Autores Publicado porRodrigo Rebagliati

Rodrigo Rebagliati

18 PUBLICACIÓN 3 COMENTARIOS

Por -
3 1684
(El Comercio)

Un año más, la Copa Libertadores nos golpea fuerte. Nos hace ver nuestra realidad internacional, nos hace darnos cuenta de absolutamente cada una de nuestras falencias, además de dejarnos enormes dudas sobre lo que puede llegar a hacer el equipo en este torneo y en el campeonato local.

Ayer, a pesar que muchos digan lo contrario, vi un equipo que transformaba la tenencia de la pelota en situaciones de gol, lamentablemente sin concretar; sin embargo, también vi un conjunto que sin la pelota se veía totalmente desorientado. Esto te lo demuestra el mismo partido, ya que mientras más tenía la pelota Cristal, más peligroso era, pero cuando la perdía, los espacios se notaban y los locales encontraban oportunidades.

Hay dos maneras de contrarrestar este problema:

  1. Buscar la recuperación rápida de la pelota con una presión alta, lo que te lleva a arriesgar y si el quite no se logra, dejar espacios y permitir que un rival efectivo (como el de ayer) te meta los goles que quiera.
  2. Replegarse. Así como en las finales del 2016, el equipo podria optar por retroceder unos metros cuando se pierde la pelota, lo cual haría que la pelota se recupere en un plazo más largo, pero que también ayudaría a dejarle menos espacios al equipo contrario.

Hay partidos que piden realizar una de las 2 opciones durante los 90 minutos, otros que te piden alternar entre ambas, lo cierto es que hoy veo que los de ‘Chemo’ dejan terribles huecos en la primera y no se animan a hacer la segunda. Por lo que quedamos demasiado expuestos a la hora de defender, sea la manera que sea.

Por suerte tenemos una para que ojalá le sirva a Del Solar para corregir la defensa y perfeccionar el ataque, porque si queremos aspirar a la clasificación así, va a ser muy difícil.

¡Fuerza Cristal!

Por -
0 2104

Maravillados todos por el juego del último fin de semana, en el que Sporting Cristal ganó, goleó y, lo más importante a estas alturas, gustó. Hay algo que me parece más importante destacar que la ejecución (que fue perfecta) y es la intención. No hubo un solo momento en el partido en el que el equipo no este seguro de lo que quería y que no se aferró a eso.

Dudabamos mucho de esta propuesta por los que la iban a ejecutar. Todo comenzaba con Cazulo y Abram, dos centrales que el año pasado se cansaron de tirar pelotazos largos, pero que este año les cambiaron la mentalidad, en base al convencimiento que tiene el DT de lograr ejecutar esta idea tan compleja. Además de añadirle un gran intérprete como Mauricio Viana, que les da una solución más. Estos dos jugadores, adecuándose al pedido, le dieron inicio al equipo, salida limpia y arranque por el piso. Matando espacios, cubriendo los del rival y apagando los pocos incendios generados por errores en dicha salida (los cuales siempre estarán) con su debida punta pa’ arriba, como manda el manual.

Evidentemente esto no es solo de los zagueros, porque con un 6 que se mete entre los dos para cubrir su apertura, sumándole la trepada de los dos laterales para darles una opción más de salida, siguiéndola por un arquero que juega de líbero y que es opción de pase siempre, con un Lobatón que se acerca y que todos sabemos que si se la das, el siguiente pase también va a ser correcto y por último con la movilidad de todos los de arriba, todo se hace más fácil.

Salida de Sporting Cristal 2017 (line-up)

Los 11 que salen a la cancha ofrecen variantes, le ofrecen opciones al compañero que la tiene para seguir pegados a la idea, a esa idea que, de muy buena manera, el entrenador ha sabido transmitir a sus jugadores y que ojalá se mantenga a lo largo de todo el año y que algunos posibles fracasos no nos hagan cambiar. Vamos paso a paso y con tranquilidad, pero si esto sigue, estaremos para cosas grandes. Tal vez no este año, pero mientras más dure el compromiso, más va a durar el éxito.

Por -
1 4105
(Prensa Sporting Cristal)

Nuevo año, nuevo comienzo, nuevo plantel, nuevas ilusiones. Como cada enero, comenzamos todos ilusionados, todos maravillados con el plantel armado y con las nuevas figuras seleccionadas por el DT y dirigentes. Todos armamos nuestro 11 y es justo de eso de lo que quiero hablar.

En los últimos 5 años Sporting Cristal ha alcanzado 4 finales nacionales y tres campeonatos comandado por dos líderes principales: Jorge Cazulo y Carlos Lobatón. En las temporadas pasadas, era impensado desprender de uno de estos dos en el 11 inicial; sin embargo, este año se ve la peculiaridad que, en muchos casos, no está alguno de los dos y en algunos otros, ninguno de los dos.

En lo futbolístico, esta decisión es algo con un gran nivel de sentido, y no solo porque estos dos históricos vienen en un lógico descenso, sino porque vinieron dos grandes jugadores para reemplazarlos como lo son Joel Sánchez y Renzo Garcés. Pero lo futbolístico, sin el apoyo psicológico y de experiencia no sirve. Se habla con mucha ligereza de sacar a dos jugadores que han sabido llevar a un plantel al éxito durante 5 años, y que es evidente que los demás jugadores los necesitan como su guías.

Estoy seguro que si ‘Chemo’ determina sentarlos, ellos lo van a aceptar y van a tratar de apoyar al equipo desde donde estén, pero me parecería una locura dejar a un grupo de grandes jugadores sin sus dos principales cabezas desde el inicio del año, y más en un certamen como la Copa Libertadores que necesita en exceso (y más nosotros) jugadores que pongan la cara en momentos complicados que sin duda vamos a tener.

Espero que el equipo pueda ganar y, sobretodo, jugar bien y estoy seguro que, aunque no parezca mucho en lo futbolístico, ‘Piqui’ y ‘Loba’ van a ser determinantes en este camino en el que todos nos vamos a meter para conseguir el éxito.

¡Fuerza Cristal! ¡Salud Piqui! ¡Salud Loba!

(Prensa Sporting Cristal)

Un buen (pero para nada determinante) resultado, en una cancha complicadísima ante un rival que -al parecer- no estuvo en su tarde, ya que no generó la enorme cantidad de situaciones que normalmente tiene cuando juega en condición de local.

Pero, ¿por qué se dio eso?

Seguro has leído y escuchado en cada medio que Melgar siempre fue el que propuso y que Cristal hizo un partido pobre, cobarde, etc. Sin embargo, yo vi otro partido y lo quiero compartir. Vi un equipo que -en base a una idea propuesta- controló el partido y no fue precisamente el rojinegro. Desde el inicio (a pesar de que Mariano diga lo contrario), Cristal salió a esperar a Melgar. Le bloqueó cada pase, cada movimiento ya coordinado y estudiado y, a la vez, le pudo generar cuando logró salir en bloque o en alguna pelota parada.

¿Cómo llegó el gol? Luego que (tras una mala salida larga) el equipo quedó mal parado por primera vez en el partido. Melgar convirtió y fue recién ahí cuando el Sporting decidió salir a jugar, a ser un equipo ofensivo y, por lo tanto, consiguió el tan ansiado empate. Después de esto quedamos ilusionados, creyendo que se iba a buscar más; sin embargo, el equipo volvió a retroceder, haciéndolo de nuevo con éxito. Se aguantó y se defendió un resultado positivo anulando la mejor virtud del rival, que es contragolpear, matar con los espacios, a pesar que, a la vez, bloqueábamos la nuestra.

Es evidente que todos preferimos otra forma, que vemos más conveniente una propuesta que otra. Pero, sinceramente, a esta altura del año, todo esto queda de lado. Hay que jugar estas finales pensando mucho en el rival, en como anularlo y, en base a eso, poder golpearlos. Este domingo se juega la vuelta y ante un Nacional lleno no estoy seguro si Cristal va a salir a dar un show futbolístico, pero estoy 100% seguro que se va a plantear lo que pide el partido con toda la convicción y fe necesaria ¡Apoyemos todos que este domingo podemos ganarnos una alegría enorme!

Por -
1 2198
(Prensa Sporting Cristal)

A lo largo del presente año, nuestro Sporting Querido no ha sido regular en cuanto a su juego. Chispazos que enamoran como los partidos en Matute, Parque Patricios y Ayacucho, son esos que a cada hincha celeste lo emocionan, esos que impactan tanto, esos en los que el resultado lo dejamos de lado para aplaudir al equipo que hace lo que queremos ver.

Hoy, luego de mucho tiempo, puedo decir que el Cristal que vi me emocionó. Y no hablo de la emoción que le generaría a cualquier hincha de los otros 15 equipos del campeonato, que es la de campeonar. No, hablo de lo que le emociona realmente a un hincha de Cristal, y es deleitarse con el juego de su equipo. Ganar, golear y gustar; con una de esas no somos felices, queremos la tres, justamente por que somos Sporting Cristal.

Equipo enchufado, intenso y con el toque preciso. Un segundo tiempo que matábamos cuando teníamos el manejo de la pelota por un largo rato y también cuando recuperábamos y salíamos a máxima velocidad con, por lo menos, 5 jugadores. Individual y colectivamente, creo que el equipo de Mariano Soso puede estar comenzando a llegar a su máximo potencial.

Siempre está la otra cara, y es que, ¿por qué ya habiendo tenido partidos así, hemos vuelto a ver a un conjunto pobre, sin ideas y sin la capacidad de ganar en el Gallardo, al menos? Tengo todo el deseo y confianza en que esto no va a volver a ser así, ya que hoy estoy seguro que tanto el grupo como el comando técnico se han dado cuenta que lo que nos va a llevar a todos queremos, es la idea propuesta este domingo. Así como nosotros, quieren que la fiesta en la Av. Caquetá sea completa, con un gran marco de público y un mejor espectáculo en la cancha.

Yo te quiero ver campeón, otra vez.

(Prensa Deportivo Municipal)

Los últimos partidos de Sporting Cristal han generado una desilusión tremenda en absolutamente cada hincha. Incluso en mi, ya que ¿Quién puede estar feliz cuando su equipo juega a depender de lo que propone el rival? Imposible vivir tranquilo. Sin embargo, dentro del optimismo que trato que me rodee, mire el partido del último miércoles contra Deportivo Municipal tratando de encontrar algo bueno, y, aunque no lo crean, lo encontré.

Hace algún tiempo que Cristal juega con un 6 clásico, ancla que se mete entre los centrales y que a la vez le de salida al equipo. Primero tuvimos a Jorge Cazulo, que hacía muy bien lo primero, más no lo segundo. Luego paso a ser Josepmir Ballón, que no hacía ninguna de las dos funciones de la mejor manera. Este miércoles -y en algunas fechas anteriores- (ante la ausencia de Lobatón) se probó en esa posición a Pedro Aquino, jugador categoría 95 que mantiene un nivel progresivo. Me impresionó, me atrapó, me encantó.

Primero, salida siempre limpia. Hay situaciones en los partidos en los que simplemente no se puede arriesgar. Uno de estos es el pase de salida, la cual siempre empezó en Pedro. En esos momentos claves, en los que si te equivocas el rival tiene altas probabilidades de convertir, Aquino no se equivocó nunca. Siempre se la dio a un ‘celeste’ y, sobretodo, se la dio bien.

En ese puesto hay otro rol clave, y es el de ser el tercer central. ¿Qué permite esto? Que ante la proyección de los laterales al ataque el equipo no quede descubierto, si no con tres defensores. Y ‘Pedrito’ supo abrirse un espacio entre Cazulo y Abram para ser un hombre de más contra Moreno y Velasco, y así, ganarles prácticamente durante todo el partido.

Como conclusión, ya me cansé que se hablé de Pedro Aquino como una promesa de la cantera de Cristal, por que él ya no es más esto. Aquino es una realidad y tanto él como el comando técnico tienen que creerlo. Ha sabido demostrar que tiene exactamente lo que requerimos para un jugador en ese puesto. Por lo que les pido por favor que, Pedro Aquino, no salga del equipo nunca más.

(Prensa Sporting Cristal)

A lo largo de todo el 2016, nuestra Reserva viene cosechando resultados impresionantes. Con 12 partidos ganados y apenas 2 empatados, el equipo se posiciona en el primer lugar con una amplia diferencia sobre el máximo perseguidor. De seguir así, su consagración del primer torneo del año para ellos llegará en las primeras fechas del campeonato Clausura.

Como todos sabemos, lo más importante en la etapa que están estos jugadores no son los resultados, si no como van desarrollando sus habilidades y, sobretodo, como se van adaptando a los requerimientos del club para un futbolista.

Con un ya conocido 4-3-3, el equipo de Pablo juega exactamente como manda el famoso ‘manual del estilo’. Dominar al rival en base a la posesion, lo que es nuestra mayor carta defensiva. Laterales 100% ofensivos, centrales con buen toque para la salida, volantes que mueven la pelota de lado a lado buscando el espacio, extremos que van siempre para adentro para generar el espacio a los laterales ademas de poder juntarse con los de buen pie en el medio y un 9 que además de hacer su principal tarea, sabe como unir su bien toque a la circulación de los otros 10.

Y lo que más se quería, lo hacen en cualquier cancha y con cualquier rival. Esto se demuestra con las goleadas ante los clásicos rivales como Universitario y Alianza Lima, además de las grandes cantidades de victorias en provincia.

Lo mencionado nos gusta a todos, más a la dirigencia, pero un problema que venimos sintiendo todos como hinchas es: la identificación. Este plantel tiene huevos, a pesar de los terribles viajes programados en bus, salen a matar, ganar y jugar bien. ¿Son hinchas? Aunque no sea prioritario, les recomiendo ver su celebración luego de ganarle a la U, representa absolutamente todo lo queremos de nuestros jugadores en Cristal.

Finalmente, les recomiendo ir al estadio antes, ya que no se transforma en un fastidio de quedarse horas de horas ahí, si no que da gusto un equipo que juegue bien y a la vez mate por Cristal.

Felicitaciones Pablo, felicitaciones muchachos. Sigan así.

Por -
0 789

Hoy vuelve La Reserva, pero no de la mejor manera. Regresamos con un sabor amargo tras el empate a 2 de los “chibolos” celestes frente al equipo de Alianza Atlético. Principalmente por el resultado y por la actuación en el segundo tiempo, ya que el equipo de Pablo Zegarra ganaba por 2 a 0 y tranquilo.

En el primer tiempo el equipo jugaba el partido como quería, todo se manejaba en base al ritmo de Pedro Aquino, eje del equipo, que con actuaciones como esta le pide una oportunidad a Daniel Ahmed. En respuesta al buen juego que venía efectuando Cristal, llegó el primero de Vega, luego de un buen centro de Flavio Ramirez. El segundo vino con un tanto de Santiago Rebagliati que con un gran pase de Urquiaga logró anticipar a los defensas y meter un cabezazo letal para vencer al arquero. Esta dupla ya suma mas de 20 tantos en el año.

Todo venia perfecto, manteníamos el resultado a favor y, sobretodo, jugabamos bien, pero, en el segundo tiempo todo se vino abajo. Después de la salida de Pedrito, los celestes dejaron de controlar las acciones del juego y, lamentablemente, arrancaron los errores infantiles tanto en salida como en la marca. Así llegaron el descuento y el empate de Alianza Atletico, ambos por la vía penal.

Ojalá el equipo logre levantarse de este mal resultado, para que puedan mantener el buen juego que vienen demostrando en los últimos partidos, por que de eso nos tenemos que preocupar en estas categoría: LA FORMA CÓMO JUEGA CRISTAL.

Por -
1 847

La reserva, luego de 7 fechas mantiene un nivel irregular en cuanto a resultados pero muy bueno si hablamos de rendimiento (que es lo más importante debido a que los resultados de este torneo casi no influyen pero el rendimiento de cada jugador si, mirando a futuro). Acá se critica que jueguen los mayores, porque le quitan espacio a algunos de abajo que necesitan minutos, pero en lo últimos partidos, se ha visto un gran aporte de los jugadores que bajan del primer equipo, tanto de Renzo Sheput, como Alberto Rodriguez y el mismo Joazinho Arroe. Igual esto no quita que Beto Da Silva, Carlos Grados, Brian Bernaola, etc. deberían estar jugando en primera. Por otro lado, esta combinación de habilidad y experiencia hizo que Cristal tenga un gran nivel y mejores resultados en las primeras fechas del campeonato, ganando las dos primeras, para después ganar la 3era pero por un error casi imperdonable perder los puntos en mesa (poner 4 jugadores mayores de la edad reglamentada), metiendo una victoria importantísima en Ayacucho y finalmente la caída en los dos últimos partidos, el empate con Cienciano y la derrota con Melgar (rival directo). Como siempre, y como venimos repitiendo, acá, en La Reserva, queremos analizar rendimiento tanto individual y colectivo y no tanto los resultados (que igual deberían ser consecuencia de el buen juego), acá comenzamos:

Colectivamente: El equipo cada vez está mejor, siguiendo ese famoso estilo que se busca en cada categoría del club y con un DT que, al parecer, cada vez se entiende mas con este gran plantel que tiene y logra aprovechar al máximo las habilidades de cada uno de sus jugadores para así favorecer el nivel de su propio equipo. Jugando siempre de adentro hacia afuera, buscando darle intensidad con la pelota y agresividad sin ella, Cristal ha conseguido 10 puntos que deberían ser 13 por un error reglamentario y que deberían ser 15 si hablamos de rendimiento (por el rendimiento contra Cienciano). Simplemente felicitar a Pablo Zegarra por este gran trabajo que está siguiendo, y por demostrar que más adelante, podría agarrar el buzo del primer equipo.

Individualmente: Un equipo con grandes nombres, que, a mi parecer, si jugara Primera Division, haría una campana como para llegar a un torneo internacional. Jugadores envidiables por cualquier equipo mayor, nosotros los tenemos en La Reserva, lo que no es bueno pero habla del gran plantel que tiene Cristal. De los mayores podemos hablar de Rodriguez, que está demostrando que ya está listo para jugar en el equipo de Ahmed, jugando con esa tranquilidad, pero al mismo tiempo concentración de siempre le ha aportado mucho a La Reserva. Los otros de arriba están aportando con experiencia y también habilidad, como Sheput. De los de abajo, podemos hablar de muchos, del alto nivel de Beto, Bernaola, Grados, Aquino (sobretodo él), Ramirez y Rojas, por dar un ejemplo. Consideramos que ya que este ano darles participación en el primer equipo es muy difícil, el próximo ano deberían estar, la mayoría, por lo menos entrenando con el primer equipo, han ido demostrando que lo merecen y que mejor que apostar por gente que todavía tiene mucho por dar y que son de la casa?

Se viene un buen descanso para los jugadores, hay que esperar más de un mes para el siguiente partido, que es contra un clásico rival como es Alianza, y como siempre, hay que ganarlo. Fuerza Cristal toda la vida!

El partido que nos deja afuera, el partido que nos quita la ilusión de tener la Copa más grande de Sudamérica en nuestras manos, de dar un gran paso internacionalmente y de volver a ser un equipo importante en el extranjero. Se puede buscar culpables: errores de los jugadores, del DT, de los dirigentes en diciembre, de los árbitros o cualquier tipo de cosa. Pero acá vamos a buscar el error colectivo, destacar los méritos del rival y también, destacar lo que hizo Sporting Cristal.

Cristal cambió de sistema, del clásico 4-3-3 pasó a jugar 4-2-2-2 con Josepmir Ballón y Jorge Cazulo en la primera línea de volantes. Horacio Calcaterra y Carlos Lobatón estuvieron de interiores, y se dejó a Irven Ávila y Sergio Blanco como puntas arriba. Por su parte, Club Guaraní planteó un 3-5-2, con dos laterales-volantes que hacían todo el recorrido, tres centrales que dieron un sólo espacio en todo el partido (aprovechado por Cristal), y dos más arriba que no se cansaron de presionar los 90′.

¿Quién ganó el duelo? Tácticamente, Guaraní. El planteamiento de los paraguayos nunca dejó jugar a la celeste, sin espacios, obligándolo a tirar centros (que es lo que peor hace) y con jugadores imprecisos, Cristal nunca pudo encontrarse. Guaraní ejerció una presión intensa durante 25′ del PT, complicándole siempre la salida a Cristal, obligando al pelotazo de Luis Abram o Renzo Revoredo. Después de su gol retrocedió y, a pesar que nunca es bueno estar cerca a tu arco, Guaraní lo manejó muy bien, esperando siempre en su cancha, no nos dejó superar los 3/4 de cancha con facilidad.

Cristal con su 4-4-2 trató de juntar a los que mas saben, Lobatón, Ballón, Calcaterra y Ávila, un equipo que siempre buscó por el medio y que quiso aprovechar la salida de sus laterales, la cual nunca se dio. Como nunca se produjo la salida de los laterales de Cristal y ante la falta de extremos, los laterales paraguayos siempre pudieron jugar más adelantados, complicando a Cristal defensiva y ofensivamente, ya que llegábamos con poca gente a diferencia de la visita. Ante la falta de espacios, Cristal recurrió, en exceso, a los pelotazos al área que no se lograron ganar.

Con un buen replanteo de Ahmed (Picante x Estrada), Cristal comenzó el ST en busca de la clasificación. Con más gente, más salida de los laterales, con un Guaraní completamente atrás y, sobretodo, con más empuje, Cristal mejoró con respecto al primer tiempo. Pero siguió habiendo el mismo problema, teníamos posesión más no profundidad. Cristal tocaba, la movía a la espera de la generación de espacios, los cuáles llegaron muy pocas veces. Se insistió con los pelotazos, que fueron consecuencia de la desesperación por la falta de espacios; y de nuevo, no se encontró nada.

Podemos destacar cosas de la campaña, sí. Cristal siempre intentó, no dejó que nadie lo supere, no dio las facilidades para ser superado, es más siempre priorizo tener el dominio de los partidos. Sin importar lugar, rival, ni nada, siempre se intentó, muchas veces no se consiguió plasmar la idea en la cancha, pero se buscó de la mejor manera. La idea está, se puede discutir las formas de ejecución, elección de jugadores, o diferente tipo de cosas, pero esa idea, esa forma de ver el fútbol y de buscar los mejores resultados nos va a llevar a lo mejor. Nos diferenciamos del promedio del país, no tenemos miedo de nadie, no jugamos pensando en reducir las habilidades del rival, sino mejorar las nuestras, siempre mediante la pelota. Jugamos de igual a igual con Racing Club (último campeón Argentino) y con Guaraní (equipo más goleador de Sudamérica). Esta idea nos va a dar mucho, no sólo por resultados, nos vamos a sentir orgullosos de la manera en la que juega Cristal, tanto acá como afuera, vamos a volver a ser ese temible equipo que sabe como mover la pelota, y que sabe como dominar a sus rivales mediante el principal arma del fútbol, la pelota.

Ahora, después de esta eliminación toca levantar cabeza, ir para adelante y volver a demostrar nuestra supremacía en el campeonato local, ¡Vamos Sporting Todavía!

SOCIAL

28,295FansMe Gusta
30Suscriptores+1
8,634SeguidoresSeguir

Escriben

1216 PUBLICACIÓN43 COMENTARIOS
147 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
63 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
58 PUBLICACIÓN397 COMENTARIOS
41 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
29 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
24 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
22 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
18 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
18 PUBLICACIÓN7 COMENTARIOS
18 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS