Adiós Mariano.

Adiós Mariano.

Por -
4 3316
(Prensa Sporting Cristal)

Mariano Soso renunció a Sporting Cristal.

Se va campeón y se va en medio de una serie de interrogantes que, a estas alturas, no merece la pena contestar, como sí lo merece el recordar una cosa: Mariano Soso se identificó con Cristal rápidamente. Su cariño por Cristal es inocultable y para los que hemos conversado con él, siempre fue evidente.

Su llegada a Cristal, como técnico, parecía el pistoletazo de una historia romántica, la ilusión de un alguien formado de la casa, identificado con la camiseta, alguien que llegó de fuera para enamorarse de la celeste y con ganas de lucharlo todo, la lírica del fútbol construye esas leyendas.

Mariano Soso traía como experiencia un Garcilaso interesante, donde no duró por una historia que ya conocemos. Llegó entre levantadas de ceja y la fe de algunos que deseábamos que lo lograra.

No la tuvo fácil, tuvo algunos partidos en que logró mostrar eso que nos había ofrecido, pero en realidad el Cristal de Mariano dejaba claro que iba a tardar en cuajar y para esas cosas no hay paciencia, la jarra en la que estaban la ilusión y la fe por el técnico rosarino se rompió pronto, el campeonato estuvo lleno de presión, ataques e incredulidad de la hinchada.

No debe haber sido fácil, ni agradable. Pero aun así, Cristal  – de cuando en cuando – nos mostraba buenos partidos, para luego caer en la anomia, en ese fútbol que los hinchas no queremos, ese fútbol que no es Cristal.

Entonces la historia se torció para siempre, La Bocana nos humilló en el Gallardo, de una manera que nadie esperaría y, mucho menos, toleraría. Tratar de imaginar los entretelones de los días posteriores a ese momento ya no tiene sentido, de repente le pidieron que renuncie, de repente él lo ofreció. Quizá ofreció quedarse y lograr el título para después irse.

No lo sabemos, pero sí que el Cristal posterior a ese día afrontó las cosas con más cautela, con la claridad de saber que con lo que se tenía, alcanzaba, tal como sucedió al final. Somos campeones y Mariano ofreció su cabeza en ofrenda, tal vez a los dirigentes, acaso a la hinchada.

Estaba claro que su crédito estaba muy magullado por el año y que prefería irse, dignamente y con un título, de Cristal, esa institución que le dio casa cuando llegó, con esa camiseta celeste de la que se enamoró llegando y con quien la historia de amor se terminó torciendo.

Mucha suerte Mariano, esperamos que tu próxima estación sea más propicia y paciente que esta, que tu corazón sane y que los recuerdos de Cristal vuelvan a ser dulces.

Creo, fundamentalmente, que es imposible describir el universo que nos rodea sin renunciar previamente a la superstición. Finalmente, el pasado está destinado a convertirse en leyendas e historias, no en grilletes.

Artículos iguales

1 3448

7 4294

4 COMENTARIOS

  1. Despedida como heroe, no se la merece, no miremos la cara de Soso porque cae muy bien; este Cristal nunca fue un buen equipo, campeono por que fue mas que los otros y fueron los jugadores y no todos los que sacaron los partidos avante, formo equipo impredecible nunca se sabia como responderia y en muchos partidos hasta lagrimas nos saco porque el equipo no jugaba a nada, no sistemas, no “manual” no tacticas, jugadores colocados en cualquier posicion menos en la que mejor se veian, amarrado con jugadores peleados con el futbol y con un Silva que las que metio hasta mis nietos las metian, las mas faciles las hacia dificiles, ese era el Sporting Cristal del “buen” Soso, (demasiado bueno como persona) para tecnico de un equipo que siempre tiene que pelear todo.
    No se le puede agradecer, de que? solamente desearle buena suerte en lo que se le presente a futuro nada mas; lo siento, es mi sentir por todo el sufrimiento acarreado durante su estadia en el club.

  2. Poquito lo de Soso.
    Nunca se sabrá si pudo hacer más porque los temas de la interna de Cristal no se conocen y uno no puede dar demasiado crédito a los rumores que circulan. Quizás fue obligado contra su voluntad a poner o sacar a tal o cual jugador o cambiar su idea de juego presionado por los dirigentes o referentes. Algunos técnicos no aguantan eso y otros simplemente se acomodan. Soso se acomodó pero sacrificó sus ideales. El resultado lo vimos durante casi todo el año: un Cristal sin estilo definido, incapaz de mantener un once estable, improvisado, frágil hasta terminar como equipo “ratonero”, triste punto final a este proceso iniciado con Claudio Vivas y que Soso deja convertido en nada. No hubo revolución. Fue casi más de lo mismo. Un proceso orientado a los jóvenes pero que en tres años sólo se puede decir que dejó apenas un jugador con cierta proyección como Pedro Aquino y nada más. Demasiado poco.
    Se dice que el fútbol es de momentos y es evidente que no era el momento de Soso en Cristal. A lo mejor sale campeón internacional algún día con otro equipo sudamericano y volveremos a decir “lo tuvimos y no lo aprovechamos”. La verdad, eso ya no importa.
    Lo raro es que parece que estuviéramos hablando de un equipo que quedó de mitad de tabla para abajo y sin embargo, es del campeón del que estamos hablando. Yo me pregunto ¿somos realistas exigiendo tanto? Ni que fuéramos equipo brasileño o argentino. Total, el fútbol peruano es penúltimo a nivel de Sudamérica. Pero no podemos conformarnos, pues. No seamos complacientes con la mediocridad. Tenemos que salir de esto. Y Cristal tiene todo para ser el que lidere el cambio. ¿Tiene todo de verdad? Bueno, yo creo que sí.
    Siempre se dice que los dirigentes no juegan, que no son ellos los que se fallan los goles. Mentira. Sí juegan, y más que fallar goles lo que hacen es meter autogoles. Creo que en Cristal, más que un DT de jugadores se necesita en estos momentos un DT de dirigentes. En las oficinas de La Florida es donde se necesita armar el equipo.

  3. Todos los que lo conocen dicen que es un buen tipo, y debe ser, porque hastaa los que lo vimos por tv nos dejo la misma impresión, pero eso es anecdótico, porque lo que realmente importa es su labor como DT de SC.
    En concreto lo que nos deja Soso es en mi opinión un equipo con el peor juego en su historia de SC y nos deja un plantel que necesita mas refuerzos que los que puede conseguirse para afrontar el compromiso en la Libertadores, (menuda tarea para su reemplazante).
    Por lo anterior su partida era lo que correspondía y no creo que quepa llorarlo, solo porque es una buena persona, lo que ocurra con su carrera en adelante es un asunto que le compete solo a él y sus allegados,

    • no creo que haga falta tantos refuerzos, con el mudo y un buen 9 mas que suficiente deberiamos pasar almenos la fase de grupos, desmerecemos mucho los jugadores que tenemos por los ultimos resultados internacionales pero los mayores responsables fueron otros creo que tenemos un muy buen equipo que estuvo mucho tiempo a la deriva porqe quien los dirigia era un incapaz, pero vamos un medio campo con aquino calca ballon y costa puede pelear una libertadores sin problemas , no digo llegar a una final pero si hacer una presentacion decorosa, en este momento tenemos un mucho mejor equipo que el del 97 y hablo delcontexto en el que se encontraba cada equipo en su epoca

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación