La Cancha: Club Guaraní 2 – Sporting Cristal 2

La Cancha: Club Guaraní 2 – Sporting Cristal 2

Por -
15 1637

Te lo digo desde el inicio: el tema no fue mental ni nada por el estilo. Así que deja esa cantaleta para los pasquines de S/. 0.50 que carecen de análisis y lo único que hacen es recurrir, una y otra vez, a los mismos argumentos. Si se gana, se gana porque se puso “garra”. Si se pierde, se pierde porque “siempre nos pasa”. Si quieres que te diga eso… vienes al lugar equivocado. Sporting Cristal que venía ganando cómodamente y terminó empatando el partido por un tema físico. Mientras la gasolina estuvo, hicimos un gran partido. Así, “gran” partido. Cuando la gasolina se acabó, Daniel Ahmed no hizo los cambios correctos en el momento preciso y pasó lo que pasó. Tal vez si fuera un rival del medio local, no se hubiera notado. Pero, te cuento, todos sabíamos que Club Guaraní era un equipo fuerte con suficientes recursos (por más que haya tenido 40 minutos bajos en su inicio de Copa Libertadores) y, como tal, ante un equipo ya agotado, hizo lo que necesitaba hacer.

A nadie le gustó el resultado. Y es que esto es Sporting Cristal, pues. Es un tema de personalidad, de mística. En Cristal no celebramos los empates que logramos y, por consecuencia, mucho menos vamos a celebrar aquellos que nos hacen. Un empate es un empate, se deja de sumar de a tres. Así de simple. Ahora, si este punto termina valiendo o no, es algo que recién sabremos al final de la fase de grupos. Cuando volvamos a verle la cara a Guaraní en el Nacional, posiblemente luchando ambos por definir una clasificación a octavos, este punto tomará dimensión y sabremos si de verdad rescatamos una unidad importante en Asunción o si, por el contrario, perdimos la clasificación en el primer partido del grupo. Por lo pronto, si me apuras, a mi me queda la impresión de que estos 2 puntos que dejamos van a pesar. Considero que es un error pensar que “si le pudimos ganar a Guaraní en Asunción, entonces le ganamos en Lima“. Sigo pensando que no somos largamente superior a ningún rival del grupo y que cada partido, cada uno de los cinco que faltan, van a necesitar que repitamos el esfuerzo superior que hicimos ayer si es que queremos clasificar a octavos. Cristal no tiene nada seguro aún. Y en esa idea, si se pudo ganar, había que ganarlo. Permitir que lo asido se escurra de la mano no es un buen negocio para quienes, como nosotros, tenemos aún pocos argumentos para competir internacionalmente.

Y por eso es que, pasada la molestia del resultado, tengo que reconocer que los primeros 65 minutos del partido, fueron muy buenos. Cristal salió a hacer un partido jugando a lo que sabe, a lo que juega. Lo que la camiseta celeste presentó ayer en la cancha del Defensores del Chaco no ha sido sustancialmente distinto a lo que usualmente presenta semana a semana. Cristal salió a jugar a lo suyo y eso marca, de inicio, una diferencia. Antes, en Copa, un buen partido de un equipo peruano se explicaba a través del reconocimiento de un rendimiento inusual. Era raro. Cristal debía jugar como usualmente no jugaba para tener un buen partido a nivel internacional. Ayer no fue así. Ayer jugó a su libreto y tuvo un buen partido, mientras nos alcanzó la gasolina. Y merced a eso hicimos dos goles. Hubiera sido mejor que hagamos tres o cuatro – que pudimos hacerlo –  y quizá con eso hubiéramos evitado el empate aunque no la remontada paraguaya.

Pero, también veo que esos dos goles – sobre todo el de Josepmir Ballón – tuvo un efecto nocivo de “hipnotizar” a la gente. De pronto, viéndonos 2 a 0 arriba, gran parte de la hinchada se descontextualizó y pensó que éramos el Real Madrid doblegando a un equipito de tercera divisional. Se perdió la perspectiva de las cosas y se pensó que el partido lo ganábamos por inercia, olvidando que ese marcador era producto de un gran esfuerzo que nos estaba costando todo lo que teníamos. Sólo así se explica la desproporcionada molestia en algunos lados que se indignaron por el resultado. Los dos goles los hicieron caminar por las nubes y el choque con la realidad suele doler.

Tal vez si hubiéramos tenido mejor reacción para evitar que la caída del equipo sea tan desastrosa, el resultado pudo haber sido otro. Ni Diego Manicero ni Jairzinho González fueron buenos ingresos. Ambos entraron muy fríos, temerosos. El partido de Copa se estaba jugando a cien por hora y ellos entraron trotando. Evidentemente, el partido se los llevó de encuentro. Esto, el temple, la personalidad de cada jugador para enfrentar un partido de Copa como el de ayer – que tampoco es que fuera de los “más” intensos que se han jugado – es algo que se tiene que ir conociendo. Una lástima que ambos jugadores dieran mala impresión. Felizmente hay revanchas. Pero, en todo caso, los cambios también fueron a destiempo. César Pereyra, Carlos Lobatón e Irven Ávila ya mostraban flaqueza desde hacía varios minutos y, sin su aporte, el peso arriba languideció y el rival se vino con todo. Cambios más oportunos, eso faltó.

Por lo demás, cuando  uno termina de masticar su derrota, debe reconocer que se mostró algo que por estos lados no se veía hace tiempo: competición internacional. A diferencia de varias presentaciones, Cristal entra a la Copa y muestra su intención – y su aún incipiente capacidad – de poder competir a nivel internacional. Y si recordamos que desde el inicio del año, el objetivo era “recuperar la competitividad internacional”, pues vemos que en los meses anteriores se han dado buenos pasos. El camino aún es largo, hay que seguir dando buenos pasos y llegar, más pronto que después, a estar en un nivel que nos permita soñar con sustento en ganar una Copa Libertadores.

El siguiente partido es este martes en el Nacional contra Club Táchira. Táchira viene de recibir 5 a domicilio de parte de Racing Club, que es el favorito para ganar el grupo. Táchira juega sus fichas a sumar 6 puntos a costa nuestra para mantener ilusiones de Copa. No va a ser fácil para ninguno de los dos, se va a necesitar mucho esfuerzo. Cristal tiene que redituar el esfuerzo que hizo ayer y mejorar lo que nos faltó para que, ahora sí, el resultado no se nos termine escurriendo de las manos.

Artículos iguales

15 COMENTARIOS

  1. Habría que preguntar entonces ¿por qué no nos alcanzó el físico? El equipo que jugó ayer descansó el fin de semana ya que ante Melgar jugó el alterno.
    Yo no descartaría de plano un problema de falta de temple o entereza anímica para explicar esta dificultad que tenemos para aguantar resultados favorables, básicamente de visita. A lo largo de nuestra historia copera no son pocos los partidos en los cuales la enjundia del rival y la presión terminó por doblegarnos. El resultado de ayer fue un deja vú de lo que pasó ante el Libertad, también paraguayo, el 2013. Y sin ir más lejos, el año pasado no pudimos aguantar el 1-1 ante Paranaense en Brasil que nos ponía en fase de grupos. Y así podría seguir enumerando más partidos pero no es el caso hacer historia ahora. (Aunque podría mencionar aquel increíble 4-3 ante Estudiantes el 2006, luego de ir 3-0 arriba). En fin, diferentes épocas, diferentes protagonistas pero el mismo efecto.
    Pero bueno, Chalo da a entender que debemos tomar una buena dosis de ubicaína para explicar este resultado y es cierto. Nuestro fútbol es el penúltimo de Sudamérica y aunque nos duela, quizás deberíamos reconocer que Cristal podría (ojo, podría) estar ahora en el mismo lote de equipos como Guaraní e incluso Táchira. Por eso vuelvo a repetir que la pelea va a ser dura entre estos tres equipos. Racing aparenta estar varios peldaños arriba y debe ser el lógico clasificado. Sería bueno entonces enfrentarlo ya relajado cuando venga a Lima en la fecha final. Quizás tengamos que quitarle algún puntito para clasificar.
    Entonces, por muy fuertes de mente que podamos ser, si nuestros jugadores no tienen la categoría necesaria situaciones como las ayer seguirán repitiéndose.
    ¿Sirve el empate? Depende. Este Cristal no da garantías. Da muchas ventajas con Chávez y Revoredo, improvisados inexplicablemente en sus puestos. Ayer había que respirarles en la nuca a Fernández y Santander. ¿Quiénes nos vacunaron? Fernández y Santander. En el primer gol de Guaraní se notó la falta de concentración. Penny concede una vez más uno de sus mortales rebotes y Fernández, muy atento al error, se aviva y vacuna. ¿Nuestros defensas? Desconcertados (y desconcentrados) solo atinan a mirar. Ellos también deberían estar atentos al error, sobretodo en esa zona de peligro. Y en el segundo, Santander cabecea relativamente cómodo y Penny hace vista. Realmente, ¿todo fue solo por falta de físico?
    ¿Ahmed falló realmente en los cambios? No lo sé. Manicero y Gonzáles lo hicieron bastante bien contra Melgar y en este blog casi todos concordamos en que eran buenas piezas de recambio. Ayer lamentablemente nos devolvieron a la duda. ¿Buenas piezas quizás solo para el medio local?
    Yo no descartaría ponerle énfasis al tema mental desde las canteras. Esto que nos pasó ayer es demasiado recurrente. No es sólo fútbol. Hay algo más.

    • Sumaría que Estrada está jugando en una posición cambiada, él no es lateral izquierdo. Más improvisación. Se debió tener al mejor lateral izquierdo del medio y punto y no ha mil laterales derechos que “puedan cumplir” esa función. Cuál es el resultado, vean el primer gol de Guaraní quién cubre? con que pierna cubre? CON PIERNA CAMBIADA!!!!! con pierna cambiada pretende taponear el remate!!!

      Concuerdo con el chalo del nivel de resistencia física, pero no creo que te lo de el entrenamiento. Cristal lo quiera o no tiene el ritmo del torneo peruano, porque así se juega acá, y para solucionarlo tendría que jugar a mil por hora en el torneo local (ASI EL RIVAL NO TE LO EXIGA, POR CONVICCION) para aguantar a rivales de copa.

      El fútbol a cambiado y no se puede tener a jugadores de los años 90 de buen pie, se necesita atletas y profesionales que entrenen 8 horas, vuelvo a decir, si a Cazulo le piden que se quede 2 horas más entrenando precisión, yo no lo imagino diciendo no. Pero lamentablemente si me imagino a muchos jóvenes que ahorita están, “tengo cosas que hacer”. Esa es la diferencia.

      Ahmed tiene responsabilidad al no poner a los jugadores en su real puesto y si no tiene pedirlos, y no estar comprando laterales derechos para sustituir a un zurdo.

      Concuerdo que no creo que sea un tema de temple como lo expresa la prensa amarillista (osea crema), pero si hay que tener argumentos para suplir la falta de físico, Cazulo mismo digo cuando no se puede con las piernas se corre con el corazón, pero también estoy de acuerdo con Gino X que lo goles fueron por errores de decisión y técnicos.

      A ver si se corrige aunque veo que algunos errores son de fondo. A y para los delanteros como el mismo Pereyra y Ávila, si llegan alguno de esos años a la final de la libertadores, no me imagino teniendo tantas posibilidades y fallando. Qué diferencia hay?

      • En los dos goles Estrada tiene responsabilidad. En el primero, a Santander lo marca de afuera hacia adentro en vez de hacerlo al revés (ojo, falta de fundamentos) y por lo tanto el paraguayo recibe cómodo, se perfila sin problemas y remata. Penny bloquea mal, todos miran menos Fernández que está atento, actúa y vacuna. En el segundo, otra vez Estrada toma mal la marca de Santander, no lo obstruye, el paraguayo cabecea tranqui y gol. Obviamente la responsabilidad no recae 100% en este chico. En general, Cristal marca mal, demasiado pasivo y desconcentrado. En el segundo gol, Chávez abandona su marca en el lateral para apoyar a Gonzáles y eso permite que el lateral de ellos, Bartomeus, reciba libre, corra y saque el centro sin oposición. Cazulo veía la acción y debió ser él el que colabore con Gonzáles. Al final, el Piqui quiere enmendar pero lógicamente llega tarde a bloquear el centro que pasa limpio hacia la cabeza de Santander.
        Pero bueno, como diría el “Bombardero”, es lo que hay. Estos son los defensas que tenemos y hay que arreglárnoslas con ellos. La lógica diría que Estrada debe pasar a su sitio natural en el lateral derecho y Cossío al lateral izquierdo. ¿Tranquiliza eso? No mucho. Estrada aún no marca diferencias y Cossío viene en mal momento. ¿y al centro? Bueno, Martínez es fijo. ¿Acaso tenemos otro central natural con su experiencia? El tema es el acompañante. Supongo que no hay otra que Revoredo. Sus defensores dicen que él es así, siempre empieza mal y acaba bien. Qué consuelo ¿no? ¿No sería mejor que empiece bien y acabe mejor? En fin. Abram también llega en mal momento, peor Bernaola. ¿Balbín? Bueno, si no pudo con el cachete Zúñiga…
        Volvemos a Revoredo. Lateral por formación y central por improvisación. Y peor aún, central del lado izquierdo, un perfil que no domina. Peor imposible.
        Como bien dice don Ítalo, no estaría demás quedarse horas extra esta semana para practicar y practicar y practicar. Algo de hambre de gloria no les vendría mal.

        • Concuerdo en lo de Estrada; pero en el segundo gol, para mí tiene responsabilidad González, el entró para hacer toda la banda derecha, no apoyó a Chavez, en esa jugada él debió morir con el lateral izquierdo del Guaraní quien finalmente saca el centro; es increíble lo d este pata, apenas jugó cerca de 20 minutos y no corría nada, no me digan que en su caso es un tema físico, lo de este señor si es mental, esta bien para jugar por su equipo (por algo los llaman como los llaman) pero no sirve para un club que quiere recobrar competencia internacional, este muchacho nunca tendrá hambre de gloria (solo se conformaría con vestirse de blanquiazul, eso es su sueño maximo, por favor solo bastaba verlo en su presentación, no es un jugador que se necesita para tener “Raza”)

  2. A proposito de la gasolina, eso fue lo que falto? entonces la cosa es grave, Cristal no tiene un preparador fisico que mantenga a los jugadores al 100%? o los mismos se desgastan en otras actividades? eso podriamos decir de los juergadores de las comadres o de otros equipos misios como ellas, pero de los de Sporting Cristal? se supone que estan en el mejor equipo peruano y una institucion seria y por consiguiente bien tratados, PAGADOS, mantenidos y con muchas gollorias de las cuales otros equipos carecen, entonces, de que estamos hablando? porque les falta la gasolina? alguien no esta hacieno bien su trabajo? el problema creo yo, radica en que hay jugadores que la sudan de verdad y otros que esperan que los que la sudan haga el trabajo que a ellos les toca, me explico? los que juegan por ganar y los que estan por conveniencia y estos son los que no se esfuerzan por quitar una pelota por asfixiar en la marca, por pelear un rebote, no todos aman su trabajo con la celeste, de esos, hay mas de la mitad en el club.

    • De acuerdo, mientras muchos se matan, otros solo miran, puede que los que jugaron todo el partido se cansen, pero los que entraron faltando 20 minutos no pueden trotar la cancha como lo hicieron Gonzalez y Manicero

  3. Chalo, discrepo y coincido contigo. Es un tema de físico, de acuerdo y en desacuerdo, el nivel que entiendo se jugo ayer (digo entiendo ya que trabajo en una zona muy alejada por lo cual solo pude escuchar por radio el partido y luego ver resúmenes) es muy superior al que se jugó ayer, por lo cual nos arrinconaron el día de ayer, no creo que los jugadores de cristal sean “BORRACHOS”, si este fue el tema creo que el preparador físico preparo el equipo para un nivel inferior al de la exigencia de la copa O solo algunos jugadores hicieron a conciencia la pre temporada.

    Porque digo en desacuerdo?, porque no es posible que se nos caigan las piernas así, cuando uno esta en esas situaciones (y lo digo porque he jugado al fútbol y he competido), no es posible no porque haya faltado físico sino porque eso se suple con las ganas y con la fuerza mental que uno tiene, cuando el cerebro obliga al musculo a hacerle caso así este ya no tenga reacción, ese respiro profundo con el cual te vuelve la fuerza y todos los que hemos competido en algún deporte lo hemos sentido.

    Alguien de nosotros cree que Cazulo no se cansa?, cazulo se muere en los partidos mas fuertes ya no es un jovencito, pero los huevos que tiene, el coraje y esa rebeldía que demuestra sigue corriendo, pero eso es natural en él, ¿Como inculcarselo a los demas? a los jovenes talvez pero a los que ya no lo son.

    Bueno creo que se nos acabo la gasolina, pero esa gasolina debió ser reemplazada por rebeldía y esa rebeldía viene de la cabeza.

    • Completamente de acuerdo hermano Celeste; yo también he jugado Futbol, claro salvando las enormes distancias, porque era amateur, pero aún así para mí cada partido era una batalla que solo deseaba ganar, por mas cansancio que hubiera me mataba corriendo, con mis limitaciones y todo, corría y metía mucho mas que la mayoría, es que eso nace con uno, lo heredé de mi viejo seguro, es esa rebeldía que nunca debe faltar.
      Debemos buscar jugadores que tengan mucho Futbol, disciplinados tacticamente y con mucha rebeldía; claro es muy dificil encontrarlos en el Perú (acá abundan tipos como González, pero tampoco los contratemos pues!!) entonces debemos formarlos, profesionalizar nuestras canteras debe ser el paso a seguir para crecer a nivel internacional; y no me refiero a que les enseñen a ver esto como un negocio, me refiero a que sean deportistas profesionales porque el Futbol es el mas hermoso de los Deportes.

  4. Concuerdo con que la razón para que el equipo se caiga fue la física, pero yo le sumo un tema de fúbol.
    Ahora ¿ por que se cae el equipo físicamente ?, eso era algo que no pasaba el año pasado, en el partido con Cienciano algo de eso hubo también, habría que saber como estuvo el tema del calor, allá suele hacer un calor insoportable, pero como dije hay un tema futbolístico, Lobatón y Calca, no solo tienen quite( mas que Ballón y que muchos no valoran en su real dimensión), sino que tienen salida , en todas sus formas: tocando, pase largo, con la individual, etc, y al no estar , la pelota sale mal jugada y vuelve rápido y si a ello sumamos que los tres que entraron , no colaboraron mucho (especialmente Manicero), y no son capaces de sostenerla pelota lejos de su arco ccomo lo hace Avila (en ello eran maestros el uruguayo Cubilla y el chileno Caszely) el panorama es fatal. En ese contexto, no podemos culpar a los centrales ,tienen a los rivales y a sus propios volantes encima, creándose una situación en la que cualquier jugada o error puede terminar en gol, los centrales necesitan su espacio, en el amontonamiento se genera desorden y caos, como partido de barrio y cualquier cosa puede pasar.
    Si Ahmed ha decidido jugar con Ballón, pienso que ya no puede aplicar el 4-3-3, mejor sería un 4-4-2, con la volante anterior más Ballón más libre y con recorrido de área a área, pero ara ello se requiere marcadores que se proyecten con determinación y tendrían que ser Cossío y Estrada , no hay otros.

    • Sí pues, el problema también radica en insistir en un sistema para el cual no tienes los jugadores apropiados. Inevitablemente vas a sufrir.

  5. Hoy leí unas declaraciones de Ahmed en donde dice que el equipo está falto de ritmo por haber iniciado tarde la pretemporada. Eso explicaría también la falta de respuesta física. Pero, ¿por qué se comenzó tarde la pretemporada si es sabido que la Copa arranca siempre a inicios o mediados de febrero? Imagino que pudo ser porque el torneo local se prolongó demasiado y se le quiso dar más días de descanso al plantel. O quizás porque se tardó mucho en arreglar con los refuerzos y no se quiso iniciar sin estar todos completos. Evidentemente faltaron por lo menos un par más de partidos de preparación. Con lo fundamental que es en el fútbol actual una pretemporada bien hecha, me parece que fue un error mayúsculo no haberla iniciado a tiempo a sabiendas de la responsabilidad que teníamos de afrontar un torneo exigente como la Copa Libertadores. Ojalá en el camino vayan nivelándose y nos alcance para aguantar lo que viene.

    • La respuesta es la primera: la definición del torneo local el año pasado se prolongó excesivamente. No solo se tuvo que jugar un partido extra para definir al campeón del Clausura sino también otro partido extra en el playoff para definir al campeón nacional. Era lógico tener que darles descanso a los jugadores, que no son robots, el mismo que fue incluso más corto que el que tuvieron otros equipos que no entraron a la disputa del título nacional.

      Por lo tanto, si este año la pretemporada se inició tarde no fue por error del club ni del comando técnico, sino de un calendario del campeonato nacional mal diseñado, con innumerables postergaciones de partidos y con un sistema de definición (playoff) que se podía alargar hasta tres partidos (¿no era mejor un solo partido en cancha neutral, con suplementario y penales?).

      En fin. Lo cierto es que ya estamos en plena competencia y debemos seguir adelante con lo que tenemos. Este fin de semana debe volver a jugar el equipo alterno contra Aurich para dar descanso al equipo titular. El martes debemos jugarnos el todo por el todo ante los venezolanos, si queremos clasificar a octavos en la Copa Libertadores.

      • Tienes razón, no son robots. Debe prevalecer el lado humano ante todo.
        La final se jugó el 21 de Diciembre y creo que los exámenes médicos empezaron el 9 de enero. Corrijo entonces, no se puede hablar de un error del club, sino efectivamente de una pésimo diseño del torneo que nos obligó a retrasar planes.
        El equipo tendrá entonces que sacar fuerzas de flaqueza para poder salir airoso.

  6. CRISTAL EN ALZA.

    Cristal como equipo demostró que va afianzando una buena propuesta de fútbol. El equipo se va acoplando mejor, la dupla Cazulo Ballon demostró que va ser fundamental al afianzarse.

    El equipo con el transcurrir de los partidos mejorará su juego, porque los jugadores mejorarán su producción colectiva, que es al final, con la que se gana los partidos. Concuerdo con Ahmed en que el equipo decayó en intensidad. Mas que un tema físico vi un problema de funcionamiento debido no sólo a los cambios, sino a que se perdió la pelota por descoordinaciones, sobretodo con los cambios.

    Sólo queda seguir mejorando en lo colectivo y seguir en una lucha que recién comienza en ambos frentes.

    Fuerza Cristal!

  7. De acuerdo, los cambios no dieron la talla y el equipo desapareció adelante. Sergio Blanco estuvo solo arriba y mal pues. Esperemos que a los siguientes partidos Manicero de la talla y sino que se quede para el torneo local. A Jarzinho yo no le tengo fé xq nunca lo he visto jugar a un nivel superlativo y porque tiene un tema motivacional propio, él no quiso venir y se le nota cuando juega, ojalá lo supere.

    Lo físico es cosa de tiempo. Se priorizó el descanso y poco a poco la gente agarrará ritmo.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación