Contra toda esperanza, de la dignidad perdida y porqué este año puede...

Contra toda esperanza, de la dignidad perdida y porqué este año puede estar perdido.

Por -
5 2088
fuente: Líbero.pe

Contra toda esperanza; existen dos libros que incluyen esta frase en el título, uno escrito por Armando Valladares, preso por 22 años en  uno de los gulags de Castro en Cuba y otro de memorias de Nadiezhda Mandelstam, viuda del poeta Osip Mandelstam, una de las víctimas de la limpieza ideológica de Stalin. Mientras el primero es un panfleto literariamente deficitario, el segundo es un texto hermoso, luminoso y de una sensibilidad esperanzadora.

Menciono estos dos textos porqué ambos hablan de lo mismo, de la imposibilidad de mantener la esperanza cuando las circunstancias son terribles, cuando toda posibilidad de cambio está en manos de alguien que no lo desea, que está más interesado en prolongar la situación o simplemente no tiene tu felicidad en agenda.

Es que llega el tiempo de pinchar el globo, siempre se habló de Cristal como una institución modelo, con dirigentes a la altura y con una manera de hacer las cosas que los diferenciaba de todo lo que había acá. Desde los tiempos en que Augusto Moral contrata a Oblitas preguntándole cuanto quería ganar, a los Bentín protegiendo a Alberto Gallardo, incluso a esa breve isla que fueron los tiempos de Cantuarias salvando a la institución de la deriva.

Hoy no hay más eso. Dice la historia que puedes morir siendo un héroe o vivir para convertirte en villano. Lo vemos con Lombardi, presidente durante la etapa más exitosa del club y hoy uno de los responsables de este descontrol que venimos viviendo, malas decisiones, una soberbia que ayuda a olvidar las campañas de los noventa y a concentrarse en las metidas de pata. Lo vemos en Debackey, según muchos el responsable de que Delgado se vaya del club y según la evidencia, coresponsable del descontrol que estamos viviendo. Lo vemos en Cuneo, un ejecutivo de Backus, que parece querer evitar complicarse la vida con Cristal y ocuparse de lo que le da de comer.

Lo vemos, también, con la cervecería, que ha puesto Cristal en el Mercado, y – más aún – considera a Debakey y Lombardi como posibles compradores.

Lo vemos con el técnico que estos señores contrataron, con un sujeto incapaz de aceptar que no ha funcionado y que posiblemente no funcionará, con  un plantel que tenia clar que sus posibilidades en Copa eran nulas pero que ha vivido una humillación innecesaria, gracias a alguien que simplemente le importa poco la camiseta que está dirigiendo.

Posiblemente hayamos perdido el año, posiblemente el marasmo que nos está envolviendo  no se vaya, posiblemente lo ideal hubiera sido aceptar que la propuesta que se dice que  Soso hizo a los dirigentes y renovar el equipo. Ahora Cristal sigue dependiendo de Lobatón y ha vendido a uno de sus mejores jugadores. A principio de año dijimos que estábamos preocupados por la cantidad de prestados y por la situación de los jugadores veteranos, la preocupación se ha hecho realidad. Cristal tiene una necesidad de renovación que dirigentes y técnicos no han podido resolver.

Todo esto a resultado de jugar a la esperanza de que todas las decisiones iban a salir bien, a que Lobatón iba a poder sostener el equipo un año más, que el improbable delantero centroamericano se iba a destapar como  un killer, que el técnico que el año pasado se comía goleada tras goleada, iba a convertirse en Guardiola.

Nada de eso ha pasado y ahora estamos viviendo las consecuencias de esa esperanza irracional.  Sumemos a todos esos problemas, la – más que probable –  venta del club a un grupo extranjero, que posiblemente entre con cautela, porque sabemos que Perú no es el mejor mercado para un club de fútbol.

Porqué es necesario asumir la realidad de una vez, no va aparecer  un grupo de empresarios hinchas a comprar el club in extremis, tampoco Noriega va a venir a salvar el club, porqué hacer eso lo quebraría. Un club de fútbol en Perú, con este torneo y con la obligación de invertir cantidades insostenibles para ser competitivo internacionalmente, no es negocio. Y si no son ellos, o Debackey,  no existe mucha posiblidad de que algún otro peruano compre a Cristal.

Esta situación nos pone contra las cuerdas y sin demasiadas esperanzas, nos pone en una situación donde dos dirigentes manejan el club como si fuera su casa, pero o no tienen las ideas o sus ideas están demasiado idas de olla. No sé si sea posible caer más bajo.

Pero los libros de Valladares y Mendelstam acaban con cierta luz, finalmente tocas fondo y cuando eso ocurre, todo movimiento es una mejora.  Es hora que eso comience a verse, ignoro quien compre finalmente a Cristal. Espero, honestamente, que Debakey no sea quien lo haga. Pero espero que lo que tenga que ocurrir, ocurra ya. Es hora de saber que es lo que nos espera en realidad, si un alivio o  un camino de sufrimiento más largo.

 

 

Creo, fundamentalmente, que es imposible describir el universo que nos rodea sin renunciar previamente a la superstición. Finalmente, el pasado está destinado a convertirse en leyendas e historias, no en grilletes.

Artículos iguales

4 1838

9 2494

5 COMENTARIOS

  1. Bueno, es posible que el año se vaya a perder( queda algo de tiempo para evitarlo), pero no es para deprimirnos, ya se han perdido muchos, inclusive el país ya perdió uno y con equipo de lujo y todo, para no hablar de los cinco que se perdieron con OH y la cosa sigue alli, nadie perdió la esperanza.
    Estando muy cerca de la transferencia del club a los que serán su nuevos dueños, (según lo publicado empezaremos el 2018 como “club satelite ” del Monterrey), no creo que lo que vaya a ocurrir en lo que falta del año sea importante en relación a lo que se puede venir (descarto que nos vayamos a segunda), así que solo queda esperar resignados y no hacer hígado.
    P.D. Si Debakey es el responsable que Delgado se haya ido del club, podemos decir entonces, que no todo lo hace mal.

    • Ahora eres analista político.
      Entonces dile a la vaga de tu líder, que compre al SPORTING CRISTAL con todo el dinero que se robaron , o que el tio Valdi o Alan sean accionistas del club.
      Ya nos basta con nuestros dirigentes como para que nos recuerdes a la asquerosa clase política de este país.
      Dejamos de ser una isla, ahora pertenecemos a la mediocre idiosincrasia peruana, nos estamos convirtiendo en el tercer compadre, tanto como institución y como hinchada.

  2. La misión de convertir a Cristal en un equipo competitivo a nivel internacional fracasó desde un comienzo por falta de verdadero empeño en lograrlo y por pensar que con poco se podía hacer mucho. Se contrataron técnicos novatos, que por cierto, un sencillo no cobraban y se trajeron refuerzos que eran todo menos justamente eso, refuerzos. Si sales a declarar que el presupuesto no alcanza y que hay austeridad entonces no puedes pretender ser competitivo. La U Católica de Chile y Flamengo armaron tremendos equipos y no pasaron la primera fase de la Libertadores. The Strongest no tenía cracks pero al menos contrató un entrenador lo bastante experimentado como para sacarlo adelante. Y Wilstermann acogió a Mosquera, con más experiencia, y con ellos hizo un puntito más que cuando nos dirigió a nosotros y pasó a la siguiente fase. Y bueno, Mosquera aprovechó para decir que los dirigentes de Cristal le armaron el equipo, etc, etc, lo cual suena a excusa pero no deja de tener cierto aroma a verdad.
    Con todo esto, no había forma de pretender ser algo más.
    Leí que Aquino se va y deja para Cristal unos 600,000 dólares. Ojalá sea cierto y ayude en algo. Bien por Aquino, que ojalá se consolide en México. Nunca fue un indiscutible en Cristal ni en la selección. Creo que su salida se la debe más a Gareca que a Cristal. Me parece que el DT de la selección le tenía más confianza que nosotros mismos.
    Volviendo a Cristal, sumidos en el desconcierto y la desidia, solo nos queda tener algo de dignidad y evitar un descalabro mayor que sería pelear la baja otra vez como en el 2007.

    PD: Delgado siempre me pareció un arquero solo regular. Necesitábamos mucho más en el arco. Penny tampoco fue solución y tras un comienzo esperanzador, ahora Viana parece afectado por todo lo que pasa en su entorno y está dejando dudas. Un buen equipo necesita un buen arquero. Basta recordar a Perú 1970 o Brasil 1982.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación