Quién te viera, quien te ve – Parte 2.

Quién te viera, quien te ve – Parte 2.

Por -
0 29

Lo de los derechos de televisión es un laberinto. Y, como en todo laberinto, hay mucho espacio oscuro. Y, como no cabe otra opción, voy a contarte lo que sé que no es mucho y tampoco es tan claro como para simplificar el problema. Pero creo, eso sí, que por lo menos va a servir para despejar algunos temas oscuros. Va a ser un post algo largo, pero … no me pidas que te explique algo tan complejo en dos párrafos, pues.

Para empezar te diré que, hasta el momento que escribo esto, Sporting Cristal aún no ha cerrado ningún acuerdo sobre los derechos de transmisión de sus partidos por el campeonato local 2013. Esto no quiere decir que no se haya cerrado ningún acuerdo de ningún tipo. Por el contrario, hasta donde entiendo parecen haberse cerrado cuando menos un par y con distintas contrapartes. El tema es que no alcanzo aún a entender cuáles son esos acuerdos, cuál es su objeto y cómo se estructuran entre ambos.

I. El comunicado

Para empezar, démosle una vuelta al comunicado que ha emitido hoy el club. ¿Si? Lo puedes encontrar en este link.  Ok. Algunas cosas que yo saco en claro son las siguientes:

comun

  1. La resolución del contrato con Media Networks que señala Sporting Cristal, si tan sólo se basa en comunicaciones electrónicas, tiene pies de barro. Es cierto que nuestras leyes permiten que un contrato se resuelva a través de mails pero el problema de los mails es que son sumamente interpretables. Sería mejor que la resolución conste en un documento claro y expreso. Por que si no vamos a entrar a discutir qué se quería decir en el mail y si donde Sporting Cristal entendió “resolución mutua”, Media Networks no está entendiendo “sigamos conversando”. Con lo que, al final de cuentas, se va a tener que llamar a un tercero para que opine y defina.
  2. A mi el comunicado me suena más a parte de un “tira y afloja” que a una ruptura definitiva. Te explico: ayer Felipe Cantuarias declaró señalando que el contrato ya se había resuelto y luego desde Media Networks declararon diciendo que no es así. Sporting Cristal manifiesta su disconformidad y pone como requisito para seguir conversando que MN se disculpe. Ojo, requisito para retomar el contacto, dice. Eso quiere decir que estaba habiendo un contacto. ¿De qué naturaleza? Ese cabo está suelto pero, del contexto del comunicado, yo entiendo que serían conversaciones de negocios. Total, no por nada se le está sacando en cara que a Alianza le está pagando 4 millones por año luego de que había dicho que el fútbol no daba para más.
  3. La mención a la existencia de la oferta de GolTV (que estaría rondando también los 4 millones anuales) me parece que desmiente totalmente las noticias que salieron en la mañana de hoy en el sentido de que se había cerrado un acuerdo de transmisión de partidos por sólo 2.5. No tendría sentido, sería totalmente inconsecuente, que el club saque un comunicado oficial mintiendo. Si ese acuerdo ya se habría cerrado, el club no habría dicho “tengo una oferta”. Habría dicho “acepté la oferta de GolTV que resulta más jugosa”. Sporting Cristal no mentiría en un comunicado oficial.

En conclusión: aún estamos negociando. Tenemos una oferta de GolTV y, al parecer, estamos a la espera de que Media Networks mejore los términos de la oferta que puede estar haciéndonos.

II. El mito de la señal abierta.

Todo este tema de la televisión se inició con una idea genial: que los partidos se puedan ver en señal abierta. Felipe Cantuarias habló de la “democratización” y de la “inclusión” de la población en el espectáculo del fútbol y de cómo beneficiaria al club que los partidos se transmitan por la señal abierta. Esta idea la tomaron también en Ate y luego, en una entrevista para El Comercio,  Casal también la mencionó. Hay que reconocer que nunca nadie dijo en voz alta que “todos los partidos” se transmitirían en señal abierta pero, a pesar de eso, esa fue la idea que caló en el público. De pronto la impresión errónea se generalizó y durante muchas semanas parecía que nos debatíamos en la dicotomía: “CMD-cable y GolTV-señal abierta”.

Pero, si le das dos vueltas a la idea, es evidente que esa dicotomía es falsa. En primer lugar porque en el Perú las empresas de televisión no son poderosas y ricas como en otros países. Con excepción de ATV y Frecuencia Latina, que están en azul, todas las demás están quebradas. Todas. Y que conste que la más entusiasta en transmitir los partidos no era ATV sino América pero que tampoco es tenga tanta plata como para competir con el cable.

La cosa es casi aritmética. Si GolTv iba a pagar a un club 4 millones y una televisora a las justas podía juntar 800 mil. ¿De dónde iban a salir los restantes 3 millones 200 mil? ¿O acaso alguien creyó que GolTV iba muy hidalgamente a tirar al río más de 3 millones de dólares sólo por apostar al crecimiento del fútbol peruano? Delirante. GolTV debería tener un retorno de más de 4 millones, de lo contrario no hay negocio. ¿Cómo entonces se nos pudo ocurrir que le iba a regalar todos los partidos (por los que habría pagado 4 millones, repito) a una televisora a cambio de menos de la cuarta parte? Que yo sepa, Paco Casal se caracteriza por ser un buen empresario, no un filántropo.

gol

Pero, en fin, a pesar de esa contradicción, la gente se cerró y pensó que GolTV significaba volver al 94 o al 95 cuando prendías tu televisor sin cable y ahí estaban el Flaco Barrenechea y Toño Vargas narrando partido tras partido.

La triste verdad es que sólo América TV tenía intención de pasar los partidos pero jamás “todos” los partidos. Claro, hay partidos como el clásico que valen la pena la inversión pero en ningún momento la señal abierta (ni ATV ni América ni ningún otro) estuvo interesada en transmitir todos los partidos de un determinado equipo. A lo más algunos cuantos, los más importantes, los que puedan pagar.

Entonces las cosas van tomando cuerpo, ¿no? GolTV compraba los derechos y luego, vendía a la señal abierta algunos cuantos partidos. ¿Cuántos? No se sabe. Cuando la U cerró su trato dijeron que iba a ser “por lo menos, un partido al mes”. O sea: 12. 12 de 22 partidos de local que va a tener en este 2013. ¿Y el resto? Pues el resto va a ir por GolTV pues.

¿Y si Cristal cierra con GolTV? Entonces hay que aplicar el mismo razonamiento. El hecho de que Cristal cierre con GolTV no hace que América tenga más plata. Entonces, si América tenía presupuesto para transmitir sólo 12 partidos al año, esos 12 se van a tener que escoger entre los 45 (contando que nosotros juguemos la final nacional) que jugarán de locales Universitario (si es que arregla su situación) y Cristal. Y conociendo como piensan los editores de canales, lo más probable es que la mayoría de esos sean partidos de Universitario.

Resumiendo: en el peor de los casos los únicos partidos de Sporting Cristal que se van a ver en señal abierta serán: los dos clásicos contra los compadres y el partido que juguemos como locales en la final nacional. En el mejor de los casos, de 23 partidos, se podrían transmitir 12. La mitad.

¿Y los demás partidos que no vayan por señal abierta?

El resto se tendrá que ver en GolTV. Claro, siempre y cuando no se cruce con algún partido del campeonato uruguayo o del portugués. Y ahí viene la pregunta del millón. ¿Dónde veo GolTV? Pues, te diré que no tengo la menor idea. Aparentemente en el Perú está sólo en la parrilla de Best Cable (una empresa chiquitina del norte de Lima y el norte chico del país) y Cable Visión (otra empresa chiquitina del oriente del país). Ni Movistar TV, ni Claro TV, ni DirecTV tienen ese canal en su parrilla al día de hoy. Entonces, o bien hay que buscarse algún cable de esos que lo tienen o bien hay que cruzar los dedos y esperar que GolTV logre su inclusión en algún de los cables grandes y difundidos.

“Pero todo eso está bien porque el acuerdo es más beneficioso económicamente para el club”, me dirá alguno.

Y yo les diré que sí, que es cierto que los números que se manejan pueden ser mejores, pero que entonces se estaría dejando de lado todo lo que se dijo de la inclusión y la democratización por que, desde el punto de vista del hincha fuera de Lima, estamos pasando de estar en la programación de un cable difundido a la programación de un cable reducido. Si antes, para alguien que no tenía Movistar TV, era difícil ver los partidos de Sporting Cristal, ahora me parece que se haría dos o tres veces más complicado ver a la Celeste para alguien que no tenga el cable donde aparezca GolTv.

En conclusión: el fundamento social, que creó el problema, no estaría siendo tomado en cuenta al momento de resolverlo.

Media Networks no es santo de mi devoción. Como todos ustedes, a mi también me disgustó el trato que tuvieron con nosotros los últimos años. Pero, si el tema se restringe a la económico, yo creo – y aunque los talibanes de la celeste se enfurezcan conmigo – que si llegase a haber igualdad de ofertas, la democratización y la inclusión se lograrían mejor con ellos que con los uruguayos. Para un hincha cervecero en Chalhuanca, Abancay, o en Zarumilla, Tumbes, sería una mejor opción quedarnos en CMD que contratar con una empresa con menor participación en el rating.

A no ser, claro, que estemos hablando de otras cosas. Es decir, que lo que el club está buscando no es sólo una empresa que transmita los partidos sino algo más grande. Y por eso termine siendo que lo determinante no sea la inclusión ni la democratización ni demás hierbas del campo.

Pero de esa posibilidad, escribiré mañana porque esto ya se alargó demasiado.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación