Desde el Palco: El Pensamiento Soso

Desde el Palco: El Pensamiento Soso

Si bien algún hincha me pidió no use el término “Pensamiento Soso”, reconozco que debo usarlo en esta coyuntura, porque, hasta esta noche de verano limeño, sólo tenemos en mente lo que Mariano Soso, el reciente director técnico de Sporting Cristal para la temporada 2016, nos ha manifestado en los medios.

Reviso entrevistas, ruedas de prensa y declaraciones de Soso desde su llegada a Lima y, dejando de lado las interrogantes sobre si le gusta el cebiche o si es muy joven para dirigir a jugadores mayores que él, encuentro reiteraciones más interesantes: “Ejercicio de presión”, “Defender con posesión, lo más lejos del arco propio”, “Sostener al equipo en campo rival”, “Un plantel que permite jugar de otra forma (con extremos)”, “Darle una identidad de juego al equipo acorde al Sporting Cristal”. Palabras que se inyectaron directo a  la vena del hincha cervecero, provocando la legítima ilusión con la cual alucinamos a un Sporting Cristal 2016, con un juego más acorde al Siglo XXI, atacando con velocidad y precisión por todo el frente de ataque o recuperando el balón con rapidez.

Con 35 años por cumplir, Mariano Soso, el rosarino que ahora vive en La Florida con todo su comando técnico, se ha puesto la valla alta: “Dar una identidad de juego acorde al Sporting Cristal”. Tarea harto complicada, con un fixture que no dará respiro entre el campeonato local y la Libertadores, jugando a proponer en el llano y en la altura tres veces por semana en dos meses, añadiéndole a las complicaciones, el armar un equipo competitivo que incluya a jugadores de la categoría 97, que por bases deberán sumar 500 minutos en el año.

La noche sigue su curso. El silencio de los dormidos me permite dilucidar cómo hará posible Mariano cumplir con tan difícil tarea. Encuentro que los periodistas deportivos le reiteran las interrogantes por su juventud pero ninguno me da respuestas de su trayectoria. Para eso se requiere un trabajo de investigación que los periodistas deportivos hace mucho dejaron de hacer. Pongo un playlist de Voz Propia para recordar al “Boui” Magan, bajista del grupo, quien falleció hace una semana y me acompaño con la música mientras hurgo en la vida de Mariano Soso.

Encuentro a un Marianito, niño, calichín de la categoría 81 de Newell’s Old Boys, jugando con otros niños como el Guille Formica, “Mágico” Grazzini, “Tano” Vella y un petiso que sería luego “La Fiera” de las selecciones argentinas e ídolo de Ñuls, el “Maxi” Rodriguez. Algunos recuerdos y anécdotas llegan a mi mail. Quizás la más importante sea la que sucedió el año 1994, cuando Claudio Vivas, director técnico en las inferiores del Ñuls le diría al adolescente Soso que “no tenía condiciones para seguir ascendiendo como futbolista”. Un veredicto difícil, duro de dosificar, que reciben muchos adolescentes que pretenden ser profesionales en fútbol. Dato curioso es que fue Marcelo Bielsa, quien le dijo a un joven Claudio Vivas que “no lo tenía en sus planes para ser arquero y que debería pensar en otras opciones en la vida”, a lo cual Vivas agradeció por la sinceridad. Tanto Vivas como Soso, luego de ser retirados tan prematuramente de la carrera de futbolistas, siguieron cursos para continuar en el fútbol pero está vez dirigiendo, y ambos comenzaron desde el Fútbol Formativo. Por eso, años después de su despedida, un joven Soso volvería a su adorado Ñuls, para iniciar su carrera de entrenador. Cuatro años estuvo practicando, estudiando y trabajando en la escuela de futbol de Newell’s, hasta que reaparece Vivas y se lo lleva como asistente técnico a Estudiantes de la Plata para trabajar con los menores del Pincha. Mariano tenía 23 años. Su periplo en Estudiantes duraría cuatro años y ya no sólo formaba en infantiles sino que dirigía en juveniles. Después seguiría con Vivas al Atlas de México como Coordinador de Fútbol infantil, y volverían a Argentina, está vez para el debut de Vivas como Director Técnico de Argentinos Juniors donde, curiosamente, se formaría un Comando Técnico conformado por: Vivas, Soso, Ahmed, Nogara y Juan Manuel Lopez. Era el año 2009. A mitad del 2009, Soso partiría a Libertad de Paraguay como asistente de Torrente, y lo acompañaría en Cerro Porteño, Nacional de Paraguay y en su retorno a Newell’s. Luego sería asistente de Lisi en el Temuco en el año 2013, cuando Vivas reaparece y le pide lo acompañe en su aventura peruana en Sporting Cristal. Lo demás es historia conocida, siendo campeón Nacional el 2014, debutando como Director Técnico el 2015 en Real Garcilaso, club del cual salió intempestivamente a mitad de ese año.

Soso y Torrente.
Soso, Torrente y Nogara. NOB.

En los seis meses que estuvo fuera del Perú, Soso –entre otras labores- se dedicó a ver el futbol peruano. Cuando los dirigentes le ofrecieron las riendas del club cervecero en Setiembre del 2015, no lo tomaron desprevenido. Nos tenía estudiados. A nosotros. A los rivales. Y empezó a armar el sueño celeste del 2016. Ahora, instalado en La Florida, trabaja con ahínco para plasmar ese sueño en la cancha.

Leo en las redes ya los primeros reclamos por no poner a Calcaterra en el primer equipo, para un partido de práctica contra el equipo titular de los juveniles. Aparecen, como siempre, algunos hinchas que le recuerdan a Soso la presión de la hinchada por obtener buenos resultados. Memoria frágil de algunos. Como pueden olvidar que Soso llegó con Vivas el 2013, en plena crisis por la salida de Mosquera, el año que murió Clavijo sudando la celeste en Cusco. Como olvidar que Soso fue parte de ese comando técnico dirigido por Ahmed, que fue insultado, vituperado y humillado gran parte del 2014. Que Mariano también sufrió el duro golpe de la eliminación de Libertadores del 2014. Mariano Soso, a quien ahora al recibirlo le dicen que está en casa, sabe como se incendia la casa cuando los resultados no se dan.

Y así como hay hinchas que putean, insultan y maldicen a sus jugadores para “despertar” al equipo, hay otros que son incondicionales. Esos que Mariano también conoció en la Florida el 2014, el día de las firmas de autógrafos de parte de los jugadores para los hinchas con Pase Celeste. Ese día se vivió la pasión del hincha por sus jugadores, algunos tratados con idolatría. Ese mediodía, y a pesar que el equipo no había logrado nada aún ese 2014, los hinchas del Pase Celeste dieron su apoyo incondicional, les recordaron a los jugadores sus mejores momentos, sus grandes virtudes, lo importante que era seguir luchando. Fue un conmovedor ritual de fe de una hinchada convencida en que íbamos a pelear hasta el final, que podíamos caer pero nos seguiríamos levantando para dar pelea, contra los rivales, los detractores y los incrédulos. Días después Sporting Cristal, en un emotivo encuentro en Huancayo y luego de correr más de noventa minutos en la altura luchando cada pelota, guapeando a la adversidad, ganaría con un mágico tiro libre bajo la barrera de Carlos Lobaton. Ese gol lo gritamos todos, pero lo gozamos más quienes apoyamos en las malas.

Por eso, cuando el Extremo hizo el banderazo en La Florida antes del partido clave frente a Alianza Lima en el Nacional, Mariano Soso, aquel rosarino que porfió su camino en el mundo del futbol, movido por esa pasión que despierta Sporting Cristal, revivió al hincha que lleva dentro y cantó con la hinchada celeste a esos jugadores que se jugarían la vida por alcanzar la gloria, regalando una postal memorable del año que se consiguió la estrella 17.

Previa SC 3 - AL 2. 2014
Previa SC 3 – AL 2. 2014

Mariano Soso está de vuelta en La Florida con toda su batería sería. La dirigencia le ha dado dos años para que en ese lapso, logre un equipo con buen juego, contundente, acorde a Sporting Cristal, y en ese periplo, consolide y promueva jóvenes. Si bien habrá siempre críticas, también veo con beneplácito que, por ejemplo, en esta redacción de El Cristal con que te miro, aprendieron de la gestión de Ahmed a ser más pacientes, más comprensivos con el tiempo que se le debe dar a un nuevo proceso, y a ser más respetuosos en sus comentarios.

Antes que amanezca, reviso mi mail y veo que mi inscripción para el partido de Cristal versus USMP en la Florida fue aceptada. Ahí veré, por fin, los primeros movimientos de la Máquina Celeste alucinada por Soso. El Pensamiento Soso plasmado en la cancha.

Y otra noche escribiré mis impresiones de lo que aprecié.

24 COMENTARIOS

  1. ¿Qué puede ser mejor que leer, en un mismo artículo, acerca de mi querido Sporting Cristal y uno de mis grupos favoritos?

    P.D: La foto de Mariano con la hinchada vale su precio en oro

    • También me gusta Voz Propia y decidí incluirlo como un pequeño tributo al bajista “Boui” Magan que falleció hace unas semanas. La foto de Mariano con el Extremo es memorable. Esa es la pasión que despierta el Sporting Cristal.
      Saludos.

  2. ¿Aprendieron de la gestión de Ahmed a ser más pacientes? Jajaja, ¡pero si el Turco no ha dejado nada! Han sido pacientes con un proceso inútil, más o menos como Chemo en la selección, ¿o acaso sólo importa el resultado? En fin, resulta que ahora ECCQTM tiene a un gurú que les ha mostrado la forma correcta de opinar sobre las cosas que no gustan… Joder.

    Los “incondicionales” y los “puteadores”, qué manera de dividir al hincha. Las voces de ambos son igual de importantes, ninguno tiene el derecho divino de celebrar más que el otro. Esto es fútbol, despierta pasiones como pocas cosas en la vida, si se van a poner exquisitos y quisquillosos por cosas como una puteada mejor dedíquense a otra cosa. Es normal, se da aquí y se da en el primer mundo.

    De un tiempo a esta parte se quiere vender al Hincha 2.0 como un modelo a seguir, aquel que ve todo color rosa, que es superior porque “apoya siempre”. Están muy equivocados.

    A lo importante. Creo que la mayoría esperamos ver un equipo que no dependa de individualidades, que tenga una identidad de juego definida, que sea un buen equipo (cosa que no vemos en los últimos dos años). La chamba es dura para Soso pero personalmente creo que lo puede conseguir. Está bien que pruebe sistemas y jugadores en diferentes posiciones en los partidos de práctica, de eso se trata. Ojalá que la competencia no nos agarre en medio de la confusión, se haría más complicado de lo debido rehacer en plena marcha y con partidos tan jodidos en las próximas semanas.

    Espero con entusiasmo el juego que pueda llegar a mostrar el Cristal de Soso y como dije en un post anterior: habrá paciencia si nos dan motivos para tenerla.

    • Justo eso pensé Ahmed dejó poco. Yo casi todo se lo agradezco a los buenos profesionales que tenemos, metieron, pusieron, renegaron de perder y estuvieron a punto de regalarnos otro campeonato.

      Lamentablemente Ahmed no pudo, y se rindió, no consolidó ideas y argumentos claros en 2 años.

      Ojalá que la historia con Soso sea distinta e insisto apoyaré

    • En ECCQTM no es necesario un guru para aprender a comentar; para eso se necesita la experiencia: Para no cometer excesos o deslices, como ocurrió el primer año de Ahmed. Y bueno, Ahmed dejo un par de copas y una linda fiesta en la Florida por el titulo 2014 que no olvidaré.

      En cuanto a que los incondicionales celebran más que los críticos eso lo dicen los mismo críticos. Cuando manifesté en su momento que si celebraría de lo lindo el bicampeonato con Ahmed, habían críticos que manifestaron que “celebrarían normal, nomás” porque Ahmed “no merecía el bicampeonato”. Si ellos reconocen eso, no soy divinidad para privar a los críticos de que celebren tranquilos en sus casas, mientras estoy celebrando en La Florida con los jugadores que apoye en las malas. Son formas de vivir una pasión.

      En cuanto a los quisquillosos, he visto que los críticos son bien quisquillosos. O cómo podemos explicar las críticas a Soso en las redes por no poner a Calcaterra en el equipo titular en un partido de práctica contra la reserva. Eso si es ponerse exquisito o quisquilloso.

      Todo este tiempo se le ha recordado a Soso del hincha que presiona. Vender que el hincha sólo presiona, no es cierto. No es el único hincha. De mi parte, y con conocimiento de causa, quise mostrar que también está el hincha que apoya incondicionalmente. Negar que eso existe, eso si es estar equivocado.

      Concuerdo en que en los partidos de práctica se debe probar a todo el plantel y también las diferentes variantes y cambios, siempre perfilando el sistema que desea plasmar. Como muchos tengo la expectativa de ver ese Cristal que tanto pregona Soso, pero en un periodo prudencial. Ver una evolución en el juego del Sporting Cristal. La paciencia es básica.

      Saludos.

  3. No recuerdo ningún desliz o exceso con Ahmed el primer año. A lo mucho habré leído que tenía que irse, pedido que fue totalmente válido y que el tiempo mostró que debió haber sido la decisión a tomar. Que los hinchas que “apoyaron” a pesar de los malos resultados hayan tenido su momento de gloria personal restregando el campeonato en la cara de los “puteadores” no los hace dueños da la verdad ni quita las críticas a la forma en que se consiguió dicho objetivo. Al final, ese es el tema de fondo: la forma, EL ESTILO.

    Yo dudo mucho que existan hinchas que no celebren o celebren menos por su postura en contra de determinado personaje, eso es poner a Sporting Cristal por debajo de las simpatías o antipatías personales. El hincha verdadero, “puteador” o “incondicional”, va a celebrar un triunfo de su club siempre y se va a sentir el hombre más feliz del mundo. Esas personas que aludes a lo mucho son simpatizantes.

    Y por último, en ningún momento he negado la existencia del Hincha 2.0 (el que “apoya siempre”), sólo he dicho que se quiere vender a ese tipo de hincha como el ejemplo a seguir, que los otros están equivocados y no suman nada. Reitero: las voces de ambos son igual de importantes, ninguno es mejor que el otro.

    • Soy nuevo con los miembros que hacen posible ECCQTM. Tuve el agrado de conocerlos y conversar con ellos. Y bueno, ellos reconocen que tuvieron algún exceso o desliz y lo asumen. Gracias a esa experiencia es que se mejora para publicar un buen contenido.

      En cuanto a los dueños de la verdad, “puteadores” e “incondicionales” son caras de la misma moneda. En lo personal, por defender la gestión de Ahmed, en las malas, me bloquearon en el facebook del Portal Celeste, que era muy crítico con la gestión de Ahmed el 2014. Para que veas como los críticos se sienten dueños de la verdad. De mi parte, no restregué el campeonato a ningún celeste, porque el campeonato es para todos los hinchas de Cristal. Y te aseguro que quienes estuvimos en la fiesta, ni nos acordabamos de los críticos. Eramos hinchas y jugadores celebrando.

      En cuanto a hinchas que celebran menos, si ellos lo manifiestan publicamente que celebran normal nomás un bicampeonato porque no están de acuerdo con el juego propuesto por Ahmed, es su forma de sentir el fútbol. Si deseas llamarlos simpatizantes, es tu punto de vista.

      En cuanto a que los hinchas que “apoyan siempre” suman más que los “puteadores”, habría que preguntarle a los jugadores quienes sienten que suman más. Si tú crees que un tipo que “putea” o insulta a un jugador de su equipo lo ayuda a mejorar, es tu forma de sentir el fútbol. De los jugadores que conozco, ellos entienden al hincha que “putea”, y aceptan la “puteada” cuando fallan o hacen algo mal, pero prefieren al hincha que apoya, sobre todo en las malas. Además, el hincha incondicional no los insulta cuando las cosas se ponen mal, como hacen muchos hinchas críticos llevados por la pasión. Por eso considero que el hincha que apoya, sobre todo en las malas, suma más y por tanto, es más importante.
      Queda claro que consideras que ambos tipos de hinchas son importantes, algo con lo que discrepo por lo antes mencionado.

      Gracias por compartir tus ideas.
      Saludos.

      • Si me permiten participar, creo que se está mezclando los temas.

        1ero creo que algunos discrepamos con el argumento que Ahmed tuvo un muy buen desempeño y le debemos las copas, creo que ahí hay algo que está mal, de todos los campeones de Cristal que vi, todos eh! el campeonato del 2014 pese a lo emotivo fue uno de los equipos campeones más chatos y vulnerables que vi. Inclusive más chato que el campeón 2002 que estuvo reducido por la purga de jugadores de experiencia. Entonces por ahí la discrepancia.

        2do Sobre los hinchas, estoy de acuerdo contigo que un hincha tiene que apoyar en el estadio a su equipo y presionar, gritar ensañarse contra el rival durante todos los minutos que lleva el partido, eso es lo que creo y hago. PERO eso no quiere decir que estemos contentos con el equipo, y lo expresamos fuera del estadio en esta clase de medios, es decir, en la interna, donde hay que decir verdades. Si creo que sirve más un hincha que deja la garganta apoyando a sus colores y no puteandolos. Yo lo veo como los hijos, a los hijos, en donde sea los defiendes y ves como haces para hacerlo, y en la interna los castigas le dices sus verdades, pero si no los aguantas hacia fuera quién lo hará? quién va defender a Cristal en este mundo si no somos nosotros?

        Saludos, que todo le vaya bien a Soso.

        • Siempre es bueno escuchar ideas diferentes que aporten. Es así como uno amplia su visión de las cosas o situaciones.

          Tal como señalé en el post de “El fin del Ahmedismo”, concuerdo en que Ahmed nos dio un equipo limitado y luchador, lo que hacía más conmovedor su forma de enfrentar cada encuentro. Pero, de mi parte, no le voy a quitar el mérito de haber sido campeón Clausura, Apertura y Nacional, porque no es fácil campeonar. Más allá de eso, concuerdo que dejó deudas claras tanto en juego como en consolidación de jugadores.

          Concuerdo en que uno no puede dejar su espíritu crítico, pero considero que debe buscar un equilibrio. Tal como señalas, es bueno alentar, pero también, en la interna o foros discutir que está mal (y también resaltar si se mejora o no). Creo que el tema es no salirse de control, algo difícil cuando uno se deja llevar por la pasión, pero que se puede lograr. También es bueno advertir que, al final, cada quien vive y disfruta el futbol a su manera. Pienso que, mientras no se caiga en el insulto o la violencia, todo está bien.

          Saludos y gracias por participar.

      • Pensamos distinto, está claro. Sería bueno que se acepten todas las formas de expresarse y no ponderar a un solo tipo de hincha, ahora que tienes tu espacio en este sitio deberías guardar el equilibrio y, por más que creas que uno es mejor que el otro, reconocer al que no te gusta y no tratar de “convertirlo”. Es todo lo que pido.

        Saludos.

        • Acá estamos para opinar no para convertir. Así como tú manifiestas tus gustos yo manifiesto los míos. Hay gente que estará de acuerdo conmigo y otros no. El intercambio de ideas es así, y es algo que no se debe perder.

          Saludos.

          • El intercambio de ideas y el debate es importante siempre que se parta del principio de que nadie es mejor que el otro.

      • Que lindos los hinchas incondicionales… osea los Puteadores no deberían decirle nada a Estrada, al contrario apoyarlo y esperar unos 3 años para que suba o intente proyectarse o al menos se mueva sin pelota.
        A nuestro gran Revoredo, aplaudirlo hasta no sentir las manos cada vez que un “error” suyo se convierte en gol, no importa si nos quedamos sin titulo o copa, no importa, lo importante es ser incondicional y apoyar siempre.
        Lo mismo a Penny hay que llenarlo de aplausos para que se crea un gran arquero que no tiene competencia en la banca ni en el mercado internacional.

        Creo que lo mejor es que los hinchas Puteadores no vayan al estadio y se conviertan en hinchas virtuales y de cable. El estadio seria lindo ya que los incondicionales suman suman y suman.
        Lindos !!!

        • Los “puteadores” viven el fútbol a su manera, como lo sienten, y los jugadores lo aceptan callados mientras sea sólo en cuestiones de fútbol y su desempeño. Así es el mundo del fútbol. Si consideras que “puteando” a esos jugadores harás que mejoren, hazlo. El hecho que yo no lo haga no significa que no deban hacerlo. Al final, cada quien siente, vive y disfruta el futbol a su manera. Eso es lo lindo del futbol.

          Y todos tenemos la esperanza que Soso logre un juego acorde a lo que es Sporting Cristal y para eso debe lograr que los jugadores rindan mucho mejor de lo anteriormente mostrado. Ojalá lo logre.

          Saludos.

  4. Independientemente del tema que has escrito en esta oportunidad, te felicito porque eres el único del ECCQTM que se toma la molestia de responder todos los comentarios.
    Ahora del tema del que están intercambiando ideas, podría decir que en la adoleSCencia era un hincha “puteador”. Recuerdo con nostalgia el día que lo putié a Pedro Garay porque se dejo ganar la espalda. Fue un partido contra San Agustín en el Templo y estábamos pegados a la malla con la gentita de Salamanca. Me di cuenta que Garay perdió la marca y lo putié. Pedro reaccionó tarde y nos costó un gol.
    Ahora con el doble de edad que tenía podría decir que me alineo más con el hincha incondicional, pero si veo que un jugador o el técnico comete el mismo error varias veces, lo putearé sin pensarlo dos veces.

    • Que buena anécdota. Viendo uno el pasado desde la actualidad suena increíble haber puteado a Pedro Garay, pero es comprensible por la edad y por el momento. Un encuentro se vive a esa intensidad, y por eso hasta los jugadores de un mismo equipo se «putean para desahuevarse». Los DTs maldicen con insultos en algún error puntual. El tema es que no lo hacen a cada rato. Lo hacen, como bien dices, como lo haces tú: cuando el error es repetitivo.
      Y es cierto, la experiencia y los años ayudan a decidir mejor.
      Gracias por la felicitación. Espero seguir mejorando.
      Saludos.

  5. Alex primero para felicitarte por escribir en ECCQTM asi tambien para darte un tiempo para poder responder casi todas las respuestas. Ante lo escrito opino que no se tiene que ser mezquinos con las personas que tratan de dar lo mejor para nuestro querido sporting y si en ese camino surgen algun tipo de equivocación pues aunque duela mucho y nos joda por que somos hinchas no llegar a los insultos. Por que acaso con eso van a dejar de equivocarse acaso con insultos dejaran de hacer un mal pase, insultando creen que seran mejores futbolistas PUES NO. Y alas perso aa que hacen eso les pregunto acaso nunca se equivocan en sus trabajos que traigan consecuencias para las empresas o donde trabajen y les gusta que su jefe por el echo que les PAGA su sueldo les mente la madre y les insulten. Creo que tampoco les gustaria y acaso eso va a ser que trabajen mejor PUES LES ASEGURO QUE NO. Hay que voltear la pagina y dejar de hablar de Ahmed y miremos ahora el trabajo de SOSO y tengamos paciencia y hay que seguir apoyando a nuestro querido sporting cristal que tantas alegrias nos ha dado y les aseguro nos lo seguira dando.

    • El punto de vista que planteas es interesante y se podría resumir en “No trates a otros como no te gustaría que te traten a ti”. Como mencionaban en un anterior comentario uno con el tiempo aprende a apoyar. Y todo depende de como sientan el fútbol. Cabe recordarse que Cristal despierta pasiones y cuando uno está en la tribuna se deja llevar por la pasión o la histeria colectiva (o la violencia). Por eso es importante la experiencia y lo que uno aprende después de ver tantas campañas. Pienso que el conocer a los jugadores ayuda a comprender ese lado humano que no se puede perder en el futbol. Si pueden compren el Pase Celeste, así podrán tenerlos frente a frente a los jugadores, conocerlos un poquito fuera de las canchas, y ver que son gente como nosotros, que tratan de hacer las cosas bien.
      Ahora toca ver el trabajo de Soso.
      Saludos y gracias por la felicitación. 🙂

  6. Llevo 40 años siguiendo a Cristal en las buenas y en las malas y he sabido también defenderlo en la tribuna en los tiempos en los que, efectivamente, éramos bien pocos y había que fajarse con los hinchas en mayoría de los llamados equipos “con tradición”, muchos de los cuales ahora ya no existen y otros es como si no existieran. En el colegio y en la Universidad solía formar mi manchita de gente celeste y nos íbamos al Callao o Matute, a veces también al Lolo o a alguna provincia. A pesar de mi “veteranía”, no me siento ni más ni menos hincha que nadie. Si se va a clasificar al hincha como “quisquilloso”, “puteador”, “intransigente”, “intolerante”, “exigente” entonces también cabe agregar otras categorías como los “condescendientes”, “alcahuetes”, “conformistas”, “apapachadores”, “resignados”.
    Yo me considero exigente. ¿Por qué? Pues porque justamente llevo 40 años siguiendo a Cristal y sigo viendo que no despega de la realidad local, que no hay ese hambre de gloria que sólo se logra imponiéndose fuera de nuestras fronteras. Puteo porque veo que los errores se repiten y se repiten, nadie corrige o se corrige a medias, a la peruana, pues. Me jode escuchar siempre las mismas excusas en donde generalmente ya nos damos por perdidos antes de empezar a jugar. Creo que ganar un campeonato no es fácil en ninguna parte del mundo. No le quito méritos a lo logrado por Cristal, pero a estas alturas yo ya espero más.
    Ahmed es historia y yo sigo firme en pensar en que no dejó nada. Soy de los que dijo que celebré con mesura el campeonato del 2014 y que el turco no se merecía el premio del bi porque hubiera sido un engaño. Llegamos a las finales apenas con lo justo, sin haber sido los mejores en ninguno de los acumulados. Tampoco hay que dejar que nuestro fanatismo nos ciegue. Yo me ratifico en todo lo que dije y no me siento menos hincha. Ya espero la hora de volver al estadio.
    ¿Hay que felicitar a Ahmed por haber armado un equipo luchador? Bueno, Diego Latorre, acertado comentarista de Fox y buen ex-jugador argentino dijo: “Correr y meter lo puede hacer cualquiera. De lo que se trata esto es saber jugar al fútbol”. Es cierto.
    En cuanto a los puteadores, bueno, luego de un partido donde Boca jugó mal, el periodista le preguntó a Riquelme “Román, ¿qué le decís al hincha que hoy los puteó como nunca?” Y Riquelme le respondió: “Al hincha yo no le digo nada. Estaban en su derecho, hoy jugamos muy mal y las puteadas nos despiertan para hacerlo bien el siguiente partido”. Punto. Se acabó. Nada de lamentos ni lloriqueos y a seguir.
    Los argentinos no serán muy simpáticos pero tienen un fútbol competitivo, exportan jugadores y viven esto con una gran pasión, quizás muy exagerada, pero que los mueve siempre a querer ganar y competir por la gloria. Un poquito de eso no nos caería mal.
    Uno no reniega por renegar. Uno reniega porque, por ejemplo, la defensa es una cagada y nadie corrige; se contrata una y otra vez con poco criterio; las divisiones menores ya no dan frutos y si los dan se van sin dejar nada; nos recortan el presupuesto y nadie tiene audacia o imaginación para conseguir recursos de otras maneras que no solo cubran lo perdido sino que nos permitan hacer más dinero para formar un mejor plantel. En fin, muchas cosas.
    Soso empieza a escribir su historia y tiene el crédito intacto. Ojalá no lo empiece a malgastar muy rápido. Para mí, él es el llamado a ser la estrella este año.

    • Tal como dije antes: cada quien vive el fútbol a su manera. Hay unos que lo disfrutan más que otros, hay otros que reniegan más que otros. Mi interés no está en desacreditar a nadie. Y como dije los jugadores se putean en la cancha, los técnicos maldicen con insultos cuando el equipo falla. Son formas de vivir el juego. La Torre Y Riquelme también se quejan que el fútbol argentino se ha vuelto resultadista, pienso que es justamente por ese afán competitivo donde cada semana debes ganar y eso lleva al “ganar como sea”, como cantan las barras argentinas. Cabe recalcar que de argentina se exportó la organización de las barras bravas y el anti-hinchaje (la gallina, el cagón, se hicieron canto en Argentina). Por tanto, el fútbol no ha mejorado con esa competitividad.

      Es cierto que en estos cuarenta años se han visto muchas cosas en Sporting Cristal. Se llegó a una final de Libertadores luego de siete años de competir en competencias internacionales y con la casi base de un equipo tricampeón. Además que Cristal era un equipo comprador y rompía el mercado. también Cristal se convirtió en Sociedad Anónima, empezó a generar pérdida, cada año menos dinero, contrataciones cuestionables y equipos mediocres que lo llevaron a pelear la baja. Además de un mal trabajo en menores. Con Cantuarias todo eso ha cambiado y hablamos del 2012, porque el 2011 casí nos vamos a la baja con Cantuarias y Oblitas. Y el trabajo en menores también cambió pero el 2013. Con este serían recién tres años de un mejor trabajo en menores que nos ha llevado a campeonar en copa Confederación. Tres años de trabajo en menores es muy poco. Lo mínimo es siete años. Por eso, en menores, hay que tener paciencia. Y mucha.

      En cuanto al primer equipo, hay que reconocer que Cristal 2016 ya no rompe el mercado, y muchos jugadores no quieren venir al Perú. Cristal progresivamente va convirtiéndose en club formador. Y eso también lleva tiempo. Entiendo que se quiera más, pero en este caso, si debo reconocer que el club ha cambiado y al menos ahora si está intentando cambiar su historia internacional. Aún no es mucho lo que tiene pero al menos la intención está. Cristal como club debe seguir desarrollándose para lograrlo.

      Espero que Soso logre lo que está planteando y se convierta en la estrella de este año. porque por lo que vi con USMP tiene mucho trabajo por hacer. De eso hablaré en el siguiente post que se publicará más tardar el martes.

      Saludos y gracias por tu aporte.

      • Aquella etapa que abarcó desde mediados de 1990 hasta 1997 fue realmente una era dorada. Lamentablemente nunca entendí por qué a partir de 1998 involucionamos hasta el límite de pelear la baja en el 2007.
        Aquí hablé varias veces sobre el plan de desarrollo para el club que elaboró Markarián en 1997 luego de perder la final contra Cruzeiro y que fue abortado porque los dirigentes no aceptaron su idea de prescindir de los referentes. Luego, inexplicablemente, contratan a Miguel Ángel Arroé (increíble) y, a pesar de tener un equipazo para la Copa del 98, el equipo dio pena y nos eliminaron en primera fase. Y así volvimos a lo de siempre, excepto en el 2004 en que hicimos una primera fase estupenda pero caímos luego ante el mejor Boca Juniors.
        Paciencia me sobra, imagínate, si llevo esperando 40 años… Pero es más fácil ser paciente si al menos ves que las cosas van bien encaminadas, se toman decisiones acertadas, si te equivocas por acción y no por omisión, si entiendes que inversión no es gasto, etc. Es difícil que vengan a jugar a Perú, pero si buscas, encuentras. Pudimos traer a un buen jugador como Maxi Núñez, Sergio Blanco no fue tan decepcionante. Es más difícil para Cristal, pero hay que chambear pues.
        Vivo los partidos de Cristal con intensidad, no me pierdo ninguno, disfruto con los triunfos, me empincho en las derrotas pero no pierdo la esperanza y para mí, cada partido es una ilusión nueva.

      • La etapa comprendida entre mediados de 1990 hasta agosto de 1997 fue la era dorada de Cristal. Sin embargo, no me explico por qué involucionamos hasta llegar a disputar la baja en el 2007.
        Aquí comenté varias veces sobre el plan que tenía Markarián para desarrollar al club luego de la derrota ante Cruzeiro. El plan abortó porque los dirigentes no apoyaron la idea de prescindir de los referentes y Markarián decidió irse. Ok. Una pena, pero así son las cosas. Sin embargo, lo que no tuvo explicación fue la peregrina idea de traer a Miguel Ángel Arroé para continuar el camino. Se le armó un equipazo para la Copa de 1998 y fracasó estrepitosamente. Y a partir de allí se empezó a desmoronar todo. Apenas un oasis en 2004 donde hicimos una estupenda primera fase para luego caer ante el mejor Boca Juniors. No supimos aprovechar a técnicos importantes como Bauza y Sampaoli y bueno, llegamos al 2007 y empezó ese periodo oscuro hasta el 2012 en que se decide por fin volver a poner las cosas en orden, lo cual supe valorar en su momento.
        Paciencia hay, imagínate, si ya llevo 40 años esperando… Y seguiré alentando, porque no solo cada año sino cada partido es para mí una ilusión nueva.
        Sé que no es fácil conseguir buenos jugadores que quieran venir. Pero con paciencia y mucho involucramiento se puede lograr. El que busca, encuentra. Pudimos traer a un tipo como Maxi Núñez o Sergio Blanco, que no me pareció tan decepcionante. No sé cómo trabajará la comisión de contrataciones pero es claro que algo hay que cambiar porque se equivocan más de lo que aciertan.
        En Argentina el fútbol se vive de una manera bastante salvaje pero no es culpa de ellos que nosotros y otros imitemos también lo malo. Han habido técnicos como Bielsa, Pekermann, Sabella o Martino que han tratado de dignificar el fútbol argentino mandando equipos más preocupados en ganar jugando que en ganar pegando. Eso es lo que lo hace competitivo sin exportar mañas o violencia.
        Creo que es todo por ahora, vamos a ver qué nos depara la “era Soso”.

          • En la repetición está el gusto 😀
            Bromas aparte, y yendo a las ideas que muestras en tu comentario, en cuanto a Markarian, es un técnico al cual admiro, hasta hoy, y a pesar que la prensa deportiva, con muy mala leche y para mostrar un chivo expiatorio, le destruyó la imagen impunemente. Lo cierto es, también, que Markarian tenía un carácter fuerte y no es un secreto que el buen Sergio hacía amagues de renunciar cuando algo no le gustaba. Lo hizo más de una vez en la U, y tengo entendido que en Cristal también. Y fue uno de esos amagues que la dirigencia aceptó.

            Creo que Cristal involuciona porque era un club comprador, y que estaba formando mal en sus canteras. El mejor formador de Sporting Cristal fue el ídolo Alberto Gallardo. Trás su sensible fallecimiento no hubo alguien que reemplace en calidad al maestro. Además que los tiempos fueron cambiando requerían ya otro tipo de formadores en menores. Cristal se hace sociedad anónima el 2005 que campeona. Pero luego, al ir formando mal, con sus referentes en declive, y dado que tenía menos ingresos como sociedad anónima y no podía romper el mercado es lo que llevó al club a decaer hasta pelear la baja. La reingeniería hecha por Cantuarias el 2012, (luego de que el 2010 y el 2011 le costó a Cantuarias muchísimo aprender de manejo de un club de fútbol, y de ahí reflotar el club, con un asesor tan malo como Oblitas de por medio) hace ver esa época como un mal paso. Mérito de Cantuarias sin duda.

            En cuanto a las contrataciones, un jugador puede ser bueno pero si no se acomoda al club o a la ciudad o al campeonato peruano, se va sin pena ni gloria. Por ejemplo, Oblitas trajo a Escalada y aquí fue una nulidad. Se fue a Ecuador y fue goleador y campeón. Al Maxi le costó adecuarse al medio peruano más que al esquema de Ahmed. En Argentina se vive la pasión del futbol de forma diferente y claro que hay buenos técnicos. Pero me refería a que el grado de competitividad los había convertido en resultadistas y muchos se quejan que ya no dan espectáculo por buscar ganar siempre, aunque sea defendiendo todos medio gol.

            Por lo demás, creo que Soso, siendo rosarino como Bielsa, ha visto la oportunidad en Cristal de hacer historia con una interesante propuesta. Espero que lo logre por el bien del club.
            Saludos 🙂

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación