Sabermetrics (o como aplicar la ciencia al fútbol y la dificultad de...

Sabermetrics (o como aplicar la ciencia al fútbol y la dificultad de la próxima gran revolución).

Ignoro si entre Ustedes hay algún aficionado al béisbol. Yo, personalmente, no lo soy. Un juego donde participan personas sujetos con diámetros tan grandes que podrían comenzar a generar algo de gravedad propia con solo comer un taco más me parece que contradice cualquier postulado de lo que considero un deporte. Pero, bueno, esa carnicería llamada hockey también entra en la categoría e incluso en nuestro país hay quienes dicen que lo que practica cierto club que usa uniformes percudidos es fútbol. Son cosas del Orinoco.

Pero, ¿a que viene el béisbol? Simplemente a que es el origen de uno de los momentos más interesantes para el deporte en general: el uso de las estadísticas aisladas de desempeño, también llamadas Sabermetrics.

¿Qué son?

El beísbol es un deporte perfecto para las estadísticas por qué no existe una acción continua sino una suma de pequeñas acciones aisladas: el bateador batea, el catcher atrapa, el resto se aburre, etc.

Es decir, si tú tienes un jugador que tiene X función y puede desempeñarla durante todo el partido sin interrupciones ni otros jugadores que lo afecten mayormente, puedes generar una estadística, medir, cuantificar su desempeño al cumplir la tarea e incluso ser más granular y diferenciar rendimiento de acuerdo a variables cuantificables, como el clima, la intervención de determinado tipo de rivales, rendimiento con marcador a favor o marcador en contra y así podríamos llegar al infinito. Las Sabermetrics miden todos eso.

Para hacer la historia corta, les voy a recomendar que vean una película; Moneyball, la historia va de un equipo de medio pelo que logra resultados contratando jugadores en base a estadística, es decir, haciendo un scouting “científico”.

Actúa Brad Pitt así que, no tienes excusa.
Actúa Brad Pitt así que, no tienes excusa.

¿Ahora entienden a donde vamos?

La sabermetría en el béisbol cumple con ofrecer un universo de jugadores para ser contratados en base a la medición científica de las necesidades especificas a llenar que tiene un equipo. A través de identificar y completar el perfil que se quiere de aquel, se pueden escoger los jugadores “óptimos” para ellos y armar un equipo “ideal” que debe lograr un resultado coherente a la inversión y la investigación realizadas.

Pero, claro, hemos dicho que en el béisbol el uso de la estadística es sencillo por qué es posible segmentar cada jugada con facilidad y, en consecuencia, es fácil medir cada aspecto del juego. Pero, en el fútbol, esa segmentación es más complicada. Por ejemplo, ¿cómo identificas de manera estándar una jugada de gol si es claro que esta puede partir tanto de un error defensivo del rival como de una escapada por la banda de un lateral o por un acto de inspiración de un mediocampista, e incluso, un simple y anodino saque lateral?

Entonces, ¿cómo lo aplicamos al fútbol? ¿Es acaso imposible? No tanto. En la liga inglesa muchos equipos usan Sabermetrics en mayor o menor extensión. Sin embargo, es evidente que el riesgo de equivocación es mayor que en otros deportes que ya lo aplican, como el basquet o el béisbol.

Ante todo, tenemos que tener en claro que Sabermetrics es una herramienta de apoyo para el scout, del mismo modo que una hoja de calculo es una herramienta de apoyo para el contador, y no su reemplazo. También hay que tener en cuenta que la utilización de estas estadísticas también exige un reenfoque del management del equipo.

Volvamos al tema. De hecho, las estadísticas se han aplicado como criterio de contratación en el fútbol desde hace bastante tiempo, solo que de una manera más discreta y no tan extensiva. Tan es así que desde hace bastante tiempo existen servicios de estadísticas ligadas al fútbol, que hacen trabajos de cuantificar las fortalezas y debilidades de cada jugador de fútbol en términos numéricos.

Curiosamente los principales clientes de esos servicios han sido Konami y Electronic Arts. Si se preguntaban el origen del realismo de la reproducción de los talentos de algunos jugadores, ahí tienen una respuesta.

Ahora, volvamos al béisbol un momento, Los Red Sox son uno de los equipos más importantes – históricamente – de las grandes ligas norteamericanas, y pasaron un periodo sin lograr el máximo título de su disciplina. Fue un periodo tan largo que haría que los hinchas de Alianza Lima se sientan afortunados por sus casi 20 años de mirar la alegría de los demás desde la ventana. El equipo de Boston pasó 86 años sin levantar una copa. ¿Cómo campeonaron? Usando sabermetrics. Asi de simple.

Las Sabermetrics dieron el salto al fútbol por esas mismas fechas, coincidentemente el dueño de los Red Sox compró el histórico Liverpool FC que estaba a punto de desaparecer gracias a dos empresarios norteamericanos y las consecuencias de un leverage buyout que no es otra cosa que comprar un bien muy caro, gracias a prestamos bancarios, usando el bien como garantía y esperar un tiempo a que suba de precio para venderlo con ganancia. Una vez realizada esa transacción, sacaron al técnico – Roy Hogson – y trajeron a una leyenda viva del club: Kenny Dalglish.

La experiencia del Liverpool fue contradictoria, por un lado contrataron jugadores que fueron autenticamente útiles al club como Suarez y Henderson, por el otro compraron jugadores  caros y de calidad que no funcionaron en el club. ¿Cual fue la razón?  Por un lado en el fútbol las estadísticas con útiles pero son más complicadas de manejar, necesitas un expertise más complicado de adquirir y dominar. Y por otro lado, los valores a observar en el fútbol son más difíciles de leer y, en ocasiones, replicar. Por ejemplo, se considera vital la variable “oportunidades creadas” que definen las veces que un jugador logra articular una jugada que cree peligro de gol o coloque a un compañero a tiro de gol.

Liverpool contrató a tres jugadores que estuvieron en el top ten de oportunidades creadas de la temporada 2010/2011: Downing, Adam y Henderson. Los tres tuvieron un año pésimo y dos de ellos fueron vendidos a perdida, pero el tercero es hoy uno de los mejores mediocampistas de la EPL. ¿Quiere eso decir que la estadística miente? No, lo que quiere decir es que la circunstancia en que se obtuvo la marca registrada no ha podido ser replicada. Es decir, para que esos tres jugadores lograsen esos valores en el equipo donde estaban pesó no sólo el plantel del equipo y, además, los rivales que se comportaraon e interactuaron de determinada manera. Todo eso es difícil de replicar. Es aquí donde viene la mano y responsabilidad del entrenador que debe ser capaz de engranar – y engranarse en – la potencialidad de esos jugadores en una nueva estructura y eso no siempre es fácil o posible.

Es decir, si estamos hablando de cambiar el scouting sistematizando la contratación en base a la observación cientifica de valores, la labor del técnico debe cambiar. El técnico motivador – aquel del “si se puede” – pierde peso ante el técnico que se ve primariamente como un estratega, como un obseso de la información y del laboratorio táctico. Es decir, hablamos de una revolución en la manera de ver el fútbol, de abandonar los últimos elementos amateurs del fútbol y darle la bienvenida a la ciencia. Es decir, no solo hablamos de modernizar la contratación, hablamos de que los clubes deben ser modernizados en todo estamento.

Por supuesto, esto no es nuevo. Las sabermetrics existen desde por lo menos los 70’s y el uso de las estadísticas se ha venido prodigando desde hace años, ya hemos citado el caso de los videojuegos, y de hecho, ya muchos clubes de primer nivel contratan servicios como Opta (hablamos del Barcelona, Arsenal, Roma, Atletico de Madrid o Livepool FC).

Un momento, hace un momento citábamos cómo el uso de la estadística como factor de contratación resultó en un montón de dinero tirado a la basura en el caso del Liverpool. Entonces ¿cómo es que siguen contratando así? ¿Es que están locos? No, simplemente que esta política ha sido exitosa también, Suarez, Sturridge, Phillip Coutinho, Jordan Henderson, han rendido en el club y están entre los mejores jugadores de la EPL. Buena parte del “core” del equipo del Liverpool que casi campeona el año pasado llegó bajo esa base.

Entonces, ¿eso quiere decir que deberíamos esperar que Cristal se meta de lleno a los servicios de estadísticas?

Bueno, en realidad, lo que deberíamos esperar es que Cristal no sólo mantenga y potencie la recién creada Secretaría Técnica sino que, sobre todo, establezca una metodología sistemática de contratación y abandone el paradigma de contrataciones basadas únicamente en la intuición o en el conocimiento futbolístico de algún iluminado.

Es cierto que los que defiendan la contratación por ojo y experiencia dirán que así se trajo a Julinho, a Pedro Garay, a Julio César Balerio, a Estanislao Struway, a Luis Alberto Bonnet, a Nilson, a Carlos Juarez, a Miguel Ximenez, a Jorge Cazulo y a muchos más. Pero debemos recordar que de la misma manera se trajo a Moreno Murillo, Denilson, Lima, Guzman, Fassi, Leguizamon y muchos más que costaron dinero al club, consumieron minutos en cancha, ocuparon cupo de extranjeros y en muchas casos nos costaron resultados.

Resumiendo, el futbol pasa por ciclos de cambio, en su momento fue la profesionalización, después los primeros cambios tácticos en los 50s – creo que nadie olvidará lo que logró Puskas – y la Naranja Mecánica cambió todo en los setenta. Después vino la introducción del atletismo en el fútbol y la hiperprofesionalización. Todos estos cambios han afectado el trabajo de campo del equipo, el juego o la manera de entrenar. Pero ahora creo que el cambio que viene – y será más dramático acá en el Perú, donde el fútbol mantienen estructuras casi gamonales – afecta más a la parte burocrática del club al exigir tener un método de contratación sistematizado. Un sistema donde las apuestas bien pueden fallar o resultar pero, lo más importante, que a pesar de una eventual equivocación, las decisiones de contratación y sus criterios pueden ser auditables. Esto significaría el fin de contrataciones inexplicables – ¿alguien dijo Rayo? – y significaría el fin de muchas personas que viven rondando a los clubes de fútbol buscando cómo poder aprovecharse de las necesidades de cada uno de ellos.

¿Será Cristal capaz de dar ese paso? Yo espero que si.

9 COMENTARIOS

    • Interesante articulo.
      Por cierto, he visto que en un par de ocasiones se ha mencionado que se ha creado una Secretaría Tecnica. He estado un poco desconectado de noticias a nivel administrativo por lo que no estaba al tanto de esta. ¿Podrías informanos un poco mas al respecto? Porque se dice que la Secretaría Tecnica fue quien trajo al Chapa Blanco, sin embargo, ¿ese no era el trabajo de la Comisión de Futbol? ¿Ya no existe la Comisión de Futbol entonces? ¿Quienes integran esta recien creada Secretaría Tecnica?

      Gracias de antemano.

      Un saludo.
      Fuerza Cristal!!!

  1. Interesante artículo. Concuerdo en que Moneyball es muy buena película basada en hechos reales, y en la cual se contrataron jugadores relativamente baratos que tenían una determinada cualidad la cual necesitaba la forma de juego del equipo. El final, muy aleccionador.

    En cuanto a las contrataciones en Sporting Cristal, tengo entendido que este año 2014 se contrató a una empresa mexicana de scouting para que haga las contrataciones de los sub-20 (Sandoval, Succar, Bernaola, Abram, Rivas, Arrasco, Rebagliati, Jimenez…). Según lo manifestado por Benavides, esas contrataciones se hicieron en base a la evaluación de todas las categorías del 2013 (habían dos categorías menos de las que hay ahora). Siguiendo ese trabajo estadístico, se apreció las falencias en los puestos de las diferentes categorías, los cuales debían potenciarse. La empresa mexicana hacía el trabajo estadístico de los diferentes jugadores del medio, de los cuales recomendaba, quienes podían encajar en el juego que intenta imponer Cristal en la actualidad, jugadores que tengan potencial para jugar en primera en corto tiempo. Todo esta metodología de trabajo es siguiendo las pautas implantadas por Giraldez.

    Cabe indicarse que la mayoría de jugadores que eran de la generación de Carpio, Acuña y Torrejon, fueron separados o no promovidos; en su lugar se contrataron jugadores y se subieron de otras categorías a la reserva. Otro punto a indicar es que Cantuarias ponía en duda el trabajo de los mexicanos, porque según afirmaba, era un trabajo estadístico basado en lo que producía un jugador en un año; es decir, si un jugador tenía un buen año, tendría más posibilidad estadística de destacar que otro jugador de mejor calidad pero que que jugó menos por alguna lesión.

    En cuanto al tema de contratación de jugadores mayores, si bien es cierto que se ha creado una Secretaría Técnica que es la que ha traído al Chapa Blanco, tengo entendido que siendo Cristal ahora un club de futbol formativo, las nuevas contrataciones se harán de acuerdo a algunos factores: El presupuesto, la renovación del 70% de los jugadores que mantendrán la base de Cristal, la consolidación de canteranos en el primer equipo y el resto son los refuerzos de acuerdo al informe técnico del primer equipo, y al informe técnico de la reserva. El informe técnico de la reserva lo conforman los diversos informes de las diferentes categorías. Así es que, por ejemplo, si Cristal decide contratar un lateral derecho es porque ve que en la reserva no hay uno que logre destacar para cubrir el puesto en primera. Y bueno, entre los refuerzos que se vocean, me agrada el delantero Cuesta, el volante central Ballon y el lateral derecho Estrada. En cuanto a Albarracin, me parece que encajaría en lo que mostró la película Moneyball, un jugador baratisimo que tiene una sola cualidad, y que por esa cualidad encaja en el equipo. Ojo, que también han ofrecido a Trujillo un jugador barateado por su lesión que encaja por su edad y su posición. Y ese es un tema interesante en contrataciones: la identidad. No todos los que llegan son hinchas como Succar o Rebagliati, pero aprenden a querer la institución por todo lo que les brinda, como Arrasco o Cazulo.

    Y eso es lo que no mide la estadística al momento de contratar: la identidad. Sólo mide el profesionalismo.

    Saludos y ¡Fuerza Cristal! 🙂

    • Por partes:

      No creo haber pedido en momento alguno que la estadística sea el único parametro de contratacion, digo que debe ser una herramienta de apoyo valiosa sobre la cual construir un criterio de selección, en desmedro de la opinión de “los que saben de futbol” que normalmente son amigos de algún dirigente.

      La profesionalidad de tal o cual jugador no es un valor a despreciar, pero si que el hinchaje por algún club es algo sobrevalorado cuando se trata de un jugador; hemos contratado jugadores hinchas que en realidad, nos hincharon las pelotas. ¿Ejemplos? El Toro Lazo, Balán – si gente, creanlo, el negro era hincha de Cristal – e incluso un técnico; Reynoso. y hemos tenido jugares hinchas de otro equipo que en su momento rindieron muy bien, como el mismo Reiner Torres o José Soto.

      Otro detalle, las estadísticas normalmente cubren el desarrollo de una carrera, no el de un año, por ejemplo Opta estudia la linea de carrera de cada jugador para hacer una deconstrucción de las fortalezas y debilidades del mismo y proyectar crecimiento y sobre eso determinar su valor en el mercado.

      Si, como un valor bursátil, así de simple, frió y feo. Pero funciona.

      Respecto a la hipotética – y espero que no pase de ahí – contratación de Albarracín, sería un sin sentido, por qué en realidad Sabermetrics en ningún momento habla de contratación de jugadores con una sola cualidad – eso fue la contratación de Fernandez – habla de contratar jugadores priorizando cualidades necesarias en el equipo.

      Es decir, tienes un nuevo que va por alto, pero no hace suficientes goles o tu lateral o tu volante por banda no centra bien, lo que buscas es a alguien que tenga buen despliegue por banda y buenos centros, indistintamente de su posición. Pero dadas las opciones, analizas cual de ellas encaja en tu colectivo.

      Volviendo al caso de Albarracin, contratar a alguien que se ha expresado mal de Cristal en más de una ocasión y que nos ha hecho de lado en su momento, puede ser tan estúpido como mantener en planilla a un jugador lesionado que se pasa el tiempo extrañando estar en matute.

      • Obviamente las estadísticas reflejan parte de la realidad y tienen que ser utilizadas con propiedad, si la CdF de Cristal hubiese visto los números de Leguizamón no lo hubiesen traído como goleador, es indudable que en deportes que por ser individualistas, o como dice el autor de la nota: discontinuos ( beisbol, futbol amer,) o por que la cantidad de eventos es demasiado grande y por lo tanto no se pueden recordar, la estadística es no solo útil sino necesaria, pero en el futbol eso no sucede y la mejor manera de acertar en la contratación de un jugador es la observación directa y la ponderación de los logros obtenidos, pretender traer al fútbol métodos totalmente ajenos no es solamente contraproducente ,sino es desconocer la esencia misma del juego. Estoy seguro que la mayoría sino la totalidad de gente del fútbol piensa asi , jamás he escuchado a alguno de ellos referirse a tan extraños procedimientos.
        No se a quien se refiere el autor cuando menciona a “los que saben de fútbol” , pero sin falsas modestias, me considero dentro de aquellos , en los varios años que vengo escribiendo en este portal, con mi nombre real y con los alias de Michael, el_flacotirador y alguna otra que no recuerdo, creo haber acertado mucho mas que equivocado, aunque al conductor del blog no le gusten mucho mis apreciaciones, No tengo el honor de conocer personalmente a ningún dirigente y cuando voy al estadio a ver a mi querido Cristal, lo hago solo, como lo hacia desde que era un joven, allá por los años 60’s.
        Si fui muy duro con mi primer comentario, me disculpo por ello, pero como suelo decir : soy hincha de Cristal pero soy mas hincha de la verdad.

      • Para precisar, en base a tu respuesta: Quien puso en tela de juicio la labor estadística no fue un hincha, sino el presidente de un club de fútbol. Y si ese presidente es quien pone en duda la estadística anual de un jugador es porque, seguro, le han presentado esa estadística anual. Es decir, su duda es con conocimiento de causa. Por otro lado, la carrera de un futbolista, su historial de logros y lesiones, es una información que la obtienen tanto los estadistas como los “dirigentes iluminados”.

        Según lo explicado por el Chino Benavides, antes “contrataban por intuición”, es decir veían a un jugador que tenía potencial o buena experiencia, pero que por equis motivos (sea por lesión, por indisciplina, o por decisión técnica) no había logrado despegar, crecer o mejorar su carrera. Por ejemplo, un caso de un jugador bueno e indisciplinado, que se me viene a la mente es el Pelado Ferreyra. (Y otro caso de un jugador lesionado fue el de Montaño antes de llegar al Boys). Lesiones, la prolongada banca y problemas externos son los que bajan el precio de los jugadores. Sin embargo, y tal como reconoció Benavides, eran contrataciones que podían funcionar o no, y que por eso ahora, el 2014, se creó la Secretaría Técnica que usa métodos estadísticos y contrata scoutings, para hacer las contrataciones que se requieran, pero esta vez se tiene en cuenta a los jugadores que se proyectan en la cantera y que serán promovidos.

        En cuanto a los jugadores que son hinchas de otros equipos, considero que José Soto fue un gran aporte para el bicampeonato pero contra Alianza Lima, se hacía expulsar tontamente o como hizo otro partido contra los íntimos, metió la mano en el área intencionalmente y gracias al árbitro que lo pasó por alto no fue penal. Eso no lo olvido. Y si veo los errores que comete Villamarín en la defensa del Melgar, hasta puedo sospechar que hay jugadores íntimos que juegan pensando en Alianza. Pero tal, como señalas, hubo otros jugadores que no eran hinchas celestes e hicieron buenos encuentros como Amilton Prado, Quinteros, Cominges, Pacho Vilchez, Neka Vilchez (quien por coincidencia pierde una pelota en el gol de Alianza contra Cristal el 2012). La coincidencia también existe.

        En cuanto al contratar a un jugador de una sola cualidad, fue una forma de sintetizar lo que había visto en Moneyball y lo compare con una hipotética llegada de Albarracín: Un jugador de 24 años, que fue selección nacional y ahora es banca en su equipo por decisión técnica y no por lesión. No es un mal jugador, no es un crack, está sano, y ahora está prácticamente regalado. Si usas el Sabermetrics y lo vez como valor bursátil, te puede sorprender que sea aprobado para ser contratado, porque supongo que en los fríos números, no resalta, pero cumple con aprobar y es barato. Pero claro, todo esto es especulación. Y un dato más: es interesante que trascienda la pretensión de Cristal por jugadores de rivales directos. Por lo demás, hasta donde tengo entendido, se cerró con Jairzinho Gonzales y Josue Estrada. Supongo que eso lo aprobó la Secretaría Técnica y Ahmed.

        Y en cuanto al caso de Arroe, hay una política humanitaria en Cristal que puede ser discutible. Arroe se lesionó gravemente jugando en Cristal (como ocurrió con Da Silva, con Sheput, con Urquiaga, con Ross). Lesiones de terapias largas de todos ellos. A mi no me parece estúpido invertir en la recuperación de jugadores que son el activo del club. Arroe, Da Silva, Sheput y Urquiaga son cantera celeste, y tres de ellos son hinchas confesos celestes. Sólo Arroe muestra un agradecimiento especial hacia los íntimos. Según tengo entendido, Arroe pretendió renovar en agradecimiento a que Cristal lo curó, sin embargo, ahora que está recuperado no está siendo considerado ni en el primer equipo ni en la reserva desde antes del partido contra San Martín. En cambio Larrauri sí es considerado en el primer equipo y muestra una mejora sostenible en su juego. Veamos si Arroe es considerado en estás últimas fechas.

        Saludos y ¡Fuerza Cristal! 🙂

  2. Bastante interesante y también el aporte del noctambulo, tú trabajas en Cristal no?, porque parece que conoces cosas de la interna, de ser así, que suerte la tuya.

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación