La Copa: 1971, La bronca.

La Copa: 1971, La bronca.

La cuarta participación de Sporting Cristal, llegó como consecuencia del campeonato número cuatro que se obtuvo en el campeonato de 1970. De la mano del “Tano” Bartoli, el club iniciaba su aventura copera.

Los Rivales: Nos tocó formar el grupo 1 y el país rival era Argentina. Los clubes que formaron nuestro grupo fueron: Universitario, Rosario Central y Boca Juniors.

foto 4

Etapa de Grupos: 

El partido inicial fue contra Universitario de Deportes el 13 de febrero de 1971 en el Estadio Nacional y con arbitraje de Édison Pérez. Fue un 0-0, donde la figura fue Rubén Correa, arquero de Universitario, que detuvo los constantes ataques de la delantera celeste conformada por: Alberto Gallardo, Próspero Merino y Carlos Gonzales Pajuelo.

Diez días después recibimos al club debutante de la Copa Libertadores: Rosario Central. Perdimos de local por 1-2 en contra. Primero anoto Ramón Mifflin a los 5 minutos. Lamentablemente, con goles de Angel Landucci y Roberto Gramejo a los 67 y 81 minutos, nos dieron vuelta.

FOTO 2
 Eloy Campos, Orlando la Torre y Carlos Gonzales Pajuelo acompañado de jugadores de la U, antes del 0-0.

El primer triunfo de esta Copa Libertadores llegó el 1 de marzo de aquel año y fue sobre Boca Juniors. El equipo Xeneize nos visitó en el Nacional y con goles de Juan Orbegoso (43′) y Roberto Rogel (46′ -autogol-) le ganamos por 2-0.

La vuelta se jugó dos semanas despúes, el 17 de marzo. El partido estuvo 2-2, donde habían anotado para Sporting Cristal: Juan Orbegoso (17′) y Carlos Gonzales Pajuelo (69′). El partido es celebérrimo dentro de la Copa Libertadores al haberse producido un evento inaudito y que – aún hoy – dificilmente se ha visto replicado en canchas sudamericanas. Buenos Aires fue testigo del mayor escándalo de la historia copera, con 19 expulsados. Faltando 2 minutos para el fin del partido, el arbitro expulso a todos los jugadores de la cancha menos a Julio Melendez, peruano que jugaba en Boca Juniors, y al argentino Sanchez. Por Sporting Cristal, el único que no vio la cartulina roja fue el arquero, que también era dueño del arco del seleccionado nacional, Lucho Rubiños.

A pesar de que el marcador mostró un empate, la Conmebol dispuso que los puntos se otorgaran a Sporting Cristal. Esta decisión motivó el retiro del campeonato de Boca Juniors en protesta.

FOTO 3
Revista: “Así es Boca”

A pesar de la decisión administrativa que nos favoreció, los últimos partidos de esa primera fase fueron catastróficos. Primero perdimos 4-0 en nuestra visita a Rosario y luego caímos en el Nacional 3-0 contra Universitario. La explicación de estos resultados es que ambos partidos tuvimos que enfrentarlos con jugadores de reserva puesto que todos nuestros titulares, excepto Rubiños, se encontraban suspendidos en virtud de las sanciones impuestas luego del partido contra Boca Juniors.

La historia Copera de Sporting Cristal es así, no sólo de goles, records y grandes hazañas sino también de broncas. En un club como Sporting Cristal es dificil enorgullecerse de escándalos que trascienden lo deportivo pero sí existe el orgullo de nuestra historia y de todos los hechos que hemos vivido y que han marcado el respeto que existe a la camiseta celeste cuando esta salta a una cancha en noche de Copa Libertadores.

Mañana continuaresmo con la Copa Libertadores de 1973.

¡Salud, cerveceros!

10 COMENTARIOS

  1. Hubo más cosas en ese partido. El asunto fue bastante serio ya que hubieron jugadores con lesiones de consideración, incluso hospitalizados. Hay una foto de la “patada voladora” de Gallardo contra Suñé que le produjo una gran cortada. Al final casi todos fueron a parar a la comisaría.
    Fue uno de los primeros partidos de Copa transmitidos vía satélite y justo para colmo de males, la mamá de Chito La Torre falleció de un paro cardiaco al ver las imágenes de la bronca por TV. Y es que en algún momento La Torre fue rodeado y tuvo que fajarse hasta con tres argentinos a la vez. Terrible.
    Aquel equipo celeste estaba conformado 100% por jugadores peruanos.
    Deportivamente hablando, es una lástima que el partidazo que se había hecho fuera totalmente opacado por lo que sucedió después. Creo que ese partido y el de Argentina-Perú de 1969 fueron los dos únicos partidos donde se puede decir que los peruanos no arrugaron y mostraron enormes huevos. No se trata de hacer apología de la violencia a pesar de que fuimos nosotros los agredidos. Lamentablemente, la mancha nos cayó también, para siempre.
    Estoy seguro que si el partido acababa de forma normal, el equipo hubiera agarrado enorme moral y hubiera superado a Rosario y las gallinas para clasificar después.
    Hay una excelente crónica de ese partido en este link:
    http://historiatradicionyfutbol.blogspot.com/2011/12/el-bombonerazo-de-1971-boca-juniors-2-2.html
    Por lo demás, este partido así como el famoso invicto forma parte de nuestro anecdotario copero. Y son solo eso, anécdotas aisladas, valiosas pero poco relevantes dentro de nuestra historia copera la cual ha sido en general más bien discreta en cuanto a campañas aceptables o éxitos rotundos. El subcampeonato del 97 fue un oasis en medio de eliminaciones tempranas salpicadas por uno que otro partido memorable, como el aquí descrito, aunque en este caso, memorablemente negativo.
    No es ánimo menospreciar nuestro pasado, pero a ver si comenzamos de una vez a construir una nueva historia donde hablemos de buenas campañas con más frecuencia, con más presencias en cuartos de final, semifinales o de nuevo otra final. Espero llegar a leer algún día una crónica donde haya una foto de nuestro capitán alzando la Copa Libertadores en lugar de verlo retirándose de la cancha cabizbajo derrotado o peor aún, agarrándose a puñetazos y rodeado de policías.

  2. Creo que hubo otros partidos en el que Cristal demostró calidad y temperamento. No recuerdo exactamente los marcadores pero uno fue el partido jugado frente a River, en Buenos Aires, con arbitraje chileno. Ese partido se estaba ganando por dos goles si no me equivoco, y el juez chileno (¿Silva?) empezó su propio show, nos expulsaron dos o tres jugadores y finalmente perdimos ¿3-2?
    El otro partido memorable fue el que se jugó también con Boca en la bombonera, en el que nuestro arquero era si no me equivoco el “charro” Gonzalez. Como mencioné antes, no llevo estadísticas, pero creo que allí el Charro tapó 2 penales y el resultado fue ¿4-4? ó 4-3.
    A lo que voy es que, independientemente del resultado, más de una vez hemos demostrado capacidad y coraje para pararnos frente a los rivales, sin importar quién pudiera ser.
    Por cierto, no debemos de olvidar el baile que se le metió al River del Príncipe Francescoli, en Lima; que pudo ser goleada. Lo que vino después en Bs As, ya fue otra historia.
    Por lo demás coincido contigo en que es hora que veamos el futuro de nuestras participaciones con un ánimo distinto, con una esperanza distinta. No sólo debemos participar de la mejor manera, sino apuntar a lo más alto. Repetir lo del 97 y sostenerlo en el tiempo debe ser la máxima aspiración de todos.
    Con relación a los post, siempre se agradece el trabajo de alcanzarnos información, pero quizá podría enriquecerse la nota con detalles de cómo se enfrentó al menos los partidos más relevantes y con anécdotas como las que el propio Gino X ha consignado en su comentario.
    Sds

    • Ufff!!! ese partido ante River, verano de 1980. Muchos lo catalogaban como la “revancha” del 6-0 de Argentina 78 ya que River era media selección argentina y Cristal era media selección peruana. Jamás olvidaré aquel partido. Transmisión de canal 4 con Rulito Pinasco como narrador y Eduardo San Román como comentarista. Había otro comentarista de apellido Salinas, no recuerdo su nombre. Eran los de la época.
      En ese River jugaban Fillol, Passarella, Tarantini, Merlo, Luque, Alonso, JJ López, el uruguayo Juan Ramón Carrasco, Gallego. En Cristal estaban Quiroga, Toribio Díaz, Soria, Chumpitaz, Uribe, Chinchay, Percy Rojas, Oblitas, Mosquera, el flaco Quesada.
      El primer gol llega rápido. Diagonal desde la izquierda de Percy Rojas hacia el arco, lo persiguen Merlo y Passarella, no lo alcanzan, sale a achicar Fillol y Rojitas con el empeine patea bajo y rasante. Golazo. River y el Monumental (y yo) no nos reponíamos de la sorpresa y luego llega un desborde de Mosquera por derecha, centro al área y Uribe ubicado como 9 remata a boca de jarro. Fillol (un arquerazo) le hace un tapadón pero da rebote y Uribe casi caído vuelve a rematar rasante y gol. Era historia. River 0 – Cristal 2. En el medio Quesada y un joven novato, Pedro Chinchay, se comían la cancha. River no atinaba a nada. Sin embargo, empezó la infamia del árbitro chileno Gastón Castro. Cómo olvidar a ese ladrón. Comenzó a inclinar la cancha y el descuento de River llega pronto. Castro se inventa una falta cerca del área y agarra la pelota el uruguayo Carrasco. Especialista en pelota parada, remata y gol. Quiroga se presentó lesionado de un ojo para este partido. En la práctica previa había chocado con el arquero suplente, el chico Bazán, y producto de ese choque quedó con un ojo morado y la vista afectada. River se venía encima y había que meter. En una jugada fuerte, propia de un partido caliente, Castro nos expulsa a Toribio Díaz. Empieza la debacle. Cristal ganaba 2-1, jugaba con 10, River desesperado, había que enfriar las cosas. Quiroga comienza a hacer tiempo en los saques de meta y en una de esas demoras, Castro, que ya lo había reconvenido, se le acerca y le saca la roja. Debe ser una de las poquísimas veces en la historia del fútbol mundial en la que un árbitro expulsa a un arquero por hacer tiempo. Infamia. Empieza el escándalo. Otra vez Cristal en Argentina, como en 1971. Quiroga se le va encima al chileno, todo el equipo indignado rodea al roto malparido. Quiroga llama a todos sus compañeros para retirarse de la cancha. El equipo hace caso y nos vamos de la cancha. Era un caos. Nuestro DT, el recordado Marquitos Calderón, trata de apaciguar las cosas pero el equipo está descontrolado. Casi 20 minutos estuvimos metidos en el camarín. El veedor de la CSF interviene e imagino que hubo alguna amenaza contra el club ya que el equipo con 9 volvió a la cancha. El inexperto Bazán reemplazó a Quiroga y bueno, River lo dio vuelta. No recuerdo quién hizo el segundo gol, pero el tercero fue del mundialista Leopoldo Luque.
      Qué tal partido. Lloré mucho aquel día. Qué tal impotencia. Yo era un niño, pero ya mi alma era celeste. Mi primer llanto de los muchos que vendrían después por mi amado Cristal.
      En fin, fue otro de esos memorables partidos de Cristal que tristemente acabaron en derrota. Las victorias morales sirven de poco, nadie las recuerda.
      Insisto, cambiemos la historia.

    • Ese otro partido con Boca lo perdimos 4-3. Año 1989. Cristal dio pelea pero una vez más no le alcanzó. No hubo el drama que hubo en 1971 contra Boca o en 1980 contra River, pero fue un partido muy luchado.
      Si mal no recuerdo, en ese equipo jugaban, aparte del Charro González (que tuvo su partido aparte con la hinchada de Boca), Roberto Arrelucea, Segundo Cruz, Percy Olivares, el huaralino Redher, el piurano Mario Palacios, Francesco Manassero, Martín Dall’Orso. No recuerdo si ya jugaba Pablito Zegarra ni tampoco si estuvo Antón.
      Del que sí me acuerdo es del argentino Mario Lobo, muy buen delantero que aquella noche metió dos goles. El otro fue de Manassero creo. Nunca entendí por qué no pudimos retener a Lobo después, Bueno, si ahora el fútbol peruano es poco atractivo, imaginen en esa época. Intuyo que perdió motivación al quedar eliminados de la Copa o quizás era un jugador muy caro. Si Lobo se hubiera quedado, creo que hubiera entrado en la galería de ídolos celestes.
      Bueno, fue otra “derrota digna”, pero derrota al fin y al cabo. Cristal solo ha ganado una vez en Argentina por torneos oficiales de clubes de la Conmebol. Fue aquella victoria 1-0 contra Vélez en 1997 con gol de Jorge Soto. Recuerdo que ese partido curiosamente no lo ví ya que estaba en Chile en una reunión de trabajo. Había visto el 0-0 en Lima la semana anterior e imaginé que el poderoso Vélez ganaría la serie. Recuerdo a una amiga argentina bromeándome en la previa vaticinando una segura derrota peruana. Dada nuestra historia, era muy probable. Grande fue mi sorpresa cuando a la mañana siguiente a la hora del desayuno la misma amiga al verme me felicitó. Jaja!! yo no lo podía creer. ¿Le ganamos a Vélez en su cancha de Liniers con el hdp de Chilavert en el arco? Subí corriendo a la habitación del hotel y sintonicé los noticieros deportivos y efectivamente, ahí estaba el gol de Soto, pase de Czornomaz. Increíble. Me sentí orgulloso pero a la vez algo avergonzado por mi falta de fe. Recuerdo la imagen de Magallanes al final del partido gritando “¡jugando al fútbol!, !jugando al fútbol!”, jaja… ese Maga…
      Ya en Lima alcancé a ver la repetición y efectivamente, Cristal hizo un partido inteligente, a la manera de aquel Markaríán zorro. Que se repita este año con Racing ¿no? Vamos a ver.

  3. Has alcanzado datos precisos de los partidos a los que e refería. Qué buena memoria.
    Coincidimos en que fueron derrotas dignas y que es tiempo de cambiar la historia. Sin embargo, un derrota digna te permite mantener la frente en alto, con real orgullo.
    Nos vemos mañana en el estadio
    Ahh, Salinas era o es el nombre del comentarista que mencionabas.

  4. Que recuerdos tan grandes llegan a mi memoria y me llena de orgullo el carinio de los celestes hacia un amigo personal e idolo de mi querido Sporting Cristal como lo es Orlando de La Torre,amigo de infancia; toda mi admiracion para el y muchas felicitaciones por ese homenaje le envio desde Los Angeles, California de su amigo Jose (Barrios Altos) visperas del Mexico 70 estuvimos en mi modesto hogar con Lucho, qepd y el chato Del Castillo;saludos grandes campeon!

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación