Lanzando conceptos: La Noche de la Raza Celeste.

Lanzando conceptos: La Noche de la Raza Celeste.

Por -
1 744

Por: Raúl Charpentier

Sólo tres partidos amistosos para ver por dónde va este Sporting Cristal ‘Made in Soso’. Ideas claras: jugar a dos toques máximo, mucha movilidad de los medios y extremos (A Gabriel Costa le falta aún más tiempo que a Alfredo Ramúa, pero las condiciones las tiene), equipo corto y recuperación inmediata en el lugar donde se pierde el balón.

La idea de cómo conseguir la identidad es lo más complejo de asimilar. Si bien la forma respecto del ciclo anterior no es idéntica, sí hay similitudes: salida por abajo, presión desde los delanteros, cambios de altura de los medios y jugar lejos del arco propio. En este punto es acertada la contratación de un entrenador que no deberá iniciar desde 0 a nivel filosofía de juego.

Analizando el partido, vimos un Cristal intentando protagonizarlo desde la posesión y la movilidad. Esto se hizo muy bien teniendo en cuenta que el equipo recién comienza a bajar el ritmo arduo de la pretemporada. Salió con una “mentirosa” línea de 3 ya que al jugar Montevideo Wanderers con un solo punta, Renzo Revoredo sobraba en la zaga y comenzó a ocupar un lugar como lateral derecho llevando a la defensa a ser una línea de cuatro (Revo, Jorge Cazulo, Alberto Rodríguez y Jair Céspedes). Josepmir Ballón fue el contención que siempre fue opción de pase para los centrales. Horacio Calcaterra se movió como un mixto que permanentemente aparecía por todo el ancho del campo y Carlos Lobatón más arriba como un ofensivo cerca de Santiago Silva. Alfredo Ramúa por izquierda y Costa por derecha hacían las veces de falsos extremos ya que descendían para generar los espacios para que penetren los Laterales.

Vimos una buena sincronía del tándem “Ramúa – Céspedes”. Muy bien el “Chapu” yendo al medio para que Jair pueda explotar esa zona. Lastimó, se animó y generó un par de buenos centros. Calca estuvo enorme en su despliegue. No dejó de mostrarse nunca para iniciar el juego ya en zona de elaboración. Cazulo fue el que hizo corto al equipo siempre, sacaba a sus compañeros para que, ante una pérdida, el estar compactos permita la recuperación. Silva intentó ganar espadas siempre pero la pelota no le llegó limpia. Quizá este haya sido el punto menos desarrollado, se hizo la torta y faltó esa cereza del final.

La segunda mitad mostró que hay recambio, que los jóvenes lo son en su DNI pero no parecen tanto dentro del campo. Intensos, atrevidos, y con hambre de estar en la oncena titular. Renzo Sheput sigue vigente y eso es un alivio.

Las formas siempre son importantes, los “cómos” nos avisan de qué manera se transita. Vale ser optimistas. Vale pensar que se llegará bien ante Sport Huancayo y mejor ante Peñarol. El ciclo Soso puso primera y empezamos a ver pequeñas pinceladas de su sentir.

Artículos iguales

4 1612

4 2010

1 Comentario

  1. Me parece que Cristal sigue siendo un equipo que sólo insinúa. La rota con cierta propiedad, parece que la tiene clara pero se nubla al llegar a los 3/4 de cancha, que es justamente donde más iluminado tiene que estar.
    Quiero ver qué pasa cuando le agarren el pulso al tándem Ramúa-Céspedes. Me alarmó bastante lo muerta que está nuestra banda derecha.
    Céspedes tiene dribling pero no gana la raya. Generalmente llega hasta borde del área rival y mete diagonal hacia adentro para terminar enredado y sin pelota o para dar un pase atrás que diluye el peligro. Estoy seguro de que con Ramúa serán capaces de muchos chiches y paredes pero si eso no culmina en gol o en jugada de real peligro entonces no tiene sentido.
    Coincido en que a Silva no le llegó ninguna clara y es que Cristal sigue siendo demasiado impreciso a la hora de centrar. Usualmente la bola sale muy larga o muy fácil para el arquero o el despeje de los zagueros.
    Otra cosa para notar es que los goles que ha hecho Cristal hasta ahora han sido con pelota parada y no con balón en movimiento. Ante la USMP fue penal de Lobatón. Ante Muni no cuenta porque fue autogol. Ante MW el gol de Succar nace de un córner y el segundo de Sheput producto de un tiro libre. Me parece bien que se trabaje la pelota parada, algo en lo que también veníamos en déficit pero entiendo que el espíritu de la propuesta es lograr que Cristal haga goles como consecuencia de una estrategia vertical e incisiva que genere pases-gol dentro de la dinámica del juego y no en los momentos estáticos.
    Viene Huancayo. Seguiremos observando.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación