La Cancha: Sporting Cristal 6 – Danubio 1

La Cancha: Sporting Cristal 6 – Danubio 1

Por -
0 7
Los previos siempre se hacen con un six pack de Cristal.
Lo último que se imaginaron en Danubio cuando aceptaron en venir al Perú y participar en la “Noche de la Raza Celeste” es que se iban a comer 6 goles con tanta justicia. La próxima, creo yo, se lo van a pensar mejor.
Danubio, lejos a lo que el resultado pueda sugerir, no es un equipo cualquiera. En este medio donde cualquier hijo de vecino puede darse el lujo de estafar a miles de personas trayendo equipitos impresentables (para enfrentar a otro equipo impresentable, hay que decirlo), Sporting Cristal trajo un equipo serio. Puede que este no haya sido el mejor equipo de la historia de Danubio pero es un equipo con ritmo de competencia y que tiene más de una virtud. Para decirlo en simple, lo mostrado ayer por Danubio es mucho más de lo que muchos equipos promedio de nuestro campeonato local pueden mostrar. Y eso es ya decir.
Image00056
Pero nadie se esperó la manera en que Sporting Cristal subyugó a este rival en tan sólo 5 minutos con los dos goles de Hernán Rengifo y de Irven Ávila tras jugadazas de William Chiroque. Cristal no salió con ritmo de amistoso sino de competencia y mostró que lo aprendido durante todo el 2012 no se le había olvidado. Sobre lo que ya se conocía mostró aún más trajín y, si el año pasado Junior Ross tuvo un desempeño que lleno los ojos en aquel partido de presentación, este año fue Chiroque quien arrancó aplausos y que sacó conejos no de un sombrero sino de las columnas de los jugadores uruguayos. De no haber sido porque Jorge Soto estuvo en la cancha, el aplaudo para el Periquito habría sido mayor.
Pero el Camello estuvo en la cancha y estuvo como en sus mejores épocas, dándole un impulso al equipo que hizo, cosa curiosa, que su ausencia se sienta y repercutió en el vértigo que tenía el juego de Sporting Cristal. Parecía que estaba para jugar la temporada entera. Pero se despidió. Con aplausos y un grito en mitad de la garganta, Jorge Soto se retiró del fútbol con la camiseta que defendió y que quiere dejándonos en todos muchos motivos de agradecimiento y la satisfacción de tener la posibilidad de poder aplaudir a este jugador y agradecerle todo lo que nos dio en esa misma cancha y con esa camiseta.
Gracias, Jorge Soto y gracias también a la directiva de Cantuarias que nos regaló esta posibilidad. Luego se anunció que, al igual como se hizo el año pasado con la camiseta 10 por homenaje al Chorri, este año en Cristal nadie va a utilizar la camiseta 4 por homenaje al Camello. Justísimo homenaje.
Image00052
Con el ingreso de Renzo Sheput por Soto, Cristal perdió un poco de vértigo pero ganó en el pase preciso. Renzo estuvo insoportable y puso no uno sino hasta tres pases de gol como con la mano. Debió ser el mejor partido de presentación que jamás ha tenido Renzo. Lo vi preciso y concentrado. Por eso su golazo. Pero, antes del show de Renzo, Chiroque nos sacó un aplauso más. Tan bien jugaba Cristal que se generó la posibilidad de que Chiroque y sus metro cincuenta y algo pueda anotar un gol de cabeza. Desde fuera del área chica, Chiroque colocó una pelota con la cabeza y la mandó al vértice inferior, ahí donde el arquero uruguayo no iba a llegar nunca. El cuarto fue de Renzo que entró como quiso y la puso donde quiso. Un golazo para gritarlo dos días. El cuarto y quinto fueron de Irven y de Rengifo tras pases geniales de Sheput.
¿Qué deja este partido?
Deja la satisfacción que Cristal tiene un juego de pelota al piso y, pareciera, más efectividad que antes. Que le sobra fútbol y que con él le alcanza para golear y gustar. Quedan errores en defensa que parecieran no importar ante la contundencia de lo que pasó adelante pero que, ojo con eso, en Copa Libertadores van a pesar más.
Image00066
Sería un error creer que ahora estamos en el mismo nivel de competencia que el resto de equipos que van a participar en Copa Libertadores. Pero sería necio no reconocer que el nivel de juego de Sporting Cristal ha progresado tremendamente en comparación con lo que era antes y en comparación con lo que usualmente se juega en este país. La presentación de ayer da confianza al equipo y suma presión ante la certeza de que somos el equipo que mejor llega al inicio del campeonato local.
Pero, claro, para ello antes hay que jugar otros partidos y, lo más bonito, gritar muchos goles más.
Un six pack de Cristal, por otro lado, siempre es muy bueno para empezar.

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación