El fin de la amistad

El fin de la amistad

(foto: libero.pe)

La situación era insostenible: eliminados con mucha vergüenza en Copa Libertadores. Nuestros propios errores nos sacaron del Torneo de Verano. Mostrando una de nuestra peores versiones históricas en el Torneo Apertura. Siete goleadas en lo que va del año. Huérfanos de una idea de fútbol. Un camerín a todas luces descontrolado. La permanencia de José del Solar en el banco de Sporting Cristal parecía responder más a la necedad que a una apuesta objetiva y racional. .

Chemo duró 6 meses. Nos regaló un puñado de buenos partidos en febrero y luego la caída libre. Cristal dejó de jugar a eso que mostró y empezó a jugar a nada. Pelotazo y poca marca. Entonces, Chemo se fue y Pablo Zegarra asume interinamente el banco cervecero.

Más allá de la temporada que jugó en Alianza Lima al final de su carrera, Pablo es un hombre de la casa. Identificado totalmente con Sporting Cristal, sabe lo que es ponerse la camiseta celeste y ser campeón. Pero, así como la razón de todos nuestros males no fue Chemo del Solar, Pablo Zegarra no tiene por qué ser la solución de todo.

Para empezar, el problema ni siquiera es que Chemo no supo tomarle la mano a este equipo. El problema es que su llegada se dio de la peor manera que se pudo dar: sin demostrar nada. Sólo tenía 6 meses de buen fútbol que le permitió salvar el descenso la temporada anterior. El campeonato 2005, por pretérito, no es mérito para nada. Si lo fuera, pues llamemos al Tano Bártoli que nos sacó campeón en 1981. Aún así, se hizo del buzo del campeón. Los irresponsables señores que toman las decisiones en Sporting Cristal, y que nunca se hacen responsables de las mismas, decidieron – entre una taza de café, un vaso de cerveza y un cigarro cubano – que su buen amigo José del Solar podría ser la apuesta. Y así lo hicieron. Sin analizar nada, sin comparar nada, sin rendirle explicaciones a nadie. Y así nos fue.

Ese es el verdadero problema. Y mientras estas decisiones se sigan haciendo de la misma manera, no vamos a mejorar. Hoy la apuesta no puede ser otra que Pablo Zegarra. Pero ojalá entre, por fin, algo de cordura a aquellas cabezas necias y entiendan que nuestra propia grandeza nos obliga a no dormirnos en los laureles. Y eso implica hacer una búsqueda seria, definir objetivos, definir parámetros, definir indicadores y – en función de éstos – elegir a aquel profesional que mejor encaje en ellos. Objetividad y trabajo serio. Es todo lo que se pide, por ahora.

Por eso es que sería un error oír a las voces que, por interés o por amistad, piden hoy que Zegarra asuma el equipo indefinidamente. Asimismo sería un error llamar a cualquier ex-técnico del equipo en la idea de que como lo hizo bien – o medianamente correcto – va a ser mejor. Hacer eso sería hacer exactamente lo que se hizo con Del Solar. Hay que desterrar el amiguismo y la idea de gamonalismo que existe en Cristal y que parece autorizar a los decisores a hacer lo que les nazca del vientre sólo por que sí.

Pareciera que no se dan cuenta que sólo en la medida en que sus decisiones sean objetivas y fundamentadas podrán ser defendidas y sostenidas en el tiempo. El azar, aunque al inicio te dé ganancias, tarde o temprano se acaba. Como ahora.

Tienen una nueva oportunidad de tomar decisiones de la forma correcta y de lavarse la cara. Sería genial que no la desaprovechen.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

Artículos iguales

5 COMENTARIOS

  1. Creo que todos están de acuerdo que no toda la culpa debe recaer en Chemo, no Sres , culpable es la dirigencia como también parte de los jugadores y esta parte de los jugadores es la que también debe irse, esos jugadores no identificados con el club y que solo están para cobrar, esos, no sirven al club, se sirven del mismo, (me recuerda a los políticos) ahora queda levantar cabeza y ver quién es quién, me refiero a los jugadores, cabe esperar que los identificados con el club ayuden a sacar esto adelante, lo menos que se espera de ellos y recordarles en que equipo están

  2. Independiente del entrenador q se traiga, hay algo en la interna de SC q no está funcionando. Si miramos nuestro plantel tenemos uno de los mejores en el medio peruano pero al mismo tiempo no convence, no cuadra. Parece q en algunas posiciones en vez de tener una sana competencia se contagian el desgano y la torpeza. Yo no creo q traer a Chemo era tan descabellado, el fútbol de la San Martin el final del año pasado fue simplemente muy bueno y si Chemo hubiera plasmado hubiera sido otra historia. Su error fue no sacar ciertos jugadores caso Revoredo, Lobatón, Calcaterra, Ifran y aceptar Blackburn. Si no aceptamos un proyecto serio de mínimo 2 años los desastres continuarán y no renaceremos.
    Saludos celestes

  3. La salida de Chemo ayuda mucho pero como bien dice Chalo, no arregla todo el problema. Es un acierto también que hayan salido Soto y Barreto. Nunca aportaron nada, no sé si tenían algo que aportar en realidad.
    Asume Zegarra y la primera pregunta que asoma, antes de hablar de fútbol, es cómo hará para recomponer ese vestuario y dominar a algunos sindicados como “referentes de peso” que al parecer tienen controlada la situación.
    Seguimos apostando a lo desconocido. Dirigir menores o a la Reserva no es un gran background. Parece que las canteras rimenses son estériles. Ningún promocionado ha destacado nítidamente en los últimos 10 o 15 años. Es más, la mayoría de ha perdido en el olvido. Ahora vamos a ver cómo le va a Aquino, que se fue sin haber sido un indiscutible del todo. Muchos de los muchachos que ahora alternan en el primer equipo han sido pupilos de Zegarra pero casi todos sólo insinúan, pero no se consolidan. A ver si con Zegarra se sueltan más y encuentran su lugar en el mundo del fútbol.
    Si los veteranos (Revoredo, Cazulo, Lobatón, Ballón) le ganan la pulseada al técnico entonces seguiremos viendo más de lo mismo. Sin contar que hay que pulsear con los dirigentes también.
    ¿Zegarra podrá arreglar el problema defensivo con casi los mismos jugadores que le fallaron a Ahmed, Soso y Del Solar? Acá ya no es problema sólo de técnico y capricho dirigencial sino también de calidad de los que saltan a la cancha.
    Difícil trabajo le espera a Zegarra. No creo que esté muy contento con asumir esta responsabilidad. Él sabe cómo viene la mano pero negarse no era una opción. En fin, puede ser también su gran oportunidad. Como jugador nunca me impresionó demasiado. Tuvo una trayectoria apenas aceptable y silenciosa, acorde con su actitud en la cancha. Eso no lo desmerece pero a veces creo que verdaderamente lo que hace falta en Cristal es más fervor deportivo y menos actitud de oficinista.
    Sigo pensando que Cristal necesita de un técnico con cierto recorrido y si ha ganado cosas importantes, mucho mejor. No califica ser campeón del Torneo Reservista Peruano.
    En fin, ojalá Pablo Zegarra nos sorprenda.

  4. Yo no tenía a Chemo entre los candidatos a reemplazar a Soso, sin embargo cuando lo designaron, no hice cuestión de estado, no me pareció una decisión descabellada, no tengo el conocimiento de Chalo, ni facultades premonitoria, para en ese momento haber anticipado un fracaso tan lamentable seis meses después.
    Ayer en el programa “Fútbol como cancha” , escuche a los conductores afirmar que el nombramiento de Chemo fue en su momento una decisión aceptable y creo que algo mas, para nadie podía ser previsible que en 6 meses el equipo involucionara de tal manera, independiente del DT. En mi opinión hay algo que va mas allá de los errores de Chemo , hay un problema de plantel, hay también problemas de camarín y hay un bajón anímico general, después del fracaso de la copa y no se si todo lo que se ha especulado en relación a la venta del club haya influido también.
    Todo o anterior no exime a los directivo de los múltiples y graves errores que vienen cometiendo los directivos, desde hace buen tiempo ya.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación