El Polimorfismo y qué esperar

El Polimorfismo y qué esperar

Por -
7 1212

“Que la velocidad sea la del viento, y el ser compacto como un bosque”

Sun Tzu, “El Arte de la Guerra”

A inicios del 2,014 y el 2,015 se presentaron dos situaciones similares, pero de impacto distinto. Recordemos los comentarios positivos en los primeros partidos de la era Daniel Ahmed, y la primera ronda de la Copa Libertadores donde estuvimos muy cerca de eliminar al Atlético Paranaense; y luego el inicio del 2,015 donde los comentarios no eran tan positivos, sin duda consecuencia de lo vivido durante el 2,014 y donde el sufrimiento fue compañero durante varios fines de semana.

En ambos inicios de campañas, vivimos lo mismo y antes explicarlo, una breve descripción del término polimorfismo según la Real Academia de la Lengua, en su acepción usada para la química “Propiedad de los elementos y sus compuestos, que pueden variar de forma sin variar su naturaleza”.

Los inicios de campaña nos mostraban un equipo que corría mucho, cuya dinámica confundía a los rivales, eran una explosión de potencia unida al juego que nos gusta (pelota al piso, no se rifa, no se revienta, se intenta por un lado, se rota, siempre frontal, no importa el score queremos más goles, juego leal, etc).

Si uno mira los videos de los primeros partidos en ambas temporadas, encontrará casos como Josepmir Ballón presionando al arquero rival para que cometa un error (y Ballón es de la primera línea de volantes), verá a Irven Ávila saliendo con la pelota o haciendo un pase desde nuestra área –un rezago de esto por ejemplo, es nuestro tercer gol en Trujillo, jugando la final contra el Aurich, donde Sergio Blanco saca la pelota casi desde la esquina del corner del arco que defendíamos y es Yotún quien le hace el pase a Chavez para el gol del título y estamos hablando del 9 jugando con el 4 para que le haga pase al 2 y este haga el gol- y así podemos encontrar varios ejemplos de jugadores haciendo función que no necesariamente es la teórica, y esto gustó.

Y este constante cambio de funciones, contante cambio de estructuras, -recordemos los cambios durante los partidos 4-1-3-1-1, 4-2-3-1, etc y llegué a contar hasta 5 cambios en un partido-; y eso no estaba mal, al contrario mostraba flexibilidad, capacidad de adaptación, agilidad, presentar una variabilidad que a los rivales les costaba entender; y por otro lado, requería, demandaba algunos elementos críticos, no negociables como fortaleza mental y física.

Soy de los que considera que el trabajo del Profesor López – preparador físico en las últimas dos temporadas – se extrañará en La Florida (y esperemos que el profesor Luis Azpiazu sea tanto igual o mejor que el de Profesor López), solo recordemos la forma en que el equipo corrió en la final de Arequipa, no se sintió una gran diferencia debido a la altura. Y la fortaleza física es requisito para el “polimorfismo”, no se puede presionar en cada rincón de la cancha, recuperar el balón rápidamente (me gustaría saber el promedio de tiempo de recuperación de la pelota por equipo, Cristal debe ser de los que más rápido recupera el balón) y salir explosívamente al ataque si el físico no es parte de las herramientas de los jugadores.

Por otro lado, la fortaleza mental que el “polimorfismo” requiere, no es una simple disciplina táctica o saber a quién marcar en los corners, se trata de no únicamente de saber qué me toca hacer, sino además y por encima de ello, agregaría, se trata de saber qué hacer cuando el compañero sale de su función teórica; es decir, debo estar muy atento a lo que hace mi compañero y cubrir su posición/función, pues el “polimorfismo” requiere de reacomodos constantes para cubrir la cancha y una cosa es no cubrir al compañero en la delantera y otra en la defensa, la dinámica de coberturas en totalmente distinta.

Para los que han asistido al Gallardo, pueden haber escuchado o inclusive comentado lo extraño de ver a tal jugador en tal posición, y qué hace el entrador que tiene todo desordenado, pues fue tal cual, fue el orden de Daniel Ahmed, que no todos comprendimos en su momento.

Y sin embargo, en ambos campeonatos, el “polimorfismo” no se mantuvo.

En el 2,014 se demoró Daniel en cambiarlo y en el 2,015 el cambio lo hizo más rápido; y no tengo respuesta a por qué, lo que tengo son hipótesis.

Primera hipótesis, fortaleza física, no tengo claridad si todos nuestros jugadores tenían o tiene la base física que se requiere, no es difícil darse cuenta de la diferencia física entre el Piki y Renzo; y si no la tenían y hemos manifestado que el trabajo del Profesor López fue muy bueno, entonces ¿?

Segunda hipótesis, fortaleza mental, se generaron vacíos que no fueron cubiertos a tiempo y la cuerda se rompe por el lado más débil, el “polimorfismo” no puede tener lados débiles, tener un eslabón hace que no funcione, ¿entonces?, ¿fue esta la razón?, recordemos algo de lo más curioso que paso este 2,015, durante varios partidos vimos a Josepmir Ballon jugando de lateral derecho ¿y eso?, ¿qué paso?, nadie lo entendía, teníamos jugadores para la posición y Daniel decidía poner a Josepmir; la única explicación que se me ocurrió fue la necesidad que Josepmir entendiera la posición, pues en las subidas del lateral, él era el llamado a cubrirla, y volvemos, ¿teníamos la fortaleza mental para la dinámica del “polimorfismo”?

Tercera hipótesis, presión exterior, los resultados no acompañaron esta forma de juego y se tuvo que cambiar por esquemas tradicionales.

Probablemente sea una mezcla de cada una y alguna otra.

¿Y ahora?, ¿qué podemos esperar con el Profesor Mariano Soso?

Debemos recordar que Mariano ha trabajado con Daniel en el 2,014 y tienen mucho en común. A Mariano le gustan los extremos, tendremos posesión, rotación, mucha dinámica, presión, vértigo y me detengo aquí un instante, la selección de jugadores de Mariano, le permitirá una abanico de posibilidades amplio y no creo que tengamos un equipo fijo todo el tiempo, con la banca que contará podremos plantear de local y visita distinto, y según el rival, otro equipo, pero lo que tendrán todos los equipos de Mariano pienso (o tal vez es una expresión de deseo) será mucho vértigo.

Nos toca un inicio de campaña con ilusión, en este caso, con mayor de la acostumbrada por el crédito muy bien ganado de Mariano con el club (e incluyo a la hinchada en ello), por la selección de nombres que llegan (por supuesto, pudieron y tal vez debieron ser más en determinadas posiciones) y por los jóvenes que están (y no me refiero a los que suman a la bolsa sino en general, los menores de 21 años).

Es probable que veamos algo de “polimorfismo”, eso espero, pues es una apuesta de mediano plazo que nos hace distintos en juego, y dinámica. Cuento con que Mariano sea parte activa en el trabajo del Profesor Pablo Zegarra y aún más en el fútbol formativo.

La llegada del profesor Soso es coherente con lo que se viene haciendo en el club, será un cambio de nombres y tácticas, pero no será un cambio de visión y estrategia para que lo que queremos ser, un club generador de sus propios jugadores, donde lleguemos a tener 5 jugadores nacidos de las canteras como lo indicó Felipe Cantuarias cuando fue presidente del club, con miras a aportar al futbol peruano y la sociedad; y este será el camino para ganar la Copa Libertadores que es nuestra obsesión.

Artículos iguales

13 2769

6 1662

7 COMENTARIOS

  1. Interesante.
    Bueno, yo en lugar de “poliformismo” lo que ví fue más bien bastante improvisación o alguna actitud bomberil ante tantas urgencias.
    En general lo de Ahmed quedó en simulacro, en intento; pero no revolucionó nada. Y eso se esperaba de él. Que nos acercara a un fútbol de primer mundo, que hiciera jugar a Cristal de una forma inédita y nunca antes vista en el Perú. Eso jamás sucedió.
    Pocos fueron los partidos en donde a Cristal lo noté como un equipo vertiginoso. Y cuando lo fue, falló demasiado por imprecisión o también, por qué no decirlo, por falta de calidad en los llamados a ejecutar la idea. La velocidad sin técnica daba lugar a esos innumerables pases que quedaban largos o cortos y malograban la contra. ¿Logramos el juego efectivo por bandas? Muy poquito en los dos años de Ahmed. Apenas en la segunda mitad del 2014 con el destape del Maxi Núñez teniendo como espectacular colofón ese gol de campeonato de Chávez, gestado de banda a banda. Pase largo de Yotún por banda izquierda hacia Chávez trepando por banda derecha y gol. Única jugada aislada cuando debería ser hoy marca registrada en Cristal.
    Al margen de la terminología, creo que en el fútbol hay premisas que sirven para cualquier estilo y son casi dogma de fe. No hay ya nada que inventar. Para empezar, los equipos se arman de atrás para adelante. De nada me sirve hacer tres goles si me voy a comer cuatro. Y la mejor defensa no es el ataque sino una buena
    defensa. Estoy de acuerdo con Borghi cuando desconfía de los jugadores “polifuncionales”. En realidad, muy pocos los son. No le inventen puestos a los jugadores. Si necesitas un zaguero, pon un zaguero hermano, no improvises con un volante o un lateral. Si vas a jugar por arriba, entonces contrata delanteros de 1.85 para adelante, no pongas tipos con poco tallarín. Si quieres pressing, no pongas a correr a volantes de primera línea con más de 35 años o de físico esmirriado. Y no se olviden que la primera misión de un lateral es marcar, cerrar su banda y después atacar e imprescindiblemente saber centrar.
    Nadie debe cometer faltas en los extremos de la cancha que puedan generar centros cruzados al área, especialmente teniendo conciencia lo pésimo que defendemos los peruanos por aire. Salgan a marcar al que tenga la pelota, no a atropellarlo. En fin, cosas básicas que hay que cumplir antes de pasar a cosas más sofisticadas como el tal poliformismo.
    No me emociona mucho saber que Soso continuará lo de Ahmed. ¿Continuar qué? Si Ahmed no dejó nada nuevo. Pienso que tiene que ser un recomienzo (otro más). No sé si Soso sea el indicado, ya el tiempo lo dirá.
    Por lo pronto, los refuerzos que han llegado me dan la imagen de que Cristal apunta a mantener su protagonismo a nivel local pero que se resigna a nivel internacional.
    A ver qué pasa, pues.

  2. Otro ensayo para justificar la mediocridad de Ahmed. Nunca vi en Cristal, desde que tengo uso de razón, que se le inventen tantas virtudes a un DT. “Polimorfismo”, Dios Santo. Terrible eufemismo para la falta de convicción en una idea o la incapacidad de encontrar la forma.

    • Ahmed practicó el polimorfismo con Revoredo;
      “Propiedad de los elementos y sus compuestos, que pueden variar de forma sin variar su naturaleza”.
      Naturaleza: Jugador con sobrepeso, lento, falta de técnica y propenso a la falla
      Variar de forma: Lo ubicó de central, de marcador derecho y de contención.
      Quién tuvo la culpa, el jugador o el técnico?
      Lo mejor que le pasó a Cristal es que Ahmed se haya ido.

      En cuanto al último párrafo “..este será el camino para ganar la Copa Libertadores..”
      Acaso no fue la dirigencia que vendió el cuento que con el gran trabajo de Ahmed en 3 años íbamos por la Copa, osea el 2017. Y por eso a pesar que la hinchada pedía que lo saquen, lo mantuvieron en el puesto. Ahora resulta que el gran comandante Ahmed, se bajó del barco.
      Naturaleza: Entrenador con miedo a perder, con pésimos cambios, sin plan B ni C durante los partidos, pelotazos largos para que los delanteros ganen las divididas.
      Variar de forma: Lo hizo en la selección de menores de Perú (fútbol formativo), lo hizo en Cristal (fútbol profesional).

  3. Probablemente el tema está en que polimorfismo apunta al mantenimiento de la naturaleza del cuerpo en cuestión, con lo cual el aparente cambio “físico/mental” no necesariamente implica que vaya a performar de la forma adecuada/esperada porque al final no se desliga de su propia naturaleza. Aún así pienso que puede llegar a representar un aspecto de elemento sorpresa para el adversario siempre que el cuerpo tenga claro conocimiento/habilidad de la función a desarrollar en específico momento para regresar luego a prácticas más tradicionales y viceversa, de esta manera aportar versatilidad al juego que quién sabe puede terminar resultando muy interesante.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación