La Cancha: Juan Aurich 2 – Sporting Cristal 2

La Cancha: Juan Aurich 2 – Sporting Cristal 2

Por -
7 1325
(foto: clubsportingcristal.pe)

Yo estoy tranquilo.

La final nacional se juega en 2 partidos que pueden ser 3. La estrategia, entonces, siempre ha sido ganar el partido de local y no perder el partido de visita. Si cumples eso, tienes el título. Si pierdes el partido de visita, por lo menos te queda ganar el de local y forzar el tercer partido. Si eres tú el que escoge la serie, entonces, la idea es empezar de visita para soportar al rival y malograrle la opción; que no logre ganar de local. Luego se cierra la serie de local para que, con el apoyo de tu gente, en tu cancha, puedas hacer tu juego, ganar el partido y coronarte campeón.

Y eso es precisamente lo que ha pasado.

¿O acaso tú crees que si ganábamos en Chiclayo íbamos a salir a especular el miércoles en el Nacional? Igual había que salir a ganarlo. Porque quien juega a empatar, usualmente pierde.

Lo que pasa es que esto es Sporting Cristal y en Sporting Cristal no celebramos empates. Eso se sabe. Así somos. Entonces, que el empate en Chiclayo es un buen resultado, lo es. Míralo como lo quieras mirar, igual es un buen resultado. Fuimos al Elías Aguirre a no perder para poder cerrar el tema en Lima y lo hemos hecho. No perder de visita y ganar de local: la media inglesa en su máxima expresión. Nos falta ganar en Lima. No es simple, no será fácil, pero hay que hacerlo. ¿O acaso pensabas que íbamos a campeonar sin ganar en Lima?

Pero el empate fastidia. Si, claro que fastidia. Porque somos Sporting Cristal, evidentemente. Pero también por la forma en que se dió más que por el resultado en sí. ¡Vamos! que si hubiéramos sido nosotros quienes lo empataban en los últimos minutos no estaríamos haciendo muecas de disgusto. Por el contrario, tendríamos toda la confianza en nuestros muchachos y pensaríamos que el título ya está en el bolsillo cuando – irónias de la vida – aún faltaría exactamente el mismo paso que nos falta ahora: ganar en Lima.

Por eso yo estoy tranquilo.

Estoy tranquilo porque sé que este equipo puede ganar el partido que se viene y porque tengo la sensación que el mejor partido de este equipo aún no lo hemos visto y, más aún, lo vamos a ver recién el miércoles en el Nacional. No abrigo la menor duda de que este equipo de Sporting Cristal – que nos ha cerrado la boca más de una vez – nos brindará la confirmación de sus rendimientos anteriores en una versión mejorada. Porque son un grupo excelente y porque tienen sed de triunfo. Porque los goles en Chiclayo no los han herido sino que han alimentado sus ganas de cerrar la serie con un triunfo.

Pero también porque intento ver las cosas desde el prisma del rival y creo que quien tiene la preocupación y la urgencia es Juan Aurich. Aurich recibió de local, en el estadio que conoce de memoria, a un Cristal disminuido. Aurich jugó en su mejor condición, con su gente y con el viento a favor en el segundo tiempo cuando nosotros ya estábamos acusando el trajín. Aurich recibió a un Cristal que no se acomoda a la cancha sintética, que no se acomoda al viento, que aún tiene problemas en defenderse y que sufría la baja de 3 titulares habituales. Cristal llegaba disminuido y era Aurich quien tenía que ganar ese partido. Y no lo hizo. A un equipo de Cristal disminuido (en condiciones que no tuvimos en todo el pasado clausura), Aurich no pudo sino empatarle con mucho esfuerzo y bastante fortuna. Son ellos quienes perdieron su oportunidad y ahora tienen que venir a buscarla a Lima.

Y en Lima se van a enfrentar ya no a un Cristal disminuido. Se van a enfrentar a un Cristal en su cancha, con su gente, con condiciones para jugar a lo que saben, con todos sus jugadores, sin lesionados, sin suspendidos. El rival, que no le pudo ganar al más débil Cristal en meses, ahora va a jugar su único boleto intentando ganarle al Cristal más fuerte que hay. Tarea difícil para los de rojo.

Pero ellos tienen también jugadores que conocen y elaboran, me dirás. Y te suelto un dato que ya habíamos rescatado antes en el análisis de la antesala: Aurich hace rato – buen rato – que no juega a eso que entendemos como “buen fútbol”. Ni de local (por la cancha) ni de visita. Complícalo más, entonces: Aurich viene a Lima a intentar hacer lo que no pudo hacer en su casa y para ello va a tener que echar mano a un juego que no practica hace meses. Y todo ahora frente a un equipo cervecero que no sólo va a redituar el mismo juego que viene haciendo hace meses sino que llega completo, motivado al tope y con un Nacional repleto de su pueblo que lo va a alentar.

¿Ahora entiendes por qué estoy tranquilo? Porque la presión la tienen ellos.

¿Quiere decir que el campeonato ya está en el Rímac? No. En absoluto. Quiere decir que todo está saliendo como debía salir, nada más. Pero falta el último paso. De nada sirve todo esto si el miércoles, nuestros muchachos no ratifican lo que han mostrado. El partido del miércoles hay que ganarlo. Hay que ganarlo como si no hubiera un mañana, como si no hubiera existido un ayer. ¿Ves cómo resulta irrelevante que en Chiclayo hayamos ganado o empatado? Es irrelevante, lo importante era evitar que el rival haga su juego. Hacerlo nosotros. Y lo hemos hecho. Ahora hay que seguir haciéndolo.

Confío en el equipo que viste el color de mi pasión. Confío en ellos y sé que harán lo que tienen que hacer.

Yo estoy tranquilo.

7 COMENTARIOS

  1. Una pregunta Chalo,
    Los comentaristas de tv para la segunda final en Lima seran los HDP de Peredo,Quiroga y Titin?. Recuerdo la pésima transmision del 2012 , y si hay alguna manera de evitar que estos amargados comenten el miercoles como si fuera un funeral.
    Fverza Cristal Campeon 2014!!!

    • No, no creo que haya ninguna manera. CMD es autónomo en decidir quiénes comentan sus partidos. En todo caso, si no es de tu devoción, siempre está la posibildidad de apagar el audio de CMD y darle con Radio Callao.

  2. Coincido plenamente contigo Chalo,pero tengo una pregunta.Lei en algunas paginas celestes que el Aurich esta pidiendo la inhabilitacion de Calcaterra y De la Haza q acumularon cinco amarillas en el primer play off….sabes algo sobre eso ?…pues en tu post afirmas q llegamos sin lesionados ni suspendidos,saludos y todos juntos por la 17…FUERZA CRISTAL !!!

      • Pero Chalo no se puede castigar por igual a los equipos que juegan una final en condiciones disímiles , primero que Aurich al haber tirado la esponja en el clausura, pude administrar la participacion de sus jugadores en las fechas finales a efectos que lleguen a los play off sin posibilidades de suspensión, cosa que no podía hacer Cristal al estarse jugando la vida en el clausura donde tenia que contar con todos sus jugadores , aun más tuvo que forzar la recuperación de lesionados, como Cazulo, mientras que el Aurich descansó a su plantel.
        Un punto adicional. Cristal tuvo que jugar un partido extra de definición con Alianza, un partido más , en el cual había posibilidades de que sus jugadores pudieran hacerse acreedores a alguna tarjeta, como en efecto pasó con Cazulo y Revoredo , que no pudieron jugar la primera final, lo lógico era que ese partido no computara tarjetas por ser un adicional para uno solo de los finalistas y ambos jugadores debieron estar expeditos para la primera final.
        Supongo que las bases dan base para la decisión que ha tomado la comisión de justicia de la ADFP, lo cual demuestra que en este país la inteligencia es escasa.

        • Coincido contigo en que no resulta justo. Pero las bases están puestas desde enero y sabíamos a lo que nos enfrentábamos. Lo ideal serían unas bases justas y bien redactadas pero … eso para el torneo peruano es mucho pedir, parece.

  3. Como Siempre buen Post Chalo! Yo tb estoy tranquilo porque estoy seguro que nuestro Sporting Querido hoy nos regalará un título mas. Somos Mejores, ayer, ahora y siempre lo hemos sido por eso hoy por la noche Ganamos. Pero todos los Celestes que vamos al estadio debemos alentar, de las 4 tribunas tenemos que empujar al equipo.
    Fuerza Cristal Carajo!!!

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación