La Cancha: Sporting Cristal 1 – Deportivo Táchira 1

La Cancha: Sporting Cristal 1 – Deportivo Táchira 1

Por -
17 1677
(foto: clubsportingcristal.pe)

El camino hacia la competitividad internacional es largo y difícil. Y nosotros tenemos aún mucho trecho que recorrer. Los defectos de nuestra organización como país nos afectan a todos y Sporting Cristal no es una excepción a esa deplorable situación. Somos los mejores en un país donde todo está mal hecho, eso ya lo sabemos. Pero ser eso es poco, poquísimo, a la hora de querer competir de igual a igual con cualquier otro equipo de la región.

Luego del partido con Guaraní, sacamos un tuit en el que dijimos precisamente eso: que somos el equipo el más débil del grupo, que no estamos para dejar pasar oportunidades valiosas de sumar puntos y que, consecuencia lógica, cada partido requiere de nuestra parte más esfuerzo, más concentración, más fútbol. Que para superar a rivales internacionales necesitamos mucho más esfuerzo que el que quizá ellos requieran para superarnos a nosotros.

Esta idea despertó respuestas. Algunas discrepantes pero también otras iracundas que defendían su derecho a vivir engañados pensando que, por camiseta o por nombre, nosotros estamos en condiciones de ganarle por inercia a equipos que hacen su día a día usualmente en condiciones de mayor seriedad, dificultad o competencia. Se cree que Sporting Cristal, tan sólo por llamarse Sporting Cristal, está para ir a cualquier país a sacar resultado o vencer sin mayor dificultad a todo visitante. Y es por ese pensamiento por el que dejan de lado en su análisis temas importantes: la diferencia que existe entre nosotros y el rival, el juego que se hace, el que se propone y el que se logra. Se sigue creyendo que a un equipo venezolano se le doblega por el sólo hecho de ser venezolano sin importar el esfuerzo y el trabajo y todo eso que incluso ellos tienen en su torneo doméstico y nosotros no.

Queremos desmarcarnos de eso, queremos dejar de serlo. Ese es nuestro objetivo. Pero toma tiempo, trabajo y mucho, muchísimo, esfuerzo.

Y eso precisamente es lo que pasó ayer en la cancha del Nacional. En el entretiempo, Sporting Cristal no se llevó al camerino la única y esencial lección que debió rescatar: que tuvo que esforzarse mucho, mucho, para doblegar por una diferencia mínima a un equipo del Deportivo Táchira que tendrá quizá menos historia internacional que nosotros, que habrá recogido resultados adversos en sus últimos partidos, pero que ha demostrado que tiene una capacidad de competir mayor a la nuestra. Y esa lección debió tomarse y no soltarse. Al segundo tiempo, Cristal debió salir consciente de que le iba a costar mucho – mucho más de lo que se imaginaba – sostener esa débil diferencia a favor, que no debía perdonar, que no debía aflojar, que si bajaba el ritmo de lo que estaba haciendo podía tranquilamente irse sin la victoria.

Daniel Ahmed debió saber que el segundo tiempo no debía jugarse a la inercia. Que era evidente que Táchira iba a hacer por lo menos un cambio para buscar potenciarse porque ya en el primer tiempo había sentido que, a pesar de la diferencia, con un poquito más podía inclinarnos la balanza. Y lo hizo. Táchira replanteó para buscar el partido. Cristal salió a que la inercia del primer tiempo defina el partido.

Es esa idea de autoengañarse, de creer que el partido está resuelto porque somos Sporting Cristal y el rival es venezolano, que no es necesario ya esforzarse más, que no es necesario replantear con inteligencia, que no es necesario correr y pensar el doble de rápido, que no es necesario asegurar como sea la que se tenga, la que explica el resultado de ayer. Quedarse en el penal tapado o en que el arquero no voló para la foto es irrelevante. Ese autoengaño terminó amargando la noche de fútbol celeste en el Nacional. Táchira nos quitó la pelota en el segundo tiempo, algo que ya había hecho en algunos pasajes del primero. Táchira nos presionó en nuestra cancha y no nos dejó pensar. Táchira bloqueó a nuestros receptores y a nuestros lanzadores. Táchira nos ganó pelota y cancha. Cristal se dejó estar, Cristal no replanteó, Cristal no luchó para zafarse. Cristal pensó que era imposible que le anoten, que con una contra afortunada iba a bastar. Y no bastó.

Si Táchira no anotó antes fue por fortuna nuestra. Si Cristal no anotó el segundo fue por que el arquero del Táchira brindó todo, se esforzó al nivel que exige una noche de Copa Libertadores en la que se juegan la vida. El arquero venezolano tapó todo y a gran nivel. En Cristal pensaron que, como era venezolano y le habían metido 5 la semana pasada, alguno se le iba a escurrir.

Si ante Guaraní aprendimos que con mucho esfuerzo se pueden superar distancias, acortar ventajas, lograr cosas grandes y que aún nos falta más esfuerzo para redondear esos buenos partidos, contra Táchira tenemos que aprender que no estamos en condiciones de aflojar partidos jamás. Que eso nos cuesta caro. Que una cosa es bajar la máquina luego de que le metiste dos al Deportivo Municipal y otra cosa es creer que se puede bajar la máquina a nivel internacional.

Nos falta entender eso, además de esforzarnos más y jugar mejor, para lograr el tan ansiado nivel de competitividad internacional que estamos buscando.

17 COMENTARIOS

  1. 1.- Chalo, creo que el personal del eccqtm se equivocó en el planteamiento de la gasolina de 70 minutos planteada en el empate ante Guaraní. Es mucha casualidad que no tengan que ver ambos resultados. Personalmente no creo que sea un tema físico. Ojo me pareció muy razonable, pero estuvimos equivocados.

    2.- Calcaterra o juega en el medio o que espere su turno. Es cierto que es muy útil, buen pasador y fuerza de choque, pero NO puede hacer el recorrido en ataque.

    3.- Debemos comenzar a poner o Manicero o Gonzales por la punta para ganar algo de velocidad en el medio. Poco o nada de vértigo ayer. Solo la primera jugada del segundo tiempo de Chavez. Algo más?

    4.- Revoredo por enésima vez, No puede jugar, hay que empezar a poner a otro central de una BUENA VEZ. Ojo desperdiciamos tiempo en un jugador que no va dar para más, tal vez probar a alguno de los defensas sub 20, CUALQUIERA, se equivocarán SI, pero por lo menos sacaremos conclusiones.

    5.- Martinez se contagió de nervios, ¿raro no?

    6.- La clasificación cuesta arriba. Veo que el equipo aún está verde, lejos. Y Chalo con todo cariño, pero comprendí que el equipo no pudo hacerle frente a un equipo Paraguayo, con sus clasificaciones a finales, su campeonato algo debe tener no? Genial, pero que Cristal no le juegue a ritmo al Táchira?? Estamos lejos muy lejos.

    7.- Entiendo todo el esfuerzo, del cual me siento orgulloso del club. Pero hay que plantearse soluciones, fáciles, concretas ahora, para lograrlo.

    Fuerza Sporting, que triste pero que triste este día sin sol

    • 8.- Otra vez, Estrada bien pero sin perfil para centrar. Por que ah?

      9.- Chavez, o juega de volante creativo o no juega, es buen jugador, no voy a ser mezquino, pero zapatero a tus zapatos.

      • Estamos desperdiciando al mejor lateral derecho lamentablemente, espero que estos 2 partidos contra la USMP jueguen Abram y Cossío de arranque. Porque ellos van a ser los titulares.

        • Te digo, que si juegan, como tu pides Abram y Cossio, supongo acompañados por Martínez y Estrada, Racing nos llena la canasta.

    • De acuerdo con todo, Manicero debe ir por banda derecha, algo de vértigo nos dará (como se extraña al Maxi, en una corrida te daba la salida necesaria, con sorpresa en ataque, ahora no hay nada de eso).

  2. Qué decepción.
    Luego de estos dos partidos de Copa da la impresión de que Cristal es uno de esos equipos que aparentan más de lo que realmente son.
    Dada la actual situación del fútbol peruano, estaba claro que Cristal no iba a ser inmensamente superior a equipos como Táchira o Guaraní. Sin embargo, la intención (ojo, intención) de juego que planteaba este Cristal de Ahmed generaba expectativas razonables como para creer en una buena actuación copera, incluso en algunos escépticos del “proyecto Ahmed” como yo. Los resultados hasta ahora dicen otra cosa.
    Lo de ayer cancela el punto de Asunción. Se podrán tejer muchas teorías para explicar este mal resultado. Para mí, en general, sigue habiendo fragilidad anímica y futbolística.
    En lo anímico, Cristal se descontrola demasiado cuando el rival aprieta y se nos viene encima. Táchira salió decidido en el segundo tiempo y Cristal entró en confusión, dejándose acorralar y sofocándose en varios momentos. Entiendo que el rival también juega, que tiene lo suyo, pero es llamativo que un equipo que dominaba tranquilo pase a ser dominado de manera tan evidente. ¿Otra vez la falta de físico es la razón? Si fuera así, ya amerita una buena llamada de atención a los responsables. No creo que una pretemporada corta sea la excusa. Naturalmente los jugadores no son robots, pero se supone que son atletas profesionales de alta competencia y como tales deberían exigirse para llegar lo mejor posible a cada partido.
    En el gol del Maestrico Gonzáles, Penny hace vista, totalmente entregado. El tiro no iba tan al ángulo. Penny actuó como si fuera un tiro de partido de práctica. No era para quedarse parado. ¿Qué pasó? Penny borra con una mano lo que hace bien con la otra. Hay que tener otra actitud para esta clase de partidos.
    Y el penal. Ay, Sheput. Bueno, si lo hubiera metido seguro nadie diría nada. Pero no lo metió, pues. Y eso abona más a la fama que siempre ha tenido Sheput de ser poco o nada decisivo cada vez que entró en un partido caliente. Y ayer lo volvió a demostrar de la manera más flagrante, fallando un penal en el último minuto. Para mí, se lo devoró la presión. Parecía seguro a la hora de patear, pero la procesión iba por dentro ¿no? Lamentable. Muchos defenderán al Pincel y dirán, “bueno, si hasta Messí falla penales”. Ya, ok, pero si al menos Sheput hiciera la cuarta parte de lo que hace Messi en un partido…Bueno, ya entramos al terreno del delirio.
    En cuanto a la fragilidad futbolística, esta es clarísima. Cristal toca, maneja la pelota, la rota, hay algunos desplazamientos interesantes pero a la hora de definir se evidencia mucha falta de convicción y también, hay que decirlo, mucha falta de clase. La clase es lo que marca la diferencia cuando tienes pocas opciones y esas pocas que tienes las aprovechas. Cuando tienes muchas, bueno, tienes que ser recontramalo para no mojar siquiera una vez. Evidentemente Cristal es un equipo con jugadores encima del promedio, pero no lo suficiente como para imponer autoridad de principio a fin. Sufre demasiado por culpa de sus propias falencias, que no son pocas, muchas de ellas generadas por decisiones discutibles por parte del comando técnico.
    Los ultradefensores de Ahmed dirán: “sólo faltó meterla”. Sí pues, “pequeño” detalle ¿no? Je…
    Párrafo aparte para Lobatón. Si no está, es el apagón. Entiendo que ayer salió por lesión, porque si no, tenía que quedarse. El penal era de él. Es, de lejos, el diferente. Sólo una cosa le puedo criticar y es que sus centros fueron la mayoría muy imprecisos. Por cierto, no tengo muy clara la importancia de los centros aéreos en Cristal. No tenemos delanteros altos, ayer la defensa del Táchira ganó casi todas por cuestión de talla. Cierto es que Ávila y Blanco tuvieron dos clarísimas de cabeza, que fallaron creo yo por falta de técnica y también de talla. Un delantero pequeño tiene que exigirse más para definir de cabeza. Racing le llegó por bajo y por el centro a Táchira y le metió 5.
    Ayer pudieron probar con el chico Da Silva. Ya va siendo hora de mandarlo al ruedo.
    Bueno, preocupa lo que viene. Ese partido en Avellaneda nos puede dejar al borde del K.O. Si Ahmed solo entiende una forma de jugar, entonces preparémonos para un posible papelón. Táchira se comió 5, ayer Guaraní se comió 4. Nos toca a nosotros. Con este equipo ¿podemos jugarle de tú a tú a Racing en su casa? Sería de locos y muy irresponsable.
    Se complicó la Copa. No estamos eliminados, pero creo que se ha instalado una incertidumbre que era inesperada. Sin menospreciar, no podía tocarnos un grupo mejor. Está claro que lucharemos punto por punto con Táchira y Guaraní y seguramente dependeremos del humor de Racing para sacarles más puntos a esos rivales. Muy deslucido, pero así están las cosas.

  3. Bueno, es curioso que ahora se quieran encontrar justificaciones tomando como base el hecho de que Cristal pertenezca a un entorno socioeconómico desorganizado. Digo curioso porque hace una semana el único problema que había era de índole físico, algo mucho más fácil de resolver. Lo otro ya son palabras mayores. Hace una semana se ninguneaba toda teoría basada en la fragilidad mental para explicar los constantes fracasos futbolísticos de nuestros equipos.
    El poner sobre el tapete ahora nuestra realidad como país para explicar lo que nos pasa en el fútbol de todas maneras implica llevar el análisis más allá hasta entrar al terreno de la idiosincracia nacional, el complejo de inferioridad, el miedo al éxito, la educación y otros tópicos que no deberían ser ignorados tan olímpicamente.
    Yo particularmente estoy de acuerdo en que parte del problema radica en lo difícil que es para Cristal sustraerse de la realidad que lo rodea. Es más, no ha podido hacerlo a pesar de todo su poder y seriedad como institución. Al contrario, en muchas oportunidades se ha contagiado peligrosamente del mal quehacer de otros. Entiendo que ahora está haciendo esfuerzos para zafar y no será sencillo porque habita en la famosa cesta de cangrejos, donde los que están abajo jalan a los que quieren salir para que nunca salgan. Hay que trabajar mucho, mirar ejemplos exitosos, hacer oídos sordos a los mediocres, no ser mezquinos ni peseteros, escuchar a los que saben de verdad y no a los advenedizos que solo quieren jalar agua para su molino.
    El camino es largo pero hay que recorrerlo.

    • El problema es físico por falta de ritmo. Si bien es cierto que el equipo descansa, también le falta ritmo, esot s 2 partidos contra la USMP deben jugar todos. La falta de ritmo puede alcanzar acá, no con los mejores de cada país.

  4. ENTRE ENGAÑADOS Y COMPLACIENTES.

    Cuando Cienciano logra la Sudamericana, el fútbol peruano también era poco competitivo, mal llevado, con una huelga de jugadores que paralizó el campeonato, y con un equipo de jugadores que eran dejados de lado por los clubes grandes, obtuvo el único título internacional que posee un equipo peruano en su historia. Sporting Cristal también llegó a una final de Libertadores y el futbol peruano seguía siendo poco competitivo a nivel local, mal llevado, con malos dirigentes y todos los problemas de su tiempo y su coyuntura.

    La lección de ambos clubes es que, por más que vengas de un torneo mal elaborado o en crisis, al momento de jugar un torneo, debes salir a competir y ganar. Esa es la convicción que todo club debe poseer. No sentirse menos a nivel internacional por provenir de un torneo local mal organizado. Hay que salir a pelear, a competir.

    Decir que venimos de un torneo mal planteado no debe convertirse en excusa. Por eso concuerdo con Ahmed cuando afirma que “todo torneo se juega para ser ganado, y la Libertadores no es la excepción”. Esa es la mentalidad que no se puede perder. esa es la mentalidad que se inculca en el proceso.

    Siguiendo ese ideal, es que veo a un Cristal que propone de local y visitante, y que le falta concretar en gol las opciones que genera. Por lo demás, los equipos de la Copa Libertadores son parejos, tienen sus virtudes y defectos, y en la cancha se ven partidos parejos: Un equipo puede estar ganado y luego el rival, con un cambio de hombre o de sistema, equilibra el partido. eso no sólo ocurre en partidos de Cristal: Le ocurrió a Danubio, a River, a muchos otros equipos. Por eso es que la Copa es tan competitiva. Y si lo vemos desde otro punto, nadie dice que viene de un torneo más competitivo y por eso gana los partidos. Los partidos se gana en la cancha y Cristal debe seguir compitiendo, ajustando cada vez mejor su sistema defensiva mejorrando la definición (no solo en jugadas, sino en penales, tiros de esquina y tiros libre). La propuesta está y no deja de ser buena.

    ¡Fuerza Cristal!

    • En el caso de Cienciano, recuerdo mucho que hubo un trabajo motivacional aprobado por Freddy Ternero que demostró su valor. Cuando quiso aplicarlo a la selección se burlaron de él los jugadores, con Solano y el Chorri a la cabeza. Lo de Cienciano fue una excepción a la regla pero es un ejemplo válido de que la fortaleza anímica influye mucho más de lo pensado.
      En el caso de Cristal 1997, veamos: Balerio, Asteggiano, Garay, Bonnet, Julinho, Amoako y, mientras estuvo, Czornomaz. DT: Sergio Markarián. ¿Qué tenían en común? Todos extranjeros, más de la mitad del equipo titular además del entrenador. Todos ellos formados en otros contextos, en países donde el fútbol se enseña y se vive de otra manera. Si a eso agregamos que jugadores locales como Soto o Solano e incluso Magallanes eran parte de una selección peruana que quedó en el cuarto lugar de las eliminatorias a Francia 98 pero que no clasificó por diferencia de goles frente a Chile, hablamos de un contexto bastante mejor que el que tenemos ahora.

      • Buen dato. Además teníamos a los mejores del medio, Cristal compraba bien a nivel nacional, ¿ahora se puede comprar a los mejores a nivel nacional?, teníamos algo de nuestras canteras, como un conejo Rebosio que explotó en el 98 pero que jugó algunos partidos de esa copa, el fútbol era diferente, pero teníamos de donde sacar. Además de algunas anteriores competencias internacionales que si se competía.

        Lo que deja que pensar es que se pueden corregir algunas cosas, pero no se hacen, se persiste en la idea. Era evidente que en el partido en Paraguay Estrada marco a pie cambiado y mal, si. Entonces porq que le mantuvo? Otra, era que Chavez defendió mal por derecha y entraron todo el partido en Paraguay, se hizo algo? no, se pudo hacer algo? si. Que revoredo…, etc etc.

        • El Contexto de Copa del 97 en el Futbol Peruano era el mismo, pero Sporting Cristal estaba mucho pero muchísimo mejor que ahora, fue el zenit de los años gloriosos, teníamos jugadorazos extranjeros y nacionales, una cantera que ayudaba (Rebosio, Torres, Hidalgo, Mendoza, Zegarra, etc.) y un DT Zorro viejo y estratega, llegar a esa final vino luego de algunas copas donde competimos mucho, nuestro nivel estaba muy por encima del presente; esa era la Máquina Celeste 94-95-96-97, el ritmo que imponíamos a nivel local no lo podían sostener nuestros rivales por eso arrasábamos y no nos costaba tanto a nivel internacional; creo que falta mucho para lograr algo similar, quizás unos cuantos años más trabajando organizadamente para ello; hay errores, muchos, la elección de refuerzos es casi siempre mala (ya no tanto por los que vienen, sino para el puesto, sabiamos que debíamos reforzar la defensa pero nada)

          • El tema es justamente ese: un campeonato peruano mal elaborado o pobre, no puede ser excusa para no competir o darnos por perdidos desde el arranque o minimizarnos ante cualquier rival. En esos pobres campeonatos se formaron Cienciano con un equipo reciclado, campeón de Sudamericana y Recopa. Y de esos campeonatos se formó Sporting Cristal sub campeón de Libertadores. Antes de eso jugaba sudamericanas y Libertadores, y cada año cambiaba su plantel. Se mantuvo una base y logró mucho. Ahora Cristal viene de un campeonato pobre, pero igual propone domina, juega de igual a igual, le falta mejorar definición. Así que queda seguir proponiendo, elaborando y sobre todo definiendo. Hay que ganar y SC tiene con qué ganar.
            Fuerza Cristal!

  5. Como dicen,” primero lo primero “ : felicitaciones Chalo por tu debut internacional, escuche la entrevista que te hicieron para una radio Venezolana, muy bien , pero ahora ya no podrás decir que no eres periodista.
    Ahora, lo ingrato. Este es uno de los post más cuestionables que te leo, desde que ingresé por primera vez a ECCTM hace ya muchos años atrás.
    Comienzas mencionando el twit en que afirmaste que SC era el más débil del grupo, lo mencionas reafirmándote en el y que los que no estuvimos o estamos de acuerdo “vivimos engañados”, no existe ninguna razón objetiva para afirmarlo, ni por historia, ni por juego, ni nada, a uno de ellos lo tuvimos a meced para el KO por 70’, y con el otro en el partido de ayer , no llegamos a dirimir superioridades y cumplidas dos fechas con un partido de local y otro de visita , vamos delante de ellos, en todo caso los Partidos y los torneos sirven para determinar superioridades, sino no se jugarían los partidos y un jurado elige al mejor, esperemos al final y allí veremos..
    Acuérdate que el año pasado antes de los play off con Paranaense, dabas por perdida la serie arguyendo una inmensa superioridad entre el fútbol brasileño y el nuestro, superioridad que no se evidenció en la cancha y por el contrario fue SC quien estuvo más cerca de la clasificación y si no se dio fue por esas cosas del futbol, entonces no podemos lapidar a nuestros equipos antes de competir , con el argumento de que el fútbol peruano no es precisamente de los mejores de Sudamerica.
    Desmereces la capacidad intelectual del DT, jugadores e hinchas, al decir que todos pensamos que por llamarnos Cristal vamos a ganar facilito aquí y en la cochinchina, dices también que Táchira ha demostrado que tiene una mayor capacidad de competir que SC , ¿Cuándo ?¿donde?, ¿ tal vez en el 0-5 con Racing?, esto si que no lo entiendo.
    Creo sin temor a equivocarme que la gran mayoría de los que estuvimos viendo el partido, fuimos conscientes que el primer tiempo no fue nada fácil y que el 2do. Podía ser muy complicado , peor aún si el DT no hacía los replanteos adecuados y/o el equipo se caía físicamente, lamentablemente ello pasó.
    Saliendo de lo anecdótico y genérico, quiero ir a cosas más puntuales, desde el primer partido con LDU, afirmé que el equipo mostró cosa que no fueron de mi gusto, a nivel de jugadores , andaba preocupado por el rendimiento de los refuerzos , especialmente Martínez, supuestamente el back de jerarquía que todos estuvimos clamando tanto tiempo, que venía a resolver un grave problema, el punto más álgido del equipo y ¿ que pasó?, que dejo dudas, y las siguió dejando en los partidos sucesivos , hasta ayer que ya no las dejó, me demostró que no es lo que esperábamos , y el problema continúa , no hemos resulto nada, caballero nomás.
    Otro jugador que me interesaba era Estrada, venía a suplir a Yotún uno de los puntos fuertes del equipo, y tampoco respondió, se podía aducir que jugaba con perfil cambiado, pero el llegó como polifuncional, que podía jugar casi en cualquier puesto de la defensa, pero al igual que Martínez , después de varios partidos, ayer demostró que es más problema que solución, tal vez sea su juventud o el hecho de pasar de ser un suplente no consolidado en Aurich a titular en La Libertadores, no voy a hablar de Chávez , de quien he dicho que como marcador( que no es) es light, pero para partidos de copa no da la talla.
    Los únicos que si han respondido de acuerdo a sus antecedente son el ” picante” Pereyra, a quien se extrañó ayer, y Ballón que ha sorprendido en una nueva faceta que en apariencia ilusiona, pero que en la realidad no termina de convencer en cuanto a su función defensiva, porque cuando el rival se adueña de la pelota y no estando Lobatón no la podemos recuperar, algo debe pasar, pero esa es una realidad.
    Es una lástima que por no haber reforzado adecuadamente la defensa hoy no se vislumbre tan promisor el panorama en la copa, para etapas posteriores , porque sigo pensando que podemos clasificar en el grupo.
    Así como hemos defendido a Ahmed, cuando el 99% no lo quería , incluyendo a Chalo y su equipo, ahora lo criticamos , tanto por el tema de refuerzos, en los que tiene que haber participado, como en el planteamiento que está utilizando en esta versión 2015. Esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar, como que Martínez se transforme, que los marcadores eleven su juego y Ahmed se ilumine. Hay algo que está pasando de soslayo, que es el tema del estado físico, el equipo se está cayendo en los 2dos. tiempos, ayer Cazulo y Avila terminaron muy disminuidos, y muchos jugadores bastante cansados y es repetitivo, algo está pasando.

  6. No es casualidad lo de anoche. En la era Ahmed viene pasando constantemente; nuestro DT es un profesional serio y trabajador, pero lamentablemente aún no sabe como cerrar partidos, basta recordar lo de Paranaense, lo de Chiclayo o lo de Asunción. Tampoco sabe como replantear partidos, el segundo tiempo lo necesitaba, pero no. Además insiste en inventar la polvora, Estrada es derecho y punto, no puede ir por izquierda; pareciera como si aún estuviera probando jugadores cuando hace rato estamos en competencia (y casi fuera de ella, espero equivocarme pero creo que si no se hacen cambios posicionales y de algunos jugadores que no dan la talla, ya estamos fuera), Calcaterra no sirve para hacer la banda; y Revoredo, bueno pues, que se puede decir.
    La verdad mucha responsabilidad es de la directiva y sus malas contrataciones (por favor necesitamos mejorar la defensa, todos lo sabíamos pero bueno, que se les puede decir ellos saben mas!)
    Falto muchas cosas ayer, no todo es culpa del profe claro, no puede ser anecdota las constantes fallas de Penny, si un arquero no te da seguridad fuíste, eso lo sabemos todos los que hemos sido centrales; y si encima tienes centrales de nivel medio para abajo, ay mamita, lo que nos espera con Bou y Milito.
    A seguir trabajando en los menores, creo que hay buenos proyectos que ya deben jugar un poco mas (Cossio debe ser titular el proximo partido y porque no Abram)
    ojalá me equivoque pero creo que ya fuimos en esta Copa (veo muy dificil sacar aunque sea un punto con Racing en ambos partidos; y si tachira y guaraní, ganan cada uno en su localía nos pasan, luego vamos a Venezuela ya casi muertos, y encima guaraní recibe a un racing seguro con suplentes; no hay que ser nostradamus para darnos cuenta que perdimos la clasificación en estos dos partidos que los teníamos ganados pero que por enesima vez nos quedamos todos y zas nos empatan)
    Hay que mejorar en todo, en la gasolina (de verdad que el equipo se cae, ya no corre), en lo mental (esto no le sucede así nomas a paraguas o uruguayos, por que sera, ah?), en lo táctico, etc; solo así podemos seguir luchando en esta Copa, que parece ya un mal sueño.

  7. Coincido en varios de los temas comentados, pero también profundizo el tema del NO Replanteo de Ahmed.
    De la tribuna se le ve a Ahmed como a los 15 o 20´´(que ya era tarde)diciéndole a Penny que no saque por alto la pelota, y le hace la seña que juegue con sus defensas (como en el primer tiempo). El problema es que no venía acompañado del “como”, ya que Táchira había empujado el equipo hacia adelante a presionar a la defensa de SC. Una indicación a Cazulo, o a un defensa, o Lobatón para transmitir otro mensaje hubiera sido necesario. Todos vimos como adelantaron sus líneas los venezolanos y se acabó la salida limpia de Cristal. Y no hubo reacción desde la banca.
    De todos modos, creo que es fácil salir a jugar a colgarse de los palos y esperar con fortuna una pelota que entre y meter más cerrojos luego. Creo que lo que hoy hace Cristal es más atrevido de lo que ha hecho en años cualquier equipo peruano en torneos internacionales. Pero la gasolina nos duró 70 minutos en uno y quizás algo menos en el segundo. Hay muchísimo riesgo de un gran papelón en Buenos Aires, ´pero sospecho que Ahmed no va a cambiar mucho allá el estilo actual.
    Creo que debería ir probando a Balbín en zaga con Martínez, y de paso un perro de presa que persiga a BOU por todos lados. Alguien que hizo 6 goles en dos partidos creo que no es para marca zonal, menos como marcamos sin agresividad en el futbol nacional.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación