El Cristal con que lo vimos: Universidad San Martín 3 – Sporting...

El Cristal con que lo vimos: Universidad San Martín 3 – Sporting Cristal 0

(foto: clubsportingcristal.pe)

Simple; nos dominaron de principio a fin durante todo el partido. Nuestro equipo tuvo un rendimiento bastante parejo, pero parejo en ser malo. Este equipo alterno no tuvo peso en ningún momento del partido. Solo algunos jugadores atrás aguantaron mientras pudieron y otros adelante hicieron lo que pudieron pero nos sometieron totalmente.

Alexander Araujo (4): Aguantó mientras pudo y tuvo algunas buenas intervenciones. No sería responsable de nada salvo en uno de los goles en los que salió a la nada; tremendo error arriba.

Adán Balbín (5): Destaco porque fue uno de los que más aguantó mientras pudo; tuvo sus bloopers también pero aguantó todo lo que pudo el ataque rival.

Brian Bernaola (5): De los chibolos, que tuvieron un rendimiento muy bajo, fue tal vez el más rescatable, que junto a Balbín soportaron todo lo que pudieron pero no fue suficiente.

Edinson Chávez (3): El peor de todos; totalmente inexistente por la banda; nunca pudo hacer nada para aguantar los ataque ni apoyó adelante; cero.

Carlo Urquiaga (4): En los primeros minutos del juego estuvo atento y apoyó mucho adelante por la banda izquierda pero luego se apagó. Sin mencionar que el primer gol fue un autogol suyo por saltar sin mirar.

Pedro Aquino (4): Otro que fue inexistente en el medio campo. Le dejó el trabajo más pesado a De la Haza y su trabajo pasó mucho más desapercibido.

Paolo De la Haza (4): Hizo el trabajo complicado en el medio campo, por momentos fue el que dirigió los ataque y ordenó el equipo pero luego fue sometido también.

Jairsinho Gonzales (5): Fue uno de los que más insistió y fue tal vez uno de los que más peligro generó (si es que generamos peligro en algún momento) en el área rival.

Diego Manicero (5): Desde el medio campo y de pelota parada también generó algún tipo de inconvenientes en el rival; fue uno de los más destacados del equipo.

Renzo Sheput (4): Mal también. Se suponía que él debía ordenar el medio campo y con su buen pie poner ese pase y ese disparo para hacer daño pero nunca lo hizo.

César Pereyra (4): Totalmente atrapado por la defensa rival. Tanto así que casi nunca le llegaron las pelotas y no pudo aportar en nada.

Los Cambios:

Luiz Da Silva (4): Entró en el medio tiempo para aportar adelante pero el chibolo tampoco pudo hacer mucho para hacer daño.

Alexis Cossio (4): También entró desde el arranque del complemento pero no pudo hacer mucho porque en el segundo tiempo fuimos totalmente sometidos. Solo trató de apoyar en la marca.

Josepmir Ballón (4): Entró por Aquino faltando un poco más de 20 minutos pero no llegó a meterse de lleno en el partido y su habilidad en la marca no ayudó.

4 COMENTARIOS

  1. Lo que preocupa es el bajo nivel mostrado por algunos que pudieran jugar el martes contra Racing y lo confundido que anda Ahmed.

  2. Alguien dijo que teniamos equipo para los dos torneos? puro vendedor de humo; todavia no tenemos ni el primer equipo, que Racing nos agarre confesados porque Ahmed ya llego a su techo, pienso, nunca lo ha tenido; DONDE ESTAS VIVAS? que desperdicio x Dios!, porque el actual desarmo el equipo y se quedo sin nada

    • El fútbol es así, hay días en que no te sale pero ni el saque lateral a pesar de trabajar toda la semana siempre hay un porcentaje de error, de que todo te salga mal. No creó que son menos por el partido de ayer pero serán mas si asimilan los errores y hay una evolución para el siguiente. Hasta los grandes tienen sus días malos. A pensar de lleno en racing.

  3. Los jóvenes de Cristal son demasiado intermitentes y no logran un rendimiento parejo que los haga ver como alternativas reales de recambio.
    Aquino viene jugando hace buen tiempo pero aún no logra consolidarse cuando ya debería ser su momento. Me temo que su destino será el de otros tantos como Tarek Carranza, Ortíz, Marcos Delgado, Lojas, Granda, etc: o sea, irse prestado. Hay otros como Luiz Da Silva a los que se le ve pasta de muy buen jugador pero que lamentablemente carecen de ese fuego interior que los hace capaces de rebelarse y echarse el equipo al hombro en la adversidad. La juventud no es óbice para eso, al contrario, es el momento ideal para mostrar cualidades diferentes y destacar sobre los demás. Da Silva aún está a tiempo, pero depende sólo de él. Caso similar el de Cossio, que arrancó como gran esperanza y poco a poco, no sabemos por qué, empezó a declinar en su rendimiento hasta convertirse en el jugador poco confiable y discreto que es hoy. Al igual que Da Silva, depende de él recuperarse y entrenar quizás con más ahínco y jugar con más concentración porque sigo creyendo que se trata de dos jugadores que tienen mucho para dar.
    Jugar con Edinson Chávez ahorita es como jugar con 10. Esa es mi apreciación.
    Jairsinho Gonzáles lleva pelota, es empeñoso pero se nubla a la hora de decidir. Justamente lo que necesitamos son jugadores que decidan bien, que tengan cultura táctica. Si hacemos un repaso, no encontraremos jugadores nacidos en Alianza que hayan pasado por Cristal y hayan destacado. Quizás José Soto, zaguero titular del equipo campeón de 1995. En fin, esperemos que Gonzáles pueda ser otra excepción pero necesita olvidarse un poco de la quimba grone improductiva para dar paso a una idea de juego más práctica y productiva.
    En cuanto a los experimentados, bueno, ahí está Sheput. “Si tú quisieras, Sheput…” se mataba diciendo Daniel Peredo por televisión. Era verdad, pero ya es tarde para querer. Sheput tuvo lo necesario para mantenerse relativamente vigente pero no lo suficiente para ser ese nuevo diamante que aún espera Cristal. Intrascendente a la hora de trascender, esa es la historia del buen Sheput.
    Balbín sigue viviendo de su buen cuarto de hora en la Copa América del ¡2011! Ya van a ser cuatro años de eso, amigos. Ni antes ni después había un crack en él. Igual que todos, tiene derecho a la oportunidad de mejorar pero tendría que pasar al centro y ahí ya hay otros preferidos por Ahmed. Creo que es bastante incierto su destino en el club.
    ¿Por qué entró Ballón con el 3-0 abajo? ¿Ahmed se asustó por la goleada de escándalo que se nos venía?
    Pereyra casi ni la tocó. No generamos nada. Verdaderamente un partido inédito de este Cristal de Ahmed. Concuerdo en que pudo ser una muy mala noche pero hay malos patrones que se repiten incluso en nuestros mejores momentos y que inexplicablemente siguen sin mejorar.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación