¿Resultadismo?

¿Resultadismo?

¿Usted sería feliz si Sporting Cristal ganará sin jugar bien?

Me llamaba un amigo mio muy temprano el día de ayer para que leyera la columna cuya imagen está acá arriba (también me llamó el domingo para leer la que aparecía en el suplemento DT de El Comercio) y después de leerlas entendí su indignación. Pero las reglas de juego en el periodismo peruano son así: Alianza y Universitario siempre primeros y Sporting Cristal pocas se le reconoció algo. A la larga es algo que no debería afectarnos en lo más mínimo, si somos portada o no, si nos dan media pagina o una página entera ya es cosa de ellos. El hincha debe saber que es Sporting Cristal y cada uno sacará mejor su conclusión sobre esos periódicos.

¿Y por qué sale este tema? Seguro por el resultado con Alianza Lima -y su juego- pero más que todo por los periodistas que trataron de desmerecer y descalificar a un Sporting Cristal que tuvo los argumentos necesarios para ganar ese partido por más de dos goles. Del partido no se hablará más porque para eso ya están los posts que lo comentario y analizaron.

Ahora, lo que yo quiero marcar es que yo no comparto la idea de que un hincha quiera que su equipo gane como sea. Este deporte se tiene que disfrutar y no “soportarlo” buscando ver triunfos obtenidos de cualquiera manera. Dijo Angel Cappa:

“Se ha creado un clima de angustia en el que ganar es todo y perder es la nada. Y no debe ser así, el fútbol debe dar alegría, no angustia”.

Y se le da toda la razón. El fútbol peruano se hunde si no tenemos modelos de juego, si no intentamos crear nuevas tácticas o al menos nuevos modelos de estilos que formen y practiquen los equipos con la finalidad de sacar esto adelante. Porque mientras las cosas no se digan como son y mientras que algunos acá prefieran vender en vez de informar solo lograremos seguir hundiéndonos en nuestra mediocridad. Un equipo no tiene que descuidar el resultado eso está – y nos queda – claro, pero hay un gran trecho entre eso y ganarlo al último minuto, de una jugada fortuita y celebrarlo como si fuera un campeonato mundial. Esto último nos termina haciendo daño a plazo largo.

Siempre escuche – y seguro a los que no pudieron ver ese equipo también les pasa – hablar mucho de la “Naranja Mecánica”, aquella Holanda de 1974 a 1986, la del fútbol total. Pasarán los años y siempre se hablará de la revolución y el impacto que causó ese equipo en el fútbol mundial a pesar, incluso, de no haber ganado un mundial. Es más. A pesar de haber perdido dos consecutivos. ¿Acaso usted escucha  a alguien rememorar a la Grecia campeona de la Euro 2004? Con su juego horrible, tirado atrás y ganando partidos por un solo gol de ventaja. El ganar es importante, pero también es meritorio el cómo y ser recordado por años por algo revolucionario.

Marcelo Bielsa dijo:

“El equipo que gana esperando el error contrario -una cosa es esperar y otra provocar- no está autorizado al éxito”

Suscribo, porque a la larga cuando estos equipos se hagan vulnerables y cuando ya no se les haga fácil aguantar el cero estarán en problemas. Primero porque no cultivaron un estilo de juego a través del tiempo y aparte, porque cuando el futbolista queda tan obligado a ganar como sea, tarde o temprano se pervierte.

Siempre existirá las personas que le guste la victoria sobre el juego, pero creo que y gracias a Dios en mis años de vida nunca me he topado con un hincha de Sporting Cristal que prefiere el ganar por encima del fútbol. Es que el club nos acostumbró siempre al juego dinámico, bonito con un estilo netamente ofensivo, y que nunca nos quedemos contentos con sólo ganar o golear jugando mal. Sí, lo del sábado fue terrible y más las crónicas de la prensa tradicional, porque estos llamados “periodistas” no pueden analizar un solo partido bien, no pueden darse cuenta que una cosa es neutralizar al rival y otra muy distinta es tirarse atrás aguantar un resultado.

Sporting Cristal no juega bien regularmente, tiene chispazos, pero lo que yo rescato por sobre todo es que lo intenta y eso es un gran paso en el fútbol peruano, porque se intenta consolidar un proyecto -que no sabemos como terminará- a largo plazo y con eso ya empieza una revolución en Perú aunque a muchos nos moleste perder o empatar. Por ahí bien, pero no con esto quiero decir que todo este color de rosa con el juego del plantel, todavía hay mucho que mejorar y esperemos que se consiga.

Con esto ya puedes sacar tu propia conclusión sobre lo que quieres para tu equipo en adelante, que no quiero decir que siempre jugar bien y perder sea lo normal en el fútbol, para nada, quiero decir que a la larga la apuesta por el juego es lo que nos va traer un resultado positivo, estoy seguro. Mientras que otros seguirán celebrando con su hinchada un triunfo de pelota parada al último minuto por el error del rival.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación