De perros y gatos

De perros y gatos

Por -
2 1637

Cuando uno piensa en mascotas, uno piensa en perros y gatos, hamsters, conejos, canarios, peces dorados y demás especies animales están detrás. Muy detrás.

Cuando hablamos de un equipo de fútbol, una mascota es algo más que un ejercicio de PR, es una forma de mostrar una cara amable de la institución, de hacer simpática la visión del equipo, de inyectar humor y de hecho, acercar el equipo al público infantil.

Elegir una mascota es un proceso delicado. Un lugar común hace implícito que debe tener elementos identidad del club al que representan.  Por ejemplo, Crystal Palace (conocidos como las Águilas) usan un Águila como Mascota, El Leicester usa un zorro, que es un animal popular en la región de la institución, pero también el apodo con el que les conoce en la islas; Los Zorros, o The Foxes.

Acá tenemos algo fácil de leer, te dicen zorro, usa un zorro, te dicen águila, usa un águila.

¿Cómo lo aplicamos a Sporting Cristal?

Ninguna de las ideas que se me ocurre es demasiado halagadora, pero me imagino que con Alianza la cosa debe ser aun peor.

Otra idea es coger a un personaje del todo ficcional y llenarlo de las características que deseas vender, Moonchester, o Mighty Red, las mascotas del Manchester City y del Liverpool responden con precisión a esta idea, en ambos casos son personajes que han sido diseñados para encarnar ciertas virtudes que el club desea vender como inherentes a su institución, la locura del buen fútbol, en el caso del alien celeste y el arrojo de los rojos de mersey, en el otro caso.

Entonces, ¿qué ha hecho Cristal? y ¿por qué creemos que lo ha hecho mal?

Intentaré ser esquemático:

  1. Hace un tiempo Cristal comenzó con una campaña de intriga hablando de una mascota, que sería la guardiana de “la raza celeste” y se escuchaba un sonido que parecía un rugido de algún tipo de felino grande.
  2. En redes sociales se comenzaron a mofar del tema, es decir una pantera, podría ser confundida con un gato y creo que todos recordamos el chiste de la foto de Morrisey y Ahmed.  (si no lo recuerdan, pueden verlo aquí)
  3. A raíz de este hecho, la campaña de la mascota comienza a desvanecerse, pero cuando regresa, el rugido se ha convertido en un ladrido, dejando claro que será un perro (yo  hubiera preferido un ornitorrinco, pero son gustos)
  4. La mascota es presentada hoy, en  un acto deslucido como un Viringo Crestado, también conocido como Perro Peruano Sin Pelo.  No reproduciré fotos del evento, por caridad.

Este es un resumen sucinto de los hechos hasta el día de hoy.

Ahora, hablemos del problema.

  1. La función de la administración del club – no hablo de la dirigencia, hablo de la gente que ve la parte operativa de la institución cotidianamente – es desempeñar su función de la manera más eficiente posible dentro de su presupuesto; por ejemplo RRPP debe comunicar efectivamente, Marketing debe encontrar oportunidades de posicionar la marca y lograr cierto revenue por eso.
  2. De lo anterior se desprende que toda función debe buscar mejorar la posición del club o resolver problemas, si hablamos de imagen y marca, hablamos de que el posicionamiento de ambas sea mejor que antes
  3. La dirección de marketing del club eligió originalmente un felino, al menos eso se desprende de los primeros indicios que se tienen de la mascota, y la gerencia del club, aprobó esto.  Esta elección podría ser tomada de dos maneras, una manera de intentar subvertir la manera peyorativa con la que se asocia al club con “cuatro gatos” la otra es que la gente de marketing vive en una burbuja sin mayor conexión con la realidad.
  4. Pero tan grave como esto, es que este tipo de decisiones no se ejecutan sin una aprobación de más arriba, y alguien debe haber aprobado el felino – y después debe haberse tirado para atrás – y ordenado el inicio de la campaña.
  5. Ante la campaña abortada, queda el control de daños, en este caso se elige un Viringo crestado, de nombre Fierita. Hasta ahí, la idea me parece estupenda. Un perro oriundo del Perú y que ha sido representado en huacos de la cultura Chancay, que ocupó parte del valle del Rimac.  Por otro lado, tenemos los rasgos de carácter del perro y un hecho irrefutable, a los niños les gustan los perros. Una idea estupenda, por donde se la mire.
  6. Entonces tenemos esto: (foto deprimente)
foto
foto: Sporting Cristal

Yo creo – al igual que parte del staff de esta página – que existe un problema en Marketing, no puede ser que primero intenten usar un gato y después cuando salen del impasse brillantemente, ejecuten la idea de una manera tan paupérrima que haga pensar que no tienen ningún tipo de respeto por el hincha, ni por la institución.

No voy a describir el disfraz, ni la pobreza de diseño general, en eso van a incidir otros. Pero quiero dejar claras un par de cosas.

  1. Es fácil malograr una buena idea, basta una mala ejecución
  2. La primera impresión es memorable, sobre todo cuando es mala.

Veremos que hace el club, o  si hace algo.

 

Creo, fundamentalmente, que es imposible describir el universo que nos rodea sin renunciar previamente a la superstición. Finalmente, el pasado está destinado a convertirse en leyendas e historias, no en grilletes.

2 COMENTARIOS

  1. Siento que se desaprovechó una inmejorable oportunidad de mostrar una mascota que pegue y tenga un sentido respecto del club. La mascota que la hinchada ya tenía en las tribunas, hasta hace un par de años era más carismática y bien elaborada. Sí, me estoy refiriendo a “El cervecero”. Esa daba alegría: bailaba con entusiasmo y siguiendo las coreografías de moda, los niños solían fotografiarse, se metía al campo de juego y animaba a las tribunas, el rostro de malo invitaba a desafiar la adversidad del momento. Ojala que “Fierita” pueda ser en algo eso, pero su diseño enclenque, la camiseta que lleva y sobre todo el rostro que lleva no ayudan mucho. Creo que aún estamos a tiempo.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación