Palabra Justa: La confusión de no sólo un resultado

Palabra Justa: La confusión de no sólo un resultado

Partido que generó muchísima expectativa en los hinchas del fútbol en general. Ambos son de los pocos que muestran lo “mejorcito” de fútbol que tenemos en el país. Pero en el partido no lo demostraron y el hincha no se puede confundir con el triunfo.

Se jugó mal. Eso tiene que estar claro. Se está confundiendo lo que es el juego “directo” que Sporting Cristal desea implementar debido al polémico “manual de estilo”. Sporting Cristal en la mayoría de sus jugadas, salía jugando por abajo pero sólo en la zona de los centrales, una vez que estos dos la tenían, recurrían al pelotazo. Luis Abram, que defensivamente estuvo algo sobrio, falló innumerables pelotazos para el punta de su sector, que era Irven Ávila. Pero, ¿porqué se llegaba al pelotazo? Se llegaba al pelotazo por la falta de movilidad de nuestros medios. Jorge Cazulo, Josepmir Ballón y Carlos Lobatón, en mi opinión, se movieron mal. Cuando la tenían los centrales no se acercaban a pedirla, y el que se acercaba por momentos era Cazulo, que no tiene las características y cualidades para distribuir bien la pelota. Ballón y Lobatón se pegaban a la raya lateral, formando un 2-3-5 con Edinson Chávez y Alexis Cossio en la tercera línea, que se empleó casi siempre, y casi nunca resulto en salida limpia. Pero lo que más molesta, es que cuando sí habían opciones de pase para los centrales, estos igual recurrían al pelotazo.

235
Equipo muy largo. Medio-campo muy vacío. Resultado: pelotazo obligado.

Es por eso mismo, que llegué a una conclusión, y es que Sporting Cristal quiere llegar lo más rápido posible al arco contrario. Quiere utilizar el juego “directo”. Quiere emplear la mentira más grande del fútbol, el ser “moderno”. Se cree que se llega más rápido jugando directamente, de central a delantero, de Matías Martínez a Sergio Blanco, de Luis Abram a Irven Ávila, pero eso está completamente equivocado. Jugando al pelotazo te demoras más en crear una acción de peligro, que utilizando el fútbol elaborado. Ese fútbol que utiliza los caminos indirectos de la distracción. El que hace creer al rival que no quieres meter gol, que tienes la pelota por gusto, pero de un momento a otro, pasó el lateral del lado contrario la metió al centro del área y el punta ya te la mandó al fondo de la red. Hay que entender que el fútbol no es geometría donde la línea recta es la distancia más corta entre dos puntos. El fútbol es otra cosa, bueno, el fútbol y cualquier otro juego, se basa en el engaño. Entonces, se llega a la conclusión que el fútbol “directo” es el más indirecto porque es previsible.

Parece que ahora los jugadores de Sporting Cristal salen al campo para dar el máximo, pero física y tácticamente. Dar el máximo en la lucha que se han convertido los partidos. No salen a dar todo lo que tiene el jugador. A decir, bueno hoy voy a arriesgar cuando tenga que arriesgar, para que las cosas me salgan mejor y de esa manera superar al contrario, ganar el partido y disfrutarlo. Algo que se vio por momentos en la recta final del 2014 y algunos partidos de la Copa Libertadores.

Así le digo al público celeste que no se confundan por un triunfo. El equipo sigue sin convencer. ¿Estamos mejorando? Con respecto a los otros partidos de este Torneo Apertura, claro que sí, pero tenemos muchísimo más potencial.

Artículos iguales

4 1074

1 1366

1 Comentario

  1. Da gusto leer una crítica constructiva al equipo. De acuerdo con lo expuesto por Alessandro, se vio un mejor Cristal (especialmente en los primeros 30 del partido) pero también se siguen viendo vacíos en productividad ofensiva y seguridad defensiva que terminan complicándonos más de la cuenta.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación