Autores Publicado porChalo

Chalo

1210 PUBLICACIÓN 43 COMENTARIOS
Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

Por -
0 2360

Cuando Sporting Cristal sacó el pie del acelerador en el segundo tiempo ya había quedado en claro la diferencia que existe entre ambos equipos. Universidad San Martín salió a jugarlo y en 45 minutos le metimos dos goles, nos anularon uno mas injustamente, se quedaron con uno menos y se salvaron de un par. Si esto fuera box, podríamos decir que en el primer round los dejamos al borde del nocaut técnico. San Martín se fue al camerino totalmente grogui, apoyándose en las paredes para no caer al piso.

Con los argumentos puestos en la mesa, el segundo tiempo fue bastante menos interesante. Cristal mantuvo la superioridad pero dejó de lado el espectáculo. El sopor por lo caluroso de esta mañana de domingo contagió al equipo en la cancha y al hincha en la tribuna. Aún así, generamos la ocasión para sellar la goleada y lo hicimos. 3 a 0 de locales. Una goleada ante un buen rival que era lo único que faltaba para que el Cristal de Chemo del Solar termine de ahuyentar los fantasmas del Alberto Gallardo, aquellos fantasmas que hablaban de que Cristal encontraba muchos problemas para sumar puntos de local.

Es bonito ver jugar a Cristal. No sólo por que el equipo esta jugando bien sino porque se puede apreciar que esta en un nivel distinto a los demás rivales. Eso no te garantiza puntos ni goles pero sí llena de satisfacción saber que el trabajo que se viene haciendo está aprovechando lo ya avanzando, está capitalizando lo mucho o poco que se hizo, que por fin Cristal se libera de las excusas, que ya no se escucha las menciones al calor, a la altura, a la cancha sintética.

Lo que queda es la inquietud por saber cómo va a hacer Chemo del Solar para resolver el hermoso problema que tiene por delante. En una de las cabinas de prensa estaban viendo el partido Horacio Calcaterra, reciente compatriota, Christian Ortiz – Lamentable la gestión para la incorporación de este jugador. La lucha contra la corrupción, la reforma del transporte y la llegada de la carta pase de Ortiz son los mas grandes ejemplos de la ineficiencia en el Perú – y Rolando Blackburn. No podíamos dejar de preguntarnos cómo va a terminar jugando Cristal cuando esos tres puedan saltar a la cancha. ¿Cuánto fútbol pueden sumar y cuál es el verdadero techo de este Cristal?

Y mientras tanto, la gente se retira del Alberto Gallardo soñando con una buena Copa Libertadores. Felices, por ahora, de una mañana de fútbol que recuerda los bonitos tiempos. El Gallardo, las 11 de la mañana de un domingo, Cristal goleando. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Por -
7 2428

La semana pasada dijimos que el empate con Unión Comercio nos dejaba una sensación ambigua. Fastidio por el resultado e ilusión por la forma. Y dijimos también que lo que se necesitaba pronto era darle alas a la ilusión y darle solución a los problemas de definición de locales para evitar que se convierta en una carga que lastre a este equipo como lastró al equipo del año pasado.

Pues, bueno, que las alas a la ilusión llegaron en forma de cinco buenos goles al Alianza Atlético en condición de visita. Fue un gran partido de Sporting Cristal, hay que decirlo. Claro, también hay que decir (antes que la amargura nos apunte con dedos acusadores) que este Alianza Atlético no es precisamente el Santos FC de Pelé y Neymar. Pero el hecho de que Alianza Atlético no sea todo lo que pueda ser y que su destino en este campeonato parece no estar entre los que peleen el título no desmerece el hecho de que Cristal hizo lo que quiso hacer. Que el rival sea débil es problema del rival. Igual hay que ir hasta allá y meterle el baile que le metimos. Y, creeme, eso no lo va a hacer cualquiera.

Me gustó mucho este Cristal por varias cosas. Para empezar porque se puso en la camiseta varias de las cosas que hacen que un equipo de Cristal sea Cristal. Me refiero a la vocación ofensiva, a la apuesta por construir el juego en base a pases, el criterio a la hora de jugar. Todas esas cosas por las que uno se enamoró de esta camiseta. Pero también por el hecho de que Chemo del Solar ha sabido capitalizar lo avanzado. Este no es un equipo que recién esta empezando la temporada y que aún le cuesta sacudirse de la dureza de la pretemporada. Por el contrario, queda la impresión de que Del Solar está trabajando y construyendo sobre lo que dejaron los ciclos anteriores. Así, mientras para otros equipos estos son partidos de inicio de temporada, Cristal aparece como mas acomodado con el ritmo de competencia.

Este domingo volemos al Alberto Gallardo para recibir a la Universidad San Martín de Porres que se aparece como un rival más armado que los dos últimos. Se espera más del rival. Pero, sobre todo, se espera más de Sporting Cristal que ganó, goleó y gustó y empieza a encandilar a su pueblo.

 

Por -
4 2179
(foto: clubsportingcristal.pe)

Empezar el campeonato con un empate a 0 de locales es algo decepcionante. Siempre.

Pero, partiendo de esa decepción a nivel del resultado, hay que intentar trascender ese nivel de análisis y buscar otras cosas. Separar, en otras palabras, la forma del fondo: el juego del resultado. Y ahí es dónde corresponden hacer diferencias. Diferencias con la forma cómo iniciamos el campeonato el año pasado. Aquella vez también fue un empate a 0 frente a un rival que vino a tirarse atrás con todo. Sporting Cristal no pudo.

Reviso la crónica de aquel partido de hace un año atrás y diera la impresión que este partido es exactamente igual al del año pasado. Sin embargo, hay algo que siento distinto. Y es que la idea con la que salí del Alberto Gallardo es que este partido deja más que lo dejó el otro. Aquella vez, y puedes revisar el comentario, alabamos la intención de tener la pelota pero acusamos la falta de contundencia para llegar al arco. Hoy el funcionamiento también merece alabarse pero, a diferencia de lo que fue hace 12 meses, Cristal llegó al arco varias veces y con mucho peligro.

Incluso el juego que se alaba es distinto. Si el 2016 alabamos la intención, hoy tenemos que aplaudir el juego. Cristal no sólo la tuvo sino que la administró bien. Se priorizó el pase como unidad fundamental del juego y, sobre ese tema, se añadió una buena recuperación y un mejor criterio en salida. El equipo se mostró, siempre, compacto y así lo que hizo la visita fue muy poco. Pero faltó meter el balón.

¿Por qué no se anotó? Bueno, Alex Araujo hizo su trabajo pero también hubo malas decisiones en ejecución de parte de los jugadores de Sporting Cristal. Especialmente Ray Sandoval que abusó de la jugada de más. Pero también en otros momentos como cuando Edinson Chávez abusó de los centros a una defensa cerrada y alta. Y si le sumas que no puso un centro realmente bueno, entendemos que esos ataques fueron estériles.

A pesar de eso, tuvimos un gol que se me antoja mal anulado y varios remates que pasaron cerca. Un poco más de fortuna de nuestro lado, o algo menos de lado de Comercio, y hoy estaríamos comentando una justificada victoria cervecera.

El resultado, lejos de servir para el drama, sirve para sustentar la ilusión.

Pero, ojo, debemos superar este momento pronto. El gran problema de Sporting Cristal el año pasado es que, tras tres partidos, todos se dieron cuenta que contra defensas cerradas no podíamos. Y eso nos jugó en contra porque nos contagió desesperación. El Cristal 2017 tiene que superar esta tarea pendiente pronto, antes de que se genere desesperación. Ya sabemos que al Gallardo todos vienen a tirarse atrás, es hora de que demostrarles que sabemos ganar de locales.

¿Algo más?

Sí. Cristal jugó muy bien los primeros 20 cuando Carlos Lobatón empezó a llevar la manija. Hacia el segundo tiempo, sin embargo, el equipo bajó porque el mismo Loba bajó. Y eso se notó con el ingreso de Pedro Aquino. Pedrito ordenó el mediocampo y Cristal recuperó nivel y volvió a arrinconar a Unión Comercio contra su arco. Que bueno viene siendo lo de Aquino.

¿Algo más?

Sí. Que alegría que haya vuelto el Campeón. La vida ha recuperado gran parte de su encanto.

Por -
3 3746
(foto:clubsportingcristal)

A mi me terminó gustando la Noche de la Raza Celeste de ayer.  Claro, hay ciertas cosas que no se pueden dejar pasar pero, en general, fue una agradable presentación y un buen reencuentro entre Sporting Cristal y su gente. Se volvieron a dar los aplausos y el grito de gol. En un mes en el que los grandes inventos de la prensa se chocaron estruendosamente con sus propias limitaciones, volvió el Campeón y demostró que la grandeza está en cómo se hacen las cosas y no en cuantos ejemplares vendes de periódicos de cincuenta céntimos.

Para empezar, la asistencia. Muchos hablaron de ella en la previa y durante el mismo evento. A mi, personalmente, ese tema me tiene muy sin cuidado. Hace varios años, cuando en el club existía una Gerencia de Comunicaciones y Marketing, se obtuvo el dato contrastable de que la asistencia real de la hinchada de Sporting Cristal a sus eventos importantes rodea entre los 8 y los 15 mil espectadores. Quizá en un partido de Copa Libertadores lleguemos a rozar los 20. Definitivamente en finales alcanzamos mas que eso. Entonces, lejos de inventar – y añorar – escenarios que sé no son reales, yo anticipo asistencias por esos rangos. Y ayer no me equivoqué en la expectativa. Claro, esto no quiere decir que el esfuerzo de convocatoria del club haya sido el óptimo, que no lo fue. Pero, sin datos a mano, a ojo de quien ha ido al estadio durante años, yo calculo que ayer la asistencia acarició los 15 mil cerveceros y eso es bueno. A la larga, ese es el pueblo celeste, los demás son turistas.

La presentación del profe Fernando Mellán fue muy emotiva. Pocas personas han vivido tanto lo que fue y es Sporting Cristal como él. Pocas personas se merecen tanto un homenaje como él. Espero que no sea el último, el aplauso al Condor debe repetirse durante todo el año. Como al ídolo Alberto Gallardo. Su recuerdo no muere porque se le rinde homenaje siempre. Así debe ser.

En lo que respecta al partido, mi satisfacción creció Tomando en cuenta que es un amistoso de pretemporada, el rendimiento del equipo me gustó por varios momentos y me dejó expectante de más. Para empezar, enfrentamos a un equipo de mayor jerarquía, que compite en un torneo que nos supera por todos lados y la diferencia entre ellos y nosotros se notó desde el inicio. Deportivo Cali es un equipo que, con todos sus jugadores en la cancha, estaba más hecho, mas cuajado que nosotros. Y a pesar de esa diferencia, Sporting Cristal supo jugar, supo competir. Y quien compite tiene, por lo menos, chances de hacer daño. Por momentos Cristal pudo hacer su juego y me agradó mucho la idea de tener el balón y de no apurarse en la decisión. Falta precisión en la ejecución, como toda pretemporada, pero la idea está.

Y lo que más me gustó es que en el segundo tiempo, con los cambios, fue Deportivo Cali quien terminó debilitándose más que Sporting Cristal. Esto demuestra que la plantilla cervecera es amplia y que la lucha por el titularato va a ser fuerte. José Del Solar cuenta con varias opciones en ataque y cada una a gran altura. Carlos Lobatón, Josepmir Ballón, Irven Ávila, Joel Sanchez, Pedro Aquino, Horacio Calcaterra, Cristian Ortiz, Gabriel Costa, Alexis Rojas, Diego Ifrán y Ray Sandoval. Nombres que le hacen el acertijo a Chemo y que demuestran que Cristal es un arma cargada. Linda expectativa. Cristal jugando con criterio y con jugadores de buen nivel, puede competir y aspirar a hacer una linda campaña en Copa.

El triunfo fue merecido. En el segundo tiempo, Deportivo Cali sintió que Sporting Cristal no se resintió con sus cambios y empezó a meterle mucha fricción al partido. Innecesario. Pero entre ellos pegando y Cristal jugando, el penal fue justo y la definición de Costa, perfecta. Linda como promesa de muchos gritos mas.

El Nacional se vació de camisetas celestes orgullosas. Conscientes de que no sólo son diferentes sino que son mejores. Que, mientras los demás se pelean por ver quien de ellos es el menos malo o cual de todo el humo que compraron fue el más tóxico, nosotros nos vamos con el sabor del almíbar en los labios, esperando que la semana pase rápido para este próximo domingo encontrarnos de nuevo con el Campeón. Ese es el pueblo de la Celeste, un pueblo feliz.

 

Por -
13 2792

Hoy Adidas y Sporting Cristal presentaron la camiseta oficial para la temporada 2017. Esa noticia ya la sabes, a estas alturas no te estamos contando nada nuevo. El modelo ya ha rebotado en todos los medios y no ganamos nada describiéndotelo de nuevo. En todo caso, las opiniones van a ir y venir durante varias semanas más. Siempre es así. Cada vez que se presenta un nuevo modelo, la afición cervecera manifiesta su parecer. Es difícil que un modelo satisfaga a todos. Más aún cuando Adidas se propone salir de la zona de confort e innovar.

Así, cuando decidió incluir los vivos dorados en la camiseta del 2014, recibió muchas críticas pero terminoó defendiendo una camiseta que resultó ser vistosa. El 2015 y 2016 se actuó dentro de la zona convencional. La deliciosa combinación del celeste y blanco deja poco lugar para las críticas. Pero este año se armaron de audacia y nos proponen una nueva versión de La Gloriosa. Muchos nos mostramos disconformes pero, la verdad, en mi caso y de algunos que he podido compartir, a medida que pudimos verla en directo, nos terminó convenciendo. Claro, hay quienes mantienen su posición en contra. Es cuestión de gustos.

Pero, lo que a mi me gusta en realidad no sólo es el tema de la camiseta. Lo que me impulsa a hablarte en este post es el buen trato que Adidas nos da. No sólo al club como institución sino al hincha como cliente. Desde la ambientación de la tienda con un frontis totalmente alusivo al club hasta la producción del “pack” de la camiseta con posters, primorosas cajas con varios detalles y lemas que buscan inflamar el orgullo de ser cervecero. Un producto de primera al que estamos poco acostumbrados. Para una hinchada a la que el mercado futbolero nacional suele maltratar y a la que su mismo club no sabe respetar ni querer, Adidas es un vaso de agua fresca en este verano limeño.

En esa idea, reitero, el modelo te puede gustar o no. A mi me terminó gustando y ya tengo mi camiseta oficial 2017. Pero en lo que vamos a coincidir siempre es que Adidas es una marca que se sabe hacer querer y nos ofrece no sólo un producto de calidad sino un trato adecuado.

Por lo demás, la Celeste esta hermosa. Como siempre.

LIMA, 20 DE AGOSTO DEL 2005 ENCUENTRO POR EL TORNEO CLAUSURA ENTRE LOS CLUBES SPORTING CRISTAL Y UNIVERSITARIO DE DEPORTES, JUGADO EN EL ESTADIO MONUMENTAL. CRISTAL GANO POR UN GOL A CERO. FOTO: ENRIQUE CUNEO / EL COMERCIO

El anuncio oficial ya está hecho. José Guillermo del Solar Álvarez Calderón es el nuevo técnico de Sporting Cristal. Chemo regresa a La Florida luego de 10 años. En el 2005 llegó a mitad de campeonato para reemplazar a Edgardo Bauza y nos sacó campeón. El 2006 fuimos eliminados en primera fase de Copa Libertadores (en la memoria queda ese terrible partido que perdimos con Estudiantes de La Plata por 4-3 luego de irnos al descanso ganando por 0-3), y terceros en un campeonato que terminó ganando Alianza Lima.

Chemo regresa luego de haber estado en el banquillo de la Universidad Católica de Chile (2007), la Selección peruana de fútbol (2007 a 2009), Universitario de Deportes en dos periodos (2010 a 2012 y el 2014) y su último paso en la Universidad San Martín de Porres el año pasado. A este recorrido hay que sumarle un amago de retiro de la actividad y un periodo en la que actuó como dirigente del club de Ate.

Las credenciales de Chemo no son sorpresa para nadie. Carga en su activo el habernos sacado campeones hace 11 años y la decorosa campaña que hizo con la San Martín el año pasado. En esta mostró atisbos de buen juego con un plantel de bajo promedio de edad pero que terminó peleando el descenso hasta casi las últimas fechas. Dicen los entendidos que argumentos futbolísticos que sustentan su retorno existen. Eso dicen.

Las críticas, que no se han hecho esperar, apuntan a lo que ya se sabe: José del Solar no puede estar más identificado con Universitario de Deportes. No sólo es declarado hincha del rival sino que ha sido su capitán y hasta se metió a tribuna norte a tocar el bombo. Pocos nombres existen en el medio local que son más identificados que Chemo del Solar con el club de Ate y la mención de todos y cada uno de ellos genera rechazo en la hinchada celeste.

Pero esto, ya lo sabemos, a la dirigencia le importa poco. La identidad nunca ha sido una prioridad para ellos y, si el negocio es bueno, poco importa si el candidato de turno estuviera acusándonos hace pocos meses de comprar árbitros, por ejemplo. Aunque, hay que decirlo, Del Solar no llegó a tales cotas de infamia contra Sporting Cristal. Mando varias pullas hacia nosotros aunque, sujeto respetable a fin de cuentas, nunca con la bajeza de varios otros que comparten su pasión por la camiseta crema.

En todo caso, tal como lo explicara alguna vez el mismo Felipe Cantuarias, el tema de la identidad cervecera para la dirigencia es un tema flexible y complaciente. A estas alturas ya todos saben que en La Florida el tema de la identidad se mide con el slogan marketinero de La Raza Celeste. “La Raza Celeste“, como bien lo sabemos todos, es un conjunto de valores positivos que en teoría definen al hincha cervecero pero que bien lo puede tener cualquier cristiano con independencia de la camiseta que vista. Así, un hincha crema pero que respeta y muestra esos valores, bien puede ser también un representante de “La Raza Celeste“. A eso me refiero con lo de “flexible y complaciente”. Chemo del Solar, entonces, al ser un profesional respetable y un individuo de bien, encaja perfectamente en eso que busca “La Raza Celeste” y, por lo tanto, su inclusión no afectaría – para los dirigentes y el departamento de marketing la agencia de publicidad del club  –  la “identidad” de Sporting Cristal.

Claro, el hecho de que haya tocado el bombo en el medio de la Trinchera Norte pasa – para ellos – a un segundo lugar. Y es que, hay que reconocerlo, ese concepto de “identidad” basado en el cariño que una persona puede tener a nuestra camiseta, el respeto a nuestra historia y a nuestro escudo, es algo que en La Florida ya pasó de moda. Para ellos es otra cosa.

Y en el fondo, hay que decirlo, puede que tengan algo de razón. Pero, ojo, una cosa es que aceptemos en Cristal a un profesional que aporte, que sume y que no le haya faltado el respeto al club. Si bien no es lo que todos quisiéramos, lo toleraríamos. Total, en nuestra historia brilla el nombre de Juan Carlos Oblitas – hito grande dentro de la historia de Universitario de Deportes como jugador y técnico – que sumó campeonatos y hoy es una figura totalmente vinculada a Sporting Cristal.

Pero, si me permites, todo esto que te he contado no marca el problema que yo veo con la llegada a La Florida de Chemo del Solar.

El problema que yo veo es que la llegada de Chemo del Solar no respondería a su capacidad como técnico. Tampoco al hecho de que sea un profesional serio y una persona respetable. La llegada de Del Solar a La Florida se entendería principalmente porque es amigo de los dirigentes. Y lo dígo así, en plural. Es conocida la fortísima amistad que lo une con el gerente general y con algunos de los pesos pesados de la Comisión de Fútbol. Y luego de ellos de varios más que ocupan asiento en la tribuna de honor del Alberto Gallardo.

Chemo puede ser buen técnico, y gracias a Dios que lo sea, pero habida cuenta que su llegada sería por amistad y no por méritos, ten la seguridad que también llegaría si fuera el peor técnico del país. Menos mal, entonces que es un profesional competente. ¿No me crees? Recuerda que su primera llegada a La Florida se dio cuando ni siquiera tenía un logro que mostrar y llevaba pocos meses como técnico de fútbol. Convengamos, entonces, que su capacidad como profesional no sería lo que pesa acá sino el hecho de que es compadrísimo con los que cortan el jamón en La Florida.

¿Y por qué pesa el hecho de que sea amigo?

Pues porque entre bueyes no hay cornadas, pues. Entre amigos nadie se molesta, nadie se pone cabe, todos se soban las espaldas y una mano lava a la otra. Con tanta amistad ahí, ¿quién crees que le va a reclamar algo a Chemo cuando el equipo juegue mal (que alguna vez lo hará)? Y en el mismo sentido, ¿podremos creer que Chemo del Solar reclamará airadamente sus fueros cuando – al igual que se habría hecho tantas veces – desde el Olimpo llegue la sugerencia de que mejor juegue tal o cual jugador para poder satisfacer los intereses que crecen allá en Montevideo? Precisamente esas son las ventajas de estar entre amigos pues. Y como lo dijimos ya anteriormente, en La Florida lo que sobra son amigos. Todos son amigos. Y entre amigos las cosas se pasan por agua tibia, pues. Y cuando alguien apunta a esa cosa tan evidente, pues termina siendo una mala persona. ¿O no?

Entonces, no te dejes engañar. Es probable que el paso de Chemo en Cristal vuelva a ser medianamente exitoso, que le dé un buen manejo al equipo y que a fines del 2017 sumemos la estrella 19. Es posible y ojalá así sea. Dios sabe que nada me hace mas feliz que ver a mi camiseta triunfante. Pero que esos posibles éxitos no nos quiten de la cabeza el hecho de que acá las cosas se estarían haciendo mal. Porque el técnico estaría llegando a La Florida no por capacidad ni por idoneidad sino por simple amiguismo. Y el amiguismo atenta contra ese valor que los americanos llaman accountability y que entenderemos como la obligación de tener que rendir cuentas de sus decisiones. Eso está mal.

Pero no sorprende. Total, en Cristal – donde quienes toman las decisiones jamás son responsables de las consecuencias – todas las decisiones se toman con total irresponsabilidad. Lo de hoy es simplemente extender la irresponsabilidad al técnico. Es más de lo mismo. Y no te sorprendas que, luego de este nuevo paso de Chemo del Solar por el banco celeste, lo terminen invitando a formar parte de la Comisión de Fútbol. Total, esto es un club de amigos y él es tan amigo como el que más.

Bienvenidos al Club Sporting Cristal, hogar de la Raza Celeste.

¿Algo más?

Sí. Las pasiones son fuertes y, más que evitarlas, uno tiene que dejarse llevar por ellas. Era imposible mantenerme alejado. Con este post marco mi regreso como editor y columnista habitual de “El Cristal con que te miro”.

Por -
23 3615

Este es mi escudo y es mi camiseta. Lo son por que yo los escogí y de ellos me enamoré. Lo han sido y lo serán con prescindencia de qué jugador los viste. Sporting Cristal es mi pasión. Por eso, el campeonato de ayer lo celebré como siempre, con euforia y con grito de victoria y de orgullo. Por que me enorgullece ser de Cristal. Vivo cada día feliz de la decisión que tomé hace años cuando decidí enfundarme la celeste y nunca más sacármela. Y por eso mismo, cuando hay que dar vuelta olímpica, la damos con alegría por que es la oportunidad perfecta para recordarle al país entero que ser cervecero es sencillamente ser mejor.

Corresponde, entonces, agradecer a todos los que hicieron posible esta nueva alegría: jugadores, cuerpo técnico y dirigentes. Y es que, más allá de discrepancias de fondo o de forma, lo realmente importante era hacer lo que dijo Mariano Soso en el banderazo del día 17 en La Florida: “Hay que seguir haciendo grande la historia de este club”. Y en esa idea, el logro de ayer no hace sino acrecentar la rica y gloriosa historia nacional de este club campeón. Nacimos campeones y el paso de los años no hace sino demostrar que, más pronto que tarde, terminaremos rompiendo todas las marcas, alcanzando a los que nos superan y superando a los rivales. Por que una cosa es ser agrandado y otra cosa es ser grande. Y grade se es no porque haces más bulla, grande se es trabajando. No hay otra.

Pero, también hay que decirlo, tampoco es bueno sacar las cosas de su proporción. Hay que evitar que el triunfo nacional nos ciegue y nos haga creer que todo ha sido bueno. No recuerdo, de los que he visto y de los que he escuchado relatar, un equipo campeón de Sporting Cristal que haya ofrecido tan poco. No sólo en los dos partidos finales, que fueron 180 minutos jugados horrorosamente, con un Cristal eficiente en la defensa y que estacionó el bus con mucho acierto pero renunciando totalmente a eso que se ofreció durante todo el año: el juego. Si me apuras te diré que los partidos contra Deportivo Municipal tampoco fueron un dechado de virtudes. Y si vamos a lo largo del año, no tenemos que discutir mucho para coincidir que – más allá de los números y las estadísticas (que ya me imagino quién las va a sacar para intentar acallar críticas) – lo de Cristal ha sido pauperrimo.

¿Y entonces por qué se campeonó?

Se campeonó por que el plantel de Sporting Cristal es un plantel de campeones. Desde Diego Penny hasta Diego Ifran. Un equipo tan lleno de figuras que saben lo que es jugar finales y levantar títulos estuvo siempre en la capacidad de regalarnos un campeonato más. Y eso lo supimos siempre, Cristal tuvo el mejor plantel del país y por eso nuestra inconformidad. El campeonato se debe a ellos, principalmente.

Y al Comando Técnico también aunque terminó traicionando su oferta y dándonos exactamente lo contrario de lo que se dijo que íbamos a tener. El mérito, sin embargo, fue que logró que ese plantel campeón se una alrededor de una idea. Luego de la goleada que sufrimos por parte de Defensor La Bocana, se pudo ver que Cristal decidió unirse y regalarse el campeonato como sea. Mérito del cuerpo técnico de lograr ese convencimiento. Nos regalaron el campeonato como sea. Con énfasis en ese “como sea”.

Con ese panorama, sería un error garrafal abandonarse a la soberbia. Cristal campeonó porque es Cristal, a fin de cuentas. Pero eso no garantiza nada. El 2017 hay que empezar de nuevo, sobre todo ahora que sabemos que casi todos se van a quedar. Pero hay que empezar desde la humildad de saber que en este año no se ha avanzado nada. De lo contrario, si optan por creer que este título les esta dando la razón, vamos a chocarnos bien feo con la realidad.

En fin, ya pensaremos sobre el 2017 el 2017. Hoy todavía hay que saborear ese grito bendito que ayer salió de nuestras gargantas. Ese grito hermoso que entonamos por tercera vez en cinco años. Bendita la alegría que significa ser cervecero. Bendito y hermoso grito de ¡Cristal campeón!

Por -
24 11084
foto: diario El Comercio.

Estimado Mariano.

Los últimos meses no hemos hablado. A pesar de ello, y de la estima que te tengo, creo que se podría decir que mantenemos aún alguna amistad. Por lo menos un respeto personal mutuo mas allá de que mis opiniones, vertidas en este portal, no hayan sido de tu agrado. Más allá de la forma en que yo pueda escribir, quiero que tengas presente que no personalizo la crítica, que te respeto como amigo y profesional pero … ¡estoy hablando de la pasión de mi vida! Tampoco es que pueda ser un tipo muy calmado cuando me refiero a eso.

Precisamente por que me considero aún tu amigo, es que hoy no quiero escribirte como amigo. Porque en Sporting Cristal, “amigos” sobran. Y me imagino que no te estoy contando algo que te cause sorpresa. Cristal, tú Cristal, se ha vuelto un club de amigos donde todos se soban las espaldas y las sonrisas son forzadas. Todo se arregla entre amigos y, como son amigos, lo mediocre es aceptado como bueno, lo inaceptable es pasado como “inexperiencia” y el fracaso es entibiado con un simple “pero nos esforzamos“.

No. Amigos tienes ahí y de sobra. Desde los gerentes – que en casos recientes no tienen ni la experiencia ni los estudios que justifiquen sus nombramientos – hasta los miembros de tu comando técnico que, en un caso en particular, tampoco tiene la experiencia pero … es amigo pues. Lo que necesitas, entonces, no es otro amigo. Es un hincha.

Y como hincha, te pido que te vayas de una vez de Sporting Cristal. Nada bueno estas logrando. No estas avanzando ni en tu carrera ni estas sumando al club. Sé que corro el riesgo de que luego de esto no me consideres más tu amigo pero, discúlpame, la verdad es que soy muchas cosas en la vida pero la primera de todas es hincha de Cristal. Cristal está primero que nada. Y por que quiero a Cristal sobre todas las cosas es que creo que estas haciendo daño y que te toca irte.

Hoy el equipo, tú equipo, ha perdido un tercer partido consecutivo. Pero no es por el resultado que te pido que te vayas, no. En realidad, el resultado – como casi siempre – es lo de menos. Te pido que te vayas porque tu idea es insostenible en la cancha y fuera de ella. Por que en 10 meses de trabajo has involucionado al equipo y has mermado sensiblemente tu capacidad como entrenador. Sé que eres disciplinado, estudioso y detallista pero has perdido el control de las cosas. El plantel, tu plantel, se te ha ido de las manos. Los jugadores hace rato que ya no te entienden y algunos de ellos te han perdido el respeto. Incluso algunos prefieren irse (y hasta se fueron) antes de seguir bajo tu dirección

Te pido que te vayas porque has dejado que te dibujen los equipos en la mesa. Has terminado optando por jugadores que no sólo no te sirven sino que ni siquiera justifican su presencia en el club. Y lo has terminado haciendo dejando de lado a muchachos que sí demostraban ganas y capacidad. Y todo para que el negocio del jugador no se caiga. Claro, a ese pobre hombre lo trajeron para que se muestre. Si no se muestra, pierden todos. Todos menos Cristal, claro. Ahora, cuando lo pones en la cancha, ganan todos. Todos menos Cristal.

Te pido que te vayas porque llegaste prometiendo ataque y vistosidad. Tus jugadores no hilan dos pases juntos. Pasamos partidos largos sin siquiera patear al arco. Si eso es lo que preparas en la semana, esta mal. Si eso no es lo que preparas en la semana, está peor. Si resulta que te están haciendo caso, hay que preocuparse. Pero si resulta que no te están haciendo caso hay que preocuparse más.

Te pido que te vayas porque has perdido la autocrítica y el sentido de la realidad. Tu discurso florido y alambicado ya no tiene palabras para terminar de esconder la realidad. Tu equipo no juega a nada. Salvo dos o tres partidos en febrero (¡Febrero!), nunca jugó a nada. No sólo no gana sino que ni siquiera gusta. ¿Digo gusta? Olvida eso, ni siquiera genera. Ya perdí la cuenta de hace cuantos partidos tu equipo se limita a lanzar centros. Centramos y centramos. ¿Recuerdas cuándo fue el último gol de cabeza que anotamos? Yo no, sinceramente. Remonto la memoria hasta mayo para eso. Es increíble. Hace varios partidos que se confunde “ir al frente” con “atacar”. Es cierto que tu Cristal va al frente, a punta de pelotazos o de lo que fuera, pero eso no es atacar, Mariano. Y como no es ataque, esa carga es infructuosa. Y cuando se te entrevista, nos mientes con una desfachatez absoluta. ¿Sabes cuántas veces, después de una para, te hemos escuchado repetir el infame “hemos aprovechado este tiempo para mejorar y corregir“? Tu equipo no tiene ni coraje ni ambición. El trabajo de la semana rara vez da fruto. El equipo no parece estar unido y tu mensaje no ha sido entendido por el plantel. Palabras todas que gustas de repetir y que la realidad no tarda en desmentir.

Te pido que te vayas porque tienes el mejor plantel del país y, a punta de no hacerte entender o a punta de generar malestar en los jugadores, mandas fecha a fecha a un grupo de monigotes que no pueden dar dos pases juntos. Mariano ¡no generan! Tienes un mediocampo con Lobatón, Calcaterra, Aquino, Ballón y Ramúa, podríamos incluir a Céspedes…. y ¡no generan! La función de un entrenador no es sólo mejorar el colectivo, sino explotar las individualidades. ¿Qué de esto se ha mejorado desde febrero? Parece, en verdad, que el tiempo se detuvo y que no han pasado 10 meses. Ya está por acabar Octubre y, cada vez que veo un partido de tu equipo, me parece seguir viendo aún aquel empate 0-0 contra Huancayo de locales en Febrero.

Te pido que te vayas porque has perdido el compromiso de tu equipo que prefiere jugar a que pase el tiempo a jugar a ganarle al rival. Por que has hecho que jugadores de pundonor pierdan confianza en sí mismos y en el equipo. Jorge Cazulo justificando que no sale a atacar porque si el equipo sale, nos clavan un gol es la estampa perfecta de como has hecho que un jugador que era símbolo de pundonor y empuje, hoy sea el abanderado de una idea de miedo. Has convertido a Cristal en un equipo melindroso y pusilánime.

Te pido que te vayas porque en un mes vas a jugar semifinales. Y lo vas a hacer porque el campeonato peruano es tan generoso que, a pesar de la forma cómo estamos jugando, vamos a quedar entre los 4 primeros. Pero, lejos de que haya confianza, hay pesimismo. Pesimismo porque ya has demostrado que todos los posibles rivales de esa llave no sólo le ganan al equipo sino que te superan como técnico. Te superan en planteamiento, te superan en idea y superan a tu equipo en ganas y en actitud. Hace meses lo tomaste mal cuando dije que tu equipo era el equipo más cobarde de Sporting Cristal en los últimos 20 años. Hoy, a riesgo que lo tomes peor, tengo que decirte que has producido un equipo cagón. Un equipo que se muere de miedo cuando el rival le pone cara de perro. Eso que pasó en Huracán y en Montevideo a inicios de año. Ahira le bastó a Melgar ajustarnos los primeros 25 minutos para -por suerte para nosotros – terminar solo 1 gol abajo. La misma historia con Municipal, y ni hablar esos 10 minutos contra Universitario en el Nacional, donde nos metieron a puro coraje. Antes aflojábamos frente a esos rivales pero hora lo hacemis de locales, en el Gallardo, frente a rivales claramente inferiores. Cuando el rival ajusta, tu equipo arruga. Y tú no sabes qué hacer para contra arrestar eso. No has sabido replantear ningún sólo partido adverso. Mariano, has reducido a Cristal a ser un equipo cagón. Por favor.

Te pido que te vayas porque  has renunciado a toda forma de adaptabilidad. Te pegas a defender tu sistema y has confundido a medio plantel por eso. Y eso se nota en la cancha, hace mucho tiempo que no utilizas a tus jugadores en los puestos que mas rinden sino que los pones en los que tu sistema dice que tienes que ponerlos. Y te has hecho previsible por eso. Y has confundido y perdido el compromiso de tus jugadores por eso.

Te pido que te vayas porque tienes un comando técnico exageradamente innecesario. Son cuatro técnicos (tú, Buján, Dominguez y Schreiber), un psicólogo y hasta hay un nuevo gerente deportivo (García-Miró) que funge de secretario técnico y que, en todo el año, lo único memorable que ha hecho es responder de manera despectiva a los hinchas por twitter (nunca vimos eso en la historia de este glorioso Club, la memoria de caballeros como don Pepe Vergara sufre cuando hoy los gerentes de Cristal actúan así). Todos ellos, contigo a la cabeza, tienen poco que mostrar. Hoy Comercio nos tiró óles, con nuestros jugadores de selección en cancha; y si no salimos goleados es porque, por suerte, fallaron ellos. Pudieron ser 3 y hasta 4 goles, y nadie estaría sorprendido. Tras 10 meses de trabajo aún no saben cómo atacarle a un equipo limitado que viene a tu casa a echarse atrás. Cristal lleva 60 años de grandeza llenándole la canasta a equipitos que vienen a tirarse atrás. Eso, golear a los chicos que se tiran atrás, es nuestra especialidad. Pero contigo y tu grupo, no hay forma. Se las han arreglado para quitarle a Cristal eso que le hace ser Cristal. ¿En serio ese es el producto del trabajo de tanta gente? Pues o te están mintiendo a ti, o se están mintiendo todos ustedes mismos, o todos ustedes le están mintiendo al club. Es imposible que tanto profesional junto no pueda ofrecer algo mejor que esto.

Te pido que te vayas porque has demostrado con claridad que Cristal contigo no va a crecer. Tal vez supere este mal momento. Quizá hasta se campeone a fin de año. Pero es claro que no eres tú, no es contigo, que se va a dar ese salto de calidad internacional que es lo que todos queremos. Tu continuidad en La Florida es una ilusión y una mentira. Si llegamos a clasificar a Libertadores el próximo año (y créeme que hoy lo dudo sinceramente), tu rendimiento va a ser tan pobre como lo fue este año. Tu lo sabes. Sé que eres un ilusionado,  que siempre apuntas alto, pero también sé que en tu criterio tienes presente que más de lo que has logrado … no vas a lograr.

Te pido que te vayas porque tu carrera no necesita esto. Eres un buen profesional y es claro que te falta un camino. Pero esta experiencia no te suma. Te desgasta y hace dudar de tus capacidades. No te mereces este presente. Pero, ¿sabes una cosa?, menos aún se lo merece Sporting Cristal. Yo sé que a Cristal lo quieres. Pero tú y yo sabemos que no lo quieres tanto como yo. Y Cristal no se merece este presente y tampoco ese futuro. Ya suficiente drama tiene al estar dirigido por irresponsables que quieren que se les aplauda por ser mediocres. No seas tú uno más de los que trabaja para que esta camiseta pierda brillo.

Sé que vas a triunfar. Pero Cristal no ha sido tu destino. Y eso también es culpa dirigencial, por darle el puesto a alguien con poca experiencia y liderazgo. Es diferente ser asistente, a ser EL entrenador. El puesto de entrenador en Sporting Cristal, no tiene porqué ser el nacimiento-crecimiento de uno. Estamos para mucho más que eso, y Cristal no es Real Garcilaso.

Felicito que hayas tenido cierto reconocimiento en la Copa Libertadores, y que Independiente del Valle te haya tenido en sus planes. Pero con eso no ganamos. Con eso no gustamos. Te agradezco haber cantado con los hinchas trepados en una reja. Te agradezco el título del 2014. Te agradezco haber puesto debutantes. Pero esto ya no da más. Es hora de que te vayas. Es hora de que los caminos se enderecen. Sé grande, date cuenta y vete, Mariano. No importa estar punteros, con más o menos goles. Lo que importa es que hoy no se  siente la emoción de ser hinchas de este club, y ya desde hace tiempo la hemos perdido.

Tal vez no quieras que me despida con afecto luego de decirte todo esto, lo entiendo. Por mi parte, te dejo un abrazo por si quieres tomarlo. Un abrazo de mejores tiempos que ya pasaron y un abrazo que ojalá corresponda a futuras situaciones en las que ni tu camino ni el de Sporting Cristal estén juntos. Un abrazo de hincha que abrace todo este mal presente y lo convierta en cenizas.

Ya estuvo bueno.

Chalo.

Por -
10 1590

Ayer fue un día bonito.

Sporting Cristal logró ganar un partido que se complicó demasiado. Sigue sin gustarme el juego celeste. Vi a un Cristal al que le cuesta mucho llegar con claridad arriba y por eso apuesta por otras formas de juego que no son las que me enamoraron. Te lo pongo así: este tipo de resultados son precisamente aquellos que hacen un lunes cualquiera los periódicos vendan humo a raudales hablando de garra y demás hierbas del campo. Es cierto que trabajamos el resultado pero no puede ser posible que tengamos que reducir nuestro juego a eso para seguir estando adelante. Esto es Sporting Cristal, las formas importan. Y si bien el resultado agrada, las formas no. Vamos punteros, al parecer con muchas chances de jugar los play-offs pero … este Sporting Cristal 2016 no me gusta. En fin. Al parecer, por ahora eso es lo que tenemos.

Pero también fue bonito porque esta victoria coincidió con el noveno aniversario de “El Cristal con que te miro”. La página empezó una tarde de septiembre del 2007 cuando íbamos últimos y peleando la baja y desde entonces no paró. Vivió tardes y noches de Copa. Díó dos vueltas olímpicas, acompañó al equipo siempre. El esfuerzo fue recompensado y de pronto se vio aumentado. Hoy ECCQTM es producto del esfuerzo de varias personas, ya no sólo el mio ni del primer grupo que llevó este cariño semana a semana. En realidad, de ese primer grupo, ya no quedamos ninguno.

El primer grupo de ECCQTM y la copa de campeón 2012
El primer grupo de ECCQTM y la copa de campeón 2012

Y digo “quedamos” porque a través de este post les comunico algo que ya había estado pasando. La paSCión es impredecible y es probable que en algún momento yo vuelva a ponerme acá, a este lado del teclado, pero por lo pronto, doy un paso atrás. Y lo doy con la confianza de quien ve que la página va a mantener todas sus virtudes, virtudes que son producto del genial grupo humano que se queda acá. Yo seguiré leyéndola y gozaré de sus éxitos también. Como también seguiré donde me correspondió siempre: en la tribuna acompañando a “El Más Querido”. Hay algunas cosas que se pueden dejar, otras no.

Entonces, no me queda más que agradecer a la vida que me permitió ver este proyecto creciendo. Agradecer a los muchachos que hacen hoy ECCQTM por todo el cariño y pasión que le ponen y agradecerles a todos y cada uno de Ustedes por el tiempo que se tomaron en leernos (leerme) alguna vez. Fueron esas lecturas y opiniones las que nos fortalecieron y fortalecen. Y gracias también a Sporting Cristal. Que sin él, nada de esto existiría.

cancha

Gracias por tantas tardes como esta.

Abrazo celeste a todos.

Hasta luego.

Por -
6 1042
(Prensa Sporting Cristal)

Hay cosas que saludar, indudablemente. Ante las bajas por los llamados a la selección nacional, Sporting Cristal hizo lo que hace tiempo venía pregonando: armar su equipo tomando en cuenta a los muchachos de la cantera. Carlos Grados, Brian Bernaola, Alexis Cossío, Edinson Chávez, Frank Ysique, Alexis Rojas y Fernando Pacheco iniciaron ayer. Algunos tienen más experiencia que otros, otros tienen más años en el club que otros, eso lo sabemos. Y si sumas a Santiago Rebagliati que entró al final, el número aumenta. Todos ellos ayer estuvieron de celeste y Sporting Cristal presentó aroma a renovación.

También es de saludar que, aún con la salida de Ysique y Pacheco en el segundo tiempo, Sporting Cristal terminó intentando. El problema es que eso es exactamente lo que venimos haciendo hace meses: “intentar”. Con Carlos Lobatón impreciso, Santiago Silva demostrando más de lo mismo y Alfredo Ramúa desperdiciado en la punta, las chances de Sporting Cristal son poquísimas. Si nos cuesta levantar un 0 a 0 de locales, nos cuesta más levantar un 0-2 de visita. De haber sucedido habría sonado a gesta.

Gracias a los demás resultados, esta derrota parece ser inocua. No obstante, muestra que el récord de resultados cerveceros está pasando por un momento muy bajo. Hace casi dos meses que no ganamos dos partidos seguidos. Claro, también es cierto que no perdíamos un partido hace similar lapso. No obstante cuando repasas que, de los últimos 18 puntos, sólo hemos ganado 7, te das cuenta que en un campeonato mas competitivo hace rato que habríamos bajado a la mitad de la tabla. Crisis de resultados. ¿Y de juego? Pucha, mejor ni hablar. La idea es hacernos una idea, no incitarnos al suicidio.

El equipo tiene descanso hasta el 10 de setiembre. Son dos semanas en los que el Comando Técnico va a tener lo que reclama hace rato: “tiempo para entrenar”. Ojalá que el diagnóstico que hicieron hace meses, y que repiten como letanía que justifica todo (“no tenemos tiempo para entrenar”), sea cierto. Ojalá en setiembre veamos a un Cristal que sí juegue algo. Ojalá la para sea provechosa.

 

SOCIAL

30Suscriptores+1
8,579SeguidoresSeguir

Escriben

1210 PUBLICACIÓN43 COMENTARIOS
145 PUBLICACIÓN110 COMENTARIOS
70 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
61 PUBLICACIÓN109 COMENTARIOS
54 PUBLICACIÓN370 COMENTARIOS
38 PUBLICACIÓN22 COMENTARIOS
34 PUBLICACIÓN5 COMENTARIOS
29 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
19 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
18 PUBLICACIÓN7 COMENTARIOS
17 PUBLICACIÓN3 COMENTARIOS
17 PUBLICACIÓN8 COMENTARIOS
16 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
6 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIÓN0 COMENTARIOS