Pincel chino

Yo soy un contrario al retorno de Renzo Shepút a Sporting Cristal.

Es más, viendo tan cercana su llegada creo que desde ya me posiciono como su primer detractor y declaro públicamente que no le tengo fe y no creo que este año, al igual que los cinco anteriores que vistió la camiseta celeste, esté a la altura de las expectativas que tenemos de él. En mi mente aún está que tanto el 2008 como el 2009 empezó el año como llamado a ser el mejor 10 del campeonato y terminó en banca reconocido sólo por ser un “buen recambio” que es el nombre que le pones a jugadores que no utilizarias desde el vamos y a los que siempre haces ingresar en los segundos tiempos. Pero yo tampoco creo que sea un “buen recambio”. Busco en la memoria y no me doy con un partido al que Sheput haya cambiado la cara con su ingreso y su juego. Usualmente sus ingresos sólo se daban para tomar un aire nuevo y que el equipo siga el rumbo, usualmente malo, que llevaba hasta ese momento. Soy el primer detractor del “¡Si quisieras, Sheput!” que hizo famoso Daniel Peredo porque yo creo que no es tema de que él quiera sino de que ya demostró a todos que no puede con esta camiseta de la que, de eso sí estoy seguro, es tan hincha como nosotros.

Pero, ¿saben además porqué soy contrario a ello?

Por que aparentemente su contratación se basa más en que “ahora sí” puede hacer lo que no hizo antes. Es el “puede que este año sí termine siendo el conductor que Cristal necesita“, “puede que con este técnico sí explote toda su capacidad“, eso es lo que no me gusta.

Por que con esa idea, debería quedarse el Chino Ximénez que fue nuestro goleador el 2008, el 2010 y el 2011. ¿Que tuvo un pésimo año esta temporada? Si pues. Pero “puede que este año sí termine siendo el goleador que Cristal necesita” o “puede que con este técnico sí explote toda su capacidad“. Si vamos a poner esperanza en un jugador que ya demostró que no puede, ¿porqué no podemos poner esperanza en un jugador que alguna vez demostró que sí pudo?

O le damos el beneficio de la duda a todos o no se la damos a nadie.

Y si vamos a bajarle el dedo a un jugador correcto porque este campeonato no hizo lo que tenía que hacer, ¿porqué le vamos a dar la oportunidad nuevamente a un jugador que en campeonatos anteriores tampoco hizo lo que tenía que hacer? Y si de Sheput nos vamos a quedar con el gol de mediacancha que le hizo a Chalaco el 2009, ¿con cuál de los 45 goles de Ximénez deberíamos agarrarnos para defender su renovación?

Y que conste que yo no exijo renovación a Ximénez, a pesar de la nostalgia que me da que se vaya así, pero sí cuestiono los criterios que se utiliza para la contratación de este jugador en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>