Buenas tardes, Profesor Zegarra.

Buenas tardes, Profesor Zegarra.

Por -
9 1836
(foto: depor.pe)

El título iba a ser “Bienvenido” pero no tenía sentido. Tú estas en Cristal hace ya algunos años. En realidad, estas en Cristal desde que eras un niño y, más que darte nosotros la bienvenida, eres tú quien está para darnos la bienvenida a varios. Así que, como no tiene sentido hacerlo, te saludamos.

Tampoco tiene sentido seguir diciéndote “Pablito”. Por más que así te hayamos conocimos antes de que te fueras a España y por mas que varias veces te siguen diciendo así luego que volvieras. Hoy el diminutivo no aplica. Hace buen tiempo eres el Profesor Zegarra.

Tal vez la gente no sepa – porque el camino de menores aún no tiene la atención que mereciera – pero es bueno decir que tu llegada al banco del primer equipo de Sporting Cristal no es gratuita ni inesperada. Llevas tres años en el club y un par de temporadas dirigiendo al equipo de reserva. Has estado en el banco cuando este equipo celebró sus dos campeonatos en las dos temporadas pasadas. Hay que decir que has hecho que esos equipos jugaran bien, que has sabido sacar mucho de tus jugadores y que mas de una vez en los últimos años nos hiciste querer llegar temprano al estadio porque el real espectáculo que se daba en la cancha del Gallardo eran tus dirigidos y no tanto el primer equipo.

Has hecho el camino largo y ahora tomas el fierro caliente, tal como dijiste que te gustaría hacerlo. Creo que todos hubiéramos preferido que tu llegada al primer equipo se hubiera dado en un inicio de temporada, con la ilusión intacta. Pero uno no escoge sus situaciones sino la forma cómo las enfrenta. Hoy te toca llegar en interinato y en una coyuntura que es de las mas pálidas que hemos visto en muchos años de la institución en casi todo sentido.

Pero, lo bueno de todo esto, es que lo que se te pide es más esencial y menos inmediatista. Los resultados ayudarán pero lo que de verdad se espera de tí es que devuelvas al equipo la identidad y la alegría. El orgullo que se ha perdido entre luchas de ego. Lo que necesitamos es volver a ser Cristal y, para eso, nadie mejor que alguien que sabe – como jugador, como tecnico y como hincha – lo que es Sporting Cristal.

Tu llegada trae esperanza. Los problemas del club sobrepasan lo que es el rendimiento del primer equipo y sería equívoco pensar que tu presencia en el banco solucionará todo. Imaginamos que tu trabajo, más el de fuera de la cancha que aquel de dentro, no va a ser fácil. Esperemos que el tiempo que nos dirijas – ya sea en interinato o en permanencia – sirva para curar esas heridas y para regresar a eso que es Cristal. Que sirva para alentar una mejor forma de tomar decisiones y, sobre todo, para la reconciliación.

Nos veremos el domingo, Profesor Zegarra, iremos a decirle que nos trajo esperanza y que confiamos en Usted.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

Artículos iguales

9 COMENTARIOS

    • Siempre hay la sensación de que a Cristal se le hace difícil generar apego.
      Recordemos, por ejemplo, el caso de Maestri. Hincha confeso de Boys y besador de la camiseta de Matute. Jorge Soto no tuvo reparos en ir también a Matute y aunque luego dijo que se arrepintió, la verdad no sonó muy creíble. Otro histórico que anduvo en coqueteos con los goncas fue nada menos que nuestro ¿querido? Chorri. Recuerdo también aquella vez que salió a elogiar a la barra gayina. Ñol Solano pudo ganarse el cariño del hincha pero su frialdad y cálculo lo hicieron ver siempre lejano. Hincha confeso también de Sport Boys no tuvo reparos en terminar su carrera con las gayinas. Otro que siempre tuvo a Cristal como segunda opción fue Alberto Rodríguez, un supuesto “hijo de la casa”. Cada vez que venía la hacía larga para firmar porque siempre esperaba que “le saliera algo mejor” desde el extranjero. No le salió nada y al final se largó con las gayinas.
      ¿Podemos decir que hay por ahí algún “celeste químicamente puro”? Difícil. Hasta los antiguos nos miran de reojo. Quiroga, Mifflin… Roberto Mosquera fue en cierta forma maltratado pero igual no le pesó ir a dirigir a los goncas. Nunca he oído a un técnico decir “que en Perú solo dirigiría a Cristal”. He escuchado eso de técnicos que han estado con cagones y gayinas pero nunca de alguien que haya pasado por La Florida. Ni el mismo Uribe.
      He escuchado más apego de extranjeros como Julinho o La Pepa, por ahí Garay o también nuestro finadito Balerio. Ah, bueno, por ahí anda el Loco Delgado que de cuando en vez nos recuerda su cariño por Cristal pero…bueno, es verdad, hablamos de sentimientos y no de calidad como jugador.
      Quizás soy injusto y me olvido de alguien, pero en general, siempre escucho que de Cristal muchos hablan con gratitud pero en general, pocos con amor.

      • Es muy cierto lo que escribes, la verdad no se si Pablo es hincha de los cagones, pero solo su trabajo lo respaldara, al menos estoy tranquilo, no podríamos pasarla peor, ojala le vaya bien al equipo con la llegada de Zegarra, creo que volveremos a ser Sporting Cristal, confío en la recuperación de Lobaton, hoy vapuleado por la hinchada, yo no me olvido, hoy lo necesitamos mas que nunca. Por siempre amado Sporting!

      • Otro “celeste” confeso pero bien bamba es Juan Reynoso. Desconcertante. Nunca jugó por Cristal y creo que tampoco hizo el intento por venir. No recuerdo si nosotros alguna vez hicimos el intento de traerlo.
        Cuando al fin llegó como entrenador nunca se le notó el “hincha celeste” que aparentemente llevaba dentro. Trajo a toda su argolla como los impresentables Alva, Fito Espinoza y otros más que no merecen el recuerdo. Hasta antes de Chemo 2017, para mí ese Cristal de Reynoso fue el peor que había visto en mi vida. Fuimos su chacra.
        Luego, imposible olvidar las faltas de respeto cuando nos enfrentó como técnico de Melgar.
        Somos un caso de estudio.

  1. hasta cuando van a seguir con la cantaleta de identidad, apego o como quieran llamarle, el fútbol moderno es altamente profesional, los futbolistas buscan su beneficio personal por encima de cualquier otra consideración, lo que debemos exigir es justamente eso “profesionalidad”, que los profesionales rindan de acuerdo a lo que ganan, como es en cualquier otro trabajo o profesión, lamentablemente vivimos una dictadura de aquellos amparada por la FIFA. Soy partidario de contratos cortos renovables, con remuneraciones acordes con el rendimiento en el momento.

    • La identidad también es parte del profesionalismo, los grandes del mundo trabajan mucho en ello, nuestros dirigentes han olvidado esa parte, claro, con eso no condeno a Zegarra x ser hincha d los kgonez, finalmente es un profesional y pese a su hinchaje yo creo si está identificado con SC, solo se le pide profesionalismo en su trabajo para con SC, al igual que con Chemo, yo no renegué porque vino a SC, se le pidió profesionalismo y así fue, lamentablemente los resultados no lo acompañaron por decisiones equivocadas en su trabajo, mas no por ser hincha d las gallinas. Aquí no discuto el profesionalismo de la gente que llega a trabajar en SC, lo de Zegarra lo aclaré solo porque Chalo dice q él es hincha de SC y no es así. Cuando digo que fortalezcamos la identidad me refiero a que hagamos trabajo de identidad para con la gente que trabaja en el club desde el barredor hasta el presidente, en las academias base, competitivas, etc., futbolistas, en fin, todos los involucrados con SC, y sobre todo, trabajo para acercar al hincha a la institución, a eso me refiero con fortalecer la identidad, y verán que a largo plazo tendremos más hinchada y gente SCeleste neta trabajando en SC, canteranos SCelestes de corazón, etc.

  2. Hace algunos años, a Andrés Mendoza (otro celeste medio “dudoso”) se le preguntó: “¿por qué en el Brujas sí haces goles y en la selección no?” El Cóndor, muy suelto de huesos y sin sonrojarse respondió: “yo hago goles donde me pagan”. ¿Puede haber una respuesta más “profesional” que esta? ¿Es eso lo que tenemos que esperar de los futbolistas del futuro? ¿Cuántos pudimos permanecer indiferentes ante tamaña sinceridad y pragmatismo?
    Creo que la identidad es importante El profesionalismo no tendría por qué estar reñido con un sentimiento de pertenencia. Es más, ese sentimiento podría hacer que un profesional ofrezca algo más de lo que puede dar. El fútbol no es como cualquier otro trabajo o profesión. Ciertamente ya no es una cosa para aficionados pero tampoco puede ser igual como ir a una oficina y marcar tarjeta. Hay todo un contexto que lo pone en otra dimensión.
    Tampoco se trata de ser sectarios y rechazar. Cristal es el equipo que más le ha abierto los brazos a jugadores y técnicos de otras tiendas ponderando más lo profesional antes que los afectos. Algunos pagaron bien, otros pagaron mal. Pero qué bacán es ir al estadio y ver a un jugador meter un gol e ir corriendo a celebrarlo con la hinchada, besando la camiseta con genuino sentimiento. Ese es un vínculo especial, es la unión mágica entre hinchas y jugadores, la familia. Eso te hace diferente.

  3. Bueno, la idea acá es hablar de Pablo Zegarra y acabé hablando de otra cosa. Poco tengo que decir hasta no verlo dirigiendo al equipo de primera. Su trabajo en Reserva no me dice mucho. ¿Si el campeonato de Primera no es competitivo, qué podemos esperar del de Reservas donde se presentan puros equipos parchados y famélicos? Cristal lleva mucha ventaja porque tiene una organización que le saca varios cuerpos de ventaja a otros que apenas pueden mantener un equipo en Primera. No desmerezco el trabajo de Zegarra, pero vamos,
    hay que verlo donde las papas queman.
    Como jugador, a Zegarra le pasó algo muy similar a Mendoza. A ambos se los recuerda más por una cagada que se mandaron curiosamente ante el mismo rival, Ecuador, por eliminatorias. No le recuerdo momentos particularmente brillantes a Zegarra. Era un jugador de corte elegante, buen pie, sin mucho fervor. Perfil bajo hasta que llegó ese penal a Aguinaga contra Ecuador en Lima. Para muchos, ese partido que acabó 1-1 fue el que nos sacó de Francia 98 y no el terrible 4-0 ante Chile en Santiago. Y desde allí el buen Pablo dio que hablar hasta que llegó el Cóndor y su infame gol fallado ante Ecuador, otra vez. Si lo metía, nos ponía en carrera hacia el mundial del 2006. Injusta culpa cargaron ambos. El fútbol es de 11.
    Pablo tiene su revancha. Cristal le da la oportunidad.

  4. Lo único que se puede exigir a las personas es el cumplimiento de la ley y de los contratos, todo lo demás, como identificación, patriotismo, ética, moral, etc son conceptos etéreos que quedan en el libre albedrío de las personas, los ejemplos mencionados son una clara demostración, que eso de la “identidad” no es algo que este en el primer lugar de las prioridades de los profesionales del fútbol, es evidente que un jugador hincha, en determinadas circunstancias podría dar un poco mas de esfuerzo, pero en condiciones normales un buen profesionalismo basta y sobra.
    Yo no me voy a preocupar de si P. Zegarra es hincha de SC o AL, me interesa un comino , lo que yo quiero es que haga un buen trabajo y tenga éxito, tampoco me voy a hacer problema que haya hinchas que descalifiquen a algunos y toleren todo a otros por el tema de hinchaje, felizmente los que toman las decisiones son un poco mas “pragmáticos”

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación