Las del Estribo: Sporting Cristal 1 – 1 Club Atlético Peñarol

Las del Estribo: Sporting Cristal 1 – 1 Club Atlético Peñarol

(Prensa Sporting Cristal)

Por: Ernesto Arrascue

El tiro libre de Carlos Lobatón al minuto 30 del primer tiempo, que Guruceaga manotea y envía al tiro de esquina, fue la sexta posibilidad de gol que tenía Cristal en su debut de la Libertadores. De esas seis opciones, dos de ellas habían sido muy claras, un centro que Rodriguez no llegó a añadir cuando estaba solo frente al arco y un cabezazo de Silva que, pese a no tener incomodidad, envió muy alto. El partido había sido todo del Sporting, no solo en posesión sino que esta vez, a diferencia de lo que venía pasando en el torneo local, sí había generado ocasiones de gol. Sin embargo, fue Peñarol el que aprovechó la única ocasión que hasta ese momento se le presentaba, luego de una descoordinación de la defensa celeste, anotando un gol que, a todas luces, era un premio inmerecido para lo que habían mostrado los uruguayos.

En el segundo tiempo se mantuvo la posesión y el empate llegó casi como un golpe justiciero. Rodríguez esta vez no falló y aunque se merecía mucho más, el empate daba la oportunidad de empezar de nuevo. Al final, lamentablemente, no hubo más. Cedimos dos puntos ante un rival que fue mucho menos que nosotros. Sí, el campeón uruguayo jugó un muy mal partido.

¿Qué fue lo que pasó entonces?

Hay una jugada, un pase, un remate al arco, un movimiento, que los jugadores de la zona ofensiva bajopontina están haciendo mal. Hay una decisión que se está tomando de manera apresurada, un remate que no va al arco. Esa jugada que hace la diferencia entre el ataque improductivo y el gol. Hay imprecisión, todavía.

Cambiar esto va más allá de la responsabilidad del técnico. Es algo que solo los jugadores pueden mejorar y que, casi siempre, se va afinando con el paso de los partidos. Por ahora, la tenemos y no concretamos, pero las ocasiones empiezan a aparecer. Cada vez más.

Lástima, porque hay una ansiedad comprensible por ganar en casa y estos resultados se prestan para la aparición de los que opinan solo viendo el marcador y no el partido. En la Copa Libertadores los puntos perdidos en casa pesan mucho, sobretodo si tenemos en cuenta que aún falta jugar con el equipo colombiano, claramente el más difícil del grupo. A pesar de todo, Sporting Cristal está siguiendo el camino correcto y queda claro que este no se debe cambiar. Habrá que esperar que empiecen a llegar los goles.

2 COMENTARIOS

  1. El torneo pasado se pidió paciencia y esperamos 1 año mas para ver los frutos del iluminado Ahmed. Este año llega Soso y nuevamente se nos pide paciencia, cuanto tiempo debemos esperar esta vez? 2 años mas ?

    • Sí pues, nos paran cojudeando con esa vaina de la paciencia.
      No parece que hubiera un plan. Además, si no se invierte más y mejor es difícil armar un equipo de jerarquía o al menos uno que pueda competir hasta alguna instancia importante con cierta regularidad. No todo es dinero pero uno tampoco puede tirarse al abandono y andar peseteando e improvisando con la excusa de que “el dinero no me garantiza nada”. Lo que se busca es competir a alto nivel. En ese rumbo, la probabilidad de que los títulos lleguen es mucho más alta.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación