La Copa: 1993, Cuartos.

La Copa: 1993, Cuartos.

En una edición de la Copa donde empezaban a brillar grandes figuras como Julinho, Jorge Soto y hasta el mismo Flavio Maestri -antes que lo condene firmar por el rival y sus declaraciones- el club pudo llegar hasta los cuartos de final, luego de un gran campaña.

Con la Dirección Técnica de José Carlos Amaral, recibiamos a los rivales venezonalos: Minerven y Caracas Fc. Junto al clásico rival: Universitario.

El debut fue 10 de febrero en el Estadio Nacional contra Universitario, fue derrota 3-1 donde el único gol para Cristal lo marcó Carlos Torres. Luego perdimos 0-1 contra Caracas por un gol de Juan Carlos Letelier, que un año después vestiría nuestros colores. Luego le propiciamos una paliza a Minerven por 6-0, con triplete de Maestri y anotaciones de Dufoo, Lobos y la “Pepa” Baldesarri.

Los partidos de vuelta quedaron 2-2 contra Universitario. Victoria en los dos partidos jugados en Venezuela, 1-3 frente a Caracas FC y 0-1 contra Minerven. Eso nos permitía pasar segundos con 7 puntos a la siguiente fase.

1
Flavio Maestri.

En octavos nos tocó jugar contra El Nacional de Ecuador, luego de perder 3-0 en la ida, Sporting Cristal demostró grandeza Copera y pudo voltear 4-0 en Lima. Un partidazo, en donde Marquinho sentenció desde la vía penal al minuto 88′ a los Ecuatorianos.

En cuartos de final nos tocó de nuevo el América de Cali, donde Javier Ferreira marcaría un golazo de tiro libre.  Fue 2-2 en Colombia, en un partido donde lo empatamos con doblete de Luis Avila. En Lima Nos voltearon el partido y perdimos 3-2. Marcó para Cristal otro doblete: Julinho.

2
Percy Olivares.

 

3 COMENTARIOS

  1. Esta fue la primera vez que Oblitas dejaba Cristal para irse a trabajar con la selección peruana como asistente de Vladimir Popovic. La segunda vez sería en 1996, pero ya como técnico principal.
    Ese año también empezó con gran polémica dado que Cristal rompió el mercado y contrató a Marquinho, la estrella del Sport Boys. Creó que se pagó por él 250,000 dólares, una cifra considerada casi “obscena” por los mediocres y resentidos que no tardaron en manifestar su envidia y miseria a los cuatro vientos.
    Llegó también Amaral y aunque en aquella época no había tanta intolerancia como ahora, el pata fue un poco resistido por haber sido años antes técnico de Alianza Lima. El mal comienzo en la Copa acrecentó más aún el rechazo pero luego el equipo fue agarrando forma y empezó a jugar mejor. La segunda fase contra El Nacional debe ser la remontada más espectacular de Cristal en la historia de la Copa. Ecuador ya demostraba por aquella época ser un fútbol superior al peruano y pocos creían que Cristal pudiera dar vuelta a ese 3-0 en Quito. Sin embargo, acá en Lima los pasamos por encima. Gran partido.
    Luego vino América de Cali y se logró el meritorio empate en Colombia con esos dos impensados goles de “Bimbo” Ávila. Ojalá tenga un videíto de ese partido porque fue lo mejor que hizo el popular Bimbo durante su estancia en Cristal y fácil durante toda su carrera como futbolista. Ya en Lima América se mostró superior aunque valgan verdades, teníamos un buen equipo pero un pésimo arquero: Miguel Miranda. Dos goles fueron culpa suya. Nuestro conocido Javier Ferreyra (que sería celeste cinco años más tarde) nos vacunó dos veces. Estando 3-0 abajo Cristal reaccionó y Julinho con dos goles nos puso 3-2. Todos en el estadio empezamos a creer que la historia con El Nacional se repetiría pero el tiempo no alcanzó. Fue una Copa bastante digna de todos modos. Lo que no fue muy digno fue lo que pasó después con Amaral. En verdad, el tipo no era un mal técnico pero la animadversión contra él nunca menguó. Tuvo algunas decisiones “impopulares” como sentar a Baldessari y la Pepa no se quedó callado. En verdad, ya Baldessari estaba para el retiro pero era muy querido por la hinchada y hubo bastante malestar. Prácticamente Amaral retiró a la Pepa del fútbol. Aún así, Cristal no jugaba mal pero ya para cuando Amaral le había tomado la mano al equipo, Oblitas andaba sin chamba puesto que la selección había sido eliminada sin pena ni gloria para el Mundial de EEUU 94. Así que la dirigencia solo esperó el primer error de Amaral para echarlo y traer de nuevo a Oblitas. Y ese error sucedió cuando Cristal cayó ante Defensor Lima por 2-1 y perdimos la punta del campeonato. Si repasamos la historia y vemos que otros técnicos cometieron peores barbaridades fecha a fecha y no los botaron tan rápido, entonces lo que pasó con Amaral por un solo partido suena a tremenda injusticia.
    Llegó Oblitas y lo primero que hizo fue sentar a Marquinho dejando al equipo sin fútbol y eso nos pasó factura ya que perdimos el campeonato de ese año. Y la verdad, yo creo que si Amaral seguía de hecho campeonábamos. En fin, Oblitas se reinvindicó los dos años siguientes pero este episodio a mí siempre me pareció una maniobra muy innoble por parte de la dirigencia y no sé si del propio Oblitas.

  2. Como olvidar esta Copa del 93, si fui a toda; había mucha expectativa luego de las contrataciones que hizo la SC rompiendo el mercado con lo de Marquinho (creo que solo fueron 150,000 dolares pero para la época era escandaloso), también vino otro referente del Boys como Dufoo, el Gran Julinho del Defensor, el buen Jorge Soto del muni, Coyote del melgar y otros muchas más que no recuerdo bien (en realidad creo que los únicos de todas esas contrataciones que brillaron con la Celeste fueron Julinho Coyote y Soto; porque a Garay se le contrato a mediados del 92).
    El inicio fue malo, las gallinas tenían un muy buen equipo (es el último bueno que les vi a esas locas) y con Markarian nos ganaron fácil; luego vino la debacle, derrota en el Nacional con Caracas de Venezuela, 0-1, verguenza, la barra pidiendo la cabeza del jóven Amaral; y la dirigencia lo respaldó, pero quien pago pato fue la Pepa (lo invitaron al retiro, por eso nunca tuvo despedida con la Celeste), para el tercer partido goleamos al Minerven 6-2 (corrección: 3 goles de Maestri, un autogol y creo que 2 del Coyote Rivera), este partido nos resucitó.
    Y llegó el primer choque de revanchas (recuerdo especial, ya que fue mi primera experiencia como integrante del Extremo Celeste, del cual forme parte por 2 años), el 2-2 con las gay-inas fue emocionante, como olvidar esas bajadas en avalancha en la sur gritando los goles de Maestri y Marquinho.
    En Venezuela fue que clasificamos y con 2 victorias muy buenas 3-1 al Caracas cobrándonos la revancha (Goles de Marquinho, Avila y Soto) y 1-0 al Minerven (Maestri sobre la hora); era otra época claro, ir a Venezuela y ganar no era tan difícil como ahora pero tampoco era tan huevo para los peruanos (las gay-inas apenas empataron ambos partidos por ejemplo).
    Pasamos segundos, Octavos de final y llegaron dos repatriados, Pablo Zegarra y Percy Olivares que ayudaron con futbol y goles para la histórica remontada del 4-0 (los otros dos los hicieron Maestri y Marquinho de penal, sobre la hora; última jugada, gol y clasificación); los 10,000 Celestes que si creímos posible esa vuelta de marcador lo celebramos como locos.
    Cuartos de final, contra el poderoso América de Cali y le empatamos 2-2 luego de ir 2-0 abajo, el Bimbo Avila no se que comió pero ganó en dos corners, uno de cabeza, otro de rebote, goles que valieron ese gran empate.
    Partido de vuelta, Nacional repleto, la expectativa era enorme, se creía en el equipo, pero el América era un equipazo (en el post anterior mencioné algunos de los jugadorazos Colombianos que tenía por esas épocas, para ese 93 se incorporó el Gran Pelao Javier Ferreyra, quien nos hizo dos goles), se puso 3-0 arriba, faltando poco ingresa Julinho en la Celeste (así es, cuando empezó en SC el buen Julio no era titular fijo), hace dos goles en cinco minutos, faltaban por jugarse un par mas 2 que se adicionaron, expulsaron a la loca de Comizzo por hacer hora, Cristal encima del Cali, pase a Maestri dentro del área, no llega, se nos fue el empate…
    Fue eliminación pero una participación mas que digna, competimos y eso fue importante para lo que llegaría unos años después.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación