Palabra Justa: Unidos saldremos

Palabra Justa: Unidos saldremos

Desde el primer tiempo contra Racing Club en Lima que no vemos a “el Cristal que quiero ver”. Hemos caído en un pozo futbolístico. Una laguna que nos dejó sin ideas y que causa cierto temor en la hinchada. Desde el partido con la “Academia” en Lima que no vemos a un Sporting Cristal que sabe jugar al fútbol creyendo en su idea e intención de jugar al fútbol.

El partido contra Deportivo Táchira le dolió a más de un hincha cervecero. Ojo que no digo el “resultado”, porque se sabe que era lo mismo ganar por 2 goles que empatar a 0, pero me refiero a la intención que tuvo el equipo bajopontino. No soy partidario a decir que se nos “vendió” la idea de que proponíamos en todas las canchas, ya que habrán partidos a los que nos tendremos que adecuar, en ciertos pasajes del encuentro, a defendernos sin la pelota y colocarnos atrás de la línea de la misma, pero siempre tendríamos que tener la intención de ganar. El partido contra Táchira fue doloroso por eso mismo. El conformismo que tuvo no solo Daniel Ahmed, también los jugadores, fue digno de un equipo mediocre. Lo jugamos a no perder y eso, normalmente, no resulta. Tocábamos sin brújula alguna, y generar una acción de peligro jugando por abajo era una utopía. Daniel Ahmed nuevamente adecuó jugadores a su sistema y no sus sistemas a la característica de ellos y otra vez no resultó. Irven Ávila no puede ser Carlos Lobatón. Trajinaba mucho con la pelota en el medio, lo cual hacia las transiciones del equipo más lentas, anunciando cualquier acción de peligro al rival. Predecibles. La única vía que utilizó el equipo fue la de los centros, que irónicamente es una de las cosas que peor sabemos usar. Con nuestros delanteros, que ninguno pasa el metro setenta y cinco, es poco probable que ganen alguna que no sea de rebote. El conformismo también se vio reflejado en los cambios de Daniel Ahmed. Renzo Sheput, no cumplió con intentar dar ese pase en profundidad, pero fue el único cambio ofensivo. Los otros dos fueron, Edinson Chávez, que se fue expulsado por doble amarilla y Paolo De La Haza, para ayudar a la defensa. Hacer esos cambios, en un partido totalmente ganable, es ilógico.

blanco
foto: clubcristal.pe

Pero claro, si los cambios resultaban los hinchas iban a decir “que bien hizo los cambios Ahmed”, iban a demostrar ese resultadismo que la mayoría de los hinchas peruanos tiene. Una cosa que no nos podemos olvidar, es que el fútbol empieza cómo una democracia, porque todos opinan, pero termina siendo una dictadura, porque solo decide uno. En nuestro caso, las decisiones las toma Daniel Ahmed, sean buenas o malas. Pero en el pozo futbolístico en el cual nos encontramos, nos urge de que gran parte de sus decisiones sean para beneficio de la institución, del equipo y del vestuario.

La única forma de salir de este pozo, es que hinchada e institución sigan unidas. También es importante la unión del equipo, porque veamos ¿qué es un vestuario? Un lugar donde coinciden veinticinco personas, de las que solo juegan once, del que quizás dependen veinte familias. Es un conjunto humano, para que algo – el equipo – funcione y al mismo tiempo, ilusionar a millones de personas ¿Hay algo más difícil? Por eso es importante seguir apoyando al equipo. No dudar de ellos y mantenernos firmes en los objetivos.

Hay que tener unidad, y en el campo orden, para que a través de los mecanismos de juego aflore el talento. Ahora nos toca otra final contra Guaraní. Dos equipos con hambre de gloria se enfrentan. Dos equipos que necesitan la victoria para pasar. Demostremos que somos un buen equipo. Un buen equipo se basa en equilibrios. Jugar bien ofensiva y defensivamente, jugar bien con y sin balón, ser psicológicamente fuertes, ganar partidos, sobre todo los importantes. En otras palabras, demostremos que somos Sporting Cristal.

Todos al Nacional. Hay que ir ¡Hay que apoyar! Nos vemos el Martes.

Artículos iguales

4 1076

1 1367

1 Comentario

  1. Ahora es cuando tenemos que estar unidos mas que nunca otra vez, asi como fue para las ‘finales’ del clausura del año pasado y la finales contra el Aurich, en las que el equipo gano partidos increibles donde la mayoria pensaba que Cristal no iba poder ganar tantos partidos, le ganamos los 2 partidos cruciales a Alianza cuando todo mundo apostaba mas por Alianza porque supuestamente era mas sólido, fechas en las que el LA BARRA del Sporting hizo innumerables BANDERAZOS que ayudaba a leventar la moral, unirnos y dar fuerza al equipo.

    Hasta ahora no he visto ningun “banderazo” para partidos de Copa que con mas razon son de mayor importancia que los del torneo local (mas importante que cuando enfrentabamos a las gallinas o al alianza, o la final del campeonato), si quiera para este partido, para esta ‘final’ contra Guaraní la barra deberia ir el lunes a dar ese “banderazo”, ese apoyo que necesita el plantel, haber si con eso ayudamos al menos a que mejoren en actitud para el partido. Fuerza Cristal!!!

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación