Las del Estribo – Décimo tercera fecha del Torneo del Inca 2014

Las del Estribo – Décimo tercera fecha del Torneo del Inca 2014

Por -
0 4

Sporting Cristal no necesitó alcanzar el mismo nivel de juego mostrado ante Alianza Lima la fecha pasada para ganarle al Juan Aurich. Esta vez la pelota sí entró y, a pesar de los preocupantes desaciertos de Manuel Garay y sus asistentes, quienes cobraron dos inexistentes posiciones adelantadas, se pudo ganar un partido contra un rival importante, que se jugaba la posibilidad de seguir en la pelea para alcanzar la final del torneo y al que, de alguna manera, había que devolverle la dolorosa goleada de Chiclayo. Un partido que sirve también para que se siga consolidando la mejora que se ha visto en el rendimiento del equipo las últimas fechas y para mirar con optimismo el inicio del torneo apertura el mes de junio.

Una vez más hay que destacar a Yoshimar Yotún entre lo mejor que mostró Cristal. Al lateral izquierdo parece que le acomoda mucho la línea de tres atrás, porque le da la oportunidad de recorrer toda la banda, en un incansable ida y vuelta, con los buenos resultados que hasta ahora viene mostrando. Yoshimar es de los jugadores que tienen que mostrar que están en un nivel distinto al del torneo local y en las últimas fechas lo viene haciendo, no sólo gracias a su físico y velocidad, sino también con el compromiso y ganas que, a diferencia de las primeras fechas, viene luciendo en cada partido.

La defensa, aunque todavía nos hace pasar muchos sustos, sigue luciendo claros signos de mejoría. En gran parte por el buen rendimiento de Revoredo y, sobretodo, por lo que viene mostrando Paolo de la Haza: aguerrido en la marca, ordenado, con salidas claras, parece ser uno de los fijos en el esquema de Daniel Ahmed y uno de los que mejor se ha adaptado a su sistema. Está, con sus buenas actuaciones, acabando con la resistencia inicial que generaba en la hinchada su contratación.

Puede no estar en su mejor momento pero Carlos Lobatón siempre está dispuesto a regalar alegrías. Ese golazo, que lleva su huella digital impresa, fue la demostración de lo que, en cualquier momento, puede generar el capitán de Cristal. No destacaba en el partido hasta que le llegó el momento de inspiración y nos regaló tremenda joya. Presión en la salida y un lujo en la definición. Ese es el Lobatón que todos queremos ver.

Se acaba el Torneo del Inca y Cristal lo termina sin ser campeón, pero con una notoria mejoría en su juego. Ha sido un torneo corto  pero intenso, que ha servido para ver los defectos y las virtudes que tiene el equipo de Ahmed y que, todo indica, ha servido también al técnico para encontrar su mejor sistema. San Simón será el rival de cierre y, aunque ya no se juegue por nada, esperamos un triunfo de los rimenses para llegar con mucha expectativa al campeonato nacional.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación