¿Quién es Jesús Álvarez?

¿Quién es Jesús Álvarez?

Usualmente la sección “¿Quién es …?” la he utilizado para presentar a los jugadores extranjeros que llegaban al club. Sin embargo, creo que amerita hacer una excepción con Jesús Álvarez quien, al día de hoy, ya es nuevo jugador de Sporting Cristal.

(foto:clubsportingcristal.pe)

Empecemos, entonces, comentándote que esta es la segunda vez que Álvarez llega a Sporting Cristal. Ya estuvo en el plantel en el 2007 pero dejó el equipo en medio año. Si la memoria no me falla, ello se debió a que no tuvo muchas oportunidades con Jorge Sampaoli y, digámoslo bien, las veces que jugó no lo hizo muy bien. Yo lo recuerdo jugando en el lateral izquierdo y tal vez sea esa variación en su puesto lo que explicó su salida.

Había llegado ese verano procedente de Coronel Bolognesi, donde había jugado desde el 2005 y en donde debutó. Tras su salida del Rímac, regresó a la frontera y siguió jugando en Bolo hasta el 2008. Eso quiere decir, si sacas cuentas, que nos dejó coleros y alcanzó a regresar a Bolo para salir campeón del Clausura. En ese momento andaba por Tacna nuestro conocido Juan Reynoso.

El 2009 se fue a Chiclayo. Ese año Juan Aurich inició su actual ciclo de “nuevo rico del fútbol peruano” y junto a Álvarez, si lo recuerdas, también se llevó a Erick Delgado.  Asi, Álvarez no completó en el segundo paso de Roberto Mosquera por el club de la frontera (ya antes lo había dirigido entre el 2002 y el 2004) y en el cual se dió el descenso de ese equipo. Aurich fue la sensación del torneo 2009 aunque al final, tras la salida de Franco Navarro como entrenador, perdió el rumbo y quedó tercero. El 2010 se repitió la buena campaña aunque con la presencia de Luis Fernando Suarez en el banco. Finalmente, la historia del 2011 ya la sabemos todos.

Con todo este recorrido, tenemos que Jesús Álvarez ha jugado varias copas internacionales incluyendo la Libertadores 2007 con nosotros, la 2008 con Bolo y la 2010 y 2011 con Aurich.

Ahora bien, revisando los pocos números que he podido conseguir, veo que Álvarez  ha tenido un paso más bien irregular por Aurich. Durante pocos momentos ha sido titular indiscutible y su presencia ha sido más bien la de una buena pieza de recambio. Sin embargo, no todo es número en esta vida. ¿A qué me refiero? Que a pesar de ello, Álvarez estuvo dentro de los planes que Roberto Mosquera presentó en diciembre. Él fue uno de los jugadores que se buscaba contratar para este año en Sporting Cristal y no llegó porque se fue a la Universidad San Martín de Porres. Ojo, aquiletemos esto: dos clubes que estaban buscando armarse con todo para apostar en el campeonato 2012 al título quisieron contratar a Álvarez quien, por lo demás, acababa de salir campeón con Aurich. Franco Navarro fue quien lo llevó a Chiclayo el 2009 y era quien lo quería tener en San Martín el 2012.

Entonces hay que concluir que, o Álvarez es muy buena gente y todos lo quieren, o de verdad es un jugador apreciado en nuestro medio. Lamento comentarte que yo no he seguido la campaña de Aurich el año pasado y no te puedo dar una opinión sincera sobre lo que fue para mi el rendimiento de este jugador. Pero estas cosas a mi me lanzan a pensar favorablemente. Vamos, ningún par de clubes serios se disputan los servicios de un mal jugador. ¿o sí?

Es más, revisando mi archivo, veo que incluso cuando llegó Reynoso a mediados del 2011, se lanzó el nombre de Álvarez como refuerzo pedido por el Cabezón. Sumale otro entrenador más a la lista de los que quieren contar con el “Chasqui“.

Ahora bien. Cuando pasó lo de la San Martín, en Cristal sonaron algunos nombres. El problema, sin embargo, era que Sporting Cristal quería mantener su imagen de club serio y no iba a lanzarse sobre jugadores que no se sabía si seguían o no en su club. Sonó el nombre de Luis Cardoza – a quien su empresario esta que lo ofrece a los cuatro vientos – y también el de Josepmir Ballón. Pero, mientras no se definía el tema de los santos, era poco lo que se podía hacer. Hasta mediados de la semana pasada en la que se hizo público que, más allá de lo que pase o deje de pasar con San Martín, Jesús Álvarez y otros cuatro jugadores fueron despedidos. Este dato, creo yo, fue lo que terminó de convencer la situación y acercó a Álvarez al Rímac.

Eso quiere decir, puedes estar seguro, que su llegada se conversó antes del partido del sábado y que no es consecuencia ni de la lesión de Nicolás Ayr ni del error de Walter Vílchez.

Pero, precisamente por eso, a mi me queda una duda. Esta contratación es una  que se hace por un jugador que siempre se quiso tener y se aprovecha el momento o, más bien, responde a buscar llenar una real necesidad en el club. Digo, por que si fuera esto último eso quiere decir que tras tres meses de chamba, Mosquera no ha quedado contento con lo que tiene en defensa o, cuando menos, los chicos que están de recambio en ese puesto (Marcos DelgadoJosé Granda Giancarlo Peña) no le dan mucha confianza. Y eso le daría razón a varios que todas estas semanas han ido diciendo precisamente eso: tenemos plantel muy corto en defensa. ¿No necesitaremos algún otro jugador más por ahí?

Por lo pronto, yo espero mucho de Álvarez y confío en que el interés que ha despertado por tantos lados este 2012, sea un preludio de su rendimiento. Y, por ahora, me quedo con lo que leí hoy en el twitter en el sentido de que es posible que llegue alguien más de la USMP.

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación