La Cancha: Sporting Cristal 1 – Unión Comercio 0

La Cancha: Sporting Cristal 1 – Unión Comercio 0

Por -
2 1444

Si contásemos sólo hasta el minuto 88 podríamos decir que la hinchada de Sporting Cristal ha sufrido una maldición y que estamos condenados a ver, durante todo un campeonato nacional, el mismo partido una y otra vez. Lo que se vio en el Alberto Gallardo ha sido, en efecto, el mismo partido que venimos viendo desde la fecha 1 hasta ahora. Excepciones hay pero casi invariablemente, Sporting Cristal nos ha dado partidos insípidos en los que no tiene la menor idea de cómo hacer, con la pelota que tiene en los pies, algo útil.

La tenemos, la rotamos, la perdemos, la recuperamos, lanzamos centros y mandamos balones desviados. Todo en distinta medida y en peculiar ritmo. Pero jugadas útiles, que hagan daño, que generen emoción, casi nada. Y ya hemos pasado por todas las etapas de la frustración. Hemos culpado a árbitros, hemos reconocido superioridad de rivales, hemos repudiado a nuestros propios jugadores y dudamos de la capacidad del Cuerpo Técnico. Hoy, al parecer, lo que queda es la resignación.

Pocos esperan que Sporting Cristal pueda presentar algo distinto, algo que emocione, algo que sirva para inflar el pecho. Todos anticipamos la gravedad de un nuevo empate, un nuevo rendimiento intrascendente. El gol de Ray Sandoval, el último partido, sirvió menos para el grito de gol desaforado y más para el suspiro de alivio. Estoy casi seguro que el único que gritó con euforia y alegría el tanto fue Mariano Soso, los demás nos limitamos a aplaudir una circunstancia que nos evita la vergüenza de no poder ganar en casa. De no poder concretar superioridad y de no presentar argumentos. Fue grito, claro, pero no fue de alegría. Terrible situación donde un gol te genere más alivio que alegría. Ahí hemos llegado.

 

2 COMENTARIOS

  1. Todo esto es un gran engaño. Desde el 2013.
    Algunos dirán “me gustaría ver a estos jugadores con otro técnico” y otros más audaces dirán “me gustaría ver a este técnico con otros jugadores”. ¿Qué es lo más fácil?
    Por lo pronto ya llegó Ifrán con cierto historial de lesiones y una fotito polémica por ahí. No llega en gran momento pero si jugó en el fútbol español algo debe saber con la pelota.
    Para el año entrante ya anuncian a Tejada (llega con 35 abriles, ¿es lo ideal?), Libman (¿¿¿????) y Neka Vílchez, que también vendría pasando los 30 pero que si está intacto puede ser útil. Ya lo demostró en el 2012. Creo que no debió irse pero recuerdo que Aurich puso buen billete sobre la mesa.
    Hay que soportar lo que queda del año. Y tal como dijo Chalo, la palabra justa es resignación.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación