La Cancha: Sporting Cristal 3 – CA Huracán 2

La Cancha: Sporting Cristal 3 – CA Huracán 2

Por -
5 1107
(Prensa Sporting Cristal)

Hay partidos que se ganan con sufrimiento. Esos son buenos. Hay partidos que se ganan con miedo. Esos no son tan buenos. Ayer iba a ser una historia épica y termino siendo un cuento de terror. Hubo dos minutos trascendentales para esa situación: 56 y 57. Gol de Santiago Silva y descuento de Huracán. Tal vez si no encontraban el descuento tan rápido no habrían tenido esa reacción y hubiéramos podido manejar mejor el partido. Fue la colisión de dos fuerzas: Cristal que sintió el partido liquidado (craso error en una competición como la Copa Libertadores) y empezó a relajar el músculo y Huracán que sintió el despertar de su coraje. Así, el partido se nos complicó terriblemente. Muy mal Cristal que en los siguientes 41 minutos no supo encontrar su tranquilidad ni las opciones para castigar a un rival jugado en ataque. Conmovedor Huracán que nos dejó a todos con la boca abierta. Pésimo el árbitro que se parcializó y quiso premiar el esfuerzo del visitante a costa de no cobrarnos faltas claras y de dar la friolera de ¡6 minutos! de sobretiempo. Exagerado desde todo punto de vista.

En lo que se llegó a una suerte de consenso es que a los hinchas de Cristal odiamos eso de “ganar como sea”. Queremos ganar bien. Espero que haya más coherencia y dejemos de reclamar resultados por resultados. Ayer no se ganó bien. En 41 minutos se desdibujó mucho de lo que se había pintado en los 55 anteriores. En los primeros, Cristal se impuso con justicia ante un rival complicado, generó más y logró anotar. Huracán falló en su intento de cortarnos los circuitos y, aunque nos complicó varias veces, no en vano se encontró con tres goles abajo. Luego todo se complicó. No te lo tengo que contar porque tú lo viviste conmigo. Esa sensación, esa angustia, nubla la calificación de un partido que tenía todo para ser redondo.

Hay una absurda idea de que Huracán era un rival cualquiera. No lo es. Contemos: le ha ganado a Peñarol en Montevideo (algo que por estas costas es toda una hazaña histórica), ha sido finalista de la última Sudamericana y además es un equipo que actualmente compite en una liga superior a la nuestra. A pesar de eso, les hicimos partido y debimos cerrarlo con una diferencia mayor. Pero una cosa es decir que “estamos obligados a ganarle” porque eso es lo que exige nuestra expectativa de competencia en la Copa y otra cosa es pensar que “este un rivalcito al que hay que ganarle porque cualquiera le gana”. Hay un trecho entre una cosa y otra, no confundamos.

En una semana en que se habló, mucho y mal, sobre lo que quiere hacer Cristal en la Copa, el equipo mostró lo que pensaba: más allá del resultado y la forma, es irreprochable lo dado por el equipo. Todos se fajaron por la camiseta y demostraron que no consideran estar de comparsa en la Libertadores. Cristal quiere competir. Porque la única forma de ganar la Copa es compitiendo en ella. A medida que compitamos más y mejor, nuestras chances irán subiendo.

No cometas el amargo error de descalificar a Alexander Succar por el tiro que erró ayer. Lo erró, sí, y tendrá que mejorar en eso. Pero recuerda también que es su segundo partido en Copa Libertadores, que entró en los minutos más calientes del partido (luego del segundo gol de Huracán) y que cargó con la presión de tener que frenar al rival que se iba con todo. Hay que arroparlo, apoyarlo, alentarlo. Succar tiene calidad de sobra y lo último que merece de parte de nosotros es que lo queramos crucificar por el error de ayer. Yo sigo confiando en él, sigo pensando que es un 9 espectacular y que nos va a dar muchas alegrías.  El grito de gol que ayer le fue negado, bajará mejorado y amplificado en próximas ocasiones. ¡Salud Succar!

¡Cómo ha crecido Pedro Aquino! Hemos pasado varios años hablando de quién podría reemplazar a Carlos Lobatón y Pedro Aquino esta demostrando en este año que él quiere ocupar ese lugar. Calidad le sobra y me gusta cómo entra a los partidos. Enchufado, convencido, pidiendo la pelota, mostrándose y encarando. Me alegra mucho verlo en la cancha. Me alegra mucho pensar que lo llevamos con calma y paciencia desde que debutó en primera el 2011 con tan sólo 15 años. Me alegra pensar que se consolide en el mediocampo de Cristal y que nos regale grandes jornadas de fútbol. Aún le falta mejorar mucho más, pero es refrescante tenerlo ahí y saber que esta respondiendo a los retos.

Terminamos la rueda de ida de esta primera fase de Copa y estamos en zona de clasificación. Aún hay mucho que mejorar y trabajar pero … recién estamos en marzo. Sigo convencidísimo que este es el camino correcto y que hay seguirlo. El crecimiento en juego del equipo durante febrero ha sido evidente y me ilusiona pensar que el proyecto de Mariano Soso va a ir en ascenso. Es claro que falta trabajar en varios puntos pero el técnico demuestra que eso es lo que más hace: trabajar. Tiempo tenemos, ilusión sobra. Sólo falta la fe y la confianza. Esa se irá ganando a punta de partidos.

Artículos iguales

11 918

5 COMENTARIOS

  1. En el primer tiempo fuimos efectivos metimos las dos más claras que tuvimos. En una idea lógica Soso plantea el segundo tiempo a esperar a que salga Huracán para matarlos de contra sin embargo se tiro muy atrás y regalo la media cancha con un solo contención. Huracán llegaba con facilidad hasta escasos metros de nuestra área y a base de fuerza y juego nos metió 40 minutos en nuestro arco. Soso demoró 25 MINUTOS en darse cuenta que Lima ya no estaba para el partido…. Ojo que en segundo tiempo.po tuvimos 4 clarisimas y solo metimos 1 la del penal, no fuimos efectivos. Tenemos que mejorar muchísimo porque Cristal gana pero jugando bien y no al nivel de ayer. Fuerza cristal?!

  2. Ayer en el estadio vi algo de un jugador que ne sorprendio para mal, algo raro recien comenzado el partido, no creo q se haya notado en la transmision, bueno de ahi lo contare.

    Mucha bronca porq otra vez dependio de nosotros y no pudimos elevar el rendimiento para capitalizar pero bueno, creo q depende aun de nosotros, fuerza cristal

  3. Chalo lo dijo: “ganar como sea” no va con nosotros, no sé si alguien podrá estar conforme con una victoria así.

    Se hizo un primer tiempo bastante bueno, pero me dejó la sensación que Lobatón y Revoredo no están para jugar a nivel de Libertadores, mas aun cuando el libreto de juego de Soso es vértigo, dinámica y presión (al menos ese es el cuento que nos vendieron esta vez), y ambos jugadores son muy lentos y le quitan velocidad al equipo. No entiendo por qué Soso insiste con jugadores que son la antítesis de su propuesta de juego, más aún cuando se pretende hacer una presentación digna en la Libertadores (frase subjetiva por gentil cortesía de Lombardi).

    No entiendo lo que planteó Soso los últimos 40 minutos (o quizás no lo hizo, porque nunca funcionaron sus cambios y nunca pudimos recuperar la posesión del balón), no entiendo cómo Huracán con 10 jugadores nos hacían el tiki taka desde su propia área hasta llegar al arco de Penny, y nuestros jugadores trotando, retrocediendo, marcando a 3 metros del rival, ¿falta de físico? no lo creo, si Soso no hace rotación quiere decir que físicamente todos están como cañón, corriendo como aviones, ¿la vieja táctica del ratoneo? tampoco lo creo, ese no fue el cuento que nos vendieron al contratar a Soso, ¿conformismo? es poco probable, Soso tiene raíces bielsista y exige mucha dinámica de juego; ¿pánico escénico? imposible, además de tener el mejor plantel del medio somos la raza celeste, con rebeldía para no dar una pelota por perdida. Quizás la respuesta esté en la diferencia económica que hay entre Huracán y Cristal (argumento esgrimido por Debackey), que hace que en partido que vas abajo 3-0 y con 1 hombre menos, te disfraces del Barcelona y en 40′ sometas a tu rival en actitud y en juego. ¿Y las triangulaciones? ¿las pequeñas sociedades? ¿la posesión del balón para defendernos? Después del primer gol de Huracán pensé que Cristal empezaría a triangular, rotar el balón, hacer el tiki taka para bajar el ritmo del partido y matar de contra, no vi ni lo uno ni lo otro, quizás también se deba a la diferencia económica que argumenta Debackey, lo cual impide hacer funcionar las neuronas en la cancha y replantear el partido cuando se pone difícil.

    Lo rescatable del partido es que tanto Céspedes y Silva están empezando a justificar su contratación, una vez que Silva agarre confianza creo que volverá a ser el artillero del 2014; lo de Costa se ve que rinde mejor cuando se tira para el medio porque como extremo parece un carrito chocón. Bien lo de Penny, creo que la defensa lo vendió en los 2 goles, sigo pensando que desperdiciamos a Cazulo como back, con su velocidad y físico podríamos ganar mucha marca en el medio y evitar que el rival pueda armar sus ataques, además que puede ordenar mejor la segunda línea de volante porque tiene buen panorama del juego.

    Hay el discurso, la idea está ahí, solo falta que sus interpretes lo ejecuten de manera coherente.

    Saludos celestes,

  4. Conocidas ya las prioridades uno puede analizar con otra perspectiva las cosas.
    En boca de sus dirigentes Cristal se reconoció inferior a nivel sudamericano y dentro de ese contexto hay que situarnos.
    Efectivamente, Cristal ganó con lo justo porque tiene lo justo y hasta un poco menos. Por eso lo de ayer tiene sabor casi a “proeza” Hay que felicitar también la mejora en la eficacia ya que se supo aprovechar de modo oportuno las ocasiones que se tuvieron y que nos permitieron ponernos 3-0 arriba, aunque de manera un poco engañosa ya que el partido se presentaba parejo e incluso en algún momento parecía que Huracán empezaba a imponer condiciones.
    El partido invita a varias reflexiones a partir de situaciones repetitivas que parecen insalvables.
    Hay reflexionar sobre por qué cuando le hacen un gol a Cristal el equipo se desconcierta tanto o, en el peor de los casos, baja los brazos. No sólo a nivel internacional sino también local.
    Hay que reflexionar sobre por qué el equipo entrega la pelota cuando está en ventaja y no es capaz de mantener la tan mentada “posesión”. Ayer Huracán nos embotelló con 10 jugadores y nos quitó la pelota casi media hora. Pusimos otra vez en riesgo una victoria que era holgada (increíble) y terminamos de nuevo con los huevos de corbata. ¿Por qué se sufre tanto con un 3-0 arriba? ¿Síntoma de equipo chico?.
    Hay que reflexionar si de verdad somos un equipo diseñado para matar de contra. Cristal es muy impreciso en sus pases largos y cuando quedamos mano a mano con la defensa rival nos nublamos y no sabemos liquidar. Hay jugadores como Ávila que ya tocaron techo y generalmente echan a perder los contraataques por falta de técnica o inteligencia para resolver de forma correcta lo que pide la jugada. No es mal jugador pero se necesita un poco más, pues.
    La rebeldía de Huracán también llama a reflexión. Me hubiera gustado esa reacción en Cristal ante Nacional. Hubiera importado y dolido menos la derrota.
    Palmas para Cazulo. Es un mal central pero lo que le falta en preparación le sobra en corazón y ayer fue importante para que no nos empaten aunque Huracán tampoco estuvo fino. Felizmente no lo expulsó el árbitro por ese patadón a Miralles. Bien Costa y Céspedes cuando Cristal tuvo la pelota. Bien Silva, dándonos un poco la razón a los que pedíamos esperarlo. Creo que no debió salir cambiado.
    No le veo muchas probabilidades al equipo en el partido de vuelta. Huracán demostró que con poco (jugó con varios suplentes, luego con uno menos, algo errático con la pelota a veces) nos complica mucho y si así fue de visita ¿cómo será de local? Cristal defiende mal, plantea mal y ya demostró que es frágil cuando el rival se envalentona y se le va encima logrando arrinconarlo.
    Esto sigue, hagamos lo mejor que se pueda, ese es el “objetivo”.

  5. Asi vi tambien al equipo, ganando 3-0 y empezo “el otro equipo” porque este fue el otro Sporting Cristal, pareciera que se encontraron de repente con un marcador favorable y se asustaron, se tiraron atras cuando Huracan tuvo que haber hecho esto porque quedaron con diez y con tres goles en contra, pero no, afloro la gana de los parrilleros de no perder y menos por goleada y se fueron encima heridos a buscar someter al rival y vaya que casi lo logran, Este Cristal deja mucho que desear, que no me digan que la defensa ha mejorado con Cazulo , yo no lo veo asi , por el contrario ha perdido un hombre en el medio y por alli avanzan todos los rivales en busca de hacer danio, Cristal no supo manejar la diferencia de goles que tuvo, aun sabiendo que antes ya nos ha pasado, como que en los segundos tiempos se cae el equipo, paso en Paraguay en la Copa anterior, recuerdo paso en Argentina cuando se ganaba 3-0 y se perdio 4-3, en fin hay antecedentes que nos debieran tener preparados para que no vuelva a pasar pero sigue pasando , a que se debe? falta fisico (porque algunos trotaban) mala direccion tecnica y sin tactica? o que se yo, la cosa que esto debe mejorar si no, nos costara caro, el proximo partido sera con el mismo rival pero alla,hum…..

Responder a Nelson Cancelar respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación