¿Qué nos deja?

¿Qué nos deja?

Se acabó el 2014. La alegría por la Estrella 17 continúa y continuará mucho tiempo más. Pronto se iniciarán los trabajos de pretemporada 2015 y el balón empezará a rodar nuevamente: la Noche de la Raza Celeste, la Copa Libertadores, la Copa Inca y el Descentralizado.

Pero antes de entrar a todo eso, hay que hacerse una pregunta: ¿qué nos dejó el 2014?

Es indudable que lo principal que nos deja es la alegría por un nuevo título nacional. Este, como ya se ha dicho, es un campeonato que el hincha de Sporting Cristal lo vivió distinto por que se logró viniendo de atrás, remontando no sólo a los rivales sino también a la propia incredulidad. Siendo Cristal un equipo que suele ganar sus torneos al galope y desde el inicio de año, este 2014 de tan increíble vaivén supo distinto. Se celebró igual pero se saboreó distinto.

Nos deja también la imagen de grandes jugadores identificados con la celeste. Es injusto no mencionarlos a todos pero también es cierto que las figuras de Carlos Lobatón y Jorge Cazulo se impusieron por sobre el resto del plantel como imagen de referencia y consolidando no sólo el cariño que la hinchada les tiene sino también su peso específico dentro de lo que es la historia del club.

Pero, lejos de la alegría del campeonato y de los premios, también hay una faceta que no podemos ignorar. El 2014 nos ha dejado varias lecciones. A mi, personalmente, me las dejó.

Pasada la resaca del campeonato y con la tranquilidad que dan las fiestas, me puse a pensar si este campeonato logrado en diciembre quiere decir que todo lo que se dijo hasta agosto estuvo equivocado. ¿Acaso la mayoría de hinchas celestes que fue muy crítico durante todo el año estuvieron equivocados? Puede ser, ¿porqué no? Pero .. ¿es?

Y esto que sigue vendría a ser el producto de las reflexiones que esa pregunta me generó.

1. Yo creo que el campeonato en diciembre es producto, principalmente, de un cambio que existió en mediados de año. La mano venía complicada y luego cambió. ¿Quién cambió? Pues todos. Principalmente los jugadores. Salvo excepciones, durante el clausura no se repitieron partidos de indolencia como sí se vio en los dos torneos anteriores. Dudo mucho que esos partidos bajos del Torneo del Inca y del Torneo Apertura se debieran únicamente al dolor por la forma cómo nos eliminamos de la Copa Libertadores. Yo, personalmente, nunca creí en las versiones que hablaban de “camita” pero sí sentía que no existía una conexión adecuada entre Cuerpo Técnico y Jugadores y que esa falta se reflejaba en partidos absurdos. Eso cambió y lo hizo, principalmente, por un compromiso renovado del grupo. Mucho tuvo que ver el papel de los líderes positivos que tiene el camerín rimense. Empezemos por ahí, entonces.

Pero también cambió el Comando Técnico. En principio mejorando lo necesario para recomponer esa relación enrarecida con sus jugadores pero, también, para que exista más confianza en su proyecto futbolístico. La idea de fútbol de Daniel Ahmed es buena, no se discute su implantación. Lo que se discutía era la forma y esa forma, ese método, era lo que terminó abriendo dudas sobre la posibilidad y la capacidad. Hubo partidos donde se notó que los jugadores no confiaban en las ordenes del banco y otros en los que estas órdenes aparecían confusas, inadecuadas. Eso cambió. En el clausura, Daniel Ahmed y su Comando Técnico apostaron por consolidar una fórmula que no es del todo aquella en la que él cree pero si fue aquella que restituyó la confianza del equipo y abrió el camino a los resultados que hoy celebramos.

Y finalmente, también hubo un cambio de orden dirigencial que se grafica en la llegada de Sergio Blanco al club. Luego de pasar años de diversos traspiés derivados de una política de contrataciones basada en “el conocimiento que da la experiencia“, la llegada de Blanco fue producto de un método nuevo que se introdujo este año en el club. A diferencia de las incorporaciones que se hicieron a principio de año, la incorporación del Chapa respondió a un rol de criterios elaborado. Que el Chapa rindió es otro tema, bien podría no haberlo hecho. Pero eso no quita que su llegada no fue antojadiza sino que fue una decisión con sustento futbolístico y totalmente auditable. Y eso es mucho más de lo que podemos decir de las decisiones tomadas en años anteriores. La profesionalización en la política de contrataciones de Sporting Cristal es EL cambio esencial con miras al futuro del primer equipo. Luego, la apuesta puede resultar adecuada o no, pero en el caso de que se cuestione, se cuenta con sustentos técnicos y objetivos para justificarla como decisión y eso es algo que no podemos hacer, por ejemplo, si recordamos la contratación de jugadores como José Shoro, Eduardo Uribe, Jonathan Ramírez, José Carlos Fernández o Willyam Mimbela.

Y esto no sólo se ve en lo que a jugadores se refiere. La incorporación al Comando Técnito del preparador físico Juan Manuel López y del recuperador físico Fernando Ghilardi, ambas tomadas con un criterio objetivo basado en sus logros y experiencias en el fútbol mexicano, fue esencial. Cristal terminó jugando la final con buen nivel físico ante un rival que tuvo muchos más días de descanso que nosotros. Eso no es magia, eso es trabajo y producto de una decisión objetiva, sustentada y adecuada.

Entonces, que hubo un golpe de timón, lo hubo. Que todos pusieron lo suyo, lo pusieron. Que a eso le debemos el haber dado la vuelta en Trujillo, es a eso. Así mismo, y siguiendo la lógica de esta conclusión, si hubo un cambio y fue positivo, entonces lo que se apuntó en los meses anteriores tampoco estuvo descabellado.

2. Pero en lo que sí hubo un error fue en la formas. En esta página caímos en eso y, en su momento, presentamos nuestras excusas por lo que ahora consideramos que fue un comportamiento inaceptable. Nos cegó la impaciencia y la impotencia y perdimos la perspectiva empezando a atacar más a la persona que a la decisión. Reiteramos las disculpas y ratificamos nuestro compromiso de no volver a hacerlo.

Y en eso dirigimos nuestras excusas al profesor Daniel Ahmed quien hoy no sólo aparece reivindicado por lograr el título sino que, incluso antes de éste, mostró siempre un don de gente ejemplar. Nos demostró con su trato sincero, su claridad de conceptos y su tolerancia a la discrepancia, que las cosas siempre se pueden – y deben – conversar con altura y que el opinar distinto no implica pelear ni ofender. Que el grito destemplado que baja de la tribuna puede ser entendible en un escenario de estadio pero que quienes apuntamos a la opinión sustentada, no podemos reducir nuestros argumentos a ello.

Las malas formas reducen a hojarasca hasta los argumentos más contundentes. Lo tendremos en cuenta. Gracias por eso también, profesor Ahmed.

3. Pero, y aunque parezca majadero, consideramos que debajo de las formas equivocadas, también hubo una crítica acertada. Daniel Ahmed entiende el fútbol de una determinada manera y la realidad ha demostrado que su idea no es errónea a la hora de tener que lograr objetivos. Pero eso no quita que el camino ha sido difícil y que en él se tomaron algunas decisiones equivocadas y que se repitieron errores en diversos momentos.

Hubo partidos que se perdieron por el planteamiento, hubo partidos que pidieron replanteó y no obtuvieron respuesta, hubo cambios que desarmaron lo planteado y hubo partidos que se encaró con temor. Todo ello existió y durante un lapso (entre el final del Torneo del Inca y el Torneo Apertura) pareció que no iban a cambiar. Felizmente se cambió. Y creo que en ello tuvo que ver mucho la crítica que se recibió.

Se generó durante el año una fuerte discrepancia entre quienes confiaban en el proyecto y quienes lo criticamos. Estos últimos se basaban más en lo que veían en la cancha, advirtiendo los errores en que incurrió el equipo, y al frente se tuvo otro grupo que basaba su posición en la confianza en el técnico y el rescate de ciertos detalles que permitían inferir un futuro promisorio. Fue una discusión irreconciliable pero, a la larga, positiva. Ni la virulencia o radicalidad a que llegó la parte crítica ni tampoco la impasibilidad que reclamaba la parte a favor del proyecto, ninguna de las dos posiciones terminó siendo la correcta pero, lo que sí fue positivo, es que se generó –  a raíz de esa discrepancia – una respuesta media que se tradujo luego en el cambio que mencionamos al inicio. Si esta discrepancia no se hubiera generado, incluso en los términos en que se generó, posiblemente no habría existido el cambio y hoy la realidad sería distinta.

4. El proyecto. A la larga, nos queda también la lección de que los proyectos necesitan un tiempo de desarrollo y eso tiene que ser apoyado por todos. La vida no se acaba en una temporada y muchas veces tener un rendimiento discreto en una temporada es el precio a pagar y que garantiza el éxito en las siguientes. No sé si el tiempo adecuado de un proyecto sean tres temporadas, o cuatro, o cinco, pero definitivamente debe ser cuando menos una temporada. Esta temporada 2014 nos debe enseñar a ser mejores hinchas. A aceptar que la apuesta del club puede estar o no equivocada pero que se debe respetar siempre el periodo mínimo antes de exigir cambios y, sobre todo, antes de tomar decisiones. No es serio pedir cambios radicales – de técnico o de jugadores – antes de que se cumpla la temporada. Menos serio es perder confianza en una apuesta propia – arriesgada – a los seis meses de haberla empezada. Pedir purga en marzo o exigir renuncias en junio son actitudes que no deben existir en condiciones normales.

Claro, esto tiene otra faceta que afecta a la parte dirigencial del club y que implica también que las decisiones por las que se apuesten deben ser decisiones tomadas con criterios profesionales y técnicos. El hincha debe confiar en la forma en que el club toma decisiones. Si el hincha confía en el club, es posible tener paciencia para analizar un proyecto al final de una temporada. Pero si el hincha no confía en el club y en sus decisiones, termina pasando lo que vimos este año.

A inicios del 2014, la idea general era que el club decidía incorporaciones y contrataciones en función de lo que trajera el viento. Se basaba el resultado de la temporada en función de lo mucho o poco de inspiración que podían tener quienes decidían y eso, evidentemente, generaba desconfianza. Y cuando hay desconfianza, no hay paciencia. Desde este rincón llevamos tiempo exigiendo que quienes tomen este tipo de decisiones deben ser responsables de las mismas de alguna manera. No puede ser posible en una institución de fútbol seria que las principales decisiones de fútbol sean tomadas por un organismo que no le rinde cuentas a nadie y que está fuera de la fiscalización de la Corporación. Cuando alguien toma decisiones sin ser responsable de las mismas, pues las toma con total irresponsabilidad. Mientras eso exista, va a ser difícil que el hincha confíe y si el hincha no confía, no va a tener paciencia.

Por el contrario, si el club mantiene – y perfecciona – el sistema profesional para la toma de sus decisiones, lo que va a generar es la confianza en el hincha. Si el hincha confía en que Cristal hace apuestas serias, si el hincha mira hacia atrás y ve decisiones sustentadas (más allá de que sean tan buenas como se espera o no), el hincha va a ganar confianza. Y si el hincha gana confianza, va a tener paciencia. Y si el hincha tiene paciencia, los proyectos a largo plazo van a avanzar bien. Todo está interrelacionado.

Entonces, tenemos por un lado que el club debe aprender a generar confianza en su hinchada a través de la toma de decisiones adecuadas y que, en todo caso, puedan ser sustentables objetivamente, puedan ser auditables. Pero, por el otro, los hinchas de Cristal debemos despojarnos también de la desesperación y del análisis simplista de tabloide deportivo. Debemos aprender a entender y respetar proyectos. Ya la realidad nos lo ha demostrado.

Esas lecciones son las que me deja a mi el 2014. Estoy seguro de que hay muchas otras que Ustedes observaron o vieron. Me gustaría que las pudieran compartir en los comentarios.

Termino este post agradeciéndoles por un año más de compañía y deseando que este 2015, el año del aniversario 60 del club – aniversario de diamante -, nos depare más alegrías.

15 COMENTARIOS

  1. Gracias Chalo por el último post,
    Conclusiones 2015
    1.- Un central en crecimiento, que tendría para quedarse en Cristal 10 años. (Con cargo a progresar cada uno de esos años)
    2.- Chavez
    3.- Que se debe ir Aquino (sé de tu concepto de él, pero este año ha tenido muchas oportunidades y simplemente no dio la talla)
    4.- Cossio, lo podemos tener en banca una temporada más, ojalá que tenga competencia ante la posible salida de Yotun.
    5.- Un Cazulo capitan para 4 años más mínimo.

    Ojalá que la dirigencia entienda que más vale 1 delantero en ejercicio y gol que 4 sin gol. Y si se da lo del mudo, no se configuren lesiones este año.

    Todo lo mejor para el equipo de eccqtm.

    Saludos

    • A qué te refieres un central en crecimiento??, A Abram??, ok, pero pedir q se quede 10 años??, no man, no, si se convierte en un futbolista de exportación debe ser vendido, por el bien económico del club, por el bien deportivo del jugador y por el bien de la selección peruana

  2. Me da mucho gusto leer tu articulo Chalo, más que por tu análisis que en general es correcto , por el reconocimiento de una posición equivocada , no tanto en lo futbolístico , porque en esto del fútbol todos nos equivocamos algunas veces , sino por las sinceras disculpas que brindas al profesor Ahmed y los directivos del club, que no se merecieron las adjetivaciones y la descalificación que sobre ellos se vertió, entiendo tu posición de hincha , porque todos los verdaderos hinchas sufrimos , nos enojamos y perdemos la paciencia cuando los resultados están lejos de lo que esperamos y puede dar el equipo, pero la desesperación no es buena compañera, desde liego que en mi caso es mucho más fácil tener paciencia, no solo por mi edad sino porque hasta antes de este ya había disfrutado de 16 títulos y varias finales perdidas.
    Pero una posición más serena no solo era producto de los años, sino que hay razones objetivas que la justificaban, como ya lo dije en su oportunidad , está demostrado que los equipos que ante malos resultados , mantuvieron a sus técnicos, obtuvieron mejores resultados que los que se apresuraron a cambiarlos, aunque para los equipos grandes y acostumbrados a ganar , la tolerancia es lógicamente menor , ¿ cuanto se debe esperar? Creo que nadie tiene la receta , existen muchos factores y hasta la fortuna juega su rol. Desde luego que otro factor que aconsejaba tener paciencia , era que teníamos plantel , esos jugadores que ya habían probado su calidad , tenían que elevar su rendimiento en cualquier momento, no se podían haber olvidado de jugar al futbol, también era sensato suponer que el técnico, a pesar de su inexperiencia en la dirección de equipos de primera , (lo cual no podía ser de ninguna manera motivo de descalificación y para sustentarlo se dieron muchos ejemplos de técnicos realmente debutantes , que no habían dirigido ni siquiera menores , que tuvieron éxito desde el inicio); pero decía que Ahmed a pesar de lo dicho, sabía de fútbol, tenía que saber y más tarde o más temprano iba a encontrar el equipo y a corregir sus errores, porque realmente los tuvo y yo lo refleje en una frase que escribí varias veces : “ Ahmed la está cagando y los jugadores también” , lo que demuestra que hubo una tercera posición : los que expresamos un “ apoyo crítico”.
    En, fin se dio el campeonato y los que apoyamos hoy sacamos pecho, pero pudo no ser así, hay que reconocer que la suerte también ayudó y que en ese caso ( que afortunadamente no sucedió) hoy estaríamos hablando de otra cosa.
    Y ¿ que nos dejó el campeonato? , además de todo lo dicho, que la directiva se equivocó al no contratar el central que todos reclamamos y se sintió demasiado, aunque esto haya servido para descubrir una promesa( Abram) , pero la necesidad sigue vigente, también que Balbín no respondió a las expectativas y deberá mejorar si quiere seguir en el club, que Chávez puede tener algunos partido en que cumpla como marcador pero no está para el puesto, peor aún a nivel de copa, que si se va Yotún, el único que puede reemplazarlo es Cossío pero que tiene aún muchas deficiencias técnicas y que tal vez en esa orfandad de marcadores , sea mejor jugar con línea de tres, si viene Rodriguez como central , podría completarse la defensa con Revoredo por la derecha y Abram por la izquierda , lo cual a su Vez permitiría jugar con doble contención: Cazulo y Ballón, el resto seguiría igual, en fin es solo una opinión habrá que ver que piensa y hace Ahmed. Lo que si sería un problema es la posible partida de Avila, en ese caso la directiva tendría que acertar si o si con el reemplazante.
    Felicitaciones al equipo, a su comando técnico a los directivos y sobre todo a los hinchas que acompañaron al equipo a pesar de las dudas , también a los conductores de los blogs celestes, en especial a Chalo y la gente del ECCQTM , que nos mantienen informados y permite que vertamos nuestras opiniones .

  3. Definitivamente el título salvó con creces un año que hasta agosto por lo menos pintaba bastante incierto.
    Estoy bastante de acuerdo con el análisis de Chalo pero aún hoy, con el campeonato logrado, me quedan ciertas inquietudes.
    ¿Se reivindicó Ahmed? Pues, creo que solo en parte. A ver. La expectativa que generó su llegada estaba más relacionada creo yo con la esperanza de que Cristal pudiera practicar un fútbol altamente competitivo que pudiera destacar nítidamente a nivel local y dar pelea de manera seria a nivel internacional. Como dije en otros posts, lo que consiguió Ahmed ya lo han logrado muchos otros antes que él. Ser campeón nacional con Cristal es un logro importante, pero ser competitivos a nivel internacional es lo que hay que conseguir. Y eso fue lo que se ofreció desde la época de Cantuarias como presidente.
    El fútbol que practicó Cristal dejaba muchas dudas y estaba bastante lejos de destacar nítidamente a nivel local. Es verdad que no hay un plazo fijo establecido para que una fórmula funcione pero si tú ves que el proyecto no arroja resultados y encima comienzas a descender más y más en la tabla entonces no puedes quedarte cruzado de brazos ¿no? Yo no me arrepiento de haber pedido la salida de Ahmed. Lo ideal es respetar procesos pero tampoco es tan malo truncar alguno, dar un golpe de timón y enderezar el barco antes de que se hunda ¿no? También hay muchos casos en los que un cambio oportuno arregló las cosas. En Chile botaron a Borghi en plena eliminatoria, trajeron a Sampaoli y clasificaron al Mundial. Colombia botó a Álvarez, trajo a Peckerman y fueron al Mundial.
    Nuestra dirigencia respaldó a Ahmed y bueno, de manera impensada, la cosa dio un vuelco total. Porque la épica que vino después no era presagiable.
    Se corrigió bastante en el Clausura pero me parece que se sufrió innecesariamente en el último tramo porque, si bien hubo correctivos, estos no fueron del todo contundentes como para permitirle a Cristal liquidar el campeonato de forma rápida y tranquila. Como prueba están los partidos con Comercio y Caimanes que prolongaron más de la cuenta la definición, la primera final en Arequipa y luego los tres partidos ante Aurich donde, vamos, el campeonato estuvo para cualquiera en todo momento.
    La inquietud que queda entonces es saber si se harán las correcciones de fondo necesarias para afrontar de manera competitiva la Copa Libertadores. Correcciones que pasan por mejorar en primer lugar y de manera radical el sistema defensivo. Entiendo que para empezar, ya se aseguró a Rodríguez como zaguero ¿no? Bueno, nadie duda de la calidad del Mudo pero lo que preocupa son sus constantes lesiones. Ya tenemos bastante (mala) experiencia contratando jugadores lesionados (Cominges, Balbín, etc.) Se vocean acompañantes para Rodríguez como el uruguayo Malrechauffe y el argentino Ithurralde así que vamos a ver pues. Lo primordial es que sean jugadores que conozcan el puesto para evitar las improvisaciones que nos trajeron tantos (innecesarios) problemas durante el año.
    Aún no renuevan Blanco ni Maxi. Los dos fueron importantes, pero para mí lo de Maxi tendría prioridad. Creo que ya encajó en el equipo y puede dar más. El Chapa se ganó el cariño de la hinchada de forma merecida y sería muy justa su renovación pero pienso que en su puesto podríamos intentar buscar un delantero más letal y un poco más joven. Se habló mucho del “picante” Pereyra, pero al parecer la operación se enfrió. Pereyra es casi de la misma edad de Blanco, parecido biotipo, promedio de goles similar… creo que se podría intentar con otro jugador. Hay que armar rápido el equipo para arranar completos la pre-temporada.
    Contratar bien de arranque es importante. O sea, hay que partir de criterios técnicos bien analizados y que lógicamente encajen dentro del presupuesto. Si el jugador rinde o no, bueno, ese es otro tema pero lo importante es contratar partiendo de premisas sólidas que permitan vislumbrar mayores posibilidades de éxito que de fracaso.
    Para mí, el verdadero reto de Ahmed es lograr que Cristal logre efectivamente un estilo que lo haga competitivo a nivel internacional. Falló en su primer intento con Paranaense y esperemos que ahora lo haga mejor. Hay que trabajar mucho en el temple del equipo. Si bien es cierto se mostró raza en partidos importantes, también se flaqueó en partidos cruciales como ante el mismo Paranaense, Comercio, Caimanes y ante Aurich en Chiclayo. No podemos dejar que se nos queme el pan en la puerta del horno con tanta frecuencia.
    Si Ahmed llega para que a Cristal lo eliminen por enésima vez en primera fase entonces no habrá marcado ninguna diferencia con otros que lo precedieron. Sería la misma historia de siempre. Lo que se espera de Ahmed es que plasme el famoso estilo y que este sirva para ser seguido por los que vengan después y nos de satisfacciones frecuentes aquí y más allá de las fronteras.

  4. Evidentemente hay casos en que el cambio de DT resultó exitoso , lo que he dicho que estadisticamente dio mejores resultados mantenerlo, yo no cuestiono a quienes estuvieron disconformes con el rendimiento del equipo en gran parte de año , porque yo también lo estuve, lo que yo si cuestiono es que se haya pretendido descalificar al DT y a los directivos, llegando hasta el agravio y que personas con llegada e influencia en la hinchada hayan pedido machacona y obsecadameente la salida de Ahmed, sabiendo que el club lo respaldaba, con lo que, tal vez sin querer, solo se estaba desestabilizando al club, por lo demás en el fútbol no hay verdades absolutas y cada uno tiene su opinión, al final los resultados dirán quien tuvo la razón.

      • Por la magnitud de lo que significa Cristal, no obtener algo importante cada año significa un fracaso. Así es en todo equipo grande en cualquier parte del mundo. Equipos como Cristal están siempre OBLIGADOS a pelear títulos porque para eso son grandes, sino, mejor que se conformen con ser equipitos regularones o simpáticos animadores de media tabla. Que yo sepa, Cristal no nació para ser un simple animador sino para ser PROTAGONISTA.
        Para mí, Cristal salvó un año que pintaba horroroso con un título sufrido pero sin lugar a dudas meritorio, eso no se puede negar.
        No minimizo este título, pero después de todo lo que se ofreció, después de todo ese asunto de la salida de Mosquera, los 4 meses de Vivas y los jaloneos con la FPF por Ahmed, yo francamente esperaba y sigo esperando más. Aguardo con mucha expectativa la Libertadores 2015 para ver la verdadera dimensión de lo alcanzado hasta ahora.

  5. yo apoye a daniel ahmed desde el comienzo. incluso en la etapa mas complicada al final del apertura. siempre lo respalde. porque su propuesta de juego es ofensiva y esta emparentada con el “estilo” del dt que mas admiro el maestro Jorge Sampaoli.

  6. LECCIONES QUE ME DEJÓ LA ESTRELLA 17 DEL SC.

    1).- NO GUIARME DE LA PRENSA DEPORTIVA, porque sólo me venden mentiras: La camita, Uribe sería el técnico del 2015, el ultimátum para que sea campeón Ahmed sino lo botan, los referentes querían botar a Ahmed. Todo eso era mentira. Y los periodistas de TV nunca supieron explicar a que jugaba Cristal: Pedían que Cristal no juegue con línea de tres, que Ahmed deje de experimentar y juegue con línea de cuatro. Y Ahmed jugaba con línea de cuatro y cambiaba a línea de tres en un mismo partido. Eso es lo que practicaba partido a partido Ahmed, y los periodistas nunca lo vieron y si lo vieron, nunca lo supieron explicar, lo que me mostró también lo desfasados que estaban los ex jugadores que comentan en TV.

    2).- APRENDER DE LA HISTORIA DE CRISTAL: Es cierto que este campeonato ha sido sufrido, pero en la historia de Cristal no es la primera vez que hace una mitad de año regular o mala y luego una segunda mitad con una racha impresionante que lo lleva a campeonar. Ocurrió en el campeonato de 1983 donde luego de una mitad de año mala, hizo una remontada memorable de la mano de Pedrito Ruiz, el Flaco Quesada, la despedida del futbol de Héctor Chumpitaz, los goles de Hirano y Juan Caballero y la aparición del arquero Valdettaro. Con Mosquera ocurrió lo mismo: Vallejo nos llevaba siete puntos a mitad de año, Garcilaso era campeón del Apertura Sin embargo Cristal lo remontó. No es primera vez que Cristal lo hace. Tampoco es primera vez que un técnico debutante del SC campeona: Valencia, Navarro, Chemo del Solar y ahora Ahmed. Y otra historia es el caso Sampaoli: Sabíamos cómo le fue por intentar cambiar de sistema y por botarlo, a quien luego fue campeón de la Sudamericana con la U de Chile. Luego de esa experiencia, los dirigentes lo intentaron una vez más con Ahmed, pero esta vez, prepararon mejor a las canteras, que era el quid del asunto, y aguantaron de todo. Eso le faltó a Sampaoli: una buena cantera que se amolde a su sistema con mayor facilidad. Ahmed lo encontró por los refuerzos Sub 20 que tuvo SC a comienzo de año: Abram, Sandoval, Succar.

    3).-NO CONFUNDIR ORGULLO CON SOBERBIA: Es entendible que siendo hincha de Cristal y habiendo vivido un tricampeonato y una final de Libertadores el orgullo y el paladar siempre desee triunfos, goleadas, buen juego y no se celebre los empates. Pero eso no puede convertirse en una venda para no ver ni comprender los problemas económicos que afronta el club, lo que conlleva a ciertas decisiones que muchas veces se critican porque el hincha se llena de soberbia y tiene una visión de un Cristal, visión que sobrepone a la realidad. Y la realidad es que el club Sporting Cristal está en una transición complicada pero bien encausada, en la cual cada año debe generar sus propios recursos y deje de depender del dinero de Backus hasta el 2017 año en el cual ya no se dependerá de Backus. Que Cristal ahora es un club formativo y no club comprador y por eso su presupuesto va destinado en gran parte al futbol de menores. También, el club se ha modernizado, hay más categorías de menores, hay academias, se mejoró la logística del club, se trabaja en forma conjunta y de forma científica entre el primer equipo y los menores, se contrata ahora con un área de scouts que buscan y siguen el rendimiento de los posibles refuerzos en diferentes categorías, como hacen los clubes del primer mundo. Y para eso se requiere un técnico que sepa usar ese sistema de primer mundo y aporte sus conocimientos en sus informes y su trabajo, para que los dirigentes vean los avances. Por eso gustaba tanto Vivas y luego Ahmed: Por esa forma de trabajar y por su propuesta de juego, más acorde a la competencia internacional. Al final, los dirigentes se tragaron todos los sapos y las culebras, aguantaron de todo, y Cristal sale campeón nacional, para sorpresa de ellos. Por eso, hay que ver al club con humildad: Sólo con humildad se valoran los esfuerzos, no sólo de los jugadores sino de los dirigentes, del cuerpo técnico, del área de logística y de los hinchas que lo dejan todo por seguir al SC. Humildad antes que soberbia.

    4).- SIEMPRE EXISTE GENTE NEGATIVA: Que si el equipo pierde, te dicen porque pierde, que si empata, hacen leña de quienes fallaron, y si el equipo gana ven que el equipo no fue perfecto, que fallaron en algunos pasajes, que casi nos empatan, que no se ha mejorado en ciertos puntos, que tal y cual jugador aun no trascienden. Y si el equipo sigue ganando van a seguir viendo las fallas y rogando que el siguiente partido no nos empaten o nos ganen. Y si el equipo campeona el Apertura o Clausura, dirán que eso no sorprende porque eso es lo que hace siempre Cristal y que para el título nacional se requiere mejorar mucho. Y cuando Cristal es campeón nacional, verán que casi nos empaten, que Cristal tuvo suerte, que el rival falló más, pero aun así queda celebrar y pensar que ahora hay que reforzarse mucho, porque el equipo es campeón pero es malo en ciertas líneas… Y es que una persona negativa siempre verá lo que faltó, lo que se falló, lo que no mejora y no se da cuenta que todos los equipos fallan, todos se equivocan, todos los jugadores pueden tener una mala tarde, pero que aun así, todos los equipos del mundo, vencen sus limitaciones y ganan a sus rivales, (que tampoco son estacas). Y eso es el juego, se puede ganar y se puede perder, se puede tener suerte o no. La cuestión es valorar el esfuerzo de sobreponerse de vencer las limitaciones, de sobreponerse al rival, a la estrategia, al juego mismo. Una persona negativa no valora los esfuerzos.

    5).- APRENDER A COMPORTARSE EN LAS DERROTAS, PARA SENTIRSE PARTE DE LAS VICTORIAS: En las derrotas, muchas veces se insulta al técnico y a los jugadores. En lo personal, la derrota contra Melgar en Lima, me hizo pedir en la tribuna la cabeza de Ahmed y pensar seriamente en el descenso. Sin embargo, no deje de acompañar al equipo y luego del empate contra San Martín, vi una mejoría en el equipo. Recuerdo que la hinchada ese día pidió que Ahmed se vaya, pero yo no. Cuando regrese a casa y trate de comprender, me tome el trabajo de ver los partidos anteriores, los errores y la forma de juego. Y vi que Cristal estaba mejorando, que estaba apostando por una forma de juego distinta al torneo Inca. Recuerdo que lo dije en esta página y resalte las virtudes de aquel equipo de Ahmed ante San Martín y que apostaba por Ahmed y esa forma de juego. Y me dieron con palo y en el suelo. Y quien me salvó fue el equipo con ese partido memorable ante Aurich en Chiclayo y los golazos de Lobaton, lo que motivo diversas editoriales en esta página. Por eso, siempre es bueno saber comportarse en las derrotas, no dejarse llevar por la ira, por la frustración, por el descontento, por la ansiedad del triunfo, con lo cual, al no darse el triunfo uno dice, han jugado a nada, siguen con más de lo mismo o llegar al extremo de pelearse con los jugadores como lo hicieron con Yotun. En un partido un equipo hace cosas buenas y malas, y en mi caso, preferí ver que se estaba haciendo bien. Y gané. Por eso me siento parte de la victoria, porque no me deje vencer por la apatía o el desconcierto de las derrotas o los empates, porque me guíe de la historia del SC, de la calidad de los jugadores, de la apuesta arriesgada del técnico. Bien dicen que quien no arriesga no gana. Y Cristal arriesgo y ganó, en buena lid y contra todo.

    Agradeciendo este espacio que nos brindas a los hinchas celestes y esperando que este nuevo año no sólo podamos celebrar una nueva estrella sino de disfrutar una buena Libertadores, ¡Salud Chalo! y ¡Fuerza Cristal!

  7. LA PRENSA DEPORTIVA: Creo que la gran mayoría de los aquí escribimos vamos al estadio y no necesitamos que un periodista o pseudoperiodista nos explique lo que estamos viendo con nuestros propios ojos. Tampoco hay que ser paranoico. Es verdad que se percibe a veces un tufillo anti-Cristal en mucha prensa pero tampoco es para arañarse ante cada crítica (que a veces sí tiene sustento) o imaginar persecuciones. Finalmente, Cristal es una institución poderosa y como tal puede hacerle frente a muchas bajezas. A no victimizarnos por favor.
    APRENDER DE LA HISTORIA DE CRISTAL: Aquel equipo del 83 tuvo méritos porque pudo reponerse al éxodo de figuras como Oblitas, Percy Rojas, Soria, Uribe, Mosquera, Chinchay, Quiroga, Cachito Ramírez. Imagínense. Teníamos un mal técnico como José Chiarella pero se sacó adelante un campeonato y se cerró un buen ciclo que abarcó desde 1978-1983. Sin embargo, aquel mismo equipo tuvo una vergonzosa Libertadores en 1984 pues no pudo con Melgar ni los equipos venezolanos en una época en donde Venezuela no era lo que es ahora, que tampoco es tanto, pero ha mejorado. Gracias a una inédita jugada dirigencial en la CSF, logramos forzar un tercer partido con el ULA Mérida en Cali, Colombia y lo perdimos 2-1 con gol de Juan Caballero. O sea, una historia más de eliminaciones a nivel internacional. Si hay algo que debemos corregir en la historia de Cristal es justamente su rol en las competencias internacionales. A nivel local nuestra grandeza es intachable. Pero hay que trabajar muchísimo más para trascender de manera importante a nivel internacional y cambiar esa historia porque el verdadero prestigio (no el institucional sino futbolístico) lo consigues afuera.
    ¿Ahmed se apoyó de las canteras? No es tan cierto. La mayoría de chicos no dieron la talla y no terminamos este año con algún muchacho consolidado. Abram surgió en la emergencia porque ya no quedaban más alternativas y si bien es cierto respondió mejor de lo esperado, no le ha alcanzado para ser considerado el zaguero solvente que necesitamos a tal punto que se quiere traer a Rodríguez y a otro zaguero argentino o uruguayo. Aquino y Ortíz decepcionaron clamorosamente y otros como Succar y Sandoval casi no participaron en el Clausura. Cossío no pudo quitarle el puesto a Yotún y el chico Da Silva alternó pero tampoco demostró ser todo lo que se decía de él.
    El único joven que mejoró bastante fue Chávez, pero no es precisamente un canterano y además tiene aún muchas falencias, sobretodo en marca, que tiene que corregir. Pero en general conformó.
    La gran figura joven de Cristal no apareció para mí. Ninguno fue clave en el título. Abram y Chávez dejaron la sensación de poder dar más. Vamos a ver qué pasa con ellos este 2015.
    NO CONFUNDIR ORGULLO CON SOBERBIA: Bueno, soberbios es un calificativo que no les vendría mal a algunos dirigentes de Cristal, incluso DT y jugadores. No han sido pocas las veces en estos últimos años en que se ha ninguneado a la hinchada de manera grosera. Ha habido también doble discurso porque esos mismos que ninguneaban salieron el 2007 a pedirnos apoyo para no ir a la baja. Y allí estuvimos.
    Ha habido soberbia también al obviar la autocrítica. Un DT que salía a decir que todo estaba bien cuando en realidad estaba bastante mal. En fin. Yo no estoy de acuerdo en convertirnos en un club formador y dejar en un segundo plano la competencia profesional. Creo que muchos opinan lo mismo, pero seguro saldrán a decir como ya antes he escuchado: “somos una empresa privada y hacemos lo que mejor nos conviene y no nos importa lo que opinen los hinchas. Tan solo compren su entrada o pase celeste y punto”. Vamos a ver cómo viene la soberbia este año. Aplaudo que Cristal quiera modernizarse pero todo ese proceso tiene que plasmarse en resultados, porque son los resultados los que sostienen un proceso. Esperemos entonces resultados que reflejen de verdad tal modernización.
    SIEMPRE EXISTE GENTE NEGATIVA: Sí pues, siempre existe gente negativa, gente positiva hasta la ingenuidad, gente fanática, gente conformista, gente mediocre, etc.
    Si lo que se hace mal sobrepasa a lo que se hace bien entonces hay que criticar y pedir que se corrija. Hay que ver más allá. En un campeonato como el peruano no hace falta ser demasiado bueno para ser campeón. Pero es en el plano internacional donde esos errores que no se corrigen terminan pasándote factura y acabas haciendo papelones o presentaciones lamentables. Cristal no merece eso. Merece gente que analice seriamente y corrija con autoridad y no gente alcahueta que pase la mano por la espalda o te de una palmadita en el hombro. Hay que ser exigentes. ¿Ser exigente es ser negativo? Quizás para una mente conformista o mediocre lo sea. Los esfuerzos se valoran, se puede ganar o perder pero hay formas de perder.
    Los esfuerzos deben estar bien encaminados. De nada sirve ver a un jugador matándose en la cancha, corriendo como loquito de aquí para allá si al final jugó mal o su despliegue estaba encaminado al fracaso por una mala táctica. Cazulo puede dar fe de ello. Un fogonero incansable pero cuyo esfuerzo muchas veces desordenado de nada sirvió en beneficio del equipo.
    APRENDER A COMPORTARSE EN LAS DERROTAS, PARA SENTIRSE PARTE DE LAS VICTORIAS: El fútbol es pasión. A la tribuna no le pidas modales. Con las pulsaciones a mil nos sale el animal que llevamos dentro. ¿Acaso los jugadores en la cancha son unos señoritos? Ni aquí ni en ninguna parte. Alguna vez Riquelme dijo: “a la hinchada de Boca yo no le pido nada. Tienen derecho a putear porque hoy jugamos mal. El próximo partido lo haremos mejor.” Y punto. El mundo del fútbol siempre ha sido así. Hoy eres el héroe y mañana el villano o viceversa. En el clímax de la pasión es difícil pedir objetividad. Esta se logra mucho después. A veces el héroe ratifica su condición de héroe y lo mismo el villano. Alguna vez el Chorri tuvo la osadía de decirnos que teníamos que “imitar a la barra gayina”. Esa ofensa fue finalmente olvidada y hoy el Chorri forma parte del parnaso celeste porque su trayectoria con nuestra camiseta lo avala. Bah, todo pasa, el sentimiento verdadero es lo que queda.
    Yo también me siento parte de la victoria de Cristal, no por este último año, sino por los casi 40 años que llevo alentando al equipo en las buenas y en las malas. Seguiré jodiendo con mis críticas porque quiero ver un gran Cristal aquí, allá y en todas partes. La crítica ayuda, allá aquellos que todo lo quieren ver color de rosa.

    • Sr. Gino, está equivocado y además se contradice bastante para no reconocer su error.
      1)._ Estamos de acuerdo que la prensa vende mentiras, y hay mucha gente que se deja llevar por sus mentiras, desde la camita hasta no saber explicar a que juega Cristal o porque no juegan juntos Lobatón y Sheput. Y eso también es una realidad vista y vivida. Que no le haya sucedido a Ud. No significa que no haya sucedido. Ud. No es el único hincha celeste.
      2)._ la historia de Cristal. Ud. Lleva 40 años siguiendo a Cristal y no sabe la campaña del 83. No sabe que tapó Valdettaro y que el Técnico era Cubilla y no Chiarella. Y el ejemplo que di es sencillo de entender: No es la primera vez que Cristal remonta en la tabla y campeona. Y Cristal cambió en los 90 con Cuneo y Lombardi y luego de siete años llegó a la final de Libertadores, siete años de sacar jugadores, de fomentar un equipo base, de competir internacionalmente. Sin embargo hay gente impaciente que quiere logros internacionales instantáneos. Y es que a la gente que no valora y no sabe lo que cuesta ser campeón, piensan que todo se da fácil con el peso de la camiseta. Y no es así en ninguna parte del mundo. En cuanto a los Sub 20 que no dieron la talla le recuerdo que Abram fue elegido jugador revelación del torneo y fue importante cuando jugó. Que Ud. No lo quiera reconocer, es una muestra más de su forma equivocada de ver las cosas. Ahmed dio oportunidad a los jóvenes las últimas fechas del Apertura y fue criticado por eso, porque el equipo no ganaba. sin embargo la experiencia sirvió para sacar a Abram.
      3)._ la autocrítica la hubo, y Ahmed si lo dijo, que Ud. No lo haya querido escuchar es su problema. Ahmed al comienzo del apertura dijo que luego de una autocrítica cambio el sistema y empleó un cuadrado defensivo para dar equilibrio al equipo. Luego el clausura liberó a Calcaterra de esa labor y lo adelanto entre Cazulo y Lobatón. Eso lo hizo por la autocritica que tuvo. Y el grupo también tuvo esa sesión de autocrítica que mencionó Revoredo luego de campeonar en Trujillo. No lo escuchó? Será por eso que no entiende que hubo autocrítica. Sin contar la salida de Legui y la llegada de Blanco. Otra muestra de autocritica. Y también de los hinchas que luego le pidieron perdón a Ahmed. Autocritica como parte de la humildad.
      4._ Una cosa es ser exigente y otra negativo. Una persona exigente, disfruta los triunfos y valora lo que se hizo bien, porque valora el esfuerzo, el costo, la mejora. Una persona negativa no valora los triunfos, solo lo que hay que mejorar. Y si se campeona cree que es algo que se debió dar de por si. Algo que Ud. Muestra con asuidad.
      5._en cuanto a saber comportarse, eso va cuando se critique al equipo. En caliente se dicen muchas cosas, por eso es mejor calmarse. Como dijo Sheput: Cuando ganamos somos los mejores y cuando perdemos somos una mierda. Pero lo bueno de su respuesta es que ha permitido conocerlo más. Ud. Afirma que va seguir jodiendo. Y bueno, si está aquí para joder, es bueno saberlo, porque para joder no se necesita ser hincha. Joder lo hace cualquiera. Dar argumentos válidos que brinden una solución, eso lo hacen pocos. Y Ud. No es uno de ellos. Por eso la próxima vez que vea un comentario suyo, entenderé que está jodiendo.
      Saludos y Fuerza Cristal!

  8. Saludo el reconocimiento de los excesos en contra de Amhed….
    Coincido en muchas de las cosas que nos dejó el 2014, aunque si me inquieta un poco saber cuál es la expectativa que tiene la dirigencia con el club….Desea competir a nivel internacional?…O simplemente desea volverlo un club formador y pelear a nivel local?….Después de un 2014 exitoso, esperaba que el equipo se refuerce para tener una digna participación en Copa Libertadores, sin embargo observo que el equipo se está debilitando…Ya se fueron, Blanco, Núñez y Yotún, 3 puntales del equipo campeón, y no ha llegado nadie de un nivel que los pueda suplir….

    Me preocupa que los dirigentes se estén conformando con ganar el torneo local….Tampoco se pide que se gane una copa internacional de la noche a la mañana, pero por lo menos sería ideal saber si existe un plan para ser protagonistas en los futuros torneos internacionales…

  9. Este sera mi ultimo post en tu blog Chalo, esto lo venia pensando desde el 2014 y me ayudaste a confirmalo con este ultimo post tuyo.

    No es que discrepe en tus puntos de vista, esta vez estas simplemente equivocado en lo que has escrito.

    Es una pena que hayas escrito todo esto, pero bueno, existes y es nuestra realidad, esto explica el porque estamos como estamos.

    Suerte igual.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación