Autores Publicado porAlex García

Alex García

62 PUBLICACIÓN 410 COMENTARIOS
"Si lo valoro cuando le gano -podría decir-, no lo debo despreciar cuando me derrota, porque estaría quebrando una línea de equilibrio que debo proteger desde mi posición de hincha ideal, acorazado de toda mezquindad" Extracto del relato: "Aplauso al enemigo" Autor: Emilio Lafferranderie

Por -
16 3248
(Prensa Sporting Cristal)

Mi saludo fraternal y espontáneo a Francisco Lombardi, miembro de la comisión de fútbol de Sporting Cristal, en estos momentos en que los resultados no acompañan al equipo rimense tanto en la Copa Libertadores como en el Torneo de Verano. Concuerdo con Lombardi: Hay jugadores que no han respondido a las expectativas, hay errores en la dirección técnica por corregir para hacer más vertical el juego del equipo, y como esto es fútbol, todos estos cambios se lograrán con más trabajo.

Discrepo con quienes señalan a Lombardi como un hombre que vive de sus logros pasados en la entidad bajopontina, donde consiguió un tricampeonato y una final de Libertadores. Cuando Lombardi regresa al club en 2012, convocado por Federico Cantuarias para conformar la comisión de fútbol con otros ex dirigentes celestes, Sporting Cristal llevaba SEIS temporadas sin campeonar.

Desde que la comisión de fútbol fue creada en 2012, Sporting Cristal ha logrado tres títulos nacionales (2012, 2014 y 2016), un sub campeonato (2015) y un tercer puesto (2013). Estos logros permitieron al club salir de una crisis económica que arrastraba desde inicios de 2010 y es por eso que Lombardi tiene la confianza de los dueños del club (La Corporación Cervecera).

La realidad del club Sporting Cristal

Sporting Cristal es:

  • Una Sociedad Anónima desde 2005, temporada en la cual campeona dirigido por José ‘Chemo’ del Solar.
  • Un club formador desde la reforma llevada a cabo por Alberto Giraldez y Telmo de Andrés, reforma lograda por el esfuerzo de Carlos Benavides.
  • Un club autosostenible, según lo manifestado en una entrevista por el actual presidente del club Federico Cúneo. Por eso maneja un presupuesto bajo comparado a nivel del continente, y ya no es el club comprador “rompe mercado” local.

Ser un club formador es clave para entender muchas decisiones en el Sporting Cristal actual.

Contra todo lo que compite Sporting Cristal

  • Un torneo local malo por sus malos campos, su difícil geografía y sus equipos en crisis, lo cual perjudica que los jugadores jueguen con ritmo internacional.
  • La Federación Peruana de Fútbol no dicta normas efectivas para proteger la inversión de clubes peruanos en Fútbol Formativo. El caso de Paolo Guerrero o ‘Beto’ Da Silva -que se fueron sin dejar un sol- se puede repetir. A pesar de esa incertidumbre legal, Cristal sigue invirtiendo en formar jugadores.
  • Hay refuerzos que no quieren venir a un torneo como el peruano. Por ejemplo, el mérito del Gerente de Fútbol de Sporting Cristal, Alfonso García Miro, para buscar, encontrar, contactar y convencer a Mauricio Viana de venir al Perú fue un gran logro que tuvo un gran riesgo, dado que Viana no había jugado los últimos cinco meses en su club de México. Un jugador con potencial pero inactivo, con historial de operaciones médicas, o con problemas de conducta, cuesta menos. Hay otros con potencial que no quieren venir a un torneo como el peruano.
  • El tiempo de madurez de los canteranos. Como dijo Lombardi en 2013: “Los jugadores potenciados del formativo de Cristal demoran en madurar y por ende en consolidarse. Por eso, es utópico pensar que Cristal pueda competir sólo con canteranos. Se necesita gente de experiencia y refuerzos extranjeros para ser competitivos y tentar siempre el título”. Y puede salir un jugador como Pedro Aquino o Alexis Cossío. ¿Quiénes no son potenciados? Los formados a partir de la llegada de Alberto Giraldez en 2013 porque tienen una formación uniforme.

Cristal basa sus decisiones condicionado por ser un club formador: La mala experiencia con Roberto Mosquera para promover canteranos llevó a la comisión de fútbol a contratar entrenadores con perfil de formadores: Claudio Vivas, Daniel Ahmed, Mariano Soso y ahora José Del Solar.

Cristal trabaja a largo plazo por lograr un estilo de juego que guste y sea competitivo a nivel internacional. Para eso forma canteranos con el estilo de posesión de balón y renueva en primera al 80% del plantel por más de una temporada. Este 2017, Cristal prestó diez juveniles a clubes locales para que tengan ritmo de competencia. En 2018, ellos reemplazarán en el primer equipo a quienes se irán. Un recambio natural.

Como vemos, Sporting Cristal compite a nivel internacional saliendo de un torneo local pobre. Cristal se refuerza con lo poco que consigue venir. Al conocer esta realidad, no seré de los que critican con virulencia por un mal resultado. Prefiero ser de los que saludan y valoran el esfuerzo por revertir esta situación de quienes conforman Sporting Cristal. Y aún no doy por muerto a Cristal en esta Libertadores 2017. Porque no soy de los que da por muerto a Cristal.

Por -
4 2039
(Prensa Sporting Cristal)

Hay que ganar, cervecero. Este martes 18 de abril, en el Estadio Nacional, Cristal se juega la vida en la Copa Libertadores ante una de las mejores versiones de los últimos años de The Strongest de Bolivia. Y el pueblo cervecero, el que pone el pecho en las malas, el que deja la garganta, el que te sigue a todos lados, te alentará hasta el final, Cristal. A esta hinchada, muchachos, sé que el once de Cristal no les va a fallar.

The Strongest ha logrado un juego intenso y efectivo en ofensiva de la mano de su director técnico, César Farías; sin embargo, para el cotejo copero en Lima no contará con tres piezas claves en su esquema: Pablo ‘El Pájaro’ Escobar, el centrocampista Walter Veizaga, y el defensor Marvin Bejarano. Las ausencias de Escobar y Veizaga dejarán en orfandad al peligroso volante Alejandro Chumacero.

Según diversos medios, el uruguayo Matias Alonso reemplazaría a Escobar, Diego Wayar a Veizaga y Agustín Jara a Bejarano. Estás bajas serían fundamentales debido a que The Strongest basa su juego en la verticalidad del medio campo y el recorrido ofensivo del “Pájaro” Escobar. Y Cristal tiene jugadores de buen toque que pueden ganar el medio campo: Carlos Lobatón, Joel Sánchez, Horacio Calcaterra y Pedro Aquino.

En los partidos de The Strongest se aprecia que sufre mucho cuando le desbordan por los costados y que sus volantes de marca no cierran a quienes rematan de media distancia. Cristal tiene como hacer daño por un lado con Jair Céspedes. En remates de lejos tiene a Cristian “Tití” Ortiz, Gabriel Costa, Horacio Calcaterra, Carlos Lobatón, y si la bola queda picando está Rolando “El Toro” Blackburn para añadirla.

Lo demás es marcar la pauta con buen fútbol y ponerle esa actitud luchadora que nos hace querer tanto a la gloriosa celeste de Sporting Cristal. Porque estos son los partidos en los que se hace historia, estos son los que nos gusta ganar a los celestes. Que no me vengan a vender clásicos de antaño como muestras de fútbol peruano, cuando el buen fútbol, el de verdad, se vive y se respira en la Libertadores.

Y ahí estaremos, una vez más, con Sporting Cristal en la Libertadores: Para medirnos con otro campeón de afuera, para ponerle ritmo y toque rimense a esta Copa, y sobre todo, para demostrar coraje, como en tantas noches gloriosas nos regaló Cristal. Y este martes ahí estaremos para poner el pecho y dejar la garganta; ¡Porque este martes lo ganamos, carajo! y en todos lados escucharán rugir al Nacional: ¡Fuerza Cristal!

Por -
2 1060
(Prensa Sporting Cristal)

Interesante fue el trámite del encuentro entre Sporting Cristal y Sport Rosario, el cual culminó con triunfo rimense por un gol a cero, resultado mezquino dado que los celestes perdieron más de una clara ocasión de gol. La poca efectividad de los rimenses, el cambio de esquema del segundo tiempo y el aguerrido pero limitado juego del conjunto huaracino nos regalaron un espectáculo luchado pero deslucido.

Sport Rosario apeló nuevamente al libreto de cortar los circuitos de Cristal al medio y apretar a los extremos, lo cual le fue dando resultados, porque, tanto Gabriel Costa como Christian Ortiz por los extremos se muestran erráticos. Si a eso le sumamos a Edinson Chávez descolgándose para centrar mal, el partido pintaba para que Rosario lo gane de contragolpe o con un gol de córner.

Entonces ‘Tití’ Ortiz dejó el extremo -donde era hasta ese momento intrascendente- y desde el medio, bordeando la media luna rival, marcó un golazo de media distancia. En el segundo tiempo, con el ingreso de Pedro Aquino y Rolando Blackburn, Cristal apeló a jugar con dos puntas: Balón largo a Blackburn, pivoteo a ‘Tití’ y así, ir avanzando. José Del Solar recurrió a variar el esquema de acuerdo al trámite del partido.

A Cristal le está faltando efectividad de cara al gol. Por eso, sería bueno un replanteo de ‘Chemo’ Del Solar en cuanto al esquema y los jugadores con los cuales mejorar la producción de goles. Ortiz o Costa ya demostraron ser más peligrosos por el medio y poco efectivos como extremos. Irven Ávila, Joel Sánchez y Diego Ifrán le dan movilidad al ataque, pero no le agregan contundencia.

Como previamente mencionado, el ingreso de Rolando Blackburn al partido nos recordó un juego conocido: Saque de Viana, pivoteo del panameño a ‘Tití’, quien avanza al ataque. La exigencia para Blackburn es mayor, porque los partidos requieren de un delantero de sus características que gane en el juego aéreo en ambas áreas. Habría que darle más encuentros al ‘Toro’ para que se asiente en el puesto. De no lograrlo, Fernando Pacheco sería la mejor alternativa de nueve.

Queda la sensación que José del Solar aún no encuentra un once rimense al cual darle continuidad y potenciarlo. Quizá sea tiempo de intentar jugar menos con extremos y más con dos puntas, sobre todo contra rivales rigurosos en la marca. En Cristal, laterales, extremos y volantes, lejos de apoyarse, se estorban o no combinan entre ellos, o ganan el costado y lanzan un mal centro o un buen centro al cual no llega el nueve.

Se puede seguir intentando hasta que salga bien. O se puede cambiar.   

Por -
6 1911
(Prensa Sporting Cristal)

Tres cosas antes de describir mi deseo de ver al equipo de Sporting Cristal que plantearé más adelante:

  1. Premiar la individualidad en un juego donde lo primordial es lo colectivo, es uno de los grandes males justificados por la FIFA, en favor de intereses mercantiles, por encima del valor de un equipo. Es un error destacar a un solo jugador por sus cualidades (por más extraordinarias que sean) en un deporte donde se gana por el esfuerzo colectivo. Son los equipos los que ganan los partidos y, por ende, los campeonatos.
  2. Mi respeto a quienes han dedicado o trabajan en la profesión del fútbol. Podemos molestarnos o no estar de acuerdo con el desempeño de jugadores o técnicos, sin embargo, pasado el malestar, llega el momento de respetar a los profesionales quienes dedican su vida, en este caso, a la pasión del fútbol. El equipo que plantearé es un deseo de hincha: Es lo que quiero ver. No es mi idea fungir de director técnico.
  3. Estos días me dediqué a ver diferentes encuentros del Cristal de “Chemo” del Solar y decidí hacer un equipo, de acuerdo al rendimiento de los jugadores como colectivo, su efectividad ante el arco contrario y el respeto del fútbol formativo.

Dicho esto, el Cristal que quiero ver es: Mauricio Viana en el arco; Renzo Garcés y Luis Abram de centrales. Jorge Cazulo y Jair Céspedes de laterales. Pedro Aquino, Horacio Calcaterra y Carlos Lobatón en la volante. Irven Ávila, Christian Ortiz y Rolando Blackburn en la delantera.

Por los recorridos y la velocidad que posee, Cazulo me resulta más productivo como lateral derecho. Me puede dar mucho más que Renzo Revoredo, porque el ‘Piki’ es más ofensivo y rápido. Con Cazulo de lateral, permitiremos que Garcés y Abram, quienes en Libertadores mostraron buen nivel, se desarrollen y consoliden de centrales. A Edinson Chávez lo prefiero de volante por su talento, gambeta y remate de lejos.

En la volante, Aquino está en gran momento, es joven, tiene buen toque y mejor quite, por tanto, debe ser la salida limpia del equipo desde la contención, apoyado por Calcaterra quien hace una labor intensa de mixto y tiene gol cuando encara. De creativo, Lobatón mostró su mejor juego con Cristal cerca del área ofensiva. Sin embargo, el reemplazo de Lobatón debe ser Gabriel Costa.

Costa debe convertirse en el diez de Sporting Cristal del futuro próximo. Cada vez que Costa se va hacia el medio, crea peligro con velocidad, da pases y centros como en el gol de Ifrán en Sullana además tiene buen remate de media distancia. Como extremo le cuesta más. Si Cristal juega con falso nueve, este debería ser ‘Titi’ Ortiz, aunque me gusta más el recorrido de Blackburn para ganar en juego aéreo.

Adelante, Ávila se asocia mejor con los volantes y laterales celestes. Por el otro extremo ‘Titi’ es rápido. Las otras opciones son Alexis Rojas y Fernando Pacheco, quien tiene condiciones para ser un gran nueve. Pacheco debería tener mayor oportunidad de alternar, sobre todo ahora que Ray Sandoval entrena en reserva por orden de Del Solar. A Diego Ifrán y Joel Sánchez los pondría con el marcador a favor para jugar de contragolpe.

Este equipo es un deseo, por lo visto en el campo de juego, en las presentaciones de Cristal. Obviamente, José Del Solar, Jorge Soto y Manuel Barreto son profesionales de fútbol, entrenan a los jugadores y es respetable al equipo que envíen cada partido al campo de juego. Ojalá acierten más para que el equipo vuelva a mostrar el buen juego y, sobre todo la efectividad.

Por -
10 1547

Hace unos días, leyendo las crónicas de Dante Panzeri escritas entre 1965 y 1975, encontré una referencia sobre como, hasta el día de hoy, se mantienen ciertos engaños los cuales, a fuerza de repetirse, terminan por consolidarse como verdades. Antes, como ahora, los periodistas inventaban estas frases para ocultar un espectáculo pobre. Por ejemplo: “Mentalidad ganadora” es una frase hueca que se usaba para el halago.

Y señalo eso por que hoy hay algo con lo que no estoy de acuerdo. Me refiero a la idea de: “El 9 que juega para el equipo y no el equipo que juega para el 9”. Recordemos: todos los jugadores juegan para su equipo, en equipo, porque son un equipo. Desde dónde yo lo veo, esta frase se usa para evitar criticar al 9 que no hace goles y realzar sus esfuerzos. Por eso la mención se complementa con referencias adicionales a lo que se hace en el campo: “Baja a defender”, “Se desgasta chocando con los defensas”, etc.

No pienso caer en ese coro de lamentos. Menos ahora que Cristal lleva varios encuentros sin ganar. El problema en Cristal es que al cervecero le anulas a los extremos y se vuelve inofensivo porque quienes atacan por el centro no tienen gol. Esto se debe a que Diego Ifrán se recoge fuera del área para distribuir a los costados y cuando va a ocupar el lugar de centro delantero no llega a los centros o pierde en el choque con centrales.

A este problema se suma Joel Sánchez quien le da movilidad a Cristal hacia los costados, pero cuando Ifrán le abre el espacio para que entre por el medio, se hace evidente su falta “de gol. Por eso, hasta ahora no vemos un gol de Joel, o un gol tras un pase suyo. Mucho menos un gol de Ifrán con su asistencia. Y se supone que Sánchez es el 10 de Cristal. Estoy convencido que, si Joel mejora en ese aspecto, Cristal será contundente.

Es interesante como Rolando Blackburn con sólo tres semanas de trabajo aparezca siendo mucho más efectivo como centro delantero celeste. Entiendo que eso se da porque el “Toro” sí se perfila para recibir y rematar, no para seguir tocando. Menos ahora que los extremos están siendo controlados en posta. Además, es mejor opción para el juego aéreo. Eso no significa que jugaremos sólo a tirar centros, sino que con Blackburn se tiene esa variante aérea.

En cuanto a la defensa, el problema es que los volantes mixtos fallan cuando deben salir a presionar o cuando necesitan retroceder a agruparse. A veces se quedan a mitad de camino y no hacen ni lo uno ni lo otro. A esto se suman los espacios libres dejados por los laterales en ataque y vemos como a Cristal le hacen daño por los costados o con pases largos a la espalda de los centrales.

Todo esto se debe resolver en el receso. Antes Cristal jugará contra Independiente Santa Fe en Colombia, quienes harán daño al cervecero con su juego aéreo y su contrapolpe. Por eso, hay que tomar el resultado con muchísima calma. Hay mucho por mejorar y confío que Cristal tiene los profesionales indicados para lograrlo en las semanas del receso.

Conmigo será hasta abril. Regreso con el reinicio del Torneo de Verano 2017.

Por -
13 1367
(Prensa Sporting Cristal)

Un punto de nueve posibles logró Sporting Cristal en las últimas tres fechas del Torneo de Verano 2017. Una goleada propinada por el modesto Cantolao en el Alberto Gallardo fue la última performance que vimos de Cristal antes de recibir este jueves al Santos FC por Copa Libertadores. No sirve hacer dramas, ni lapidar jugadores o pedir refuerzos.

Al once que, por las circunstancias, elabora José Del Solar para este comienzo de Copa Libertadores, le falta mucho trabajo. La falta de ritmo de competencia de Horacio Calcaterra por su reciente nacionalización, de Rolando Blackburn por su tardía llegada, de Christian Ortiz por la demora de su transfer, de Irven Ávila, Pedro Aquino y Brian Bernaola por salir de lesiones, le restan alternativas al equipo a inicios de la Copa.

Aún con todos esos inconvenientes, ‘Chemo’ del Solar logró un equipo que encandila por su propuesta ofensiva de dominio con posesión de balón. Para que esa propuesta se sostenga en la mayor cantidad de partidos, necesitas que por lo menos 18 jugadores de tu plantel dominen los automatismos del equipo. Cristal, hasta el momento, sólo tiene once titulares y pocas alternativas por falta de ritmo competitivo en varios jugadores.

Para el inicio de la Copa Libertadores, el comando técnico rimense debe resolver dos problemas: Las coberturas defensivas que llegan a destiempo y las transiciones ofensivas que se diluyen sin remates al arco ante equipos que neutralizan el medio campo. Traer nuevos jugadores, como un central, no resuelve el problema porque tendría las mismas dificultades de acoplamiento a la propuesta celeste.

(Prensa Sporting Cristal)

Las fallas defensivas se corrigen, en mayor medida, cuando el volante de contención se coloca bien entre los centrales, para que estos ocupen mejor el lugar dejado por los laterales. Cuando el volante de contención no ocupa el centro de la zaga adelantada, provoca que los centrales se junten hacia el medio dejando libre el carril de los laterales en ataque, que el rival explota. Ahí se origina el desorden de las coberturas.

El problema de las transiciones ofensivas ante equipos que presionan el medio campo se resuelve cuando los centrales de Cristal cruzan la línea media y se asocian con los volantes. Aquí es bueno advertir: El esquema de Chemo es muy ofensivo y requiere este tipo de centrales que sepan moverse en el medio campo. Sin ese tipo de salida, el medio campo celeste se torna en un espacio de lucha y el juego se hace friccionado.

Los errores se corrigen con más partidos y más tiempo de trabajo. Meses. Sin embargo, la Copa Libertadores no da ese tiempo que requiere la propuesta para madurar. Este jueves, los rimenses se medirán contra el Santos FC, equipo cuyo fuerte es la salida veloz de sus laterales donde destaca Víctor Ferraz, bien secundado por el creativo Lucas Lima. Arriba ganan los delanteros Ricardo Oliveira y el colombiano Jonathan Copete.

Como todo equipo, Santos FC muestra problemas defensivos entre sus centrales Yuri y Lucas Verissimo, quienes sufren mucho cuando les tocan por bajo; Cristal tiene jugadores adelante que pueden hacerlo. Lo mejor, al margen del resultado, es disfrutar el espectáculo de un partido de Libertadores, cuyo examen es el más exigente para la propuesta de ‘Chemo’ en Sporting Cristal. Esperemos que la apruebe.

Por -
25 2570

Muchos afirman: “El árbitro influyó en la derrota al cobrar un penal inexistente”. Pero ¿Y si el árbitro no se equivocó al cobrar penal? Henry Gambetta está frente a la jugada viendo a Jorge Cazulo desestabilizando con un empujón leve a un Luis Perea saltando, dentro del área. Eso es penal. El buen ‘Piki’ se equivoca al marcar a Perea, porque se pone detrás de él (como lo hace un volante) y no a su lado (como lo hace un central).

Y ese error se debe a que el ‘Piki’, en ese momento, estaba “fuera del partido”. En el minuto 34 del segundo tiempo, Cazulo intenta por enésima vez salir jugando, y envía un pase largo, al vacío, al cual Gabriel Costa no llega. Entonces, alguien (quizás Carlos Lobatón) le reclama al ‘Piki’ que no lance y que juegue. El ‘Piki’ gesticula y grita justificando que hizo bien en lanzar el pase largo.

Hay una frase conocida entre rimenses: “Cuando el ‘Piki’, en la cancha, habla más de lo que juega, se desordena”. Eso ocurrió. La siguiente jugada a la discusión del Piki, Salomon Libman saca el balón hacia el medio, donde Cazulo no la puede controlar de pecho. La pelota la toma un “canalla” y origina un ataque que culmina en el lateral del cual lanzan el centro a Perea. Y el ‘Piki’ lo desestabiliza con un empujón leve, como si estuviera en medio campo.

Luego del penal, Jorge Cazulo se dedicó a hacer lo que pedía el partido: Atreverse a jugar sin importar la cancha, la lluvia o la altura. Y el ‘Piki’ incursionó por el medio, por dentro, como en Lima o Sullana, dando pases a ras de campo, iniciando las jugadas más peligrosas de Cristal en el segundo tiempo.

En cuanto al criterio del árbitro, Henry Gambetta, pudo entender que en esa mala cancha, resbaladiza por la lluvia, la fricción sería mayor y por eso no cobró falta en los choques de las pelotas divididas, pero sí cobró los empujones y las barridas por detrás. Criterio válido. Por eso es inaceptable etiquetarlo como “anticristal” o achacarle la influencia en el resultado. Basta de buscar fantasmas o excusas: Cristal pierde por errores propios y por falta de atrevimiento.

“Un buen jugador se muestra en cualquier cancha”

Muchos afirman: “En esa cancha mala no se puede jugar como pretende Cristal”. Discrepo con esa afirmación. El gol de Sport Rosario llegó con los “canallas” tocando a dos toques: Un toque para controlar y el otro para dar el pase al vacío. Si no podían controlar bien, paraban el balón y apelaban a gambetear, como Chacaliaza haciéndole una huacha a Renzo Revoredo.

Los jugadores de fútbol profesional están acostumbrados a jugar en todo tipo de campos y, en Perú, los jugadores de Cristal han jugado y ganado en peores campos que el de Rosas PampaObviamente, para el fútbol profesional, esas canchas no sirven. Eso deben entenderlo Edwin Oviedo y quienes verificaron los campos de juego del torneo peruano.

En esa cancha mala, en altura y con lluvia, Cristian “Titi” Ortiz no sólo pateó un tiro libre y la clavó al ángulo, sino que se atrevió a tirar un taco con huacha incluida, además de driblear, dar pase en primera y encarar como un pibe en el potrero. Esa es una buena lección: “Los automatismos te pueden servir para golear a equipos débiles, pero cuando el automatismo no resulta, atrévete a ser espontáneo, pícaro”.

(Prensa Sporting Cristal)

El problema: La desconexión entre Diego Ifrán y Joel Sánchez

Diego Ifrán y Joel Sánchez, en campo bueno o campo malo, están desconectados. Esa desconexión es la que origina que Cristal sea inofensivo por el centro y sea peligroso sólo por los costados. El problema se agrava porque Joel Sánchez no tiene gol y Diego Ifrán, más cómodo como falso nueve, no se perfila para atacar sino para recibir y distribuir. Por eso, Ifrán no llega a los pases al vacío de ‘Lito’: Porque no está perfilado.

La solución la encontró José Del Solar, cambiando a Joel Sánchez por Irven Ávila, quien si hace lo que pide un volante ofensivo en Cristal: Distribuir rápido al espacio vacío y buscar la pared perfilado para rematar. Con Irven de volante, Cristal mejora en ofensiva. ‘Lito’, en cambio, necesita un definidor como lo tenía en USMP, primero con Cristian Cueva y luego con “Titi” Ortiz.

La solución más rápida para ser más ofensivos ante defensas cerradas es que Joel Sánchez y Cristian Ortiz jueguen juntos. La otra es que Joel Sánchez se atreva a encarar para definir. Sin embargo, Horacio Calcaterra y Rolando Blackburn pueden ser soluciones inmediatas. Calcaterra, como volante mixto, puede asociarse mejor con la velocidad de Joel Sánchez, siendo su definidor y puede apoyar en la recuperación.

Rolando Blackburn, por características, puede ganar los centros de los laterales y los extremos dando esa variante aérea que, con Diego Ifrán, ahora Cristal adolece. Los errores están a la vista para ser corregidos y lo bueno es que las soluciones también son visibles. Sigamos mejorando, partido tras partido, y que el estilo de buen toque en cualquier campo no se pierda, porque ese es el camino.

Por -
16 2926
Jorge Cazulo a instantes de marcar el segundo gol ante la USMP (Prensa Sporting Cristal)

′Mucho se discute acerca de la posición de Jorge Cazulo en la zaga rimense, reconociendo que es volante y no defensa central; sin embargo, para la propuesta de juego de José Del Solar en Sporting Cristal, son volantes como Jorge Cazulo los requeridos por el sistema defensivo cervecero. El ingreso de Renzo Garcés por un lesionado Luis Abram, confirmó esta afirmación. Analizando el sistema defensivo de la propuesta de Del Solar en este Cristal 2017, apreciamos que no es un sistema donde encaje un defensa central clásico, del tipo Adrián Zela y tampoco un central con la salida limpia y frontal de Alberto Rodríguez. Este Cristal es mucho más exigente y viendo los movimientos de Jorge Cazulo y Renzo Garcés, ambos volantes jugando de centrales, se nota esa diferencia.

Sporting Cristal ejecuta su juego con la premisa del dominio con posesión de balón. Para lograrlo requiere salida limpia, toque en corto y mucho juego en el medio campo. Para ese juego de toque rápido, un defensa como Jorge Cazulo o Renzo Garcés se hace vital, porque ambos entienden y tienen el panorama de juego del mediocampista, algo que un central intuye pero no reconoce. Por ejemplo: La salida de un defensa como Luis Abram es frontal y trasladando en línea paralela al lateral, con quien descarga, o dando pase al volante inmediato en línea media, siempre frontal. En cambio, Jorge Cazulo y Renzo Garcés, no sólo hacen ese recorrido paralelo al lateral, sino que arman juego con pases limpios verticales desde el flanco hacia el medio. Este es un plus que marca la diferencia en el juego de Cristal.

Además, cuando Cristal tiene el control del medio campo, Cazulo, Garcés y Josepmir Ballón forman una línea de tres detrás del círculo central. Cuando el equipo rival se repliega es Jorge Cazulo quien se posiciona en medio campo y se convierte en variante de pase o arma la jugada con paredes desde el medio, por dentro. Además, por momentos, Cazulo hace el recorrido del lateral derecho en ataque.

Renzo Garcés (Prensa Sporting Cristal)

Para que el sistema defensivo funcione bien, deben ejecutarse con precisión los relevos. Cuando Cazulo pasa al ataque, es Ballón quien cubre su posición de central. Cuando Cristal se repliega, Cazulo, Garcés o Abram retienen al rival y lo obligan a direccionarse a un lado o dar pase; es ahí cuando el lateral retrocede y persigue al rival y así marcan en posta hasta que quitan el balón y/o obligan al rival para rematar sin buen ángulo.

Lo visto a Jorge Cazulo, Josepmir Ballón y Renzo Garcés ante USMP permite avizorar un cambio en la forma de defender de Cristal, más acorde a estos tiempos, donde predomina la velocidad y la precisión. Por esto, Luis Abram es exigido para que se atreva no sólo a dar pase en salida sino a trasladar y salir jugando hasta el medio. No nos extrañemos que sea Josepmir Ballón quien reemplace a Jorge Cazulo en la zaga, cuando el ‘Piki’ se retire. Ballón está haciendo el mismo trabajo que Garcés: Primero volante, ahora líbero adelantado y en 2015 mostró buen juego de central y lateral. Quizás este sea el comienzo del futuro estilo cervecero donde prime el dominio del juego con balón desde el pase del arquero y donde los volantes sean los protagonistas desde la primera línea. Lo mejor: Es un estilo que Gana, Gusta y Golea.

Por -
4 1882
(Prensa Sporting Cristal)

La goleada por cinco goles a cero propinada por Sporting Cristal dejó más de una sonrisa por la forma como se logró el resultado. Que el rival no fue de Libertadores o que la cancha sintética no ayuda al juego son verdades que no me impiden disfrutar del espectáculo de goles, huachas, paredes, tacos y desbordes con destino de gol. Porque el fútbol se disfruta.

Interesante el trabajo del comando técnico liderado por José Del Solar, quien fecha tras fecha mejora el desempeño del equipo y cuyo esquema 1-4-2-3-1 varía por cómo se desenvuelven los jugadores de acuerdo al juego. Por ejemplo, Mauricio Viana se transforma en líbero y hace línea de tres con Jorge Cazulo y Luis Abram. Los laterales Jair Céspedes y Edinson Chávez salen en bloque con Carlos Lobatón y Josepmir Ballón.

Cristal ataca con los dos laterales en posición ofensiva y los dos centrales en la línea del medio campo. Cuando el equipo es atacado por los flancos dejados por los laterales (como hizo Capiatá a Universitario en Lima o Deportivo Cali a Cristal), Josepmir Ballón se retrasa como líbero adelantado y los centrales hacen línea en ¾ de cancha. Además Jair Céspedes hace rápidas coberturas apoyando al central.

Otros movimientos destacados: Jorge Cazulo subiendo como volante ofensivo o desdoblándose como lateral, los pases hacia el punto de penal de Renzo Revoredo, la velocidad de Gabriel Costa para ocupar espacios vacíos al medio y desde ahí, dar pase, hacer diagonales interiores, centrar o rematar como en su último gol.

(Prensa Sporting Cristal)

MÁS VARIANTES CELESTES

Aún falta mucho trabajo para que Cristal muestre más consistencia en su juego. Sin embargo, en cada partido Cristal demuestra una mejora sostenida. Y lo más importante es que este cuadro de ‘Chemo’ Del Solar aún puede sorprendernos con la inclusión de cinco jugadores al primer equipo: Renzo Garcés, Christian ‘Titi’ Ortiz, Horacio Calcaterra, Irven Ávila y Rolando Blackburn.

Renzo Garcés puede jugar central y también de volante, siendo un jugador de buen pie es una alternativa para darle salida limpia al equipo como un seguro primer pase. Cristian Ortiz, cuyo transfer para ser inscrito en la ADFP parece llegar esta semana, puede jugar de falso nueve y convertirse en el socio ideal de Joel Sánchez. Su cuota goleadora del 2016, avalan su inclusión para darle velocidad y precisión al ataque cervecero.

Horacio Calcaterra, quien parece será oficialmente peruano en el presente mes, le dará a Cristal una dinámica más intensa al medio campo celeste, de ida y vuelta, tanto en ataque como en defensa. Irven Ávila, quien se recupera de una lesión, es una incógnita, aunque hay confianza que Chemo recupere a Irven hasta que el goleador logre un rendimiento superior al actual, tal como Del Solar logró hacer con Alex Succar en USMP.

Y por último, trascendió el nombre de Rolando Blackburn, quien sería nuestro último refuerzo. Es un centro delantero rápido, potente para ir al choque y aguantar la marca, pero sobre todo, es oportunista. Apodado “El Toro”, Blackburn es seleccionado de Panamá, y para encajar en Cristal deberá mostrar habilidad para tocar, pero sobre todo, efectividad.

Como vemos, sin contar el aporte de la cantera con Fernando Pacheco, Martín Távara, Frank Ysique, Brian Bernaola o David Gonzales esta versión de Sporting Cristal 2017 aún puede sorprendernos. De Cristal en La Libertadores se hablará en su momento. Lo de Capiatá o Tucumán no me asusta, ni me preocupa, ni me sorprende, porque la Copa Libertadores es así de exigente y por eso estoy convencido que ‘Chemo’ formará un equipo digno para competir en dicho torneo.

Y por cierto, quien de por muerto a Sporting Cristal antes de competir la Libertadores, no es de Cristal. Mientras ese torneo aún no llega, espero que el cuadro rimense siga mejorando para que, fecha tras fecha, nos regale más goleadas con buen toque de balón. A mí, no me van a quitar el gusto de disfrutar goleadas como esta.

Por -
21 2384

El inesperado retorno de Irven Ávila se hace sentir en el presupuesto de Sporting Cristal. Todo comenzó con la renovación del plantel celeste 2017, a partir de la idea ejecutada por Mariano Soso, cuyo equipo revelaba la necesidad de un nueve de área de gran estatura, así como un arquero-líbero con mejor juego aéreo y un central de proyección.

La salida de Mariano Soso y la posterior llegada de José Guillermo Del Solar trastocó lo planes iniciales: Llegaron el central de proyección (Renzo Garcés) y el arquero líbero (Mauricio Viana) pero ‘Chemo’ pidió a Joel Sánchez y Christian Ortiz para ejecutar su idea, en la cual predomina el dominio de juego con posesión de balón. Ambos fueron los únicos jugadores que pidió ‘Chemo’ como nuevo director técnico.

Sin embargo, no se tenía planeado el regreso de Irven Ávila. Luego de reajustar el presupuesto, y con el consentimiento de “Chemo”, retorna Irven al Rimac. Y entre el “Cholito”, “El Cuy” y “Titi”, se fue reduciendo el dinero destinado al centro delantero. El préstamo de Alexander Succar alivió las arcas, pero agudizó la falta de competencia para Diego Ifrán en la ofensiva.

La falta de dinero explica por qué Cristal sondea delanteros en la Primera B de Argentina, cuyos clubes, al conocer la oferta del cervecero, elevan las pretensiones de sus jugadores. Así es como Tobías Figueroa (1.91 m. de estatura) centro delantero cuyas características se ajustan a lo que busca Cristal, tiene complicada su llegada al Rímac porque Belgrano de Córdoba, dueño del pase de Figueroa, pide más dinero por su jugador. Otra opción que circuló fue la del delantero de Instituto AC de Córdoba, Gustavo Gotti, (1.80 m de estatura), pero su club decidió que sólo se iría comprado y no a préstamo, por lo que la opción fue descartada.

La Comisión de Futbol Celeste continúa en la negociación por el préstamo del centro delantero para la Copa Libertadores, torneo con el cual Tobías Figueroa alcanzaría una cotización mayor a la que lograría si permanece en la Primera B o retorna a Belgrano. Eso lo saben en Belgrano. Por esta razón, la opción de llegar a un acuerdo aún es posible y en 48 horas puede definirse todo. De no llegar el 9, quedan de opciones: Jugar con Christian Ortiz de falso 9 o darle continuidad de centro delantero a Irven Avila o Ray Sandoval. De extremos están Fernando Pacheco y Alexis Rojas y de segundo delantero Diego Ifrán.

SOCIAL

28,487FansMe Gusta
31Suscriptores+1
8,697SeguidoresSeguir

Escriben

1286 PUBLICACIÓN44 COMENTARIOS
150 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
63 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
62 PUBLICACIÓN410 COMENTARIOS
41 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
29 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
26 PUBLICACIÓN9 COMENTARIOS
20 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
20 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
18 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
18 PUBLICACIÓN7 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
3 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS