El Análisis. “Objetivo: Equilibrio”

El Análisis. “Objetivo: Equilibrio”

Las conclusiones de los proyectos en la vida, como en el fútbol, siempre deben tener aspectos positivos y negativos. Es utópico que en un proceso hayas hecho las cosas solamente bien, o solamente mal (en Medellín se hizo un buen replanteo en el segundo tiempo). Los logros se obtienen haciendo que la balanza se incline más hacia los aspectos positivos. La suerte existe, pero es algo incontrolable. Un equipo no gana porque hizo todo bien, y un equipo no pierde porque hizo todo mal. Tenemos la capacidad, como hinchas de Sporting Cristal, de no estar conformes con el rendimiento en un triunfo (como el de ayer), y también de no sentirnos derrotados a pesar de perder (incluso en una final Nacional: Arequipa 2015). Está claro que habrán derrotas que duelan en el alma (Medellín), y triunfos que nos hagan inflar el pecho (Avellaneda). Es a ese punto medio al que tenemos que llegar: el de no perder la cabeza por un triunfo ni por una derrota, por más difícil y apasionante que sea.

Pero así como nosotros debemos ubicarnos en el punto medio, también se lo pedimos a los jugadores y Comando Técnico de Sporting Cristal. Están haciendo las cosas bien, y también tienen errores. El camino es difícil, y es absolutamente normal y esperable que se cometan errores. En un proceso como el que se proyecta, se debe aprender de los errores para trabajar desde ellos. No me cabe duda que los jugadores lo saben y están trabajando diariamente para sacar esto adelante. No me cabe duda, también, que los argentinos de La Florida duermen pensando como corregir y mejorar. Nos pasó contra Unión Comercio y contra Huracán, en torneos infinitamente opuestos: perdemos el control del partido y dejamos que el rival nos meta atrás. En estos últimos dos partidos terminamos con la sensación de no poder liquidar el resultado (a pesar de tener opciones bastante más claras que los goles convertidos), y que el rival nos termine empatando.

¿Que hace bien Sporting Cristal? Hemos vuelto a atacar con volumen ofensivo y en bloque. En diferentes momentos del partido, llegamos con 7 jugadores al bloque defensivo rival; y los movimientos son rápidos y coordinados. Pocas veces los jugadores se superponen: si el lateral pasó de wing, el extremo quiebra hacia el interior. Revoredo, a pesar de lo que todos pensábamos, le ha dado equilibrio defensivo por el lado derecho: cierra bien cuando necesita ser central; y hasta aparece varias veces en la foto cuando atacamos, a pesar que centrar no sea su fuerte. La penetración ofensiva de Céspedes hace mucho daño al rival: capaz de hacer diagonales interiores o exteriores; lo vimos ayer en el penal y contra Sullana hace una semana. Estamos viendo a un Penny bastante más seguro con manos y con ambos pies. Colocar a Jorge Cazulo de central, ha tenido el mismo efecto que cuando Mosquera lo puso de 6: el equipo ha ganado mucho orden y agresividad en defensa. Aplaudo a Cazulo cuando tiene la pelota en defensa y ve que sus posibles receptores están tomados: avanza con gran verticalidad sin temor y con rapidez. Esto genera, según decía Xavi, la creación de “el tercer hombre”: cuando los medios están tomados, el central sale verticalmente hacia el medio, para que una marca rival vaya hacia él, dejando libre a un mediocamposta. Es entonces cuando el central la pasa ahora al hombre libre, y es momento de ir hacia el arco rival. Los invito a ver y escuchar a Pep Guardiola explicando este concepto: https://www.youtube.com/watch?v=kpNd8IDHCLk

resumen
Diferentes momentos del partido. Siempre con superioridad y volumen ofensivo. Por izquierda o por derecha. Primera foto: Calcaterra de wing, Costa de 9 y gol. Desorden ordenado, ocupación de espacios y pérdida de referencia de la marca rival.

¿En qué nos estamos equivocando? Ayer, por ejemplo, hicimos que el segundo tiempo sea un partido de áreas, y terminamos perdiendo en ambas. Dejamos que el mediocampo deje de existir. Con el ingreso de Ábila, Huracán pasó a jugar con doble 9 (al igual que Comercio con Mayora y Bogado); esto hizo que Ballón pase a apoyar como tercer central constantemente para ser 3vs2, dejando a Calcaterra sólo contra los 2-3 volantes ofensivos del rival. El apoyo de Lobatón a Calcaterra fue casi nulo. Aquino entró para eso, pero ya Huracán estaba encima y nos costó empujar a un equipo que ya estaba ferozmente en nuestra cancha. Sólo un gol podía liquidarlos, y nos fallamos 3 muy claros. Siento que a veces Sporting Cristal necesita bajar un cambio en la velocidad: no todo tiene que ser vertical, sobre todo cuando estamos encima por dos goles. Eso no sólo puede llevar a agotar al rival, sino que también a nosotros: Ballón y Cazulo tienen casi el 100% de minutos del 2016 encima. Esto es más perjudicial si es que fallamos tantos mano a mano (Succar, ¡sin miedo por favor!). Hay momentos del partido en el que tienes que descansar con la pelota y agotar al rival: se gana con mucha verticalidad, pero el resultado se mantiene con horizontalidad. Otra cosa, que es algo subjetivo que cada vez se está volviendo más objetivo: pasó en el 2013 y 2015 en Paraguay, el 2014 en Curitiba, y volvió a pasar ayer: no somos capaces de mantener el resultado. Tenemos que tener la suficiente ambición y fuerza mental para liquidar al rival y no dejarle opción alguna para que se levante, por más fuerte que sea su reacción. El año pasado no matamos a Guaraní en Paraguay, y ya sabemos quien terminó clasificando. Es mediante esa ambición y fuerza, además del buen fútbol, que podremos llegar al objetivo: pasar de ronda, y por qué no, seguir avanzando más allá. No quiero quedarme otra vez pensado que se pudo, pero no logramos el sueño porque no pudimos matar -deportivamente- al rival, cuando tuvimos varias ocasiones para hacerlo. No quiero más Curitibas, Estudiantes, ni tampoco más Asunciones. Yo quiero Copa Libertadores.

gol huracan
Ballón muy metido. Lobatón no apoya a Calcaterra. Rodriguez no sale a la velocidad de Cazulo. Superioridad en marca de SC. Unos miran, otros tocan. Segundo de Huracán

En el balance, a pesar de la sensación de empate en los últimos dos partidos, tengo optimismo y tranquilidad. Sensaciones que quedan porque esto recién empieza y tanto los jugadores, como el mismo Mariano Soso saben que ayer y el sábado Sporting Cristal terminó dependiendo más del rival que de nosotros mismos. A veces, sólo a veces, importa ganar. El triunfo te puede dar una tranquilidad enorme para trabajar en corregir los errores. Les aseguro que saben más que nosotros las cosas en las que hay que mejorar. Me quedo con la frases con la que cerraron el partido: el “no podemos terminar así los dos últimos partidos” de Cazulo, y el “no supimos manejar el control del juego, y tampoco la posesión” de Soso. Es momento en el que todos debemos buscar el equilibrio. Vayamos a ganar en Argentina y eliminar al rival. Es lo que hay que hacer. Vamos Sporting Todavía.

Artículos iguales

6 COMENTARIOS

  1. Para Fox Sport, el mejor jugador peruano fue Lobaton y luego cazulo y Calcaterra. Lobaton cuando esta libre de marca es muy fino, pero en el segundo tiempo se noto un bajon, creo que es cansancio y el tecnico no quiere reconocerlo en general de todo el equipo.. para el segundo tiempo asi como iban las cosas desde el primer tiempo debieron ingresar. Aquino, por Avila y Ramua por Lobaton, para sarle un respiro mayor a la volante y con eso se manejaba mejor el balon. error sacar a silva solo por que normalmente en aprtidos anteriorres era canbiado, por que por lo menos silva mantenia preocupados a los zagueros y teniamos posecion a traves de la recepcion de cabeza de silva, lo que obviamente por estatura no lo podia hacer Avila y para la posecion con los pies tenias a Ramua, Aquino, Calcaterrra, sin contar la contecion del equipo. Soso no sabe cuando hacer los cambios, debio hacer eso, por que el primer tiempo HUracan le jugo de igual a igual, por que cristal sigue en deuda en lo que mas sabe su volante….ALGUN DIA APRENDERA SOSO?????

    SI Abram jugo libertadores en el 2014, pregunto no tienen un plan diferenciado para potenciarlo, creo que se necesita mucho un Zaguero mas, para subir cuando se necesite a cazulo y no meter a Ballon a la defenza, con lo cual regalamos el medio campo y los goles llegaron por que no habia marca y los tres defenzas quieren salir a bloqueran el remate y salio un pase a un delantero y gol….. tambien se pudo haber solucionado de esa manera, meter a Abram, pero no se si su nivel este a la altura en estos momemntos…humilde opinion.

    • Concuerdo totalmente con tu comentario, ávila y lobatón debieron salir mucho antes y no esperar a que nos metan en nuestro arco para recién replantear el mismo. Grave error de hacer retroceder a ballón, pérdimos una vez más la media cancha y empezamos a sufrir innecesariamente.

  2. ¿El mejor jugador Lobatón? para mí el mejor fue el “bombero” Cazulo y me reafirmo, seguimos desperdiciando a Cazulo como back ¿que no tenemos otro back con la solvencia de Cazulo? bueno, habría que preguntárselo a los que definieron las contrataciones para este año y se mostraron orgullosos de su trabajo. Dejamos ir a Balbin que tuvo muy poca participación con Ahmed y las veces que jugó lo hizo jugar en una posición diferente, hoy lo veo como back en la Vocal y me pregunto ¿por qué Ahmed no lo potenció como back a sabiendas que defensivamente somos un desastre? Pensé que el proceso incluía la función de formador. A ver si entiendo, dejamos ir jugadores en el puesto de back, no contratamos “refuerzos” en ese puesto, improvisamos a Cazulo (volante de marca) en ese puesto, nuestra joven promesa Abram está oxidándose en la banca de suplentes, el mudo ya no impone seguridad en el fondo, ¿y luego nos dicen que apuntamos a hacer una Libertadores decorosa?

    ¿Algún día aprenderá Soso? La respuesta la dio Noctámbulo en su blog cuando le cuestioné sobre el mérito de Soso para ser el DT de Cristal. Yo solo sé que no se puede ejercer presión al rival marcándolo con la mirada a 3 metros de distancia, si no me creen vean las fotos de Juan Pablo.

    El equilibrio, palabra bendita que nos es esquiva desde hace mucho, pero que alcancé a comprenderlo con Vivas hasta que lo cambiaron por Ahmed. Desde mi humilde opinión el equilibrio no pasa solo por parar bien al equipo en la cancha y que se aprendan su libreto, el equilibrio debe venir desde la directiva, si planificas mal la vas a pasar mal, si contratas mal la vas a pasar mal, y te obligará a hacer improvisaciones para salvar la situación, haciendo planteamientos insólitos (equilibrio?), para después justificarte diciendo que no puedes ser mas competitivo porque los rivales extranjeros tienen mejor nivel económico que tú, por si acaso el Huancayo, Comerciantes Unidos o Garcilazo tienen nivel económico más bajo que nosotros y aún así no pudimos ganarles, ¿hasta que punto la diferencia del nivel económico es un buen argumento para dejar de ser competitivos y equilibrados?

    Saludos celestes,

    • De acuerdo en casi todo salvo en lo de Balbín. La mejor versión que vimos de él fue en la Copa América del 2011 y de allí problemas personales y de lesiones lo alejaron del fútbol. A Cristal llegó lesionado y cuando jugó no marcó diferencia e incluso recuerdo su expulsión ante Paranaense que complicó todo. Además, su puesto era de volante y como central mostró falencias. Creo que no hubiera sido solución si se quedaba.
      Hubiera preferido que se potencie a Abram y también a Bernaola. Cazulo va a terminar fusilado antes de fin de año, no descansa nunca.
      Buen punto lo del tema económico. Es un claro ejemplo de que la plata no siempre impone condiciones. En el caso de Cristal, si bien es cierto aún conserva cierto poderío económico, de nada le sirve si juega mal y no aprovecha bien lo invertido.
      Es curioso que haya tanta crítica cuando el equipo marcha primero en el torneo local y segundo en su grupo en la Copa pero lo que pasa es que se percibe fragilidad en los cimientos que mantienen por ahora en pie esas posiciones.

      • Cierto, me olvidé de Bernaola, como casi nunca lo ponen olvidé que teníamos otro back joven en el club. Gracias por recordármelo Gino.

        Saludos celestes,

  3. Solamente para recordar que Cazulo tampoco llegó como volante central, que fue un entrenador que lo colocó ahí porque pensó que podía hacerlo bien, y de hecho acertó.

    Saludos.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación