Desde el palco: El fin del “Ahmedismo”

Desde el palco: El fin del “Ahmedismo”

(Foto: elbocon.pe)

Es tiempo de saldar cuentas. Luego de lo vivido en este par de años, es momento de mostrar mi desacuerdo con quienes con mucha ilusión aún creen que Daniel Ahmed cambió el fútbol de Sporting Cristal. Y es mejor ahora, con los plazos ya vencidos, encarar también a los detractores de Ahmed, quienes con mezquindad y hasta cierto desprecio, afirman sin inmutarse que Ahmed no dejó nada, absolutamente NADA, ni para el tibio aplauso, ni para el sesudo análisis.

Hoy pretendo definir eso que denomino el “Ahmedismo” -mientras escucho al finadito Bowie-, para desacreditar de buenas a primeras esa triste falacia que repiten los desentendidos, la cual dice que “Mariano Soso es la continuación de Ahmed”. Esta noche voy a desbaratar esa trampa, esa argucia que nos venden a cincuenta céntimos, ese truco de palco. Y desde ahora lo digo: el Ahmedismo empezó en el minuto final contra Atlético Paranaense y culminó en el minuto final contra FBC Melgar. Soso no puede ni debe continuar con el Ahmedismo. Y por eso no debe repetir lo que paso a señalar.

Como preámbulo diré que una de las mejores cosas que hizo Ahmed – aparte de campeonar con Sporting Cristal – fue convencer a Claudio Vivas de llegar a esta parte del mundo; a buscar la gloria en cuatro meses, con un equipo que jugaba trotando. Y Vivas sí que revolucionó el futbol de Cristal: empezó a entrenar a los muchachos como se hacía en el primer mundo, y daba informes, con la rigurosidad que le exigía Marcelo Bielsa, a una Comisión de Futbol que por primera vez apreció y palpó como es que se trabajaba en el siglo XXI. Y el equipo dejó de trotar y empezó a presionar y a ganar por errores del rival. Y para sumar más bonos, Vivas se metió a la cantera a ver los partidos de los menores, y llevó al Beto Da Silva y a Alexis Cossio al primer equipo. ¡Qué gran cambio! Mientras Roberto Mosquera se quejaba de que no tenía los jugadores para jugar mejor, Vivas mostró lo que hace un técnico de primer mundo: “dejar de quejarse y trabajar mucho buscando en la cantera los jugadores que faltaban en el primer equipo”.

Vivas nos mostró el camino. El fútbol de Cristal, por metodología y forma, ya no fue el mismo. Era de suponer que Ahmed siguiera el camino de Vivas, pero no fue así. Tal como él mismo señaló: “cada técnico sigue su propia línea”. Y así comenzó, para bien o para mal, el Ahmedismo, el cual se forjó por la coyuntura que le tocó vivir.

Ahmed tuvo una idea de lo que quería hacer con Cristal que convenció a Francisco Lombardi. Al intentar plasmarla, las cosas no le fueron bien. Sufrió el duro golpe de perder la clasificación a Libertadores en el minuto final. Y luego las derrotas en el torneo del Inca mermaron el ánimo del plantel, la prensa nos vendió una inexistente camita, la hinchada le cantaba que se largue el técnico y en portales como en este se cuestionaba su capacidad de dirigir. Se pueden decir muchas cosas de Daniel Ahmed, pero si algo es cierto es su honestidad. Es gracias a esta virtud que es capaz de convencer a sus jugadores de lograr grandes hazañas. Por eso, ante tanto insulto, desprecio y vituperio que sufría todo el plantel, el comando técnico se reunió con los jugadores y cara a cara, se dijeron sus verdades. Hubo reproches, reclamos y mucha autocrítica. Pero también hubo rabia por toda esa gente que les dio la espalda, por esas críticas desmedidas, por los insultos disparados de todos lados. Decidieron no hablar con la prensa, cambiar a un sistema más acorde y equilibrado, pero sobre todo demostrar a todos los detractores que este plantel era capaz de grandes cosas. Ahmed trabajó con los experimentados aparte y dejo las últimas fechas del Apertura para que jueguen los suplentes y juveniles. Beto Da Silva marcaría su primer gol en primera pero las derrotas y empates empañaban el esfuerzo de los juveniles.

Ese 2014 fue el año en que el Cristal de Ahmed mostró la AMBICIÓN POR GANAR. De lo que rescato en ese equipo campeón del 2014 son:

  • La aparición de Luis Abram. La potenciación de Edinson Chavez. El convencimiento que le dio Ahmed a Carlos Lobatón de que era un crack.  Jorge Cazulo jugando de líbero adelantado.
  • El cambio de sistema en un mismo partido sin cambiar de jugador. El equipo pasaba de una línea de cuatro a una línea de tres con Cazulo de líbero adelantado. Los comentaristas deportivos que tanto se quejaban que Ahmed experimentaba, al principio no sabían cómo estaba parado Cristal y luego no reconocieron que todos esos experimentos de Ahmed, dieron sus frutos.
  • Lo mejor del 2014: Ahmed nos regaló un equipo limitado y conmovedor. Era un equipo que podía estar perdiendo, podía estar con un hombre menos, podía sufrir en defensa, pero siempre iba adelante, nunca se amilanó, te peleó cada balón, podía estar en el suelo pero siempre se levantaba a seguir peleando.

Luego de ser campeón 2014, empieza la campaña del 2015, Nuevamente los refuerzos no resultan, está vez para jugar con extremos. Eliminados de la Libertadores y del Torneo del Inca, Ahmed entiende que debe variar una vez más el esquema. El problema fue, tal como reconoció Ahmed, que “planteaba los partidos con un terrible temor a perder”. Por eso, dependió tanto de Lobatón, porque confiaba en que “frote la lámpara y aparezca el genio”. Además de su exceso de confianza hacia los experimentados en detrimento de los jóvenes, terminó por hacer un equipo sin variantes y premeditado. Se perdió la final, por muchos errores:

  • Suspender partidos para que juegue Lobatón, demostrando una dependencia total al buen Loba.
  • Confiar en los experimentados y no preparar un plan B con los jóvenes. No consolidó a Chávez, a Beto ni tampoco a Abram, y aun así los metió a jugar las finales.
  • Plantear mal los partidos o intentar cerrar los partidos haciendo cambios defensivos que terminaban perjudicando el poco orden defensivo.

Luego de lo expuesto puedo afirmar que el “Ahmedismo” consiste en armar un equipo bastante limitado, dependiente de la calidad de individualidades experimentadas, aplicado en automatismos, relegando la creatividad colectiva, y con mucha capacidad de lucha.

Si algo he de rescatar es lo último: un equipo convencido de luchar hasta el minuto final, de esos equipos quiero siempre. Por derroche y pundonor del plantel, nada que objetar.

Ahora es mi momento de decir: “Gracias por todo Ahmed” y dejarlo seguir su rumbo.

Plantear que Soso es la continuación de Ahmed, es una trampa, como lo fue plantear que Ahmed fue la continuación de Vivas. Es un truco de palco para engatusar a los desentendidos.

Considero que Soso, puede lograr algo mejor que un equipo limitado que sólo luche.

Por eso, cuando uno escucha declarar a Soso, se origina una legítima ilusión. Lo que denomino el “Pensamiento Soso” ha sido inyectado directo a la vena del cervecero.

El “Pensamiento Soso”. Un buen tema para conversar en una próxima noche.

"Si lo valoro cuando le gano -podría decir-, no lo debo despreciar cuando me derrota, porque estaría quebrando una línea de equilibrio que debo proteger desde mi posición de hincha ideal, acorazado de toda mezquindad" Extracto del relato: "Aplauso al enemigo" Autor: Emilio Lafferranderie

20 COMENTARIOS

  1. Muy buen post noctambulo,concuerdo contigo en todo, deberías de escribir mas seguido,de verdad que ahmed fue un entrenador regular nada mas,lo que debe de hacer soso,es preparar mas a la defensa con lo poco que tenemos,consolidar de una vez a abram,preparar mas en la marca a chavez

    • Concuerdo en que Soso debe consolidar, no sólo a Abram sino a Chávez. La defensa hace mucho que muestra deficiencias, y veamos cual será el trabajo de Soso en el sistema defensivo, en un lugar que no muestra refuerzos pero si jóvenes que pueden aprovechar está oportunidad y ser algo más que una alternativa frente a experimentados que están jugando sus últimos momentos en el fútbol.
      Intentaré publicar semanalmente y así motivar este intercambio de ideas.
      Saludos y gracias por leerme.

  2. Una vez en Barcelona dijeron que el sucesor ideal de un técnico era su propio asistente, esto con la finalidad de buscar una continuidad en la forma de trabajo.
    Coincido con mucho y difiero con algunas cosas de este post. Yo sí creo que Soso es consecuencia de Ahmed y por supuesto que también de Vivas, y eso me queda claro cuando veo la foto de la presentación de Claudio. Estoy casi seguro que Mariano Soso llegó al Perú-por recomendación de Vivas- para que sea parte de un proyecto a largo plazo, estoy seguro que Ahmed sabía en el 2014 que su sucesor estaba sentado a su lado- Espejo o Soso-, también estoy seguro que en los hinchas no hubo mucha sorpresa cuando el club oficializó a Mariano ¿Por qué? Creo que el motivo radica en que el club ha sido coherente en la continuación de un proyecto, tanto así que los pasos siguientes han sido hasta predecibles, y eso es bueno.
    Ahora bien, dejando al lado el proyecto del club, coincido en las críticas a Ahmed. Estos dos años han sido buenos en resultados pero malos por lo visto en la cancha. Yo siempre creí/creo que Daniel Ahmed se autolimité, dejó que el miedo decida por él y fue incoherente en sus ideas. Y regresando a mi última idea del párrafo anterior ¿recuerdan lo que dijo Lombardi a mediados del 2015 sobre Ahmed? Dijo: “Este proyecto no está funcionando del todo bien como nos gustaría. Vamos a seguir esperando hasta donde nos sea posible” Para mí es claro, los dirigentes también creían que Ahmed estaba dejando a lado la propuesta del club.
    Finalmente, una cosa es el proyecto Sporting Cristal y otra el mal llamado “Ahmedismo”. Los primero está institucionalizado y continúa en curso, lo segundo fue sacado twitter.
    Saludos.

    • Soso dijo que si bien estuvo en el CT de Vivas, él viene por Ahmed en 2013. Se podría decir que fue una especie de adelanto del CT de Ahmed, de hecho, es el único que se quedó junto a Espejo, que fue traído por la dirigencia.

  3. Pues yo sí creo que Ahmed no deja nada y no es mezquindad, es exigencia, es análisis de juego por encima del resultado. Un título y un segundo puesto, ¿pero cómo? Nos vendieron una idea futbolística que nunca vimos, por eso tantos detractores. Y ni mencionar lo del “experto en menores”, la otra gran deuda de este proceso.

    Personalmente, si algo me molestó sobremanera es que de forma inaudita se le haya inventado -y continúa haciéndose- tamaña cantidad increíble de virtudes al Turco. Lo engañan a él y nos engañamos todos, no crecemos, así nos estancamos. Su paso por Cristal no pasa de mediocre, como nunca antes le dieron todas las herramientas para desarrollar su idea y el resultado fue un equipo aburrido dependiente de las inspiraciones individuales de los jugadores. Mosquera, Vivas, Bauza, Valencia, Autuori… Todos ellos dejaron cosas en su paso por el club y sin tanta alcahuetería de por medio.

    Lo mejor que nos pasó fue que Oblitas lograra convencer a Ahmed y, de verdad, espero le vaya bien en este proyecto.

    • Siguiendo la línea de tu comentario coincido en que se nos vendió una expectativa que no iba acorde a quien llegaba. Considero que esa expectativa la generó lo que produjo Vivas, más que el propio Ahmed quien fue cuestionado desde el comienzo.
      Por eso, he preferido verlo lejos de la expectativa generada desde el club, a partir de los hechos, y en ese punto, lo que más rescato es que Cristal cambie de sistema en un mismo partido sin cambiar un jugador. Es muy poco para lo que se ofreció. Si a eso le sumamos que no consolidó a nadie, su trabajo va a estar en debe siempre.
      Gracias por leerme. Saludos.

  4. Sí pues, puede parecer mezquino decir que un técnico que logró un campeonato y un subcampeonato no dejó nada. Pero es la verdad.
    A Ahmed se le trajo para revolucionar el fútbol de Cristal y hacerlo jugar de un modo nunca antes visto en este país.
    Todo comenzó allá en el 2013 luego de ese partido entre Atlético de Madrid y el Cristal de Mosquera por la Copa Euroamericana. Luego de ese partido los dirigentes de Cristal quedaron atónitos con los “colchoneros” de Simeone (¿?) y tuvieron algo parecido a una epifanía. Comprendieron recontra tarde que lo que Mosquera hacía era un fútbol doméstico y que era hora de dar el gran salto de calidad.
    Pero ese gran salto lo dieron de una forma muy desprolija. Se deshicieron de un Mosquera muy en plan de “divo” de una forma poco elegante. Era necesario prescindir de la Mosca porque ya lo había dado todo pero las formas no fueron las mejores, sobretodo esgrimiendo el asunto ese del “estilo” cuando justamente a la Mosca lo trajeron para recuperar el estilo de fútbol bien jugado, algo que mal que bien, pudo conseguir. Trajeron a Vivas por cuatro meses para guardarle el sitio a Ahmed, por quien entraron en una puja prepotente con la FPF.
    Vivas alargó un poco la vida útil de un equipo que ya venía fusilado en lo anímico y futbolístico. Fue su único mérito para mí. Muchos piden el regreso de Vivas pero 4 meses es muy poco para una evaluación seria. Los esbozos que dejó fueron desbaratados por Ahmed con lo cual se desvirtuó la palabra “proyecto”.
    Ahmed no deja nada porque con él se buscaba plasmar un estilo y nunca se logró. Cristal jugó más o menos como siempre lo ha hecho cuando ha estado en buena forma independientemente del entrenador de turno y sin alejarse mucho del típico estilo peruano. Por eso fracasamos en las dos Copas Libertadores que jugamos bajo su mando.
    El “Ahmedismo” no existe. Ahmed no deja escuela. Ante la presión tuvo que ceder y claudicar, acomodándose nomás. Solo así pudo sobrevivir el 2014 y bueno, gracias también a la llegada del Sergio Blanco, que metió todos los goles que Leguizamón no pudo hacer. Y el Turco ni siquiera lo pidió al Chapa. Se lo trajeron y punto. Y el 2015 no fue capaz de mejorar o afianzar lo poco novedoso que hizo el 2014. Parece que no puso mucha objeción a los refuerzos que llegaron los cuales lamentablemente no pudieron sustituir a los que se fueron (caso Maxi Núñez y Yotún) y se puso a inventar nuevas posiciones a jugadores que ya se habían acomodado. En un post llamaron a esto “polimorfismo”. Yo lo llamo improvisación. El resultado fue un equipo irregular, gelatinoso, vulnerable. Estuvimos 17 fechas invictos para después ganar solo un partido en dos meses. Llegamos tambaleando a la final pero hubiera sido engañoso ganar el bicampeonato. Lo merecíamos tanto como Melgar, que no era mejor que nosotros, pero era engañarnos pues. Ya estamos más allá para alegrarnos como lo hicieron ellos por un mediocre campeonato local.
    Ahmed no deja tampoco ningún joven realmente consolidado del que se pueda decir “a este lo moldeó Ahmed”. Otra vez, el vacío.
    ¿Alguien puede decirnos exactamente cómo juega un equipo de Ahmed? Mirando a Cristal durante el 2014 y 2015 ¿se puede tener una idea clara del “Ahmedismo”? Jamás hubo el pressing ofrecido, el juego desequilibrante por bandas, solidez defensiva, automatismos sostenidos, letalidad implacable en las contras.
    El campeonato tenía que ser consecuencia de algo realmente innovador pero al final fue solo consecuencia del oficio que todo equipo grande suele tener.
    No fue el fondo, fue la forma. Esa es la gran decepción.

    • Coincido en que el partido contra Atlético de Madrid marcó la partida de defunción de una forma de juego en Sporting Cristal.
      Lo que aprecio de lo que denomino “Ahmedismo” no es que haya dejado escuela, sino más bien que sea una forma de juego válida pero limitada como también lo es “El melgareo” “el ratoneo”. Lo que también creo es que hubo momentos de buen juego en Cristal, más en el 2014 que en el 2015, pero fueron sólo momentos.
      La gran pregunta es ¿por qué no se logró ser continuo en el juego? ¿por qué esa irregularidad? y pienso que la respuesta está en que Ahmed planteaba mal los inicios por su temor a perder. Si a eso le sumamos su exceso de confianza hacia los experimentados y en especial a Lobaton, en detrimento de los jóvenes (a quienes se supone debió trabajar y consolidar) nos dio un equipo luchador, sí, pero limitado desde el banco por las pocas variantes y el exceso de temor a perder.
      A partir de esto, se espera que Soso no arrastre las mismas taras por el bien del club.
      Gracias por el comentario.
      Saludos.

  5. Cuando contrataron a Espejo y luego a Vivas que lega con Soso, la idea era que los asistentes sean luego los sucesores del DT que se va. Tan es así que con Ahmed el 2015 estuvo Pablo Zegarra además de Nogara, y por eso Zegarra era una de las alternativas para suceder a Ahmed si es que Daniel se iba antes de tiempo.
    Creo también que Soso es la continuación de un proyecto por la metodología de trabajo, que es similar a Ahmed y a Vivas.
    Sin embargo, cada quien tiene su sello, y desde lo que pude apreciar, hay diferencias entre Vivas, Ahmed y Soso. Es cierto lo de Lombardi y su desazón por lo que mostraba el equipo.
    Otra muestra de que Ahmed dejó de trabajar en la propuesta fue el caso de Alexis Rojas. Nos vendieron la idea que en el Cristal 2015 no había jugadores idóneos para jugar con extremos y en el Clausura aparece en León de Huánuco, un extremo joven llamado Alexis Rojas, de la mano de un viejo zorro como Ramaccioti. Resultado: Alexis Rojas, extremo, jugador revelación del torneo 2015. Y en la final, ingreso Chavez quien demostró que pudo ser más útil en la ofensiva si le daban más minutos. Ahí estaban los extremos de Cristal 2015, pero Ahmed no los vio. Una lástima.
    Y en cuanto al “Ahmedismo” es un término para englobar un proceso en base a una forma de juego, como también lo es “el Melgareo”. Un proceso que por cierto, desde lo que expuse, ha concluido.
    Gracias por el comentario.
    Saludos

  6. Buen post, felicitaciones.
    Solo unos apuntes de mi parte, concuerdo contigo que el equipo que disputó la clasificación con Paranaense era obra de Vivas, a partir de allí , lamentablemente se vio la mano de Ahmed.
    Consideró que Chávez no es lateral, por lo menos para los partidos de copa, es dar mucha ventaja, sin embargo considero que es un buen jugador al qu todavía no lo hacen jugar como extremo , que en mi opinión es el puesto donde más puede rendir, algo parecido pasa con Cossio, que aunque últimamente ha mejorado a nivel local, es riesgoso para partidos de copa, no sé si alucino, pero le veo algo de Jorge Soto,(físicamente me refiero) me gustaría que lo preparasen para una función similar a la que hacía el recordado “camello”
    Me parece qu Mosqurea y Vivas fueron técnicos más capaces que Ahmed, ojalá Soso también lo sea.

    • A mi también me gusta Chávez más de extremo o de medio ofensivo, por su velocidad para ir en diagonal y su buen dribling. Aunque le falta más potencia. En todo caso, mejor de extremo que de lateral. Y efectivamente, buen apunte acerca de Cossio, tiene el tranco largo del “Camello” Soto y añadiría que tiene similar despliegue. El “Camello” Soto, si mal no recuerdo, cuando debutó en Municipal jugaba al medio y ya en Cristal jugó de lateral (aunque con Weber jugó de falso nueve). Veamos como lo trabaja Soso, porque al margen de todas las críticas que recibió Cossio, aún se le puede seguir potenciando para que mejore.
      Creo que todos los técnicos dejan algo, y es válido que cada hincha valore a unos por encima de otros. Lo cierto es que a mi también me ilusiona que Soso muestre capacidad para dirigir un club con tanta presión como Sporting Cristal.
      Gracias por la felicitación, Miguel.
      Saludos.

  7. Buen post.
    Ahora hablando de la idea de Soso, sigo bastante al Tottenham Hotspur y sería interesante que todos vean aunque sea un partido de ellos, ya que a mi opinión tendría mucha similitud de lo que desea Soso en Cristal.
    Esto lo digo en base a las declaraciones de Soso y debido a que tiene una idea y formación futbolística bastante parecida a la de Mauricio Pochettino.

  8. Buen dato el de Tottenham Hoptspur. Cierto es que Mauricio Pochettino maneja una idea similar a la de Soso, por las declaraciones que da Mariano. Sin embargo, considero que el Tottenham es de un Pochettino más experimentado. Quizás lo más cercano de Soso sería el inicio de Pochettino en Europa, al mando del Espanyol, ahí se puede ver su evolución como técnico así como muestra como evoluciona el juego de su equipo.
    Siempre es bueno aclarar que tanto el Tottemham como el Espanyol son aproximaciones que nos dan una idea de como podría jugar el SC de Soso.
    Después no digan que prometimos que el SC de Soso tenía que jugar como el Tottenham o el Espanyol de Pochettino. 😀
    Gracias por el dato del Tottenham. Habrá que verlo. Saludos.

    • Ojo que Pochettino se la jugó siempre por los jóvenes en todos los equipos donde estuvo. Es más, de 18 juveniles que debutaron con Inglaterra en la selección mayor, 10 fueron obra de Pochettino. Se podría decir que Pochettino es un técnico “mixto” pues es formador y a la vez sabe armar equipos profesionales. A Soso no lo tengo como formador, pero sería bueno que siguiera la línea de su compatriota.

      • Interesante el trabajo de Pochettino. En cuanto a Soso, empezó desde muy joven como técnico formador y la mayor parte de esos años trabajó con Vivas. Es Vivas, quien luego del Mundial lo lleva a trabajar en formativo de Estudiantes. Así Soso ha hecho todos los niveles del formativo como DT desde que empezó en Ñuls. Vivas lo trae a Lima. Vivas lo recomienda a Real Garcilaso.
        A Soso lo tengo como formador y en RG hizo un trabajo interesante. Por aquí comentaban que el RG de Soso jugaba a algo y el SC de Ahmed no. Bueno, ahora veremos la mano de Soso en SC. Tarea difícil por la pretensión de Soso de darnos un estilo. Al menos Vivas le tiene fe.
        A estar atentos.
        Saludos.

        • Ok. Creo que Soso estaba haciendo un trabajo, digamos, correcto con RG pero tampoco era para reventarle muchos cohetes. Llegó ese partido fatídico (para ellos lógicamente) contra nosotros y su imagen se deterioró un poco. Me quedaron dudas también sobre su capacidad de afrontar partidos decisivos (perdió también ante la Vallejo las semis por la Copa Inca), pero bueno, es obvio que necesita más tiempo para madurar aunque equipos como Cristal no pueden esperar mucho así que tendrá que apurar el aprendizaje.
          Entiendo que, efectivamente, Soso trabajó bastante como ayudante de campo en divisiones formativas pero ¿se le puede adjudicar el descubrimiento o la promoción de algún jugador? A Vivas sí, pero ¿a Soso? Bueno, en Cristal tendrá la oportunidad de hacer explotar su faceta formadora y ojalá promueva jóvenes con verdadero talento que se vuelvan titulares con calidad de exportación y que, por favor, no repitan el ejemplo de Da Silva.

          • A Soso nunca le reventé cohetes cuando estuvo en RG, justamente porque vi más de un partido de su equipo. En cuanto a que en Cristal no pueden esperar mucho, creo que los tiempos cambiaron y si la dirigencia le ha dado dos años, van a respetar esos dos años. Demás está decir que hay hinchas de Cristal que entienden que este es un proceso de largo plazo y son mas comprensivos para darle tiempo de trabajo a Soso, hinchas entre los cuales me incluyo.
            Soso no sólo fue ayudante de campo, también fue entrenador de menores en el formativo y en juveniles. En cuanto a descubrir un jugador, el proceso de descubrir, un jugador lo hace el scouting, luego se le forma, se le potencia y se le hace debutar. Puede ser que jugadores que primero pasaron por Soso luego se trabajaron con Vivas o Ahmed.
            Y claro, lo que se espera de Soso no sólo es que el equipo juegue a algo (una identidad) sino que promueva jugadores. Tiene dos años para lograrlo y se espera que el caso Da Silva sea excepción.
            Saludos.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación