Gracias eternas, Roberto.

Gracias eternas, Roberto.

Por -
0 8

Hoy Peru.com informó de la decisión que ha tomado Roberto Palacios de retirarse del fútbol.

Era una noticia que se veía venir. No ver al Chorri entre los jugadores que se presentaron a los exámenes médicos, su no participación en el primer día de la pretemporada. Todo hacía presagiar que la noticia de su decisión iba a aparecer pronto.

Roberto confirmó su decisión y señaló que la próxima semana se haría el anuncio informando el derrotero que ahora seguirá su carrera y que estará, como no podía ser de otra forma, ligada a Sporting Cristal.

A me me entristece y enorgullece. Me entristece porque se va el ídolo de mi adolescencia, aquel jugador al que aprendí a querer y que fue uno a los que debo agradecer por haber hecho crecer esta pasión hasta los límites que hoy la tengo. Por cada gol gritado, por cada jugada magistral, por cada expresión de cariño a esta camiseta. El fútbol sin el Chorri va a perder algo de magia. No faltarán los mezquinos que, desde su propia incapacidad de poder lograr todo lo que tú lograste, no escatimarán adjetivos para disminuir toda la alegría que incluso a ellos, sin merecerla, les diste. Pero el lenguaje del corazón no necesita gritarse para superar en sonido a todas aquellas voces inferiores y tú, que lo sentiste bajar de todas las tribunas de todo el país, lo sabes muy bien.

Y me enorgullece que, por fin, desde mi club de toda la vida, puedan ver despedirse a un grande como se merece. Y es que, Roberto, contigo toda excepción es justificada porque lo diste todo.

Ahora nos queda la alegría y el recuerdo. De las grandes tardes cerveceras, de los chorrigolazos, del hecho que el último gran 10 del fútbol peruano (al igual que su antecesor) haya sido rimense.

Yo al Chorri lo voy a recordar siempre. Y lo voy a recordar en distintas postales. Como cuando en 1994 corrió por occidente buscando la banca para abrazarse luego de marcar el gol de nuestro campeonato, lo recordaré sobre hombros celebrando el título 1996 antes de irse a México, lo recordaré revoleando la camiseta luego de anotarle a Universitario el 2007 cuando vino a sumar en el esfuerzo que hicimos todos para salvarnos del momento más oscuro de nuestra historia.

Posiblemente me queden 60 años más para vivir esta pasión y posiblemente vea muchos otros buenos muchachos pero estoy seguro que a nadie le tendré tanto cariño y tanto agradecimiento como a Roberto “Chorrillano” Palacios.

Gracias eternas, Chorri.

Fundador y director de "El Cristal con que te miro".

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación