El Análisis. Juan Aurich 2 Sporting Cristal 3

El Análisis. Juan Aurich 2 Sporting Cristal 3

Por -
2 1302

“Es muy fácil poner jugadores jóvenes y acrecentar la lista de debutantes. Lo que hay que hacer es poner jugadores jóvenes y que no fracasen. La función es poner jugadores jóvenes para demostrar que sí sirven”

Marcelo Bielsa.

Borremos el 3-2. Borremos el resultado. Imaginando que uno de los 5 delanteros con los que terminó atacando el Aurich empataba el partido; ¿te hubieras quedado esperanzado y tranquilo por lo visto? Escenificando la situación de ayer: Torneo del Inca, cuarta fecha, en una de las peores canchas del torneo, contra uno de los mejores planteles del medio, contra un DT que ha demostrado ser capaz de pelear todos los campeonatos en las últimas cuatro temporadas; y más aun teniendo en cuenta que siete de los catorce jugadores que defendieron, o mejor dicho, atacaron por Sporting Cristal ayer tenían 20 años o menos: Urquiaga (20), Abram (18) Bernaola (20), Cossio (20), Aquino (19), Rivas (20) y Beto (18); esto sin contar a Grados (19) y Rebagliati (18), quienes no ingresaron. ¿Esperanzado o todavía no? Sigamos, entonces. Importan los roles, importan los actores e importa el reparto. Más importan los ideales. Y ayer todos estos actores tuvieron un mismo ideal: salir siempre a buscar el partido. No importaba el viento, la cancha, el rival, los experimentados, el DT, la localía, los árbitros. No importaba nada más que salir -de manera muy valiente- a atacar, proponer y defender la camiseta de Sporting Cristal. Jugadores con hambre de jugar bien al fútbol, ante cualquier situación. Ayer los sub-20 de Sporting Cristal jugaron buen fútbol; liderados por capitanes que saben lo que significa, y escriben día a día, historia en La Florida ¿Esperanzado? Yo, muchísimo.

Daniel Ahmed envío un sistema parecido al último jugado en Paraguay: dos centrales, dos laterales, dos medio-centros defensivos, dos volantes ofensivos y dos delanteros (uno con más movilidad en el frente: Beto da Silva). Hubo algo interesante: constante relevo de posición, para ocupación de espacios, entre Paolo de la Haza y Carlo Urquiaga. Gran tarea en recuperación de Paolo de la Haza, estuvo siempre cubriendo el sector medio y lateral derecho de la cancha. Siempre encima de Rojas y Vílchez. Cortó mucho en el medio campo, y casi siempre terminó de recuperar posesión: pocos pases perdidos. Uno de sus mejores partidos con Sporting Cristal.

4222

Y ayer tuvimos rendimientos muy altos. En defensa muy destacado lo de Bernaola, siendo su debut como titular, y total en primera división. Tuvo la función de marcar a dos nueves goleadores y muy pesados: Rengifo y Tejada. Ayudado por Balbín y finalmente por Abram en el segundo tiempo, siempre fue arriba, siempre sin miedo. Cuando le tocó salir jugando por abajo, lo hizo bien: colocado en la zona lateral del área cada vez que Araujo iniciaba. Más destacable aun teniendo en cuenta que el rival, con viento a favor, terminó lanzando y atacando con 3 nueves: Ramos, Pacheco y Tejada (por un momento hubieron hasta 4: Rengifo). Cuando tuvimos que aguantar, lo supimos hacer y lo hicimos bien. Terminamos defendiendo con cinco: dos laterales (Cossio y Rivas) y 3 centrales (Abram, Balbín y Bernaola). Cuatro de los cinco eran sub-20. Y no terminamos metidos atrás, supimos adelantar líneas, y defender alto.

Y nos seguimos equivocando en defensa. Errores totalmente corregibles. En el primer gol, error típico y repetido de lateral; igual al de Chávez en el tercer gol de LDU. Cossio quedó clavado cuando, después de un tiro libre, el bloque defensa salió a cortar. Mucho escalonamiento de líneas. En el segundo del rival, después de uno de los tantos pelotazos del Aurich, pasa la línea de volantes defensivos, quedando los dos centrales contra los dos “9”. Error. Si eso pasa, pared ofensiva y gol. Paolo o Aquino debió meterse entre los centrales para terminar 3 vs 2 y evitar dicha pared. A pesar de que muchas veces Paolo hizo de líbero en jugadas parecidas, bastó una no hecha para que termine en gol. Cuestión de práctica, concentración y coordinación. Y así varias veces; nos hacen goles fáciles. Mejoremos más el sistema defensivo, tarea pendiente.

1 y 2

Pero no todo fue defensa realizada por los 4 de atrás. Supimos defender atacando. Arriba tuvimos valores muy altos, casi todos muy parejos. Beto da Silva haciendo su mejor partido desde su debut, 90 minutos muy buenos. Hizo de falso 9. Retrocedía para hacer triángulos con Sheput y Manicero, que terminaban en paredes y siempre superando a sus marcas. Hasta le anularon un gol. Ganó todas las divididas, presionando y recuperando los inicios del rival. Diego Manicero con sus mejores jugadas: diagonal interior de izquierda a derecha, siempre quebrando y sacando al lateral derecho de su posición para que Alexis llegue a ocupar ese espacio. Hizo dos goles que pudieron ser tres. Terminaba siempre las jugadas, con o sin pelota. Llegaba a ocupar la posición de 9 varias veces, y así llegó su segundo gol. Fue el que más desequilibró. Renzo Sheput jugando corto y largo, hacía siempre lo que la jugada le pedía. Muy cerca de Manicero, Aquino y Beto. Físicamente sorprendido por sus 90 minutos; atacó, defendió, ejecutó y lideró. Ayer Renzo fue un sub-20 más. Todos ellos liderados por el jugador más importante: Sergio Blanco. Olvídense el mito de que “a los 9 se les mide por sus goles”. No a Sergio. Ayer lo del Chapa fue encomiable. Aguantó todas las pelotas que le llegaban (rebotes sintéticos impredecibles) contra tres centrales fuertes. Siempre se llevó al menos dos centrales con él. Hizo una labor sensacional de pivote, bien aprovechada por Beto y Manicero, principalmente: ocupaban los espacios dejados por sus marcas. Aparte de su gran labor táctica, tuvimos en el Chapa a un líder que contagió a Beto y resto de sub-20. Olvídense de juzgar al 9 sólo por sus goles. Blanco sabe jugar con o sin gol, fuera o dentro del área, con experimentados o con juveniles. Chapa de Líder.

Atacamos siempre con 5, y ayer se volvieron a sumar los laterales para terminar de extremos; principalmente Alexis Cossio, y en menor medida Carlo Urquiaga. Esto permitió abrir a la defensa del Aurich, la cual normalmente quedaba defendiendo con sus tres centrales (Ramos, Balbuena y Delgado). En nuestros tres goles, siempre hubo al menos un atacante en banda (no importa quién, sino que el espacio esté ocupado). En el primero Blanco queda sólo, Sheput abre su lateral, Urquiaga llega sólo y Beto a Ramos y Manicero haciendo la diagonal interior termina con el arco al frente, con Balbuena y Vílchez ya desordenados. En el segundo, buen pase filtrado de Urquiaga a Manicero detrás de los “6” rivales, Blanco abierto a la izquierda, Beto abierto a la derecha. Beto pase atrás, Manicero sigue la jugada y llega de 9; “llegar es mejor que estar”: golazo.

 opciones 1

Tercer gol, lo importante es la jugada previa al penal: Cossio ocupando el lugar de extremo izquierdo, listo para el pase hacia atrás; para 4 llegadores. Algo no visto en las jugadas previas: un volante de primera línea llegando y ocupando la posición como un ofensivo: Aquino por Manicero. Superioridad numérica: 5 azules contra 4 rojos. Buen volumen ofensivo. Sheput se responsabilizó y terminó de ejecutar lo que se hizo bien. 3-2 arriba. Una de las últimas, casi triplete de Diego Ariel; otra vez lo dicho: Beto por derecha, Chapa por izquierda y Manicero por el medio. Hicimos mucho daño abriendo a los stoppers del Aurich. Bien trabajado. Terminamos generando más opciones claras que el local, fuimos más efectivos, tuvimos más y mejor posesión,  y supimos terminar por defender bien. Ayer, jugamos mejor que el rival.

opciones 2

Muchas veces es fácil hablar y dictaminar con el resultado puesto. Hoy me gustaría que elimines el pensamiento “2-3”, para ver un poco más allá. Veamos que este equipo ha jugado buen fútbol, y lo hizo con muchos jugadores sub-20; muchos con menos de un año en primera, y algunos otros haciendo su debut profesional. Ayer hemos jugado bien. Somos un equipo ofensivo. Tenemos grandes líderes y muy buenos liderados; en lo que tanto se ha trabajado -desde el 2012- ayer lo vimos en Chiclayo: experiencia y juventud atacando por Sporting Cristal. El Chapa liderando a Beto. Ya un experimentado Abram a los debutantes Rivas y Bernaola. Paolo a Aquino. Vamos poco a poco, estamos todavía camino al proyecto, y aún hay muchas cosas por mejorar.  Hoy después de mucho tiempo y bajo todo aspecto, estoy disfrutando de Sporting Cristal. El martes nos toca una gran prueba, contra un rival que va a salir a atacarnos y a jugar una de sus últimas opciones de clasificación. Pero acá estamos nosotros, recorriendo el camino. Caminantes de raza muy noble y trabajadora. Caminantes de Raza Celeste. Hasta el martes entonces, en otra noche con aroma a Copa Libertadores; de esas que tanto conocemos. Vamos por más. Vamos Sporting Todavía.

Artículos iguales

2 993

6 1698

2 COMENTARIOS

  1. Buena.

    Grande Beto!

    Una consulta, para cuánto tiempo tiene Succar?
    Me recuerda al año que debutó Silva y se lesionó en la primera jugada.
    Ojalá regrese potenciado.

    Pregunta. Por qué no juega Arroé? No es que quiera que juegue él por encima de verdaderos Celestes. Lo digo porque Cristal le paga a un jugador (no debe ser una milonga) para que no esté en los planes? Lo deberían prestar, para ser un ahorro. (“Ahorra con Arroé”, ahí dejo picando el slogan)

  2. CANTERANOS CELESTES

    Destacado el trabajo del formativo cervecero que comenzó con Cantuarias a finales del 2011 con el profesor Melgar y un año después, con la llegada de lo españoles Giraldez y Tealdo dio un salto de calidad en el cual se aprecian sus frutos, a los cuales aún les falta la consolidación en primera, pero que dan muestras no sólo de talento sino de conocimiento del juego con y sin balón.

    Rescato la labor de Bernaola, un jugador que había demostrado velocidad y temperamento cuando jugó en la reserva, pero también algunas fallas propias de su inexperiencia y que le costaron algunas expulsiones. El jugar en la selección le ha dado ese roce internacional requerido para probarse ante la presión y la adversidad de enfrentar a rivales superiores. Contra Aurich cumplió en la marca de una delantera veterana, goleadora y mostró buena anticipación, velocidad y buen juego aéreo. Le ganó un par de bolas aéreas a Tejada. Las únicas dos veces que Tejada pudo eludir a Bernaola, terminaron en gol de Aurich. En las otras Tejada caía en el offside y hasta se desesperaba.

    También me gustó mucho lo de Urquiaga jugando de lateral volante. Cuando debutó con Mosquera, Urquiaga demostró ser un volante de gran calidad, un diez inteligente, hábil y de buena pegada. Lástima que sufrió una grave lesión de rodilla y regresó el año pasado para jugar en la reserva. Y aquí veo una gran evolución en su juego: Ya no era el flaquito calidoso del medio. El jugar de volante y delantero en la reserva la ha dado más panorama a su juego, más quite y más presión para la marca. Verlo de lateral, ganando por alto y por bajo ha sido una grata sorpresa. Lo dio todo hasta salir acalambrado y dio un gran pase entre líneas para el gol de Manicero. Lo mejor que le he visto a Urquiaga. Espero que se consolide este año, porque es un jugador distinto.

    Rivas llegó como defensa central y luego de un arduo año de trabajo en reserva, no sólo es central sino que debutó como lateral y cumplió en un momento complicado para SC. En reserva, Rivas como Abram, han jugado de laterales y ahora conocen el puesto. Igual sucede con Beto Da Silva. Mucha gente criticó a Ahmed por poner a Beto de extremo. decían que no sentía el puesto, que no corría lo suficiente. Igual criticaron a Melgar cuando puso a Beto de volante para servir a Succar adelante. Ahora se puede decir que Beto da Silva aprendió lo que tanto se practicó con él. Sabe moverse por todo el frente de ataque, sabe volantear, salir jugando, elaborar, jugar por fuera o como centrodelantero. Se muestra como un delantero completo. Le falta consolidarse, pero eso se logra dándole minutos y buenos acompañantes. En este caso, El Chapa Blanco es un gran maestro. Y lo que me gustaría volver a ver es a Succar con Beto, porque se comprenden bien desde que juegan juntos en la selección. Cuando ingresaron contra Caimanes en Lima, ambos hacen la jugada que termina en el empate y es el primer gol de Beto Da Silva como profesional.

    En cuanto al segundo gol de Aurich, fue una jugada fortuita más que un error de los volantes. Araujo cayó golpeado y al reanudarse el juego, saca la falta con un despeje; el equipo está saliendo. Araujo, supongo que por el golpe, no despeja largo a los costados como estaba haciendo y como le pedía Ahmed en ciertos momentos, sino que la mando al medio y muy corto, tanto que Ramos, logra anticipar el saque con un cabezaso y agarra a los volantes de salida. Fue tan bueno el cabezaso de Ramos que Tejada logra controlarla cerca al área, la domina y da pase para Rengifo quien la toca en primera. Tres toques y gol. Jugada fortuita. La suerte también existe y Aurich lo aprovechó.

    Por lo demás espero seguir viendo el crecimiento de los promovidos por Ahmed. Tal como ocurrió a inicios del año pasado casi toda la reserva que jugó el 2014 se fue a otros equipos. Se puede decir que a jugadores como Yamir Oliva, no los dejaron irse. Como dijo Giraldez, no todos llegan al primer equipo y como vemos, subir a primera es un proceso largo y difícil. En Cristal promueven y se quedan los que más sobresalen no sólo por su esfuerzo, sino por un talento que los hace diferentes,tanto par atacar como para defender.

    Hay que seguir creciendo juntos con el club y aprendiendo.

    ¡Fuerza Cristal!

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación