El fin de la Comisión de Fútbol

El fin de la Comisión de Fútbol

Por -
6 977

Ayer el club sacó un comunicado más en el que informan la nueva composición de su directiva. De esa manera se concretó lo que anunciaba el comunicado del día domingo y que acá descreímos.  Así pasamos de esto:

A esto:

La disminución es sensible. De entrada resalta la eliminación de cuatro comisiones: Fútbol, Menores, Voley y Comunicaciones. Veintiún personas que hasta ayer en la mañana eran directivos de Sporting Cristal.

Lo que se mantiene es el Directorio del club. Fue reducido de siete integrantes a seis. Salieron cinco (Federico Cúneo, Juan Malpartida del Pozo, Luis Guzmán Pardo, Javier Tabata Fukuda y Cristian Emmerich de Haro) y sólo Cúneo quedó vinculado al club. Ingresaron Ernesto Berrios Pardo, Maria Julia Sáenz Rabanal y Carla Silva Aristi. Los únicos dos integrantes del directorio que fueron ratificados son Diego Dyer Jacobs y Gustavo Noriega Bentín. En el caso de éste último, abandona el puesto de vicepresidente del club para quedarse sólo como miembro del directorio.

Ernesto Berrios, boliviano, es gerente de finanzas de la Corporación. Maria Julia Saenz es gerente de legal y asuntos corporativos de la Corporación. Carla Silva es gerente de personal. Todos ellos ocupan estos cargos desde enero de este año. Dyer, viejo conocido del club, también es ejecutivo de alto nivel que tuvo mucha relación con la Corporación. Finalmente, Noriega Bentín no tiene cargo en la Corporación pero es ejecutivo de alto nivel del Grupo El Comercio y, además, tiene los apellidos fundadores.

Como ya se dijo Federico Cúneo se mantiene como presidente de la institución y en el cargo de vicepresidente regresa Francois Mujica quien ha sido el peor presidente de toda la historia de Sporting Cristal a la vez de ser la persona que mas tiempo ha ocupado un cargo directivo en el club. Terribles decisiones, ambas.

Finalmente, en los cargos gerenciales se mantienen Carlos Benavides y Alfonso García Miró.

Como puede verse, la modificación excede a sólo la salida de Francisco Lombardi y Michael Debackey. Lo que está cambiando en Sporting Cristal es el modelo administrativo. Se está dejando de lado el modelo en el que las decisiones eran tomadas en comisiones y ejecutadas por gerentes a una en la que los gerentes asumen el total manejo y deberá rendir cuentas a un directorio conformado íntegramente por ejecutivos de la Corporación.

En octubre del año pasado, Semana Económica publicó un somero artículo sobre el nuevo modelo de gestión en la Corporación Backus luego del ingreso del Grupo AB Inbev. A pesar de lo ligero del artículo, lo que se saca en claro es que la intención del grupo es disminuir su carga de ejecutivos y tomar un cariz más pragmático. Hace mucho sentido la prescindencia de comités y el empoderamiento de gerentes. Ahora Benavides tendría que sustentar las decisiones que tome frente a un directorio conformado por los gerentes de legal, finanzas y personal de la Corporación que, si le hacemos caso a Semana Económica, son profesionales buscan el cumplimiento de indicadores y medirán los logros de manera objetiva . Eso hace que todo se vuelva interesante.

Las comisiones fueron un sistema que introdujo Felipe Cantuarias en el año 2011 para, precisamente, cambiar la figura de un Director-Gerente omnipotente como lo fue Juan Carlos Oblitas en el año 2010. Su intención era que cada decisión sea discutida en medio de un colectivo formado por personas con conocimiento de la materia. La decisión fue aplaudida entonces, Cristal necesitaba un cambio de modelo. Pero, seis años después de este cambio, hay que reconocer que el sistema de las comisiones no funcionó. Y eso, desde dónde yo lo veo, no se debe al hecho de que quienes hayan formado las comisiones hayan sido malas personas o malos profesionales sino al hecho de que las comisiones en Cristal tomaban decisiones importantes para el manejo del club y no existía un mecanismo para que los miembros de una comisión puedan rendir cuentas a la institución ni hacerse responsables de sus desaciertos. A la larga, quien no es responsable de sus decisiones, decide con total irresponsabilidad.

Esto se hizo más evidente en la Comisión de Fútbol y en las figuras de Lombardi y Debackey. Ambos tomaron el manejo de la comisión y, desde ahí, tomaron todo tipo de decisiones. La mayoría, erradas. A pesar de eso, el club tuvo una etapa de triunfos que acallaron momentaneamente las críticas. Pero, a medida que iban pasando los años, se pudo apreciar que las malas decisiones pesaban en la actualidad deportiva del primer equipo sin que la institución tuviera cómo defenderse de éstas. A la larga, tanto Lombardi y Debackey – en tanto miembros ad honorem de una comisión que no es parte de la organización estructural del club – le estaban haciendo un favor al club. Flaco favor, evidentemente. Y el club no tenía como decirles “ya no, por favor“.

Fueron errores, entonces, el dejar que personas externas a la organizaicón del club tuvieran tanto peso en la toma de decisiones y no crear ningún mecanismo para que quien decidiera mal dejara, en algún momento, de tomar decisiones.

De las cuatro comisiones que existieron, tres terminaron siendo desastrosas. Comunicaciones perdió todo el peso que tenía y no es novedad para nadie decir que hoy la estrategia comunicativa y de marketing del club es la más deleznable de todas. De la de fútbol ya hemos hablado en demasía: malas decisiones crónicas, demasiada soberbia, falta de respetó a los fueros de los entrenadores, etc. La de voley no pudo salvar al club del distanciamiento que existe hoy entre la institución y el equipo. Menores, por ser la menos atractiva en un primer momento, ha sido la que mejores resultados tuvo y la única de la que podría rescatarse algo positivo.

Hoy, como consecuencia de estos cambios, todo va a recaer en el Gerente General. La preocupación pasa por saber si de verdad Benavides tendrá la posibilidad real de atender todo en el club. No sólo tiene que ver el régimen financiero y adminsitrativo, además deberá ver la actualidad del primer equipo, cuidar el proyecto de menores, recomponer la relación con el equipo de voley, ver el marketing y las comunicaciones, hacerse cargo de la relación del club con otros clubes y federaciones y otros problemas de actualidad como el tema de la barra. ¿Le alcanzará el tiempo, las ideas y la cabeza? Esperemos que sí. Sobre todo porque quien lo acompaña hasta el momento sólo ha demostrado inexperiencia y falta de tino.

En todo caso, sería útil que dentro de esta organización se establezcan sub gerencias a cargo de profesionales con una formación real y con una experiencia comprobada (dejemos ya de llamar amigos, por favor) para que asistan a Benavides en este reto.

Ahora, a mi, personalmente, este cambio me satisface. Y lo hace no tanto por las personas sino porque es una oportunidad para que la institución opte por un esquema que sí resulte adecuado. Soy un convencido que si priorizamos la toma de decisiones en virtud de sustentos objetivos, mesurables y controlables; y el hecho de que quien tome las decisiones tenga que someterse a un escrutinio por parte de personas que deben calificar su rendimiento; la situación va a ser beneficiosa para el club.

En esa idea van mis votos. Quiero que esta nueva etapa administrativa le permita a Cristal dar los pasos que le faltan para ser más grande. Que se instauren buenas prácticas administrativas, que se contraten profesionales técnicos con conocimientos acreditados y experiencia comprobada, donde las decisiones no estén dejadas a comisionados o consultores externos, donde prime la humildad y la conciencia de que para ser grandes hay que seguir trabajando cada vez más fuerte. Ojalá que así sea.

Mientras tanto, seguiremos esperando ver actos. Las palabras se las lleva el viento. Son los actos de esta nueva administración las que van a demostrar si el cambio es real o si vamos a seguir teniendo más de lo mismo. En todo caso, juntemos algo de esperanza.

¡Fuerza Cristal!

Artículos iguales

11 912

6 COMENTARIOS

  1. Comenzare con algo que ya he dicho y que en verdad es irrelevante, pero por ser un sofsima puede quedar instalado como una posverdad, lo trato a continuación ; Chalo dice textuamente ; “Fueron errores, entonces, el dejar que personas externas a la organización del club tuvieran tanto peso en la toma de decisiones y no crear ningún mecanismo para que quien decidiera mal dejara, en algún momento, de tomar decisiones.” . No encuentro ninguna relación entre colaborar con el club sin estar en la planilla y una estabilidad que requiera de un mecanismo especial para poner fin a esa colaboración, y la prueba está en que ya se fueron, con un simple pedido de renuncia, que pudo haberse hecho en cualquier momento ¿ o no ? , otra cosa puede ser que en razón de una alta consideración y tal vez amistad, haya tenido que darse una apariencia real o no, de reorganización para no herir susceptibilidades, Ese es otro tema
    No deja tampoco de sorprenderme, aún reconociendo que la CdF ha venido cometiendo muchos errores, a los que he criticado en múltiples comentarios, se pretenda presentar a sus dos miembros protagónicos : Lombardi- Debakey, como dos tipos nefastos, desconocedores, desactualizados y para algunos hasta corruptos, casi unos Montensinos, y eso no se puede tolerar, personas que han colaborado sin cobrar, por mucho tiempo y como Lombardi con logros que enorgullecen a la hinchada de club, sean tratado de esa manera, repito, a pesar de sus errores, darle las gracias por los servicios restados es lo que correspondía.
    Si vemos como estaba conformada la desactivada CdF, encontraremos al ptde. Cúneo y al G.G: Benavides ( además de los viejos conocidos Ostreling, Elías y Dyer ) entonces, no podemos achacar toda la responabilidad en los dos miembros no remunerados por la corporación, solo por su protagonismo mediático y por dar la cara, recordemos que era un comité, donde lo acuerdos e toman por consenso y si alguien tendría que tener mayor responsabilidad , es el presidente como autoridad máxima de club, con capacidad de veto y de exigir renuncias y ni que hablar de Sr Benavides, que como gerente general, se veía afectada directamente su gestión por cualquier decisión errada de la CdF, y por tanto podía exigir reconsideraciones y en el peor caso presentar su renuncia si sus exigencias no eran atendidas, y todavía estaban los otros tres miembros, cuyos nombres los veo ligados al club hace muchos años y que no estaban pintados en la pared
    Por eso mi estimado Chalo, creo que la frustración ( la misma que sentimos todos) por los fracasos y la incertidumbre por el futuro del club , te ha llevado a conclusiones que no se condicen con la realidad.
    P.D. En mi opinión creo que, además, han habido condicionantes que contribuyeron a propiciar los errores de la CdF y algo de eso expongo en el post de JPP.

    • Miguel, lo que pasa es que el problema no está en la teoría sino en la práctica. En Cristal habían personas que tomaban decisiones trascendentales y nunca se hicieron responsables de la misma. Y no porque nadie reclamó – que reclamos hubo – sino porque el manejo del club se había puesto de tal forma que no había cómo pedirles rendición de cuentas. Y eso es el problema. Por lo demás, incluso en teoría, no me parece sano que las principales decisiones de la principal actividad de tu institución se la dejes a personas ajenas a la institución.
      Por lo demás, la crítica se personalizó en la medida en que las decisiones se personalizaron. En la comisión hubo otras personas, sí, pero su peso específico en la toma de decisiones fue mínimo. Y, cada uno tiene que hacerse cargo de sus palabras, yo no critiqué ni a Lombardi ni a Debackey ni a nadie por ser corruptos. Mi crítica era a la situación, no a las personas. Lombardi y Debackey son personas intachables pero su participación era nefasta por el sentido de sus decisiones. Luego, sus motivaciones son algo que escapa a mi opinión.
      En lo que sí habría que marcar distancia es que el hecho de que hayas participado – hace 20 años – con una buena toma de decisiones, no te garantiza infabilidad. Nadie podrá quitarle a Lombardi que nos llevó a la final de copia – hace 20 años – pero tampoco nadie podrá quitarle que en los últimos 5 años no hizo sino tomar decisiones equivocadas en perjuicio del club y de su engrandecimiento.
      Salvando las enormes distancias y aclarando que no estoy comparando las calidades personales, argumentar la permanencia incontrovertible de Lombardi en Cristal por lo hecho el 97 sin querer ver si hace bien o no al club hoy, es como pedir que Juvenal Silva regrese al Cienciano tan sólo por haber ganado la Sudamericana sin veri si luego le hizo bien o no a su club.

      • Chalo, no discuto que los srs , tenían la voz cantante en la CdF, no discuto y por el contrario también critico a la CdF, por sus múltiples errores no cuestiono y mas bien estoy de acuerdo con su salida, eso es lo real y hasta alli todo de acuerdo.
        En lo que discrepo y te invito a reflexionar al respecto , es lo formal, para ello y para centrarnos en el punto te lo voy plantear como un par de preguntas.
        – ¿ integraban la CdF las personas que consigno en mi comentario ?
        – ¿ No eran esas personas por jeraquia, (pdte y G.G.) y por el hecho de ser formalmente empleados del club, los principales responsables y por tanto, as que debieron cuando meno para cualquier decision equivocad y n caso que su palabra no fuera vaidada, pedir la renuncia a los srs. en cuestión, ademas no estaban alli os otros 3 srs. con trayectoria en el club y que sumados a os otros eran 5 votos , suficientes para adoptar cualquier decisión?
        – sin repetir la sustentación que di en mi comentario, ¿ no es cierto que os Srs ya no están y que basto un simple pedido de cargo, que tambien pudo hacerse en otro momento?
        Finamente, ¿ no se están quedando a cargo del club, Cúneo y Benavides con todos los poderes, los mismos que no fueron capaces de ejercer su cargos en los precisos momento.
        Mi defensa a Cúneo y Debakey, ante el trato ingrato que se le está dando en este momento, es irrelevante en lo que al cub respecta, para mi lo preocupante es que los quedan en el club , no son la persona idóneas y tal vez estén ali para una función especifica nada favorable al bienestar del club preocupante.
        Agradezco tu atención, me haces recordar al Chalo de antes , que solía interactuar con sus lectores y que le daba un atractivo especial al blog

  2. Creo que los que se están quedando no son garantía de un cambio para crecer.
    A Cúneo le recuerdo gestiones apenas correctas, muy conformista, sin demasiada ambición. A Mujica menos que eso.
    Hay mucho por cambiar. Todo el tema del marketing e imagen del equipo también se ha manejado bastante mal. Empezando, desde mi gusto, por las camisetas. La Noche de la “Raza Celeste”, ese tema de la mascota… aquella vez que hicimos ese “homenaje” bien chicha para el Chapecoense. En fin, detalles mínimos quizás pero que influyen en la imagen que proyectamos.
    No estoy al tanto de lo que sucede en la interna dirigencial de Cristal. Muchos han hablado de un “club de amigos”. Quizás en aras de no romper esa amistad no hubieron reclamos enérgicos para un cambio de timón ante decisiones equivocadas. Quizás la personalidad de Lombardi o Debackey hacía imposible generar alguna rectificación dada cierta aparente resistencia ante las críticas. Quizás Benavides se sentía corto ante el peso que representaba Lombardi en Cristal. ¿Renunciar? Ni loco, ya estaba en su zona de confort, de perfil bajo. Todas las balas iban para Lombardi y Debackey. En fin, pura especulación.
    En estos 20 años que pasaron desde 1997 Lombardi fue cabeza visible de muchos procesos en Cristal y la verdad que en ningún caso estuvo ni medianamente cerca de repetir una gestión tan exitosa como la que lideró en los noventa. Es cierto que la Corporación Bsckus experimentó muchos cambios, hubo recorte de recursos que no fueron tan abundantes como en los 90, el negocio del fútbol se volvió tremendo, apareció la “tiranía” de los representantes de jugadores, en fin, factores con los que al parecer Lombardi y otros no supieron lidiar muy bien. Ahora, ¿hay alguien realmente preparado en el Perú para gerenciar deportivamente un club de fútbol? Cúneo y Mujica representan las viejas formas. ¿Benavides? No sé hasta dónde llega su “sapiencia”.
    Solo el tiempo dirá si la elección fue la correcta. A priori me parece que no.

  3. Escuchando las opiniones de Benavides y las proyecciones creo que Cristal va a convertirese a ser una proxima USMP; equipo de de jovenes, sin mayores aspiraciones, una forma barata de seguir dando publicidad a la marca hasta encontrar un inversor. No hay mas futuro.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación