decisiones de incorporaciones están sujetas nuevamente a la arbitrariedad de la Comisión de Fútbol.

La gerencia de menores también ha sido desactivada. Administrativamente, además, ya no siguen las jefaturas de Alberto Giraldez y Telmo de Andrés quienes eran los abanderados del proyecto de menores.

En el voley, si bien existe aún la comisión, la relación entre el equipo y el club ha ido desapareciendo y hoy es casi exclusivamente nominal.

Entonces, hay que darse cuenta que en Sporting Cristal, lejos de consolidar un esquema administrativo positivo, hemos sido testigos de una progresiva deconstrucción del mismo en todos sus extremos. Hoy Cristal es un club manejado por cuatro personas. El gerente general Carlos Benavides que, al parecer, está al cargo de todo (fútbol, administración, comunicaciones, menores y voley); el gerente de fútbol Alfonso García Miró que, desde que dejó de tuitear, ya no sabemos qué hace; y los dos miembros de la Comisión de Fútbol que todos conocemos: Michael Debackey y Francisco Lombardi.

En tres años hemos pasado de eso, a esto.

Hoy Cristal es un club cuyos objetivos se han reducido a la obtención del título nacional. Cuyo proyecto de menores ha demorado mucho en dar resultados y son mas los jugadores que han dejado la actividad que los que están generando ingresos al club. Que ha perdido la conexión que tuvo con su hinchada. Que lejos de solucionar un problema de violencia en las tribunas sólo se limitó a tomar medidas que se encargaron de hacerlo permanente. Donde las decisiones sobre incorporaciones ya no tienen un sustento técnico y, al parecer, están sujetas a la arbitrariedad de dos personas que nadie sabe en base a qué deciden.

Entonces hay que preguntarse, ¿quién es el responsable de este estropicio?

Pues definitivamente, el líder. Desde que Federico Cúneo asumió la presidencia del club, hemos sufrido una caída administrativa total. Eso sin contar que Cúneo no tiene ninguna cercanía tiene con el hincha rimense. Pasamos de tener un presidente que estuvo siempre presente y activo a la fantasmal presencia del actual.

Debemos reconocer que Cúneo es un profesional de primera línea y un ejecutivo exitoso. Pero su gestión a nivel administrativo viene siendo totalmente perjudicial. Con él al mando hemos jugado tres finales en tres años y ganado dos, pero se ha perdido la organización administrativa, se han perdido avances logrados con mucho esfuerzo en independencia a la hora de hacer contrataciones y se ha perdido la relación del club con su gente.

Ha permitido que las decisiones futbolísticas sean hechas con total arbitrariedad trayendo las consecuencias que hoy vemos. Para muestra, un botón. Se ha contratado al técnico sin que se haga una selección criteriosa y seria, confirmando que esa contratación se basó más en relaciones amicales. Cristal presenta hoy su peor cara en años y el responsable no puede ser otro que él.

En realidad hay que tener presente que Federico Cúneo está haciéndole un favor a Sporting Cristal. Flaco favor, claro está, pero favor a fin de cuentas. Y lo digo porque para él, para su prestigio y su carrera, ser presidente de Sporting Cristal no le suma. Cúneo es exitoso no porque sea el presidente de Cristal, lo es por sus propio esfuerzo en diversos campos. Pero es claro que este favor que le hace al club ha hecho mas daño que provecho. Es claro que su estilo de manejo no ha dado resultados. Esto ya no es 1991, definitivamente.

Sporting Cristal necesita un presidente que trabaje activamente en procurar que la institución no se asiente peligrosamente en sus laureles. Una persona que evite que en el club se crea que los logros obtenidos constituyen una cama donde echarse cuando deberían ser, más bien, el resorte que nos impulse a tener mas y mejores logros. Cristal necesita otro tipo de liderazgo. Uno que el presidente actual no tiene y pareciera que no piensa tener. No se trata de pedir el retorno del último ex-presidente de la institución pero sí pedir que quien asuma las riendas de Sporting Cristal quiera, realmente, hacer la institución más grande y no dejarla en piloto automático como parece que fue la intención de don Federico.

Por -
4 1754
De izquierda a derecha: García Miró (2), Benavides (4), Lombardi (7), Debakey (9) y Osterling (10)

Durante los últimos 5 años, Sporting Cristal ha sido comandando, básicamente, por el mismo grupo de dirigentes. Este conjunto ha llevado a conseguir 3 títulos después de 7 años de sequía, además de conseguir la clasificación a la Libertadores todos los años, lo cual, sin duda alguna, es un gran mérito y por lo que siempre voy a estar agradecido.

Si vamos a la otra cara de la moneda, puedo identificar dos problemas elementales y graves: El primero y más conocido por todos es la Copa Libertadores. 5 campañas sin conseguir la clasificación tan esperada a octavos y, en esta última, sin siquiera lograr competir. Me parece de más tocar tan a fondo este tema con todo lo que se ha hablado, por lo que procederé a explicar el segundo: La relación con el hincha.

Se ha descuidado de una manera impensada la relación que tiene el cuerpo dirigencial, representando al club, con el hincha. Y con esto no me refiero a que el DT elegido esté identificado con uno de nuestros máximos rivales, ni que respondan ante las críticas, sino puntualmente a la pasión. Seguramente muchos dirán que el fanático de Cristal está conectado a la institución únicamente por sus buenas actuaciones en lo futbolístico, pero me pongo a mirar videos del 2007, cuando el equipo jugaba terriblemente, estaba cerca de descender, veo el Gallardo repleto y me rehúso a creer eso. La gran mayoría de hinchas de Cristal han perdido el sentimiento por los colores y esto no solo se puede determinar como culpa de ellos mismos, sino también de los que no impulsan ese amor.

En la búsqueda por lograr la autonomía financiera, los que dirigen al Sporting Cristal deberían buscar la reincorporación de esa unión que en un momento no paraba de crecer, para así poder explotar altamente el ingreso por las taquillas, que cada año disminuye de manera más dramática y poder, como ellos dicen, aumentar el presupuesto con el que se puede competir internacionalmente.

Nada de lo explicado tendría sentido si no propongo algún tipo de solución y, como inicio, tengo 3:

1) Un vocero: Un gerente del club que declare siempre, que mantenga al tanto al hincha de la interna, niegue falsos rumores y exponga una clara autocrítica como símbolo de cambio.
2) Mejor uso de redes sociales: Esto viene mejorando en el día a día, pero todavía falta un largo camino por recorrer. La idea sería que los hinchas vean como se vive el día a día en Cristal.
3) Promociones: No soy de los que se quejan mucho de los precios, pero estos deberían estar establecidos de acuerdo al momento. ¿25 soles popular ya estando eliminados? Se pudo hacer algo mucho mejor, lo que también sería aceptar errores.
4) Refuerzos: Confiemos más en los de abajo. La gente está cansada de tantos jugadores que vienen y se regresan sin pena ni gloria; priorizar -en algunos casos- a los nuestros, a los de nuestra cantera, lograría que el hincha tenga una paciencia extra y le den ganas de apoyar.

¿Qué se me viene a la cabeza cuando pienso en todo esto? En una frase de Marcelo Bielsa: “El espectador es un tipo que mira (o no) según la belleza de lo que se le ofrece. El hincha es otra cosa. Por eso digo que en el fútbol, lo único insustituible son los hinchas”. Y creo que en La Florida se han olvidado de esto, de la importancia del fanático y de como puede ser beneficiario para el futuro de la institución.

Por -
7 4389
(Prensa Sporting Cristal)

¿Qué puede ocurrir cuando tienes un jugador de nivel que de repente deja de serlo? ¿Qué ocurre, cuando ese jugador ha demostrado durante 5 años ser de lo poco rescatable de una generación que irrumpió en el fútbol peruano con harto buzz publicitario, pero se estrelló con la realidad?

El caso de Ávila es realmente preocupante, un jugador que demostró durante años una capacidad para producir problemas horribles en cualquier defensa del torneo peruano desde antes de llegar a Cristal. Durante los años de Mosquera, la rompió, con Vivas y el primer semestre con Ahmed, también.

¿Qué ocurre con Ávila, entonces?

Desde 2014 se habló de ofertas del extranjero, se mencionaron nombres como el Ajax, Fluminense, Getafe y algunos más ¿Humo? No. Lo cierto es que hubieron ofertas de fuera y alguna con conversaciones concretas para traspaso. En julio de 2014 se habló de una negociación y venta al Ajax holandés, negociación que no llegó a ningún lado. En enero de 2015, después de un amistoso, Ávila incluso mencionó que posiblemente había jugado su último partido en Sporting Cristal, pues había arreglado todo con el Al-Nassr FC de Arabia. Unos días después se mencionó que el jugador se queda en el club, que la transferencia se ha caído.

Después de estas dos historias, hubieron más rumores. El nombre de Irven se asoció a intereses inconclusos constantemente. Esto para un jugador del nivel de Ávila, debe ser frustrante y probablemente afecte su rendimiento y su estado de ánimo.

Lamentablemente muchos olvidan que Irven es un jugador joven, cuya carrera despegó pronto y mantuvo un nivel bastante alto desde que llega al Sport Huancayo a los 18 años – desde el 2009 al 2015 hizo 118 goles (47 goles en Huancayo, 71 en Cristal) incluso en 2015 – año donde nadie puede decir que juegue particularmente bien – logra meter 12 goles.  Pero acá entra el problema mayor, Ávila no solo destacaba como goleador, sino por asistencias y su capacidad de juego sin pelota. Ávila podía, sin tocar pelota ni dar un pase, facilitar que alguien más metiera un gol al generar espacios, presionar defensas o simplemente generar miedo.

foto: Depor.com

El Ávila de 2015 ya no era ese jugador, el de 2016 tampoco, ni en Cristal ni en LDU, incluso hay quien dice que el de 2014 ya mostraba problemas en esos apartados. Lo que es concreto y comprobable es que el rendimiento de Ávila bajó a partir de 2015, un problema colateral a su bajo rendimiento es que no venderlo nos trajo problemas en la delantera, se contrató a delanteros caros – Pereyra y Blanco – con miras a reemplazar a Ávila – y se esperaba financiarlos con los ingresos de su venta, al permanecer en el club Irven terminó ocupando el lugar en cancha de uno de estos jugadores durante la campaña, con resultados generalmente pobres para él y afectando el rendimiento general de estos. A pesar de esto, llegamos a la final, y la perdimos.

En 2016 logramos prestar a Ávila a la Liga Deportiva Universitaria, por un año. Después de seis meses no logró ser titular – en muchos partidos, tampoco logró ser banca – en un equipo en crisis y volvió a ponerse la celeste al comenzar la pretemporada 2017.

¿Qué versión de Irven veremos este 2017? ¿El delantero veloz, inteligente y letal que la rompió en el torneo peruano desde el 2009 al 2014? ¿O el jugador que estábamos desesperados por vender y que no logró asentarse en LDU?

No tengo fe en que se pueda recuperar a Ávila, siento que su contratación se justifica en el temor de que la pueda romper en algún equipo rival y siento que no va a ser solución en la delantera y quitará oportunidades a Pacheco, Rojas y Sandoval. Sin embargo, a pesar de que los reportes de los primeros amistosos no son alentadores, tenemos que esperar, quiero estar equivocado con Irven, su historia con la celeste debería tener un final feliz.

Por -
13 2768
(Prensa Sporting Cristal)

<<No se ponen todos los huevos en la misma canasta>>
Dicho popular

Hace pocos días hemos días hemos visto como el gerente general del club Sporting Cristal, compartía vía twitter el siguiente cuadro

¿Entonces, qué significa esto?…

Lo evidente y claro del mensaje es, mostrar la evolución positiva (descendente) de la dependencia del club respecto a los aportes de la corporación y cómo esto no ha afectado a los resultados deportivos.

Listo, ¿pero hay algo más? Comparto en las siguientes líneas algunas reflexiones que me genera el cuadro del gerente general.

Autosostenibilidad

Más allá de lo evidente desde el punto negocio, que no es sano depender en niveles elevados de una sola fuente de ingreso, 57% en el 2,011 y probablemente fue superior antes, cualquier negocio con ese grado de dependencia está condenado a verse afectado por los movimientos de la fuente, un mal año, significaría un mal año para el club.

Ya esto se había evidenciado en la presentación que hizo Felipe Cantuarias al poco tiempo de llegar a la presidencia, “debemos dejar de ser un equipo comprador y convertirnos en un equipo vendedor” y decía esto referido al dinero necesario para comprar jugadores, comparado con el dinero necesario para formar jugadores.

Sporting Cristal debía migrar de forma de gestión, no podía seguir siendo dependiente de la corporación.

Corporación Backus

La salida de la familia Bentín de la corporación generó, entre muchas cosas, una alerta a la directiva del club, era posible que en algún momento se acabe el apoyo.

Al dejar de ser propiedad de la familia fundadora, cualquier otro propietario no tendría el apego propio del ADN de don Ricardo.

Ya tuvimos un amago de venta con el Sr. Nossar y ese golpe debió, como hizo, despertar la preocupación por el cambio de modelo (se podrá cuestionar la velocidad o los momentos, pero no se puede cuestionar la necesidad del cambio).

Ante la entrada de Ambev, ¿qué podemos esperar? Pues los antecedentes indican que la probabilidad de la venta del club es alta, por lo que independientemente de la necesidad de perder dependencia, la hipótesis de la venta hace aún más necesaria la independencia económica.

(@chinobesc)

Fútbol formativo

La independencia económica tiene como elemento base la generación de jugadores de la cantera. Con esto evitamos pagar cantidades importantes de dinero por jugadores consolidados y podemos beneficiarnos no solamente de buenos jugadores, sino de un ahorro importante y de un ingreso por venta.

En este punto estamos todos de acuerdo que el salto cuantitativo y cualitativo ha sido más que notorio y es ese elemento en el que todos estamos alineados (inclusive los rivales), al nivel que la FPF ha pedido al directivo a cargo del fútbol formativo pase a realizar la misma actividad en la federación.

Sin dejar de mencionar la formación en los principios y valores de la “Raza Celeste” que se inculcan a los muchachos, así como el sentido de pertenencia y cariño a nuestros colores.

(@chinobesc)

Lo que estamos viviendo es resultado de la estrategia definida, no es resultado de una acción individual y una de las consecuencias de ello, es que al ser un acuerdo a nivel directorio, esto se debe mantener en el tiempo, es difícil (pero no imposible) que esto cambie, y para ello deberemos defender todos esto, que es nuestro futuro y el legado para el futuro del club y sus hinchas.

La expectativa no es que el aporte de Backus se elimine, la corporación seguirá siendo un importante elemento de aporte, pues el solo hecho de tener la marca en el pecho de la camiseta significa aportar una cantidad de dinero que lo coloca entre los principales elementos generadores de recursos.

Pero es absolutamente sano, que la dependencia sea de 23% y que siga bajando, ¿cuál es el % ideal?, pues no tengo una respuesta ideal, pero mientras sea menor, mejor será, siendo que ya está en un nivel bueno.

Hacia el futuro, deberemos seguir construyendo un club sólido desde la perspectiva económica, seguir con la estrategia de generación de jugadores, pues hemos visto que funciona.

En el 2016, independiente de opiniones y gustos, se campeonó con una cantidad de jugadores formados en casa impresionante, ¡no olvidaré el partido que le ganamos al Melgar en la última fecha 3 a 2 con una cantidad de jugadores de casa impresionante!

A seguir por el camino Cristal #fverzaCristal

LIMA, 20 DE AGOSTO DEL 2005 ENCUENTRO POR EL TORNEO CLAUSURA ENTRE LOS CLUBES SPORTING CRISTAL Y UNIVERSITARIO DE DEPORTES, JUGADO EN EL ESTADIO MONUMENTAL. CRISTAL GANO POR UN GOL A CERO. FOTO: ENRIQUE CUNEO / EL COMERCIO

El anuncio oficial ya está hecho. José Guillermo del Solar Álvarez Calderón es el nuevo técnico de Sporting Cristal. Chemo regresa a La Florida luego de 10 años. En el 2005 llegó a mitad de campeonato para reemplazar a Edgardo Bauza y nos sacó campeón. El 2006 fuimos eliminados en primera fase de Copa Libertadores (en la memoria queda ese terrible partido que perdimos con Estudiantes de La Plata por 4-3 luego de irnos al descanso ganando por 0-3), y terceros en un campeonato que terminó ganando Alianza Lima.

Chemo regresa luego de haber estado en el banquillo de la Universidad Católica de Chile (2007), la Selección peruana de fútbol (2007 a 2009), Universitario de Deportes en dos periodos (2010 a 2012 y el 2014) y su último paso en la Universidad San Martín de Porres el año pasado. A este recorrido hay que sumarle un amago de retiro de la actividad y un periodo en la que actuó como dirigente del club de Ate.

Las credenciales de Chemo no son sorpresa para nadie. Carga en su activo el habernos sacado campeones hace 11 años y la decorosa campaña que hizo con la San Martín el año pasado. En esta mostró atisbos de buen juego con un plantel de bajo promedio de edad pero que terminó peleando el descenso hasta casi las últimas fechas. Dicen los entendidos que argumentos futbolísticos que sustentan su retorno existen. Eso dicen.

Las críticas, que no se han hecho esperar, apuntan a lo que ya se sabe: José del Solar no puede estar más identificado con Universitario de Deportes. No sólo es declarado hincha del rival sino que ha sido su capitán y hasta se metió a tribuna norte a tocar el bombo. Pocos nombres existen en el medio local que son más identificados que Chemo del Solar con el club de Ate y la mención de todos y cada uno de ellos genera rechazo en la hinchada celeste.

Pero esto, ya lo sabemos, a la dirigencia le importa poco. La identidad nunca ha sido una prioridad para ellos y, si el negocio es bueno, poco importa si el candidato de turno estuviera acusándonos hace pocos meses de comprar árbitros, por ejemplo. Aunque, hay que decirlo, Del Solar no llegó a tales cotas de infamia contra Sporting Cristal. Mando varias pullas hacia nosotros aunque, sujeto respetable a fin de cuentas, nunca con la bajeza de varios otros que comparten su pasión por la camiseta crema.

En todo caso, tal como lo explicara alguna vez el mismo Felipe Cantuarias, el tema de la identidad cervecera para la dirigencia es un tema flexible y complaciente. A estas alturas ya todos saben que en La Florida el tema de la identidad se mide con el slogan marketinero de La Raza Celeste. “La Raza Celeste“, como bien lo sabemos todos, es un conjunto de valores positivos que en teoría definen al hincha cervecero pero que bien lo puede tener cualquier cristiano con independencia de la camiseta que vista. Así, un hincha crema pero que respeta y muestra esos valores, bien puede ser también un representante de “La Raza Celeste“. A eso me refiero con lo de “flexible y complaciente”. Chemo del Solar, entonces, al ser un profesional respetable y un individuo de bien, encaja perfectamente en eso que busca “La Raza Celeste” y, por lo tanto, su inclusión no afectaría – para los dirigentes y el departamento de marketing la agencia de publicidad del club  –  la “identidad” de Sporting Cristal.

Claro, el hecho de que haya tocado el bombo en el medio de la Trinchera Norte pasa – para ellos – a un segundo lugar. Y es que, hay que reconocerlo, ese concepto de “identidad” basado en el cariño que una persona puede tener a nuestra camiseta, el respeto a nuestra historia y a nuestro escudo, es algo que en La Florida ya pasó de moda. Para ellos es otra cosa.

Y en el fondo, hay que decirlo, puede que tengan algo de razón. Pero, ojo, una cosa es que aceptemos en Cristal a un profesional que aporte, que sume y que no le haya faltado el respeto al club. Si bien no es lo que todos quisiéramos, lo toleraríamos. Total, en nuestra historia brilla el nombre de Juan Carlos Oblitas – hito grande dentro de la historia de Universitario de Deportes como jugador y técnico – que sumó campeonatos y hoy es una figura totalmente vinculada a Sporting Cristal.

Pero, si me permites, todo esto que te he contado no marca el problema que yo veo con la llegada a La Florida de Chemo del Solar.

El problema que yo veo es que la llegada de Chemo del Solar no respondería a su capacidad como técnico. Tampoco al hecho de que sea un profesional serio y una persona respetable. La llegada de Del Solar a La Florida se entendería principalmente porque es amigo de los dirigentes. Y lo dígo así, en plural. Es conocida la fortísima amistad que lo une con el gerente general y con algunos de los pesos pesados de la Comisión de Fútbol. Y luego de ellos de varios más que ocupan asiento en la tribuna de honor del Alberto Gallardo.

Chemo puede ser buen técnico, y gracias a Dios que lo sea, pero habida cuenta que su llegada sería por amistad y no por méritos, ten la seguridad que también llegaría si fuera el peor técnico del país. Menos mal, entonces que es un profesional competente. ¿No me crees? Recuerda que su primera llegada a La Florida se dio cuando ni siquiera tenía un logro que mostrar y llevaba pocos meses como técnico de fútbol. Convengamos, entonces, que su capacidad como profesional no sería lo que pesa acá sino el hecho de que es compadrísimo con los que cortan el jamón en La Florida.

¿Y por qué pesa el hecho de que sea amigo?

Pues porque entre bueyes no hay cornadas, pues. Entre amigos nadie se molesta, nadie se pone cabe, todos se soban las espaldas y una mano lava a la otra. Con tanta amistad ahí, ¿quién crees que le va a reclamar algo a Chemo cuando el equipo juegue mal (que alguna vez lo hará)? Y en el mismo sentido, ¿podremos creer que Chemo del Solar reclamará airadamente sus fueros cuando – al igual que se habría hecho tantas veces – desde el Olimpo llegue la sugerencia de que mejor juegue tal o cual jugador para poder satisfacer los intereses que crecen allá en Montevideo? Precisamente esas son las ventajas de estar entre amigos pues. Y como lo dijimos ya anteriormente, en La Florida lo que sobra son amigos. Todos son amigos. Y entre amigos las cosas se pasan por agua tibia, pues. Y cuando alguien apunta a esa cosa tan evidente, pues termina siendo una mala persona. ¿O no?

Entonces, no te dejes engañar. Es probable que el paso de Chemo en Cristal vuelva a ser medianamente exitoso, que le dé un buen manejo al equipo y que a fines del 2017 sumemos la estrella 19. Es posible y ojalá así sea. Dios sabe que nada me hace mas feliz que ver a mi camiseta triunfante. Pero que esos posibles éxitos no nos quiten de la cabeza el hecho de que acá las cosas se estarían haciendo mal. Porque el técnico estaría llegando a La Florida no por capacidad ni por idoneidad sino por simple amiguismo. Y el amiguismo atenta contra ese valor que los americanos llaman accountability y que entenderemos como la obligación de tener que rendir cuentas de sus decisiones. Eso está mal.

Pero no sorprende. Total, en Cristal – donde quienes toman las decisiones jamás son responsables de las consecuencias – todas las decisiones se toman con total irresponsabilidad. Lo de hoy es simplemente extender la irresponsabilidad al técnico. Es más de lo mismo. Y no te sorprendas que, luego de este nuevo paso de Chemo del Solar por el banco celeste, lo terminen invitando a formar parte de la Comisión de Fútbol. Total, esto es un club de amigos y él es tan amigo como el que más.

Bienvenidos al Club Sporting Cristal, hogar de la Raza Celeste.

¿Algo más?

Sí. Las pasiones son fuertes y, más que evitarlas, uno tiene que dejarse llevar por ellas. Era imposible mantenerme alejado. Con este post marco mi regreso como editor y columnista habitual de “El Cristal con que te miro”.

Por -
4 3845
(Prensa Sporting Cristal)

Así les duela somos campeones. Así los periódicos no se vendan como los periodistas quisieran, así el partido no tenga el rating que esperan, así se escuchen cacareos y lloriqueos porque dimos la vuelta con un empate, así quieran hablarnos de la Backus, de que nos favorecen, del gol anulado a Cuesta, de que Gambetta arbitró bien, así nos lloriqueen y así les duela, somos campeones.

Que lindo es ver a Sporting Cristal dar una vuelta. Que lindo es ver todo un estadio pintado de celeste explotar en algarabía luego del pitazo final. Que lindo es ver a los jugadores cantar con la tribuna, abrazarte con tus hermanos celestes. Que lindo es que se te corte la voz y se te caigan las lágrimas de emoción por esta camiseta. Hermanos, 18 títulos no es poca cosa y todo título cuenta, que las comadres se preocupen porque ya se acerca Sporting Cristal.

Gracias Mariano

Se fue Mariano, un trabajador incansable y excelente persona que nos dio un título más y quedará como tal en la historia del club. Le deseo lo mejor porque se lo merece, pero sentí un alivio tremendo tras su partida. Su continuidad no era buena ni para él ni para nosotros, la relación estaba totalmente desgastada y el 2017 pintaba como un año terrible para el club.

Hoy queda agradecerle a este gran profesional por darnos 2 años y medio de su vida,  por ser parte del título del 2014, por darnos el título del 2016 y por trabajar en querer seguir haciendo grande la historia de Cristal. Hay que reconocerle que supo aceptar que sus formas nunca iban a funcionar y que para lograr el objetivo había que variar. Probablemente esto fue lo que más lo desgastó, estoy seguro que el Sporting que jugó contra La Bocana no fue el SC con el que soñó, menos el de las instancias finales, pero lamentablemente vimos muy poco de ese SC que Mariano imaginó. Mariano nos dio un Cristal deslucido y creo que así como nosotros no estábamos contentos con ese Cristal, Mariano nunca lo estuvo tampoco.

En todo caso gracias por tener la hidalguía de dar un paso al costado, los valientes se ven en las decisiones más difíciles.

La Copa

Nos tocó un grupo difícil, pero no imposible, me animo a decir que es muy similar al del año pasado o incluso más accesible. Atlético Nacional era un monstruo, Huracán venía de ser finalista de la Sudamericana y Peñarol siempre será duro. Este año tenemos al Santos de Brasil, al Independiente Santa Fe de Costas y un tercer equipo que saldrá de una serie de enfrentamientos entre Cerro de Uruguay, Unión Española de Chile, The Strongest, Montevideo Wanderers y Universitario de Sucre. No nos vamos a enfrentar a ningún cuco, pero somos un equipo peruano y nos va a costar mucho.

En 1997 estuvimos muy cerca de quedar fuera en primera fase, clasificamos a octavos básicamente porque en esa época clasificaban 3 de cada grupo (clasificamos terceros) y los grupos estaban compuestos de 4 equipos, 2 de un país, 2 de otro. El otro era Alianza, así que imagínense por qué pasamos a octavos. Luego de eso la cosa cambió, tuvimos un partido bisagra con Vélez en Argentina y la historia que sigue ya la conocen.

El objetivo debe ser pasar a octavos, luego de eso ya se ve, todo puede pasar. No creo que sea imposible, pero va a ser muy difícil lograrlo. En todo caso, ¿cuando fue fácil?

Salud Campeones, disfrutemos lo que queda del año, el 2017 será difícil, muy difícil.

SOCIAL

28,582FansMe Gusta
31Suscriptores+1
9,025SeguidoresSeguir

Escriben

1614 PUBLICACIÓN47 COMENTARIOS
157 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
66 PUBLICACIÓN444 COMENTARIOS
53 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
43 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
32 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
29 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
26 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
21 PUBLICACIÓN11 COMENTARIOS
8 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS