La danza de nombres, el panorama de Mosquera y los extranjeros.

La danza de nombres, el panorama de Mosquera y los extranjeros.

Comando técnico,Jugadores,Torneo local,Transferencias y contrataciones

1. LA DANZA

Cervecero, si no lo has notado te cuento que esta semana ya empezó con mucha fuerza la danza de las transferencias. Así, tanto en los periódicos como en las redes sociales, el murmullo es incontenible de tanto nombre que suena y vuelve a sonar. Y se repiten una vez más los traspasos de jugadores que fueron noticia hace dos semanas y sale uno por ahí poniendo en duda, gracias a una oportuna declaración de alguna fuente siempre anónima y siempre muy confiable, la llegada de un jugador del que ya se sabía que llegaba de todas maneras. Los que ayer se decía que llegaban, ahora se dice que no llegan y los que hasta ayer nadie mencionaba, ahora están ya casi recibiendo su polo de entrenamiento de manos de Miguelito Linares.

Y a mi, que las noticias me llegan en cuentagotas, toda esa movida me impacienta. Es demasiada contaminación informativa. Demasiado SPAM y tiemblo ante la sola idea de convertirme en uno más de los que alientan esa bulla. Y más aún ahora que salió Gustavo Zevallos a informar que sólo luego de la finalización del torneo se sabrá quien viene. Por eso quizá mi silencio.

Pero, claro, el blog no sólo lo hago yo sino que se hace por ustedes y ya me dijeron que quieren un espacio para llevar adelante el debate y yo tengo que brindaselos. Si no no tendría sentido lo que se hace. Así que, te voy a contar las cosas que yo sé – que no son nuevas – con la finalidad de que mas o menos se pueda saber qué se viene.

2. EL TÉCNICO

El tema está cerrado. Créeme. Tengo comentaristas que aún tienen la esperanza de que la dirigencia de Sporting Cristal salga uno de estos días con un nombre distinto al que ya todos sabemos. Eso no creo que pase. El acuerdo ya esta tomado y sólo se espera que termine el campeonato para poder cerrarlo. Las declaraciones de estos días son más que claras y yo te aseguro que el lunes 5, al día siguiente de cumplida la última fecha del campeonato, van a haber noticias de contratos firmados y todo lo demás.

Yo no sé, te soy sincero, si Julio César Uribe tuvo una real chance de ser contratado como entrenador cervecero para el 2012. No lo sé. Algo oí, sí, de que la llegada de Roberto Mosquera no fue tan pacífica como podemos pensar. Pacífica en el sentido de que se hizo una evaluación concienzuda y se encontró que el hombre era la mejor opción. Se señalaba que en esa elección tuvo peso, más bien, la participación de algunas importantes referencias. Nos referimos a que Roberto debe tener un agente y aquel agente, conocido y conocedor del mundo futbolístico-periodístico, habría utilizado sus múltiples contactos para lograr las recomendaciones necesarias que terminaron convenciendo a la dirigencia de Sporting Cristal. Con decirte que se señala que una de aquellas recomendaciones llegó directamente desde la Videna. Evidentemente, esa labor implicaría un retorno económico para los interesados pero eso no me consta.

Parece, entonces, que Roberto convenció no sólo por su papel en Sport Huancayo sino porque vino acompañado de las referencias precisas. Ahora, hasta ahí, todo me parece legítimo. Hubiera preferido, sí, que la elección del técnico responda más a una elección concienzuda y no tanto a las referencias. Pero no puedo decir de que hay algo oscuro. La gente es libre de dar referencias y tomar decisiones conforme a ellas. Y esto, a fin de cuentas, es también un negocio. Los desarrollos posteriores a partir de esta primera idea son varios pero yo no he podido confirmar ninguno. Así que hasta ahí no más es todo lo que sé.

Esto me lleva a un tema: El currículum de Mosquera. Creo que estos dos últimos años son los únicos en la carrera de Roberto Mosquera en los que ha tenido sensibles resultados deportivos y eso está bien. El problema es que en su espalda carga las experiencias de Sport Boys y de Coronel Bolognesi a los que casi hace descender, del impresentable Deportivo Municipal del 2007 al que llevó al descenso, y algunas experiencias más en el Sport Águila de Huancayo y en el América Cochahuayco que tampoco fueron exitosas. Mucho pasivo para mi gusto.

Ahora, Roberto afirma con mucho tesón que todos sus equipos han jugado bien al fútbol y han dado espectáculo. Yo, voy a ser sincero, no los he visto. Ojo, no digo que no dieron espectáculo, digo que no los ví. Pero en la cabeza me sigue rondando la idea de que en la situación en la que se encuentra hoy Cristal, lo que se quiere son resultados, no espectáculo. Si vienen los dos, genial pero si la hinchada tiene que elegir entre uno y otro …. definitivamente vamos por el resultado. Inclusive hubieramos aplaudido el juego rácano de Juan Reynoso si este hubiera obtenido los resultados que queríamos. Si Mosquera cree que se va a ganar el cielo en La Florida contando sólo con espectáculo, va mal. Si no hay resultados a lo más logrará que los gritos pidiendo su salida vayan acompañados de aplausos pero nada más.

Yo que Roberto estaría preocupadísimo. A cada año que las cosas van saliendo mal en Cristal, el ambiente va siendo más insoportable a tal punto que me parece que el clima de rechazo que enfrentó Juan Carlos Oblitas a fines del 2009 es más suave, en la comparación, con el que enfrentó Juan Reynoso hace unas semanas.

Me imagino que Mosquera y la directiva ya manejan varios nombres con los que pueda garantizar esos resultados. Creo que a eso, y no a otra cosa, responde la fuerza con que esta directiva ha ido por jugadores de Huancayo. Mosquera quiere contar con jugadores que ya lo entienden y no exponerse a pasar un tiempo con jugadores que quizá demoren en entender sus conceptos. Eso es algo entendible e inteligente pero … Juan Reynoso empezó con esa idea y ya sabemos como le fue.

Para terminar esto, creo que Mosquera se equivocaría si cree que su pasado cervecero y su buena campaña con Huancayo están garantizándole una llegada de consenso a Sporting Cristal. Creo y siento que la hinchada lo toma con mucho cuidado, que no tiene consenso sino simplemente el beneficio de la duda. No está, entonces, para experimentar o para querer revolucionar la situación. Si llega a demostrar que puede lograr resultados rápidos, ahí va a ir ganándose un poco de consenso y algo de crédito como para empezar a experimentar o buscar su propia expresión futbolística. Si no lo ve así, mucho temo que no van a pasar muchas semanas y vamos a volver a ver a Melgar tomando interinamente el equipo y a estar hablando de posibles candidatos para asumir el buzo celeste.

3. LOS EXTRANJEROS

La historia de los extranjeros viene siendo muy triste en Cristal los últimos años. El único que podía decir que tenía cierta suerte fue Miguel Ximénez quien sobrevivío al 2010 y llegó a este 2011 capitalizando las esperanzas de gol cerveceras. Hoy, amigo mio, ni eso. Por el contrario, fueron Rivera y Frezzotti quienes capitalizaron el aprecio de la hinchada y eso es más destacable en el caso del primero que prácticamente no jugó durante todo el ciclo Juan Reynoso.

Durante el año llegaron seis extranjeros y a diciembre se van a haber ido todos. Afuera ya Escalada y Espínola, ni Fito ni el Chino ni Frezzotti ni Rivera van a seguir en Sporting Cristal el próximo año. Ayer Germán Rivera se despidió de la hinchada cervecera en su página en facebook y hoy el Chino Ximénez ya reconocío ante la prensa que no va a seguir, dijo que el tema pasaría también por su nacionalización y manifestó su molestia por la forma cómo esta saliendo de Cristal. Las declaraciones de Alejandro Frezzotti de hoy, por cierto, también sonaron mucho a despedida.

Creo que los casos de Rivera y Frezzotti son especialmente discutidos en el seno de la hinchada. Ambos han sido percibidos como jugadores que cumplieron y, especialmente en el caso de Rivera, como uno de los mejores refuerzos extranjeros en defensa que hemos tenido en varios años. El caso del Chino es distinto. Es innegable que no ha tenido una buena temporada a pesar de que, con sus cinco goles, también este año se ha consolidado como el goleador del equipo. Eso, más que hablar bien de Ximénez, refleja la pobreza de este Sporting Cristal 2011. Pareciera, entonces, que no hay muchos argumentos como para defender su renovación. Sin embargo, eso no deja de causarme cierta nostalgia ya que fue Ximénez el último jugador que llegó a Cristal y se ganó el aplauso, el cariño y la admiración de la hinchada. Su temporada 2008 fue espectacular pero parece no alcanzar para más.

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación