Bajo la Piel Celeste: La Copa Libertadores. Una cita con la historia.

Bajo la Piel Celeste: La Copa Libertadores. Una cita con la historia.

Por -
1 723
(Diario Líbero)

Por: Kreuza del Campo

Días atrás, la prensa peruana filtró parte de las declaraciones de Jorge “Polilla” Da Silva, director técnico del Club Atlético Peñarol, sobre el encuentro que sostendrían el jueves 18 de febrero en el Nacional de Lima, sus dirigidos y el Sporting Cristal. Preguntado por el rival peruano y los equipos que integraban el Grupo 4, el uruguayo contestó que en la actualidad el fútbol latinoamericano era muy competitivo, tal como lo habían demostrado las ediciones pasadas del torneo y la última Copa Sudamericana, destacando el hecho de que -al margen de lo dicho- en el Grupo 4, no existían rivales de renombre por enfrentar.

Al respecto y haciendo un breve repaso por la historia del cuadro uruguayo, es necesario mencionar que a los “carboneros” se les ha adjudicado nada más y nada menos que el título de “El mejor Club del Siglo XX de América del Sur”, título otorgado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), por haber ganado la primera edición de la Copa Libertadores de América y hacerla suya posteriormente en cuatro ocasiones más, poseer tres títulos de Copa Intercontinental y haber campeonado treinta y ocho veces en el torneo doméstico uruguayo, entre otros reconocimientos.

Lo de “Mejor Club del Siglo XX de América del Sur”, inevitablemente nos lleva a preguntarnos: ¿Cuántos años de fundación tiene el aurinegro?¿Cuándo fue la última vez que Peñarol ganó un título internacional?, siendo las respuestas, las siguientes: Club Atlético Peñarol tiene ciento veinticuatro años de historia y la última vez que ganó un título internacional fue en 1987, es decir, hace veintinueve años atrás.

Dándole la contra a la tesis uruguaya, hoy por hoy, el fútbol mundial es altamente competitivo y las diferencias entre ligas y países se han acortado tanto, que clubes con mucho menos vida futbolera que los de “renombre” juegan las finales de las copas más importantes de América; tal es el caso de los Tigres de la UANL en la Copa Libertadores o el Independiente Santa Fe campeón de la Copa Sudamericana 2015. Así las cosas, hay que parar la actitud de mirar por encima del hombro al rival; el vivir de la gloria pasada, es una enfermedad que carcome el alma del hombre.

Al otro lado de la acera, con la mitad de años del aurinegro, está el equipo del Rímac, 60 recién cumplidos, 17 estrellas adornando su escudo, producto de laureles cosechados en el torneo doméstico y un sub-campeonato en Copa Libertadores. Somos el equipo que tiene nuevo técnico, el entrenador más joven en dirigir en Perú, somos la oncena ofensiva que adapta sus últimas líneas conforme la situación se presenta, somos la fórmula ganadora acostumbrada a llevarse puntos de visita aunque a veces sufra más de la cuenta jugando de locales; eso somos, eso tenemos, eso traemos esta noche al Nacional de Lima: una historia nueva, el ímpetu de la juventud, la osadía del valiente, el hambre de gloria de un pueblo entero, de una raza diferente.

Nosotros no vivimos del ayer, nosotros venimos a forjar nuestro futuro en el césped, con sed de victoria, con infinitas ganas de callar bocas, de decirles a todos los Da Silvas del mundo, que en el Rímac se respira fútbol, que esta batalla tiene 90 minutos de juego y que cada minuto en Lima se jugará al límite. No existe lugar para el miedo.

¿Recuerdan cuando David venció a Goliat? ¿Supieron de Napoleón? ¿Han visto Creed? Las batallas se pelean; los hombres las ganan con destreza y muchas veces solo con amor propio, porque existen ocasiones en las que hay nadar contra la corriente, enfrentarse al más grande siendo el más pequeño, momentos en los que (cito a Cazulo), hay que tratar de correr con las piernas y cuando las piernas no puedan, correr con el corazón, tal como lo dijo el mejor de nuestros guerreros, el uruguayo que más amamos, aquel que besa nuestro escudo y llora con lágrimas de rabia cuando perdemos.

Hoy tenemos una cita con la historia y es hora de demostrar de qué estamos hechos.

Artículos iguales

4 1755

4 2117

1 Comentario

  1. conmovedor, y cierto.
    Antes los grandes equipos se llevaban todo y era más fácil aplastar a los rivales, por que muchas veces los partidos eran arreglados, sobre todo las finales.
    Coincido que Sporting Cristal debe ver el futuro y meterse en la historia, y la única manera es ganar la libertadores

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación