Palabra Justa: Quisimos tomar el “atajo” y nos topamos con una ruta...

Palabra Justa: Quisimos tomar el “atajo” y nos topamos con una ruta mucho más larga

Por -
7 911
(Prensa Sporting Cristal)

Cuando fue presentado Mariano Soso, tres palabras fueron las que entusiasmaron al hincha que dejando de lado la obviedad de querer ganar, quería ver a su equipo jugar bien. Esas palabras fueron: posesión, presión y ataque. El nuevo técnico, el subcampeonato y la esperanza de la hinchada de ver a su equipo jugar bien parecían indicar que esta vez el “manual de estilo” no iba volver a ser una falacia gigante ni una mentira al pueblo celeste.

El equipó mostró intenciones de ser protagonista a través de la posesión y el juego ofensivo en varias ocasiones. Tomando como ejemplos claros, Matute y Parque Patricios. Dos partidos con resultados distintos pero que Sporting Cristal los jugó como debe hacerlo un equipo sin complejos, que cree en su idea de juego y que juega los partidos con grandeza. Parecía que después de pulir ciertos aspectos del juego como el repliegue defensivo o si a sus delanteros le tocaba un poquitín más de suerte, Sporting Cristal volvería a ser el de siempre.

¿QUÉ PASÓ?

La mayor parte de partidos que jugó Cristal a principios de año fueron básicamente un “merecimos más”. Lo que no se dio cuenta la gente es que en ese “merecimos más” estaba la ruta correcta a seguir. El camino estaba trazado y el tiempo de trabajo nos iba a hacer cada vez mejores. Todos los “riesgos” que tenía nuestra propuesta se iban a disminuir con cada entrenamiento. Pero de la nada, como un diablo tentándonos al pecado o como la Reina ofreciéndole la manzana envenenada a Blancanieves, aparecieron las victorias de visitantes siendo un equipo cagón y, lamentablemente, caímos en la trampa. Caímos en el agujero en el cual la mayoría de personas en la sociedad de hoy cae (no sólo en fútbol) y ese agujero es la necesidad de éxito en la inmediatez.

Quisimos encontrar la verdad en el resultado y nos olvidamos de todos los aspectos del juego hicieron a Cristal ser, Cristal. Parece que le gusto en demasía el apagón de las críticas al comando técnico por ser “el mejor visitante del torneo peruano” que quisieron jugar igual todos los partidos. El equipo traicionó la idea que fielmente pregonamos a principios de año y pasamos a procurar ser “un equipo tácticamente ordenado”. Pero un equipo tiene que partir del talento para después ser ordenado, porque el talento se puede ordenar y al orden no se le puede dar talento.

Pero esta crisis de fútbol (porque de resultados no es en su totalidad) no es solamente culpa de la dirigencia o comando técnico. Los hinchas también colaboramos. Cuando no se dieron los resultados a principios de año, dejamos de hablar de fútbol, le dimos la espalda a nuestra historia, a nuestra esencia y a nuestra manera de sentir el juego. En general, se escuchó mucho de “para que atacar todo el partido si vamos a fallar tantas ocasiones” y todo eso contribuyó a creernos la mentira de que dejando de ser protagonistas seremos un mejor equipo. De una crisis de resultados se puede salir, pero de una crisis de fútbol es más complicado. Tomamos el atajo y cuando reaccionamos, tenemos una ruta mucho más larga. Ahora nos cuesta mucho más ganar.

¿Qué dirá el jugador de Cristal que a principios de año le dijeron que había que ser protagonistas y hoy le dicen que la verdad está en dejar de serlo?

Hay un miedo muy grande a perder y eso es por el entorno de infierno que inventa la sociedad alrededor del que no consigue ganar el partido. Entonces se cree que para no perder hay que atacar menos, pero no es así. Siguiendo la lógica terminante del fútbol, los grandes equipos y Cristal, por historia, casi nunca fue una excepción, demuestran que atacar mucho es más un riesgo para el rival que para uno mismo.

Lamentablemente hoy vamos al Gallardo y lo único que vemos es un estadio vacío, insultos a la dirigencia y un partido de rugby o como le quieran decir.

Artículos iguales

4 1077

1 1367

7 COMENTARIOS

  1. lamentable realidad la que estamos atravezando en estos momentos. talves salgamos campeones este año, pero eso seria engañarnos porque el equipo hoy por hoy no juega a nada. pase lo que pase el fin de año ojala que mariano soso deje de ser el director tecnico.

  2. Excelente análisis, sobre todo al plantear una idea que es el leitmotiv de todo el fútbol peruano: la búsqueda de la inmediatez del resultado. Lo curioso es que una de las cosas que más me gustaba de mi club era precisamente lo contrario: el respeto por las formas.

    En fin, estoy seguro que saldremos del paso, con Silva, Penny, Chapos y demás o sin ellos.

  3. De acuerdo con tu análisis, esa obsesion por los exitos a corto plazo nos estancara y nos va a limitar a solo luchar por el campeonato local, por eso que no tenemos una verdadera evolucion en nuestra participacion en la copa libertadores. Lo bueno es que de alguna forma se esta dando oportunidades a los jovenes (aunque no las suficientes), creo que seria conveniente arriesgar un torneo local pero con la idea de formar un estilo de juego que nos de frutos a largo plazo y sobre todo en los jovenes que pueden desarrollarse sobre la base de ese estilo.

    • Totalmente de acuerdo!

      Aparte eso de “arriesgar” un campeonato no creo que sea verdad. Siempre se puede ganar jugando bien. Saludos!

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación