Desde el Palco: Ronaldinho y los debutantes bajopontinos

Desde el Palco: Ronaldinho y los debutantes bajopontinos

Por -
0 1309

El pasado domingo 26 de junio, la alegría de jugar al fútbol la puso el otrora campeón del mundo, Ronaldinho Gaucho, su talento no sólo valió para el aplauso, el elogio y la victoria de Cienciano sobre Sporting Cristal por tres goles a cero, sino para recordarnos que el fútbol es también una fiesta y, sobre todo, un espectáculo.

Definitivamente, el astro Ronaldinho mereció mejores acompañantes para mostrar más de su talento. Hubiese preferido que Carlitos Lobatón, con el pretexto de ser campeón de la Copa Sudamericana con Cienciano, se pusiese la camiseta roja por 45 minutos para acompañar con su calidad y su jerarquía al ídolo brasileño. Sin embargo, Ronaldinho, con los plazos vencidos para el futbol de alta competencia, nos regaló un par de “pases del desprecio” que dejaron de cara al gol a los delanteros cusqueños, así como un par de tacos y otras fantasías. Luego, con la sonrisa que le caracteriza, se despidió a los treinta minutos del segundo tiempo tras dar un pase gol, dejándonos una lección de talento y de humildad.

FB_IMG_1467150907231
(Prensa Sporting Cristal)

Sporting Cristal presentó una mixtura de jugadores dedicados a jugar sin exigirse, a entrenar con público, intentando hilvanar juego de la mano de Lobatón y de Renzo Sheput. Lo más resaltante fue el acierto de Mariano Soso al aprovechar este amistoso para que debuten con el primer equipo algunos canteranos. Desde el arranque puso a Fernando Pacheco, categoría 99, como extremo izquierdo y a Santiago Rebagliati de la categoría 96 como centro delantero. En el segundo tiempo ingresarían Frank Ysique y Johan Madrid (ambos categoría 96) y Martín Távara (Categoría 99).

Otros de la categoría 96, ya conocidos, que estuvieron en el encuentro son Alexis Rojas y Luis Abram. De la categoría 95 estuvieron el arquero Carlos Grados, Alexis Cossío, Brian Bernaola, Pedro Aquino, Ray Sandoval y Alexander Succar. De la categoría 93 estuvo Edinson Chávez. Los últimos quince minutos prácticamente jugaba la reserva bajopontina, o mejor dicho, veíamos a la escuadra de Sporting Cristal del futuro. Si bien fue un partido amistoso de poca exigencia, se apreciaron ciertas individualidades.

Santiago Rebagliati, siendo un centro delantero, mostró movilidad en todo el frente de ataque y buen juego asociado fuera del área. No debería abusar en buscar siempre la pared o dar pase; siendo delantero debería aprovechar su olfato goleador para, siempre, perfilarse para rematar desde fuera del área. Si mejora en eso, tenemos nueve, porque tiene buen juego fuera del área y se acomoda en todo el frente de ataque.

Frank Ysique es una grata sorpresa. Debutó contra Comerciantes Unidos los últimos minutos de la fecha pasada y cumplió. En el Cusco tuvo todo un segundo tiempo mostrando buen despliegue, criterio para los recorridos, además de tener buen pase largo como corto. Por momentos, organizó el juego con salida limpia. Un acierto de Mariano Soso al promoverlo.

Johan Madrid debutó como lateral derecho, y así subió Chávez de extremo. Si mal no recuerdo, Madrid debutó en primera con Cienciano el año pasado, donde estuvo a préstamo, pero lo hicieron jugar de central. El domingo jugó de lateral; se le apreció mejor en la marca que en el desborde, aunque Cristal atacó poco. Tácticamente ordenado, Madrid siempre apareció en el ataque como alternativa de pase.

Otra grata sorpresa fue ver en el primer equipo a dos jugadores de la categoría 99 que están haciendo un buen torneo en la Reserva: Fernando Pacheco y Martín Távara.

Pacheco, como extremo, no se mostró mucho porque el ataque celeste fue más incisivo por el lado de Alexis Rojas, quien en el Cusco mostró amor propio, orgullo y no le importó que sea un amistoso con Ronaldinho porque Rojitas las peleó todas y siempre mostró con gambetas o desbordes que él quería ganar. Pacheco tuvo un par de desbordes en los cuales mostró buena ubicación, atrevimiento y rapidez. En otros momentos fue bien absorbido por la marca de Cienciano. Para ser su debut con el primer equipo a tan corta edad, cumplió.

Martín Távara ingresó los últimos quince minutos del segundo tiempo en lugar de Renzo Sheput. Una postal del recambio generacional que se está produciendo en Cristal. Si bien entre Ysique y Aquino se pusieron el equipo al hombro en un partido liquidado, Távara mostró chispazos de talento; siempre la pidió para armar juego ofensivo y, algo que me llamó la atención, es que Távara le pega con sutileza, sea para dar pase largo o corto. Esa sensibilidad para pegarle al balón no se ve a menudo en chicos de su edad. Otro punto a favor es que es un creativo que hace recorridos para defender y cuando tiene que reventar, la revienta sin sutilezas.

FB_IMG_1467150876199
(Prensa Sporting Cristal)

Luego de ver el debut de los antes mencionados, se reconoce el buen trabajo del formativo bajopontino, el cual nos está dando chicos aguerridos, de buen pie y con mejor criterio para jugar en equipo sin abusar de la individualidad. También es bueno recalcar la labor de Mariano Soso, cuya experiencia de formador está siendo vital no sólo para promover a estos canteranos, sino para levantar el juego de jóvenes como Aquino y Rojas. Ojalá levante así el juego de Cossío. El futuro celeste es promisorio porque el presente se está trabajando con mucho esfuerzo para que así sea.

Y eso es bueno tener presente.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación