¿Por qué ahora sí, Cristal, y antes no? – IV

¿Por qué ahora sí, Cristal, y antes no? – IV

Por -
0 17

(foto: clubsportingcristal.pe)(foto: clubsportingcristal.pe)

Sporting Cristal sí, pero Sporting Cristal todavía no. Sporting Cristal ha mejorado, pero todavía no está para ser protagonista y pelear el campeonato.

Ya todos hemos hablado más de la cuenta de los constantes errores y omisiones que cometió el Comando Técnico durante el Torneo del Inca. El principal error fue, tal como se conversó en informes previos, tratar de hacer cumplir roles a jugadores que no estaban aptos para la polifuncionalidad solicitada. El jugador peruano de hoy no está apto para eso, no está apto para jugar en línea de 3 para cubrir los 50 metros de ancho, no hay uno sólo con capacidad de poder hacer recorrido ofensivo y defensivo de la banda respectiva, no está apto para ser intenso físicamente más de 60 minutos. Eso es lo que ésta nueva propuesta de la Comisión de Fútbol y CT quieren realizar, y seguramente lo lograrán, pero no con los jugadores que tenemos hoy.

No sé cuándo fue el momento exacto en que Daniel Ahmed se dio cuenta de que la idea inicial no iba a ser compatible y que tenía que adaptarse al material que encontró a su llegada al Club. Pero ciertamente se adaptó y cambió su “estilo”. Y es así: Daniel Ahmed se adaptó. Hizo algo similar a lo que Claudio Vivas realizó para poder escalar posiciones: colocó a los jugadores donde más rinden. La casa se ordenó. No más un ancho de 50 metros para 3 defensas y el colapso nervioso de éstos, se pasó a línea de 4. Entonces la defensa se ordenó, y se está defendiendo mejor (en éste contexto, mejor no es sinónimo de bien). Ya pocas veces quedamos mal ubicados contra la ofensiva rival, y no nos hacen tantos goles como antes. Hubo un grandísimo acierto con Edinson Chávez, a quién muchos no lo teníamos como opción. No hemos vuelto a ver a Maxi detrás del 9, ahora lo vemos por la banda (aunque todavía no en la derecha, donde más rinde). A éstos dos últimos se les dio un orden ofensivo y defensivo a la vez: son capaces de cumplir ambas responsabilidades junto a la ayuda sus laterales respectivos. Entonces tenemos 2 jugadores por banda para cumplir el recorrido defensivo y ofensivo, ya no sólo uno. No es casualidad de que los goles de Sporting Cristal lleguen por bandas. Colocó a Horacio Calcaterra al lado de Jorge Cazulo para dar un mayor orden, combinó las dos cualidades necesarias en la primera línea de volantes con estos dos jugadores: la intensa marca de Cazulo y el buen pie de Calcaterra. El hecho de poner dos volantes en primera línea refuerza la salida de laterales y el juego en bandas, por lo que tanto se está apostando (el famoso 4-2-3-1 tiene esa gran ventaja como principal arma ofensiva).

¿Pero saben cuál fue el mayor acierto?

La reubicación de Carlos Lobatón. Colocó al futbolista con mayores atributos técnicos, tácticos e intelectuales de éste campeonato, ese que es capaz de tomarse ESE segundo de más para decidir la mejor opción y que las posibilidades de hacer daño sean casi totales por cada generación ofensiva. Puso a ese jugador con el arco al frente, y con opciones de llegadores rápidos a sus lados, le dio mayor posibilidad de decisión ofensiva, explotó sus cualidades y con eso repotenció la de los demás. Puso a Lobatón a 20-25 metros del arco contrario, y ya no a 50 metros (34 años) para llegar a zona de peligro. Entonces Lobatón es nuestro goleador del campeonato, entonces se empezaron a explotar las bandas, entonces Chávez empezó a asistir, le empezaron a hacer penales y hasta empezó a meter goles, entonces Maxi empezó a explotar esa gran velocidad y hacer goles, entonces por fin hacíamos daño cada vez que atacábamos y si la jugada no terminaba, teníamos a por lo menos 4 jugadores para defender el contrataque rival, y fue entonces que Sporting Cristal empezó a funcionar, empezó a gustar, empezó a ganar partidos y trepar posiciones. El Comando Técnico acertó. Tarde, pero acertó, y eso se tiene que reconocer. Pero yo soy un convencido de que eso es lo mínimo que tiene que pasar en Sporting Cristal: que el CT sea acertado. Ese acierto debió ser en la pretemporada, y no en junio, a la mitad del torneo. Yo no sé si eso esté relacionado a la experiencia, creo que no. Ahora, seguro esos aciertos van a demorar en “consolidarse” del todo, y estoy seguro de que cuando se consoliden entonces estaremos bien. ¿Alcanzará?

Pero todo eso no es suficiente para Sporting Cristal.

En éste torneo Apertura hemos jugado contra equipos competitivos y que, ciertamente de manera merecida, están peleando el campeonato (lo digo principalmente por Melgar, Vallejo y Aurich): lo máximo que hemos conseguido es un triunfo en Chiclayo; el resto sólo empates o derrotas. Hemos sido incapaces de ganarle a la U, Alianza Lima, San Martín, Vallejo, Melgar, Garcilaso. Si quieres tomar la victoria contra Inti Gas como un logro, entonces te lo doy. Hemos sido incapaces de ganarle a un equipo de la U compuesto casi en su totalidad por juveniles, y a un Alianza que apuesta a ganar con pelota parada y a defenderse. Hemos perdido contra un Melgar que nos metió atrás (o mejor dicho, no tuvimos como contrarrestar esa ofensiva) en nuestro Gallardo casi todo el segundo tiempo. Aquellos que encajamos no fueron goles de casualidad: nos metieron atrás, no pudimos salir, nos crearon varias y terminamos perdiendo en los últimos 10 minutos. En el fútbol se puede ganar, perder o empatar, pero son las formas lo que más importa; y ese día fue de la peor “forma” (si se puede calificar que tratamos de jugar de alguna “forma”). El triunfo en Chiclayo fue un triunfo atípico, los goles (golazos) fueron atípicos y en todo el segundo tiempo no pateamos una sola vez al arco, ni una sola, se decidió terminar con el equipo atrás, con un solo delantero y con Renzo Sheput pegado al área para tirar pelotazos. No jugamos mejor, en lo absoluto. Contra la Vallejo nos ganan un partido que teníamos totalmente dominado, un partido en el que habíamos jugado mejor en los primeros 45´, un partido en dónde, fuera del penal, no nos pateraon una sola vez al arco; pero el equipo pierde el partido en 4 (CUATRO) minutos, contra un rival directo (DIRECTO). Alianza nos gana un partido donde se decidió apostar por algo que no se venía haciendo en los últimos partidos: se tiraron innumerables pelotazos y así no venía ganando Cristal, nos ganaron una vez más como nos han venido ganando las últimas 4 veces que nos han ganado. Contra la USMP, más de lo mismo. Me podrás decir que generamos mucho pero definimos poco, pero el fútbol se gana con goles, no se vive de romanticismos. Hemos sido incapaces de poder voltear un solo resultado adverso, excepto el partido contra Juan Aurich. Si empezamos perdiendo, no lo terminamos ganando, es así de crudo. Puedes escuchar y repetir las excusas contra el trabajo arbitral, pero yo me quedo con la frase de Paulo Autuori en diciembre del 2002: “el perdedor siempre va a encontrar excusas”.

Hemos sido capaces de ganar con claridad sólo a equipos que están por debajo de nosotros, tanto futbolística como numeralmente (y eso es muy limitado). Y así está difícil. De estos 24 puntos disputados que he tratado de resumir (de manera muy superficial), sólo hemos conseguido 8 y hemos dejado de ganar 16, 30% ganados y 70% perdidos contra rivales directos. Así está muy difícil. Nos ganan con muy poco. El campeonato no se perdió ayer en Matute, se fue perdiendo poco a poco en cada uno de esos partidos. Es verdad que éste torneo tiene la ventaja de ser enormemente irregular y poder estar a 6 puntos del líder hoy y la próxima fecha estar a tres puntos, pero te aseguro que la irregularidad de Sporting Cristal hoy, es más irregular que la mostrada por los rivales directos.  Y así, querido hincha celeste, nuestro querido Sporting Cristal todavía no puede ser protagonista de éste campeonato.

¿Cuál, creo, que es el principal error y el motivo por el cuál hoy no hemos sido capaces de revertir una sola situación adversa? Por el simple hecho que no tenemos banca para realizar un adecuado recambio ofensivo. Hace no mucho, y saco éste ejemplo porque es el más cercano, teníamos a Juan Carlos Mariño, Leandro Franco, Oscar Vílchez, Marcio Valverde en la banca como opciones de recambio ofensivo. Hoy en los partidos mencionados nuestra opción de recambio ofensivo ha circulado entre Sheput, Leguizamón, Beto da Silva y Ray Sandoval. Los dos últimos son sub-20, todavía no maduros, y un equipo que quiere pelear un campeonato no puede tener como alternativa de cambio para ganar un partido a juveniles. A éstos hay que llevarlos poco a poco, no van a ser responsables de sacar al club adelante. El buen Renzo Sheput, de quién tanto sabemos cuánto quiere a nuestro escudo, no está físicamente bien y tampoco está en su peso, y esas dos condiciones son fundamentales para el desempeño óptimo de un futbolista, además viene de dos lesiones seguidas muy complicadas con lo cual no tiene regularidad desde hace casi 12 meses. Escenario parecido con Leandro Leguizamón: jugador que fue contratado para la segunda etapa del 2013, quién tuvo que esperar 6 meses para recién empezar a jugar éste enero (nunca había visto algo similar) y que hasta hoy ha jugado poco, y de esas pocas veces, más pocas aún de centro delantero. Decidí no colocar las estadísticas de cuánto ha jugado Leguizamón de centro delantero para no malograr más éste momento, pero que no haya hecho goles va de la mano con la poca oportunidad que ha tenido en su posición natural. Hoy Ávila viene físicamente mal, y eso todos lo notamos todos, el último partido lo jugó lesionado, y que un equipo cuyas intenciones sean pelear el campeonato dependa de un solo delantero, suena contradictorio. ¿Quién sería el reemplazo de Chavez o Nuñez cuando se lesionen o no estén? Ayer Ahmed nos lo demostró: poner a Alexis Cossio y subir a Yoshimar Yotún, no hay más. Entonces hincha cervercero, con todo lo previamente expuesto es más difícil todavía.

¿Y entonces, ahora qué?

Pienso que el camino y el sistema ya se encontraron, y si se sigue por el mismo tendremos mayor expectativa para el Clausura. No sé, y no creo, que se vaya a reforzar el plantel con las posiciones requeridas, pero el rendimiento colectivo mejorará con el transcurso de los partidos. No veo a un jugador peruano que nos pueda ayudar, y con cupo de extranjeros ya estamos al límite. Hay que tener en cuenta que algunos de los equipos rivales jugarán Sudamericana y ciertamente eso los puede hacer perder algunos puntos (es mediocre querer depender de lo que pueda hacer el rival, no lo pretendo, sólo lo puntualizo), y además que en el Clausura tendremos un fixture algo más “accesible” (no iremos a Cusco, las únicas salidas a altura serán Arequipa, Huancayo y Ayacucho, después saldremos contra León y contra los dos recién ascendidos. Nueve partidos en Lima y seis fuera. También tendremos alunas seguidillas de 2-3 partidos en Lima). Entonces, yo veo un mejor panorama para el torneo Clausura, pero para eso hay que hacer algo que aún no hemos podido hacer: hacer lo necesario para ganar los partidos a los rivales contra los que realmente se compite. ¿Qué es lo necesario? Asumir esos partidos de diferente manera, jugarlo diez veces mejor y con diez veces más ganas de las que éstos rivales salen para complicarnos. Hay partidos que se ganan así.  Sólo nos queda seguir adelante y seguir apoyando, es lo único que los hinchas podemos hacer. Ya en diciembre podremos sacar más conclusiones, y seguramente el Comando Técnico también. Pero si de algo estoy seguro es que si perdemos éste campeonato, lo vamos a haber perdido solos y contra equipos que juegan poco, tal cual pasó en el 2013. Perdemos la oportunidad de seguir sumando estrellas contra equipos que ganan campeonatos con poco, y con un plantel que, nombre por nombre, cualquiera quisiera tener. Les juro que cada vez que veo nuestro plantel la cantidad de puntos que tenemos y el nivel de nuestros rivales, como hincha, me cuesta entenderlo. Se debió hacer un mejor análisis para ordenarlas desde el principio, pero en fin, ya es tarde para lamentarnos.

Por otro lado, quiero reconocer el gran trabajo que se hace en reservas. Si uno repasa a nuestros reservistas, y más aún, ve sus partidos, se emociona y realmente cree que el futuro de nuestros canteranos defendiendo al equipo principal será muy bueno. Grados, Vásquez, Abram, Bernaola, Rivas, Sandoval, Succar, Guadalupe, Eugenio, Oliva: los invito a verlos y a pensar en que por fin tendremos, después de mucho tiempo, cantera competitiva y realista. Ahí está nuestro futuro, se los aseguro hoy.

No quiero dejar de terminar sin pedir al hincha celeste que, por más mala que sea nuestra situación, tanto el comando técnico como los jugadores son personas y merecen todo nuestro respeto. Dejemos ya de insultar y adjetivizarlos. Critiquemos y gritemos todo lo que querramos, pero sin ofender personalmente a los nuestros. Nada se gana haciendo eso, se los aseguro. Varios de ellos nos leen, y necesitan nuestro apoyo constante. No nos quejemos de otros si no somos diferentes. Seamos mejores hinchas. Seamos diferentes.

Nunca nos olvidemos de esto, incluye a todos los que de alguna manera somos parte de éste club: https://www.youtube.com/watch?v=jbEnxIZTi1A

Fuerza Cristal Toda la Vida.

Artículos iguales

0 649

5 1415

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación